Domènec Escafí Vidal

Domènec Escafí Vidal (Palma, 1841 - El Terreno, 1915 )

Fill de Tomàs Escafí Miró i de Antònia Maria Vidal Vallcaneres


Foto de familia de los socios numerarios de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma. De pie, de izquierda a derecha: Francesc Sancho, Joan Munar, Enric Fajarnés, Josep Rover, Jaume Escales Adrover, Pere Jaume Matas, Eugeni Losada. Sentados aparecen Domingo Escafí, Antoni Frontera, Víctor Valenzuela, Antoni Mayol, Gabriel Martorell y Tomàs Darder. La fotografía pertenece al archivo de la Biblioteca de la Reial Acadèmia de Medicina de les Illes Balears.
Aquest és el retrat que feia Lluis Fàbregues de, com ell diu, Don Domingo Esquifí.
Fue este señor, residente habitual de esta barriada. Ejercía de Médico de los de medicina general. De los que entonces eran llamados de Cabecera, institución ésta, según los tiempos adelantaron una barbaridad, apenas disfrutan del auge de "illo témpore" Era un señor muy campechano, de notables virtudes y "brusqué" de todo cuanto relacionado con el folklore isleño, pudo abordar. Fue colaborador y entusiasta relator de todo cuanto rezumaba mallorquinismo. Siendo muy niño, solía visitar con mis padres, al Senyó Metge y su familia. Vivió en uno de los pisos de Ca'n Femenías, casi en frente de Ca na Bordoia, tienda de comestibles, café y yo que sé cuantas cosas más se expendían en aquella botigueta, que entonces disponía de una especie de "clastra ", sumamente singular y de mucho pintoresquismo.
El Diccionari biogràfic de la Reial Acadèmia de la Història escriu:
Estudió el Bachillerato en el Instituto Balear en donde se graduó en 1857. Los estudios de Medicina los realizó en la Universidad de Barcelona, ejerciendo de practicante en el Hospital Militar de Barcelona y licenciándose en 1863. Desde muy joven fue un personaje muy activo de la sociedad balear; así en el mismo año 1863 entró como socio de número de la Academia Quirúrgica Mallorquina (1847-1868) de la que fue su secretario en 1866, como socio correspondiente de la Real Academia de Medicina de Palma de Mallorca (1831) en 1864 y como socio del primer Ateneo Balear (1862-1873), entidad liberal y catalanista en 1866. En 1865 era médico de distrito cuando se produjo una epidemia de cólera morbo en Palma de Mallorca ayudando a combatirla con especial dedicación; este mismo año fue nombrado vocal de la Junta Provincial de Sanidad. Desde 1868 ejerció de médico de la cárcel de Palma, en 1870 era también médico del Lazareto de Cabrera, además entre 1870-1871 fue director de los Baños de Sant Joan de la Fontsanta de Campos, director de Higiene del Gobierno Civil (1872-1874) y desde 1873 ejerció de forense del juzgado de Palma. Fue elegido socio en 1874 por oposición en la Real Academia de Medicina en la que ejerció de secretario perpetuo (1880-1915). En el seno de la misma presentó las reseñas anuales de actividades durante los años que ejerció de secretario, presentó también numerosos casos clínicos, llevó a cabo diversas contestaciones a discursos de entrada a la academia y realizó el discurso inaugural del año 1876. Paralelamente realizó, desde su fundación en 1882, un trabajo aún más intenso si cabe en el seno del Colegio Médico- Farmacéutico (1882-1916) nacido del segundo Ateneo Balear (1877-1892), siendo su tesorero (1882- 1888) y presidente (1889-1892 y 1898). Fue redactor de la Revista Balear de Ciencias Médicas (1885-1912), publicación del Colegio y su director (1892-1893). Como ejemplo de sus múltiples actividades cabe señalar que fue en 1881 vocal de la Junta Municipal de Palma, vicepresidente y fundador del Instituto Balear de Vacunación Directa (1888-1911) y promotor en 1896 del Instituto Químico Biológico, instituciones sanitarias emanadas del colegio. Por último en 1898 acudió en representación de la academia a las reuniones convocadas por el Ayuntamiento de Palma de Mallorca para estudiar los planes de ensanche de la ciudad y en 1899 en nombre del colegio para estudiar la canalización de las aguas de la ciudad de Palma. Fue elegido socio correspondiente de las Academias de Medicina de Sevilla (1874) y Valencia (1877).

Libro de bautismos de Almudaina Catedral Folio 200 Número 0

Domènec Escafí Vidal

En la iglesia de Almudaina Catedral el día diecisiete de octubre de 1841 D. Pere Josep Llompart bautizó solemnemente a un niño al que puso por nombre Domènec, nacido el diecisiete de octubre de 1841 hijo legítimo de Tomàs Escafí Miró, natural de Palma y de Antònia Maria Vidal Vallcaneres, natural de Palma, siendo sus abuelos paternos: Domenech Escafí Saqueto natural de Palma y Margalida Miró natural de Palma y los maternos: Pere Joan Vidal natural de Palma y Catalina Vallcaneres natural de Palma. Fueron sus padrinos Jaume Munar y La Sta Madre Iglesia a quienes advirtió el parentesco espiritual y obligaciones contraídas, siendo testigos Baltasar Bujosa y Vicens Ferrer de esta vecindad. Y para que conste extendí y autoricé la presente partida en el libro de bautismos de esta iglesia, fecha ut supra.


Dia un de Octubre de 1852

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:

Dia tres de Octubre de 1852

Diario de Palma a la seva pàgina 4, publicava:
REVISTA DE PERIÓDICOS
Según estaba anunciado ha tenido hoy lugar en el salón de actos públicos del Instituto de segunda enseñanza, la solemne apertura del curso académico de 1852 á 1853. No habiendo podido asistir el catedrático de lengua francesa D. Bartolomé Constant, ha leido la oración inaugural que este tenia escrita, el catedrático de geografía é historia D. Andrés Barceló que tiene ademas el carácter de secretario del estabiecimiento. La concurrencia era muy numerosa, lo cual no es de estrañar, si se atiende á la circunstancia de serlo también la matrícula, que segun tenemos entendido consta de mas de 140 alumnos de filosofía y de mas de 50 cursantes de los estudios náuticos. Concluida la l ectura de la oración inaugural, han sido llamados sucesivamente por el director de la escuela y han recibido de sus manos el diploma de premio los alumnos sobresalientes D. Jaime Jaume, D. Bartolomé Gelabert y D. Domingo Escafí, que lo ganaron en las oposiciones celebradas al concluir el último curso.

Dia deu de Octubre de 1859

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
PALMA.
Dias pasados dimos cuenta de los notables adelantos hechos en la facultad de filosofía y letras por el distinguido mallorquín D. Antonio José Pou y Ordinas, alumno de la Universidad de Barcelona el cual ha obtenido el premio estraordioario de medalla de oro y grado de bachiller gratuito. Hoy tenemos la satisfaccioo de anunciar á nuestros lectores que D. Domingo Escafí y Vidal, alumno de la facultad de medicina de dicha universidad ha obtenido el premio ordinario de medalla de plata en la asignatura de higiene privada. Damos la mas sincera enhorabuena á nuestros jóvenes compatricios y esperamos no serán estos los últimos laureles que recojan durante su carrera científica.

Dia desset de Setembre de 1865

Gaceta de Mallorca : diario de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
Va morir el seu pare segons la notícia de la concessió de pensió als seus hereus de la qual es feia ressó aquest diari quaranta-quatre anys desprès.

Dia quinze de Febrer de 1866

El genio qurúrgico a la seva pàgina 88, publicava:
Agradecemos en el alma á nuestro nuevo compañero de redacción el aventajado joven médico en Palma, D. Domingo Escafí, el que tan pronto haya comenzado á ayudarnos y favorecernos: no esperábamos otra cosa del hijo de tan buen padre como lo era el tan virtuoso como ilustrado y entusiasta cirujano D. Tomás Escafí, víctima de su abnegación y de su eslremado celo asistiendo coléricos. Eslo hace doblemente meritorio y recomendable este trabajo de su escelente hijo, y como por otra parle, poco ó nada se ha dicho de provecho respecto del cólera en Palma, donde tantos estragos hizo, creemos que será leido con gusto cuanto hoy nos dice y seguirá diciendo nuestro querido y joven corredactor.
El cólera en Palma.
En todos tiempos al solo nombre de cólera se ha visto en Palma pintada la consternación en el rostro de sus habitantes. Siempre empero habíamos podido contemplar incólumes desde aqui los estragos de esta enfermedad, sin mas sentimiento que la natural compasión que inspiran las desgracias de nuestros semejantes, y el miedo de una posible invasión del mal en nuestra isla. Merced á medidas que serán en todos tiempos consideradas aquí como salvadoras, no solo renacía la confianza en el corazón de todos, sino que también hasta ahora se habia librado Palma del contagio. Confiados el pasado año con lo que la esperiencía nos habia demostrado útil y bueno , si bien no podrían menos de inspirar zozobra los progresos del cólera en todo el continente europeo, nos creíamos también salvos como en épocas anteriores. La Divina Providencia empero en sus inescrutable disignios nos tenia reservada la dura prueba porque acabamos de pasar, y el cruel azote del Ganges salvando vallas y obstáculos, penetra en Palma en el pasado agosto, y siembra en su reducto |el espanto y la muerte.
Muchas fueron ias medidas tomadas para evitar semejante invasión, innumerables las desgracias ocasionadas por espacio de dos meses en la reducida población que en Palma permaneció. Dos hechos son estos que bien merecen por cierto ser estudiados atentamente para estar previstos en épocas análogas.
I.
Ni rigurosas observaciones, ni las cuarentenas que marca la ley, ni el aireamiento y fumigación de los géneros contumaces por una parte, ni la exacta y esquisita observancia de las reglas de higiene pública por otra, fueron bastantes para impedir la invasión ó desarrollo de la terrible epidemia cuyos males hemos deplorado. Aleccionados con la esperiencia de años anteriores, y dando por no resuelta aun la cuestión del contagio, se trató de cerrar el paso al enemigo por las dos únicas vias por donde podia penetrar. Si no es contagioso el cólera, si se desarrolla espontáneamente por efecto de las malas condiciones higiénicas de la población, vigilese la limpieza pública y la particular de todas las habitaciones, procúrese la ventilación conveniente de las mismas, téngase especial cuidado en la calidad y buen estado de los víveres, y en una palabra, nada se omita para destruir de raiz todos los focos de insalubridad pública. Esto y mucho mas se hacia en Palma desde que el terrible enemigo plantó sus huellas en el continente español, es decir, desde mucho antes de aparecer entre nosotros. Si este mal es contagioso, si no se deja ver en parte alguna á menos que allí se le lleve; ciérresele la entrada, no se admitan ni pasajeros ni géneros de puntos apestados ó notoriamente comprometidos, sin antes sujetarlos a lo que la ley previene y la ciencia considera útil para destruir el germen contagioso; y puesto que este debe venir por mar, vigilense las costas y en especial para asegurarnos mas y mas de la observación de las medidas dictadas. Nada de esto fué bastante para evitarnos los males que muy luego sobrevinieron.
¿Cuál fué, pues, la causa del cólera en Palma? ¿En dónde tuvo su cuna? ¿Cuáles fueron los motivos de su aparición?
Dificil parecerá sin duda la resolución de semejante problema; y sin embargo, es muy conveniente el dilucidarlo, pues de ello debe resultar una prueba mas en favor ó en contra del contagio. O se desarrolló el cólera espontáneamente en Palma ó fué importado de otro punto.
No existen á la verdad pruebas claras y terminantes tocante á la importación. Si existieran, á buen seguro sentirían ya los infractores de la leyes todo el peso de las mismas, finando, empero, no hay pruebas legales que atestigüen la verdad de un hecho, aparece siempre la opinión pública para dar valor á lo que debe tenerlo para marcar, sino la verdad, al menos el camino de ella, y para imbuir, en fin, el convencimiento intimo del modo de ser de las cosas. Y este convencimiento intimo es en Palma tan universal que á falta de testimonios legales, es muy digno de tenerse en cuenta por los hombres de ciencia que buscan la verdad para el bien de sus semejantes, sin tratar de perjudicar á nadie.
El cólera fué importado á Palma: esta es la espresion unánime de todos sus habitantes, y no falta quien asegura saber por quién, por dónde y cómo. Poco enterado de semejante misterio, no me es posible dar las esplicaciones que por esta han circulado, y que no obstante de correr de boca en boca no han variado en lo mas mínimo. Solo es fácil esponer la verdad de algunos hechos comprobados que tienden al mismo fín y sirven para nuestro objeto.
El cólera empezó fuera del recinto de la capital. En el término de la misma, en el caserío nominado el Terreno é inmediato al lazareto de Palma, enfermó una mujer el 14 de agosto falleciendo a cabo de poco tiempo. Hay quien asegura haer permanecido esta mujer horas enteras en el lazareto sin que por esto nadie pretenda haberla visto comunicar con los que purgaban la cuarentena. Lo cierto es que si bien su enfermedad fué diagnosticada de cólico bilioso, una triste esperiencia nos demostró muy luego ser el verdadero cólera asiático. No falta en Palma quien esplique los motivos por qué esta mujer visitaba tan á menudo el lazareto, y la opinión pública señala en semejante conducta otro móvil distinto de una simple curiosidad.
De todos modos consta de una manera evidente que de la casa de esta enferma partió el verdadero contagio, pues que al dia siguiente de haber fallecido enfermaron de la misma dolencia dos hombres: el uno que la había cuidado durante su afección, y el otro que á mas de haberla también asistido, estuvo en el cementerio para guardar su cadáver. El primero gravemente atacado logró curar, el segundo murió á las pocas horas.
Poco tiempo después, el 20 del mismo agosto, breves momentos después de atacado falleció un niño pariente de la primera enferma, y que habitaba la misma casa cuando murió esta, siendo por este motivo trasladado á la capital. Dicho niño según dictamen de los facultativos que le visitaron, presentó todos los síntomas del período asfítíco del cólera, y fue el primer individuo que de esta enfermedad fue atacado en la capital. Su procedencia no podia estar mas manifiesta; no solo relación de parentesco con la primera finada, sino seguridad completa de roce directo con la misma por habitar la misma casa durante la enfermedad de aquella.
El 24 del mismo mes sucumbió también en pocas horas á consecuencia del verdadero cólera morbo asiático, una mujer del arrabal de Santa Catalina, no solamente relacionada por parentesco próximo con uno de los atacados anteriormente nombrados, sino que también habia asistido al mismo durante su afección, y en el mismo dia se tuvo noticia de que en el pueblo de Valldemosa habían enfermado con síntomas sospechosos el padre del niño fallecido el 20, persona que por consejo de los facultativos acordes con la autoridad local, habia trasladado sa domicilio á dicho pueblo juntamente con su familia.
En los dias 26, 27 y 28 de agosto se declaró terminantemente el cólera en la plaza del Mercado y calle de la Princesa do esta ciudad, con la circunstancia de ser los primeros atacados personas relacionadas por parentesco é intimidad con los fallecidos ya nombrados. Desde este punto partieron los focos de infección, que esparecidos por toda la ciudad dieron por resultado millares de víctimas.
A muchas reflexiones se présta la misma relacion que del principio de la epidemia acabamos de hacer. Desde luego queda patentizado su punto de partida, pues siendo primitivamente atacada una sola persona, únicamente por contagio, se comunica á otra y otras sucesivamente, hasta constituirse un gran foco de infección por los numerosos enfermos existentes. Llegados á este estremo es claro que no se necesita ya roce directo con los atacados para contraer el mal, pues participando la admósfera toda del principio contagiante, viene á ser esta el órgano de trasmision. Empero antes de participar la gran masa admosférica del virus contagioso, se han podido seguír uno á uno los pasos de la enfermedad, y conocer claramente el motivo de sus progresos.
Solo faltaría ahora averiguar el porqué ó de que manera enfermó la primera mujer, y si fuera posible hallar puntos de contacto entre ella y algún foco de infección procedente de un punto apestado, tendríamos un conjunto do datos que nos pondrían muy de manifiesto el contagio. Hasta ahora, empero, hemos recorrido hechos comprobados y terminantes que es muy fácil atestiguar; no suceda lo mismo al querer penetrar en la manera como enfermó la primera atacada. Ya antes hemos manifestado que son muchas las personas que en vez de simple curiosidad, ven otro móvil en esta mujer para visitar tan á menudo el lazareto de Palma. Lejos de mí la idea de creer que se ocupara en la introducción de géneros de ilícito comercio, ó que aun no habían esperimentado los espurgos convenientes. Mas en la conciencia de todos está la convicción de que ni los espurgos ni las cuarentenas llevados al mas alto grado de rigor, son capaces de impedir la descarga de géneros inficionados. Pues á poco que se conozca la construcción de los buques, es muy fácil proveer, que pueden llevar en sitios recónditos y ocultos al ojo mas previsor y esperimentado, géneros bastantes para introducir la muerte en el seno de una población. Y si estos géneros no sufren los espurgos convenientes por no salir á luz hasta después de admitido el buque á libre plática, es muy posible que sean ellos el medio de transmisión del contagio.
Sin pretender, pues, que en Palma sucediera un hecho semejante, debe quedar sentado que está en la posibilidad de haber sucedido, y de suceder cien veces; y que por lo mismo la epidemia sobrevenida en Palma, en la cual se tomaron medidas estremas para evitarlo, nada esplica contra el contagio, pues este puede verificarse no obstante las precauciones tomadas. Por el contrario si se tiene en cuenta la manera como primitivamente se comunicó la enfermedad de unos á otros, y se atiende á la voz de la opinión pública unánime tocante al particular, tendremos la seguridad íntima de haberse verificado la importancia del mal.
Estos hechos, que hablan elocuentemente á los adversarios del contagio, que sin conocerlos ven en la epidemia de Palma una prueba mas en su favor, no son los únicos que podrían citarse para disuadirles de su error. Si fuéramos á examinar uno á uno todos los pueblos de la isla, y en especial aquellos que esperimentaron también el cruel azote del mal, seria fácil encontrar de la misma manera el foco primitivo de infección y su procedencía. Sin entrar en una relación minuciosa que daría a este escrito demasiada estensión, debe consignarse, que en todos los pueblos de la isla se tomaron medidas estremas para librarse del contagio, y escudados con el salus pópuli llevaron sus restricciones mas allá de lo que la ley previene. La inmensa mayoría de ellos no vio pasar de sus puertas al mortifero enemigo, pues á pesar de ser muchos los que tuvieron que deplorar defunciones á consecuencia del cólera en los individuos que estaban sujetos á cuarentenas, casi todos lograron impedirle el paso al interior con el aislamiento perfecto de los atacados, y aquellos pocos como Soller, Pollensa, Campos y algun otro, en los que logró penetrar el viagero, asiático, no pueden menos de deplorar la imprudencia de los que fueron causa de sus desgracias. Ellos lo mismo que Palma han visto palpablemente que solo la infracción de las medidas, fué la causa de los males que les ocasionó.
(Se continuará)
Domingo Escafí
Nota de la redacció: Podeu veure el document en aquest enllaç.

Dia dos de Març de 1866
Domènec Escafí Vidal apareix en les actes de l´Ajuntament d´aquesta data, en la pàgina 77 amb la següent transcripció literal:
Últimamente se mandó quedar sobre la mesa el dictamen del Concejal de este Curpo D. Antonio Gelabert dado en vista de la solicitud de D. Domingo Escafí y Vidal en que pide se le satisfaga el haber que se le señaló en primero de Setiembre de mil ochocientos sesenta y cinco como médico destinado al molinar de Levante hasta el día nueve de Noviembre en que cesaron de percibirle la mayor parte de los facultativos.

Font: Acta 1866
Veure acta
Dia cinc de Març de 1866
Domènec Escafí Vidal apareix en les actes de l´Ajuntament d´aquesta data, en la pàgina 79 amb la següent transcripció literal:
Reprodujose igualmente el dictamen del Concejal D. Antonio Gelabert dado en vista de la solicitud de D. Domingo Escafí y Vidal en que pide se le satisfaga elk haber que se le señaló en primero de Setiembre de mil ochocientos sesenta y cinco, como médico destinado al molinar de Levante, hasta el día nueve de Noviembre en que cesaron de percibirle la mayor parte de los facultativos. En este estado el Sr. Regidor Síndico expuso que para resolver con todo conocimiento de causa acerca el pedido de Sr. Escafí, consideraba que se carecían de algunos datos tanto con respecto á la solicitud de este como el dictamen emitido por el Sr. Gelabert y por lo mismo suplicó á dicho Sr. Concejal se sirviese retirar por ahora su dictamen hasta que reunidos dichos datos pudiese el Ayuntamiento acordar lo que tuviese por más convenient; y dicho Sr. Gelabert accediendo al pedido del referido Sr. Síndico manifestó que no tenia inconveniente en retirar por ahora su dictamen sin perjuicio de exponer en su día lo que le parezca más justo y se acordó que se reprodujera en otro cabildo.

Font: Acta 1866
Veure acta
Dia quinze de Setembre de 1870

El juez de paz : periódico liberal de oposición a la seva pàgina 6, publicava: Ya tenemos lazareto en Cabrera.
No digan ustedes que de las comilonas progresistas no sale nada
Esta vez después de hecha la digestión ha salido un proyecto, que si se realiza será muy favorable para el comercio.
Manos á la obra y á levantar, paredes.
Que no se enfrie la cosa.
Porque si hoy os alabo.
No haya que decir mañana.
Muerto la cebada al rabo.

Dia vint-i-dos de Setembre de 1870

El juez de paz : periódico liberal de oposición a la seva pàgina 8, publicava: Ya se ha establecido el lazareto de observación en la isla de Cabrera.
El personal de sanidad ya está nombrado.
Ha sido elegido de entre la gente mas radical de la comunidad.
Está muy bien. Ahora que pasan brevas es menester comprarlas.
Es muy justo que se recompensen los buenos servicios, porque sinó ¿de qué serviria tener la sartén por el mango?
De lo contrario dirian
Que estaban sirviendo de osos
Y todos se cansarían
Y los partidos que cria
n Han de ser muy dadivosos.

Dia vint-i-tres de Setembre de 1870

La crónica de Menorca : periódico de intereses gen a la seva pàgina 2, publicava: De «El Diario de Palma:» «Según noticias en Cabrera quedará habilitado para observaciones el nuevo lazareto de la isla de Cabrera, siendo su director facultativo el joven médico D. Domingo Escafí, y además sabemos que un individuo de la Junta provincial de Sanidad pasará á aquel establecimiento con el carácter de inspector, cuyo cargo irá ejerciéndose por turno semanal entre todos los vocales de la mencionada corporación»

Dia set de Octubre de 1870

El Menorquín : órgano republicano federal de la is a la seva pàgina 3, publicava: Dícese que en el lazareto de Cabrera hubo varios desórdenes, mas no sabemos mas pormenores sobre este suceso que a ser cierto y grave indudablemente la autoridad dará las providencias oportunas. ¿Qué demonios ocurre con el director del Lazareto de Cabrera D. Domingo Escafí y los cuarentenarios? Se dice que estos pobres pasan mas penalidades que pasaron allí los franceses prisioneros en Bailen. ¡Qué pais! ¡Qué paisaje! ¡Que paisanaje!

Dia tres de Novembre de 1870

El juez de paz : periódico liberal de oposición a la seva pàgina 7, publicava:
Se me escapó.
En la cuenta de lo que nos cuesta el personal facultativo, se me fué el lazareto de la isla de Cabrera, en el cual cobran sueldo el médico Escafí y algunos individuos mas, consecuentes progresistas y socios de la tertulia del progreso.
Cuando cae se ha de recoger.
Mas vale tarde que nunca.
Al fin esos creyentes han llegado á probar las delicias del paraíso prometido.
¡Son tan dulces los encantos de una nómina!
Se despachó la receta
A gusto de la botica;
. Esto en verdad tiene trazas
De un sinapismo que pica.

Dia vint-i-quatre de Novembre de 1870

El juez de paz : periódico liberal de oposición a la seva pàgina 7, publicava: Ya que de cesion de honorarios estamos tratando, queremos hacer público, para que llegue á noticia de nuestros lectores, que el boticario Obrador, ha cedido al Ayuntamiento para un objeto de beneficencia, los cinco duros diarios que pidió por tener abierta su botica durante la permanencia en esta ciudad de la fiebre amarilla.
Esto es muy bueno y sobre todo muy liberal.
Pero como todas las medallas tienen su reverso, quisiéramos que alguien nos dijera, si la beneficencia á qué destina el Sr. Obrador, sus cinco duros diarios es pública, ó casera.
Porque por aquí se dice que cuando se paga á los boticarios que tienen su eslablécimiento abierto, un dependiente del Sr. Obrador cobra treinta duros al mes de los que ha renunciado tan liberalmente su principal, y un sobriníto del mismo señor veinticuatro.
Si este es el désprendimiento del Sr. Obrador, no tenemos nada que décir.
Y también quisiéramos que algun desocupado, mejor enterado, que nosotros, nos dijera si es cierto que de la farmacia del Sr. Obrador se han surtido los botiquines del lazareto de Cabrera y del hospital de atacados, y si de la misma salen todas las drogas que se emplean para las fumigaciones, y sí para este servicio ha mediado contrato ó subasta, porque seria muy poco patriótico y muy poco liberal el que el Sr. Obrador aceptará él despacho de tanta medicina sin llenar ninguna de esas formalidades, perjudicando gravemente á los demás fármacéuticos que como él han tenido la botica abierta.
Además, el Sr. Obrador, como subdelegado de farmacia, debia ser naturalmenle el encargado de recibir las medicinas y demás drogas, examinando su buena ó mala calidad, peso y demás, requisitos que son propios en todo lo que se paga en dinero contante y sonante, y suena muy mal en los estómagos que no son liberales, ni desprendidos, el que este señor se lo coma todo sin partícipes, siendo a la vez juez y parte en el asuntó de que tratamos.
El bombo que se ha dado á la filantropía del señor Obrador, en nuestro concepto no es mas que un ruido destemplado, porque el patriotismo y el desprendimiento que perjudican el bolsillo ageno, deben tratarse con mas conocimiento de causa y sobre todo con mas delicadez.
Deseamos de todas veras que se den esplicaciones sobre los estremos que hemos indicado, porque de no puede que haya algun mal intencionado que forme un concepto erróneo del patriotismo y filantropía del Sr. Obrador.
Los demás farmacéuticos, qué tengan paciencia y esperen para su satisfacción las esplicaciones que seguramente les dará su subdelegado y al entretanto que se consuelen recordando aquello del inmortal Espronceda.
«El .que lo gana lo jama;
A buscártela hijo mío;
A hacer tu mismo el avío
Que el que no llora no mama.»

Dia quinze de Març de 1876

Museo Balear de Historia y Literatura, Ciencias y a la seva pàgina 40, publicava: La Academia de Medicina y Cirugía ha tenido la amabilidad, que agradecemos, de remitirnos un ejemplar impreso del Acta de la sesión pública inaugural celebrada en 15 de enero último y presidida por el Sr. Gobernador civil de la provincia. Con el lema La Medicina es una ciencia positiva; es una ciencia cierta, leyó el joven é ilustrado médico D. Domingo Escafí un discurso encaminado á demostrar que la Medicina tiene por fundamento un número tan extraordinario de hechos observados cual no puede presentarlo ciencia alguna; que no admite como verdades mas que las conquistadas por el método analítico y acrisoladas por el deductivo; y que partiendo de la armonía que reina en el mundo físico busca la explicación de los fenómenos de la vida por medio de las leyes de la naturaleza física. Con estilo claro y sencillo, y lenguaje correcto, ha sabido el Sr. Escafí desarrollar y probar su conclusión.

Dia un de Juliol de 1879

Historia Contemporánea, 48 a la seva pàgina 259, publicava:
Los primeros diarios republicanos mallorquines
Una vez superados los años más duros de la reacción conservadora que posibilitó la Restauración, el republicanismo fue capaz de impulsar diarios tanto en Palma como en Mahón. En la capital de Mallorca, el primer periódico importante próximo al republicanismo fue La Opinión, que empezó a publicarse el 15 de mayo de 1879. Inicialmente aparecía tres días por semana, pero a partir de febrero de 1880 se convirtió en un auténtico diario. Su fundador y director fue el destacado político, escritor y abogado Joaquim Fiol Pujol, que durante el Sexenio Democrático había sido nombrado gobernador civil en diversas provincias, como Valencia (1871), Barcelona (1872-1873) y Madrid (1873). También había ocupado un escaño en las Cortes por el Partido Progresista Democrático Radical. En concreto, fue elegido diputado en mayo de 1872 por el distrito electoral de Inca y, en agosto de ese mismo año, por el de Palma. Poco antes de fundar La Opinión, se había presentado a las elecciones a Cortes de abril de 1879, en esta ocasión por el Partido Demócrata Posibilista que dirigía Emilio Castelar. Bajo la ley electoral de 1878, que restablecía el sufragio censitario, triunfó en Mallorca íntegramente la candidatura liberal conservadora, pero Joaquin Fiol fue el sexto candidato más votado en una circunscripción que elegía cinco diputados. En la capital, llegó incluso a ser el segundo candidato más votado, aunque en el resto de la isla el predomino liberal conservador fue contundente. Por otra parte, si bien la adscripción política de su director, así como la del redactor en jefe, Eusebi Pascual Orrios, era evidente, inicialmente La Opinión se subtituló «Periódico literario de noticias e intereses locales» (mayo junio de 1879) y aglutinó una redacción repleta de personalidades que en buena parte acabarían apoyando la candidatura liberal fusionista de Antonio Maura en 1881. Este fue el caso, entre otros, del abogado Pasqual Ribot Pallicer, del escritor Joan Alcover y de Gabriel Maura Muntaner, el hermano de Antonio Maura.
En el mes de julio de 1879, La Opinión se declaró «Periódico Político», inequívocamente vinculado al republicanismo posibilista de Emilio Castelar. En su edición del 3 de marzo de 1879, La Opinión informaba a sus lectores que pasaba a ser un «órgano más en la prensa de la política democrática gubernamental», es decir, del posibilismo. Su objetivo era «conciliar el orden con la libertad» y apoyar la política «democrática gubernamental», de manera que reprodujo frecuentemente discursos de Emilio Castelar y de otros dirigentes posibilistas. Entre los redactores y colaboradores de este periódico, ya abiertamente republicano, podemos destacar a Ricard Salvà, Joan Oliver, Miquel Ignasi Oliver, un joven Miquel dels Sants Oliver y Gabriel Vidal. Este diario tenía una tirada de unos 500 ejemplares (1881) y en el mes de febrero de 1880 absorbió el también diario El Anunciador (1878-1880), «Diario de Noticias y Avisos», que a su vez era sucesor de El Anunciador Balear (1876-1878). Moderadamente anticlerical, La Opinión criticaba siempre lo que consideraba excesos del clericalismo y, en ocasiones, hacía gala de una cierta ironía. Así, por ejemplo, cuando apareció un semanario católico costumbrista en lengua catalana bajo la cabecera de L’Ignorància, comentó que se exigía a sus redactores ser católicos, de modo que «confiese el colega que parece algo intencionado en sentido heterodoxo, eso de que sea preciso ser católico para ser ignorante». En este mismo sentido, cuando Josep Rosselló Bestard publicó una obra de carácter didáctico, el único inconveniente que encontró La Opinión fue la aprobación eclesiástica, porque
«encerrar el criterio docente en pequeños moldes es una debilidad impropia del progreso científico de nuestra época y de los hombres que por sus antecedentes no pueden someterse al grupo ultramontano».
Aunque no era excesivamente crítico con el marco unitario de la Restauración y conviene recordar que el patriotismo de Emilio Castelar era claramente unitarista, La Opinión, se opuso sin embargo a la presencia de candidatos peninsulares en los comicios a Cortes. También censuró la actitud contraria a los chuetas (los descendientes de los judíos de Mallorca convertidos al catolicismo en el siglo XV) del semanario republicano progresista El Republicano. Siempre en la órbita del liberalismo maurista, que facilitó la elección de Joaquim Fiol como diputado a Cortes republicano posibilista en los comicios de agosto de 1881, La Opinión desaparece el 30 de agosto de 1890 como consecuencia de la total absorción del posibilismo por el liberalismo fusionista.
Al mismo tiempo que Joaquim Fiol consiguió autorización para convertir La Opinión en un diario político, empezó a publicarse en Palma, otro diario republicano, El Demócrata. El nuevo periódico era consecuencia de la creación de la Unión Democrática, una plataforma que impulsaron conjuntamente republicanos radicales y republicanos federales. El director fue Gabriel Castellà Amengual y su primer número apareció el primero de julio de 1879. La colaboración entre federales y radicales fue efímera ya que, en 1880 los republicanos federales publicaron su propio diario, El Comercio, y en junio de 1881, crearon un Comité Provincial interino para reorganizar su partido. Inicialmente El Demócrata era propiedad de Antoni Marroig y tenía como redactores y colaboradores a destacados republicanos federales como Antoni Villalonga, Rafel Manera e Ignasi Vidal, así como a conocidos republicanos radicales como Ramon Obrador, que estuvo a punto de conseguir un escaño en las elecciones al Congreso de Diputados de 1881, el naviero y exdiputado a Cortes Marià de Quintana, el destacado escritor Joan Palou Coll y Josep Rossich. Otros colaboradores fueron Paulino Vernier, Antoni Reus, Domingo Escafí, Pere Antoni Obrador y Jeroni Pou. Durante cierto tiempo, El Demócrata estuvo en inteligencia con una Juventud Republicana y también colaboraron en sus páginas Alexandre Rosselló, Francesc Sancho, Lluís Martí, Joan Togores, Maties Bosch, Enric Lladó y Bartomeu Danús. A partir de mediados de septiembre de 1879, parece que se consolidó la hegemonía radical, que perduró hasta la desaparición del diario, en diciembre de 1886. El director continuó siendo Gabriel Castellà y encontramos como redactores y colaboradores a Joan Palou Coll, Josep Rossich, Francesc García, Josep Estade Coll, Jeroni Pou, Fermín Quiñones, José Cardell, Ricard Salvà y Joan Vich. En el verano de 1881, los federales de El Comercio polemizaron con El Demócrata a causa de la indefinición de estos últimos respecto a una nueva organización territorial de España. Por otra parte, el mes de abril de 1882 representó a este periódico en la inauguración de las escuelas del sindicato la Unión Obrera Balear el «popular e ilustrado escritor» Josep Ramis Arbona.
En cuanto a su ideología, en una carta enviada al periódico peninsular La Tribuna y reproducido en el citado diario palmesano posibilista La Opinión, se informaba de la creación en Mallorca de la Unión Democrática, que unía a
«todos los liberales de Mallorca», y disponía de un periódico, «órgano de nuestras ideas, que combatirá sin tregua ni descanso a los enemigos de la democracia y sostendrá continuamente la política de unión entre todos los demócratas».
De carácter más combativo, muy pronto polemizó con La Opinión, que inicialmente respondió de manera conciliadora, ya que consideraba necesario respetar a todos los que coincidían en el principio de la democracia. Pero, con el tiempo, el diario posibilista endureció su tono y llegó a considerar al cuotidiano radical como un «órgano de la confusión».
Como muchos otros periódicos republicanos, El Demócrata era muy crítico con la Iglesia Católica. Así, en un informe del obispo de Mallorca, Mateu Jaume, redactado en 1881 y enviado a la Nunciatura, calificaba este diario de «censor constante del clero y de las instituciones religiosas».
En 1882, era evidente la colaboración de El Demócrata con el diario palmesano El Constitucional, que representaba a los liberales mallorquines disidentes, en su común objetivo de erosionar el poder cada vez más consolidado de los liberales seguidores de Germán Gamazo y de su cuñado Antonio Maura. Así, ese mismo año, El Demócrata hizo causa común con El Constitucional y El Comercio para apoyar a los empresarios que se enfrentaban a la hacienda estatal porque consideraban excesivos los nuevos impuestos.
Algunos años después, en julio de 1886 cuando El Demócrata se subtitulaba «Órgano de la Coalición Republicana» y ya no ocupaba la dirección Gabriel Castellà, se atrevió incluso a justificar el pronunciamiento del general Villacampa.
«puesto que hasta ahora ha sido lícito sublevarse por la patria, el orden y las instituciones monárquicas justo es cuanto menos, que los partidarios de la monarquía no se sulfuren tanto (…) cuando algunos batallones del Ejército nacional se sublevan por la patria, el orden y las instituciones republicanas».
El carácter polemista y radical de El Demócrata chocó con cierta frecuencia con las autoridades y la justicia de la Restauración. Así, entre otros casos, el número 140 (16 de diciembre de 1879), fue denunciado por un suelto en el que el fiscal consideraba que se ridiculizaba al culto y a los ministros de la religión católica. El número 174 (29 de enero de 1880), también fue denunciado por insertar un comunicado considerado falso sobre una inminente sublevación en Cuba, siendo El Demócrata condenado a la suspensión durante quince días a partir del 16 de febrero de 1880. En esas fechas la prensa informaba de una posible rebelión en Cabul (Kabul, Afghanistán), hecho que fue aprovechado por los periodistas republicanos. A principios de diciembre de 1881, fue encarcelado el autor de unas «Cartas a Don Práxedes» que había publicado El Demócrata. En enero de 1884, un colaborador de este diario, Joan Mas, fue procesado por injurias al rey y asumió su defensa Alexandre Rosselló. El número 2.177 de El Demócrata (28 de octubre de 1886), fue denunciado por el fiscal a causa de la VIII parte del artículo «El cáncer de la sociedad», que había sido reproducido del diario La Democracia, de Barcelona.
Pese a todo El Demócrata consiguió publicarse todos los días menos los domingos, hasta el 31 de diciembre de 1886, con una tirada de unos 450 ejemplares.

Dia deu de Gener de 1880

La opinión : periódico político a la seva pàgina 1, publicava:
PALMA.
¡ENHORABUENA!

Honrára anoche al Ayuntamiento asistiendo á la reunión á que les habia invitado una comisión innominada, los señores D. José Quint Zaforteza , Marqués de Palmer, Campofranco, Escafí, Quintana, Lorenzo Muntaner, Pedro Antonio Obrador, Herreros, Rubert, Ayamans, Botia, Mestres, Pedro Sampol, Ignacio Vidal, Marroig, Ramon Despuig, Juan Burgués, Sastre, Malberti, Alejandro Rosselló, San Simón, Gregorio Vicens, Lorenzo Vicens, Luis Martí, Granells, Quadrado, Bernardo Canet, Miguel Estade. Vanrell, Pedro Ripoll, Togores, Antonio M. Sbert, Fiol, Pascual, Rosselló, Ribot, Pedro Estelrich, Ramon Fortuny, Marqués, Damián Boscana, Joaquín Pavía, Blanes y Miguel Guasp; y hallán dose presentes los Concejales señores Pérez, Bauzá y Capó, Binimelis, Bauzá, Juan y Marroig, Oliver, Francisco Juan, Parera, Bisañez, Borràs, Gamundi, Guasp y Ros, abrióse la sesión, de que creemos conservará buen recuerdo el Ayuntamiento.
Duramente atacado por los señores Quintana y Pascual, que extrañaron la falta de cortesía del Alcalde Sr. Perelló al no asistir á aquel acto solemne y protestando contra los términos y tendencia de la circular en mal hora concebida por el despecho, empezóse á discutir qué clase de consejo debería darse á la corporación municipal, ya que concretamente no espresaba los estremos de su consulta; y tras de larga discusión en que tomaron parte ademas de los ya nombrados, los señores Sbert, Sampol, Rosselló, Malberti, Quadrado y Herreros, sin que ni uno solo quisiera llevar la cuestión al terreno á donde deseaban los autores de la circular y los concejales que la aprobaron; antes bien protestando de no querer convertirse en jurado que decidiera si habían obrado bien al rechazar el proyecto de la Sociedad que intentó a canalización y aprovechamiento de las aguas, apesar de la insistencia con que el Sr. Binimelis deseaba explicar lo obrado y aun dar lectura á las bases propuestas al Ayunta miento, votóse por menos de la mitad de los señores que habían concurrido á la reunión, una proposición que recomendaba á aquel, que estudiara la cuestión, y que nombrara una comisión de personas competentes, que se asociaran con las que bien les pareciese, á fin de que por este medio y sin perjudicar ningún derecho, pudiera resolver en definitiva.
Y así terminó la sesión, y así debía terminar; pues el proyecto colosal del Ayuntamiento no podía conducir á otra cosa: á la falta el palmetazo.
Estudien ustedes; es lo que en dos palabras se le ha dicho. Con que, sea enhorabuena, ínterin, no vueltos todavía del asombro que todo nos causara, exclamamos; ¡qué Ayuntamiento, que Comisión, y qué Sr. Binimelís! y para no descontentar á nadie, ¡qué Sr. Alcalde! que pospone el deber á la pesca, según de público se dijo en el Consistorio.

Dia vint-i-tres de Abril de 1880

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
Han sido nombrados, secretario de la Junta de Gobierno de la Academia de Medicina y Cirujía D. Domingo Escafí, Director de la Inclusa Don Juan Lladó presbítero, y Regente de la Imprenta de la casa de Misericordia D. Miguel Rosselló.
Felicitamos á los agraciados.

Dia vint-i-quatre de Abril de 1880

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Ha sido nombrado Secretario de Gobierno de la Academia de Medicina y Cirujía de esta ciudad, nuestro particular amigo el inteligente facultativo D. Domingo Escafí, á quien felicitamos íntimamente por esta señalada distinción.

Dia trenta-un de Maig de 1880

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE LAS BALEARES.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana mártes á las cuatro de la tarde. — Lo que se anuncia, para que llegue á noticia de las personas á quienes pueda interesar. Palma 31 Mayo 1880. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí

Dia set de Juny de 1880

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE LAS BALEARES.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana mártes á las cuatro de la tarde. — Lo que se anuncia, para que llegue á noticia de las personas á quienes pueda interesar. Palma 7 Junio 1880. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí

Dia set de Juny de 1880

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE LAS BALEARES.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana mártes á las cuatro de la tarde. — Lo que se anuncia, para que llegue á noticia de las personas á quienes pueda interesar. Palma 7 Junio 1880. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí

Dia nou de Juny de 1880

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
LA REUNION DE AYER
Conforme habíamos anunciado, reuniéronse ayer tarde á las cinco en el despacho del Sr. Gobernador civil de esta provincia gran número de las personas que por él fueron convocadas con objeto de tratar y ponerse de acuerdo sobre la cuestión de elecciones municipales. En el salón destinado al efecto se veian hombres importantes de los partidos políticos representando al propio tiempo todas las condiciones sociales de la propiedad, el comercio, la industria, el profesorado y la prensa.
El Sr. Ojeda, amable y atento con todos los concurrentes, expuso en breves palabras el objeto de la reunion y leyó una memoria en la cual se desenvolvía á los ojos de todos los circunstantes la verdad de la situación tristísima en que se halla el municipio, situación que calificó de precaria mas no de desesperada, demostrando con datos oficiales que habia aun salvación sí se acudia al remedio con energía y ánimo levantado, para lo cual esperaba aunarían lodos los que aman al país sus esfuerzos para llegar al halagüeño resultado que apetecía y que era una sentida necesidad.
Con este motivo, y despues de haber dado cuenta de que el actual Alcalde Sr. Perelló, deseoso de no ser un obstáculo para las resoluciones que en la reunión pudieran adoptarse, le habia manifestado que estaba pronto á dejar el cargo, solicitó que se sirviesen los convocados ponerse de acuerdo y nombrar una candidatura de las personas que creyesen más aptas y de mayor peso para poder llevar de frente las delicadas cuestiones de la administración municipal.
Hizo uso de la palabra nuestro querido amigo Don Eusebio Pascual y con delicada y correcta frase expuso que abundaba en los sentimientos de amor al país y deseaba como el que más, desapareciese de una vez el estado anómalo y aflictivo en que se encuentra el municipio; pero que debiera haberse provocado la reunión, después de alcanzada la renuncia de todos los concejales que aun quedan en el Ayuntamiento á fin de que el país, por medio de la representación genuina de todos, absolutamente de todos los partidos, caso de que los hombres identificados con la situacion imperante no tuviesen á bien recabar para si la gloria que pudiere caberles en el cumplimiento de su deber, constituyeran la municipalidád con el exclusivo objeto de consagrar sus fuerzas á restaurar la administración, hundida hoy en el mavor desprestigio.
Fundada la reorganización municipal bajo esta base añadió, hija de un arranque de patriotismo, podria intentarse algo honroso y dignificar una corporacion hoy menospreciada. Con los hombres de primera fila de todos los partidos, los acuerdos del Ayuntamiento llevarían el sello de un prestigio de que carece hoy dia y de que seguiria careciendo sí nuevas medianías viniesen hoy como ayer a tomar por asalto los cargos de concejal que resultan vacantes.
Abundando todos los concurrentes en estas ideas e inspirándose en idénticos sentimientos aceptaron la indicación hecha por el Sr. Gobernador de que se nombrase una comisión que formase la candidatura ó propusiese lo conveniente al propósito que á todos animaba, siendo aclamados para componerla los señores D. Joaquín Fiol, D. Juan Antonio Fuster, D. Andrés Barceló y Muntaner, D. Domingo Escafí, D. Antonio Cánaves y Coll, D. Miguel Estade y Sabater, D. Jerónimo Roselló, D. Luis Piña, D. Rafael Ignacio Cortés y D. Juan O´Neille, los cuales después de una deliberación que duró muy breve rato acordaron por unanimidad proponer á la reunión fuese designado para encargarse de la Alcaldía el Sr. D. Felipe Puigdorfila y que este señalase los quince señores que debían completar la candidatura, según fuere de su agrado, proposición que hizo el seíior Estade y Sabater y fué aceptada por aclamación, excepción hecha del interesado que manifestó no poder aceptar, por su edad y falta de dotes necesarias, un puesto tan honroso como difícil y comprometido.
Semejante negativa, inesperada por la mayor parte de los asistentes y en manera alguna justificada en una persona que ha desempeñado con general aplauso cargos públicos de mayor compromiso y dificultad, acarreó una situación embarazosa y puso á todos en una perplejidad que pudo haber hecho fracasar el laudable designio del Sr. Ojeda, si nuestro queridísimo Director Don Joaquín Fiol, comprendiendo lo difícil y decisivo del momento é inspirándose en un alto sentimiento de patriotismo no se hubiese apresurado á hacer uso de la palabra y con enérgica entonación en que la conviccion resplandecía y la verdad se insinuaba, se dirigió al Sr. Puigdorfila, a quien recordó los deberes que como hombre de partido y como hijo del país le obligaban á sacrificarse por él y aceptar sin vacilación el compromiso de honor que de derecho le estaba reservado y de hecho le era impuesto, como jefe reconocido y caracteerizado de la agrupación política que apoya y defiende el actual órden de cosas y al Gobierno que las rige.
Requirió además, apelando á numerosos antecedentes, el patriotismo del mismo a quien se dirigía, poniéndole de manifiesto la orfandad en que dejaba a esta capital su incomprensible negativa, toda vez que esta imposibilitaba á la reunión de acordar ninguna otra combinación y concluyó sus elocuentes y oportunísimas frases su plicándole que hiciese abstraccion de sus deseos y conveniencia personal para entregarse de lleno á la salvación de tantos y tan sagrados intereses que esperaban la hora de la redención, asegurándole que tanto él como nuestro partido le apoyarían y prestarían toda su cooperación para tan laudable y patriótico objeto.
Tocóle el turno á nuestro particular amigo D. Domingo Escafi, quien como individuo de la comisión nominadora y con el buen decir y la intención que se le reconoce, dirigió también sentidas frases al Sr. Puigdorfila, apoyando lo dicho por nuestro Director, y añadiendo que la negativa del primero ponia á la comisión en el caso de no poder tomar nuevo acuerdo ni designar otra persona para desempeñar el cargo del Alcalde, toda vez que éste habia ya sido rehusado y extendiéndose en poderosas reflexiones demostró al Sr. Puigdorfila la sinrazón de su extraño retraimiento cuando era un deber suyo ineludible tomar la iniciativa en el asunto que motivaba la reunión.
Nuestro director insistió en seguida apelando á la conciencia y buenos sentimienlos de los amigos políticos del Sr. Puigdorfila, cuyo silencio en aquella solemne ocasión era incomprensible, para que uniesen sus esfuerzos y razones á las que habían ya sido mani festadas por él y por el Sr. Escafí haciéndoles observar que parecían atemorizarse ante la idea de acoplar el compromiso de formar Ayuntamiento al paso que no habían vacilado en la aceptación de otros cargos que, si no reportaban mayor honra, al menos no requerían tanto trabajo, cuando era lógico y consecuente en buena política que ellos fuesen los que llevar debían el peso de la administracion en el Municipio, como lo llevaban en la Provincia y en el Estado.
Razones tan claras y convenientes indujeron á los señores Sampol y Ripoll á hacer uso de la palabra para manifestar su conformidad con las ideas vertidas por los señores Fiol y Escafí y suplicaron encarecidamente al Sr. Puigdorfila que aceptase el cargo para el cual habia sido designado.
Después de algunas incidencias y de haberse suspendido por un momento la discusión; habiéndose acercado al candidato muchos de sus amigos políticos y particulares con objeto de convencerle del paso poco meditado que daba, y de la precisión en que se hallaba de acceder á lo que de él se requería, convino por último en aceptar, con lo cual se obtuvo el completo resultado que de la reunión se deseaba, y desaparecieron todas las dificultades que pudieran haber hecho estériles los esfuerzos del Sr. Ojeda y los buenos deseos manifestados por todos los concurrentes.
Después de haber acordado que hoy se reunirá la comisión nominadora para ayudar ó asesorar al Sr. Puigdorfila en la designación de candidatos de que éste está encargado, se disolvió la reunión satisfechos todos los que á ella asistieron del feliz resultado que se obtuvo.
Hallámonos, pues, en el caso de declarar, que se tiene mucho adelantado con lo que ayer se hizo y que el éxito lisonjero obtenido en esta convocatoria, débese á no dudarlo, al patriotismo de todos los concurrentes del cual dieron relevantes pruebas, aunque es preciso hacer constar que los partidos liberales fueron los que en este punto aventajaron y llevaron la mejor parte sobre los demás, por cuanto mostraron un interés y un desprendimiento que les honra y del que el país deberá quedarles agradecido.
Falla solo que la futura marcha del nuevo Municipio, porque nuevo será aún cuando pueda argüirse lo contrario, sea desembarazada de obstáculos y protegida por todas las personas de influencia, pues sin género de duda lo será por la primera Autoridad civil de la Provincia, según así lo prometió ayer ante todos los concurrentes.
Antes de concluir esta desaliñada reseña, séanos permitido manifestar al Sr. Ojeda nuestra satisfaccion por la actitud digna y sentimientos levantados que en este asunto ha demostrado, y por el desinteresado designio que le ha movido á trabajar en favor de la prosperidad y bienestar de estos vecinos, los cuales agradecerán sus buenos oficios así como han apreciado ya sus buenos propósitos, y dejemos consignado que sin abdicar de ninguno de nuestros principios estaremos al lado del futuro alcalde lo mismo que al del nuevo municipio, en todas cuantas cuestiones se rocen con los intereses del pais para cuya ventura trabajamos y seguiremos trabajando.

Dia onze de Juny de 1880

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 1, publicava:
A lo indicado por nosotros y demás periódicos referente á la reunión para tratar de las próximas elecciones municipales, podemos añadir, que según nuestros informes, al día siguiente y á la misma hora se reunieron juntamente con el Excmo. Sr. D. Felipe Puigdorfila los Sres. de la Comisión nominadora Excmo. señor D. Joaquín Fiol. — D.Juan Antonio Fuster. — D. Andrés Barceló, — D. Juan Palou de Comasema. — D. Domingo Escafí. — D. Antonio Cánaves. — D. Miguel Estades y Sabater. — D. Jerónimo Rosselló. — D. Luis Piña. — Don Juan de O-Neille, faltando D. Rafael Ignacio Cortés, quien por atenciones de familia no se hallaba en Palma.
Y constituidos en sesión para deliberar sobre el asunto, el Sr. Puigdorfila presentó una lista de veinte personas, para que la Comisión manifestase su parecer, y quedasen elegidas de entre ellas las quince que juntamente con él debian formar la candidatura.
Promovióse detenida discusión sobre ella, presentando diferentes observaciones respecto al mayor ó menor agrupamiento é importancia de las que representaban las fracciones políticas, respetando siempre la personalidad aceptabilísima de todas ellas, pero considerando su conjunto susceptible de mejora, dadas las circunstancias por las cuales se hábia provocado tal concurso.
El Sr. Gobernador terció breves momentos en la discusión, de la que se separó por considerar que no le incumbía más que tomar parte oficiosa en ello, guiado del mejor deseo, y espresando que elegido el Sr. Puigdorfila para el cargo, resignado al patriótico esfuerzo, correspondía á los demás aceptar sin deliberación sus indicaciones, y dejaba en libertad completa á la Comisión.
Esta consideró que por entónces nada de provecho podria resolver; y espresadas de nuevo y con insistencia por algunos señores sus indicaciones al Sr. Puigdorfila, á fin de que detenidamente las meditase, propuso volverse á reunir al día siguiente.
Acordado así, en la tarde del día de ayer el señor Puigdorfila manifestó á la Comisión, que después de meditadas muy detenidamente las observaciones hechas, y no ménos las que le pareció debían tenerse muy en cuenta con referencia á otros estremos de gran interés, se creía en el caso de presentar la lista de las quince personas que juntamente con él formarían la candidatura para llenar las diez y seis vacantes del Ayuntamiento en las próximas elecciones. Manifestando decididamente, que no entraría ya en deliberaciones y modificaciones: ateniéndose á su compromiso, á condición de que los designados aceptasen. Y en caso contrario quedaba libre de todo compromiso.
Presentó efectivamente una lista de les personas que había elegido. Y aunque sin entrar en deliberación alguna, no pudo dejar de hacerse alguna observación.
Finalmente, se pudo llegar á una resolución definitiva quedando así arreglada la candidatura.
Excmo. Sr. D. Felipe Puigdorfila.
Sr. D. Antonio Cánaves.
» » Miguel Estade y Sabater.
» » Fausto Gual de Torrella.
» » Jerónimo Massanet y Terrés.
» » Juan Palou de Comasema.
» » Antonio Forteza y Valentí.
» » Antonio Marqués.
» » Enrique España.
» » Nicolás Siquier.
» » Rafael L. Blanes.
» » Francisco Bernat.
» » Damián Boscana.
» » Alejandro Ferrer y Morell.
» » Gabriel Fuster y Forteza.
» » Pedro José Gelabert.
Por nuestra parte agradecemos al Sr. Gobernador y demás personas que han contribuido á este resultado los esfuerzos que han hecho para mejorar la situación del Municipio; y esperamos que los señores designados por la Comisión nominadora no vacilarán en secundar los nobles propósitos manifestados por nuestra primera Autoridad civil en la reunión celebrada el martes.

Dia catorze de Juny de 1880

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJÍA DE LAS BALEARES.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana mártes á las cuatro de la tarde. — Lo que se anuncia, para que llegue á noticia de las personas á quienes pueda interesar. Palma 14 Junio 1880. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí

Dia vint-i-un de Juny de 1880

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJÍA DE LAS BALEARES.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana mártes á las cuatro de la tarde. — Lo que se anuncia, para que llegue á noticia de las personas á quienes pueda interesar. Palma 21 Junio 1880. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí

Dia vint-i-un de Juny de 1880

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJÍA DE LAS BALEARES.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana mártes á las cuatro de la tarde. — Lo que se anuncia, para que llegue á noticia de las personas á quienes pueda interesar. Palma 21 Junio 1880. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí

Dia vint-i-vuit de Juny de 1880

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJÍA DE LAS BALEARES.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana mártes á las cuatro de la tarde. — Lo que se anuncia, para que llegue á noticia de las personas á quienes pueda interesar. Palma 28 Junio 1880. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí

Dia vint-i-vuit de Juny de 1880

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJÍA DE LAS BALEARES.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana mártes á las cuatro de la tarde. — Lo que se anuncia, para que llegue á noticia de las personas á quienes pueda interesar. Palma 28 Junio 1880. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí

Dia vint-i-tres de Agost de 1880

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 1, publicava:
Como venia anunciado tuvo lugar ayer tarde en los salones del Ateneo Balear, la reunión preparatoria á fin de estudiar las bases para unas férias en Palma.
La concurrencia fué bastante numerosa atendido el dia y lo incómodo de la hora. D. Alejandro Rosselló, presidente de dicha sociedad, explicó el objeto de la convocatoria, si bien cedió el mérito mediato de la iniciativa á la prensa palmesana y con especialidad al Isleño, á varios jóvenes del comercio y otros ramos.
Entrando en consideraciones sostuvo que las fiestas habían de ser cívico-religiosas; é indicó como héroe de las mismas, al esclarecido hijo de Mallorca Beato Raimundo Lulio; presentándole como modelo de virtud, sabiduría y actividad; y después de exponer las ventajas que Palma y Mallorca entera reportaría con tales ferias, hizo un llamamiento al patriotismo de todos los palmesanos, exhortándoles á que aceptaran el puesto que se les señalase, porque del concurso de todos depende el éxito.
A propuesta del mismo, nombróse una comisión nominadora compuesta de los Sres. D. Joaquín Fiol, D. Domingo Escafí, D. Benito Pomar, D. Rafael Pons y D. Miguel Binimelis y Quetglas. Presentes dichos señores, aceptaron tan honroso cargo manifestando, tras una breve conferencia particular, que dada la imposibilidad de señalar en el acto y con acierto, el número crecido de personas que debían componer la Junta Organizadora, se hacía preciso el que se les concediera el tiempo necesario para ello, autorizándoles ademas, para que una vez terminada su comisión, pueda convocar otra reunión general en el sitio que consideren más oportuno, y dar cuenta del resultado de sus gestiones al objeto de que sean ratificadas: y así se acordó.

Dia vint-i-tres de Agost de 1880

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
La reunión que tuvo efecto ayer en el Ateneo Balear, aunque poco numerosa dada la importancia del asunto que iba á tratarse, dió un resultado satisfactorio como podía desearse, toda vez que de él puede decirse que el pensamiento tiene ya vida, germina y está ea vías de desarrollarse.
Constituida la reunión bajo la presidencia de D. Alejandro Rosselló que es al propio tiempo presidente de aquella sociedad, éste esplicó con frase correcta el objeto de la convocatoria, agradeciendo á los circunstantes el ínteres que demostraban con sola su presencia, detalló el proyecto de creación de una feria anual bajo el programa que ya dimos á conocer á nuestros lectores, ampliado con algunos actos de beneficencia, feria que debería dedicarse á nuestro esclarecido patricio el beato Raimundo Lulio y celebrarse por espacio de ocho días, que podrían ser los primeros del mes de Setiembre, cuya época es la que se consideraba más á propósito para llevarla á efecto.
Extendióse ademas, en consideraciones generales acerca del gran beneficio que el país había de reportar con el establecimiento de dicha feria y concluyó proponiendo á los circunstantes el nombramiento de una comisión nominadora que designe el número de personas que considerase necesarias para formar la Asamblea ó Comisión ejecutiva que tuviese á su cargo emprender los trabajos necesarios para llevar la idea á feliz término.
Aplaudidos todos los pensamientos que expuso el Sr. Roselló fué aceptada su proposición y nombrados para formar la comisión nominadora los Sres. D. Joaquín Fiol que aceptó el cargo de Presidente, D. Domingo Escafí que fué elegido secretario, D. Miguel Binimelis y Quetglas, D. Benito Pomar, D. Rafael Pons y D. Alejandro Roselló, los cuales manifestaron por boca del Sr. Fiol que siendo la incumbencia que habían aceptado de una importancia y delicadeza singulares, requería una deliberación detenida y por lo mismo que se ocuparían de ello con mayor espacio dando á la mayor brevedad posible cuenta á la reunión que volvería á ser convocada al efecto.
Con este acuerdo mediante las felici taciones que se acordaron para los iniciadores del pensamiento fundamental, entre los que sobresalió la prensa, y de los que habian dado el primer paso para llevarlo á una solución práctica, se disolvió la reunión, animadas todas las personas que la formaron del designio de secundar, enérgicamente los esfuerzos que se hagan para llegar á tan deseado fin.

Dia trenta de Agost de 1880

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
La anunciada reunión de las personas que se interesan en favor de las ferias y fiestas que se proyecta verificar en esta capital, celebrada ayer tarde en el Ateneo Balear, estuvo no muy concurrida pero, sí muy animada constituyéndose bajo la presidencia de nuestro querido amigo D. Joaquín Fiol, como llevando la representación de la Comisión nominadora y actuando como secretario el que lo es de la propia comisión Sr. Escafí.
Abierta la sesión y habiendo hecho el Sr. Presidente algunas manifestaciones relativas al designio de la Comisión y á los trabajos que había llevado á cabo, se dió lectura al dictámen de la misma que el Sr. Escafí expresó en los siguientes términos.
La Comisión elegida para proponer las personas que han de constituir la Junta organizadora de las ferias que se proponen en esta Capital, y unida por los más laudables propósitos y por la intención más decidida de llevar á feliz término aquella obra de civilización y utilidad, há meditado con detenimiento el cometido que se le confió y se presenta á dar cuenta de él, si no con la seguridad absoluta de acierto al menos con la convicción de haber obrado sin mira alguna agena al proyecto que se desea realizar.
La Comisión comprende que la Junta Organizadora que ha de estudiar y en definitiva plantear el referido proyecto, ha de ser mas numerosa que la que se propone. Lo exigen así la variedad y multiplicidad de asuntos que ha de abarcar y que la obligarán á dividirse en varias y distintas secciones. Pero la Comisión cree que solo después de estudiado y aceptado en principio el proyecto que se considere mejor, será dable tener en cuenta los servicios que habrán de llenarse y en su consecuencia escoger las personas que por sus conocimientos y condiciones puedan ser más útiles en sus respectivas esferas. A la Junta organizadora que hoy se nombre, corresponderá por tanto aumentar el número de sus vocales tan luego como haya pensado, aunque solo sean en bosquejo, lo que aquellas ferias han de ser, escogiendo aquellas personas que considere más adecuadas á la misión que han de llenar. Por este motivo propone hoy la Comisión un numero relativamente reducido de vocales, á fin de dejar á la junta organizadora en disposición y en libertad de ensanchar su círculo según las necesidades que sobrevengan.
En la elección de estas personas, al par que se ha puesto especial cuidado en evitar toda mira que pudiera ser motivo de preocupación ó recelo de ninguna clase se ha procurado tener presente la posición respectiva de los propuestos, en la sociedad, para despertar en todos los terrenos por medio de su influencia, el entusiasmo y la cooperación general.
La Comisión reconoce, que, aun llevando por norma lo expuesto, tenia ancho campo donde escoger, y que por este motivo quedan fuera de la propuesta muchas personas aptas para la realización de la empresa de que se trata, entusiastas por aquella idea é influyentes en alto grado. En la imposibilidad, empero, de incluirlas todas en la Junta, la Comisión confia que lejos de ser esto un motivo de susceptibilídad , procurarán todas influir así mismo en sus respectivos círculos, para lograr la cooperacion del vecindario todo.
Por último al presentar la Comisión la adjunta lista, opina que una vez aceptada, con las modificaciones que acaso se crean convenientes, se someta á la consideración del M. I. Sr. Gobernador civil de esta provincia y se le suplique encarecidamente su iniciativa para convocar y constituir definitivamente esta Junta. La Comisión puede augurar que la digna autoridad que hoy se halla al frente de la provincia, no solo mira con simpatía el proyecto de que se trata, sino que está dispuesta, á poner de su parte los esfuerzos que sean necesarios para su realización, y bajo este concepto la Comisión abriga la seguridad de que tan poderosa intervención puede allanar dificultades á la constitución de la Junta y facilitar la cooperación de las demás autoridades.
Las personas que la Comisión propone para constituir la Junta organizadora de ferias, son las siguientes:
Sr. Conde de Ayamans.— D. Antonio Maria Esbert.— Sr. Conde de Montenegro. — D. Gerónimo Roselló. — D. Francisco Roselló.— D. Mariano de Quintana.— Don Ignacio Vidal. — D. Antonio Frontera. — D. Antonio Villalonga Pérez. — D. José Maria Quadrado.— D. Tomás Rullan, canónigo. — D. Juan Maura, canónigo. — Don Pablo Sorá.— D. Tomas Quint Zaforteza. — D. Juan Palou y Coll. — D. Pedro Aguiló Cetra.— D. José Maria Matheu.— Don Ensebio Pascual. — D. Francisco Manuel de los Herreros.— D. Fausto Gual de Torrella.— D. Rafael Pomar.— D. Pedro José Gelabert.— D. Jaime Cerdá y Oliver. — D. Antonio Rius, abogado. — D. José Monlau. — D. Federico Alabern. — D. Gabriel Alzamora. — D. Miguel Ignacio Guasp.— D. Pedro Font de els Olors— D. Juan Burgués Zaforteza.
Palma 29 Agosto de 1880.
Joaquín Fiol. — Alejandro Roselló. — Miguel Binimelis. — Rafael Pons Quetglas. — Por D. Benito Pomar, Domingo Escafí. — Domingo Escafí.
Sin discusión alguna fué aprobado este dictámen, juntamente con la lista de los señores que en ella figuran, á los cuales, á petición del Sr. Ricard, fueron agregados los que componen la comisión nominadora, acuerdo que también fué tomado por unanimidad como el antecedente.
Después de un incidente que propuso el Sr. Serra respecto á la inclusión de representantes de la prensa á quien dieron conveniente explicación los señores Presidente y Secretario, se levantó la sesión.
Pocos minutos después y cuando ya se habían retirado algunos de los señores de la Comisión nominadora, llegó al sitio de la reunión D. Benardo Amer, Secretario de la sociedad La Protectora, con plenos poderes de su Junta Directiva para adherirse á los acuerdos que se tomasen y ofrecer la cooperación de dicha Sociedad.
En la imposibilidad de hacer por sí esta manifestación á la Asamblea nos suplicó la hiciésemos en su nombre en nuestras columnas á lo cual accedemos gustosísimos, por cuanto esta actitud de la sociedad nombrada viene á dar fuerza y robustecer el pensamiento fundamental el cual veremos, sin duda alguna, convertido en plausible realidad.

Dia trenta-un de Agost de 1880

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
El Domingo á la hora anunciada se verificó la segunda reunión preparatoria para las ferias. La comisión nominadora presentó con un extenso dictámen que publicamos á continuación, la lista de personas que debe constituir la Junta organizadora incluyendo en ella á propuesta de unos concurrentes, los tres que formaron la ante dicha comisión.
La Comisión elegida para proponer las personas que han de constituir la Junta Organizadora de las Férias que se proyectan en esta capital, guiada por los más laudables propósitos y por la intención más decidida de llevar á feliz término aquella obra de civilización y utilidad, ha meditado con detenimiento el cometido que se le confirió y se presenta á dar cuenta de él, sinó con la seguridad absoluta de acierto, al ménos con la convicción de haber obrado sin mira alguna agena al proyecto que se desea realizar.
La Comisión comprende que la Junta Organizadora que ha de estudiar y en deíinitiva plantear el referido proyecto, ha de ser más numerosa que la que propone. Lo exigen así la variedad y multiplicidad de asuntos que ha de abarcar y que la obligarán á dividirse en varias y distintas secciones. Pero la Comisión cree que solo después de estudiado y aceptado en principio el proyecto que se considere mejor, será dable tener en cuenta los servicios que habrán de llenarse, y en su consecuencia esco ger las personas que por sus conocimientos y condiciones puedan ser más útiles en sus respectivas esferas. A la Junta organizadora que hoy se nombre, corresponderá por tanto aumentar el número de sus vocales, tan luego como haya pensado, aunque solo sea en bosquejo, lo que aquellas férias han de ser, escogiendo aquellas personas que consideren más adecuadas á la misión que han de llenar. Por este motivo propone hoy la Comisión un número relativamente reducido de vocales, á fin de dejar á la Junta organizadora en disposición y en libertad de en sanchar su círculo según las necesidades que sobrevengan.
En la elección de estas personas, al par que se ha puesto especial cuidado en evitar toda mira que pudiera ser motivo de preocupación ó recelo de ninguna clase, se ha procurado tener presente la posición respectiva de los propuestos en la sociedad para despertar en todos los terrenos, por medio de su influencia, el entusiasmo y la cooperación general. La Comisión reconoce, que, aun llevando por norma lo expuesto, tenia ancho campo donde escoger, y que por este motivo quedan fuera de la propuesta muchas personas aptas para la realización de la empresa de que se trata, entusiastas por aquella idea é influyentes en alto grado. En la imposibilidad empero de incluirlas todas en la Junta, la Comisión confia, que lejos de ser esto un motivo de susceptibilidad procurarán todos influir asimismo en sus respectivos circulos para lograr la cooperación del vecindario todo.
Por último, al presentar la Comisión la adjunta lista, propone que una vez aceptada, con las modificaciones que acaso se crean convenientes, se someta á la consideración del M. I. Sr. Gobernador Civil de esta provincia y se le suplique encarecidamente su iniciativa para convocar y constituir definitivamente la referida Junta. La Comisión puede asegurar que la digna autoridad que hoy se halla al frente de la Provincia no solo mira con simpatía el proyecto de que se trata, sino que está dispuesta á poner de su parte los esfuerzos que sean necesarios para su realización; y bajo este concepto, la Comisión abriga la seguridad de que tan poderosa intervención puede allanar dificultades á la constitución de la Junta y facilitar la cooperación de las demás autoridades y centros oficiales.
Las personas que la comisión propone para constituir la Junta Organizadora de ferias son las siguientes:
Sr. Conde de Ayamans.
D. Antonio María Sbert.
Sr. Conde de Montenegro.
D. Gerónimo Rosselló.
D. Francisco Rosselló.
D. Mariano de Quintana.
D. Ignacio Vidal.
D. Antonio Frontera.
D. Antonio Villalonga Perez.
D. José María Quadrado.
D. Tomás Rullan, canónigo.
D. Juan Maura, canónigo.
D. Pablo Sorá.
D. Tomás Quint Zaforteza.
D. Juan Palou y Coll.
D. Pedro Aguiló Cetre.
D. José María Mateu.
D. Eusebio Pascual.
D. Francisco Manuel de los Herreros.
D. Fausto Gual de Torrella.
D. Rafael Pomar.
D. Pedro José Gelabert.
D. Jaime Cerdà y Oliver.
D. Antonio Reus y Cabot.
D. José Monlau.
D. Federico Alabern.
D. Gabriel Alzamora.
D. Miguel Ignacio Guasp.
D. Pedro Font dels Olors.
D. Juan Burgués Zaforteza.
Palma 29 agosto de 1880.— Joaquín Fiol.— Alejandro Rosselló.— Miguel Binimelis y Quetglas.— Rafael Pons —Benito Pomar.— Domingo Escafí.

Dia vint-i-quatre de Setembre de 1880

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 1, publicava:
El miércoles por la mañana una máquina del establecimiento tipográfico de D. Pedro José Gelabert cogió la mano de un operario, de cuyas resultas los médicos Sres. Escafí y Lozada hubieron de amputarle un dedo. Sirva esto de lección á tantos jóvenes operarios que sin atender á las fatales consecuencias de que pueden ser víctimas se exponen frecuentemente con sus temerarias imprudencias.

Dia vint-i-nou de Setembre de 1880

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 1, publicava:
Ayer como venía anunciado reuniéronse en el Gobierno civil convocados por el Sr. Gobernador, los señores indicados para formar la Junta organizadora de férias en Palma, la cual quedó definitivamente constituida, nombrándose al efecto dos secretarios, cuya elección recayó en los Sres. D. Jaime Cerdá y D. Domingo Escafí, y la presidencia, como era regular, quedó á cargo de la primera autoridad civil.
Aceptadas las ferias en principio, acordosé nombrar una comisión especial del seno de la Junta, para que redactará un proyecto de Férias y festejos; siendo elegidos á propuesta de la mesa los Sres. D. Antonio María Sbert, D. Tomás Rullan presbítero, D. Ignacio Vidal, D. Joaquín Fiol, Don Juan Maura pro., D. Alejandro Rosselló, D. Benito Pomar y D. Antonio Villalonga y Pérez, agregándose á la misma los señores que forman la mesa y se levantó la sesión hasta nueva convocatoria.

Dia vint-i-nou de Setembre de 1880

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Ayer tuvo lugar en el Gobierno de Provincia la primera reunión de la Junta Organizadora de ferias y fiestas, que quedó constituida nombrándose Presidente de la misma al Sr. Gobernador, y Secretarios á D. Jaime Cerdà y Oliver, y á D. Domingo Escafí.
Se acordó nombrar una Comision de la misma Junta encargada de estudiar un proyecto de realización del pensamiento, y una vez formulado presentarlo al examen de la Junta para ser discutido. Forman la Comisión los señores siguientes :
D. Antonio María Sbert.
D. Ignacio Vidal y Bennasser
D. Tomás Rullan, Canónigo.
D. Joaquín Fiol.
D. Alejandro Rosselló.
D. Benito Pomar.
D. Juan Maura, Canónigo,
D. Antonio Villalonga Pérez.
Quedaron agregados á la Comisión el Sr. Gobernador Presidente y los señores Secretarios Cerdá y Escafí.
No dudamos que será satisfactorio el resultado que se obtenga, y que pronto el país sentirà los efectos de tan deseada mejora.

Dia sis de Novembre de 1880

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
La reunión que tuvo lugar ayer tarde en el edificio que ocupa el Gobierno de la Provincia, compuesta de los señores que forman parte de la Junta organizadora de Ferias y Fiestas que se proyectan en esta capital, fué muy numerosa, notandose una animación que promete redundar en provecho del pensamiento que fué ob jeto de la convocatoria.
Vióse, en efecto, que todos los circunstantes estaban poseídos de la mejor voluntad y decididos á trabajar para que este proyecto llegue á convertirse en plausible realidad, coronándose de este modo las aspiraciones del público, tanto tiempo ha espresadas por medio de la prensa.
Después de abierta la sesión por el señor Ojeda y de una animada discusión sobre algunos de los principales puntos de! proyecto, pasóse á la elección de los señores que con antelación fueron designados para formar las comisiones en qué la Junta debe dividirse, verificándose aquella por aclamación.
Enseguida se reunió cada una de éstas para proceder á la elección de Presidente y Secretario, siendo los favorecidos los señores que detallamos á continuación:
Comisiones.
(...)
De recursos.
Presidente. — D. Mariano de Quintana.
Secretario. — D. Domingo Escafi.
Comisión Central.
La forman todos los presidentes de las anteriores comisiones.
Tesorero General
D. Miguel Bauló.
Después de practicados estos trabajos se disolvió la reunion.

Dia vuit de Novembre de 1880

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
En la reunión celebrada el viérnes por la Junta organizadora de Ferias y Fiestas de Palma, se acordó nombrar, las siguientes comisiones:
(...)
D. Domingo Escafí, Secretario.

Dia catorze de Març de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
El vièrnes quedó constituida en el «Conservatorio Balear» la siguiente Junta de Gobierno:
Presidente. — D. Jaime Cerdà y Oliver.
Vice-Presidente. — D. Domingo Escafí.
Tesorero. — D. Gabriel Alzamora.
Archivero. — D. José Espinosa.
Secretario Contador. — D. Matías Mascaró.
Vocales.
D. Guillermo Serra.
D. Eugenio Pomar.
D. Antonio Serra.
D. Francisco de Asprer.
La anterior Junta, compuesta, como se ve de personas bastantes conocidas, creemos es garantia suficiente para concebir esperanzas favorables al buen éxito y com pleto desarrollo del pensamiento por el cual fué creado el Conservatorio Balear.

Dia catorze de Març de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Admitida, en la reunión celebrada el viernes por el Conservatorio Balear, la dimisión presentada por la Junta Directiva del Conservatorio Balear, se procedió al nombramiento de los señores que debían formar la nueva Junta, que quedó constituida de la siguiente manera: Presidente, D. Jaime Cerdá: Vice-presidente, D. Domingo Escafí: Tesorero, don Gabriel Alzamora; Archivero, D. José Espinosa: Secretario, D. Matías Mascaró; y Vocales, D . Guillermo Serra, D. Eugenio Pomar, D. Antonio Serra y D. Francisco Asprer.
Se nos asegura que el Sr. Espinosa presentará la dimisión de su cargo.

Dia trenta de Març de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Conforme ofrecimos anteayer, publicamos á continuación el Cartel del certámen literario y artístico que debe celebrarse en la época de las Ferias que se proyectan en esta Capital
Dice así:
JUNTA ORGANIZADORA DE LAS FÉRIAS Y FIESTAS POPULARES DE PALMA.
Entre los actos públicos que deben verificarse durante las próximas Ferias y Fiestas Populares, la Junta organizadora de las mismas ha acordado la celebración de un Certámen literario, artístico y científico, para el cual convoca á todos los escritores y artistas de la Provincia y del Continente, y en el que se adjudicarán los premios que á continuación se expresan, con arreglo al siguiente
PROGRAMA.
SECCION LITERARIA Y CIENTÍFICA.
Trabajos en prosa.
Premios filológico. — Tres jarrones de bronce; Regalos de S. M. el rey. — Se adjudicará al autor del mejor ensayo de Gramática Mallorquina completa, presentando el desenvolvimiento histórico del idioma en sus tres períodos: 1.° desde el siglo SIII á fines del XV; 2.° desde el XVI á últimos del pasado, y 3.° en el decurso del actual; marcando las modificaciones generales y accidentales que en cada período ha sufrido gradualmente, y estudiando las diferencias más ó menos acentuadas que le hayan distinguido al presente de los idiomas afines de Cataluña y Valencia, en vista de los documentos, manuscritos y publicaciones respectivos de los tres países.
Si la obra premiada resultare, á juicio del Jurado, tan acabada que respondiese por completo á las condiciones del tema, y resolviese definitivamente la cuestión, se procurará obtener de la Excma. Diputación provincial que costee una edición de la misma obra, regalándose en tal caso á sú autor un regular número de ejemplares.
Premio histórico.: — Seis tomos, edición de lujo con cromos y grabados, por Paul Lacroix, sobre monumentos, costumbres, trajes, y ciencias en la edad media, renacimiento y siglo XVIII. — Al autor de la disertación, monografía ó biografía histórica relativa á hechos, asuntos ó personajes de estas Islas, que más interese por su objeto y más nuevas y profundas investigaciones entrañe, en unión con las convenientes dotes de estilo.
Premios literarios. — Uno. Fauno. de oro. — Al autor de la mejor novela, cuadro de costumbres, excursión artística ó descripción local del país, de regulares dimensiones.
Premio científico. — Una escribanía, de plata. — Al autor de la Memoria mejor escrita sobre el tema: «El Algarrobo y su cultivo en Mallorca.
OBRAS EN VERSO.
Premio de poesía lírica. — Una rosa de plata. —Se adjudicará al autor de la mejor oda ó composición de este género, cuyo asunto se deja á la buena elección del poeta.
Accésit: un objeto artístico. — Se concederá al autor de la poesía lírica que siga en mérito á la primera.
Premio de poesía histórica ó leyenda. — Un clavel de oro y plata. — Al autor que sobre algún asunto de la historia del país, ó sobre alguna relación ideal escriba la mejor poesía narrativa ó romance.
Accésit: un objeto artístico. — Al autor de la composición del mismo género inmediato en mérito á la anterior.
SECCION ARTÍSTICA.
Pintura. — Premio de pintura de. historia. — Una copa artística de bronce, regalo de los señores Senadores y Diputados por Mallorca. — Se adjudicará al autor del mejor boceto ó cuadro que represente un asunto cualquiera de la Historia de Mallorca, anterior al siglo actual.
Un Accésit de 500 pesetas en metálico, al autor del cuadro ó boceto del mismo género que ocupe el segundo lugar.
Premio de pintura en los otros géneros. — : 750 pesetas metálico. — Al autor de la mejor obra que presente en los géneros de alegoría, idilio, costumbres, paisaje, interiores, animales, flores ó bodegón.
Tres Accésits de 500, 300 y 250 Pesetas respectivamente, en metálico, á los autores de las tres obras de los mismos géneros que por orden correlativo sigan en mérito á la que obtenga el premio.
ESCULTURA. — Primer premio. — 250 Pesetas en metálico. — Se concederá al autor del mejor boceto de estatua para un monumento dedicado á la memoria del venerable sabio, y mártir mallorquín Raimundo Lulio.
Un Accésit de 100 Pesetas en metálico, al autor del boceto que siga en mérito al anterior.
Segundo premio.— 125 Pesetas en metálico. — Al autor del mejor Proyecto de Pedestal para el expresado monumento.
Un Accésit de 75 Pesetas en metálico, al autor del Proyecto que siga en mérito al que obtenga el premio anterior.
Música. — Primer premio. — Un tintero y dos candeleros de bronce, regalo de S. A. la Infanta, D.ª Maria Isabel. — Al autor del mejor Oratorio musical para. voz de bajo y partitura á toda orquesta, titulado La Conversió de Ramon Lull, cuya Letra ó libreto acompaña á este Programa.
Segundo premio. — Una lira de plata. — Al autor del mejor himno, marcha triunfal ó composición coral que se presente.
Nota. Se anunciarán por medio de un Suplemento á este Programa los premios extraordinarios que, sin perjuicio de los enumerados, sea posible obtener de la munificencia de las Corporaciones y de los particulares.
CONDICIONES GENERALES DEL CERTAMEN.
1.ºªTodas las obras que sé presenten han de ser originales é inéditas, y sus autores las remitirán al Secretario del Jurado en la forma qué se acostumbra, esto es, sin firma ni contraseña alguna, y únicamente con un lema repetido en la cubierta de un sobre cerrado y sellado que contenga el nombre y domicilio del autor.
2,.ª Las obras deberán entregarse antes del día 1.ºde Agosto próximo venidero, excepto las musicales que se entregarán antes del 1.° de Julio.
3.ª Todas las obras literarias que se presenten, podrán estar escritas en cualquier de los dos idiomas/mallorquin literario ó castellano, excepto las que aspiren á los premios filológico ó científico, que se escribirán en castellano precisamente.
4. ª Transcurrido el plazo de admisión de obras, se publicará un catálogo de todas las presentadas. De las de pintura y escultura que se entreguen, el Secretario del Jurado expedirá el correspondiente recibo en garantía de su recepción.
5. ª Se reserva al Jurado el derecho de no adjudicar cualquiera de los premios, si considerase insuficiente el mérito dé las obras presentadas. Podrá conceder igualmente el número de menciones honoríficas que estime justas y merecidas.
6.ª No se devolverán los originales de las composiciones escritas.
7. ª Se publicará el fallo del Jurado con diez días, cuando menos, de anticipación al de la solemne adjudicación de los premios.
8.ª En el caso de no adjudicarse el premio filológico, los objetos á él destinados se aplicarán al histórico, en vez de la obra ofrecida.
CONDICIONES ESPECIALES.
RELATIVAS Á LAS OBRAS DE PINTURAS.
1.ª Sólo so admitirán al Certamen los cuadros que, á juicio del Jurado, tengan un mérito suficiente. 2.ª Todos los cuadros y bocetos deberán ser pintados al óleo y llevar su correspondiente marco, todo ó en parte dorado.
3.ª Si una de las dos secciones de Pintura resultare desierta por falta de obras de suficiente mérito, sus premios podrán destinarse á obras de la otra sección, ya íntegros, y subdivididos.
4.ª Los cuadros ó bocetos de Pintura de Historia deberán tener la forma rectangular, y medirá el menor de sus lados 70 centímetros cuando menos.
5. ª Los cuadros admitidos se expondrán en el salón de «El Fomento de la Pintura y Escultura» ó en otro local adecuado, pudiendo el Jurado disponer una módica retribución de entrada al local: y á fin de que los artistas que hayan concurrido con sus obras puedan visitar gratis la exposición, la persona que entregue una obra recibirá un número determinado de billetes de entrada.
6.ª Las obras premiadas á escepcion de la que obtenga el premio ofrecido por los Sres. Senadores y Diputados de Mallorca, quedarán de propiedad de la Junta de Ferias y Fiestas, la cual las rifará públicamente para atender con su producto á los gastos del Certámen.
RELATIVAS Á LAS OBRAS DE ESCULTURA.
1.ªSe hacen extensivas á esta clase de obras las condiciones 1.ªy 5.ª anteriores, referentes á las pinturas.
2.ª El monumento antes indicado constará de estatua y pedestal, destinando á su instalación aislada uno de los sitios públicos preferentes de esta Capital.
3.ª La estatua deberá representar á Ramon Lull en edad posterior á su conversión y en el apogeo de su actividad intelectual: debe estar de pié y medir tres metros de altura sin contar el plinto,- no debiendo el diámetro de éste exceder de un metro. El material de ejecución definitiva - será mármol blanco ó piedra de Santañy.
4.ª El boceto de dicha estatua deberá presentarse modelado en barro, y medir unos 75 centímetros de altura aproximadamente.
5.ªEl Pedestal deberá proyectarse teniendo en cuenta las condiciones anteriores, y medirá de 4 á 8 metros de altura, pudiendo utilizarle ó no como fuente monumental, pero nunca de abasto público.
6.ªSu dibujo ó proyecto deberá presentarse delineado á la escala del 1:20: constará de planta, y alzado, y se entregará al Jurado con su correspondiente marco y cristal,. pudiendo ademas su autor acompañar todos los datos explicativos que tenga por conveniente.
7.ª Los materiales de ejecución para el Pedestal serán piedra de Santañy ó mármol blanco ó los diferentes del país, pudiendo usar su variedad ó bien una sola materia, é indicando, según el material adoptado, la conveniencia de que la estatua sea de mármol ó de piedra de Santañy. El bronce y demás metales sólo podrán, usarse en detalles de adorno, inscripciones ó verja.
8.ª Se podrá concurrir por separado y por distintos artistas á cada una de las dos partes que constituyen el monumento, y también un sólo artista podrá concurrir á ambas á la vez.
9.ª El boceto de Estatua y el proyecto de Pedestal que resulten premiados, quedarán de propiedad de la Exma. Diputación Provincial, Ínterin ésta ú otra Corporación allegan los fondos necesarios para la ejecución del Monumento. Llegado este caso, los artistas premiados tendrán á su cargo la ejecución, ó cuando menos la dirección facultativa ó artística del Monumento.
RELATIVAS Á LAS OBRAS DE MÚSICA.
1.ª Las composiciones musicales que aspiren al primer premio deberán ajustarse al libro adjunto, estar escritas con partitura á toda orquesta y acompañar también una reducción de las mismas para canto y piano á dos manos.
2.ª La propiedad de las obras premiadas pertenecerá á sus respectivos autores, con obligación de facilitarlas gratuitamente para su ejecución durante la época de las Ferias y Fiestas.
Compondrán el Jurado calificador de este Certamen para las obras de la Sección Literario, e Histórica, los señores D. Tomas Aguiló, D . José Luis Pons y Gallarza. D. Bartolomé Muntaner, D. Alvaro Campaner, y D. León Carnicer.
Para la Sección Científica, los señores D. José Monlau, D. Luis Pou, y D. Joaquín Botía.
Para la Sección de Pintura y Escultura, los señores D. Francisco Parieti. D. Miguel Fiuxá, y D. Luis Font.
Para la Sección de Música, los señores D Joaquín Sancho, D. José Capó, y D. Guillermo Massot.
Las Secciones del Jurado funcionarán separadamente, y se reunirán en pleno bajo la Presidencia general de D . Joaquín Sancho.
Desempeñará el cargo de Secretario general del Jurado el señor D. León Carnicer. y al mismo se emitirán todas las obras que al Certamen concurran (calle de Rubí 3º izquierda)
Palma 23 de Marzo de 1881.
El Gobernador Presidente, José Gutiérrez de la Vega.- Los Secretarios Jaime Cerdá y Oliver, Domingo Escafí.

Dia dos de Abril de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
GACETILLA LOCAL.
Según teníamos ofrecido, publicamos hoy el Certámen literario y artístico que ha de verificarse con motivo de las Férias y Fiestas populares. Es de esperar que todos nuestros laureados poetas y distinguidos artistas se apresuren á concurrir á tan noble certámen presentando los más selectos productos de su inspiración que tanta fama da hoy día á su nombre y á la provincia que les vio nacer:
JUNTA ORGANIZADORA DE LAS FÉRIAS Y FIESTAS POPULARES DE PALMA.
Entre los actos públicos que deben verificarse durante las próximas Ferias y Fiestas Populares, la Junta organizadora de las mismas ha acordado la celebración de un Certámen literario, artístico y científico, para el cual convoca á todos los escritores y artistas de la Provincia y del Continente, y en el que se adjudicarán los premios que á continuación se expresan, con arreglo al siguiente
PROGRAMA.
SECCION LITERARIA Y CIENTÍFICA.
Trabajos en prosa.
Premios filológico. — Tres jarrones de bronce; Regalos de S. M. el rey. — Se adjudicará al autor del mejor ensayo de Gramática Mallorquina completa, presentando el desenvolvimiento histórico del idioma en sus tres períodos: 1.° desde el siglo SIII á fines del XV; 2.° desde el XVI á últimos del pasado, y 3.° en el decurso del actual; marcando las modificaciones generales y accidentales que en cada período ha sufrido gradualmente, y estudiando las diferencias más ó menos acentuadas que le hayan distinguido al presente de los idiomas afines de Cataluña y Valencia, en vista de los documentos, manuscritos y publicaciones respectivos de los tres países.
Si la obra premiada resultare, á juicio del Jurado, tan acabada que respondiese por completo á las condiciones del tema, y resolviese definitivamente la cuestión, se procurará obtener de la Excma. Diputación provincial que costee una edición de la misma obra, regalándose en tal caso á sú autor un regular número de ejemplares.
Premio histórico.: — Seis tomos, edición de lujo con cromos y grabados, por Paul Lacroix, sobre monumentos, costumbres, trajes, y ciencias en la edad media, renacimiento y siglo XVIII. — Al autor de la disertación, monografía ó biografía histórica relativa á hechos, asuntos ó personajes de estas Islas, que más interese por su objeto y más nuevas y profundas investigaciones entrañe, en unión con las convenientes dotes de estilo.
Premios literarios. — Uno. Fauno. de oro. — Al autor de la mejor novela, cuadro de costumbres, excursión artística ó descripción local del país, de regulares dimensiones.
Premio científico. — Una escribanía, de plata. — Al autor de la Memoria mejor escrita sobre el tema: «El Algarrobo y su cultivo en Mallorca.
OBRAS EN VERSO.
Premio de poesía lírica. — Una rosa de plata. —Se adjudicará al autor de la mejor oda ó composición de este género, cuyo asunto se deja á la buena elección del poeta.
Accésit: un objeto artístico. — Se concederá al autor de la poesía lírica que siga en mérito á la primera.
Premio de poesía histórica ó leyenda. — Un clavel de oro y plata. — Al autor que sobre algún asunto de la historia del país, ó sobre alguna relación ideal escriba la mejor poesía narrativa ó romance.
Accésit: un objeto artístico. — Al autor de la composición del mismo género inmediato en mérito á la anterior.
SECCION ARTÍSTICA.
Pintura. — Premio de pintura de. historia. — Una copa artística de bronce, regalo de los señores Senadores y Diputados por Mallorca. — Se adjudicará al autor del mejor boceto ó cuadro que represente un asunto cualquiera de la Historia de Mallorca, anterior al siglo actual.
Un Accésit de 500 pesetas en metálico, al autor del cuadro ó boceto del mismo género que ocupe el segundo lugar.
Premio de pintura en los otros géneros. — : 750 pesetas metálico. — Al autor de la mejor obra que presente en los géneros de alegoría, idilio, costumbres, paisaje, interiores, animales, flores ó bodegón.
Tres Accésits de 500, 300 y 250 Pesetas respectivamente, en metálico, á los autores de las tres obras de los mismos géneros que por orden correlativo sigan en mérito á la que obtenga el premio.
ESCULTURA. — Primer premio. — 250 Pesetas en metálico. — Se concederá al autor del mejor boceto de estatua para un monumento dedicado á la memoria del venerable sabio, y mártir mallorquín Raimundo Lulio.
Un Accésit de 100 Pesetas en metálico, al autor del boceto que siga en mérito al anterior.
Segundo premio.— 125 Pesetas en metálico. — Al autor del mejor Proyecto de Pedestal para el expresado monumento.
Un Accésit de 75 Pesetas en metálico, al autor del Proyecto que siga en mérito al que obtenga el premio anterior.
Música. — Primer premio. — Un tintero y dos candeleros de bronce, regalo de S. A. la Infanta, D.ª Maria Isabel. — Al autor del mejor Oratorio musical para. voz de bajo y partitura á toda orquesta, titulado La Conversió de Ramon Lull, cuya Letra ó libreto acompaña á este Programa.
Segundo premio. — Una lira de plata. — Al autor del mejor himno, marcha triunfal ó composición coral que se presente.
Nota. Se anunciarán por medio de un Suplemento á este Programa los premios extraordinarios que, sin perjuicio de los enumerados, sea posible obtener de la munificencia de las Corporaciones y de los particulares.
CONDICIONES GENERALES DEL CERTAMEN.
1.ºªTodas las obras que sé presenten han de ser originales é inéditas, y sus autores las remitirán al Secretario del Jurado en la forma qué se acostumbra, esto es, sin firma ni contraseña alguna, y únicamente con un lema repetido en la cubierta de un sobre cerrado y sellado que contenga el nombre y domicilio del autor.
2,.ª Las obras deberán entregarse antes del día 1.ºde Agosto próximo venidero, excepto las musicales que se entregarán antes del 1.° de Julio.
3.ª Todas las obras literarias que se presenten, podrán estar escritas en cualquier de los dos idiomas/mallorquin literario ó castellano, excepto las que aspiren á los premios filológico ó científico, que se escribirán en castellano precisamente.
4. ª Transcurrido el plazo de admisión de obras, se publicará un catálogo de todas las presentadas. De las de pintura y escultura que se entreguen, el Secretario del Jurado expedirá el correspondiente recibo en garantía de su recepción.
5. ª Se reserva al Jurado el derecho de no adjudicar cualquiera de los premios, si considerase insuficiente el mérito dé las obras presentadas. Podrá conceder igualmente el número de menciones honoríficas que estime justas y merecidas.
6.ª No se devolverán los originales de las composiciones escritas.
7. ª Se publicará el fallo del Jurado con diez días, cuando menos, de anticipación al de la solemne adjudicación de los premios.
8.ª En el caso de no adjudicarse el premio filológico, los objetos á él destinados se aplicarán al histórico, en vez de la obra ofrecida.
CONDICIONES ESPECIALES.
RELATIVAS Á LAS OBRAS DE PINTURAS.
1.ª Sólo so admitirán al Certamen los cuadros que, á juicio del Jurado, tengan un mérito suficiente. 2.ª Todos los cuadros y bocetos deberán ser pintados al óleo y llevar su correspondiente marco, todo ó en parte dorado.
3.ª Si una de las dos secciones de Pintura resultare desierta por falta de obras de suficiente mérito, sus premios podrán destinarse á obras de la otra sección, ya íntegros, y subdivididos.
4.ª Los cuadros ó bocetos de Pintura de Historia deberán tener la forma rectangular, y medirá el menor de sus lados 70 centímetros cuando menos.
5. ª Los cuadros admitidos se expondrán en el salón de «El Fomento de la Pintura y Escultura» ó en otro local adecuado, pudiendo el Jurado disponer una módica retribución de entrada al local: y á fin de que los artistas que hayan concurrido con sus obras puedan visitar gratis la exposición, la persona que entregue una obra recibirá un número determinado de billetes de entrada.
6.ª Las obras premiadas á escepcion de la que obtenga el premio ofrecido por los Sres. Senadores y Diputados de Mallorca, quedarán de propiedad de la Junta de Ferias y Fiestas, la cual las rifará públicamente para atender con su producto á los gastos del Certámen.
RELATIVAS Á LAS OBRAS DE ESCULTURA.
1.ªSe hacen extensivas á esta clase de obras las condiciones 1.ªy 5.ª anteriores, referentes á las pinturas.
2.ª El monumento antes indicado constará de estatua y pedestal, destinando á su instalación aislada uno de los sitios públicos preferentes de esta Capital.
3.ª La estatua deberá representar á Ramon Lull en edad posterior á su conversión y en el apogeo de su actividad intelectual: debe estar de pié y medir tres metros de altura sin contar el plinto,- no debiendo el diámetro de éste exceder de un metro. El material de ejecución definitiva - será mármol blanco ó piedra de Santañy.
4.ª El boceto de dicha estatua deberá presentarse modelado en barro, y medir unos 75 centímetros de altura aproximadamente.
5.ªEl Pedestal deberá proyectarse teniendo en cuenta las condiciones anteriores, y medirá de 4 á 8 metros de altura, pudiendo utilizarle ó no como fuente monumental, pero nunca de abasto público.
6.ªSu dibujo ó proyecto deberá presentarse delineado á la escala del 1:20: constará de planta, y alzado, y se entregará al Jurado con su correspondiente marco y cristal,. pudiendo ademas su autor acompañar todos los datos explicativos que tenga por conveniente.
7.ª Los materiales de ejecución para el Pedestal serán piedra de Santañy ó mármol blanco ó los diferentes del país, pudiendo usar su variedad ó bien una sola materia, é indicando, según el material adoptado, la conveniencia de que la estatua sea de mármol ó de piedra de Santañy. El bronce y demás metales sólo podrán, usarse en detalles de adorno, inscripciones ó verja.
8.ª Se podrá concurrir por separado y por distintos artistas á cada una de las dos partes que constituyen el monumento, y también un sólo artista podrá concurrir á ambas á la vez.
9.ª El boceto de Estatua y el proyecto de Pedestal que resulten premiados, quedarán de propiedad de la Exma. Diputación Provincial, Ínterin ésta ú otra Corporación allegan los fondos necesarios para la ejecución del Monumento. Llegado este caso, los artistas premiados tendrán á su cargo la ejecución, ó cuando menos la dirección facultativa ó artística del Monumento.
RELATIVAS Á LAS OBRAS DE MÚSICA.
1.ª Las composiciones musicales que aspiren al primer premio deberán ajustarse al libro adjunto, estar escritas con partitura á toda orquesta y acompañar también una reducción de las mismas para canto y piano á dos manos.
2.ª La propiedad de las obras premiadas pertenecerá á sus respectivos autores, con obligación de facilitarlas gratuitamente para su ejecución durante la época de las Ferias y Fiestas.
Compondrán el Jurado calificador de este Certamen para las obras de la Sección Literario, e Histórica, los señores D. Tomas Aguiló, D . José Luis Pons y Gallarza. D. Bartolomé Muntaner, D. Alvaro Campaner, y D. León Carnicer.
Para la Sección Científica, los señores D. José Monlau, D. Luis Pou, y D. Joaquín Botía.
Para la Sección de Pintura y Escultura, los señores D. Francisco Parieti. D. Miguel Fiuxá, y D. Luis Font.
Para la Sección de Música, los señores D Joaquín Sancho, D. José Capó, y D. Guillermo Massot.
Las Secciones del Jurado funcionarán separadamente, y se reunirán en pleno bajo la Presidencia general de D . Joaquín Sancho.
Desempeñará el cargo de Secretario general del Jurado el señor D. León Carnicer. y al mismo se emitirán todas las obras que al Certamen concurran (calle de Rubí 3º izquierda)
Palma 23 de Marzo de 1881.
El Gobernador Presidente, José Gutiérrez de la Vega.- Los Secretarios Jaime Cerdá y Oliver, Domingo Escafí.

Dia vuit de Abril de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
GACETILLA LOCAL.
SALVAMENTO Á LOS NÁUFRAGOS.
En el salón de sesiones de la Excma. Diputación Provincial verificóse anteayer la reunión convocada por el Sr. Comandante de Marina para plantear la Sociedad de Salvamento á los náufragos. A la invitación del Sr. Ramis de Aireflor correspondieron las personas más influyentes de esta ciudad, si bien no en el número que la importancia del asunto que motivaba la reunión, hacia esperar.
Todos los presentes manifestaron su decidido propósito de secundar la iniciativa del Sr. Comandante de Marina, á fin de que pronto fuera una verdad el proyecto que se trata de realizar. De entre los concurrentes se nombró una comisión de propaganda, con el objeto de allegar recursos, que quedó constituida por los señores siguientes: D. José Ramis de Aireflor, D. Andrés Rubert, D. Francisco Manuel de los Herreros, D. Antonio Valent y Pujol, D. Manuel Villalonga y Pérez, D. Arturo Pomar y D. Ramon Obrador.
Sabemos que se trata de celebrar una nueva reunión que, á no dudarlo, será, más numerosa que la anterior, y dará á la naciente sociedad todo el desarrollo que necesita para que, en breve tiempo, pueda funcionar en esta capital.
Hé aquí los nombres de los señores que se suscribieron en el día de anteayer:
(...)
Domingo Escafí Vidal ... 18 pesetas
(...)

Dia trenta de Abril de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:

Dia trenta de Abril de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Nos vemos en el caso de dirigir una súplica á nuestro apreciable colega El Comercio.
En su número de ayer, al nombrar los candidatos que van á luchar en los comicios municipales, dice que «reunidos de nuevo los representantes del partido fusionista y de las oposiciones democráticas» etc., etc.: y mas abajo al referirse á la visita que una comisión hizo al Sr. Gobernador de la provincia, califica de «coalición del partido ministerial con las oposiciones republicanas» al acto que ha dado por término la formación de la candidatura que ya conoce el público.
Como esto pudiera contribuir á que se formára un falso concepto de lo sucedido, y á El Comercio le consta como á nosotros, cuanto ha pasado en esta cuestión hemos de merecerle que rectifique sus palabras en el sentido de que no se reunieron los representantes del partido fusionista y de las oposiciones democráticas, sino varios individuos mas ó ménos respetables de los citados partidos; pues esto es lo que se dejó bien sentado en casa del Sr. Roselló; en términos de que, algunos de ellos dijeron que solo con este carácter correspondían á la atenta invitación del amigo, que ni siquiera indicaba en su esquela el objeto de la convocatoria; pues de otro modo no podían hallarse allí, dado que ninguna representación llevaban de su partido.
Respecto á la coalición de los partidos ministerial y democráticos no ha existido ni existe tampoco, explicado como queda la verdad de lo ocurrido.
Por respeto á esta y para que el país sepa á que atenerse y los partidos á que pertenecen los hombres que se reunieron en casa del Sr. Roselló queden en el lugar que les corresponde, rogamos á nuestro estimable compañero El Comercio que se sirva dar la explicación que el caso exige y nuestra posición requiere.
(...)
Por una de esas faltas lamentables, tan comunes en nuestro periódico como sensibles en la redacción, apareció incompleta en el número de ayer la candidatura para concejales que los hombres procedentes de todos los partidos liberales, acordaron presentar al cuerpo electoral del país.
Como no es el fruto de una combinación política, como lo que mas se ha mirado es el bien que á la administración municipal pueden proporcionar los hombres escogidos, como tal vez esa obra patriótica de ciudadanos dignos, sea el primer paso para la reorganización tan anhelada, esperamos que el país responderá al llamamiento que se les hace.
Hé aquí ahora la candidatura completa á que antes nos hemos referido:
Primer Colegio. — Casa Consistorial.
D. Mariano Canals.
Segundo. — Monteston.
D. Sebastian Domenge.
D. Gabriel Pérez y Ros.
Cuarto. — San Antonio de Viana.
D. Fausto Bonafé.
D. Jaime José Moraques.
D. Domingo Escafí y Vidal.
D. José Maria Puig.
Quinto. — Lonja.
D. Alejandro Roselló.
D. Miguel Ramis de Ayreflor.
D. José Rosích.
Sexto. — Hospital.
D. Heriberto Granell.
D. Gabriel Oliver y Mulet.
Séptimo. — San Magín.
D. Enrique Lladó.
Octavo. —Son Serra.
D. Gerónimo Rosselló.
Noveno. — Figueras Baixas.
D. Luis Castellà.
D. Antonio Marroig.
D. Guillermo Serra y Bennasar.

Dia tres de Maig de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:

Dia quatre de Maig de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Resultado de los dos primeros días de votación en las actuales elecciones municipales.
Primer Colegio.— Casa Consistorial.
D. Mariano Canals.......... 151...89
Segundo id. — Montesion.
D. Sebastian Domenge........ 69..116
» Gabriel Pérez............. 60..116
Cuarto id. — San Antonio de Viana.
D. Gabriel Sorá Tous.............190
D. Domingo Escafí...........136...62
» Gabriel Oliver............119...73
» Manuel Borras.............102...60
» José María Puig............51..162
» Jaime J. Moragues..........42...«
» Joaquín Escanellas.........42...26
» Rafael Ramis................1...«
Quinto id. — Lonja
D. Miguel Ramis de Ayreflor..52..107
» José Rosich................50...57
» Alejandro Rosselló Pastors.35...64
» Juan A. Perelló.............1...«
Sesto id. — Hospicio.
D. Heriberto Granell.........77...51
» Fausto Bonafé..............76...51
» Miguel Cucheri..............1... «
Séctimo id. — S. Magín.
D. M. Enrique Lladó.........105..204
Octavo id. — Son Serra.
D. Jerónimo Rosselló Ribera. 228..138
Figueras Baixas.
D. Guillermo Serra...........93...20
» Luis Castellà..............90...18
» Antonio Marroig............87...16
» Juan A. Perelló.............5....2
» Nicolás Sitgar..............2....2
» Miguel Pons.................2...«

Dia cinc de Maig de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
He aquí el resultado definitivo de las elecciones municipales:
Primer Colegio. — Casa Consistorial.
D. Mariano Canals Perelló. . . . 516
Segundo Colegio. —Montesion.
D. Sebastian Domenge . . . . . . 295
D. Gabriel Pérez . . . . . . . . 296
Cuarto Colegio. — San Antonio de Viana.
D. Domingo Escafí Vidal. . . . . 318
D. Gabriel Oliver Mulet. . . . . 217
D. Gabriel Sorá Font . . . . . . 278
D. José M.ª Puig Miguel. . . . . 273
Quinto Colegio. — Lonja.
D. Alejandro Rosselló Pastor . . 221
D. Miguel Ramis de Ayreflor. . . 221
D. José Rosich . . . . . . . . . 211
Sesto Colegio. — Hospital civil.
D. Heriberto Granell . . . . . . 252
D. Fausto Bonafé . . . . . . . . 251
Séptimo Colegio. — San Magin.
D. M. Enrique Lladó. . . . . . . 403
Octavo Colegio. — Son Serra.
D. Jerónimo Rosselló Ribera. . . 589
Noveno Colegio. — Figueras Baixas.
D. Luis Castellà Amengual. . . . 142
D. Antonio Marroig Bonet . . . . 128
Guillermo Serra Bennasar . . . . 141

Dia vint-i-set de Maig de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viérnes 27 á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 25 de Mayo de 1881.— P. A. de la A.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia dos de Juny de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana viérnes á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 2 de Junio de 1881.— P. A. de la A.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia set de Juny de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
La comisión especial de beneficencia de la Junta de ferias y fiestas nos remite el programa siguiente de los seis premios que piensa repartir á la virtud.
Ocupará un lugar, y no el ínfimo por cierto, entre los actos públicos con que trata la Junta organizadora de solemnizar las ferias y fiestas populares de Palma, la adjudicación de premios á la virtud. Habiendo organizado esta Junta exposiciones y certámenes á los cuales han de concurrir en honrosa competencia el trabajo y el ingenio de los hijos del país, no podrá ménos de acordar igualmente actos públicos en los cuales las acciones virtuosas de nuestros conciudadanos obtengan merecida recompensa, y hallen, al propio tiempo, poderoso estimulo en el justo homenaje de admiración y respeto que la gratitud pública se apresure á tributarles.
No es que trate la Junta de abrir certámenes á donde hayan de concurrir las acciones meritorias, para disputarse una recompensa material ó un efímero aplauso. Esto equivaldría á desconocer el carácter de la virtud, modesta de suyo y enemiga de exhibiciones vanidosas, que, despojándola de su más preciada gala, la desnaturalizan y falsean. Lo que la Junta se propone con la adjudicación de premios, es ir á buscar, á sorprender á la virtud en el recinto del hogar donde se esconde modesta y resignada, luchando con las duras privaciones de la necesidad y, tal vez, con los horrores de la miseria; allanarle, en cuanto sea posible, los obstáculos, facilitarle la victoria, y presentarla en público, no para vana ostentación, sino para eficaz ejemplo de los que puedan y deban imitarla.
La adjudicación de los premios se verificará con arreglo al siguiente
PROGRAMA.
Artículo 1.° Para recompensar los actos de caridad, heroísmo, abnegación y demás acciones virtuosas con qué se hayan distinguido los habitantes de esta provincia, singularmente los individuos pertenecientes á las clases menesterosas, se adjudicarán los premios que á continuación se expresan:
1.º 500 pesetas y un diploma.
Al sirviente que, señalándose por su fidelidad y abnegación hácia sus amos, les haya mantenido con sus propios ahorros durante mayor número de años.
2.º 500 pesetas y un diploma.
A la persona pobre que, en casos de incendio, naufragio, inundación ú otros análogos, haya demostrado mayor desinterés, abnegación y heroísmo, para salvar la vida ó los intereses de sus semejantes.
3.º 500 pesetas y un diploma.
A la persona que con ménos recursos, y sin especial obligación, hayan practicado asidua y gratuitamente actos notables de beneficencia en favor de extraños ó de parientes remotos.
4.º 500 pesetas y un diploma.
A la viuda (ó casada cuyo marido esté inutilizado) que con ménos recursos haya dado mejor instrucción y educación á sus hijos.
5.º 500 pesetas y un diploma.
(Costeado por la Comisión de actos benéficos.)
Al joven que, obligado á atender con el trabajo á su propia subsistencia, sigue una carrera, habiendo obtenido por su buen comportamiento y aplicación las más ventajosas calificaciones.
6.º Medalla de plata y diploma especial.
A la persona que, no siendo pobre, se encuentre en las circunstancias de que se ha hecho mérito en los tres primeros números, ó en otras análogas.
Art. 2.º Los premios de que se trata en el articulo anterior, sólo podrán recaer en personas que, no habiendo obtenido anteriormente recompensa pública por el acto que ahora ha de motivarla, estén domiciliados en esta provincia, y hayan practicado en ella la acción me ritoria que ha de ser recompensada. Queda, no obstante, exceptuado de esta disposición el premio á que se refiere el número 5.º el cual podrá ser adjudicado al joven balear que esté cursando fuera de la provincia.
Art. 3.º Si ocurriese el caso de que dos ó mas personas fuesen, á juicio del Jurado, igualmente acreedoras al mismo premio, éste se dividirá entre ellas.
Art 4.º La gestión de los premios se hará por tercera persona, expresándose en las solicitudes el nombre y apellidos del interesado, el pueblo y parroquia de su residencia, la acción virtuosa que haya de recompensarse, y todos los datos que pudieran ilustrar al Jurado, y facilitarle la adjudicación del premio que se solicite.
Art. 5.º Las solicitudes de que se trata en el articulo anterior, podrán entregarse ó dirigirse al Sr. Conde de Montenegro, Presidente de la Comisión de actos benéficos, ó al Secretario de la misma, D. Juan Maura (Calatrava 40, piso 2.º derecha) en todo el tiempo que mediará desde la publicación de este programa, hasta el 15 de Julio próximo inclusive.
Art. 6.º Cerrado el plazo fijado para la admisión de solicitudes, la Comisión de actos benéficos se constituirá en Jurado, y, previas las oportunas investigaciones y después de un exámen detenido y escrupuloso de todas las circunstancias que en cada uno de los individuos propuestos concurran, procederá á la adjudicación de los premios.
Nota. Se anunciarán oportunamente, por medio de un Suplemento á este Programa, los premios extrordinarios que sea posible obtener de la caridad de las corporaciones y de los particulares; é igualmente los demás actos de beneficiencia, tales como repartición de bonos de pan, carne, etc., que la Junta acuerde realizar.
Palma 1.º de Junio de 1881.-El Gobernador Presidente, José Gutiérrez de la Vega.- Los Secretarios, Jaime Cerdà y Oliver-Domingo Escafí.

Dia vint-i-tres de Juny de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes 24 de los corrientes á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 23 Junio de 1881. — P. A. de la A. — El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-tres de Juny de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes 24 de los corrientes á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 23 Junio de 1881. — P. A. de la A. — El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia trenta de Juny de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA.
Esta Academia vacunará gratuitámente en Montesion el viernes 1.º de Julio á las 4 de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 30 Junio de 1881. — P. A. de la A. — El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí

Dia quatre de Juliol de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA de MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA
Esta Academia celebrará sesión pública de recepcion del señor socio numerario electo D. Gabriel Sorá, el mártes cinco de los corrientes à las 7 y media de la noche. Palma 4 Julio de 1881.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia quatre de Juliol de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA de MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA
Esta Academia celebrará sesión pública de recepcion del señor socio numerario electo D. Gabriel Sorá, el mártes cinco de los corrientes à las 7 y media de la noche.
Palma 4 Julio de 1881.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia vuit de Juliol de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
La Junta organizadora de las Férias y Fiestas populares de Palma nos ha remitido el siguiente anuncio:
Habiéndose creido necesario aplazar en este año la celebración de las Ferias y Fiestas populares para la semana comprendida entre los días 11 y 18 de Setiembre próximo, ambos inclusive, la Comisión Central de esta Junta ha resuelto.
1.º Que se prorogue hasta el dia 25 de Agosto próximo el plazo señalado para la presentación de los trabajos científicos, literarios y artísticos, cuyo programa se publicó con fecha 23 Marzo del año corriente excepción hecha de las obras musicales en razón de estar ya terminado el plazo de su presentación cuando hubo de variarse la época de las Férias.
2° Que se prorogue á su vez hasta el dia 1.º de Agosto próximo el plazo para que las personas que se propongan ser es positores, según el programa publicado en 15 de Febrero último, presenten ó dirijan á !a Comisión Directiva el oportuno aviso.
Y 3.º Que se entienda también prorogado hasta el 15 de Agosto próximo el plazo señalado para solicitar los premios por acciones meritorias, de que trata el programa publicado en los periódicos de esta capital con fecha 1.º de Junio último.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas á quienes pueda interesar. Palma 7 Julio 1881.— El Gobernador Presidente, José Gutiérrez de la Vega. — Los Secretarios, Jaime Cerdà y Oliver, Domingo Escafí.

Dia nou de Juliol de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
SECCION LOCAL.
Con objeto de que nuestros lectores
tengan conocimiento de los señores concejales que componen las diversas comisiones en que se ha dividido nuestro Ayuntamiento publicamos sus nombres á continuación:
Abastos.
La componen los Señores Tenientes de Alcalde.
Aguas.
D. Alejandro Rosselló.
D. Juan Alcover.
D. Domingo Escafí.
D. Gabriel Pérez.
D. Luis Castella.
D. Antonio Sorá.
D. José Capdebou.
Alumbrado.
D. Juan Bauza.
D. Antonio Juan.
D. Fausto Bonafé.
D. Alejandro Ferrer.
D. Antonio Sorá.
Beneficiencia.
D. Juan Alcover.
D. Jerónimo Rosselló.
D. Fausto Bonafé.
D. Luis Castellà.
D. Enrique Lladó.
Bomberos.
Enrique Lladó.
D. Gabriel Pérez.
D. José Mª Puig
D. Heriberto Granell
D. Antonio Bennasar.
Cementerios.
D. Gabriel Sorá.
D. Francisco Gamundí.
D. Sebastian Domenge.
D. Alejandro Ferrer.
D. Guillermo Serra.
Centro-electoral y estadística.
D. Antonio Marroig.
D. Domingo Escafí.
D. Gabriel Oliver.
D. José Puig.
D. José Capdebou.
Hacienda.
D. José Rosich.
D. Antonio Marroig.
D. Gabriel Oliver.
D. José Puig.
D. Juan Munar.
D. Domingo Escafí.
D. Luis Castellà.
Ensanche.
Sr. Alcalde.
D. Francisco Gamundi.
D. Heriberto Granell.
D. Alejandro Rosselló.
D. Juan Felaní.
D. Pascual Ribot.
D. Ricardo Piquer.
Fomento.
D. Antonio Bisañez.
D. Evaristo Argeles.
D. Guillermo Serra.
D. Luis Castellà.
D. Juan Camps.
Gobierno interior.
D. José Estades.
D. Jerónimo Rosselló.
D. Sebastian Domenge.
D. Pascual Ribot.
D. Juan Munar.
Obras y empedrados.
D. Antonio Marroig.
D. Antonio Bisañez.
D. José Estades.
D. Alejandro Rossèlló.
D. Juan Munar.
Reemplazos.
D. Juan Bauza.
D. Evaristo Argeles.
D. Antonio Juan.
D. Gabriel Pérez.
D. Antunio Bennasar.
Vias púlicas.
D. José Ramis de Aireflor.
D. José M.ª Puig.
D. Melchor Pascual.
D. Juan Jaume.
D. Luis Castellà.
D. Juan Felani.
D. Juan Camps.
Corporaciones civiles en las cuales tiene representación el Ayuntamiento.
Del sindicato de riegos de la huerta de Palma.
Síndico. — D. Juan Alcover.
Del de la acequia de Baster.
Vocales. D. Melchor Pascual.
» Juan Jaume.
Suplentes.
» Luis Castella.
» Juan Felany.
De la Comisión de Evalúo.
D. José Estade.
» Antonio Bisañes.
» Pascual Ribot.
» Juan Bauzá.
De la Junta Provincial de Instrucción pública.
D. Gerónimo Rosselló.
De la Junta de Obras del Puerto.
D. Pascual Ribot.
» Guillermo Serra.
De la Junta de restauración de la Catedral
D. Joan Camps.
De la Junta de Férias y Fiestas.
D. Gabriel Oliver.
» Antonio Bisañes.

Dia onze de Juliol de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
JUNTA ORGANIZADORA DE LAS FERIAS Y FIESTAS POPULARES DE PALMA.
La sociedad «El Carnaval» establecida en esta ciudad se ha servido regalar á esta Junta una batuta de ébano con adornos de plata, como premio al autor del mejor bailable que se presente.
Hecho este donativo con posterioridad a la fecha en que se publicó el programa del Certamen científico, artístico y literario que debe celebrarse en Palma con motivo de la Féria, se anuncia para conocimiento de los artistas á quienes interese, que podrán presentar su trabajo al Sr. Secretario general del Jurado D. León Carnicer (Montesion) el dia 25 de Agosto pro ximo, con sujeción á las condicioneí generales del Certámen mencionados. Palma 8 Julio 1881.— El Gobernador Presidente, José Gutiérrez de la Vega. —Los Secretarios, Jaime Cerdà y Oliver, Domingo Escafí.

Dia dotze de Juliol de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
JUNTA ORGANIZADORA DE LAS FERIAS Y FIESTAS POPULARES DE PALMA.
Habiéndose creido necesario aplazar en este año la celebración de las Ferias y Fiestas populares para la semana comprendida entre los días 11 y 18 de Setiembre próximo, ambos inclusive, la Comisión Central de esta Junta ha resuelto.
1.º Que se prorogue hasta el dia 25 de Agosto próximo el plazo señalado para la presentación de los trabajos científicos, literarios y artísticos, cuyo programa se publicó con fecha 23 Marzo del año corriente excepción hecha de las obras musicales en razón de estar ya terminado el plazo de su presentación cuando hubo de variarse la época de las Férias.
2° Que se prorogue á su vez hasta el dia 1.º de Agosto próximo el plazo para que las personas que se propongan ser es positores, según el programa publicado en 15 de Febrero último, presenten ó dirijan á !a Comisión Directiva el oportuno aviso.
Y 3.º Que se entienda también prorogado hasta el 15 de Agosto próximo el plazo señalado para solicitar los premios por acciones meritorias, de que trata el programa publicado en los periódicos de esta capital con fecha 1.º de Junio último.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas á quienes pueda interesar. Palma 7 Julio 1881.— El Gobernador Presidente, José Gutiérrez de la Vega. — Los Secretarios, Jaime Cerdà y Oliver, Domingo Escafí.
La sociedad «El Carnaval» establecida en esta ciudad se ha servido regalar á esta Junta una batuta de ébano con adornos de plata, como premio al autor del mejor bailable que se presente.
Hecho este donativo con posterioridad a la fecha en que se publicó el programa del Certamen científico, artístico y literario que debe celebrarse en Palma con motivo de la Féria, se anuncia para conocimiento de los artistas á quienes interese, que podrán presentar su trabajo al Sr. Secretario general del Jurado D. León Carnicer (Montesion) el dia 25 de Agosto pro ximo, con sujeción á las condicioneí generales del Certámen mencionados. Palma 8 Julio 1881.— El Gobernador Presidente, José Gutiérrez de la Vega. —Los Secretarios, Jaime Cerdà y Oliver, Domingo Escafí.

Dia tretze de Juliol de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
La abundancia de Originales nos ha impedido el publicar hasta hoy las Comisiones de que consta el Ayuntamiento de Palma, y como no dejan de tener cierto interes para el público, hemos creído conveniente su inserción:
Abastos.
La componen los Señores Tenientes de Alcalde.
Aguas.
D. Alejandro Rosselló.
D. Juan Alcover.
D. Domingo Escafí.
D. Gabriel Pérez.
D. Luis Castella.
D. Antonio Sorá.
D. José Capdebou.
Alumbrado.
D. Juan Bauza.
D. Antonio Juan.
D. Fausto Bonafé.
D. Alejandro Ferrer.
D. Antonio Sorá.
Beneficiencia.
D. Juan Alcover.
D. Jerónimo Rosselló.
D. Fausto Bonafé.
D. Luis Castellà.
D. Enrique Lladó.
Bomberos.
Enrique Lladó.
D. Gabriel Pérez.
D, José Mª Puig
D. Heriberto Granell
D. Antonio Bennasar.
Cementerios.
D. Gabriel Sorá.
D. Francisco Gamundí.
D. Sebastian Domenge.
D. Alejandro Ferrer.
D. Guillermo Serra.
Centro-electoral y estadística.
D. Antonio Marroig.
D. Domingo Escafí.
D. Gabriel Oliver.
D. José Puig.
D. José Capdebou.
Hacienda.
D. José Rosich.
D. Antonio Marroig.
D. Gabriel Oliver.
D. José Puig.
D. Juan Munar.
D. Domingo Escafí.
D. Luis Castellà.
Ensanche.
Sr. Alcalde.
D. Francisco Gamundi.
D. Heriberto Granell.
D. Alejandro Rosselló.
D. Juan Felaní.
D. Pascual Ribot.
D. Ricardo Piquer.
Fomento.
D. Antonio Bisañez.
D. Evaristo Argeles.
D. Guillermo Serra.
D. Luis Castellà.
D. Juan Camps.
Gobierno interior.
D. José Estades.
D. Jerónimo Rosselló.
D. Sebastian Domenge.
D. Pascual Ribot.
D. Juan Munar.
Obras y empedrados.
D. Antonio Marroig.
D. Antonio Bisañez.
D. José Estades.
D. Alejandro Rossèlló.
D. Juan Munar.
Reemplazos.
D. Juan Bauza.
D. Evaristo Argeles.
D. Antonio Juan.
D. Gabriel Pérez.
D. Antunio Bennasar.
Vias púlicas.
D. José Ramis de Aireflor.
D. José M.ª Puig.
D. Melchor Pascual.
D. Juan Jaume.
D. Luis Castellà.
D. Juan Felani.
D. Juan Camps.

Dia catorze de Juliol de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
SECCION LOCAL.
A las ocho y treinta minutos de la
noche el Sr. Alcalde Canals abrió la sesión ordinaria de este Ayuntamiento á la cual asistieron veinte y cuatro señores concejales.
Leída y aprobada sin discusion el acta de la sesión anterior se pasó al despacho ordinario por la lectura de una comunicación del Sr. Gobernador de la provincia en la cual se manifestaba de acuerdo respecto á la suspensión llevada á cabo por el Sr. Alcalde de la subasta verificada últimamente para el servicio de alumbrado por petróleo: otra comunicación de dicha superior Autoridad, desestimando de conformidad con el dictámen emitido por la Comisión provincial, el recurso interpuesto por el Concejal D. Mateo Jaume contra el acuerdo del Ayuntamiento referente á la cesión al ramo militar de ciertos terrenos para construcción de edificios militares y otra en la que por los mismos trámites se desestimaba el recurso de algunos particulares elevado en contra de otro acuerdo referente á las obras de una casa de la calle de la Barrera en Sta. Catalina.
En vista de que la escasez de agua que entra en esta ciudad, pues no se puede disponer mas que de unos 4.000 metros cúbicos semanales, hace precisa la adquisición de algunas tandas y obstrucción de los caños y doblas que merman el caudal de la acequia de abasto, se acuerda á propuesta de la comisión respectiva, adquirir dos tandas semanales y requerirá los perceptores de aquellos á que los tapen y dejen libre el caudal.
Dáse cuenta de varios dictámenes de dicha comision concediendo con las condiciones generales de sujeccíon varios dineros de agua á algunos particulares que los solicitaban.
La propia comisión llama la atención del Ayuntamiento para que se sirva disponer que sin demora quede constituido el depósito de 1.500 pesetas ofrecidas como premio al autor de la mejor memoria ó proyecto de canalización de aguas ofrecido en concurso público y solemne y se acuerda asi.
Dase lectura á varios dictámenes de la comisión de fomento concediendo algunos permisos y denegando otros para construcci on de casas en el ensanche de Santa Catalina y á propuesta de la misma y del Arquitecto- municipal acuérdase el derribo de una pared-fachada de una casa en la calle de Vallori otra en la del Corrol y de otra en la de los Olmos que linda también con la de S. Elias.
Acuérdase requerir á los propietarios de las casas que forman esta ultima calle para que construyan las aceras de la misma, bajo apercibimiento de construirlas de oficio el Ayuntamiento á expensas de aquellos, si no lo verificaren.
Se acuerda acceder á la reclamación de un vecino de Son Rapiña que solicitaba se obligase al dueño de una alfarería á levantar una chimenea para impedir que el humo molestase.
Deséchase el proyecto de restaurar las cuatro esfinges que hace años estaban colocadas á las entradas del antiguo paseo del Borne.
Concédese la posesión de la escuela nocturna de adultos al maestro de párvulos de la Lonja.
Deniéganse algunas instancias sobre cobro de intereses y se acuerda con varías limitaciones la compensación de ciertos débitos del Ayuntamiento con los créditos á su favor.
Se conviene en adquirir algunos enseres indispensables para poner el tren de incendios en estado de poder funcionar y satisfacer los premios ofrecidos á algunos individuos de la sección de bomberos.
Acuerdanse algunas altas y bajas en el padron de vecindad y se conceden dos meses de licencia al concejal D. Evaristo Argeles para sus asuntos particulares.
Reprodúcese el dictámen de la comisión de alumbrado que quedó sobre la masa en la sesión anterior sobre colocación de seis á ocho faroles de gas en la muralla de mar. Suscitóse con este motivo un debate en el cual los Sres. Rosich, Ribot y Bauza combaten la proposición y la defienden Escafí y Serra, quedando desechada una enmienda del Sr. Escafí y aprobada una proposición del Sr. Ribot, mediante la cual vuelve el proyecto á la comisión para que le acompañe del correspondiente presupuesto.
Pónese á discusión el dictámen que quedó sobre la mesa respecto á la creación de una plaza de Inspector de Contribuciones sobre el cual se originó un empeñado debate durante el cual se manifestaroa hostiles al pensamiento los señores Ribot y Serra y favorables los señores Escafí y Bisañez. Acuérdase pase à la comisión de Hacienda para su ulterior resolución.
El Sr. Secretario manifiesta que el proyecto de presupuesto aprobado ya por el Ayuntamiento y expuesto al público, ha recorrido los trámites legales y en su consecuencia se decide que la Junta Municipal será llamada para ultimarlo el viérnes á las ocho de la noche.
A instancia del Sr. Bauzá se concede permiso para que se sitúen dos faroles del Ayuntamiento en las pilastras que dan acceso al edificio que ocupa la Sucursal del Banco Balear, la cual por su parte colocará y mantendrá encendidos otros dos.
El Sr. Serra pregunta á la comisión de Hacienda la causa de no haber presentado dictámen sobre la proposición que hizo en la sesión anterior sobre la supresión de la intervención que tiene el Ayuntamiento en la recaudacion del impuesto de consumos; pero habiendo transcurrido las horas de reglamento el Ayuntamiento no acordó prorogar la sesión quedando, por lo tanto, en suspenso este incidente y otra proposición importante sobre riegos, suscrita por los Sres. Ribot, Bauzá y Bonafé, levantándose aquella á las diez y treinta minutos.

Dia quinze de Juliol de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
Por falta de espacio no pudimos insertar ayer el siguiente extracto de la sesión celebrada el miércoles.
A las ocho y veinticinco minutos de la noche constituyóse el Ayuntamiento en sesión, con asistencia de 24 concejales presididos por el Sr. Alcalde.
Leida y aprobada el acta de la sesión anterior, se tomaron los siguientes acuerdos. — Un oficio del Sr. Gobernador amparando la suspensión de los efectos de la contrata del alumbrado por el petróleo. — Otro desestimando un recurso contra un acuerdo del Ayuntamiento revocando un acuerdo anterior.— Otro sobre obras en el ensanche del Arrabal, que pasó á la Comisión. — Un dictamen de la Comisión de aguas, proponiendo la compra de dos tandas en vista de la escasez. El Sr. Munar pidió las razones que tuvo presente la Comisión al hacer la propuesta: y el señor Escafí dijo que la que entra no basta para abastecer los depósitos públicos, cuanto menos si hubiera de atenderse, como es justo, á las necesidades particulares; y manifestando el Alcalde que aproximadamente entran 4.000 metros cúbicos de agua, quedó aprobado el dictamen de la Comisión.— Tres dictámenes más de dicha Comisión, concediendo á tres solicitantes 4, 3 y 1 dinero de agua respectivamente.— Otro dictamen de dicha Comisión recordando, que próximo el termino señalado para la presentacion de las memorias para el abastecimiento de Palma, de aguas potables, venia el caso de depositar en una sociedad de Crédito la cantidad 1.500 pesetas ofrecidas como premio al autor de la mejor, y asi se acordó. — Cuatro dictámenes de la Comisión de obras, que también fueron aprobados. — Una denuncia de obra ruinosa hecha por el Sr. Arquitecto, y se acordó su demolición, por considerar estas denuncias de carácter perentorio. — Atendiendo á una solicitud de varios vecinos de Son Rapiña, á propuesta de la Comisión de obras se dispuso que el dueño de la alfarería sita en aquél caserío proceda inmediatamente á la costruccion de una chimenea conforme á lo dispuesto en las Ordenanzas Municipales. — Un dictamen de la Comisión de fomento manifestando: que en atención al mal estado de los fondos municipales y- considerando que las reparaciones de las Esfinges (Lleones des Born) costarían á razón de 125 pesetas cada una, y no habiendo hoy día sitio apropósito donde colocarlas, propone que se vendan á pública subasta, y se aprobó el dictámen. — Dos dictámenes de la comisión de hacienda, denegando en uno de ellos las compensaciones. — Acordóse á propuésta de la Comisión de Bomberos: 1.º La recomposición de varias bombas. 2.º La adquisicion de una manguera do cuero claveteada y la repartición de un premio á los ocho bomberos que se adelanten á los demás en acudir á los incendios. -Dos alzas y una baja en el padrón municipal propuestas por la comisión de estadística. — Se concedió una licencia de dos meses al consejal D. Evaristo Argeles. —Se reprodujo un dictamen de la Comisión del alumbrado del Ayuntamiento anterior, proponiendo la colocacion de ocho faroles en el paseo de la muralla junto al parque en construcción. El Sr. Rosich se mostró enemigo de éstas luces (sic) considerándolas un lujo, que no puede suportar la Hacienda Municipal; y el Sr. Ribot impugna tambien el dictámen haciendo gala de su amor á los intereses del público porque detalladamente no venían presupuestados los gastos. Los Sres. Escafí y Serra con sólidas ra zones demostraron que faltos como estamos de paseos públicos, debe procederse á la mejora solicitada, en bien de lá higiene cuando ménos y mucho más en esta ocasión en que la autoridad militar se halla dispuesta á todas las concesiones que faciliten la colocación de dichos faroles reduciendo por consiguiente los gastos. Replica el Sr. Ribot que la muralla no es un paseo público sino militar: y en prueba de su dicho, recuerda que cuando uno quiere sentarse sobre un cañon se lo impiden: y el parque ó paseo no es más que un baluarte. EL Sr. Ribot se aferró á las economías advirtiendo que siempre se opondrá á los gastos nuevos. Y tras, una larga discusión en que el señor Serra recordó al Sr. Rosich que había votado los nuevos gastos para los sombreros que el aprobaba y aplaudía, y el Sr. Escafí modificó el dictamen reduciendo á los cuatro meses del verano el tiempo que debían encenderse dichos faroles; se pasó á votación siendo desechada la enmienda por 19 votos contra 11. A propuesta del Sr. Bauza los dos faroles del Banco de España se colocarán sobre pilares en el jardín, añadiendo la sociedad dos por su cuenta. Pidió el Sr. Serra la palabra para tratar de consumos; pero terminadas las horas de reglamento, se levantó la sesión.

Dia setze de Juliol de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
El «Demócrata» pretende que rectifiquemos la noticia que consignamos en el extracto de la ultima sesión ordinaria celebrada por el Ayuntamiento respecto al incidente sobre ocasión de una plaza de inspector de Contribuciones en el cual dice que el Sr. Escafí no se manifestó hostil ni favorable á esta creación, sino que fué quien propuso y sostuvo que este asunto pasase á la comisión de Hacienda para nuevo estudio.
Si cree nuestro apreciable colega que apreciamos las cuestiones solo por la letra y no mezclamos en su exámen nada del espíritu está en un lamentable error. Si juzga que nuestra candidez es de tal género que no tengamos mas percepción que la que se concede a una criatura padece también una equivocación.
(...)
¿Podrá el «Demócrata» decirnos qué significan las siguientes palabras que publicó ayer el «Diario de Palma?»
«En el Ayuntamiento se ha vuelto á tratar del proyecto de creación de un empleo de investigador de Contribuciones. Abogan por él los señores Escafí y Bisañez; éste Concejal de los antiguos aquél de los nuevos.»
¿Le parece al Demócrata que de las palabras subrayadas se desprenda algo que nos obligue a rectificar la noticia que dice ser inexacta?
(...)
Oiga el «Demócrata»:
«Pónese á discusión el dictamen que quedó sobre la mesa en la última sesión presidida por el Sr. Perelló referente á la creación de un inspector de contribuciones, atacando el pensamiento los Señores Ribot y Serra y defendiéndolo los señores Escafí y Bisañez.»
Estas palabras son tomadas del «Comercio» y quisiéramos se nos dijese si en su vista debemos rectificar la noticia que el primero de ambos colegas desea.

Dia denou de Juliol de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Haciendo caso omiso de la forma poco culta que emplea el Demócrata de ayer para insistir en que el Sr. Escafí no se manifestó favorable ni hostil al proyecto de creación de una plaza de Inspector de contribuciones en el Ayuntamiento, debemos contestarle que por mucho crédito que pueda merecernos dicho colega, no nos le merecen menos nuestros compañeros el Diario de Palma, el Isleño y el Comercio, los cuales, según pudo ver, corroboraron con sus afirmaciones la impresión nuestra, tomada al oido durante la sesión en que se trató este incidente, impresión que recibieron también los circunstantes, algunos de los cuales nos la han manifestado, de una manera bastante explícita y que á buen seguro no halagaría los oidos del Demòcrata si hubiese podido oírla.
Por lo demás, si después de haber resucitado y dado vida el Sr. Escafí con su intencionada proposición á esta cuestión que estaba ya muerta y pasada en autoridad de cosa juzgada, se tiene interes en que el público esté persuadido de que el Sr. Escafí no la patrocinó, es lo mismo que pretender tirar la piedra y esconder la mano y como en cuestión de cierta clase de juegos y habilidades hay muchos oidos que oyen y muchos ojos que ven, no ha de bastar al Demócrata para torcer el juicio y extraviar la opinión de los que ven y de los que oyen el afirmar que aquel concejal no se manifestó hostil ni favorable al proyecto, ni menos desmentir con tan inconvenientes frases un juicio nuestro que ha sido corroborado por los oyentes de aquella sesión y por la prensa toda.

Dia vint-i-un de Juliol de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Á las ocho y treinta minutos dió anoche principio la sesión ordinaria del Ayuntamiento con asistencia de veinte y un señores concejales.
Después de leída y aprobada sin incidente el acta de la anterior, tomó posesión de su cargo el concejal D. Alejandro Roselló.
Entrándose en el despacho de los asuntos ordinarios dióse lectura de una comunicación del Sr. Gobernador de la Provincia en la cual revocaba el acuerdo tomado por el Ayuntamiento mandando suspender las obras de la casa de la calle de las Monjas, sobre la cual se suscitó un ligero debate, desechándose una proposición del Sr. Estade para que se acudiese en alzada contra lo dispuesto por la citada autoridad y acordándose por 19 votos contra dos, el quedar enterado.
Accedióse á una petición de la Junta Local de primera enseñanza.
Dióse cuenta de la proposición suscrita por lor señores Ribot, Bauzá y Bonafé, referente á hacer extensivo el riego á las calles no empedradas, proposición que fué aprobada en votación ordinaria por 19 votos contra dos, que fueron de los señores Estade y Camps.
Acto seguido se dió cuenta del díctámen emitido por la comisión de Hacienda relativo á la proposición presentada por el Sr. Serra en la penúltima sesión, en la cual se pedía fuese suprimida la intervención que el Ayuntamiento mantenía en la recaudación de los derechos de consumos. Usaron de la palabra para combatir el dictámen los señores Serra y Estade aduciendo sólidas y convincentes razones en contra, toda vez que en él se opinaba debía continuar la intervención á pesar de ser la comisión hostil en principio á ella. Apoyáronle los señoses Rosich y Escafí. El Sr. Ribot adhiriéndose á lo manifiestado por los señores Serra y Estade hizo una brillante impugnación aduciendo argumentos de primera fuerza y demostrando de una manera palmaria los perjuicios que causa la intervención á los fondos municipales y la escasa ó nula influencia que ha ejercido corroborando sus afirmaciones, con ratos irrecusables. Después de varias réplicas en que los señores Rosich y Escafí insistieron coa una firmeza digna de mejor causa, fué aprobado el dictamen de la comisión por 13 votos contra 9.
Seguirá, por lo tanto, la intervención en la recaudación de los consumos.
Apruébanse varios dictámenes de la comisión de obras.
La comisión de alumbrado presenta el correspondiente dictámen al proyecto de colocar los faroles en el paseo de la Muralla, haciendo constar que considera de mucha utilidad este designio, al que sin embargo no puede acceder por razón de economia. El Sr. Estade defiende el díctámen y el Sr. Escafí la proposición de establecer dicho alumbrado. Tercia en el debate el Sr. Rosselló y hace una enmienda á dicho dictámen proponiendo que se acuerde establecer el alumbrado en la muralla siempre que medíante compromiso formal el ramo militar ceda la explanada comprendida entre la escalera del cuartel de caballería y la Portella para paseo público.
Después de varias manifestaciones hechas por algunos señores concejales se puso á votación la enmienda del Sr Rosselló, declarándose en su favor 10 contra otros 10.
En vista del empate el Sr. Presidente preguntó si se aprobaba la urgencia y habiendo el Ayuntamiento decidido negativamente, se demoró la decisión para la sesión próxima.
Después de haberse prorogado la sesión por espacio de media hora, levantose á las once.
(...)
Los señores Rosich y Escafí, concejales de este Ayuntamiento, ambos pertenecientes al partido radical, sostuvieron anoche en el consistorio la conveniencia de mantener la intervención en la recaudación de consumos.
Era lo que nos quedaba por ver, después de oir como el primero se opuso por cuestión de economía al planteamiento de seis faroles en la muralla.
Así se sirven los intereses del público.

Dia vint-i-dos de Juliol de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Extracto de la sesión celebrada anteayer por el Ayuntamiento.
Abierta la sesión, se aprueba el acta anterior.
Toma posesión del cargo de Concejal D. Alejandro Rosselló.
Quedó enterado el Ayuntamiento de la resolución del Sr. Gobernador respecto la suspensión de las obras de la calle de las Monjas.
Se acuerda hacer extensivo el riego á todas las calles de terrisco.
Dictámen Hacienda referente á supresión de la Intervención. Después de una detenida discusión se aprobó el dictámen, que propone continúe, por ahora, por 13 votos contra 9.
Se acuerda, en vista, del dictámen Hacienda sean admitidos los cupones de los Bonos sin distinción de vencimientos.
Cinco dictámenes de obras aprobadas.
También se aprueba el acta de remate de la subasta para subministrar lápidas para la nomenclatura de vias públicas.
Dictámen de la Comisión de alumbrado presentando el presupuesto aproximado del importe á que ascendería la instalación de 12 faroles en la Muralla.
Combaten la instalación los señores Estade y Ribot y la defiende Escafí. Propone Rosselló, don Alejandro, que si se cede al dominio público aquel terreno se instale el alumbrado.
Escafí suplica á Rosselló acepte su enmienda. «Se apruebe la instalación del alumbrado siempre que por la Autoridad militar ceda el disfrute del terreno en condiciones admisibles por el Ayuntamiento, y que se nombre una comisión para que se entienda en este asunto con la autoridad indicada.» Se pasa á votación, resultando empate en 11 votos.
Acuerda el Ayuntamiento por 13 votos contra 9, no ser urgente el asunto y se suspenda la resolución hasta la siguiente sesión.
Se aprueban varias exenciones de mozos de marina y sé levanta la sesión.

Dia vint-i-dos de Juliol de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
La Junta general de férias y fiestas se reunió ayer tarde para resolver principalmente el conflicto promovido por ciertas cuestiones de delicadeza que habían servido de base á la Comisión de festejos para declararse disuelta. Los Sres. Quintana y Pou propusieron los medios que á su vez fueran más conducentes para que desaparecieran aquellos motivos: siendo eficacísimamente secundados por los Sres. Moragues y Socías y Caymari; más las palabras. del Sr. Pons dando cuenta de que aquella Comisión había acordado disolverse y no dimitir, y las declaraciones del Sr. Fiol, según las cuales el Presidente y Secretario que habían sido dé la disuelta Comisión de festejos se habían negado en nombre de todos sus compañeros, á reconstituirla á pesar de las instancias del Sr. Gobernador Presidente de la Comisión general que las hacía en nombre y por acuerdo de la misma, convencieron á la Junta general de la inutilidad de todas las gestiones que tuvieran por objeto reconstituir la disuelta Comisión. La propuesta del Sr. Quintana de que los trabajos de la Comisión de festejos podían agregarse á la de férias, aceptada por el Sr. Fiol presidente de esta última, prèvia la agregación de algunos de los señores vocales entónces presentes, fué aprobada y de esta manera queda realmente disuelta la Comisión de festejos, y zanjadas las dificultades producidas por el irrevocable acuerdo de esa Comisión, á pesar de duplicarse la consignación hecha en el presupuesto de gastos para las fiestas.
Enlazada con esta discusión se trató de los recursos, distinguiéndose los ciertos de los eventuales: aquéllos no ascienden ni con mucho á los gastos de igual índole; más entre los eventuales los hay tan probables que bien puede contarse con ellos para llevar adelante algunos gastos, que si no inmediatamente reproductivos, lo son mediante cierto tiempo, como sucede con las exposiciones, concursos y certámenes.
También por motivos de delicadeza tenían presentada su dimisión los Secretarios Sres. Cerdá y Escafí; la Junta general deploró que hubieran sido molestados por personas ignorantes de sus activos y buenos servicios y acordó por unanimidad tributarles un voto de gracias y no admitirles la dimisión.
La Comisión de funciones religiosas dió cuenta de sus acuerdos reducidos á una misa cantada con sermón en la Catedral, el primer día de féria, un Te-Deum el último día, en el caso de no haber interrumpido las funciones públicas ningún incidente desgraciado, y que los individuos que la componen cuidarán de sufragar el gasto que haga esta Comisión.

Dia vint-i-tres de Juliol de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava: La Junta Organizadora de las Ferias y Fiestas de Palma acordó en sesión celebrada el juéves último, refundir en una sola Comisión la de Férias, que preside D. Joaquín Fiol, aumentando el número de sus individuos, y completándola con los Sres. D. Mariano de Quintana, don Ernesto Canut, D. Miguel Socias y Caimarí, D. Guillermo Moragues, D. Pedro Aguiló Cetre y D. Federico Alabern. Se acordó también por unanimidad no admitir la renuncia que de sus cargos de Secretarios de la Junta Organizadora, habían presentado D. Jaime Cerdà y Oliver y D. Domingo Escafí, á quienes se rogó continuaran en sus puestos.

Dia vint-i-tres de Juliol de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 1, publicava:
LA OPINION
Un ramillete.

Parece ser que la cuestión de intervenciones es la comidilla del actual Ayuntamiento, puesto que se ha ocupado ya varias veces de ia intervencion del Ayuntamiento en la recaudación de consumos, y de la intervención en las contribuciones. De esta nos ocuparemos el día en que se nombre el interventor ó inspector, para quien se prepara la cama, de todos ventajosamente conocido; hoy, nos ocuparemos de la de consumos.
Hay un número fatídico, cual es el número 13, que se ha colado en el Ayuntamiento y que regula la mayoría de las votaciopes. Trece fueron los Señores Concejales que el miércoles dia 13 del actual, votaron en la cuestion magna de intervención en las contribuciones y trece los qué votaron en la última sesión á favor de la intervencion en los consumos. Si fuéramos supersticiosos, temeriamos que ese cabalístico número fuese funesto para la buena armonía que debe reinar entre los Señores concejales, pero de esperar es que esta no se turbe porque reconocemos en el Presidente de la corporación municipal dotes suficientes para imponerse, y para desmentir con sus actos la voz que corre, de que está enteramente entregado á cierta importante camarilla que hoy domina en el Ayuntamiento, y que es la firme base sobre que descansa esa célebre sociedad de los trece.
Pero vamos à la cuestión de los consumos.
Se nos asegura que la intervención cuesta 30000 pesetas anuales al municipio; suponiendo que los productos han aumentado, como se nos dice, en 40000 pesetas, obteniendo tan solo el Ayuntamiento la mitad ó sean 20000, resulta que la celosa intervención, como la llamó en su día nuestro querido colega El Demócrata, nos cuesta 30000 pesetas para obtener 20000.
Y ya que hemos nombrado á uno de nuestros colegas en la prensa, no dejará de ser oportuno recordar lo que opinaba El Demócrata, cuyos principales hombres son los que en el seno del Ayuntamiento han sido los ardien tes panegeristas de la intervención, opinión que no podrá sospechosa, conocido como es el celo que siempre ha demostrado aquel periódico por todo aquello que tendia á mejorar la situación de ios intereses municipales.
Decia nuestro estimado colega referente á la intervención celosa lo siguiente:
«¿Con qué un tio del Sr. Binimelis ha sido nombrado interventor de consumos después de haber propuesto el sobrinito la creación de este empleo? Asi lo asegura un periódico. Por algo habíamos nosotros creído oir en las arias del Sr. Binimelis alguna reminiscencia" de La Forza del destino. Vamos, que los Sres. concejales son unos muchachos aprovechados.»
(Dia l.º Diciembre 1879.)
«Al dar cuenta á nuestros lectores de la resolución tomada por el Ayuntamiento respecto á la intervención de los consumos, dijimos que dudábamos mucho del éxito, apesar de que presumíamos que lo de la intervención era solo una pantalla para colocar á siete ú ocho paniaguados.
Nuestros vaticinios se han cumplido porque la baja continua mucho mas notable, aparte de las doce mil pesetas de gastos que han tenido que aumentarse en el presupuesto.
¡Y luego se dirá que hacemos la oposición por sistema!....»
(Dia 5 Diciembre 1879.)
«Díóse lectura del estado de recaudación de consumos obtenida en el último periodo que comparado con el de igual fecha del pasado año acusa una baja exhorbitante que no ha sido posible aminorar la celosa intervención del Ayuntamiento, viniéndose á confirmar nuestros augurios.»
(Dia 6 Diciembre 1879.)
«La recaudación de consumos sigue su natural descenso, pues durante los ocho días comprendidos desde el nueve al quince del actual ha redituado pesetas 19.908,78 y en igual periodo del pasado año se recaudaron 26.175,73, resultando una diferencia de menos en el actual de 6.266,95.
La intervención municipal produce los efectos que eran de esperar.
(Dia 20 Diciembre 1879.)
Por mas que nosotros combatimos y combatirémos siempre la intervención, nunca podríamos hacerlo con frases tan duras como lo hizo El Demócrata el suelto del dia 5 de Diciembre, diciendo como dijo: que lo de la intervención era solo una pantalla para colocar á siete ú ocho paniaguados. ¿Creen los respetables Señores concejales Rosich. Escafí, Bisañez, Lladó, etc., etc., que los ocho inter ventores son ocho paniaguados? Creen que merece la intervención ser calificada de celosa en letra bastardilla? Se tiene intención de sostener basta el 21 del próximo Agosto en sus puestos á los interventores, para tener con ellos celosos agentes que se desvelen en pro del acontecimiento que debe tener lugar el citado dia 21? Algo se murmura de esto, y justo es que se llame la atención del Sr. Alcalde, que parece que no ha podido resistirse cada vez a formar en el número de los trece.
Si no fuera que temeríamos con ello el que se nos tachara de plagiarios, repeliriamos aquellas palabras que en su suelto de día 1.º de Diciembre decia El Demócrata: Vamos, que los señores concejales son muchachos aprovechados.
Con 8 interventores, 8 municipales y 8 serenos destinados á formar el personal de la intervención municipal en los consumos, con esos 24 individuos, hay personal bastante para cubrir todas las necesidades que puedan tener determinadas personalidades que figurando en el número de los 13, necesitan tener agentes que trabajen á favor de determinadas aspiraciones y tomar parte en ciertos actos puramente políticos.
La tela es algo barda y mal tejida para que no se conozca el paño.
Suponemos que El Demócrata y los demas colegas de la localidad que han hecho cruda guerra á la intervención de consumos hasta ahora, seguirán combatiendo en el mismo terreno la malhadada intervención.
Al oido, muy quedito y en voz baja, diremos á nuestros lectores, que no crean ese rumor que corre y que se reduce á decir que si se ha sostenido por los que han sido sus mas decididos campeones la intervención en los consumos, es para que abriendo esta puerta, pudiera pasar por ella la incomprensible y odiada intervención ó inspección en las contribuciones, que los mismos hombres acaudillan y defienden.
Para concluir diremos que la comisión de Hacienda del Ayuntamieoto, la forman los Sres. Rosich, Escafí, Marroig, Munar. Castellà, Oliver y Puig. El dictamen abogando por sos tener la intervención en los consumos, solo lo firmaban tres de los siete, y eran los Sres. Rosich, Escafí y Munar.

Dia vint-i-tres de Juliol de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
En la Junta General celebrada ántes de ayer en el local que ocupa este Gobierno de la Provincia, por la Organizadora de Ferias y Fiestas tomáronse los importantantes acuerdos siguientes:
Admitir la dimisión presentada por la Comisión de Festejos y decidir que la Comisión de Férias ayudada de las personas que ella misma elija se encargue de los trabajos que á la primera estaban encomendados.
Dar cuenta de la dimisión presentada por los señores Cerdá y Escafí, la cual no les fue admitida.
Enterarse con agrado de un dictámen de la comisión de funciones religiosas, las cuales serán costeadas con los fondos que esta misma comisión se ha procurado.
Y resolver que la Comisión Central, compuesta de todos los presidentes de las comisiones particulares sea la encargada de redactar y publicar los programas y carteles de las Ferias y Fiestas.
Presidió la reunión el Sr. Doz, Secretario del Gobierno civil, delegado por el Sr. Gobernador que se hallaba indispuesto y actuaron como secretarios por ausencia de los señores Cerdà y Éscafí los señores D. Sebastian Font y Martorell y D. José Socías y Gradolí.

Dia vint-i-sis de Juliol de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
La sesión celebrada el sábado por la noche por la Junta Municipal se declaró abierta á las 8 y 3 minutos con 35 asistentes, entre contribuyentes y concejales.
Se leen las actas de las sesiones anteriores y son aprobadas.
Dáse lectura del presupuesto adicional correspondiente al pasado ejercicio y es aprobado.
Léese el ordinario del año económico actual y el dictámen de la comisión de Hacienda.
Se abre discusión sobre el mismo por capítulos.
Antes procedióse á la lectura de un recurso de la Sociedad del Alumbrado por Gas.
El Sr. Rosich propone que el presupuesto vuelva á la comisión para que lo estudie.
El Sr. Ribot fundándose en la ley municipal dice que no puede volver sin faltar á ella.
Después de algun debate se pasa á votación la proposición Rosich y queda desechada por 26 votos contra 13.
Presupuestos.— El Sr. Estade pide á la Junta que elimine la partida consignada para mantener y retribuir la intervención de consumos.
El Sr. Serra hace la misma proposición y el Sr. Ribot habla en pro de dicha proposición.
Lee algunos párrafos del periódico «El Demócrata» y está bastante hábil en la discusión.
Los Sres. Escafí y Rosich hablan contra la proposición Estade diciendo que la comisión no propone que la intervención dure todo el año, sino solamente hasta que el Ayuntamiento resuelva si debe pedir al Gobierno la cesión de los consumos.
El Sr. Rosselló defiende brillantemente la proposición Estade.
Después de otros incidentes se pasa á votación y resulta aprobada la proposición por 26 votos contra 7.
Los que votaron contra la proposición del Sr. Estade, esto es, á favor de la intervención son los siguientes: Sres. Rosich, Bisañez, Escafí, Oliver, Jaume, Sbert, Presidente.
El Sr. Serra propone que se suprima la partida destinada á la banda municipal y apoya su proposición en breves palabras.
El Sr. Estade habla contra esta proposición y después de algunas exposiciones de hechos el Sr. Serra la retira.
Previo un ligero debate sobre si debe disminuirse ó no en 7 el número de Municipales, en el cual toman parte los señores Estade pidiendo que no se quiten y el Sr. Oliver en contra queda deshechada la proposición del Sr. Estade por 25 votos contra 6.
Se suspende la sesión hasta el mártes á las 8.
Eran las once menos diez minutos.

Dia vint-i-set de Juliol de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
Está ya acordada la supresión del cargo de Interventor de consumos que estaba retribuido con el sueldo anual de 30.000 pesetas.
A lo que dice El Diario se oponían á este acuerdo los señores Escafí, Oliver y Mulet, Rosich y el Alcalde, Sr. Canals.

Dia vint-i-set de Juliol de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Bajo la presidencia del Alcalde Señor Canals y con asistencia de treinta y cinco entre concejales y asociados continuó ayer su sesión la Junta municipal á las ocho y media de la noche.
Siguióse la lectura por capítulos y ar tículos del presupuesto ordinario para el año actual.
El Sr. Serra propuso que se continuase subvencionando al Conservatorio Balear al igual de los otros años.
El Sr. Estade combatió esta proposición y después de un corto debate en el que intervinieron los señores Alzamora y Escafí apoyando al Sr. Serra, se pasó á votación y fué desechada por 23 votos contra once.
El Sr. Alcover propuso que se consigne en el presupuesto la misma cantidad que anteriormente se destinaba á las obras del puerto.
El Sr. Estade habló en contra de dicha proposición.
El Sr. Roselló pidió que se nombrase una comisión que entienda en dicho asunto, de la cual deseaba que formase parte el Sr. Estade.
Este señor propone que á fin de que no quede entorpecida la aprobación de los presupuestos, las veinte mil pesetas destinadas á las obras mencionadas se agregasen á la partida de imprevistos y en su día, cuando se acordase dar esta subvención, estará ya dicha cantidad consignada en presupuesto.
El Sr. Sbert pide que no se dilate la resolución de la proposición del señor Alcover.
El Sr. Roselló apoya su enmienda, la cual pasa á votación y es aprobada por 31 votos contra 5.
Quedan nombrados para formar la comisión citada los señores Roselló, Alcover, Estade, Oliver y Sbert.
Acabada la discusión sobre los gastos del Ayuntamiento principia á darse lectura á los ingresos.
El Sr. Sbert pide que se suprima el arbitrio impuesto al tranvia o que al menos se le reduzca á una octava parte del consignado en presupuesto.
El Sr. Oliver combate esta proposición y esplica los motivos que tuvo la comisión de que él formaba parte para consignar esta partida en presupuesto.
A petición del Sr. Estade se dá lectura al fallo dado por la Diputación provincial en el recurso presentado por la Compañía de los Ferro-carriles.
Dicho señor habla en contra de la proposición del Sr. Sbert.
El Sr. Feliu D. Juan pide que no se consigne ninguna cantidad en presupuesto al objeto que se está discutiendo.
Después de alguna discusion se pasa á votación la enmienda del Sr. Feliu, que queda desechada por 23 votos contra 11.
Acto seguido se vota si debe pagar lo que propone el Sr. Sbert ó si lo consignado en presupuesto y queda acordado lo último por 21 votos contra 13.
Por ser la hora muy avanzada se suspende la sesión, después de acordarse continuarla el lunes próximo á las ocho de la noche.
Eran las once y cinco minutos.

Dia dos de Agost de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
SECCION LOCAL
A las ocho y media de la noche reanudó ayer la sesión supendida en la semana anterior, la Junta municipal encargada de la aprobación del presupuesto ordinario.
Presidió el Sr. Canals, alcalde primero.
El Sr. Estade de la comisión elegida para estudiar la conveniencia de subvencionar las obras de nuestro puerto manifestó que no se había tomado otro acuerdo mas que el de que cada uno de sus miembros emitiese el parecer que tuviese por conveniente, toda vez que no hubo uniformidad de miras entre ellos.
En su consecuencia el Sr. Alcover después de manifestar algunas razones en pró de la subvención de 20.000 pesetas pide á la Junta se sirva mantenerlas integras en el presupuesto para aquel objeto.
Replica el Sr. Estade al preopinante combatiendo la subvención y aduciendo también algunas razones para sostener su negativa, en cuya idea le apoya el señor Oliver haciendo observar que el Ayuntamiento no viene obligado á conceder aquella subvención, la cual en todo caso seria puramente voluntaria.
Tercian en el debate los señores Rosich y Feliu, e! primero de los cuales fijando la discusión en su verdadero punto hizo observar que hallándose casi concluidas las obras del puerto opinaba por que quedasen sin consignar las 20.000 pesetas objeto de la controversia y en efecto asi lo acordó ia Junta por 21 votos contra 15.
Empiézase la lectura del presupuesto de ingresos.
Al llegar al capitulo que trata del impuesto que se proyectaba de exigir cinco céntimos de peseta por cada metro cúbico de gas que se consumiese, tomó la palabra él Sr. Ribot y propuso se eliminase esta partida, dejando de establecerse este impuesto.
Generalizóse la discusión y como cuestión prévia el Sr. Oliver propuso á la presidencia que preguntase si habia algun concejal ó asociado que fuese accionista de la sociedad del alumbrado por gas, lo cual dió lugar á un incidente algo grotesco que dió por resultado una votación decidiendo que los accionistas de la mencionada Sociedad no tenían interés alguno en que se estableciese aquel arbitrio; después de lo cual se entró de lleno en la discusión del articulo en que el susodicho impuesto se consignaba.
Lo combate el Sr. Ribot y lo apoya el Sr. Estade.
El Sr. Alzamora hace uso de la palabra para traer á la memoria de la Junta hechos desagradables ocurridos en Barcelona no hace muchos años precisamente con motivo de un impnesto de igual naturaleza contestando el Sr. Estade quien después de algunas observaciones formula una proposición dividida en dos partes: "la primera se contenía en la siguiente pregunta; puede ó debe establecerse el impuesto que se proyecta? La segunda fué formulada así, cuanto debe pagarse, en caso afirmativo, por cada metro de gas que se consuma?
Puesta á votación la primera parte se acordó negativamente por 20 votos con tra 11 quedando por lo tanto desechado el impuesto y sin objeto la segunda parte.
El Sr. Oliver pide que se reclame de señores accionistas de la Sociedad del alumbrado por Gas.
Continúa la lectura del presupuesto de ingresos. El Sr. Escafí, en vista de que con la supresión del impuesto sobre el gas quedaba desnivelado el presupuesto, propuso que se suspendiese la sesión y se nombrase una comisión que tuviese el encargo de estudiar y proponer la manera de saldar el déficit que resultaba.
Al llegar á este punto siendo las once v cinco minutos nos retiramos del consistorio mientras seguía la discusión.
La Sesion de la Junta Municipal de asociados continuó después que nosotros hubimos abandonado el Consistorio, tomándose los siguientes acuerdos:
Rebajar la cantidad consignada en el presupuesto de ingresos, por concepto de prestación personal á 5.000 ps; en vez de las 20.000 que en el figuraban.
Desechar una proposición del Sr. Estade pidiendo que para equilibrar el presupuesto se impusiese una contribución sobre la tubería que ocupa la via pública destinada al repartimiento del gas.
Aprobar otra del Sr. Rosich en que pedia cese hoy mismo la intervención de consumos y no al concluir la sesión con forme se había acordado y que se consigne en presupuesto la cantidad necesaria para satisfacer sus haberes.
Nombrar una comisión especial, atendiendo á lo avanzado de la hora, encargada de nivelar el déficit que resulte entre el presupuesto de gastos y el de ingresos, comisión para que fueron designados los señores Alzamora, Oliver, Roselló, (D. Alejandro), Castellà y Vicens, (D. Lorenzo.)
Y suspenden la sesión que continuará el próximo juéves á las ocho.
Eran las 12 y 11 minutos.

Dia tres de Agost de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
El proyecto de la creación de un investigador de consumos parece que no encuentra apoyo en parte alguna; pues hasta los que recomendaron su estudio se lavan las manos. Con este objeto el Sr. Escafí ha escrito á El Diario diciendo que él no lo ha defendido ni apadrinado.

Dia tres de Agost de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava: Anunci de la rifa de la Comisió de Ferias (veure imatge de la Opinion de 11-08-1881)

Dia tres de Agost de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava: Anunci de la rifa de la Comisió de Ferias (veure imatge de la Opinion de 11-08-1881)

Dia quatre de Agost de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
SECCION LOCAL.
La sesión ordinaria celebrada anoche
por el Ayuntamiento de esta ciudad empezó á las ocho y cuarenta minutos bajo la presidencia del Sr. Alcalde Canals y con asistencia de 24 señores concejales.
Después de leida y aprobada el acta de la sesión anterior se entró en el despacho ordinario dándose cuenta de un dictámen de la comisión de vias públicas en el cual, haciéndose constar la ineficacia de los servicios que prestaban los dos peones destinados á cuidar del huerto llamado de Tirador y en vista de que se halla este inculto y sin aplicación al objeto que está llamado á llenar, se proponia quedasen aquellos declarados cesantes, concediendo la casa que existe en aquel sitio para habitación de un peón anciano exento de servicio y disponiendo ademas que el terreno fuese cuidado por los peones camineros. El Ayuntamiento aceptó al parecer con fruición este dictámen que fué convertido en acuerdo por unanimidad.
Se da lectura á varios dictámenes de la comisión de obras siendo aprobados.
La comisión de hacienda presenta á la aprobación del Ayuntamiento la distribución de fondos del mes de Julio que fué aprobada prévia una súplica del Sr. Ribot pidiendo que en lo sucesivo se hiciesen constar los conceptos de la distribución á cuya idea accedió el Sr. Rosich como presidente de la comisión.
El Sr. Alcalde manifestó al Ayuntamiento que el Sr. Jefe económico, en vista de la supresión de los interventores de consumos se habia ofrecido espontáneamente á recaudar por cuenta de la corporación el irapuesto sobre la sal interin esta resolvía la forma con que esta recaudación tuviera que efectuarse. El Ayuntamiento acordó agradecer el ofrecimiento al Sr. Jefe económico y suplicarle efectúe interinamente dicha recaudación.
En vista de algunos defectos que á juicio de algunos señores concejales se observan ea el Reglamento para el régimen y gobierno interior del cuerpo municipal, el Sr. Ribot propuso que se llevara á cabo su reforma en algunos puntos que citó y en otros, aceptándose el pensamiento y decidiendo fuese la comisión de Gobierno interior la encargada de estudiar y proponer las reformas apetecibles.
Suscitóse un incidente sobre el hecho de haberse negado el propietario de una casa apuntalada en la plaza de Sta. Eulalia á obedecer las órdenes de la Alcaldía que le mandaban quitar los puntales, en el cual intervino el Sr. Estade proponiendo que el Ayuntamiento acordase fuesen quitados de oficio; el Sr. Alcalde consideró improcedente esta proposición que fué retirada á indicacion del Sr. Ribot, con lo cual declaró el Sr. Canals que instaría al propietario en cuestión á la obediencia en el plazo de 24 horas, con apercibimiento, procediéndose á la vía ejecutiva caso de no cumplirse sus órdenes.
El Sr. Alcalde en vista de haber insistido un periódico de esta localidad (La Opinión fué) en que no se demorase el cumplimiento del acuerdo del Ayuntamiento que mandaba proceder al derribo de la casa de la calle de S. Elias, que forma esquina con la de los Olmos mandó leer una sucinta reseña del espediente de derribo, incoado en Marzo de 1880, esto es, hace un año y cuatro meses y de él resulta que después de llevado á cabo el último acuerdo confirmando otros anteriores el Sr. Canals concedió 8 días de término al propietario del piso superior para la designación de peritos, hallándose en este punto, el asunto en cuestión.
El mismo señor hace saber que han sido demolidas las obras fraudulentas ejecutadas en el interior del convento de la Misión y que habiendo visto que dos periódicos de esta capital (El Demócrata y El Isleño) se ocupaban bajo sentidos opuestos de la cuestión de libertad de perros deseaba que la corporación le ase sorase ó ilustrase con un acuerdo median te el cual quedase fijada la conveniencia ó inconveniencia de los medios hasta hoy adoptados. Este deseo envolvía, segun se vé, la reforma de los artículos de las Ordenanzas municipales que tratan sobre aquel particular, á lo cual accedió el Ayuntamiento nombrándose una comisión especial compuesta de los señores Castellà, Alcover y Escafí para que estudie este asunto y proponga lo que á su juicio fuere mas conveniente.
Con un incidente cuyos detalles no queremos referir porque no nos parecieron corresponder á la seriedad de un Ayuntamiento digno como el nuestro, promovido por el Sr. Estade sobre haber andado suelto un chacal, concluyó la sesión acordándose que se prohiba la circulación de fieras por las vias públicas, acuerdo que solo creemos competente a la Alcaldía.
Al terminar la sesión eran las diez.

Dia cinc de Agost de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Extracto de la Sesión ordinaria celebrada por el Ayuntamiento el 3 de Agosto
Abierta la sesión con asistencia de 23 Concejales, se aprobó el acta de la anterior y se tomaron los siguientes acuerdos:
Dos dictámenes de la Comisión de obras fueron aprobados. — Se desestimó la reclamación producida contra las obras que se efectúan en la calle de Salom por 20 votos contra 2.— Aprobóse la distribución de fondos. — Se acordó suplicar al Sr. Jefe económico que se recaude en los fielatos el derecho sobre la sal. — Se encargó á la Comisión de gobierno el estudio de la reforma del reglamento para la celebración de sesiones. — Propuso el Sr. Estade que de oficio se quiten los puntales existentes en la calle de Sta. Eulalia. Después de manifestar el Sr. Alcalde que este asunto era de su incumbencia, retiró la proposición el dicho concejal. — El Sr. Alcalde dió cuenta de! estado de los expedientes para el derribo de una casa en la calle de S. Elias y de las obras del edificio de la Misión. — Propuso el mismo señor Alcalde el nombramiento de una comisión que estudie si las ordenanzas municipales en lo referente á perros, deben reformarse. Se nombró para formar parte de aquella á los Sres. Castellà, Alcover y Escafí. — Se prohibió á propuesta del Sr. Estade la libre circulación por las vías públicas de los chacales y demás animales análogos. Y sin otros asuntos de que tratar se levantó la sesión.

Dia cinc de Agost de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
La sesión de la Junta municipal continuó anoche, abriéndose à las 8 y 40 minutos, bajo la presidencia del Sr. Canals, empezóse por dar cuenta la comision nombrada para nivelar el presupues to, siendo ponente el Sr. Rosselló y principiando por decir que se ha hecho todo lo posible para aducir nuevos ingresos que dicho señor calificaba de impopulares é incobrables, tales son por ejemplo, arbitrios sobre enterramientos, pagándose un duro para conducir á los cadáveres en coche de 3.ª, dos en el de segunda y cuatro en el de primera. Sobre los rótulos fijados en las tiendas pagándose dos pesetas por cada uno: sobre el alcantarillado: Sobre los anuncios fijados en las esquinas cobrables por medio de sellos: sobre los perros: sobre los toldos: y sobre los carruajes cuyas ruedas no lleguen á tener un diámetro determinado: acabó lamentándose de que la Junta municipal no hubiese querido acordar el reparto vecinal que se había propuesto.
El Sr. Alzamora tomó pié en las palabras del Sr. Rosselló para proponerlo de nuevo en breves frases.
El Sr. Rosich hizo una pequeña enmienda á la proposición del Sr. Alzamora y el Sr. Estade tomó la palabra para pedir que se declarase la extensión en que se tomaba el reparto declarándose con tal motivo una pequeña discusión entre dicho señor y el Sr. Ribot. D. Alejandro Rosselló extendióse en algunas consideraciones y fijó el sentido en que se tomaba el antedicho reparto siendo este el de un arbitrio sobre las rentas que no están sujetas á otra contribución.
El Sr. Rosich propone como cuestión prévia el desechar la proposición de la comisión nombrada y el mismo retiró la última á causa de un corto incidente.
El Sr. Escafí dice que seria contradecir un acuerdo de la misma Junta, votando el reparto vecinal y los señores Rosselló y Ribot le contestaron para hacer ver que era inspirado por la mas extricta necesidad.
Vuelve el Sr. Escafí á insistir en que es ilógica la votación y que la superioridad podrá derogar el acuerdo á petición de los contribuyentes y añade, que para acordarse el reparto es preciso que se hayan gravado todos los demás impuestos y asegura que aun quedan tres sin gravar.
Se pasa á votacion quedando aprobada la proposición del Sr. Alzamora por 9 votos contra 5.
Aprobóse la totalidad del presupuesto de ingresos y se levantó la sesión siendo las 9 y media.

Dia cinc de Agost de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava: Anunci de la rifa de la Comisió de Ferias (veure imatge de la Opinion de 11-08-1881)

Dia deu de Agost de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava: Anunci de la rifa de la Comisió de Ferias (veure imatge de la Opinion de 11-08-1881)

Dia onze de Agost de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:

Dia desset de Agost de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava: Ayer á las once de la mañana empezaron los ejercicios de oposición á la plaza vacante de Médico segundo del Hospital provincial de Palma. Dos son, por haberse retirado el señor Serra, los médicos que aspiran á dicha plaza; los señores Escafí y González Cepeda (D. Emilio.)
Hoy á las nueve de la mañana ha tenido lugar el segundo ejercicio. El 18 es el señalado para la lectura de las memorias. En los días 19 y 20 se verificará el tercer ejercicio y para el cuarto se avisará á domicilio á los Señores Aspirantes.

Dia devuit de Agost de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Estamos dé conformidad con la siguiente noticia que publicó ayer nuestro colega el Isleño:
«A disputarse la plaza de Médico segundo del Hospital provincial de Palma se han presentado únicamente los señores D. Domingo Escafí y D. Emilio González Cepeda, pues el Sr. D. Guillermo Serra qne también aspiraba á el, ha tenido que retirarse á consecuencia de una inflamación que le ha sobrevenido en la mano derecha, precisamente la más ne cesaria para los ejercicios prácticos y de escritura.»

Dia trenta-un de Agost de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Terminadas ya las oposiciones á la plaza de médico del Hospital-civil, vacante por fallecimiento de Don Onofre Ferrer; el tribunal ha resuelto según se nos ha dicho, el no incluir en la terna mas que á uno de los dos opositores: el Sr. Escafí.
Cuestión esclusivamente científica y profesional, no somos nosotros los que hemos de juzgar el verdadero mérito de los dos opositores. Respetamos pues, el fallo del tribunal y mayormente cuando hemos de suponer que los Sres, que lo formaban se han inspirado en un criterio completamente imparcial y desapasionado. Sin embargo nos consta que, el hecho de dejar de incluir en la terna al opositor Sr. González ha causado estrañeza á muchas de las personas competentes que han asistido á todos las actos de las oposiciones.
Por nuestra parte solo diremos que, generalmente hablando, siempre ha de ser cuestión delicadísima por su trascendencia el declarar un tribunal incompetente á un compañero, por la sola razón de no creerlo á la altura de su contrincante en cualquiera de los ejercicios de la oposición.

Dia dos de Setembre de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Han terminado ya los ejercicios de oposicion á la plaza de médico del Hospital civil de esta provincia: el tribunal no ha incluido en la terna más que al señor Escafí.

Dia nou de Setembre de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:

Dia nou de Setembre de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 1, publicava: A continuación insertamos el informe que la Comisión de Hacienda de éste M. I. Ayuntamiento ha repartido impreso á cada uno de los Sres. Concejales, á fin de que pudieran enterarse de la enorme deuda del Municipio, qué asciende á la suma de pesetas 3.401.687, y del proyecto que la misma ha formulado para regular la afirmación.
Veure la imatge del diari El Áncora
Desde luego se nos ocurren algunas consideraciones que inspira la simple lectura del informe, y si no las sometemos con alguna estension á nuestros lectores, es debido al temor que abrigamos, de que el último párrafo del informe, cual posdata de carta de muger, contenga el enigma que deseamos, como suponemos lo desea la generalidad de los acreedores, ver descifrado.
Dice la comisión en el último párrafo de su informe «que si llega á merecer la aprobación del Ayuntamiento, tendrá la comisión la honra de proponerle las bases á que, en su concepto, debieran sujetarse las emisiones de los títulos expresados, asi como todo lo demás que se considere necesario para completar el presente proyecto de arreglo de la Deuda municipal.»
Ahora bien: en estas últimas líneas subrayadas, debe especialmente esconderse el enigma de todo el proyecto.
Porque francamente: decirnos cómo debe el Ayuntamiento reintegrar á sus postergados acreedores, no tenemos reparo en afirmar, (a pesar de hacer confesión de nuestra insuficiencia) que ya lo sabemos. La cuestión no está en la forma, sino en los medios.
No creemos que les baste á los acreedores, que el M. I. Ayuntamiento acuerde que en cada presupuesto de los subsiguientes ejercicios económicos, se consigne la cantidad que se compute necesaria para las procedentes amortizaciones; esto ya se ha hecho en todos ó cuasi todos los presupuestos anteriores, y los efectos de estas consignaciones no deben de haber pasado desapercibidas á los competentes señores de la Comisión.
Mientras esta no proponga las rentas que esencial y especialmente deban consignarse para cada una de las particulares amortizaciones; ó no proponga y establezca nuevos y permanentes arbitrios al efecto, no conseguiremos otro, que el que pudiera producir la carabina de Ambrosio.
Concluiremos protestando que, apesar de todo lo dicho, no perdemos la esperanza de ver á la Comisión salir airosa en su empeño, y que solo el temor de la defección que tantos escarmientos ha proporcionado á los acreedores, nos ha inspirado estos renglones, que deseamos con toda el alma tener ocasión de rectificar.

Dia quinze de Setembre de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
JUNTA ORGANIZADORA
de las Férias y Fiestas populares de Palma.
Él dia 16 del corriente á las once de la mañana tendrá lugar la solemne abertu ra de la Exposición agrícola, industrial y artística en el salón de la Lonja. Termi nado el acto la Exposición podrá ser visitada por el público, bajo el concepto de que los objetos correspondientes á los grupos l.º y 2.º se hallarán espuestos en el salón de sesiones de !a Exm. Diputación, y los de los grupos 3.º y siguientes hasta el 7.º inclusive lo estarán en el espresado edificio de la Lonja.
La Exposición continuará abierta todos los dias de 9 de la mañana á 6 de la tarde hasta que llegue el caso de tener que cerrarla lo cual se anunciara con anticipa cion.
En la puerta de cada uno de dichos locales se espenderán billetes de entrada al precio de 25 céntimos de peseta, debiendo advertir que con un solo billete se pueden visitar las dos Exposiciones.
Palma 14 Setiembre de 1881.— Los Secretarios, Jaime Cerdà y Oliver, Domingo Escafí.

Dia setze de Setembre de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
JUNTA ORGANIZADORA
de las Férias y Fiestas populares de Palma.
Él dia 16 del corriente á las once de la mañana tendrá lugar la solemne abertu ra de la Exposición agrícola, industrial y artística en el salón de la Lonja. Termi nado el acto la Exposición podrá ser visitada por el público, bajo el concepto de que los objetos correspondientes á los grupos l.º y 2.º se hallarán espuestos en el salón de sesiones de !a Exm. Diputación, y los de los grupos 3.º y siguientes hasta el 7.º inclusive lo estarán en el espresado edificio de la Lonja.
La Exposición continuará abierta todos los dias de 9 de la mañana á 6 de la tarde hasta que llegue el caso de tener que cerrarla lo cual se anunciara con anticipa cion.
En la puerta de cada uno de dichos locales se espenderán billetes de entrada al precio de 25 céntimos de peseta, debiendo advertir que con un solo billete se pueden visitar las dos Exposiciones.
Palma 14 Setiembre de 1881.— Los Secretarios, Jaime Cerdà y Oliver, Domingo Escafí.

Dia quatre de Novembre de 1881

El Áncora : diario católico-popular con censura ec a la seva pàgina 2, publicava: A continuación publicamos el extracto de los acuerdos tomados por el Ayuntamiento de esta ciudad en sesión celebrada el día 2 del actual: Leída y aprobada el acta de la sesión anterior, se autorizó, previo dictamen de la Comisión, la construcción de varias obras de intereses particular en las calles de San Pedro y de Vallori y en ei Arrabal de Santa Catalina: y se aprobó el dictamen referente a limpia de una acequia en la calle del Carmen. Se aprobó la relación de contribuyentes que deben hacer efectivo el impuesto sobre aleros y canalones. Se acordó, accediendo á una instancia da varios vecinos de esta ciudad, que las próximas ferias se celebren durante la primera quincena del mes de Junio venidero. Se dió cuenta del dictámen del Jurado que ha entendido en el examen de las Memorias sobra abastecimiento de aguas, proponiendo la creación de un accésit de 750 pesetas para premiar la única presentada; y asi se acordó. Se reprodujo y quedó aprobada la enmienda al art. 306 del voto particular del concejal D. Luis Castellà sobre reforma de las Ordenanzas Municipales, presentada por los concejales Sres. Escafi y Alcover que dice así: «Los perros no comprendidos en el artículo anterior (es decir, los que no sean de presa, mastines ó sus cruzados) podrán ir sueltos por las calles y plazas de la ciudad siempre que lleven bozal con cruz de hierro y rejilla de alambre que les imposibilite de morder. En caso de no llevar bozal deberán ser conducidos por persona capaz de sugetarlos de la cadena ó cuerda pendiente de un collar.» Igualmente se aprobó el art. 207 propuesto en el voto particular del Sr. Castellà concebido en estos términos: «Queda prohibido maltratar à perro alguno con palos, piedras ó de otro modo cualquiera. — Se prohibe igualmente escitar à los perros unos contra otros y hacerlos correr detras de las personas ó azuzarlos. — Las perras que estén en calor se tendrán encerradas y de ningún modo se podrán sacar á la calle.» Dada lectura al art. 208 propuesto en el voto particular del Sr. Castellà y de una enmienda al mismo presentada por los Sres. Escafí y Alcover se acordó que las infracciones del art. 204 se castiguen con la multa de 10 pesetas y las de los art. 205, 206 y 207 con la de 5 pesetas. Consignándose ademas que los perros que se encuentren en la vía pública sin los requisitos prescritos en los artículos aprobados serán conducidos al depósito Municipal donde se les dará muerte à los tres dias si sus dueños no se presentan á reclamarlos y á pagar los gastos de detención y alimentación á razón de una peseta diaria. Leido el art. 209 del voto particular, de una enmienda al mismo propuesto por los Sres. Alcover y Escafí y de otra presentada por el Sr. Marroig, quedarán aprobadas estas últimas; consignándose en la del Sr. Marroig que las restricciones comprendidas en los artículos anteriores, no serán aplicables fuera de la capital donde podrán ir sueltos toda clase de perros, llevando bozal con cruz de hierro los de presa, mastines y sus cruzados; y prescribiéndose en la de los Sres. Alcover y Escafi quedar esceptuados de pagar multa los dueños de perros podencos galgos y demás destinados á la caza, que por haberse escapado de la tralla ó de sus dueños se encontraren en esta capital sueltos ó sin bozal ó sin collar; siendo en estos casos conducidos los perros al depósito Municipal de donde podrán extraerlos sus dueños dentro los tres primeros dias siguientes, pagando los gastos de detención y alimentación á razón de una peseta diaria. Acordóse además que los dueños de perros al hacer anualmente el registro ó inscripción de los mismos satisfagan las cantidades siguientes: Por un perro de presa mastín ó sus cruzados. 8 pesetas. Por uno de Terranova ó sus cruzados. ... 6 « Por uno de cualquier otra clase. ..... 4 « Conforme con lo prescrito en la Ley Municipal se resolvió que los precedentes acuerdos reformando la ordenanzas Municipales no sean ejecutivos hasta que haya recaído la aprobación del Señor Gobernador de la provincia. Se enteró el Ayuntamiento del estado en que se halla, en la Junta Superior consultiva de guerra, el espediente de Ensanche de esta Capital. Habiéndose indicado por el Sr. Presidente la necesidad de construir edificios que reúnan las condiciones necesarias para establecer en ellos las Escuelas públicas de esta Capital, se acordó que la Comisión de Fomento estudie y proponga, con la posible úrgencia, el mejor modo de llevar á efecto las construcciones indicadas en beneficio de este vecindario. Propuesto por el Sr. Alcover se suspendan los efectos del acuerdo de esta Corporación mandando el derribo de la pared de cerca del antiguo Cementerio de la Vileta y destino de su solar á plaza pública; se acordó negativamente. A propuesta del Sr. Ribas se acordó que por la Comisión de ensanche se estudie y proponga lo que proceda referente a lo que tiene acordado el Ayuntamiento al obligarse á satisfacer el importe de indemnizaciones y otros gastos para llevar á efecto el ensanche de esta capital. El Sr. Presidente propuso y asi se acordó que en lo sucesivo se celebren las seciones ordinarias à las cinco de la tarde sin perjuicio de cambiar la hora cuando crea conveniente el Ayuntamiento. Y se levanta la sesion.

Dia cinc de Novembre de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Por fín en la última sesión ordinaria celebrada por el Ayuntamiento de esta ciudad terminó la manoseada cuestión de reforma de los artículos de las Ordenanzas municipales que tratan sobre la libertad de los perros, aprobándose la enmienda presentada al art. 206 del voto particular del Sr. Castellá, por los señores Escafí y Alcover; de modo que el temor que abrigábamos de que se tomase una resolución á todas luces injusta se ha realizado por desgracia.
En lo sucesivo, pues, los dueños de perros de caza, que satisfacen al Estado una contribución de más de veinte pesetas anuales por la correspondiente licencia, tendrán que satisfacer cuatro pesetas más por cada uno de los galgos, podencos, perdigueros, pachones ú otros de su clase que necesiten para dedicarse al mencionado ejercicio, quedando subsistente el uso del bozal y el de la cuerda ó cadena, es decir, los medios de fomentar y desarrollar justamente lo que se intentaba reprimir, con la anomalía, además, de que si los perros andan sueltos deben llevar bozal con cruz de hierro y regilla de alambre y si atados pueden no llevar bozal, lo cual equivale á suponer que no pueden morder al que pase por su lado.
Decimos francamente que la mayoría de nuestro Ayuntamiento no ha estado esta vez á la altura que debia esperarse de su buen criterio è ilustración. Emplear dos ó tres sesiones para venir á parar en un acuerdo absurdo y falto de equidad, tanto valía dejar subsistentes en la forma misma en que se hallaban ántes, los articulos de las Ordenanzas objeto de la modificación, que al fin y al cabo no ha contentado á nadie, con esto hubieran podido dedicarse el tiempo y trabajo perdidos en esta cuestión por los señores concejales, á otros asuntos de mucha mayor importancia para el público y para la administración municipal.

Dia set de Novembre de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Estracto de los acuerdos tomados por el Ayuntamiento de Palma en la sesión celebrada el dia 2 Noviembre 1881.
Leida y aprobada el acta de la sesión anterior, se autorizó prévio dictámen de la comisión, la construcción de varias obras de interés particular en las calles de S. Pedro y Vallori y en el arrabal de Santa Catalina; y se aprobó el dictámen referente á limpia de una acequia en la calle del Carmen.
Se aprobó la relación de contribuyentes que deben hacer efectivo el impuesto sobre aleros y canalones.
Se acordó, accediendo á una instancia de varios vecinos de esta Ciudad, que las próximas ferias se celebren durante la primera quincena del mes de Junio venidero.
Se dió cuenta del dictámen del Jurado que ha entendido en el exámen de las Memorias sobre abastecimiento de aguas, proponiendo la creación de un ascecid de 750 pesetas para premiar la única presentada quedando el dictámen sobre la mesa.
Se reprodujo y quedó aprobada la enmienda al art. 206 del voto particular del Concejal D. Luis Castellà sobre reforma de las Ordenanzas municipales, presentada por los Concejales S. S. Escafí y Alcover que dice así:
«Los perros no comprendidos en el artículo anterior (es decir, los que no sean de presa, mastines ó sus cruzados) y los de Terranova podrán ir sueltos por las calles y plazas de la ciudad siempre que lleven bozal con cruz de hierro y regilla de alambre que les imposibilite el morder. En caso de no llevar bozal deberán ser conducidos por persona capaz de sugetarlos de la cadena ó cuerda pendiente de un collar.»
Igualmente se aprobó el art. 207 propuesto en el voto particular del Sr. Castellà concebido en estos términos: «Queda prohibido maltratar á perro alguno con palos, piedras ó otro de modo cualquiera.- Se prohiben igualmente escitar á los perros unos contra otros y hacerles correr detrás de las personas ó azuzarlos.- Las perras que estén en calor se tendrán encerradas y de nongún modo se podrán sacar a la calle.
Dada lectura al art. 208 propuesto en en el voto particular del Sr. Castellà y de una enmienda al mismo presentada por los S. S. Escafí y Alcover se acordó que las infracciones del art. 204 se castiguen con la multa de diez pesetas y las de los art. 205, 206 y 207 con la de cinco. Consignándose además que los perros que se encuentren en la via pública sin los requisitos prescritos en los artículos aprobados serán conducidos al depósito municipal donde se les dará muerte á los tres días si sus dueños no se presentan á reclamarlos y á pagar los gastos de detención y alimentación á razón de una peseta diaria.
Leido el art. 209 del voto particular de una enmienda al mismo propuesta por los S. S. Alcover y Escafí y de otra presentada por el Sr. Marroig, quedaron aprobadas estas últimas; consignándose en la del Sr. Marroig que las restricciones comprendidas en los artículos anteriores no serán aplicables fuera de la capital donde podrán ir sueltos toda clase de perros, llevando bozal con cruz de hierro los de presa, mastines y sus cruzados, y prescribiéndose en la de los S. S. Alcover y Escafí, quedar esceptuados de pagar multa los dueños de los perros podencos, galgos y demás destinados á la caza, que por haberse escapado de la trailla ó de sus dueños se encontrasen en esta capital sueltos ó sin bozal ó sin collar; siendo en estos casos conducidos los perros al depósito municipal donde podrán estraerlos sus dueños dentro los tres primeros dias siguientes, pagando los gastos de detención y alimentación á razón de una peseta diaria.
Acordóse además que los dueños de perros al hacer anualmente el registro ò inscripción de los mismos satisfagan las cantidades siguientes:
Pesetas.
Por un perro de presa, mastín ó sus cruzados 8,00
Por uno de Terranova ó sus cruzados. 6,00
Por uno de cualquier otra clase. 4,00
Conforme con lo prescrito en la ley municipal se resolvió que los precedentes acuerdos reformando las Ordenanzas municipales no sean ejecutivos hasta que haya recaído la aprobación del Sr. Gobernador de la provincia.
Se enteró el Ayuntamiento del estado en que se halla, en la Junta Superior consultiva de guerra, el espediente de ensanche de esta capital.
Habiéndose indicado por el Sr. Presi dente la necesidad de construir edificios que reúnan las condiciones necesarias para establecer en ellos las escuelas públicas de esta capital, se acordó que la Comisión de Fomento estudie y proponga, con la posible urgencia, el mejor modo de llevar á efecto los construcciones indicadas en beneficio de este vecindario.
Propuesto por el Sr. Alcover se suspenden los efectos de acuerdo de esta Corporación mandando el derribo de la pared de cerca del antiguo Cementerio de la Vileta y destino de su solar á plaza pública; se acordó negativamente.
A propuesta del Sr. Ribot se acordó que por la Comisión de Ensanche se estudie y proponga lo que proceda referente á lo que tiene acordado el Ayuntamiento al obligarse á satisfacer el importe de indemnizaciones y otros gastos para llevar á efecto el ensanche de esta capital.
El Sr. Presidente propuso y así se acordó, que en lo sucesivo se celebren las sesiones ordinarias á las cinco de la tarde sin perjuicio de cambiar la hora cuando crea conveniente el Ayuntamiento y se levantó la sesión.

Dia vint-i-un de Novembre de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
SECCION LOCAL.
La sesión que por segunda convocatoria celebró nuestro Ayuntamiento el viérnes último se abrió con la asistencia de solos diez señores concejales, número que aumentó hasta catorce; al darse cuenta del dictamen que sobre el arreglo de la deuda del municipio, habían presentado tres vocales de la Comisión de Hacienda de los ocho de que la misma se compone, propuso el Sr. Sorà que no hallándose presentes los Sres. Rosich, Escafí y Puig firmantes del referido dictamen se suspendiera la discusión del mismo; opúsose á dicha pretensión nuestro amigo el Sr. Ribot, fundándose en que los asuntos no debian paralizarse por dejar de asistir algunos concejales, y mucho menos siendo tan importante el de que se trataba, puesto además como órden del dia en las papeletas de citación; y después de rectificar ambos concejales, se puso á discusión el referido dictámen, el cual fué combatido con sólidas razones por los señores Oliver y Rosselló (D. Alejandro), acordándose que volviera á la comisión para que lo reformára.
Terminado el despacho ordinario, se dió cuenta de una proposición suscrita por algunos concejales, en la cual se proponía que el Ayuntamiento acordára haber visto con disgusto , que teniéndose que tratar del importante asunto de la deuda municipal, sólo hubiesen asistido á la sesión catorce individuos de los treinta y cuatro de que se compone el Ayuntamiento. La apoyó, como uno de los firmantes el Sr. Ribot, quien, con breves y sentidas frases extrañó la conducta de sus compañeros, sorprendiéndole mayormente de algunos de los que no dejan nunca de asistir con puntualidad á las sesiones, no se hallaran presentes cuando sabían que tenia que discutirse el importante proyecto de arreglo de la Hacienda municipal, asunto en el cual está interesado, como no puede ménos de estarlo, todo el vecindario de Palma; manifestando además, que si dicho retraimiento tenia alguna relación con unos sueltos publicados por un periódico de la localidad, referentes á ciertas causas, para él desconocidas, que podían impedir que el Ayuntamiento celebrára ó no sesión protestaba por su parte y en nombre de algunos compañeros, contra la afirmación de dichos sueltos y que estaba decidido á acudir siempre á desempeñar el puesto que los electores le habian confiado, prescindiendo por completo de personalidades y de hechos que no tuvieran relación directa con el cuerpo municipal. Después de algunas observaciones del Sr. Alcover, rectificó el Sr. Ribot, manifestando que como su objeto al presentar la proposición, no era otro sino poder hacer legalmente las indicadas declaraciones la retiraba.

Dia vint-i-quatre de Novembre de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Nos complacemos en hacer llegar al conocimiento del público los nombres de los señores concejales que cumplen con su honroso deber y procuran mirar por el bien de sus administrados, asistiendo con puntualidad á las sesiones que ce lebra el Municipio.
A las cinco y mas de media de ayer, tuvo que aplazarse la sesión por no haber asistido mas que los señores siguientes: Canals, (alcalde), Rosich, Marroig, Sorá, Bisañez, Munar, Ribot, Felany, Serra, Pérez, Jaume, Escafí, Lladó, Domenge, Granell, Bennasser y Alcover.
Total diez y siete y el Ayuntamiento se compone de treinta y cinco.
Tendremos mucho gusto en publicar, siempre que podamos conocerla, la lista de los señores que asistan á las primeras convocatorias, para que el país juzgue á los demás.

Dia vint-i-nou de Novembre de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava: LOCAL:-Extracto de los acuerdos tomados por el Ayuntamiento de Palma en la sesión celebrada el dia 25 de Noviembre 1881
Se abrió la sesión á las 5 y media bajo la presidencia del señor Canals, y leída el acta de la anterior fué aprobada.
Pidió é hizo uso de la palabra el señor Escafi para manifestar, que en vista del voto de censura que en la sesión anterior se había presentado por la falta de asistencia de algunos concejales á la sesión, manifestaba en nombre propio y en el de algunos de sus compañeros, que a pesar de estar en el salón inmediato al de sesiones no habían tenido por conveniente entrar en el consistorio en la anterior porque se lo vedaban razones poderosísimas, y que anunciaba desde luego que mientras dichas razones subsistieran ni él ni sus referidos compañeros asistirían a las sesiones ordinarias de los miércoles, pero sí a las de segunda convocatoria en las cuales se puede tomar acuerdos cualquiera sea el número de los que asistan
Contestó el Sr. Ribot el cual empezó por decir que no intentó al presentar la proposición á que es refería el Sr. Escafí, censurar la conducta de sus compañeros , sino manifestar el disgusto que le causaba que no hubiera mas que diez concejles en el salón teniéndose que tratar del importante asuntpo del arreglo de la deuda municipal, pero que extrañaba mucho que el Sr. Escafí y algunos compañeros suyos se colocaran fuera de la ley, manifestando que dejarían de asistir a las sesiones tomando un pretexto tan poco aceptable como era el de razones poderosísimas; invitó al Sr. Escafí á que explicara de una vez cuales eran dichas razones, que si se referían a algun hecho punible que tuviera relación directa con el ayuntamiento ó alguno de sus individuos, la denunciara desde luego atacando de frente y por su nombre al que creyera culpable, como lo había hecho él en otras ocasiones, aduciendo datos y presentando pruebas, pero que si las manifestaciones del Sr. Escafí se referían a hechos ajenos á la corporación, u obedecían a sujeciones de algún periódico, según había tenido ocasión de leer, no podrá menos de censurar dicha conducta; lamentándose de que la siguiera y la patrocinara, un compañero tan discreto como el Sr. Escafí.
Rectificó dicho señor manifestando, que ni la ley municipal ni el reglamento le imponían l obligación de contestar á las preguntas que le dirigía el Sr. Ribot. Replicó el Sr. Ribot diciendo que si también es cierto que ni la ley ni el reglamento obligan á contestar á sus preguntas, todas las reglas de la cortesía disponen, quecuando se dirijen acusaciones mas ó menos embozadas, por las cuales puedan creerses aludidas algunas personas y una de ellas pide explicaciones, no deben éstas hacerse esperar; haciendo constar además, que el Sr. Escafí había dicho en sesión pública que faltaría a la ley, siempre que tuviera para ello razones, que no supo, ó no quiso explicar.
Terminado este incidente se pasó al despacho ordinario.

Dia dos de Desembre de 1881

El liberal : órgano democrático de la isla de Meno a la seva pàgina 3, publicava: Nuestro colega «El Demócrata» de Palma, se viene ocupando de la cónducta observada por la Diputación provincial en la provisión de una plaza de médico de aquel Hospital. El hecho es de lo mas conservador que pueda darse. Vacó la plaza, y su provisión se sacó á oposición según está mandado. Entre los profesores que tomaron parte en ella sobresalió nuestro amigo y correligionario Sr. Escafí, á quien le fué aquella conferida; pues para martirio de los reaccionarios, suelen los demócratas ganar casi todas las plazas que salen a oposiciones. Pero la liberal Diputación, que por algo es de la escuela del Conde de Toreno, acordó suprinúr la plaza. No creemos que pueda prevalecer semejante acuerdo, que lastima derechos legítimamente adquiridos, pero todo sería posible dada la marcha del gobierno fusionista. ¿Para cuando guarda el Sr. Sagasta plantear las promesas hechas en la oposición? ¿Le parece que no es hora?

Dia nou de Desembre de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Recomendamos la lectura del siguiente anuncio á todas las madres de familia:
Real Academia de Medicína y Cirugía de Palma.
Esta Academia vacunarà gratuitamente en Montesion mañana sábado á las once de la misma.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.— Palma 9 Diciembre de 1881.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia nou de Desembre de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Real Academia
de Medicína y Cirugía.
Esta Academia vacunarà gratuitamente en Montesion mañana sábado á las once de la misma.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 9 Diciembre de 1881.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia deu de Desembre de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
En sesión celebrada el día 7 del actual el Ayuntamiento de esta ciudad tomó los acuerdos siguientes:
Leída y aprobada el acta de la anterior se acordó dejar sin efecto la órden de derribo de un edificio denunciado por ruinoso, por no amenazar la seguridad pública, según dictámen del perito tercero, nombrado al efecto.
Se aprobó el inventario de los edificios públicos y demás bienes inmuebles que posee el Ayuntamiento, acordándose su remisión al Sr. Gobernador de la provincia, que lo tiene reclamado.
Se encargó á una de las Comisiones del Ayuntamiento la averiguación de los datos necesarios para saber si cierta finca pertenece á ésta Corporación municipal.
Se aprobaron varios dictámenes de la Comisión de hacienda de interés particular.
Se aprobó igualmente la distribución de fondos para satisfacer obligaciones contraidas por el Municipio.
Retirada por un mozo del reemplazo actual la exención que tenía alegada, se acordó declararlo soldado.Habiendo fallecido el Corredor municipal encargado de facilitar las notas de precios de los artículos de consumo, se nombró para dicho cargo á don Domingo Picornell.

Dia setze de Desembre de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleare a la seva pàgina 4, publicava: Recomendamos al público la vacunación por medio del siguiente anuncio: Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma. Esta Academia vacunará y gratuitamente en Montesion mañana sábado á las once de la misma. Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 16 Diciembre 1881. El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint de Desembre de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana miércoles á las once de la misma.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 20 Diciembre de 1881.— El Secretario de gobierno. Domingo Escafí.

Dia vint-i-tres de Desembre de 1881

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Llamamos la atención del público sobre el siguiente anuncio:
Real Academia, de Medicina v Cirugía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitameate en Montesion mañana sábado á las once de la misma.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 23 Diciembre de 1881.— El Secretario de gobierno. Domingo Escafí.

Dia vint-i-tres de Desembre de 1881

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Real Academia
de Medicina y Cirugía.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana sábado á las once de la misma.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 23 Diciembre de 1881.— El Secretario de gobierno. Domingo Escafí.

Dia quatre de Gener de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:

Dia quatre de Gener de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana juéves á las once de la misma.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 4 Enero de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia quatre de Gener de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujia. Lo que se anuncia para conocimiento del publico.
Palma 4 Enero de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia setze de Gener de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Extracto de los acuerdos tomados por el Ayuntamiento de Palma en la sesion celebrada el dia 13 de Enero de 1882.
Después de leída se aprobó el acta de la anterior.
Se aprobaron varios dictámenes de la Comisión de Obras; emitidos en asunto de interés particular.
Se acordó á propuesta de la misma Comisión que se nivelen á las rasantes de las calles inmediatas los restos de construccíones aun existentes en el solar de la demolida Carnicería vieja.
Después de oido el parecer de la Comision de Cementerios, se autorizó la cesión que de la propiedad de varias sepulturas otorgan sus propietarios á favor de cier tos partículares.
Se autorizó á la Compañía de Ferro-Carriles de Mallorca para que pueda ensayar la sustitucior de la tracción animal que se utiliza actualmente en la tranvía que atraviesa, esta ciudad, con una má quina á vapor sistema Brouwere por tiempo indeterminado á voluntad del Ayuntamiento.
A propuesta del Sr. Procurador Sindico se confirmó el fallo acordado por esta Corporación municipals por el que se esceptuó del servicio de la Armada á varios mozos de la reserva de marinería, que adujeron motivo legal para ello.
Para cabrir las vacantes que existen se agregó á las Comisiones de Alumbrado y Beneficencia, respectivamenle á los Señores Estade y Escafí.
Se levantó la sesión.

Dia devuit de Gener de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana jueves á las once de la misma.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 18 Enero de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia devuit de Gener de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Real Academia
de Medicina y Cirugía.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana jueves á las once de la misma.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 18 Enero de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-cinc de Gener de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesión mañana juéves á las 4 de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 25 Enero de 1882. — El secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-cinc de Gener de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana jueves á las once de la misma.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 25 Enero de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-vuit de Gener de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma.
Esta Academia celebrará la sesión pública inaugural del presente año el día 30 de los corrientes á las seis de la tarde leyendo el discurso reglamentario el Sr. Sócio de número D. Pedro Antonio Obrador.
Lo que se anuncia por disposición del Sr. Presidente para conocimiento del público. Palma 27 Enero 1882. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia trenta de Gener de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava: Real Academia de Medicina y Cirujia de Palma
Esta Academia celebrará la sesión pública inaugural del presente año el dia 30 de los corrientes a las 6 de la tarde, leyendo el discurso reglamentario el señor socio de número D. Pedro Antonio Obrador.
Lo que se anuncia por disposicion del señor Presidente para conocimiento del público.
Palma 27 Enero de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia trenta de Gener de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava: La Real Academia de Medicina y Cirujía celebra esta noche a las seis sesión pública para inaugurar las de este año. El discurso está a cargo de D. Pedro Antonio Obrador.

Dia trenta-un de Gener de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava: La Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma inauguró ayer sus tareas anuales ante un numeroso concurso de profesores en el arte de curar y otras personas conocidas en nuestra sociedad.
El Sr. Secretario D. Domingo Escafi hizo, en una muy bien escrita memoria, la reseña de los trabajos en que se ocupó durante el año anterior la referida corporación, y un sentido elogio fúnebre de los distinguidos médicos don Onofre Ferrer y D. Onofre Gonzales Cepeda, cuya pérdida ha deplorado la Academia.
Después el Sr. Socio de número D. Pedro Antonio Obrador dio lectura al discurso reglamentario cuyo tema es «importancia de la química en la Medicina, y la Farmacia.
En él hizo gala este Sr. Académico, de sus vastos conocimientos en la historia de la química; demostró cual sea la razón de que esta haya tardado tanto en constituir una verdadera ciencia, y no dejó de probar con datos incontrovertibles, que desde tiempos muy antiguos se han empleado, aunque empíricamente, compuestos químicos y se han dado á veces esplicaciones acerca de su manera de obrar en el organismo, que no habiéndose modificado en su esencia, suponen en los que las crearon una notable intuición.
Estendióse después en interesantes consideraciones acerca de los servicios prestados por la química á la fisiologia, aislando el oxígeno, y ésplicando la respiración por su combinación con el carbono que da lugar á la formación del ácido carbónico que por ella se exala; demostrando que los fenómenos de nutrición son puramente físico-químicos, y esplicando la digestión por el descubrimiento de la diastasa en la saliva, la pepsina el jugo gástrico y la pancreatina en el pancreático.
Dijo que habia dado á la farmacología estos y mil otros medicamentos para combatir numerosas enfermedades y por último terminó su notable discurso sentando la indisputable importancia de la química para la higiene y medicina legal.
Finalmente el Sr. Presidente don Antonio Gelabert declaró inaugurado ei año académico de 1882.

Dia trenta-un de Gener de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
En la Junta General que celebró el Conservatorio Balear y á la cual asistieron los señores socios del Ateneo se aprobó el Reglamento reformado en virtud de cuyas modificaciones la sociedad en adelante se denominará «Conservatorio Balear de Artes, Ciencias y Letras.»
Procedióse á la elección de la Junta Directiva y de las correspondientes secciones, resultando haber merecido la confianza de la sociedad los señores siguientes:
JUNTA DIRECTIVA.
Presidente.— D . Antonio Villalonga y Pérez.
Vice- Presidente.— D. Banito Pons y Fàbregues.
Contador. — D. Salvador Bauzà.
Tesorero. — D. Antonio Umbert y Vila.
Vocales. — D. Tomas Darder.— D. José Roselló. — D. Matias Bosch.— don Juan Alorda y Suñer.
Secretario. — D. Juan Oliver y Femenia.
Vice Secretario.— Matias Mascaró.
SECCION ARTISTICA.
Presidente honorario. — D. Francisco Frontera da Valldemosa.
Presidente. — D. Miguel Binímelis.
Vice presidente.— D. Antonio Vadell.
Secretario. — D. Francisco Villalonga y Fàbregues.
Vicesecretario. — D. Bernardo Tomás.
SECCION LITERARIA.
Presidence honorario.— D . Juan Palou y Coll.
Presidente. — D. Pedro de Alcántara Peña.
Vice-presidente.—D. Mateo Obrador.
Secretario. — D. Bartolomé Danús.
Vice- secretorio.— Carlos Palomares.
SECCION CIENTIFICA.
Presidente honorario. — D. José Monlau.
Presidente. — D. Joaquin Botia.
Vice presidente.— D. Domingo Escafí.
Secretario. — D. Emilio Lladó.
Vice secretario. — D. Mariano Aguiló.

Dia un de Febrer de 1882

Actes 1881_24Abr a 1882_26May AH-2160-1 a la seva pàgina 200, publicava: En primera convocatòria assisteix a la sessió de l´Ajuntament, però a les cinc i mitja s´aixeca la sessió per manca de quòrum, convocant-la de nou pel dia tres.

Dia un de Febrer de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava: De conformidad con los anuncios préviamente publicados, la Real Academia de Medicina y Cirujía de esta capital celebró anteayer la sesión inaugural del presente año con asistencia de numeroso y distinguido auditorio. El sócio de número D. Pedro Antonio Obrador leyó un luminoso y erudito discurso sobre el tema "La Química en sus relaciones con la Medicina y la Farmacia" que mereció los más espotáneos aplausos de los señores concurrentes, los cuales salieron sumamente complacidos de aquella solemnidad científica que dejará gratos recuerdos en el ánimo de todos.

Dia un de Febrer de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava: De conformidad con los anuncios préviamente publicados, la Real Academia de Medicina y Cirujía de esta capital celebró anteayer la sesión inaugural del presente año con asistencia de un numeroso y distinguido auditorio. El sócio numero D. Pedro Antonio Obrador leyó un luminoso y erudito discurso sobre el tema «La Química en sus relaciones con la Medicina y la Farmacia» que mereció los más espontáneos aplausos de los senores cóncurrentés, los cuales salieron sumamente complacidos de aquella solemnidad cientifica que dejará gratos recuerdos en el ánimo de todos.

Dia tres de Febrer de 1882
Domènec Escafí Vidal apareix en les actes de l´Ajuntament d´aquesta data, en la pàgina 204 amb la següent transcripció literal: Dióse cuenta de una proposicion suscrita por los Concejales SS. Lladó, Escafí y Domenge para que se gestione oficialmente cerca de la Sociedad Alumbrado por gas para que modificando el contrato que tiene con esta Corporación otorgue la rebaja proporcional para el alumbrado público que ha concedido á los particulares y que el producto que importe esta economia se aplique á colocación de faroles de gas en vías públicas que aun no los tengan, ó a la estincion de los atrasos que este Cuerpo acaso tenga con aquella Sociedad, á eleccion de la misma.
(Al marge: 73
Alumbrado
Gestionar cerca la Sociedad Alumbrado por Gas para que modificando el contrato con esta Corporacion otorgue la rebaja proporcional que ha concedido a los particulares.
(Propta Lladó, Escafí y Domenge))
Combatida la proposicion por el Sr. Marroig por considerar no resolvería la proposicion antes que se hubiesen cumplido por la Sociedad todos los compromisos para con este Ayuntamiento y sostenida que fué por el Sr. Escafí, manifestando que esto en nada impedía se hiciese cumplir á la Sociedad con todos sus compromisos, se pasó a votación la expresada proposicion y resultó aprobada por todos los SS. concurrentes escepto los SS. Marroig y Bisáñez.
(Al marge:XXIV
Ayuntamiento
Incidente entre los Sres. Marroig y Escafí sobre propuesta nº 73)
Font: Actes de l´Ajuntament

Veure imatge del fragment
Dia tres de Febrer de 1882
Domènec Escafí Vidal apareix en les actes de l´Ajuntament d´aquesta data, en la pàgina 202 amb la següent transcripció literal: Dióse cuenta del dictámen emitido por la Comisión de Fomento acerca las funciones que tiene á su cargo el Inspector Sanitario D. Miguel Martorell y Bauzá, los servicios que tenga prestados, los que la misma Comisión le haya confiado y la utilidad de que subsista dicho cargo. en cuyo dictámen manifiesta que las funciones de dicho señor son de inspeccionar las escuelas públicas de este Distrito; que ignora los servicios que puede haber prestado, que la Comision no le ha confiado y qie considera no reporta utilidad alguna dicho cargo.
(Al marge: XXI
Sanidad.
Dictamen Comn. Fomento: que el cargo de Inspector Sanitario D. Miguel Matorell se reduce á inspeccionarlas escuelas públicas y cuyo cargo no reporta utilidad alguna.)
El Sr. Escafí se extendió en varias consideraciones para demostrar la conveniencia y utilidad de que subsista el cargo de Inspector Sanitario por el beneficio que de ello han de reportar los alumnos que concurren á las escuelas públicas.
Entró el Sr. Teniente de Alcalde D. José Rosich y ocupó la Presidencia.
El Sr. Bisáñez sostuvo el dictámen de la Comisión por considerar que existiendo en el seno del Ayuntamiento una Comisión de higiene podía esta asesorar en todo lo referente a la salubridad de las escuelas. (Entró el Sr. Munar). El Sr. Sorá indicó que consideraba no debe subsistir este cargo tal como actualmente existe y en el caso de considerarlo útil debe ser retribuido. El Sr. Escafí insistió en lo que tenía expuesto é indicó que volvería el dictámen á la Comision para que en su día propusiera lo mas conducente atendiendo a lo expuesto en discusión.
(Al marge: XXII
Ayuntamiento
Incidente entre los Sres. Escafí, Bisáñez y Sorà sobre el dictament XXI)
Pasado á votacion el dictámen quedó aprobado y suprimido el cargo de Inspector Sanitario por cinco votos de los SS. Bisáñez, Lladó, Estade, Marroig y Rosich; votando en contra los SS. Escafí, Domenge, Sorà y Munar.
(Al marge: 63
Ayuntamiento
Apruébase el dictamen nº XXI y suprimido el cargo de Inspector Sanitario).
Font: Actes de l´Ajuntament

Veure imatge del fragment
Dia tres de Febrer de 1882
Domènec Escafí Vidal apareix en les actes de l´Ajuntament d´aquesta data, en la pàgina 204 amb la següent transcripció literal: El Sr. Escafí indicó sus deseos de que se le elimine de la Comision de Recursos y que toda vez que se ha incluido á todos los Concejales en las Comisiones no tenía inconveniente en que se le continuara en la de Certámenes á fin de que no se creyese que rehuía todo trabajo, y despues de alguna discusion sobre los diferentes extremos que abraza el dictámen se acordó quedara este sobre la mesa. El Sr. Escafí votó en contra por considerar urgente a constitucion de las Comisiones
(Al marge: XXIII
Ferias
Manifestaciones Sr. Escafí que se le elimine de la Comn de Recursos y que se le continue en la de Certámenes.)
Font: Actes de l´Ajuntament

Veure imatge del fragment
Dia quatre de Febrer de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA
Y Cirugía de Palma.
El mártes 7 de los corrientes á las 6 de la tarde, celebrará esta Academia la sesión pública de recepción del socio numerario electo D. Juan Munar.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. -Palma 4 de Febrero 1882.— El Sro. de Grbierno, Domingo Escafí.

Dia quatre de Febrer de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJÍA DE PALMA.
El mártes 7 de los corrientes á las 6 de la tarde, celebrará esta Academia la sesión pública de recepción del socio numerario electo D. Juan Munar.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. -Palma 4 de Febrero 1882.— El Sro. de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia nou de Febrer de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana viérnes á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 9 Febrero 1882.— El secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia deu de Febrer de 1882
Domènec Escafí Vidal apareix en les actes de l´Ajuntament d´aquesta data, en la pàgina 206 amb la següent transcripció literal: En seguida se dio cuenta de una comunicación del Sr. Gobernador de la provincia en que con motivo de un recurso de alzada interpuesto por D. Alejandro Ferrer y Morell y D. Gaspar Berga y de conformidad con lo informado por la Comisión provincial deja sin efecto el acuerdo tomado por el Ayuntamiento por el cual se resolvió organizar el servicio de la higiene de la prostitucion bajo la inmediata dependencia del Ayuntamiento fundándose aquella Superior autoridad en no ser este asunto de la competencia de esta Corporacion y haberse escedido de sus atribuciones al tomar dicho acuerdo.
(Al marge: XXV
Ayuntamiento
Comunicación del Sr. Gobr. con motivo de un recurso interpuesto por el Sr. Ferrer y el Sr. Berga resolviendo dejar sin efecto el acuerdo del Ayuntº de organizar el servicio de la higiene de la prostitucion.)
A instancia del Sr. Marroig se dio lectura de los artículos 133 y 161 de la Ley municipal, en que fundan los SS. Ferrer y Berga su recurso y los artículos 72, 171 y 174 de la Ley municipal y 11 de la provincial que cita en su informe la Comision provincial, manifestando el mismo Sr. Marroig que la simple lectura de dichos artículos hace la apología de la razon que asiste á los reclamantes que fundan su recurso en artículos que ninguna relación tienen con el asunto que motiva la reclamacion, como lo hace también el celo demostrado por la Comisión provincial en este particular y terminó proponiendo al Ayuntamiento se sirviese resolver acudir en alzada ante el Ministerio de la Gobernación contra la resolucion del Gobierno de provincia.
(Al marge: 75
Ayuntamiento
Acudir el alzado ante el Ministro Gobn contra comunicación del Sr. Gobr nº XXV
(Pta. Sr. Marroig))
El Sr. Escafí sostuvo que el Ayuntamiento tiene atribuciones para tomar el acuerdo que ha motivado la reclamación y que bajo este concepto no podía ser revocado por el Gobierno de provincia é indicó que no se ha procedido en este asunto con arreglo á lo que prescriben las Leyes municipal y provincial.
El Sr. Alcover manifestó que se adhería á la proposición del Sr. Marroig referente a acudir al Ministerio de la Gobernacion, no porque no estuviese conforme con la resolución del Gobierno de provincia sino para que se resuelva á quien compete entender en este asunto.
Entró el Sr. Domenge.
Pasada a votación la proposición del Sr. Marroig quedó aprobada por unanimidad haciendo constar los SS. Ribot y Presidente que votaban en el sentido indicado en discusión por el Sr. Alcover.

Font: Actes de l´Ajuntament

Veure imatge del fragment
Dia deu de Febrer de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana viernes á las 4 de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 9 Febrero de 1882.— El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia deu de Febrer de 1882
Domènec Escafí Vidal apareix en les actes de l´Ajuntament d´aquesta data, en la pàgina 209 amb la següent transcripció literal:
El Sr. Ferrer indicó deseos de que se manifestase por la Alcaldía lo que hubiese referente á haber aparecido casos de viruela en esta capital; contestándose por la presidencia que se habían denunciado dos casos en una misma casa del Arrabal de Santa Catalina; que se había encargado á la Comisión permanente de la Junta municipal de Sanidad que pasase a inspeccionarlos y diese cuenta de ellos, hallándose al mismo tiempo convocada para el día siguiente la Junta Municipal para resolver lo conveniente.
(Al margen: XXIX
Moción
Sr. Ferrer: sobre si era verdad que habían aparecido casos de viruela en esta capital, contestando el Pte. que había dos casos en Sta. Catalina.)
El Sr. Escafí indicó la conveniencia de que desde luego y sin pérdida de tiempo fuese la Comisión permanente o el facultativo que forma parte de ella á practicar un reconocimiento para tomar las medidas convenientes y en su caso el aislamiento de la casa donde existen los enfermos. El Sr. Bisáñez indicó que desde luego é interinamente se incomunique la casa; y después de alguna discusión se acordó á propuesta del Sr. Escafí que inmediatamente pase el facultativo Sr. Malbertí como vocal de la Comisión permanente de la Junta municipal de Sanidad á practicar una minuciosa inspección á los enfermos expresados é informe esta misma noche á la Alcaldía para que esta pueda adoptar en seguida las medidas que sean necesarias.
(Al margen:84.
Sanidad.
Que el facultativo Sr. Malbertí pase a inspeccionar los dos casos de viruela de Sta. Catalina é informe a la Alcaldía para tomar medidas.
(Pta. Sr. Escafí))


Font: Actes de l´Ajuntament

Veure imatge del fragment
Dia quinze de Febrer de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo, 17 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 15 Febrero de 1882.-El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia quinze de Febrer de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
En vista de los casos de viruela que han ocurrido en el arrabal de Santa Catalina y en el hospital Militar, no podemos ménos de encarecer con toda eficacia la vacunación por ser uno de los preservativos que la ciencia médica ha reconocido como de los que más buenos y satisfactorios resultados han dado. Lo que acabamos de exponer lo viene á confirmar la insistencia con que la Real Academia de Medicina y Cirujía de esta ciudad viene anunciando que se vacuna gratis un día semanalmente en el edificio de Montesion. A los padres de familias, pues, les recomendamos que no dejen perder tan favorables ocasiones, mayormente en la actualidad que por desgracia nos está amenazando tan funesta enfermedad.
A continuación insertamos el anuncio que nos ha remitido la Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma.
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJÍA DE PALMA.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion mañana viernes á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 15 Febrero 1882. — El secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia setze de Febrer de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo, 17 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 15 Febrero de 1882.-El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia setze de Febrer de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo 17 de los corrientes á las 4 de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 15 Febrero de 1882.— El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia desset de Febrer de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo, 17 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 15 Febrero de 1882.-El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-dos de Febrer de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Nos congratulamos de que haya sido acogida con tan satisfactorio resultado la excitación que dirigimos á los padres de familia en nuestro número del 15 de los corrientes, encareciéndoles la vacunación y revacunación, pues según consignan algunos de nuestros colegas, el viérnes último fueron más de cien las personas que acudieron á Montesion para ser vacunadas, pero muchas no pudieron serlo á causa de no haber linfa suficiente.
Hemos sabido que también se ha procedido á la vacunación de los acogidos de la Casa de Misericordia de esta ciudad.
De esta manera es como podremos conseguir librarnos de los terribles efectos de la enfermedad variolosa de que, á Dios gracias, sólo han ocurrido tres casos, y los atacados dícese que ya están fuera de peligro.
Escritas estas líneas, hemos recibido de la Real Academia de Medicina y Cirujía el siguiente anuncio, á cuyo llamamiento no dudamos que corresponderán cuantas personas se interesan por la salud pública.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viérnes próximo 24 de los corrientes á las tres de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 22 Febrero 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-set de Febrer de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
Anteanoche se reunieron en el Conservatorio Balear los socios del mismo pertenecientes á las facultades de medicina y farmacia, con el objeto de crear una sub-seccion de ciencias médicas, procediéndose al nombramiento de la junta directiva, que se constituyó en la siguiente forma: Presidente D. Domingo Escafí, Vice-presidente Don Tomas Darder, Secretario D. Juan Munar, y Vice-secretario D. Pedro Escafí.

Dia vint-i-vuit de Febrer de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Segun dice nuestro colega el Balear el domingo por la noche se reunieron en el Conservatorio Balear los socios pertenecientes á las facultades de medicina y farmacia con el objeto de crear una sobseccion de ciencia- médicas, procediéndose al nombramiento de la Junta directiva que se constituyó en la siguiente forma: Presidente, D. Domingo Escafí;Více-Presidente, D. Tomás Darder; Secretario, D. Juan Munar y Více-Secretario D. Pedro Escafí.

Dia un de Març de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo, 3 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 1º Marzo de 1882.-El Secretario de gobierno, DOmingo Escafí.

Dia un de Març de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viérnes próximo á las tres de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 1º Marzo de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia dos de Març de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viérnes próximo á las tres de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 1º Marzo de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia dos de Març de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo á las 3 de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 1º Marzo de 1882.— El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia vuit de Març de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo, 10 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 8 Marzo de 1882.-El Secretario de gobierno, DOmingo Escafí.

Dia vuit de Març de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viérnes próximo á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 18 Marzo de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia nou de Març de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo, 10 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 8 Marzo de 1882.-El Secretario de gobierno, DOmingo Escafí.

Dia nou de Març de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo á las 4 de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 8 Marzo de 1882.— El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia quinze de Març de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viérnes próximo á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 15 Marzo de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia setze de Març de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viérnes próximo á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 15 Marzo de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-un de Març de 1882

El liberal : órgano democrático de la isla de Meno a la seva pàgina 3, publicava: De «El Demócrata» de Palma del 18: Serian las cinco.y media de la tarde de ayer, cuando en los puntos mas céntricos de esta Ciudad se observó; un movimiento inusitado dé cierre de las principales tiendas y sin habernos aún esplicado las razones de tan brusca transformación, por mas que este fuera un hecho esperado por nosotros de un momento á otro, nos sorprendió maravillosamente la rapidez, con que en un momento dado todo el mundo iba cumpliendo aquella especie de consigna, pues no otra cosa podía deducirse, porque á las seis de la tarde, ya con dificultad se podía encontrar una tienda abierta. Hoy nos hemos de limitar á relatar hechos, dejando para otra ocasión los comentarios, toda vez que en estos momentos la prudencia nos aconseja ser muy parcos en asuntos de tanta trascendencia, y cuya definitiva resolución se halla planteada en una forma tan enérgica como digna, y que hace esperar sea de provechosos resultados para la industria y el comercio balear. Cerradas en su totalidad las tiendas desde las seis y media recorrían tranquilamente por estas calles numerosos grupos de industriales, que casi maquinalmente iban á parar en la Plaza de Cort, en cuyo punto parecía haberse dado cita mas de dos mil hombres, que tuvieron buen cuidado de no pronunciar ni una palabra mal sonante, ni dar lugar con hechos á que por los agentes de la autoridad se les dirigiera la mas leve reprensión. Vaya un aplauso por el ejemplo de cordura y sensatez que á la faz del mundo dieron ayer nuestros paisanos, como también vayan nuestros plácemes para las autoridades todas que sin hacer alarde alguno de fuerza, y permaneciendo en una actitud digna y prudente, comprendiendo sin duda la justa razón que asistia al inmenso número de personas allí reunidas, no provocaron incidente ni conflicto alguno que solo así pudo evitarse. A las ocho de la noche se abrieron de par en par las puertas del Consistorio, y allí penetraron con un silencio y compostura tal, los industriales y comerciantes que en el local tuvieron cabida, que en ciertos momentos hasta nos pareció se hacían esfuerzos para contener la respiración. Reunido el Ayuntamiento bajo la presidencia del Sr. Canals con asistencia de los concejales Sres. Domenge, Escafí, Roselló (D. Alejandro), Ribot, Serra, Pérez Àrgelés, Jaume, Juan, Sorá (D. Gabriel), Sorá (D. Antonio), Puig, Capdebou, Alcover, Bauzà, Lladó, Marroig, Felany, Granell, Bizañes, Estades y Rossich, quedó abierta la sesión y leída el acta de la anterior quedó aprobada. Pidió la palabra el Sr. Roselló para presentar una instancia inscrita por la comisión de los gremios de esta localidad, en el que se reclama contra la imposición de las cuotas nuevamente señaladas á la industria y comercio español, y en un breve, elocuente y razonado discurso apoyó el señor Roselló la pretensión de los que se habían encargado de la defensa y represéntáción ante el cuerpo municipal, contestándole también con frases nobles y levantadas el señor Alcalde, y terciando en el debate los Sres. Rossich, Ribot y Escafí, se acordó á instancia del primero que el escrito fuera inmediatamente tomado en consideración y pasado al acto á la comisión de Hacienda, para que sin levantar mano diera dictámen sobre la misma, con el objeto de que en el correo de mañana saliera para Madrid la esposicion que con tal motivo ha dé elevar al ministro de Hacienda el ayuntamiento de Palma, que hace suyas las justas pretensiones de los gremios y en su consecuencia el señor Alcalde anunció en alta voz que convocaba para esta tarde á las cinco á sesion estraordinaria al Ayuntamiento, con el objeto de darse cuenta de los trabajos que en tan importante cuestión hubiera ultimado la comisión de Hácienda, y discutir y aprobar al mismo tiempo el escrito esposicion que al efecto se haya redactado. Lleno de satisfacción el numeroso público que allí había, pues podia contar desde aquel momento con un nuevo aliado y poderoso apoyo de TODO el Ayuntamiento, fué retirándose del salón, y uniéndose á sus compañeros que en la Plaza de Cort aguardaban impacientes el resultado de la sesión, para obrar con arreglo á lo que las circunstancias aconsejaran, fueron todos retirándose, con el mismo silencio y compóstura que se habían reunido, dándose cita para hoy que se sabrá el resultado definitivo, y conoceremos los términos con que el Ayuntamiento se dirige al gobierno para apoyar y sostener en sus indisputables derechos á los contribuyentes por industria y comercio. Rebosa en nosotros la satisfacción que esperimentamos siempre qué vemos á nuestros paisanos en una actitud tan digna y levantada como la de ayer, puesto que esto nos revela los grados de educación política qué se va adquiriendo por fortuna de algun tiempo á esta parte. La unión constituye la fuerza, hemos dicho en repetidas ocasiones, y esta sola circunstancia es la que en los actuales momentos ha de dar el triunfo á la clase productora qúe como un solo hombre y sin distinción de partidos se ha alzado contra los desastrosos planes del Sr. Camacho.

Dia vint-i-dos de Març de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viérnes próximo á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 22 Marzo de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-tres de Març de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viérnes próximo á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 22 Marzo de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-tres de Març de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo á las 4 de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 22 Marzo de 1882.— El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-nou de Març de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo, 31 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 29 Marzo de 1882.-El Secretario de gobierno, DOmingo Escafí.

Dia vint-i-nou de Març de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viérnes próximo á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 29 Marzo de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-nou de Març de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo á las 4 de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 29 Marzo de 1882.— El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia trenta de Març de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo, 31 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 29 Marzo de 1882.-El Secretario de gobierno, DOmingo Escafí.

Dia trenta de Març de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viérnes próximo á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 29 Marzo de 1882.— El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia trenta-un de Març de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el viernes próximo á las 4 de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 29 Marzo de 1882.— El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia un de Abril de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 1, publicava:
PARA UNA ALUSION.
Después de un absoluto mutismo de diez días, ha escogido El Demócrata el de ayer para aludirnos, repitiendo que en la cuestión de las tarifas el guante estaba echado y que no consideraba posible una avenencia entre el gobierno y los industriales y comerciantes: y como aunque no ha añadido la coleta de los balazos que motivó una de nuestras contestaciones, tiene buen cuidado de consignar que sus francas y leales manifestaciones no nos sentaron bien, creemos, que en las actuales criticas circunstancias es un deber reproducir las palabras con que terminábamos nuestro artículo del 21 del pasado.
«Nosotros,— decíamos, al hablar de los industriales, — como ellos, queremos la reforma de las tarifas en lo que tienen de excesivas; el respeto á las leyes y á los altos poderes del Estado, y no las excitaciones á la resistencia proclamada en Hojas y Boletines: los recursos necesarios para las cargas del presupuesto y el alivio de las contribuciones de ciertas in dustrias llamadas á ser inagotables fuentes de riqueza: el orden que es la vida y no la intranquilidad ó la asonada que es la muerte del trabajo y la miseria en perspectiva.»
«Y por esto es que queremos la concordia, la paz y la avenencia: y para el caso desgraciado de que el divorcio llegara á consumarse, la legalidad para restablecer la justicia, y el sufragio para que la voluntad del país se manifieste.»
Ante declaraciones tan explícitas, espe ramos que El Demócrata diga con toda lealtad y franqueza, que es lo que quiere y á que solución aspira, ya que el guante está echado, y de este modo, el pais que nos lee y juzga, podrá saber quien es el que defiende mejor la causa de la industria y del comercio, y al mismo tiempo los altos intereses de las clases que no perteneciendo ai comercio ni á la industria sobrellevan también las cargas del Estado y son el elemento mas poderoso de la tributación que todos los gobiernos han modificado cuando la imperiosa ley de la necesidad se les ha impuesto.


Dé un periódico republicano de Barcelona del jueves copiamos las siguientes líneas, que recomendamos mucho á nuestros lectores en estos momentos.
«Y con la misma lealtad con que nos dirigimos al gobierno, nos dirigimos al pueblo barcelonés. Qué ningún exceso enturbie la serenidad de los ánimos. Los pueblos dignos de la libertad deben ser comedidos y respetuosos: la tolerancia es una virtud, y en momentos críticos como los presentes, esta virtud debe rayar, si es preciso, hasta el heroísmo.
La manifestación de ayer habría sido completa sin ciertas lamentables coac ciones. Es necesario que los estableci mientos, si alguno hay , que no quieren adherirse á la manifestación, gocen del más absoluto respeto. Nosotros reproba mos con la mayor energía de que somos ca paces que un grupo, escaso ó numeroso, vulnere en lo más mínimo la libertad indi vidual: Es más, si algunos establecimien tos hubiesen permanecido abiertos, habria resaltado más y más la significación de los que cerraron. Al mismo vecinda rio, le incumbe evitar hechos como el que ocurrió en la imprenta de Ramirez y otros puntos, y excesos como los que llevaron á cabo un enjambre de chiquillos incendiando algunos fielatos de consumos.
Las coacciones y los excesos desvirtúan siempre la seriedad y el alcance de los actos más solemnes.
Hoy por hoy, los mejores auxilares del señor Camacho, no son los fusionistas; los mejores auxiliares del señor Camacho serán los que no respeten la libertad de todas las opiniones y los que enturbien con el menor exceso la actitud digna y cerena de la ciudad de Barcelona»

Las noticias de Barcelona que han traido los pasajeros llegados hoy de esa ciu dad son conformes con las que hallarán nuestros lectores en los telegramas de nuestro servicio particular y en la sección del correo.
Añaden aquellos que después de ha berse declarado la plaza en estado excep cional, ha sido ocupada militarmente des tacándose retenes en los puntos principa les y habiéndose situado cuatro piezas de montaña en la Rambla.
Las tiendas continuaban ayer cerradas y numerosos grupos recorrían las calles, cometiéndose algunos desmanes.

En la sesion ordinaria celebrada anoche por el Ayuntamiento de esta ciudad los señores Marroig y Escafí firmaron y presentaron una proposicion para que se acordase elevar inmediatamente una exposicion al Sr Gobernador de la Provincia con objeto de que por telégrafo hiciese comprender al Gobierno la necesidad de poner término al conflicto ocurrido suspendiendo en seguida la ejecución del Reglamento y Tarifas de 31 de Diciembre último, único medio, en sentir del Ayun tamiento para que la industria y el comercio vuelvan á su estado normal, acor dándose la proposición en todas sus partes, siendo, empero, esta instancia como consecuencia de la que anteriormente se habia elevado.

Por lo que hemos visto esta mañana, la feria de Ramos se reducirá á unas cuantas mesas de bizcochos, dátiles y avellanas, pues parece que no se levantan las tiendas portátiles de otros años.
Algunos particulares intentaron ayer tarde emplazar algunas de estas pero tuvieron que retroceder ante las intimaciones que se dice les dirigieren algunos individuos que no se sabe que eran ni que representaban.
Puede darse, pues, por fracasada la feria de este año, en la cual se realizaban infinitas transacciones y se ganaban honradamente algunos miles de duros, que ogaño, por consecuencia de las circunstancias que atravesamos, habrán dejado de ganarse.

A la hora en que escribimos estas líneas, que son las nueve de la mañana, las tiendas continúan en su mayoría cerradas siguiendo empero abiertas las panaderías y las de comestibles.
Algunas fábricas que ayer suspendieron el trabajo, supónese que por temor de que se hiciesen efectivas las amenazas proferidas por algunos grupos de los que todo el día pulularon por estas calles están cerradas hoy. En cambio se trabaja en algunas de las que estuvieron cerradas ayer.

El día de ayer se pasó con tranquilidad á pesar de la actitud que tomaron algunos grupos de obreros, alguno de los cuales hubo de ser disuelto por fuerzas de la guardia civil, aunque sin que fuese necesaria más que la orden para conseguirlo. Los trabajos de carga y descarga de buques, que algunos intentaron ayer se paralizase, han seguido su curso como en los días ordinarios, reinando en el muelle la animación y movimiento de siempre
(...)

Dice el Diario de Palma que los vendedores de juguetes tratan de aplazar la feria de Ramos para las próximas pascuas, en vista de lo que está pasando en esta ciudad.

Dia tres de Abril de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:

Dia tres de Abril de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
LA OPINION
PALMA 3 DE ABRIL DE 1882.
DECLARACIONES SOLEMNES.
El Demócrata del dia 7 de Marzo:
«Recomendamos á El Balear la lectura de la lista de nombres que insertamos á continuación, todos, industriales que no solo han firmado la esposicion al ministro de Hacienda, sino que no se hallan muy dispuestos à satisfacer las cuotas que nuevamente se les han impuesto, porque antes que sucumbir á tan injusta exigencia cerrarán sus tiendas esperando con la mayor tranquilidad que á balazos las abra el ministro de la guerra, general Martínez Campos.»
Proposición suscrita y presentada por los Sres. Marroig y Escafi en la sesión celebrada por el Ayuntamiento el dia 31 de Marzo:
«Los concejales que suscriben creen que el Ayuntamiento de esta ciudad no debe permanecer inactivo ante el conflic to que acaba de surgir por efecto de la situación aflictiva en que se halla la in dustria y el comercio. Cerradas casi en su totalidad las tiendas y fábricas de Pal ma, quedan sin medios de subsistencia una multitud de familias que viven esclusivamente del trabajo. Esta situación no puede en manera alguna prolongarse muchos días, porque la miseria consiguíente a la misma, habría de ser una amenaza para la tranquilidad del vecindario.
En su consecuencia proponen los que suscriben que el Ayuntamiento se sirva elevar inmediatamente una instancia al Sr. Gobernador civil de la província, para que telegráficamente haga comprender al Gobierno la necesidad poner térmi no al conflicto ocurrido, suspendiendo en seguida la ejecución del Reglamento y tarifas de 31 de Diciembre último, UNICO MEDIO, en sentir del Ayuntamiento, para que la industria y el comercio vuelvan a su estado normal»
Alocucion del Excmo. Ayuntamiento de esta ciudad publicada con fecha de ayer:
AYUNTAMIENTO DE PALMA
Palmesanos:
Vuestro Ayuntamiento que os ha prestado incondicional apoyo para obtener la suspension y reforma del Reglamento y Tarifas de la contribucion industrial últimamente publicados y que aplaude la forma legal y respetuosa con que habeis llevado a cabo la espontanea y pacífica manifestacion que con el cierre de los establecimientos industriales y mercantiles habéis realizado contra dichas tarifas, se cree en el deber de dirigiros su voz amiga para evitar á la población y en especial á la clase obrera, los perjuicios tan estériles como irreparables que ocasionaria la continuación del actual estado de cosas. Si la Industria y el Comercio de esta Capital tienen recursos para prolongar una protesta que ha sido solemne, la clase trabajadora no puede continuar privada de sus medios normales de subsistencia; y aún que no fuera mas que en su obsequio, ésta Corporación municipal tiene la seguridad de que los Comerciantés é industriales reanudarían sus ordinarias tareas,devolviendo á ésta población la animación y el movimiento que su laboriosidad le imprime. En la esperanza de que no serán desaténdidas sus indicaciones, este Ayuntamiento invita á los Comerciantes é industriales á abrir de nuevo sus establecimientos, y a los trabajadores á que acudan á sus cotidianas faenas, que asi serán más eficaces sus reclamaciones y más respetable su derecho.
Consistorio de Palma, 1º de Abril de 1882. El Alcalde Presidente, Mariano Canals.
Los teniente de Alcalde,
osé Rossich.— Gabriel Sorá.— Enrique Lladó.
Los Regidores
Francisco Gamundi.— Antonio Juan.— Domingo Escafí —Gabriel Perez. —Sebastian Domenge. — José Maria Puig. -Heriberto Granell.-Alejandro Ferrer.-Agustín Bennazar.-Antonio Sorà.-Pascual Ribot.- Juan Camps.
Los Síndicos,
Alejandro Rosselló.-Juan Alcover.
Por Acuerdo del Excelentísimo. Ayuntamiento.- El Secretario, Francisco Gomila.
Nosotros que estimamos, respetamos y defendemos como el que más á la clase industrial y comerciantes, y que no nos hemos cansado de repetir que queremos la concordia, la paz y la avenencia, felicitamos á nuestros compatriotas por el ansiado desenlace que ha puesto término al cierre de las tiendas acordado por los que llevaban la voz de las clases, que solo dentro de la legalidad y en medio del mayor orden puede hallar satisfacción á todos sus deseos y aspiraciones.
Nos alegramos mucho de que no haya habido necesidad para que se abrieran las tiendas, de que á balazos las abra el ministro de la guerra, general Martinez Campos, como así indicaba el periódico que tanto cuida los intereses de la clase industrial y obrera.
Las tiendas se abrieron por si solas, á pesar de tan imprudentes alardes. Más vale así. Nosotros, los enemigos de la clase industrial, los que no quermos el triunfo de los conservadores ni de la revolución, somo insultados y calumniados.
Nos honran tales insultos y nos dan un título de gloria tales calumnias, tranquilos, al recordar que en los sucesos que acaban de tener lugar en Palma, no hemos privado de los medios de subsistencia á una multitud de familias que viven esclusivamente del trabajo, ni hemos ido á alhagar con mentidas promesas á la respetble clase industrial ni á la honrada clase trabajadora, por cuyo bien nos desvelaremos sin acudir á pomposas vociferaciones ni á escitaciones reprobables.

Dia quatre de Abril de 1882

El bien público a la seva pàgina 1, publicava: «PALMESANOS: Vuestro Ayuntamiento, que os ha prestado incondicional apoyo para obtener la suspensión y reforma del reglamento y tarifas de la contribucion industrial últimamente publicadas y que aplaude la forma legal y respetuosa con que habéis llevado á cabo la espontánea y pacífica demostración que con el cierre de los establecimientos industriales y mercantiles habéis realizado contra dichas tarifas, se cree en el deber de dirigiros su voz amiga para evitar á la población y en especial á la clase obrera, los perjuicios tan estériles como irreparables que ocasionaria la continuación del actual estado de cosas. Si la Industria y el Comercio de esta Capital tienen recursos para prolongar una protesta que ha sido solemne, la clase trabajadora no puede continuar privada de sus medios normales de subsistencia; y aún que no fuera mas que en su obsequio, ésta Corporación municipal tiene la seguridad de que los Comerciantés é industriales reanudarían sus ordinarias tareas,devolviendo á ésta población la animación y el movimiento que su laboriosidad le imprime. En la esperanza de que no serán desaténdidas sus indicaciones, este Ayuntamiento invita á los Comerciantes é industriales á abrir de nuevo sus establecimientos, y a los trabajadores á que acudan á sus cotidianas faenas, que asi serán más eficaces sus reclamaciones y más respetable su derecho. Palma 1.° de Abril de 1833. -El Alcalde Presidente, Mariano Canals. Los tenientes:— José Rossich.— Gabriel Sorá.— Enrique Lladó. Los Regidores:— Francisco Gamundi.— Antonio Juan.— Domingo Escafí —Gabriel Perez, —Sebastian Domenge. — José Maria Puig. -Heriberto Granell.-Alejandro Ferrer.-Agustín Bennazar.-Antonio Sorà.-Pascual Ribor.- Juan Camps. Los Síndicos.- Alejandro Rosselló.-Juan Alcover. P.A. del Excmo. Ayuntamiento.- El Secretario, Francisco Gomila.

Dia cinc de Abril de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Son de nuestro aprecible colega La Opinión de anteayer los siguientes párrafos:
DECLARACIONES SOLEMNES.
El Demócrata dia 7 de Marzo:
"Recomendamos á El Balear la lectura de la lista de nombres que insertamos á continuación, todos industriales que no solo han firmado la esposicion al ministro de Hacienda, sino que no se hallan muy dispuestos á satisfacer las cuotas que nuevamente se les han impuesto, porque antes que sucumbir á tan injusta exigencia cerrarán sus tiendas esperando con la mayor tranquilidad que á balazos las abra el ministro de la guerra, general Martinez Campos"
Proposición suscrita y presentada por los Sres. Marroig y Escafí en la sesión celebrada por el Ayuntamiento el dia 31 de Marzo:
«Los concejales que suscriben creen que el Ayuntamiento de esta ciudad no debe permanecer inactivo ante el conflicto que acaba de surgir por efecto de la situación aflictiva en que se halla la industria y el comercio. Cerradas casi en su totalidad las tiendas y fábricas de Palma, quedan sin medios de subsistencia una multitud de familias que viven esclusivamente del trabajo. Esta situación no puede en manera alguna prolongarse muchos dias, porque la miseria consiguiente á la misma, habría de ser una amenaza para la tranquilidad del vecindario.
En su consecuencia proponen los que suscriben que el Ayuntamiento se sirva elevar inmediatamente una instancia al Sr. Gobernador civil de la provincia, para que telegráficamente haga comprender al Gobierno la necesidad de poner término al conflicto ocurrido, suspendiendo en seguida la ejecución del Reglamento y tarifas de 31 de Diciembre último, único medio, en sentir del Ayuntamiento, para que la industria y el comercio vuelvan á su estado normal.
Nosotros que estimamos, respetamos y defendemos como el que más á la clase industrial y comerciantes, y que no nos hemos cansado de repetir que queremos la concordia, la paz y la avenencia, felicitamos á nuestros compatriotas por el ansiado desenlace que ha puesto término al cierre de las tiendas acordado por los que llevaban la voz de las clases, que solo dentro de la legalidad y en medio del mayor orden pueden hallar satisfaccíen á todos sus deseos y aspiraciones.
Nos alegramos mucho de que no haya habla necesidad para que abrieran las tiendas, de que a balazos las abra el ministro de la guerra, general Martínez Campos, como así indicaba e! periódico que tanto cuida de los intereses de la clase industrial y obrera.
Las tiendas se abrieron por si solas, á pesar de tan imprudentes alardes. Más vale asi. Nosotros, los enemigos de la clase industrial, los que no queremos el triunfo de los conservadores ni de la revolucion somos iusultados y calumniados.
Nos honran tales insultos, y nos dan un título de gloria tales calumnias, tranquilos, al recordar que en los sucesos que acaban de tener lugar en Palma, no hemos privado de los medios de subsistencia de una multitud de familias, que viven esclusívamente del trabajo, ni hemos ido a alagar con medidas promesas á la respetable clase trabajadora, por cuyo bien nos desvelaremos siempre sin acudir á pomposas vociferaciones ni á escitaciones reprobables.

Dia sis de Abril de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo, 15 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 6 Abril de 1882.-El Secretario de gobierno, DOmingo Escafí.

Dia vuit de Abril de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo á las 4 de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 6 Abril de 1882.— El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia onze de Abril de 1882

Crónica Meridional : diario liberal independiente a la seva pàgina 2, publicava: El Ayuntamiento de Palma publicó la siguiente alocución: «PALMESANOS: Vuestro Ayuntamiento, que os ha prestado incondicional apoyo para obtener la suspensión y reforma del reglamento y tarifas de la contribucion industrial últimamente publicadas y que aplaude la forma legal y respetuosa con que habéis llevado á cabo la espontánea y pacífica demostración que con el cierre de los establecimientos industriales y mercantiles habéis realizado contra dichas tarifas, se cree en el deber de dirigiros su voz amiga para evitar á la población y en especial á la clase obrera, los perjuicios tan estériles como irreparables que ocasionaria la continuación del actual estado de cosas. Si la Industria y el Comercio de esta Capital tienen recursos para prolongar una protesta que ha sido solemne, la clase trabajadora no puede continuar privada de sus medios normales de subsistencia; y aún que no fuera mas que en su obsequio, ésta Corporación municipal tiene la seguridad de que los Comerciantés é industriales reanudarían sus ordinarias tareas,devolviendo á ésta población la animación y el movimiento que su laboriosidad le imprime. En la esperanza de que no serán desaténdidas sus indicaciones, este Ayuntamiento invita á los Comerciantes é industriales á abrir de nuevo sus establecimientos, y a los trabajadores á que acudan á sus cotidianas faenas, que asi serán más eficaces sus reclamaciones y más respetable su derecho. Palma 1.° de Abril de 1833. -El Alcalde Presidente, Mariano Canals. Los tenientes:— José Rossich.— Gabriel Sorá.— Enrique Lladó. Los Regidores:— Francisco Gamundi.— Antonio Juan.— Domingo Escafí —Gabriel Perez, —Sebastian Domenge. — José Maria Puig. -Heriberto Granell.-Alejandro Ferrer.-Agustín Bennazar.-Antonio Sorà.-Pascual Ribor.- Juan Camps. Los Síndicos.- Alejandro Rosselló.-Juan Alcover. P.A. del Excmo. Ayuntamiento.- El Secretario, Francisco Gomila.

Dia tretze de Abril de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo, 15 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
También vacunará el mismo día á las tres de la tarde en el Oratorio de S. Magín.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 13 Abril de 1882.-El Secretario de gobierno, DOmingo Escafí.

Dia catorze de Abril de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo, 15 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
También vacunará el mismo día á las tres de la tarde en el Oratorio de S. Magín.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 13 Abril de 1882.-El Secretario de gobierno, DOmingo Escafí.

Dia catorze de Abril de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo á las 4 de la tarde.
También vacunará el mismo dia á las 3 de la tarde en el Oratorio de San Magín.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 13 Abril de 1882.— El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint de Abril de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:

Dia vint de Abril de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo á las 4 de la tarde.
También vacunará el mismo dia á las 3 de la tarde en el Oratorio de San Magín.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 20 Abril ee 1882.— El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-un de Abril de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:

Dia vint-i-un de Abril de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirujia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo á las 4 de la tarde.
También vacunará el mismo dia á las 3 de la tarde en el Oratorio de San Magín.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 20 Abril ee 1882.— El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-dos de Abril de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:

Dia vint-i-dos de Abril de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
Por R. O. de 3 del que rige se ha confirmado el acuerdo de esta Excelentísima Diputación resolviendo no proveer la plaza de médico segundo del hospital provincial. A este asunto se le había dado importancia por algun colega, atacando á aquella corporación y sosteniendo la procedencia del recurso, que ha sido destinado por la Superioridad; y por lo mismo creemos que nuestros abonados leerán con interés dicha R. O. que dice así:
Visto el recurso de alzada de D. Domingo Escafí contra una providencia de ese Gobierno, que confirmó un acuerdo de la Diputación provincial por el que dejó de proveerse la plaza de Medico segundo del Hospital de esa Capital. — Resultando que la mencionada Corporación en sesión de 25 de Febrero de 1881 acordó proveer por oposición dicha plaza y nombrado el tribunal por la Comisión y publicados los edictos, se verificaron los ejercicios ocupando el primer lugar de la terna el recurrente don Domingo Escafí. — Resultando que después de verificados aquellos, la Diputación en 18 de Noviembre y á propuesta de las Comisiones de Gobernación y Beneficencia acordó no proveer la referida plaza y reformar la plantilla en la siguiente forma: Un médico Cirujano primero con dos mil pesetas anuales; otro id. id. segundo con 1750; y un agregado de entradas y guardias con la gratificación de 250 pesetas; cuyos cargos se confirieron respectivamente á los facultativos que ya servían en propiedad las plazas de Cirujanos l.º y 2.° y Director del Establecimiento: Resultando que confirmado por el Gobernador el acuerdo de la Diputación, D. Domingo Escafí se alza de esta providencia fundando su recurso, en que el acuerdo del 25 de Febrero relativo á proveer la plaza por oposición, fué ejecutivo y por consiguiente que ha causado estado, en que el nombramiento de Tribunal competía á la Comisión y no á la Diputación, en que quedando subsistente el repetido acuerdo de 25 de Febrero, debió hacerse á su favor el nombramiento, en que la supresión de la plaza de Médico segundo no produce beneficio y sí por el contrario perjuicio, y en que la creación de la repetida plaza, es un medio de eludir el nombramiento del recurrente: -Resultando que la Comisión provincial informó en sentido de ser perfectamente legal el acuerdo de que se alza Don Domingo Escafí.
Considerando que el art. 44 de la ley provincial determina, que es de la competencia de las Diputaciones cuanto se refiere á los establecimientos de beneficencia; sin perjuicio de la alta inspección que la misma confiere al Gobierno.
Considerando que las diputaciones pueden volver sobre sus acuerdos; siempre que no hayan causado derecho á favor de tercera persona.
Considerando que el hecho de haber sido propuesto por el Tribunal el recurrente para la plaza vacante de Médico, no confiere derecho alguno al mismo para ser nombrado, sino tan solo una esperanza más ó ménos legítima y fundada de alcanzar el puesto que aspira, y que en esté sentido ha sido expedida la R. 0. de 24 de Enero ele 1878 (Gaceta del 28) dictada de conformidad con el parecer de la sección de Gobernación del Consejo de Estado.
Considerando que la Diputación estuvo en su derecho al suprimir la plaza de Médico segundo, pues obró dentro de las facultades que le concede la ley, máxime si con su supresión resultaron economías, según demuestra la Comisión provincial.
Considerando que al acordar la Diputación, que el Director del Hospital desempeñase el cargo de Médico agregado, no creó nueva plaza, sino qué encomendó el servicio que á la misma correspondía á un facultativo del Establecimiento, por cuyo mayor trabajo le asigno una gratificación de 25 pesetas anuales y que por consiguiente el recurrente, bajo ningún concepto podía aspirar á la misma: S. M. el Rey (que D. G.) se ha dignado confirmar la providencia apelada.

Dia vint-i-dos de Abril de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Dícese que se ha recibido la resolución recaída en el recurso de alzada interpuesto por D. Domingo Escafí contra el acuerdo de la Diputación Provincial en el asunto de médico del Hospital.
Conocida la opinión sustentada por el interesado, y pública la de la Diputación, esperamos con interés que se publique la acordada del Ministerio de la Gobernación y el informe del primer cuerpo consultivo del Estado.

Dia vint-i-cinc de Abril de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
El recurso de alzada interpuesto por D. Domingo Escafí contra un acuerdo de la Diputación, referente á las oposiciones para médico del Hospital, ha sido resuelto por el Ministro de la Gobernación confirmando el acuerdo de aquella: y con motivo de las palabras que á la noticia consagramos el sábado desea nuestro estimable colega El Demòcrata, que prescindiendo de toda afección particular, le digamos el juicio que nos merece la omisión de la consulta del Consejo de Estado.
Sentimos que nuestro colega haya pensado que las afecciones particulares podían influir en la opinión que acerca del asunto hayamos formado. Al decir que esperábamos con interes que se publicára la acordada con el informe del primer cuerpo consultivo del Estado, fué porque creímos que á él había ido el expediente: mas al ver que el Ministro lo ha resuelto de plano prescindiendo de este trámite, solo nos resta repetir lo que El Demócrata consigna en su artículo de fondo: que es potestativo y no obligatorio para el Mi nistro el informe que el colega halla á menos.

Dia vint-i-cinc de Abril de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 1, publicava:
LOCAL.
Víctor Hugo que como es sabido ha escrito muy lindas Orientales dedicó algunas al marino Canaris dél cual dice en bellísimos versos que al apresar un buque, enarbolaba el incendio por bandera.
Esta misma parece ser la bandera de El Demócrata hasta ahora de unos colores bastante indefinibles.
No significa esto que pretendamos de dicar ninguna Oriental á El Demócrata que en nada se parece á Canaris y que, después de todo, va perdiendo el Oriente.
Dice en su número del día 22:
"El Sr. Ministro de la Gobernación, de real orden, se ha servido confirmar el acuerdo de la Diputación provincial de las Baleares por el que dejó de proveer la plaza de Médico segundo del Hospital de Palma, después de haber anunciado su provisión y de haberse verificado oposiciones, en virtud de las cuales fué propuesto en primero y único lugar de la terna nuestro amigo D. Domingo Escafí.
Comprendemos la Comunne."
Horror, horror, horror...
Después de esto es sumamente extraño que se lamente de los desperdicios de petróleo á que atribuye la fetidez de las aguas de la bahía.
Y, sepamos: ¿Por dónde, en virtud de la Real orden que cita, ha venido á comprender la Comunne, es decir, ha venido á averiguar que después de apelar en vano á la última instancia queda el remedio extraordinario de una mecha ardiendo?
"Según la ley provincial vigente es potestativo del gobierno remitir á informe del Consejo de Estado los recursos..."
¿Es potestativo y sin embargo no se remitió? Hay que reconocerlo, es un cargo incontestable.
Después del cual arrojamos la pluma mohínos y descorazonados.

Dia vint-i-set de Abril de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Sentimos en el alma que nuestro estimado colega El Demócrata no haya quedado satisfecho de la contestación que le dimos al ocuparnos de la omisión del dictáraen del Consejo de Estado en el asunto que motivó la alzada del Sr. Escafí, porque lo que quería el colega según parece era nuestra opinión acerca de la equidad y conveniencia de prescindir de aquel, el Ministro que ha resuelto en definitiva.
Sobre la equidad, sinónima aquí de rectitud, debemos decirle que no podemos juzgar ni apreciar las intenciones cuando no se ha infringido la ley provincial; ahora, si El Demócrata nos pregunta que hubiéramos hecho en nuestra pequeñez, á ser ministro, no tenemos inconveniente alguno en manifestárselo á condición empero de que nuestro apreciable compañero nos diga que juicio le merecería la acordada si el informe dei Consejo hubiera sido la resolución que ha dictado el ministro sin oír aquel alto cuerpo.

Dia vint-i-set de Abril de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo,á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 27 Abril de 1882.-El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-set de Abril de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo, 29 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 27 Abril de 1882.-El Secretario de gobierno, DOmingo Escafí.

Dia vint-i-vuit de Abril de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo,á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 27 Abril de 1882.-El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-vuit de Abril de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJÍA DE PALMA.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesión el próximo sábado á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 27 Abril de 1882.-El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia un de Maig de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
LOCAL
UNA REUNION DE SEÑORES CONCEJALES.
El Sr. Alcalde, nuestro amigo D. Mariano Canals, convocó ayer á todos los Sres. Concejales de este Excmo. Ayuntamiento para que acordaran lo que creyeran conve niente en vista de un telegrama que se le había dirijido por nuestros celosos representantes en las Cortes, en que manifestaban deseos de que la corporación municipal emitiera su autorizada opinión acerca la conveniencia de conservar el Penal en esta ciudad, necesitando para ello instalarlo provisionalmente en el castillo de Bellver.
Importante fué la reunión que se celebró en la casa Consistorial, y levantada y notable la discusión que se sostuvo.
Versó en primer término sobre las ventajas é inconvenientes que ofrece la existencia de un establecimiento de esta índole, así en el órden material como en el moral, y sobre la trascendencia de la supresión, que afectaría seguramente á otras instituciones y servicios.
Convínose por mayoría en que era conveniente que subsistiera el Penal en Palma, abrigando empero la lisonjera y fundada esperanza de que se trasformará en época no lejana en una verdadera penitenciaría, en que se prepare al desgraciado para recobrar la estimación de sus conciudadanos; acordándose al efecto que se practiquen desde luégo las gestiones que se crean oportunas á fin de lograrlo.
Después se discutió ampliamente acerca de la traslación de los penados al Castillo de Bellver, si quiera con carácter provisional. Casi unánime fué la opinión de los concurrentes, considerándose que en todo caso debía aceptarse la traslación como un mal necesario, atendida la importancia histórica y principalmente artística de aque lla antigua fortaleza.
Como consecuencia de los acuer dos tomados se dirigió un telegrama á nuestros Senadores y Diputados, concebido poco más ó ménos en los siguientes términos:
«Mayoría Concejales opina conveniencia continuación penal en Palma, conformándose con sentimiento, trasladarlo provisional Bellver, caso de no existir otro edificio adecuado; deseando y esperando se trasforme el presidio en penitenciaría, cuya construcción se gestionará.»
En la discusión tomaron parte varios Sres. Concejales entre otros los Sres. Rosselló (D. Alejandro), Alcover, Escafí, Marroig, Ribot, Estade, y Lladó.

Dia quatre de Maig de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo,á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 4 de Mayo de 1882.-El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia cinc de Maig de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo,á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 4 de Mayo de 1882.-El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia cinc de Maig de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJÍA DE PALMA.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesión el próximo sábado á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 4 de Mayo de 1882.-El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia deu de Maig de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Anoche se reunió la Junta Directiva de la Liga de Contribuyentes con objeto de constituirse en la forma que las Bases determinan, quedando nombrados para desempeñar los respectivos cargos los señores que á continuación se expresan:
JUNTA DIRECTIVA
DE LA LIGA DE COSTRIBUYENTES
de las Baleares.
Presidente.
Sr. Marqués de la Torre.
Vise-Presidente.
D. Antonio Villalonga Pérez.
» Elviro Sans.
» Gabriel Alzamora.
Contador.
D. Bernardino Borras.
Tesorero.
D. Tomás Quint Zaforteza.
Secretario. D. Benito Pons Fàbregas.
Vocales.
D. Juan B. Socías.
» Eusebio Ballester.
» Martin Pou.
» Gabriel Castellà.
» Marqués de la Bastida.
» Benito Pomar.
» José María Malheu.
» Evaristo Argeles.
» Domingo Escafi.
» Pascual Ribot.
» Ramon Despuig.
» Francisco Piña.
» Antonio Reus y Cabot.
» Francisco Roselló.
» José Losada.
» José Prats.
Letrado-Consultor.
D. Alejandro Rosselló y Pastors.
Falta aun hacer el nombramiento de las Juntas de Sección.

Dia onze de Maig de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer el Alcalde de barrio del molinar de Levante y el facultativo D. Domingo Escafí pusieron en conocimiento de la Alcaidía el hecho de haber sido maltratado barbaramente un niño de corta edad en el caserío del mismo Molinar. El Sr. Alcalde se apresuró á poner el hecho en conocimiento del Juzgado competente, habiendo sido trasladado dicho niño al hospital civil, sin que, al parecer, ofresca gravedad alguna.

Dia onze de Maig de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo, 13 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 11 Mayo de 1882.-El Secretario de gobierno, DOmingo Escafí.

Dia dotze de Maig de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo,á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 11 de Mayo de 1882.-El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia denou de Maig de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo, 20 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.-Palma 18 Mayo de 1882.-El Secretario de gobierno, DOmingo Escafí.

Dia vint-i-dos de Maig de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
LOCAL
Comentarios á un suelto de El Demócrata: Recordarán nuestros lectores (dice el colega) que en la sesión del Ayuntamiento celebrada en la semana pasada, propuso el Sr. Alcalde que no se ejecutara el acuerdo de la Corporación municipal, por el cual se había dispuesto que el propietario de la fábrica refinación de petróleo cegara el conducto por el cual vierte las aguas al mar. Y recordarán también que la votación sobre esta proposición quedó empatada.
Por recordado.
Verificada segunda votación en el día de ayer, quedó aprobada la proposición del Sr. Alcalde por siete votos contra seis. Es necesario que el público sepa que si continúan vertiéndose al mar las aguas de dicha fábrica débese á los Sres. Canals, Ribot, Pérez, Alcover, Camps, Jaume y Bennasar, que votaron la proposición del primero.
En efecto; bueno es que el publico se entere.
Dióse cuenta días hace en el Ayuntamiento de un dictámen firmado por algunos Sres. Concejales en el cual se proponía, como se dispuso, que el propietario de la fábrica de refinación de petróleo destruya (así, como suena) el conducto por el cual dirige las aguas al mar, es decir, una medida que está fuera de las atribuciones del Ayuntamiento, una medida no sólo antilegal sino á todas luces contraria á aquellos elementales principios de administración y de justicia que no desconocen los mérios versados en estas materias, ni por ende debieran ocultarse á personas de ciertas campanillas.
El Ayuntamiento tenía tiempo hace dispuesto que el dueño de dicha fábrica se abstuviera de dirijir al mar sustancias que ensuciaran las aguas de la bahía de una manera sensible y persistente (palabras textuales). Y como no se le ha impuesto desde entónces multa alguna ni se le ha hecho el menor apercibimiento, debemos suponer que no ha infringido aquella disposición, mayormente cuando no consta lo contrario por informe facultativo ni averiguación formal de ninguna clase.
Entónces ¿en que se fundó el dictá men délos Sres. Serra. Bisañez y Argelés y consiguiente acuerdo que tornó por mayoría el Ayuntamiento? En la instancia de un simple particular direciamente interesado: el empresario de los Baños de ia Portella.
No se trata pues del público; sino de un empresario en frente de otro; de un establecimiento en frente de otro.
Pero demos de barato que hayan aparecido de nuevo sucias una que otra vez las aguas del mar (hasta mas allá de las columnas de Hércules).
¿Cual es la causa? ¿Es el petróleo, el yute, las letrinas, las tenerías? ¿Es una de estas cosas ó la combinación de varias ó de todas á la vez? Nada de esto se ha investigado.
Hay más; áun suponiendo que el mal proviniera de los residuos de petróleo (lo cual si no se niega debe por lo mé nos dudarse) no por eso el consabido acuerdo dejaría de ser una verdadera extralimitacion. Que se hubiesen arrojado al mar aguas turbias, no sería un motivo para, impedir que se viertan las limpias: un abuso no legitima que se imposibilite el ejercicio de un derecho. Mandar que se destruya la acequia, vale tanto como disponer que se arrase la fábrica .
Ni pudo tomarse el acuerdo en calidad de sanción penal. La ley marca los castigos que puede imponer la Autoridad municipal, sin que de ellos pueda salirse.
Hemos hablado del empresario de los Baños de la Portella. Pues sepa la mayoría del Ayuntamiento que ni á juicio de este mismo señor, en virtud de cuya instancia se tomó el acuerdo, puede el tal acuerdo ser viable, pues formando parte en el expediente de alzada, ha dirijidn un escrito al Sr. Gobernador en el cual léjos de pedir la confirmación, da implícitamente por supuesto la imposibilidad de que se confirme.
De modo que el acuerdo, áun prescindiendo de la legalidad, es completamente infundado.
Sépase, pues, que los señores cuyo criterio fué bastante firme para no dejarse alucinar y aturdir por algaradas importunas, por el vano fantasma de la populachería, los señores que ateniéndose á lo justo y lo legal, no quisieron contribuir á que se vulneraran los derechos de un propietario, fueron como dice El Demócrata, y nosotros nos complacemos en repetir, los señores Canals, Ribot, Pérez, Alcover, Camps, Jaume y Bennásar.
Ahora bien ¿á quienes se debería sí, contra lo que creemos, con las aguas limpias se vertieran alguna vez aguas sucias? Los que propusieron y los que admitieron una medida imposible en vez de una medida razonable.
Continúa El Demócrata:
Hay que hacer observar que al final de la sesión el Sr. Escafí propuso que el Ayuntamiento declarara que los acuerdos en asuntos de su competencia son ejecutivos á pesar de los recursos que contra ellos se establecen; y que esta proposición fué votada afirmativamente por los señores Ribot, Alcover, Bennasar, Domenge, Escafí, Serra, Bisañez y Lladó, haciéndolo en contra los Sres. Estades y Lladó. El señor Alcalde salió del consistorio en el momento de anunciar el Sr. Escafí su proposición.
En lo cual nosotros hubiéramos imitado alSr. Alcalde porque la tal proposición del Sr. Escafí no nos parece discutible ni votable.
¿Tienen acaso fuerza obligatoria la interpetaciones del Ayuntamiento? ¿A qué venía pues la votación? Atando cabos, resulta, que los señores Ribot, Alcover y Bennasar, que consideran que son ejecutivos los acuerdos del Ayuntamiento en asuntos de su competencia, votaron para que no se ejecutara el referente á la fábrica de refinación de petróleo.
Es decir; en el primer caso interpretaron la ley debidamente; y en el segundo caso, respondiendo á una consul ta del Sr. Alcalde, opinaron lo único razonable, como queda demostrado.
El sumamente cómico el retintín con que cita El Demócrata nombres respetables como si partiera de la suposición gratuita y ofensiva de que han de sentirlo los interesados.
El colega «consigna hechos omitiendo los comentarios» Es el mejor partido que podía, tomar para no descalabrarse.

Dia vint-i-dos de Maig de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
En un suelto que publica nuestro querido colega El Demócrata, dice entre otras cosas, que nuestros amigos los Sres. Alcover y Ribot, que consideran que son egecutivos los acuerdos del Ayuntamiento en asuntos de su competencia, votaron para que no se ejecutara el referente á la fábrica de refinación de petróleo, y parece como que de esto quiere deducir, que dichos señores se han pueste en contradicción. Procuraremos demostrar al colega que no existe la contradicción que cree descubrir.
Nuestros amigos, votaron en la penúltima sesión, respondiendo á una consulta del Sr. Alcalde, que puestos en el caso de tener que ejecutar cualquiera de ellos el acuerdo que habia tomado el Ayuntamiento de cegar el conducto que conduce al mar las aguas limpias y sucias de la fabríca de refinación de petróleo, no lo ejecutarían, por creer, que el asunto no era de la competencia del Ayuntamiento, y además, porque en caso de que lo fuera, no estaba aun probado que el enturbiamiento de las aguas del mar, fuera debido á las que procedían de dicha fábrica; en este sentido, pues, y haciéndolo constar, votaron la consulta del Alcalde; alegrándose de que el público sepa, ya que El Demócrata asi lo desea, que con su voto contribuyeron á que no se paralizaran, por que sí y sin prueba alguna, los trabajos de la consabida industria tan respetable como cualquiera otra.
Ahora bien; en la sesión última presentó el concejal Sr. Escafí una proposición, para que el Ayuntamiento declarara, que los acuerdos dictados en asuntos de su competencia son inmediatamente ejecutivos, apesar de los recursos que contra ellos se entablen; y por mas que el Sr. Ribot le hizo observar, que no estaban en el caso de votar lo que la ley preceptúa terminantemente en su artículo 83, que no necesita interpretación, insistiendo el Sr. Escafí en que se votara, lo hicieron nuestros amigos en el sentido que la ley determina, con lo cual tenemos la seguridad de que El Demócrata les hará la justicia de creer que obraron como debían.
Sintetizando: nuestros amigos Ribot y Alcover opinan; que los acuerdos dictados en asuntos de la competencia del Ayuntamiento, son inmediatamente ejecutivos según previene la ley, y por mas recursos que contra ellos se entablen; pero que en el caso concreto, del referente á la fábrica de refinación de petróleo, no tan solo creen, por las razones expuestas que no debió tomarse, sinó que en caso de haber tenido cualquiera de ellos las facultades que la ley concede al Alcalde no hubieran dudado un solo momento en decretar la suspension de dicho acuerdo.
¿Quedará ahora satisfecho El Demócrata?

Dia vint-i-sis de Maig de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:

Dia vint-i-sis de Maig de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJÍA DE PALMA.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesión el próximo sábado á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 25 de Mayo de 1882.-El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia trenta de Maig de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
GACETILLA LOCAL.
CUESTION GRAVE.
Narremos hechos.
El sábado por la tarde, á la hora señalada, se reunió la Junta municipal que debía aprobar el presupuesto adicional del corriente ejercicio y el ordinario del siguiente.
Era segunda convocatoria, y, por consiguiente, tenían que ser válidos sus acuerdos por cualquier número de votos.
Los proyectos habían sido acordados en sesión plena del Excmo. Ayuntamiento.
Habían quedado quince días sobre la mesa á disposición de todos los señores concejales.
Nadie había opuesto reparo alguno.
Reunida la Junta, resultó no asistir ninguno de los contribuyentes asociados.
Por tanto, quedaban solos los concejales.
Estos fueron al principio cuatro; al fin, cinco; en el intermedio llegaron á ocho.
Los cuatro que abrieron la sesión fueron los siguientes: D. Antonio Marroig, D. José Serra, don José Estade y D. Gabriel Pérez.
El Sr. Serra propuso la supresión del sueldo consignado para el Arquitecto municipal.
Los señores Marroig, Estade y Serra votaron la proposición.
Quedó suprimido este sueldo, y, por consiguiente, expulsado el dignísimo Sr. Arquitecto municipal por ¡tres votos! contra uno (el señor Pérez votó en contra con la noble indignación que semejante hecho inspira.)
Entraron nuevos concejales.
Siguiendo la lectura del proyecto, el Sr. Serra propuso la supresión de las mil ochocientas pesetas consignadas para festividades religiosas.
Los señores Escafí, Bennasar y Pérez habían salido pocos momentos ántes.
D. Melchor Pascual votó en contra.
Los Sres. Rosich, presidente, Serra, Marroig y Estade votaron la supresión.
¡La patria está salvada!
Analicemos.
Estos cuatro señores concejales, Rosich, Serra, Marroig y Estade, sabían que las consignaciones que suprimían estaban aprobadas por sus compañeros del Municipio.
Que habían tenido quince días para examinarlas y exponer sus reparos, sin que se les ocurriese objeción alguna.
Que alguna de ellas, la de festividades religiosas, estaba aprobada por unanimidad, ó al ménos, sin discusión, por manera que ellos habían aparentado estar conformes.
Que la mayor parte de ellos, como Comisión de Hacienda, habían formado el proyecto y lo habían propuesto al Municipio.
Con todo; callan, disimulan, esperan; y, al verse solos, toman esos acuerdos graves, solemnes, comprometiendo el nombre, la autoridad, la respetabilidad de sus compañeros, cuya opinión en contrario les consta con toda certeza.
Dejamos al público los comentarios.
Para estos cuatro señores, ni una palabra más.
A los respetables señores concejales que votaron esas asignaciones en sesión ordinaria de la Corporación municipal, nos dirigimos ahora para preguntarles: ¿Sufrirá vuestra dignidad y vuestra consecuencia que cuatro votos anulen los acuerdos tomados por todos sus compañeros, y que hagan pasar á la Corporación municipal, en cuya respetabilidad todos los concejales son igualmente solidarios, por las horcas caudinas que semejante anulación le levanta? ¿Consentiréis en pasar por la nota de que despedís sin motivo, sin causa, sin pretexto siquiera, á un funcionario dignísimo y probo, cuyo cargo ha sido reconocido necesario por las administraciones sucesivas? ¿Consentiréis en pasar por el concepto de Corporación irreligiosa, divorciada del sentimiento público, refractaria á la proverbial piedad palmesana, vosotros que, en actos notorios y solemnes, os habéis mostrado hijos sumisos de la Iglesia, que habéis dado, como autoridad, ejemplos repetidos de sincero catolicismo, que con vuestro voto formal, teneis marcado el camino, que os proponéis seguir, cuando viene á sorprenderos la inaudita intrepidez de esos cuatro volantes?
Señores concejales. El Ancora no opina como vosotros, no milita en vuestros partidos; pero, con todo el respeto que le inspiran personas constituidos en dignidad, con todo el amor que siente por esta Palma cuya administración os ha sido confiada, levanta su voz delante de ese público sensato y cuerdo que os observa y os juzga, para deciros que, puestos en ese trance, y al frente de esos votos, por desgracia irrevocables y decisivos, debéis recordar que, si el hombre para lograr sus fines tiene muchos caminos, la verdadera honradez no tiene en cada situación más que un solo camino; este camino el honor, la lealtad, la consecuencia, el compañerismo, os lo mostrarán gravado en vuestra pundonorosa conciencia.

Dia trenta de Maig de 1882
Domènec Escafí Vidal apareix en les actes de l´Ajuntament d´aquesta data, en la pàgina 2 amb la següent transcripció literal:
En la ciudad de Palma capital de la provincia de Baleares á los treinta días del mes de Mayo del año mil ochocientos ochenta y dos; reunido el Ayuntamiento en su Sala capitular bajo la presidencia del Sr. Teniente de Alcalde D. José Rosich y Mas y con asistencia de los SS. Concejales D. Antonio Marroig, D. Gabriel Sorà, D. Evaristo Argelés, D. Domingo Escafí, D. Gabriel Pérez, D. Sebastián Domenge, D. Guillermo Serra, D. Juan Felany y D. Pascual Ribot, á fin de celebrar sesión ordinaria convocada por segunda vez para las ocho de la noche á tenor de lo preceptuado en la vigente Ley municipal por no haberse reunido número suficinte de SS. Concejales para celebrarla el día veinte y ocho del corriente; siendo la hora señalada el Sr. Presidente abrió la sesión disponiendo se diera lectura del acta de la anterior del día veinte y seis del actual que fue aprobada sin alteración alguna.
Entrando en seguida al despacho de los asuntos pendientes se acordó, de conformidad con lo informado por la Comisión de Estadística continuar en el padrón de este vecindario á D. Antonio Bisquerra y Meliá por haber fijado su residencia en esta ciudad.
En vista de un parte del Arquitecto municipal denunciado la ruina de la fachada que dá a la calle de la Pólvora perteneciente a la casa número cuatro de dicha calle y setenta, setenta y dos y setenta y cuatro de la de S. Pedro, se acordó proceder al derribo.
Dióse cuenta de la distribución de fondos presentada por la Comisión de Hacienda para atender obligaciones contraidas por el Municipio.
El Sr. Ribot observó que se inclina una cantidad para pago de intereses procedentes de expropiaciones, siendo así que no se concedían intereses por dicho concepto y con este motivo consideraba que lo más procedente era que quedara pendiente la cantidad continuada en distribución era procedente de intereses concedidos por el Ayuntamiento con anterioridad á los diferentes acuerdos tomados por esta Corporación denegando varias instancias pidiendo el abono de interes y después de una ligera discusión se aprobó la distribución de fondos en la forma propuesta por la Comisión.
Se dió cuenta de una proposición suscrita por varios SS. Concejales que es como sigue:
Excmo Sr=En cumplimiento de acuerdos de V.E. el Arquitecto municipal procedió al derribo de un trozo de pared de la casa número uno de la calle del Estudio general, esquina a la de Palacio número setenta y tres, propia de D. José Estadé y Coll, y de sus resultas una habitación inferior ha quedado convertida en depósito de inmundicias, en amenaza constante á la seguridad individual por lo fácil de trocarse de noche en guarida de malhechores y los puntales que apean las edificaciones altas en obstáculo al libre tránsito por obstruir parte de la vía pública; y como no es posible que este anómalo estado de cosas continúe de una manera indefinidad; los Concejales que suscriben proponen á V. E. se sirva mandar al propietario de la finca de que se trata levante un muro de cerramiento que cubra todo el boquete creado por la demolición, con la resistencia necesaria para sostener la pared y techos sobrepuestos, de modo que permita la desaparición de los puntales hoy existentes, lo que, así como el completo desembarazo de la calle, deberá hacerse inmediatamente de construido el muro cuyo grueso no excederá de cuarenta y cinco centímetros y pudiendo en él practicarse las aperturas que el propietario vea conveniente, siempre empero que las puertas se abran de afuera hacia dentro y no aparezca resalto alguno que sobresalga del plano de la fachada.=M. Enrique Lladó=Alejandro Ferrer Nicolau=Agustín Bennases=Gabriel Sorà.
El Sr. Ribot combatió la proposición extendiéndose en varias consideraciones y soteniendo que no podía autorizarse la obra que se intentaba sobre la antigua alineación y que lo más procedente, en su concepto, era que la proposición se uniera a la instancia presentada por el propietario de dicha finca, emitiendo su dictamen la Comisión de Obras.
El Sr. Marroig, Presidente de dicha Comisión contestó en nombre de ésta, que la Comisión tenía ya formado concepto de dicho asunto con motivo de la instancia á que se ha referido el Sr. Ribot y tenía acordado emitir informe favorable por tenerse que autorizar dicha obra á tenor de la R.O. de 1878, cuyo informe no había emitido aún por no considerarlo oportuno hasta que hubiese pasado algún tanto la impresión que causó a los Concejales la ejecución sin el correspondiente permiso de las obras derribadas, pero que en el momento que varios Concejales proponían la reconstrucción de aquella pared de cerramiento, no tenía inconveniente la Comisión en que se concediera, pues así tenía acordado informarlo.
El Sr. Ribot insistió en lo expuesto y propuso se acordara pasar la proposición a la Comisión de obras para que emitiera dictament por escrito.
El Sr. Escafí combatió la proposición del Sr. Ribot por considerar no haber necesidad de este trámite, con más motivo cuando se sabía el parecer de la Comisión, por lo expuesto por el Sr. Marroig su oresidente y considerar al propio tiempo urgente la construcción de la pared de cerramiento que se indica en la proposición; y después de alguna otra discusión se pasó á votación secreta la proposición del Sr. Ribot por referirse á un asunto que interesa á un Concejal y resultó desestimada por seis votos contra cuatro.
En seguida el Sr. Marroig propuso se introduzca en la proposición la siguiente modificación: "que por el Arquitecto provincial en representación del Ayuntamiento y por el facultativo que nombre el propietario se señale el grueso de la nueva pared á fin de que tenga aproximadamente la resistencia de la antigua y con referencia á las aberturas se le concede siempre que no afeen el ornato público á juicio de la Comisión de Obras.
Aceptada esta modificación por el Sr. Sorá firmante de la proposición se pasó esta á votación con la modificación del Sr. Marroig, efectuandose igualmente en votación secreta, y resultó aprobada por ocho votos contra dos.
Salió el Sr. Escafí.
Previa anuencia de la presidencia se presentó el individuo José Beltran y Sancho y manifestó que habiéndose alistado en el Ejército deseaba que el Ayuntamiento acordara los alimentos que había de consignar á favor de madre Gerónima Sancho durante el tiempo que estuviese en el servicio y habiendo manifestado ésta, presente al acto, que se conformaba con la cantidad que se había indicado ; el Ayuntamiento estimandola suficiente, acordó proponerla á la Comisión provincial á los efectos que previene la vigente Ley de Reemplazos.
Salió el Sr. Ribot.
A propuesta del Sr. Sorà, acordó el Ayuntamiento celebrar una sola sesión semanal ordinaria los miércoles de cada semana, teniendo ésta efecto los viernes, caso de no poderse celebrar los miércoles por falta de asistencia de SS. Concejales.
Y no habiendo más asuntos que tratar el Sr. Presidente levantó la sesión cuya acta firman los SS. Concejales y Certifico.


Font: Actes de l´Ajuntament

Veure aquesta acta completa
Dia trenta-un de Maig de 1882

El balear : periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava: LOCAL Nos sonroja y humilla tener que referirlo: pero es preciso. Interesa al prestigio de la noble ciudad que nos vió nacer: interesa al prestigio de personas respetables, á quienes pudiera creerse comprendidas en lo que les habrá causado la misma sorpresa y estupor que á nosotros mismos. Es preciso hacer luz: separar nombres y nombres, dejar á cada cual en el sitio que le corresponde. ¿Adivinan nuestros lectores de qué se trata? Probablemente habrá llegado ya á sus oidos el rumor de la pública estupefacción. Nuestro colega El Ancora refiere el hecho de la siguiente gráfica manera: El sábado por la tarde, á la hora señalada, se reunió la Junta municipal que debía aprobar el presupuesto adicional del corriente ejercicio y el ordinario del siguiente. Era segunda convocatoria, y. por consiguiente, tenían que ser válidos sus acuerdos por cualquier número de votos. Los proyectos habían sido acordados en sesión plena del Excmo. Ayuntamiento. Habían quedado quince días sobre la mesa á disposición de todos los señores concejales. Nadie había opuesto reparo alguno. Reunida la Junta, resultó no asistir ninguno de los contribuyentes asociados. Por tanto, quedaban solos los concejales. Estos fueron al principio cuatro: al fin, cinco; en el intermedio llegaron á ocho. Los cuatro que abrieron la sesión fueron los siguientes: D. Antonio Marroig, don José Serra, D. José Estade y D. Gabriel Pérez. El Sr. Serra propuso la supresión del sueldo consignado para el Arquitecto municipal. Los Sres. Marroig, Estade. y Serra votaron la proposición. Quedó suprimido este sueldo, y, por consiguiente, expulsado el dignísimo señor Arquitecto municipal por ¡tres votos! contra uno (el Sr. Pérez votó en contra con la noble indignación que semejante hecho inspira.) Entraron nuevos concejales, Siguiendo la lectura del proyecto, el señor Serra propuso la supresión de las mil ochocientas pesetas consignadas para festividades religiosas. Los Sres. Escafí, Bennasar y Pérez habían salido pocos momentos antes. D. Melchor Pascual votó en contra. Los Sres. Rosich, presidente. Serra, Marroig, y Estade, sabían que las consignaciones que suprimían estaban aprobadas por sus compañeros del Municipio. Que habían tenido quince días para examinarlas y exponer sus reparos, sin que se les ocurriese objeción alguna, Que alguna de ellas, la de festividades religiosas, estaba aprobada por unanimidad, ó al ménos, sin discusión: por manera que ellos habían aparentado estar conformes. Que la mayor parte de ellos, como Comisión de Hacienda, habían formado el I proyecto y lo habían propuesto al Municipio. Con todo; callan, disimulan, esperan; y, al verse solos, toman esos acuerdos graves, solemnes, comprometiendo el nombré, la autoridad, la respetabilidad de sus compañeros, cuya opinión en contrario les consta con toda certeza. Dejamos al público los comentarios. Para estos cuatro señores, ni una palabra más. A estos elocuentes párrafos añadiremos sólo algunos datos. El Sr. Estade había solicitado que el Sr. Arquitecto municipal se abstuviera de intervenir en todo lo relativo á las obras fraudulentas ejecutadas en la casa propiedad de aquel teniente de Alcalde, alegando como causa de recusación la enemistad manifiesta. Consecuencia: el Sr. Arquitecto es enemigo del Señor Estade para intervenir, como por su cargo le corresponde, en el expediente sobre el fraude referido: el Sr. Estade no es enemigo del Arquitecto para increparle, acusarle, ametrallarle y votar la supresión de su sueldo. Noble y delicada conducta. Las firmas de los Sres. Marroig y Rosich figuran juntamente con la del señor Escafí, al pié del dictamen de la Comisión de presupuestos. De modo que los Sres. Marroig y Rosich, propusieron al Ayuntamiento lo que no consideraban aceptable, puesto que posteriormente habían de votar en contra. Bueno será que en adelante los demás Sres. concejales sepan á qué atenerse cu cuanto á la firmeza de opiniones en materias de administración municipal de los Sres. Rosich y Marroig. A la edad de estos Sres. estos votos paradójicos y suicidas, es decir, contra si mismos, son sumamente graciosos. El Sr. Escafí salió momentos ántes de la segunda proposición del Sr. Serra: luego volvió á entrar; de lo cual parece deducirse que no se habría aléjalo muchos pasos del consistorio ¡lamentable coincidencia que hará preguntará algun malicioso si el Sr. Escafí estaría diciendo: Lavabo... Esté tranquilo el Sr. Arquitecto municipal. Para todos continúa siendo un funcionario inteligente y dignísimo. La opinión pública unánimemente está a su lado. Esté tranquila la mayoría del Ayuntamiento, mejor dicho, el Ayuntamiento. Cuatro votos pueden haber tornado un acuerdo legalmente válido: pero no es esta la voluntad del Ayuntamiento. Nadie lo duda, ni siquiera los cuatro votantes. Sigue el tejer y destejer de este Excelentísimo Ayuntamiento. En una de las últimas sesiones acordó reunirse dos veces por semana. Ayer resolvió reunirse como ántes una sola vez. Valiente y decidido al acordar el derribo de la fachada de la casa de D. José Estade llevó á cabo su resolución desestimando los recursos interpuestos. Ayer á propuesta de los concejales don Gabriel Sorá, D. M. Enrique Lladó, don Alejandro Ferrer y D. Agustín Bennasar, acordó permitir la construcción de un muro de cerramiento, es decir la reconstrucción de la fachada sobre la línea antigua, apoyándose la Corporación en las mismas disposiciones legales que se declararon inaplicables al decretar el derribo. Sostuvieron naturalmente la proposición los Sres. Escafí y Marroig, oponiéndose con energía el Sr. Ribot, quien ni siguiera pudo conseguir que el asunto pasase á la Comisión de obras. El secreto de la urna no permitió conocer los nombres de los concejales que votaron en uno y otro sentido, resultando 6 votos en pró de la proposición y cuatro en contra. Adelante: tras tanto clamoreo D. José Estade conseguirá su objeto y el público verá defraudadas sus esperanzas. El Demócrata y El Constitucional, que tan decidida campaña sostuvieron para que se efectuara el derribo, dejarán oir de. seguro su voz en este importante asunto. En la sesión que celebró el yiérnes el Ayuntamiento, propuso el Alcalde, nuestro amigo Sr. Canals, y se acordó por unanimidad, que se nombrara una Comisión para estudiar la conveniencia de permutar una ó varias fincas del Estado con otra ú otras del Municipio arregladamente á la Ley de 21 de Diciembre de 1876 é Instrucción de 5 Febrero de 1877. Añadió ademas que conociendo la buena disposición de que se halla animado el Sr. Delegado de Hacienda en todo lo que tiende al bien público, creía que se podría contar con el apoyo de tan digna autoridad. Dice El Constitucional de ayer que en la sesión que celebró el sábado la Junta municipal con asistencia de cuatro Señores concejales y ningún mayor contribuyente etc. etc. El colega habrá querido decir seguramente y ningún vocal asociado; como no ha publicado aún la circular sobre la caza entramos en su domicilio … por el gazapo.

Dia trenta-un de Maig de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
LOCAL
Nos sonroja y humilla tener que referirlo: pero es preciso.
Interesa al prestigio de la noble ciudad que nos vió nacer: interesa al prestigio de personas respetables, á quienes pudiera creerse comprendidas en lo que les habrá causado la misma sorpresa y estupor que á nosotros mismos.
Es preciso hacer luz: separar nombres y nombres, dejar á cada cual en el sitio que le corresponde.
¿Adivinan nuestros lectores de qué se trata? Probablemente habrá llegado ya á sus oidos el rumor de la pública estupefacción.
Nuestro colega El Ancora refiere el hecho de la siguiente gráfica manera:
El sábado por la tarde, á la hora señalada, se reunió la Junta municipal que debía aprobar el presupuesto adicional del corriente ejercicio y el ordinario del siguiente.
Era segunda convocatoria, y por consiguiente, tenían que ser válidos sus acuerdos por cualquier número de votos.
Los proyectos habían sido acordados en sesión plena del Excmo. Ayuntamiento.
Habían quedado quince dias sobre la mesa á disposición de todos los señores concejales.
Nadie había opuesto reparo alguno.
Reunida la Junta, resultó no asistir ninguno de los contribuyentes asociados.
Por tanto, quedaban solos los concejales.
Estos fueron al principio cuatro: al fin, cinco; en el intermedio llegaron á ocho.
Los cuatro que abrieron la sesión fueron los siguientes: D. Antonio Marroig, don José Serra, D. José Estade y D. Gabriel Pérez.
El Sr. Serra propuso la supresión del sueldo consignado para el Arquitecto mu nicipal.
Los Sres. Marroig, Estade y Serra vo taron la proposición.
Quedó suprimido este sueldo, y, por consiguiente, expulsado el dignísimo se ñor Arquitecto municipal por ¡tres votos! contra uno (el Sr. Pérez votó en contra con la noble indignación que semejante hecho inspira.)
Entraron nuevos concejales.
Siguiendo la lectura del proyecto, el se ñor Serra propuso la supresión de las mil ochocientas pesetas consignadas para festividades religiosas.
Los Sres. Escafí, Bennasar y Pérez habían salido pocos momentos antes.
D. Melchor Pascual votó en contra.
Los Sres. Rosich, presidente, Serra, Marroig y Estade, sabían que las consig naciones que suprimían estaban aprobadas por sus compañeros del Municipio.
Que habían tenido quince días para exa minarlas y exponer sus reparos, sin que se les ocurriese objeción alguna.
Que alguna de ellas, la de festividades religiosas, estaba aprobada por unanimi dad, ó al ménos, sin discusión: por mane ra que ellos habían aparentado estar conformes.
Que la mayor parte de ellos, como Co misión de Hacienda, habían formado el proyecto y lo habían propuesto al Muni cipio.
Con todo; callan, disimulan, esperan; y, al verse solos, toman esos acuerdos graves, solemnes, comprometiendo el nombre, la autoridad, la respetabilidad de sus compañeros, cuya opinión en contrario les consta con toda certeza.
Dejamos al público los comentarios.
Para estos cuatro señores, ni una palabra más.
A estos elocuentes párrafos añadiremos sólo algunos datos.
El Sr. Estade había solicitado que el Sr. Arquitecto municipal se abstuviera de intervenir en todo lo relativo á las obras fraudulentas ejecutadas en la casa propiedad de aquel teniente de Alcalde, alegando como causa de recusación la enemistad manifiesta. Consecuencia: el Sr. Arquitecto es enemigo del Señor Estade para intervenir, como por su cargo le corresponde, en el espediente sobre el fraude referido: el Sr. Estade no es enemigo del Arquitecto para incre parle, acusarle, ametrallarle y votar la supresión de su sueldo. Noble y delicada conducta.
Las firmas de los Sres. Marroig y Ro sich figuran, juntamente con la del señor Escafí, al pié del dictámen de la Comi sion de presupuestos. De modo oue los Sres. Marroig y Rosich, propusieron al Ayuntamiento lo que no consideraban aceptable, puesto que posteriormente habían de votar en contra. Bueno será que en adelante los demás Sres. concejales sepan á qué atenerse en cuanto á la firmeza de opiniones en materias de administración municipal de los Sres. Rosich y Marroig. A la edad de estos Sres. estos votos paradójicos y suicidas, es decir, contra si mismos, son sumamente graciosos.
El Sr. Escafí salió momentos ántes de la segunda proposición del Sr. Serra: luego volvió á entrar; de lo cual parece deducirse que no se habría alejado muchos pasos del consistorio ¡lamentable coincidencia que hará preguntar á algun malicioso si el Sr. Escafí estaría diciendo: Lavabo...
Esté tranquilo el Sr. Arquitecto municipal. Para todos continúa siendo un funcionario inteligente y dignísimo. La opinión pública unánimemente está á su lado.
Esté tranquila la mayoría del Ayuntamiento, mejor dicho, el Ayuntamiento. Cuatro votos pueden haber tomado un acuerdo legalmente válido: pero no es esta la voluntad del Ayuntamiento. Nadie lo duda, ni siquiera los cuatro votantes.
***
Sigue el tejer y destejer de este Excelentisimo Ayuntamiento.
En una de las últimas sesiones acordó reunirse dos veces por semana. Ayer resolvió reunirse como ántes una sola vez.
Valiente y decidido al acordar el derribo de la fachada de la casa de D. José Estade llevó á cabo su resolución desestimando los recursos interpuestos. Ayer á propuesta de los concejales don Gabriel Sorá, D. M. Enrique Lladó, don Alejandro Ferrer y D. Agustín Bennasar, acordó permitir la construcción de un muro de cerramiento, es decir la reconstrucción de la fachada sobre la línea antigua, apoyándose la Corporación en las mismas disposiciones legales que se declararon inaplicables al decretar el derribo.
Sostuvieron naturalmente la proposición los Sres. Escafí y Marroig, oponiéndose con energía el Sr. Ribot, quien ni siguiera pudo conseguir que el asunto pasase á la Comisión de obras.
El secreto de la urna no permitió conocer los nombres de los concejales que votaron en uno y otro sentido, resultando 6 votos en pró de la proposición y cuatro en contra.
Adelante: tras tanto clamoreo D. José Estade conseguirá su objeto y el público verá defraudadas sus esperanzas.
El Demócrata y El Constitucional, que tan decidida campaña sostuvieron para que se efectuara el derribo, dejarán oir de seguro su voz en este importante asunto.

Dia trenta-un de Maig de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
GACETILLA LOCAL.
DATOS Y REFLEXIONES.
José Rosich,
José Serra,
José Estade,
Antonio Marrroig,
son los nombres de los concejales que en la Junta Municipal suprimieron la asignación para solemnidades religiosas, y los tres últimos, el sueldo del Sr. Arquitecto Municipal. Nosotros vamos á consignar nuevos datos y nuevas reflexiones, para que el acto realizado por esos señores pueda ser apreciado en su justo valor.
El proyecto de presupuesto, confeccionado por la Comisión de Hacienda y presentado á la aprobación del Ayuntamiento, consignaba ya desde un principio las cantidades correspondientes para Arquitecto Municipal y para solemnidades religiosas. Al pié de este documento aparecen estas firmas:
José Rosich,
Antonio Marroig,
Domingo Escafí.
En 21 de Abril el Ayuntamiento votó en sesión plena el proyecto presentado. Nadie opuso reparos, y, por consiguiente, no hubo discusión, y se aprobaron por unanimidad las cantidades consignadas, inclusas las del Arquitecto y las de solemnidades religiosas. Votaron este presupuesto, con los otros concejales, los siguientes:
José Rosich,
José Serra,
José Estade.
D. Antonio Marroig estaba ausente, si bien ya constaba su firma al pié del proyecto.
Ahora bien, los señores que el sábado último desaprobaron, en puntos tan graves y tan comprometidos, el proyecto presentado por la Comisión de Hacienda y confirmado por el Municipio, son estos:
José Rosich,
José Serra,
José Estade,
Antonio Marroig.
Nadie dejará de conocer que, si estos señores no han sido consecuentes consigo mismos, en cambio han demostrado que sabían hacer uso de su libertad.
Ni tienen por qué quejarse los demás señores concejales, que son esclavos de su opinión, de su voto y de su firma; porque, si se ofenden creyendo que esos sus compañeros les han faltado á ellos, y, apro vechando ausencias imprevistas, han violado las leyes del compañerismo, deben consolarse considerando que esos señores, en caso de haberles faltado á ellos, también se habrán faltado á sí mismos.
Es notorio y evidente que el Sr. Arquitecto Municipal no es un empleado del Municipio; es un funcionario facultativo que presta sus servicios según condiciones estipuladas en un contrato. Una de estas condiciones es la de que, en caso de renunciar el Ayuntamiento á utilizar sus servicios, se lo participará con seis meses de anticipación.
Ahora bien: suprimir un sueldo á que viene obligado el Ayuntamiento por un contrato, es, más que una injusticia, una torpeza.
Una vez qué el contrato subsiste, permanece firme la obligación de satisfacer el sueldo en él consignado.
Hay más: denunciado el contrato, queda en pié la obligación de satisfacer el sueldo de los seis meses que siguen á la notificación de su denuncia.
Según esto, los señores:
Serra,
Estade,
Marroig,
no han rescindido el contrato, no han anunciado siquiera su rescisión; sin duda por que no estaba en sus facultades.
Pero han hecho algo más extraño, más inconsecuente, más injusto y más ridículo que esa rescisión ilusoria.
Han suprimido el sueldo, dejando subsistente, con el contrato, la obligación de satisfacer ese sueldo que suprimían.
Por lo que hace á las solemnidades religiosas, se nos ocurre observar que, á Dios gracias, los pujos y alardes más ó ménos irreligiosos, entre personas civilizadas, no dejan de ser de mal gusto; y en Mallorca, sobre ser de mal gusto, llegan á ser escandalosos, como ofensivos al sentimiento público de nuestra población eminentemente católica.
Sin embargo, no desconocemos que, en ciertas esferas sociales, se tolera, y hasta quizá llegue á aplaudirse cierto cinismo, cierto desden más ó ménos volteriano en materias religiosas.
Lo que no sabemos sea admitido ni tolerado en ninguna esfera social, en ningún país del globo, es que en tan graves y trascendentales asuntos tenga un mismo sujeto distinto parecer, distinta conciencia, y un criterio diferente para cada día, para cada ocasión y para cada circunstancia especial y privativa.
Bien vemos que la Junta Municipal no trataba del fondo de las creencias religiosas; pero en sus acuerdos iba envuelto el carácter religioso que, en funciones públicas y solemnes, habían de tener ellos y sus compañeros, no como individuos, sino como autoridad, como Corporación Municipal. Y no sólo los hemos visto variar de parecer y de criterio en asunto tan serio y formal, sino, lo que es más grave, más inaudita, más inverosímil, los hemos visto herir los sentimientos religiosos de sus compañeros, desmintiendo para ello su propio voto, su propia firma.
Esa gloria, no envidiable por cierto, nadie la podrá negar á los señores:
Rosich,
Serra,
Estade,
Marroig.

Dia trenta-un de Maig de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
UNA SESION.
Con una puntualidad inaudita y un celo pocas veces demostrado, se abrió la sesión que el sábado último celebró la Junta Municipal, para aprobar el presupuesto ordinario del próximo ejercicio. Presidia el tercer teniente de Alcalde don Antonio Mrrroig con asistencia de los concejales Serra, Bennasser, Estade y Pérez y de ningún asociado; leyóse la relación de sueldos del personal y el Sr. Serra propuso la supresión del asignado al Arquitecto municipal por considerar innecesaria dicha plaza; se opuso el Sr. Pérez, pero tuvo la gloria de quedarse solo en la votación.
Se dio lectura al capítulo 43, en el cual estaba consignada la cantidad de 1800 pesetas para gastos de funciones religiosas, y á propuesta del mismo Sr. Serra, fué eliminada del presupuesto dicha cantidad, por los mismos concejales que habían suprimido el sueldo del arquitecto, más el Sr. Rosich, que pasó á ocupar la presidencia.
Sin mas acuerdos importantes se levanto la sesión.
Ahora nos permitiremos relatar algunos hechos, para que nuestros lectores puedan hacer los comentarios que crean convenientes.
A principios del mes de Abril último, se presentó al ayuntamiento un proyecto de presupuesto, firmado por los señores Rosich, Marroig y Escafí en el cual estaban consignadas las cantidades últimamente suprimidas.
Quedó dicho proyecto sobre la mesa, para que los concejales pudieran examinarlo con detención, y en la sesión del 21 del mismo Abril fué aprobado por el ayuntamiento, sin discusión ni modificación alguna con respecto á los partidos de que se trata, en cuya aprobación constan los votos de los Sres. Rosich, Serra, y Estade y no el del Sr. Marroig, porque estaba ausente de la Isla, pero que seguramente hubiera votado de conformidad con el proyecto que con sus compañeros de comisión habia suscrito.
Convocada la junta municipal por segunda vez para el sábado último, para aprobar el presupuesto, después de haber estado durante 15 dias expuesto al público á objeto de reclamación, sin que ninguna se produjera, se reunieron como ya hemos dicho cinco ó seis concejales y acordaron lo que ya han visto nuestros lectores.
Hemos dicho que por hoy no queremos hacer comentarios, únicamente nos permitiremos observar, que mientras el concejal D. José Estade pide al Ayuntamiento la recusación del arquitecto don Juan Guasp para que por enemistad manifiesta no intervenga en lo relativo á las obras de su casa, él con un exceso de delicadeza, vota que se elimine del presupuesto el sueldo de tan honrado é inteligente funcionario; y también nos llama la atencion, que los señores Serra, Marroig, Rosich y Estade, que como concejales propusieron y votaron hace pocos dias que se consignaran en presupuesto las cantidades antedichas, votaran el sábado último por la total supresión de los mismos.
Esperamos que el periódico del señor Marroig El Demòcrata que hace unos dias creia que dos amigos nuestros se hablan puesto en contradicción, según el modo de interpretar ó entender la ley Municipal, nos manifestará su opinión con respecto al asunto que noy nos ocupa.

Dia un de Juny de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
GACETILLA LOCAL.
ECOS DE LA PRENSA
Pocas veces se habrá visto una reprobación más unánime y universal, que laque ha merecido la desacertada conducta de los señores que en la sesión de la Junta Municipal se creyeron con derecho para ofender los sentimientos de sus compañeros, la respetabilidad del Municipio, las creencias religiosas del país, contradiciéndose á sí mismos y deshaciendo el proyecto que habían formado sus manos, que habían apoyado sus votos.
La indignación pública, cae hoy, como plomo, derretido, sobre las cabezas de esos impertérritos concejales, quienes han tenido valor para sacrificar su propio proyecto... heroísmo (ó crueldad), en todo semejante al de un padre que inmola á su propio hijo.
Ecos fieles de esa reprobación general son estos días los artículos de los periódicos. Nosotros iremos transcribiendo los que han llegado á nuestras manos, para que se enteren nuestros lectores, y se mantenga vivo en los ánimos indignados ese sentimiento público que, á nuestro entender, no es otra cosa que el sentimiento del honor herido, de la consecuencia burlada, del compañerismo ofendido, de la lealtad desairada, de la piedad de los palmesanos bruscamente desdeñada y desatendida.
El Balear de ayer se expresa en estos términos:
Nos sonroja y humilla tener que referirlo; pero es preciso.
Interesa al prestigio de la noble ciudad que nos vio nacer; interesa al prestigio de personas respetables, á quienes pudiera creerse comprendidas en lo que les habrá causado la misma sorpresa y estupor que á nosotros mismos.
Es preciso hacer luz; separar nombres y nombres, dejar á cada cual en el sitio que le corresponde.
¿Adivinan nuestros lectores de qué se trata? Probablemente habrá llegado ya á sus oidos el rumor de la pública estupefacción.
Nuestro colega El Áncora, refiere el hecho de la siguiente gráfica manera:
Aquí copia nuestro artículo del mártes hasta aquella frase: «Para estos cuatro señores ni una palabra más.» Y luego añade por su cuenta lo que sigue:
A estos elocuentes párrafos añadiremos sólo algunos datos.
El Sr. Estade habia solicitado que el Sr. Arquitecto municipal se abstuviera de intervenir en todo lo relativo á las obras fraudulentas ejecutadas en la casa propiedad de aquel teniente de Alcalde, alegando como causa de recusación la enemistad manifiesta. Consecuencia: el señor Arquitecto es enemigo del señor Estade para intervenir, como por su cargo le corresponde, en el expediente sobre el fraude referido; el Sr. Estade no es enemigo del Arquitecto para increparle, acusarle, ametrallarle y votar la supresión de su sueldo. Noble y delicada conducta.
Las firmas de los señores Marroig y Rosich figuran, juntamente con la del Sr. Escafí al pié del dictámen de la Comisión de presupuestos. De modo que los Sres. Marroig y Rosich, propusieron al Ayuntamiento lo que no consideraban aceptable, puesto que posteriormente habían de votar en contra. Bueno será que en adelante los demás Sres. Concejales sepan á qué atenerse en cuanto á la firmeza de opiniones en raat riásde administración municipal de los Sres, Rosich y Marroig. A la edad de estos señores estos votos paradójicos y suicidas, es decir, contra si mismos, son sumamente graciosos.
El Sr. Escafí salió momentos ántes de la segunda proposición del Sr. Serra: luego volvió á entrar; de lo cual parece deducirse que no se habría alejado muchos pasos del Consistorio ¡lamentable coincidencia que hará preguntar á algun malicioso si el señor Escafí estaria diciendo: Lavabo...
Esté tranquilo el Sr. Arquitecto municipal. Para todos continúa siendo un funcionario inteligente y dignísimo. La opinión pública unánimemente está á su lado.
Esté tranquila la mayoría del Ayuntamiento, mejor dicho, el Ayuntamiento. Cuatro votos pueden haber tomado un acuerdo legalmente válido; pero no es esta la voluntad del Ayuntamiento. Nadie lo duda, ni siquiera los cuatro votantes.
EL Diario del mártes dice lo siguiente:
El sábado celebró sesión la Junta Municipal; solamente asistieron unos cuatro ó cinco Concejales y ningún asociado. A pesar de que dicha corporación se compone de setenta vocales, como debia reunirse por segunda convocatoria, podían tomar acuerdos los que asistiesen, sea cual fuere su número. Debía aprobarse el presupuesto municipal ordinario del próximo año económico, formado y votado ya por el Ayuntamiento. A propuesta del Sr. Serra se eliminó la consignación para el haber del arquitecto municipal, y después, no sabemos á propuesta de quien, se suprimió la consignación para fiestas religiosas. Votaron dichos acuerdos los Concejales Sres. Marroig, Estade y Serra, y no sabemos si algun otro más.
Tomados estos acuerdos, se ha inferido agravios primero á la honradez y á la moralidad en la administración municipal, favoreciendo al mismo tiempo la inmoralidad y faltando á contratos solemnemente estipulados; segundo á los demas Concejales, especialmente al Sr. Alcalde, pues, aprovechando su ausencia, han querido imponer su voluntad á la de los demas y á la del público, y tercero á los sentimientos religiosos y patrióticos del pueblo palmesano.
Mas sépase que todo lo acordado es nulo. La Junta Municipal carece de facultad para modificar el presupuesto de gastos, cuya formación pertenece al Ayuntamiento, y sólo la Junta Municipal puede conceder ó negar la aprobacion, después de haber estado expuesto al público para presentar reclamaciones (artículos 31, 146 y 147), y ademas en los presupuestos ordinarios deben figurar los gastos obligatorios, y obligatorias son las consecuencias de contratos (artículo 134.)
En vista, pues, de esos injustos, ilegales y violentos acuerdos, nos toca protestar contra ellos en nombre de la justicia, del honor, del derecho y de los sentimientos religiosos y patrióticos de Palma, que han sido ultrajados, y apelamos á los demás Sres. Concejales para que cumplan con lo que manda la ley y su honor les exige.
El Isleño refiere el suceso con estos párrafos:
A la reunión de la Junta municipal, en segunda convocatoria, celebrada el sábado último, tan sólo acudieron ocho señores concejales y ninguno do los mayores contribuyentes que de ella forman parte, habiendo sido cinco el mayor número de los votantes.
¡No puede verse mayor indiferencia!
Se aprobó el presupuesto para el año próximo, pero suprimiendo la partida que se venia consignando para funciones religiosas y la correspondiente al sueldo del arquitecto.
Parecenos que estos acuerdos, por razones que todos alcanzan, no han de prevalecer; pero, préstanse á comentarios de grandísima importancia.
En caso contrario la responsabilidad, más bien que sobre los que tan desacertados estuvieron, pesaría sobre los que dejaron de asistir á la reunión.
La desidia de los más hace posible el triunfo de los ménos: y como los que adoptaron estos acuerdos se han puesto en discordancia con la legislación, con el país y aun consigo mismo, pues el presupuesto había sido aprobado sin objeción por el Ayuntamiento antes de someterlo á la aprobación de la Junta municipal, de aquí confiamos en que tales resoluciones han de ser modificadas en el sentido lógico y legal y conforme á los sentimientos de los palmesanos.
El Constitucional sólo ha sabido decirnos lo que á continuación copiamos:
Parece que en la sesión que celebró el sábado la Junta municipal, con asistencia de cuatro señores concejales y ningún mayor contribuyente, para el examen del presupuesto, se acordó suprimir el gasto que so hacía para las fiestas religiosas y la asignación al Arquitecto municipal.
Nos quedamos sin saber qué opina El Constitucional sobre tan graves acuerdos.
¿Y dónde se deja el independiente colega aquella su enérgica decisión con que, á pesar de su carácter semi-oficial, no escatimaba sus inteligentes censuras y sus nobles ataques á todo lo que le parecía poco plausible ó razonable?
Se vé que El Constitucional, puesto al frente de este hecho trascendental que ha sublevado la conciencia pública, sólo ha sabido pensar: «quien no habla no yerra; en boca cerrada no entran moscas; por la boca muere el pez; al buen callar llaman Sancho.»

Dia dos de Juny de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 1, publicava:
LOCAL
LO DEL DÍA.
Acerca de los acuerdos de la Junta municipal, reducida á su mínima expresión, que tanto han dado que decir estos días, hace El Isleño, entre otras, las siguientes apreciaciones:
«Parécenos que estos acuerdos, por razónos que todos alcanzan, no han de prevalecer; pero préstanse á comentarios de grandísima importancia.»
«En caso contrario, la responsabilidad más bien que sobre los que tan desacertados estuvieron, posaría sobre los que dejaron de asistir á la reunión.»
.... «los que adoptaron estos acuerdos se han puesto en discordancia con la legislación, con el país y aun consigo mismos».... «tales resoluciones han de ser modificadas en el sentido lógico y legal y conforme á los sentimientos de los palmesanos.»
Con estas apreciaciones está conforme El Demócrata pues a su entender El Isleño es el que pone en su verdadero terreno la cuestión. En vista de lo cual le habrán dicho sus amigos: ¿Tu quoque?
Pero esto no impide que el mismo Demócrata que suele siempre estar al paño para cazar contradicciones se contradiga lastimosamente sosteniendo en otro suelto que los autores y firmantes de un dictámen contra el cual votaron, no se han contradecido, es decir que no tiene razón El Isleño. No dice el pues el colega de mocrático que El Isleño ha puesto el dedo en la llaga?
Pero lo bonito y filigranado es la argumentación con que sostiene su teoría.
Por lo que hace á las festividades religiosas, se nos asegura que en el seno de la comisión los señores Marroig y Rosich abogaron por la supresión de la partida correspondiente; mas siendo distinto el parecer de los demás.
(Los demás, ó sea el señor Escafí, único firmante después de los supradichos.)
...individuos de la comision, no creyeron aquellos señores que tenía el asunto importan ia bastante para dejar de firmar el dictamen ó para formular voto particular. Como este articulo fué aprobado por el Ayantamiento sin discusión y en votación ordinaria, no vino el caso de que los aludidos hubieran de consignar su opinión. Lo mismo hubiera sucedido en el seno de la Junta municipal, si no se hubiera impugnado la partida; mas, como la votación hubo de ser nominal, los Sr. Marroig y Rosich hubieron de votar de conformidad con su opinión de siempre.
Si ántes no pone otro el cascabel al gato ¿A qué molestarse? No viene el caso, como dice el colega.
Eso de que en las votaciones ordinarias no quede consignada la opinión de cada uno, también es nuevo. En estos casos los acuerdos serán ilusorios porque nadie, según el colega, consigna su opinión, es decir, su voto. Estos acuerdos nacerán espontáneamente, por si mismos.
Verdad es que entre una y otra sesion han transcurrido veinte días, lo cual, al decir de El Demócrata, abonaría la contradicción si existiera, porque pueden haber ocurrido sucesos que modifiquen él modo de ser de las cosas. Bien dicho: ¡Lo que puede suceder en veinte días! Motivos para contradecirse claro está que los habría para los que se han contradecido ¿Quien lo duda?
Volvamos al suelto anteriormente citado:
"La responsabilidad, (dice el colega, de conformidad con El Isleño) más bien que sobre los que votaron los acuerdos, debe pesar sobre los que dejaron de asistir á la reunión. Y aun pudiera añadir, que debe pesar con mas fuerza sobre los que tienen por costumbre no asistir nunca."
Reconoce que sobre unos ú otros debe pesar la responsabilidad; luego acepta la calificación que unánimente se ha dado á los acuerdos. Nadie puede tner la culpa de lo que es bueno.
Pero, sepamos ¿Por que son responsables los que no asistieron? A los que habitualmento suelen asistir y faltaron á aquella sesión (que respecto de los concejales debe considerarse la ménos importante, puesto que debía versar solamente sobre lo que el Ayuntamiento había aprobado sin oposición) sería ridículo hacerles cargos, mayormente cuando no habían de presumir que su ausencia diese ocasión á adefesios. Precisamente si día hay en que fuese lógico tener plena confianza en los compañeros era éste en que, tratándose de un asunto ya juzgado, de una segunda y ávida lectura las impugnaciones, caso de haberlas, debían esperarse de los asociados, no de los concejales.
Y en cuanto á los que no acostumbran asistir, censúrese en buen hora su indiferencia, su abandono, y nada más. No se les culpe en concreto por actos á que fueron ajenos, así como no se les debe hacer partícipes de la gloria de afanes y actos meritorios en que tampoco inter vengan. No se apele á reflexiones que en cualquiera ocasión serán muy oportunas, pero que ahora parecería que tienden á repartir el ataque á fin de hacerlo más llevadero, á disipar y atenuar lo que no tiene atenuación posible. No se trata de párvulos á cuyos mayores deba culparse por haberlos dejado en libertad.
Ademas, la gravedad pricipal no está en los acuerdos en sí, sino precisamente en la ocasión escogida por tomarlos, que ha sido calificada de sorpresa. Y podrá no serlo, pero verdaderamente lo parece.

***
El Sr. Delegado de Hacienda ha dictado auto motivado en los cinco expedientes de apremio que le fueron elevados hace algunos días.
Dicho funcionario aceptando el criterio del Sr. Alcalde ha reconocido que es improcedente continuar el procediniento de apremio contra centenares de contribuyentes á quienes no fué posible notificar el apremio de primer grado por ignorarse su domicilio.
Al propio tiempo el Sr. Delegado ha declarado bajo su responbilidad que por lo demás no existen faltas de ninguna clase; en virtud de cuya declaración la Alcaldía viene obligada á decretar, como ha decretado, el embargo de bienes, conforme se desprende del artículo 24 párrafo 3º. de la instrucción, y conforme lo tiene declarado terminantemente el Tribunal Supremo de Justicia en sentencia de 22 de Marzo de 1879.

Dia dos de Juny de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo, 3 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. — Palma 1.° Junio de 1882. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia dos de Juny de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
ECOS DE LA PRENSA.
Hoy nos toca rectificar lo que decíamos ayer sobre el silencio de El Constitucional. Este colega ha hablado por fin en los términos que más abajo verán nuestros lectores. No podía esperarse otra cosa ante unos hechos y ante unos datos que no admiten excusa, paliativo ó tergiversación alguna, sino que se presentan siempre á la conciencia pública indignada con su triste realidad, con su avasalladora evidencia.
Esta reprobación unánime de toda la prensa y de todo el público, sugiere dos refiexiones: la una tristísima, la otra consoladora.
Es consolador ver que el sentido moral, las virtudes cívicas, los deberes de lealtad, de consecuencia y compañerismo, son entre nosotros bastante vivos, bastante enérgicos para producir esta reprobación general.
Pero, en cambio, es tristísimo y lamentable que un Ayuntamiento que vino á constituirse por la concordia de todos los partidos liberales, que sacó de cada uno de ellos su contingente, no para hacer política, sino para hacer administración, aunando armónicamente sus fuerzas para ver de sacar á la Corporación municipal del estado de impotencia y descrédito en que yacía; en vez de dar los frutos que alguien esperaba (que El Áncora no ha esperado nunca un remedio, sino, en todo caso, una tregua), venga ahora á revelarnos su estado de ruptura, de guerra intestina, de descomposición evidente y manifiesta, que ha de hacer necesariamente que su crédito y su respetabilidad caigan por los suelos acribillados por los tiros de la prensa, pisoteados por el desden y el menosprecio públicos, y, sobre todo, heridos con mano parricida, por la inevitable revelación de sus propíos actos, de sus propias pasiones.
Miéntras los que han dado motivo á tan severas censuras no vuelvan sobre sus pasos, y se restablezca el perdido sosiego, la mútua consideración y respeto entre los miembros que componen la Corporación municipal, nada bueno puede asegurarse de su accidentada administración.
Para que el juicio de la prensa se complete y venga á robustecer nuestra propia opresión, copiamos de El Constitucional de ayer.
El acontecimiento del día, que ha logrado ocupar y preocupar la atención de la generalidad, es el célebre acuerdo tomado por la Junta municipal en la noche del sábado último.
Todos los periódicos se han apoderado de él, y con más ò con menos estension lo han tratado, apreciándolo cada uno á su modo, aunque los más lo califican de un golpe airado, de aquellos que se dan como por sorpresa.
Nosotros con dos más de nuestros cofrades nos hicimos cargo de tan trascendental hecho ya el primer día hábil después que tuvo lugar, y hoy, cuando ya se han reflejado en todas las inpresiones que ha producido, vamos á dedicarle cuatro renglones.
Calificamos de hecho trascendental el haberse suprimido de una plumada, como quien dice, la cantidad que el Ayuntamiento de Palma dedica, de tiempo inmemorial, á la celebración de fiestas religiosas, y el sueldo asignado al Arquitecto municipal, que como es sabido y lo ve todo el mundo, viene prestando un servicio asiduo y de importancia en el negociado de obras del municipio, y aun en otros. ¡Lástima que la piqueta innovadora no se estendiese á demolar otros objetos que quizas con menos razón pesan sobre el presupuesto de que se trata, aun cuando por el mero hecho de venir figurando en el, sea del caso suponer que no han de mirarse como indiferentes.
Uno de nuostros cofrades es el que con más estension se haa ocupado de este incidenteo, entreteniéndose en hacer çombinaciones de los nombren de los concejales Rosich, Marroig, Serra, Estade y aun Perez, que son los que asistieron á aquel acto donde brillaron por su ausencia los contribuyentes asociados, á quienes este año había tocado la suerte de pertenecer á la Junta municipal, en número igual al de los concejales que forman el Ayuntamiento.
¡Lamentable desidia! ¡De setenta que habían de ser, reunirse sólo cuatro: esto ya es el colmo de la indiferencia, cuando de lo que se iba á tratar era, do los gastos á que ha de subvenir un Ayuntamiento, como el d Psalma, que está en la mayor indigencia!
Otro do nuestros cofrades echa la culpa de lo acontecido á la apatía de los concejales que faltaron á la reunión, cuya presencia hubiera contenido el golpe que se dió: y aun cuando nosotros no se les disculparemos ni mucho menos, sin embargo hay que tener en cuenta, que estos señores, sabiendo que el presupuesto venia formado por la corporación toda, sin objeción alguna ni reparo de ninguna clase, se echaron naturalmente en brazos de una confianza indolente si, pero que descansaba en la consecuencia que debieron de suponer guardarían todos y cada uno de sus compañeros; y jamás pudieron esperar de ninguno de ellos el golpe airado que resulta haberse dado contra acuerdos consumados.
Porque, es preciso tener en cuenta, á este propósito, que de los cuatro nombrados concejales, tres habían presentado á la aprobación del Ayuntamiento el proyecto de presupuesto con las cantidades ahora suprimidas, proyecto que fué en su día votado sin discusión por toda la corporación con asistencia de estos señores, escepto el señor Marroig, que aunque no votó por ausencia, era uno de los proponentes, y por consiguiente ha venido haciéndose solidario de la aprobación.
Del Sr. Pérez nos complacemos en decir, que no votó las supresiones.
¿Cómo, pues, había de esperarse que en Junta municipal se echasen abajo atenciones por una exigua minoria, que ó las había propuesto, ó las había aprobado?
Con mucha razón, por consiguiente, ha sido este un hecho que ha debibo llamar la atención, no ya de los órganos de la publicidad, que tiene el deber de registrar, cuando menos, acontecimientos de tal importancia, sino de cuantos se interesen en lo que atañe á la gestión municipal. Este hecho, sospechamos, ha de acarrear algunas dificultades y no pocos disgustos en el seno de la corporación: pues, aparte de la inconsecuencia que resalta en unos, y de que se han de quejar los otros, hay que tener en cuenta lo que haya podido herir la susceptibilidad de bastantes de ellos, y el eco que ha de haber producido en el vecindario, acostumbrado á ciertos actos tradicionales, que en tanto eran de la aceptación de todos, en cuanto el cuerpo en masa los tenia acordados: y por lo que toca al sueldo del Arquitecto, es universal la opinión de que, no ha podido suprimirse, sin conculcar los más rudimentarios principios, no sólo de equidad, sino justicia y de rigurosa correspondencia entre dos partes contratantes.
Nada más por hoy: otro día tal vez insistamos sobre el mismo tema, á medida que se vayan dibujando sobre el lienzo de la opinión pública las impresiones de este inesperado suceso.

De El Diario del miércoles transcribimos lo siguiente:
Dijimos ayer que, con los acuerdos que tomaron el sábado tres ó cuatro Concejales constituidos en Junta Municipal, se había inferido agravios á la honradez y á la moralidad en la administración municipal, fareciendo al mismo tiempo á la inmoralidad, y efectivamente es así, como vamos á demostrar.
Nada diremos sobre la exclusión del haber del Arquitecto municipal por más que con ello se intente, aunque inútilmente, cometer una infracción de un contrato solemnemente estipulado. En esta cuestión nos toca callar, como hemos hecho siempre que se ha hablado del expresado facultativo municipal, por razones que los lectores comprenderán; nos fijamos, pues, solamente en el hecho de favorecer los planes de un Concejal, cuya escandalosa conducta ha juzgado ya el Ayuntamiento y el público en general, entretanto que por los tribunales de justicia se está instruyendo la correspondiente causa. Haciendo causa común con el aludido Concejal, apoyando sus deseos de vengarse de quien, en cumplimiento de su deber, puso límite à sus abusos, se favorece la inmoralidad en la administración municipal, al mismo tiempo que se infiere un agravio á todas las personas honradas, á todos los amantes de la justicia, del orden en la administración pública.
Se ha agraviado también á los demás Concejales, á excepcion tal vez de tres ó cuatro, (entre los cuales suponemos que figurará el Sr. Escafí, pues otra cosa no es posible, atendida su historia como personaje político,) tratando de imponerles su voluntad, siendo asi que sus compañeros nunca pudieron creer que de tal modo se había de infringir la ley municipal y faltar al decoro y à la consecuencia, votando algunos Concejales lo contrario de lo que habían votado anteriormente, al formar el Ayuntamiento el presupuesto del próximo año económico. Y en cuanto á la ofensá á la religiosidad y patriotismo dé los palmesanos nada tenemos que decir; cualquiera examine imparciálmente la cuestión se convencerá de ello.
El pueblo de Palma es católico y ama las glorias religiosas, que son al mismo tiempo de la Patria. Y si se trata de introducir un ateísmo municipal, se obra contra la ley fundamental del Estado, contra la costumbre establecida desde tiempos antiguos en el municipio de Palma, como en los demás de España.
Otro día hablaremos de la cuestión de derecho, para demostrar la ilegalidad de los acuerdos
.
Viene á robustecer las reflexiones que arriba apuntamos este suelto de El Isleño que cortamos de su número de ayer:
A seguida publicamos el extracto de la sesión celebrada anteayer por el Ayuntamiento de esta capital.
De su lectura sacarán en consecuencia nuestros lectores que la corporación popular, como ya tenemos dicho, carece de principios fijos, haciéndose ya ostensible esta falta que sólo puede perturbar la administración en vez de encauzarla por el sendero de la rectitud y de la legalidad.
Cuando aun resuenan en nuestros oídos los votos de los que acordaron la celebración de dos sesiones semanales , acuerda de nuevo que tan sólo se celebre una: y cuando aun se comenta el ruidoso asunto de unas obras fraudulentas sobre las que el Ayuntamiento deliberó y resolvió el derribo, acuérdase ahora que estas puedan llevarse acabo fundándose en el mismo testo legal con que se apoyara para ordenar la demolición.
Tanta informalidad no la comprendemos en una corporación compuesta de hombres serios. Si hubo razón y motivo para lo primero es inesplicable lo segundo; y si fuera viceversa aun sería más censurable la ligereza con que se procedió.
Francamente, de los hombres que constituyen hoy el Ayuntamiento de Palma nos prometíamos distintas consecuencias de las que tocamos.

El Balear se ocupó el miércoles en este mismo hecho; omitimos sus párrafos porque coinciden perfectamente con los transcritos.
Otro síntoma de la descomposición lamentable del Municipio es la carta y remitido que á continuación insertamos á ruego del dignísimo señor Arquitecto Municipal.
Si la honradez intachable del Sr. Guasp no le hiciesen simpático al público imparcial y sensato, bastaran los inmotivados ataques y vejaciones de que dicho señor ha sido objeto por parte de conocidos individuos de la Corporación municipal, para recomendarle al aprecio y consideración de todas las personas justicieras.
Para que el público se forme una idea del proceder de los adversarios del Sr. Guasp, queremos consignar que, en el informe de que trata este señor en su comunicado, hubo una comisión que, después de leer el dictámen facultativo, no dudó estampar al pié que lo que semejante informe decía era hasta RIDÍCULO.
Cualquiera que de imparcial se precie, comprenderá que un funcionario facultativo, al extender un informe en materia de su competencia, podrá estar más ó ménos acertado, pero nunca estará ridículo.
Lo ridículo aquí es, en todo caso, que la comisión, después de pasar una instancia á informe, lo deseche.
Lo ridículo es que la comisión se ingiera en asuntos facultativos, y dé dictámenes que, por no ser de su competencia, tienen que caer en ridículo.
Mas lo que no es ridículo, sino muy serio, muy triste y muy deplorable, es que los individuos de esa comisión, en trámites y formalidades de oficio, olviden su posición y su carácter, y estampen frases como estas, que podrán convenir con las pasiones de los hombres, pero que pugnan con el decoro de toda autoridad.
Vean ahora nuestros lectores la carta y remitido del Sr. Guasp:
Palma 1.° Junio 1882.
Sr. Director de El Ancora:
Muy Sr. mío; espero de su reconocida amabilidad que se servirá dar cabida en las columnas del periódico que tan dignamente dirige, al adjunto remitido, que, con fecha de hoy entrego al Sr. Director del periódico El Demócrata, dándole á V. anticipadas gracias S. S. S. Q. B. S. M. — Juan Guasp.
Sr. Director de El Demócrata:
Muy señor mio: Ha llegado á mis manos un ejemplar del número de su periódico correspondiente al viérnes de la última semana. En él he leído un suelto que habla de cierto alero, y me atribuye el hecho de haber emitido un informe opuesto á otro que emití anteriormente sobre el mismo para poner en contradicción mis actos, y deducir que he sido parcial en este asunto.
En vista de ello, creo del caso rectificar en publico el referido suelto, y decir lo que ha pasado.
En 4 de febrero último D. Miguel Maura presbí tero pidió permiso al Ayuntamiento para colocar en un alero de su casa, calle de la Calatrava, una canal y tubos de bajada. Pasada la instancia al infrascrito, fué informada en sentido favorable, aunque á condición de cortar el alero, todo con arreglo á lo prevenido en casos análogos. Posteriormente el Sr. Maura presentó otra instancia alegando que, pudiendo el alero de su casa considerarse como una obra de reconocido mérito artístico, debía eximírsele del impuesto establecido sobre aleros sin canal en virtud de un acuerdo tomado tiempo atrás por el Ayuntamiento que está aún vigente. Examiné entónces el alero y, como, á mi juicio, es una obra de la clase que expresa el solicitante, por tener dicho alero talladas elegantemente las cabezas de las vigas, correspondía concederse la exención que solicitaba.
No puede ménos el infrascrito de hacer observar que incumbe al que se crea asistido de determinada exención hacerla valer, si desea utilizarse de ella, de modo que, al solicitar el Sr. Maura, poner canal no cabía más recurso que acceder á su petición cortando el alero conforme á práctica; si después, en distinta instancia, quiso acogerse á los beneficios que el acuerdo del Ayuntamiento le proporcionaba, puede muy bien informarse conforme á lo pedido sin incurrir por esto en contradicción alguna.
D. V. afmo, S. S. Q. S. M. B. — Juan Guasp.

Dia dos de Juny de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJÍA DE PALMA.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 1.° de Junio 1882. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia dos de Juny de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma de Mallorca.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion el sábado próximo á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 1.° de Junio 1882. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia set de Juny de 1882
Domènec Escafí Vidal apareix en les actes de l´Ajuntament d´aquesta data, en la pàgina 7 amb la següent transcripció literal:
En la ciudad de Palma capital de la provincia de Baleares a siete días del mes de Junio del año mil ochocientos ochenta y dos; reunido el Ayuntamiento en su Sala capitular bajo la presidencia del Sr. Gobernador de la provincia D. Juan Bautista Samogy y con asistencia de los SS. Concejales D. Mariano Canals y Perelló, D. José Rosich, D. Antonio Marroig, D. Juan Bauzà, D. Gabriel Sorá, D. Antonio Bisáñez, D. José Estadé, D. M. Enrique Lladó, D. Francisco Gamundí, D. Evaristo Argelés, D. Juan Alcover, D. Domingo Escafé, D. Gabriel Pérez, D José María Puig, D. Heriberto Granell, D. Guillermo Serra, D. Pascual Ribot y D. Juan Munar al objeto de celebrar sesión extraordinaria convocada por orden del mismo Sr. Gobernador á fin de resolver lo conveniente con motivo de los sucesos ocurridos el mismo día con motivo de los sucesos ocurridos el mismo día con motivo de los embargos á los contribuyentes por industrial que se hallan en descubierto de sus cuotas por el tercer trimestre del presente año; siendo la una y media de la tarde, el referido Sr. Gobernador abrió la sesión y manifestó el disgusto que le había causado los sucesos ocurridos con motivo de los embargos que se habían intentado, siendo mas de extrañar en un pueblo tan sensato y morigerado, cual es el de esta provincia según los informes que de todas partes se le habían manifestado al ser nombrado para ejercer el cargo en esta provincia. Se extendió en vastas consideraciones acerca las innovaciones introducidas en el ramo de Hacienda, indicando el deber en que se hallan todos de no oponer dificultades a la marcha administrativa y al cumplimiento de las Leyes y el que con arreglo á ellos se entablen las reclamaciones correspondientes y se apoye la favorable resolución de las que sean justas; que deseaba que los Palmesanos no dejaran de oir su voz amiga y la más autorizada del Ayuntamiento para que no volvieran á reproducirse aquellos sucesos evitándole el tener, en otro caso, que ser enérjico como estaba dispuesto a serlo y terminó pidiendo a la Corporación municipal, en donde se hallan representadas todas las opiniones, se sirva dirijirse al público aconsejándole el acatamiento á las Leyes y la cordura de que ha dado siempre pruebas.
El Sr. Alcalde agradeció al Sr. Gobernador el juicio que había formado del pueblo Palmesano y en apoyo de lo expuesto por tan digna Autoridad con lo que estaba conforme el Ayuntamiento, según lo indicaba el silencio de los SS. Concejales, propuso que se aconsejara al público el respeto de las Leyes y la prudencia de que tiene dadas pruebas, pues que era sensible que por no pagar ahora una cantidad dada, tuviese que satisfacerla luego mayor.
El Sr. Sorá D. Gabriel se adhirió á lo propuesto é indicado por los SS. Gobernador y Alcalde.
El Sr. Serra indicó que si la alocución que se dirigiera al público se concretaba á aconsejar el orden y el respeto debido á la Autoridad estaba dispuesto a firmarla, pero que si en ella se aconsejaba el pago inmediato se vería obligado á abstenerse de ello, por tener la seguridad de que la resistencia la motivaba la imposibilidad en que se hallaban los contribuyentes de poder satisfacer los tributos que se le exijen, contestándole el Sr. Presidente que podría hacerse caso omiso de la tributación y aconsejar tan solo el orden y la cordura.
Acordado el dirigir inmediatamente una alocución al público en el sentido indicado por los SS. Gobernador y Alcalde haciendo caso omiso de la tributación, se nombró para redactarla á los SS. Escafí y Alcover, suspendiendo con este motivo la sesión.
Reanudada ésta se dió lectura del proyecto de alocución redactada por la Comisión nombrada al efecto que es del tenor siguiente:(Entraron los SS. Camps, Capdebou y Domenge). "Palmesanos: == Vuestro Ayuntamiento que en otra ocasión solemne os dirigió sus desinteresados consejos, se cree en el deber de haceros oir de nuevo su voz amiga, para que con impremeditaciones lamentables no malogreis el noble y notorio concepto que con vuestra actitud de siempre os habeis granjeado.== Solo por medio del orden, de la cordura y de la prudencia pueden ser eficaces las reclamaciones legales, que en manera alguna han de prosperar por la perturbación y el desorden. == El Ayuntamiento tiene la seguridad de que, inspirandoos en estas ideas y siendo modelo de sensatez y de patriotismo, escuchareis su voz en estas circunstancias como lo hicisteis en la ocasión referida y con vuestra pacífica actitud continuareis siendo merecedores de su estima y consideración."
Y sin discusión alguna fue aprobada por todos los SS. concurrentes excepto el señor Bisáñez que votó en contra por considerar no debía el Ayuntamiento inmiscuirse en un asunto de orden público que no es de su competencia.
En seguida el Sr. Marroig, formuló la siguiente proposición "Convencido el Ayuntamiento de que los expedientes de apremio adolecen de vicios de procedimiento como lo demuestra la negativa del Alcalde á autorizar el apremio de segundo grado, acuerda dirigirse al Sr. Delegado de Hacienda para que se corrijan aquellos defectos antes de proceder á la ejecución de los embargos que el Alcalde se ha visto precisado a autorizar en cumplimiento de la Ley."
El Sr. Canals manifestó no poder asentir a la proposición del Sr. Marroig aún cuando agradecía en extremo hicieran con ella justicia á la rectitud y delicadez con que creía había obrado en el acuerdo de los expedientes de apremio, de cuya autorización no había podido prescindir aunque estuviera convencido de la razón con que los había rechazado á su primera presentación; pero que esto no debía ser suficiente al Ayuntamiento para tomar el acuerdo que se propone pues que la Alcaldía podía haberse equivocado en sus apreciaciones.
El Sr. Escafí contestó que si bien al Ayuntamiento no le consta que los expedientes tuviesen vicios de nulidad, puede, sin embargo, tener la convicción de que los tienen por la negativa del Alcalde á autorizarlo, lo que no se habría hecho en otro caso y terminó pidiendo se aprobara la proposición del Sr. Marroig.
Votada la proposición, fue aprobada por unanimidad, haciendo constar el Sr. Alcalde las indicaciones había expuesto.
En seguida el Sr. Samogy manifestó al Ayuntamiento su agradecimiento por la cooperación que le había prestado congratulándose que terminase así tan felizmente el día que para él comenzado de una manera tan amarga; y contestado por el Sr. Alcalde en nombre del Ayuntamiento acordó éste por aclamación un voto de gracias al dignísimo Sr. Gobernador por su noble y conciliadora actitud acudiendo al seno de la Corporación y uniéndose a ella en el asunto que ha motivado la convocatoria.
Y se levantó la sesión cuya acta firman todos los SS. concurrentes y Certifico.


Font: Actes de l´Ajuntament

Veure aquesta acta completa
Dia set de Juny de 1882
Domènec Escafí Vidal apareix en les actes de l´Ajuntament d´aquesta data, en la pàgina 295 amb la següent transcripció literal:
El Sr. Escafí manifestó que consideraba necesario que el Ayuntamiento declarara si los acuerdos que toma en los asuntos de su exclusiva competencia debían ser desde luego ejecutados á fin de evitar en lo sucesivo toda duda referente al particular y al efecto propuso que los acuerdos tomados en asuntos de su competencia sean inmediatamente ejecutados á pesar de los recursos que contra ellos se entablen.
Los SS Alcover y Ribot sostuvieron que no consideraba necesario que el Ayuntamiento tomara resolución sobre lo que la Ley ya establece, puesto que sería una redundancia.
Sostenida la proposición por el Sr. Escafí se pasó á votación y quedó aprobada por ocho votos de los SS Ribot, Domenge, Alcover, Escafí, Bennasar, Serra, Lladó y Presidente; votando en contra los SS. Estadé y Camps


Font: Actes de l´Ajuntament

Veure aquesta acta completa
Dia nou de Juny de 1882

El balear : periódico de la tarde a la seva pàgina 1, publicava:
El miércoles debían proceder las comisiones de apremio á la práctica de los embargos contra los morosos en el pago de la contribución industrial.
Empezaron las diligencias en la tienda de D. Bernardo Obrador y en otra de la plaza del Aceite.
Objetóse á nombre del Sr. Obrador algun defecto en el expediente, para subsanar el cuál se retiró la comisión, habiéndose reunido en la plaza de las Córtes un gran número de personas que se permitieron demostraciones inconvenientes contra dicha comisión, y á poco estuvo que la cosa tomase cariz más serio y desagradable.
En la plaza del Aceite el comisionado hubo de retirarse también á consecuencia de una herida que se le infirió.
El Sr. Gobernador de la provincia tan pronto como tuvo noticia de tan desagradables sucesos, reunió el Excelentísimo Ayuntamiento al objeto de que significase á estos moradores la necesidad de evitar perturbaciones y desórdenes que á nada útil pueden conducir, antes al contrario, han de originar necesariamente consecuencias lamentables; y en efecto la Corporación Municipal acordó publicar una alocución, que se fijó el mismo día en los sitios de costumbre, y dice así:
AYUNTAMIENTO DE PALMA.
Palmesanos: Vuestro Ayuntamiento, que en otra ocasión solemne os dirigió sus desinteresados consejos, se cree en el deber de haceros oír de nuevo su voz amiga, para que con impremeditaciones lamentables malogréis el noble y meritorio concepto que con vuestra actitud de siempre, os habéis granjeado.
Sólo por medio del orden, de la cordura y de la prudencia pueden ser eficaces las reclamaciones legales, que en manera alguna han de prosperar por la perturbación y el desorden.
El Ayuntamiento tiene la seguridad de que, inspirándoos en estas ideas y siendo modelo de sensatez y de patriotismo; escuchareis su voz en estas circunstancias, como lo hicisteis en la ocasión referida y con vuestra pacífica actitud, continuareis siendo merecedores de su estima y consideración.
Consistorio de Palma á 7 de Junio de 1882. — El Gobernador, Juan Bautista Samogy. — El Alcalde, Mariano Canals.
Los Tenientes de Alcalde. Antonio Marroig. — José Rosich. — Juan Bauzá.— Gabriel Sorá.— José Estade.— M. Enrique Lládó.
Los Regidores.
Francisco Gamundí.— Evaristo Argelés. — Domingo Escafí. — Gabriel Pérez. —Sebastian Domenge.— José Mº Puig. — Heribertó Granell. — G. Serra y B. — Pascual Ribot.— Juan Camps.— José Capdebou.— Juan Munar. — El Síndico Juan Alcover. — P. A. del Ayuntamiento, Francisco Gomila, Srio.
Lamentable es por todo extremo lo que sucede. Los industriales se han colocado en una actitud de resistencia decidida, pasando á ser cuestión de amor propio lo que al principio fueron quejas aisladas con más o menos fundamento.
Hoy la resistencia al pago lo mismo se observa en los industriales gravados por las nuevas tarifas que de parte, de otros que resultan favorecidos, o cuya situación no ha variado en lo más mínimo; y no son pocos los que deseosos de realizar el pago, siguen el ejemplo de los demás temiendo ser víctimas de algun atropello.
La misma campaña que han sostenido algunos periódicos de esta localidad con motivo de los expedientes de apremio, buscando sutilmente defectos en la tramitación cuando la publicidad de las diligencias y la decisión abierta de resistir al pago, no permitían suponer que se trabase el embargo contra ningún contribuyente qué no estuviese decidido á llegar a este trance, demuestra claramente que hay el propósito de oponer toda suerte de dificultades á la marcha ordenada de la administración.
Esta conducta no corresponde á los propósitos del Gobierno, que ha demostrado el deseo de corregir en breve término cuantos errores puedan contener las nuevas tarifas, concediendo plazos para las reclamaciones de los perjudica dos y nombrando una comisión para que con presencia de todos los antecedentes proponga las reformas que estime necesarias.
En breve estará terminado este importante trabajo y dentro de poco seguirán el nuevo reglamento y las nuevas tarifas. Tan clara manifestación del deseo de transigir con toda aspiración legítima que en el conflicto industrial ha demostrado el Gobierno merecía á la verdad ser correspondida de parte de los contribuyentes, en vez de oponerse al cumplimiento de la ley, dificultando el cobro de los tributos indispensables para cubrir las cargas públicas.
Estamos por desgracia acostumbrados en España á escenas semejantes, y los mismos que dicen desear la libertad y proclamar sus excelencias son los que ceden facilmente á toda exigencia de los Gobiernos reaccionarios, al paso que se rebelan contra los mandatos de la autoridad liberal socavando lenta pero fatalmente sus cimientos, y preparando la ruina que han de llorar más tarde arrepentidos de su obra.
Creemos apesar de todo que pronto cesará la alarma producida por los sucesos del miércoles. La sensatez de este vecindario que en su inmensa mayoría reprueba lo ocurrido, y la actitud de nuestra dignísima primera autoridad civil, que ha adoptado las medidas conducentes para evitar que se reproduzcan, no permiten la menor duda sobre el particular.

Dia nou de Juny de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
GACETILLA LOCAL.
Cuando el miércoles escribíamos los sucesos que se estaban realizando, no nos atrevimos á relatar las graves noticias que el rumor público nos traía. Ahora, por más que lo deploremos, por más que el rubor tiña nuestras mejillas, al considerar que los rasgos de que traza nuestra pluma son borrones que afean el nombre envidiable, y la reputación de cordura y sensatez, de que, no sin razón, disfruta la pacífica y morigerada Palma, vamos á cumplir el deber de relatar los hechos del miércoles, tales como han llegado á nuestra noticia.
La sección de comisionados ejecutores que dijimos había visitado la tienda de ebanistería de don Bernardo Obrador, visto que se ponían tachas á la autorización con que iban á ejecutar el embargo, se retiró tranquilamente, y en su retirada el grupo imponente que se había apiñado alrededor de la tienda, les siguió y casi persiguió con gritos, denuestos y empujones. Llegados á la Sucursal del Banco, se cerraron las puertas, y quedaron los manifestantes dando gritos en las afueras, hasta que alguien avisó que estaban otros comisionados practicando el embargo en la taberna de Pons, plaza del aceite.
Entonces del Banco y de la plaza de Cort se corrieron los grupos á la plaza del Aceite en los momentos en que los ejecutores, en vista de las dificultades que oponía el dueño del establecimiento, iban á retirarse, saliendo al efecto por distintas puertas y tomando distintos caminos. Uno de los comisionados recibió un golpe que le derribó en el suelo; al levantarse y echar á huir, no sólo fué seguido por la turba que le azusaba con gritas, golpes y pedradas, sino que apenas daba paso que ho le saliese al encuentro alguno que se unía á ios perseguidores para herirle y atrepellarle, hasta que en la plaza de Abastos fué otra vez derribado en tierra; y gracias que el ciego atolondramiento de los mismos que le acoceaban y maltrataban le dejó espacio para levantarse y ampararse de la casa-estanco de la calle de Cererols. Los grupos respetaron la casa, y el perseguido, amen de muchas contusiones, sacó una herida en la cabeza que debió de ser leve, puesto que por la tarde pudo retirarse á su casa.
A este triste relato, cualquiera que no haya perdido el buen sentido, á Dios gracias, general y caracteristico entre los palmesanos, habrá de confesar, por más que á todos nos duela, que lo que comenzó manifestación pacífica, ha tomado un sesgo á todas luces inconveniente, y agresor; que por este camino nada se logra, antes las mejores causas se comprometen y se pierden; que sólo una ciega exaltación ha podido inspirar un golpe que, si en apariencia puede por el momento crear obstáculos al Gobierno, desde luego enajena de la causa, con tan indignos medios sostenida, las simpatías de todos los hombres sensatos, que son al fin lo más granado y lo más valioso de nuestra población, y acabará por dar á las exacciones del Gobierno toda la fuerza de que pudiera haberle privado una resistencia pasiva, moderada y legal.
Si ha habido quien con secretas instigaciones ó con públicos alardes y mal encubiertas amenazas ha dado impulso á estos desmanes, no es del caso averiguarlo; pero sí queremos hacer constar que esos lamentables escesos han sido recibidos con general reprobación, y que los mismos industriales que debían sufrir el embargo deploran un sesgo funesto para su causa, en que ni ellos ni sus compañeros tuvieron parte, ántes lo condenan como una manifestación salvaje, indigna del pueblo que nos vió nacer y diametralmente contrario á sus honradas intenciones.
Mientras tenían lugar los sucesos que narramos, el Ayuntamiento de Palma se constituyó en Consistorio permanente y bajo la presidencia del Sr. Gobernador de la Provincia extendió una alocución que por la tarde se fijó en los sitios públicos y que insertamos aque para conocimiento de nuestros lectores. Dice asi:
AYUNTAMIENTO DE LA CIUDAD DE PALMA.
Palmesanos:
Vuestro Ayuntamiento, que en otra ocasión solemne os dirigió sus desinteresados consejos, se cree en el deber de haceros oir de nuevo su voz amiga, para que con impremeditaciones lamentables no malogréis el noble y meritorio concepto que con vuestra actitud de siempre, os habeis granjeado.
Solo por medio del orden, de la cordura y de la prudencia pueden ser eficaces las reclamaciones legales, que en manera alguna han de prosperar por la perturbación y el desorden.
El Ayuntamiento tiene la seguridad de que inspirándoos en estas ideas y siéndo modelo de sensatez y de patriotismo, escuchareis su voz en estas circunstacias, como lo hicisteis en la ocasión referida y con vuestra pacifica actitud, continuareis siendo merecedores de su estima y consideración.
Consistorio de Palma á 7 de Junio de 1882.— El Gobernador, Juan Bta. Samogy. — El Alcalde, Mariano Canals.
Los Tenientes de Alcalde: Antonio Marroig. — José Rosich.— Juan Bauza.— Gabriel Sorá.— José Estade.— M. Enrique Lladó.
Los Regidores: Francisco Gamundí. — Evaristo Argeles. —Domingo Escafi.— Gabriel Pérez.— Sebastian Domenge. —José Mª Puig.— Heriberto Granell.— G. Serra.— Pascual Ribot.— Juan Camps. — José Capdebou. — Juan Munar.
El Sindico. Juan Alcover.— P. A. del Ayuntamiento, Francisco Gomila, Srio.

Dia nou de Juny de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 1, publicava:
LO DE ANTEAYER.
Como no fuimos actores ni testigos de los sucesos deplorables del miércoles copiamos lo que encontramos en la prensa local para que nuestros lectores tengan conocimiento de lo más importante.
El Isleño que cerraba su edición antes de haber empezado los embargos, dice:
«Ayér puede decirse que comenzó la Pasión de los industriales palmesanos. El recuerdo de quien los crucifica quedará en su memoria más imperecedero que el monumento que los adeudores del Sr. Camacho pudieran levantarle»
El Diario al poner en conocimieato de sus lectores que no pudo procederse al embargo intentado contra el industrial Sr. Obrador, por no estar en regla los documentos, escribe lo siguiente:
«Ha habido gran gritería y demostraciones contra el comisionado, á quien la muchedumbre ha seguido hasta la Sucursal del Banco de España.
En la plaza del Aceite el comisionado ha sido atropellado, y ha tenido que refugiarse en un estanco, en donde ha sido auxiliado por el Cuerpo de Orden público. Ha habido grandes gritos y pedradas.
El Demócrata, que por desgracia, no indica cual es el remedio que ve para conjurar el conflicto en que nos hallamos, publica el siguiente párrafo:
«Hay un medio hábil, honroso y digno para llegar a una avenencia, sin que el principio de autoridad haya de verse en lo más mínimo humillado, en repetidas ocasiones hemos señalado indirectamente la única salida para dar solución satisfactoria al conflicto que somos los primeros en deplorar, y que desgraciadamente no podemos evitar, si a ello no contribuyen los que en primer término vienen obligados á toda clase de esfuerzos para no dar el espectáculo que se prepara, y que reconoce por causa el cartel de desafio que á este país se ha lanzado tan a la ligera como injustamente.
Y en la ültima hora con que cierra el periódico, escribe lo siguiente:
A las once y media se han presentado los comisionados en la tienda del señor Obrador con el objeto de llevar a cabo el embargo, que no han efectuado por llevar los papeles mojados.
Más de quinientas personas de todas clases y condiciones se han aglomerado a la puerta de la primera víctima y han acompañado hasta las oficinas del Banco recaudador a los referidos comisionados y ausiliares a los gritos de ladrones, pillos, gandules y otras caricias por el estilo.
No es la conducta más prudente que aconsejan las circunstancias, y deseamos que caso de continuarse los embargos, se siga por la muchedumbre distinto rumbo que hoy se ha puesto en práctica, único que no conviene a los intereses de los industriales.
En la Plaza del Aceite ha habido otro conato de embargo que tampoco se ha llevado a cabo, habiéndose disuelto la comisión ejecutiva en vista del aspecto amenazador del pueblo. El ausiliar de la comisión despues de haber recibido algunos golpes se ha refugiado en una casa particular.
Estos sucesos fueron sin duda los que motivaron la reunion extraordinaria del Ayuntamiento presidida por el Sr. Gobernador de la Provincia, y los que aconsejarían, por mas que no se diga, la alocuación que va al pie.
AYUNTAMIENTO DE LA CIUDAD DE PALMA.
Palmesanos:
Vuestro Ayuntamiento, que en otra ocasión solemne os dirigió sus desinteresados consejos, se cree en el deber de haceros oir de nuevo su voz amiga, para que con impremeditaciones lamentables no malogréis el noble y meritorio concepto que con vuestra actitud de siempre, os habeis granjeado.
Solo por medio del orden, de la cordura y de la prudencia pueden ser eficaces las reclamaciones legales, que en manera alguna han de prosperar por la perturbación y el desorden.
El Ayuntamiento tiene la seguridad de que inspirándoos en estas ideas y siéndo modelo de sensatez y de patriotismo, escuchareis su voz en estas circunstacias, como lo hicisteis en la ocasión referida y con vuestra pacifica actitud, continuareis siendo merecedores de su estima y consideración.
Consistorio de Palma á 7 de Junio de 1882.— El Gobernador, Juan Bta. Samogy. — El Alcalde, Mariano Canals.
Los Tenientes de Alcalde: Antonio Marroig. — José Rosich.— Juan Bauza.— Gabriel Sorá.— José Estade.— M. Enrique Lladó.
Los Regidores: Francisco Gamundí. — Evaristo Argeles. —Domingo Escafi.— Gabriel Pérez.— Sebastian Domenge. —José Mª Puig.— Heriberto Granell.— G. Serra.— Pascual Ribot.— Juan Camps. — José Capdebou. — Juan Munar.
El Sindico. Juan Alcover.— P. A. del Ayuntamiento, Francisco Gomila, Srio.
Respecto a la herida inferida al Comisionado ejecutor, presentó al principio síntomas de gravedad, llegando a circular la noticia de que había fallecido. Después supimos que afortunadamente no era cierta; y en los momentos que escribimos estas líneas nada hemos averiguado acerca del estado del herido.
Condenamos tales desmanes que no honran a un pueblo culto y esperamos que las Autoridades y los vecinos sabrán hacerse dignos del aprecio público sometiéndose á todos los deberes que las leyes imponen.
El Gobernador Juan Bautista Samogy había tomado posesión un día antes según el Boletín Oficial de la provincia.

Dia nou de Juny de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 1, publicava:
LOCAL.
El miércoles debían proceder las comisiones de apremio á la práctica de los embargos contra los morosos en el pago de la contribución industrial.
Empezaron las diligencias en la tienda de D. Bernardo Obrador y en otra de la plaza del Aceite.
Objetóse á nombre del Sr. Obrador algun defecto en el expediente, para subsanar el cuál se retiró la comisión, habiéndose reunido en la plaza de las Córtes un gran número de personas que se permitieron demostraciones inconvenientes contra dicha comisión, y á poco estuvo que la cosa tomase cariz más serio y desagradable.
En la plaza del Aceite el comisionado hubo de retirarse también á consecuencia de una herida que se le infirió.
El Sr. Gobernador de la provincia tan pronto como tuvo noticia de tan desagradables sucesos, reunió el Excelentísimo Ayuntamiento al objeto de que significase á estos moradores la necesidad de evitar perturbaciones y desórdenes que á nada útil pueden conducir, antes al contrario, han de originar necesariamente consecuencias lamentables; y en efecto la Corporación Municipal acordó publicar una alocución, que se fijó el mismo día en los sitios de costumbre, y dice así:
AYUNTAMIENTO DE PALMA.
Palmesanos: Vuestro Ayunta miento, que en otra ocasión solemne os dirigió sus desinteresados consejos, se cree en el deber de haceros oír de nuevo su voz amiga, para que con impremeditaciones lamentables no malogréis el noble y meritorio concepto que con vuestra actitud de siempre, os habéis granjeado.
Sólo por medio del orden, de la cordura y de la prudencia pueden ser eficaces las reclamaciones legales, que en manera alguna han de prosperar por la perturbación y el desorden.
El Ayuntamiento tiene la seguridad de que, inspirándoos en estas ideas y siendo modelo de sensatez y de patriotismo, escuchareis su voz en estas circunstancias, como lo hicisteis en la ocasión referida y con vuestra pacífica actitud, continuareis siendo merecedores de su estima y consideración.
Consistorio de Palma á 7 de Junio de 1882. — El Gobernador, Juan Bautista Samogy. — El Alcalde, Mariano Canals.
Los Tenientes de Alcalde.
Antonio Marroig. — José Rosich. — Juan Bauzá.— Gabriel Sorá.— José Estade.— M. Enrique Lládó.
Los Regidores.
Francisco Gamundí.— Evaristo Argeles. — Domingo Escafí. — Gabriel Pérez. —Sebastian Domenge.-— José M.ª Puig. — Heriberto Granell. — G. Serra y B. — Pascual Ribot.— Juan Camps.— José Capdebou.— Juan Munar. — El Síndico Juan Alcover. — P, A. del Ayuntamiento, Francisco Gomila, Srio.
Lamentable es por todo extremo lo que sucede. Los industriales se han colocado en una actitud de resistencia decidida, pasando á ser cuestión de amor propio lo que al principio fueron quejas aisladas con más o menos fundamento.
Hoy la resistencia al pago lo mismo se observa en los industriales gravados por las nuevas tarifas que de parte, de otros que resultan favorecidos, o cuya situación no ha variado en lo más mínimo; y no son pocos los que deseosos de realizar el pago, siguen el ejemplo de los demás temiendo ser víctimas de algún atropello.
La misma campaña que han sostenido algunos periódicos de esta localidad con motivo de los expedientes de apremio, buscando sutilmente defectos en la tramitación cuando la publicidad de las diligencias y la decisión abierta de resistir al pago, no permitían suponer que se trabase el embargo contra ningún contribuyente qué no estuviese decidido á llegar a este trance, demuestra claramente que hay el propósito de oponer toda suerte de dificultadés á la marcha ordenada de la administración.
Esta conducta no corresponde á los propósitos del Gobierno, que ha demostrado el deseo de corregir en breve término cuantos errores puedan contener las nuevas tarifas, concediendo plazos para las reclamaciones de los perjudica dos y nombrando una comisión para que con presencia de todos los antecedentes proponga las reformas que estime necesarias.
En breve estará terminado este im portante trabajo y dentro de poco segui rán el nuevo reglamento y las nuevas tarifas. Tan clara manifestación del de seo de transigir con toda aspiración legítima que en el conflicto industrial ha demostrado el Gobierno merecía á la verdad ser correspondida de parte de los contribuyentes, en vez de oponerse al cumplimiento de la ley, dificultando el cobro de los tributos indispensables para cubrir las cargas públicas.
Estamos por desgracia acostumbrados en España á escenas semejates y los mismos que dicen desear la libertad y proclamar sus excelencias son los que ceden facilmente á toda exigencia de los Gobiernos reaccionarios, al paso que se rebelan contra los mandatos de la auto ridad liberal socavando lenta pero fatal mente sus cimientos, y preparando la ruina que han de llorar más tarde arrepéntidos de su obra.
Creemos apesar de todo que pronto cesará la alarma producida por los sucesos del miércoles. La sensatez de este vecindario que en su inmensa mayoría reprueba lo ocurrido, y la actitud de nuestra dignísima primera autoridad civil, que ha adoptado las medidas couducentes para evitar que se reproduzcan, no permiten la menor duda sobre el partícular.
En la última sesion extraordinaria celebrada por el Ayuatamiento de esta capital bajo la presidencia del Sr. Gobernador, presentó el Sr. Márroig una pro posición en que se hacía constar de una manera esplícita y terminante que el señor Alcalde al autorizar con su fírma los expedientes de apremio contra los contribuyentes morosos, lo había hecho en cumplimiento de un deber ineludible.
La proposición fué aprobada por el voto unánime de todos los concejales asistentes, entre ellos los Sres. Rossich, Bisáñez, Escafí, Serra, Lladó, Estada...
¿Qué opiniones ó qué personas representarán El Demócrata y El Comercio, únicos periódicos que se han permitido censurar el referido acto del señor Alcalde?

Dia nou de Juny de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion él sábado próximo, 10 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público— Palma 8 Junio ds 1882. — El Se cretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia nou de Juny de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJÍA DE PALMA.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion él sábado próximo, 10 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público— Palma 8 Junio ds 1882. — El Se cretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia nou de Juny de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesion él sábado próximo, 10 de los corrientes, á las cuatro de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 8 Junio ds 1882. — El Se cretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia deu de Juny de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Copiamos con gusto de nuestro apreciable compañero El Balear las siguientes líneas:
«En la última sesión extraordinaria celebrada por el Ayuntamiento de esta capital bajo la presidencia del señor Gobernador, presentó el señor Marroig una proposición en que se hacia constar de una manera esplicita y terminante que el señor Alcalde al autorizar con su firma los expedientes de apremio contra los contribuyentes morosos, lo había hecho en cumplimiento de un deber ineludible.
La proposición fué aprobada por el voto unánime de todos los concejales asistentes, entre ellos los señores Rosich, Bisañez, Escafí, Serra, Lladó, Estada...
»¿Qué opiniones ó qué personas representarán El demócrata y El Comercio, únicos periódicos que se han permitido censurar el referido acto del señor Alcalde?»
Como La Opinión fué uno de los cuatro periódicos que hicieron justicia al señor Alcalde se felicita de que el Ayuntamiento con su voto unánime, haya venido á darles la razón.

Dia denou de Juny de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Los Concejales Sres. Estade, Marroig y Escafí apoyaron en la sesión del viérnes una proposición concebida en estos términos
«El Ayuntamiento acuerda significar al Sr. Gobernador de la provincia el profundo disgusto con que se ha enterado de las calificaciones inmerecidas con que en el Congreso se ha ocupado de su conducta un señor diputado, segun telegrama que publicaron los periódicos locales; y reiterar á dicha Autoridad la satisfaccion con que ha visto su actitud levantada, conciliadora, y patriótica desde que se hizo cargo del mando de esta provincia.»
Estos pujos gubernamentales en los citados sènores no pueden asombrarnos; pero nos hacen sospechar si estarán contagiados de benevolismo.
Lástima grande que ciertas varas no puedan doblegarse como se arquean algunos espinazos reblandecidos recientemente.
Según telegrama recibido de la Corte, ha resultado una equivocación el despacho de la agencia Fabra dando cuenta del ataque dirigido al Sr. Gobernador de esta provincia por el diputado conservador Sr. Esteban Collantes, quien se refirió exclusivaamente al Gobernador de Palencia.

Dia denou de Juny de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
En la sesión ordinaria celebrada el viernes ultimo por este Ayuntamiento se tomó por unanimidad el siguiente acuerdo:
"El Ayuntamimento acuerda significar al señor Gobernador de la provincia el profundo disgusto con que se ha enterado de las calificaciones inmerecidas con que en el Congreso se ha ocupado de su conducta un señor diputado segun telegrama que publicaron los periódicos locales; y reiterar á dicha Autoridad la satisfacción con que ha visto su actitud, levantada, conciliadora patriótica desde que se hizo cargo del del mando de esta provincia.»
La proposición fue apoyada por los señores Estade, Marroig y Escafí.
Aplaudimos la buena intención de la corporación municipal y el espíritu de imparcialidad que les movió á votarla por unanimidad.

Dia sis de Juliol de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer se constituyó el Sr. Gobernador de la provincia en las inmediaciones de la desembocadura de la Riera, acompañado del Sr. Alcalde accidental y de don Domingo Escafí, para cerciorarse de las causas que producen el insoportable olor denunciado por la prensa y que puede ser causa de graves consecuencias si no se adoptan las disposiciones convenientes, que dictará de seguro nuestra primera autoridad civil.

Dia sis de Juliol de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer tarde el Sr. Gobernador de la Provincia acompañado del Alcalde interino Sr. Ramis, de Aireflor y el concejal Sr.Escafí recorrieron el trayecto comprendido entre la Portella y el Portitxol para examinar los puntos por donde las çlacacas y conductos particulares vierten al mar las aguas sucias y demás inmundicias.
Como suponemos que esta inspección está relacionada con el enturbiamiento de que se ha quejado el público y la prensa, deseamos que se despeje de una vez la incógita que á tantos incidentes ha dado lugar.

Dia onze de Juliol de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
Nuestro colega El Ancora ocupándose del acuerdo adoptado en la sesión última de este Ayuntamiento, sobre el Arquitecto municipal, consigna las siguientes atinadas observaciones.
Entre los acuerdos tomados últimamente por nuestro Ayuntamiento y que publicamos fielmente según nota que se nos pasa, hallarán nuestros lectores uno que dice: "Se acordó que el Arquitecto municipal, dado caso de continuar desempeñando este cargo à deser gratuitamente."
Pasemos por alto la mala redacción de ese acuerdo; supongamos que eso de que "el Arquitecto Municipal á de ser gratui tamente" querrá decir lo que no dice, y examinemos el fondo de la medida acordada.
¿Qué es lo que propone el Ayuntamiento con este acuerdo? ¿Salvar la Hacienda municipal?
En este caso, no nos parece mal el sistema de declarar gratuitos los cargos y empleos municipales. Pero es lástima que ya que se ha tenido esa idea salvadora no se aplique en debida forma á todos loe que cobran de la Hacienda, desde el señor Secretario hasta el último municipal. Aplicado á uno sólo el sistema, ha de resultar necesariamente ineficaz.
¿Se propone el municipio despedir al benemérito funcionario sobre quien recae ese acuerdo?
Entónces, con perdón de los señores concejales, debemos decirles que, si les sobra intención, les falta habilidad. Nosotros, en su caso, hubiéramos acordado lo siguiente: Los servicios del Sr. Arquitecto se suprimen, pero se continuará, abonando a este funcionario el sueldo de que disfrutaba. Así se ponia el pundonoroso facultativo en el caso de retirarse ante tan cortes despedida. Pero ahora no tiene más que continuar desempeñando sus inteligentes servicios, para dejar humillada, vejada, abochornada ante la hidalguía de un caballero particular, la dignidad de una Corporación excelentísima.
¿Se quiere únicamente consignar, (no acordar) qué no existen fondos para retribuir esos servicios?
Pues entonces, con un poco más de cachaza, con sólo esperar la resolución del recurso alzado para averiguar la validez de aquella famosa supresión de la cantidad con este objeto consignada, se libraban de la nota de parciales, y podían, sin desdoro y sin injusticia, acordar lo que procediese. Pero nada; estos señores están dejados de la mano de Dios, y no darán un paso que no sea un tropiezo.
No queremos hablar del contrato que se ha dicho existía entre el Ayuntamiento y el Sr. Arquitecto, ni de la condición precisa de avisar seis meses antes la recision de ese contrato, porque esto se averiguará en el recurso que ha de revolverse.
Solo queremos hacer constar que los continuos desaciertos de la Corporación municipal, no deben atribuirse exclusiva mente a los que aparecen ser sus autores, sino que deben pesar, con toda la responsabilidad qué envuelven, sobre todos aquellos señores de los distintos matices liberales, que después de asumir expontáneamenle el cargo de concejales, se están tranquilos en su casa lavándose las manos de todo lo que hacen sus compañeros, y dando lugar con su inexcusable conducta á que una minoría osada, convertida en aparente mayoría, con impremeditados y contradictorios acuerdos comprometa la gestión de la cosa pública. la dignidad del municipio y el reposo de los pacíficos é inofensivos ciudadanos.

Sobre el mismo tema dice El Comercio:
En su última sesión el Excmo, Ayuntamiento de ésta ciudad desestimó una proposición de nuestro amigo y correligionano D. Alejandro Rosselló en la cual se pedia que el Ayuntamiento declarase que debe continuar existiendo el cargo de Arquitecto municipal por ser necesario y que pasara la proposición á una comisión especial ó á la Hacienda para que estudiara la forma de retribuir dicho cargo durante el tiempo que rijan los actuales presupuestos.
Dicha proposición nos parece que habría sido un medio práctico v decoroso para resolver el conflicto que un acuerdo impremeditado y censurable de la Junta municipal creó al Ayuntamiento y tenemos la seguridad de que en último término se ira á parar á una solución semejante y que se restablecerá el cargo de arquitecto municipal con la debida retribución.
Lo que nos pareció de mal efecto fué que el señor Estade que tiene recusado al Arquitecto municipal tomara parte en la discusión de esta proposición y votara, lo cual motivó una protesta de nuestro distinguido amigo el señor Ribot.
Realmente es poco delicada la conducta del Sr. Estade y no gana con ella mucho el prestigio y el decoro de la corporacíon municipal.

Añadiremos por nuestra parte para que cada cual quede en su lugar, los siguientes datos que sabemos de referencia:
Fue autor de la proposición á que se refiere El Ancora el concejal D. Domingo Escafí.
Votaron en contra de la misma los señores Ribot, Alcover, Rosselló (D. Alejandro), Pérez, Bauzá, Sorá (D. Antonio), Munar y Juan.
Voraron en pro los Sres. Marroig, Escafí, Lladó, Bennàssar, Felany, Domenje, Capdebou, Jaume, Piquer, Serra, Ramis de Aireflor, y el que según su propia confesión, es enemigo manifiesto del Sr. Arquitecto, D. José Estade.
Si mal no recordamos, los primeros de los señores referidos votaron en favor, y los segundo en contra, de la oportuna y acertada proposición que había apoyado D. Alejandro Rosselló.

Dia onze de Juliol de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Se asegura que el sábado el Sr. Gobernador fué obsequiado por el Sr. Comasema con un banquete campestre al que concurrieron 18 personas entre ellos los Sres. hermanos Castellà, Escafí, Ramis de Aire-flor, Sorá, Granells y algunos señores mas de la fracción que dirige el señor Roselló (D. Gerónimo) ó El Constitucional.

Dia dotze de Juliol de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Es de notar la uniformidad de criterio con que la prensa palmesana, tan divida en todas las opiniones, juzga la desacertada conducta de los señores que componen la mayoría del Municipio. El Constitucional, El Balear, El Isleño, El Diario, es decir todos los periódicos que visitan nuestra redacción, y hasta algunos de los que no leemos, según podemos ver por lo que aquellos transcriben, están contestes en condenar la marcha de la administración municipal por apasionada, por inconveniente, por deshonrosa, y hasta por injusta, como inspirada, dicen, en la parcialidad y no en los intereses del bien público.
Creemos de oportunidad y hasta de justicia, para que la censura pública haga las salvedades que son debidas, transcribir estos datos que publica El Balear. Después de insertar nuestro suelto y otro de El Comercio, dice así:
Añadiremos por nuestra parte para que cada cual quede en su lugar, los siguientes datos que sabemos de referencia:
Fué autor de la proposición á que se refiere El Áncora el concejal D. Domingo Escafi.
Votaron en contra de la misma los señores Ribot, Alcover, Rosselló (D. Alejandro), Pérez, Bauzá, Sorá (D. Antonio), Munar y Juan.
Votaron en pro los Sres. Marroig, Escafí, Lladó, Bennasar, Felany, Domenje, Capdebou, Jaume, Piquer, Serra, Ramis de Aireflor, y el que según su propia confesión, es enemigo manifiesto del Sr. Arquitecto, D. José Estade.
Si mal no recordamos, los primeros de los señores referidos votaron en favor, y los segundos en contra, de la oportuna y acertada proposición que había apoyado D. Alejandro Rosselló.

Pero, sobre todo, son notables estas frases que, en enérgico y contundente arranque, estampa El Diario:
Algunos señores Concejales, que, conocedores de los gravísimos abusos cometidos por el Teniente de Alcalde D. José Estade, dieron un voto de censura á este señor y denunciaron después á los tribunales otros abusos cometidos en la Secretaría del Ayuntamiento, relacionados con los del Concejal nombrado, se han adherido ahora a los planes de ese Concejal, unánimemente censurado por la Corporación, y de sus ausiliares. Con esto se favorece el desórden en la administración municipal. Están pues de enhorabuena en el municipio los hurtadores de documentos públicos, los infieles en la custodia de los mismos, los infractores de las ordenanzas de policía urbana y los de fraudadores á la hacienda municipal. La actual situación moral del Municipio es debida en gran parte, á la conducta inconveniente seguida por el señor D. Miguel Ramis de Aireflor, encargado accidentalmente de la Alcaldía y hombre que, por sus desaciertos en asuntos de administración y gobierno, se ha hecho acreedor á que las personas sensatas formen de él un concepto muy diferente del que tenían formado.

Dia tretze de Juliol de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
En favor de la proposición del Sr. Rosselló de que nos ocupamos días pasados, votaron nuestros amigos los Sres. Ribot, Pérez, Bauzà, Sorà, Juan, Alcover, Munar y Rosselló y en contra los señores Marroig, Estade, Escafí, Lladó, Domenge, Bennàssar, Felany, Capdebou, Jaume, Piquer, Serra y Ramis de Aireflor.
La proposición fue, por lo tanto desechada pero el buen sentido de la minoría ha sido aplaudido.

Dia tretze de Juliol de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Competentemente autorizados, debemos contestar al suelto que ayer dirige el Demócrata á El Comercio y a El Balear, que no es cierto que nuestro querido amigo el Sr. Ribot, durante el tiempo que estuvo al frente de la Alcaldía, concediese permiso alguno para correr bueyes por las calles de Palma.
Si bien es cierto que los Señores Serra y Escafí, al contestar en la sesión al señor Ribot, en nombre del Sr. Alcalde accidental, invocaron como argumento supremo la tradición, (¡tradicionalistas!) no tuvieron en cuenta lo preceptuado en las Ordeanazas Municipales, ni tampoco el Sr. Alcalde se atuvo a lo dispuesto en las mismas, al conceder los permisos objeto de la interpelación, á menos que hoy por hoy, el Sr. Ramis de Aire-Flor, no considere como animales á ciertos cornúpetos.
Conste pues por mas que le duela á El Demòcrata, que con tales permisos se infringe el artículo 181 de las referidas Ordenanzas, como oportunamente hizo observar nuestro querido amigo el síndico D. Alejandro Rosselló.

Dia quinze de Juliol de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
De nuestro apreciable colega El Diario:
"No deja de estrañar á muchos la armonía de pareceres que reina entre el señor Ramis y cierta fracción del Ayuntamiento de todos conocida y también que, estando presente el Sr. Alcalde, tuviera necesidad de dar poderes a los señores Escafí y Serra para hablar en su nombre.
Alerta, Sr. Ramis, que el público aplica con facilidad el refrán de dime con quien vas, etc. Vea bien si estas alianzas tienen que ver con ciertos gravísimos abusos sobre los cuales se instruye causa criminal."

Dia vint de Juliol de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer empezaron los nuevos comisionados ejecutores el desempeño de las funciones que la Instrucción vigente les confiere.
Acompañados de agentes de órden público y seguidos de pocos curiosos recorrieron algunas calles y practicaron numerosas notificaciones preliminares de los consiguientes embargos.
El Sr. Gobernador estuvo por la mañana en la Casa Consistorial, donde se había situado fuerza del ejército y se reunieron allí unos pocos concejales.
El Sr. Alcalde accidental no se dejó ver en dicho sitio al ménos en las primeras horas.
A última hora de la tarde, al retirarse los comisionados, los grupos eran más numerosos y se dejaron oir algunos fueras y mueras que contuvieron los agentes de la autoridad deteniendo á alguno de los circunstantes. En uno de estos momentos tumultuosos vimos salir de la Casa Consistorial al Sr. Gobernador acompañado del oficial primero del Gobierno, del Concejal Sr. Escafí, y del redactor de El demócrata D. José Ramis.

Dia vint-i-un de Juliol de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 1, publicava:

Dia un de Agost de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Es gracioso lo que está pasando con la vara de la Alcaldía. Entre todos los notables, que, entresacados de todos los partidos liberales, componen nuestra Ayuntamiento, elevado oportunamente al rango de excelentísimo; entre esa flor y nata de nuestros afamados políticos no hay uno sólo que se crea capaz de sustentar la vara alcalderesca, que parece que les abrasa la mano con su solo contacto.
D. Gabriel Sorá que ha tenido el valor de sustentarla por unos días se ha rendido al fin á la fatiga y ha caído enfermo.
Uno por uno recorrió esta honrosa insignia todos los señores tenientes de Alcalde, y todos, al cogerla, vieron que se les escapaba de las manos, á guisa de anguila.
Después de los tenientes, el síndico D. Juan Alcover logró retenerla en las suyas por algunas horas; pero pronto volvió la encantada y mágica vara á emprender su viaje. De traspaso en traspaso, despues de escabullirse de entre los dedos de los tenientes y síndicos, ha ido recorriendo los simples regidores. Hoy se nos dice que alguien la ha visto en las manos del Sr. Oliver, noveno regidor.
Hay quien asegura que todos los que tienen la desgracia de tocarla enferman de repente.
Esto es tanto más raro, cuanto que entre los señores políticos del municipio abundan los médicos tan afamados como los Sres. Sorá, Escafí, Serra, Oliver, etc.
Nosotros estudiaremos este caso y daremos noticias exactas á nuestros lectores.

Dia un de Agost de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Dice El Constitucional que D. Gabriel Sorá se ha puesto enfermo y dejado la Alcaldía.
¿Tendrá que ver con esto la siguiente noticia que recortamos de El Comercio?
"Se nos dice haberse interpuesto denuncia criminal contra el Sr. alcalde D. Gabriel Sorá."
El Demócrata al decir que la Alcaldía de Palma ha puesto enfermo á D. Gabriel Sorà, (sic) no añade que ayer estaba encargado de ella y ejerciendo actos de autoridad, su correligionario D. Domingo Escafí.

Dia dos de Agost de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Es curioso el siguiente estado, que publica un colega de la situación, en que se hallaban los señores concejales durante la crisis por que ha pasado la Corporación municipal.
D. Mariano Canal, dimitido.
» Miguel Ramís de Ayreflor, enfermo.
» José Rosich, id.
» Antonio Marroig, ausente.
» Juan Bauza, enfermo.
» Gabriel Sorá, id.
» Antonio Bisañez, id.
» José Estades, id.
» Enrique Lladó, id.
» Jerónimo Rosselló, ausente.
» Francisco Gamundí, id.
» Evaristo Argeles, id.
» Antonio Juan Marroig, enfermo.
» Juan Alcover, id.
» Domingo Escafí, incompatible desde el lúnes.
» Gabriel Pérez.
» Sebastian Domenge, ausente.
» Gabriel Oliver.
» José María Puig. » Melchor Pascual.
» Eribertó Granells.
» Fausto Bonafé, difunto..
» Alejandro Rosselló.
» Alejandro Ferrer.
» Juan Jaume.
» Guillermo Serra.
» Luis Castella, ausente.
» Agustín Bennasar.
» Antonio Sorá.
» Juan Felany.
» Pascual Ribot.
» Juan Camps.
» José Capdebou.
» Juan Munar.
» Ricardo Piquer.

Dia dos de Agost de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Dice El Isleño:
Parece que el Sr. Escafí, al ser requerido para que se encargara por turno de la Alcaldía de Palma, y no reuniendo las circunstancias de ausencia, licencia, ni enfermedad, justificó, con incompatibilidad adquirida el mismo día, el caso en que se encontraba de no poder continuar siendo ni siquiera concejal.

Dia dos de Agost de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Se nos ha asegurado que el Concejal D. Domingo Escafí ha justificado su incompatibilidad para ejercer su cargo.
¿Le seguirán otros concejales en su mismo camino?
(...)
No habiéndose reunido el Ayuntamiento hace bastantes días, ¿ante quien habrá hecho valer su incompatibilidad el señor Escafí?¿Quién la habrá declarado?
¿Hay irregularidad en esto?

Dia set de Agost de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
En los periódicos recibidos por el correo de hoy encontramos la siguiente noticia:
Mil contribuyentes de Barcelona han satisfecho las cuotas desde que el Banco de España dió de plazo hasta el dia 7, condonando los recargos. Es probable que se estienda dicho plazo tres dias más.
El Diario de Palma decía el sábado lo que sigue:
A la sesion ordinaria del Ayuntamiento, celebrada ayer noche, asistieron trece Concejales. Uno de estos preguntó si el Sr. Escafí pertenecía ó no á la Corporación, á lo cual el Sr. Sorá, alcalde accidental, contestó afirmativamente. A pesar pues de la incompatibilidad manifestada, aquel señor continua perteneciendo ilegalmente á la Corporación.
De El Balear:
En la sesión que celebró anoche el Ayuntamiento haciéndose cargo de un suelto que publicó El Demócrata el dia primero del actual y reprodujeron otros periódicos, asegurando que el Sr. Escafí había presentado la dimisión del cargo de concejal, el Sr. Ribot preguntó á la Alcaldía si era cierta la noticia. El Sr. Alcalde accidental contestó que no se había presentado en Secretaría tal dimisión ni tenía noticia de ella.
¡Dimitir el Sr. Escafí! ¡Si no podía ser! ¿No lo anunciamos acaso nosotros? ¿Qué hubiese sido de Palma sin tal representante?

Dia vuit de Agost de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer quedó constituido el Colegio médico-farmacéutico de Palma, asociación que tiene por objeto el adelanto de la ciencia y la protección mútua de los asociados. Quedó nombrada la Junta directiva que previenen los estatutos aprobados por el Sr. Gobernador de la provincia. La componen los Sres. siguientes:
Presidente.— D. Lorenzo Muntaner,
Vice-presidente. — D, Pedro Estelrich.
Secretario.— D. Tomas Darder,
Vice-secretario.— D. Juan Valenzuela.
Contador. — D. Domingo Escafí.

Dia nou de Agost de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Anteayer quedó constituido el Colegio médico-farmacéutico de Palma. La Junta directiva de esta sociedad se compone de los señores siguientes:
Presidente — D. Lorenzo Muntaner. Vice-Presidente. — D. Pedro Estelrich.
Secretario — D. Tomás Valenzuela.
Contador — D. Domingo Escafí.
(...)
Dice El Demócrata que el Concejal Sr. Escafí alegó incompatibilidad legal para cesar en dicho cargo y que desde entonces no ha ejercido función alguna inherente al mismo.
No basta esto último para obrar con arreglo a la ley. Está obligado á denunciar su incompatibilidad al Ayuntamiento, para que éste declare que no pertenece á la Corporación. De lo contrario, continuando como ahora, por más que no asista á las sesiones, es un Regidor ilegal.

Dia nou de Agost de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
De nuestro apreciable colega El Diario.
«Dice «El Demócrata» que el Concejal Sr. Escafí alegó incompatibilidad legal para cesar en dicho cargo y que desde entonces no ha ejercido función alguna inherente al mismo.
No basta esto último para obrar con arreglo á la ley. Está obligado á denunciar su incompatibilidad al Ayuntamiento, para que este declare que no pertenece á la Corporación. De lo contrario, continuando como ahora, por más que no asista á las sesiones, es un Regidor ilegal.»

Dia catorze de Agost de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Referente á la tan cacareada incompatibilidad del Sr. Escafí, nuestro colega El Isleño publica lo siguiente:
También quedó aclarado en la sesión de ayer noche el incidente sobre incompatibilidad del Sr. Escafí. Díjose que este concejal había manifestado de oficio aquella circunstancia y que la comunicación fué á parar á manos de uno de sus compañeros cuando estos escusaban encargarse de la Alcaldía. No habiéndose probado la incompatibilidad el Ayuntamiento acordó no hacerse cargo de la manifestación.

Dia setze de Agost de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
El Isleño escribió el sábado este satisfactorio suelto:
«También quedó aclarada en la sesión de ayer noche el incidente sobre incompatibilidad del Sr. Escafí. Díjose que este conaejal había manifestado de oficio aquella circunstancia y que la comunicación fué á parar á manos de uno de sus compañeros cuando estos escusaban encargarse de la Alcaldía. No habiéndose probado la incompatibilidad el Ayuntamiento acordó no hacerse cargo de la manifestación.»
Lo que nosotros sabemos, es, que el señor Escafí en oficio firmado por él alegaba incapacidad absoluta para ser concejal: y como la determinaba, no cabe mas que el dilema de que ó no acertó á expresarse con verdad ó ha estado representando una comedia según las circunstancias y conveniencias.

Dia denou de Agost de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
La Opinión, después de copiar un suelto de El Isleño sobre la dimisión del Concejal Sr. Escafí, dice lo siguiente:
«Lo que nosotros sabemos es, que el Sr. Escafi, en oficio firmado por él, alegaba incapacidad absoluta para ser concejal: y como la determinaba, no cabe más que el dilema de que ó no acertó á «expresarse con verdad, ó ha estado representando una comedia según las circunstancias y conveniencias.
A lo que añade El Diario de Palma:
«Tanto puede ser una cosa como otra. Nunca creímos empero que el Sr. Escafí saliese del Consistorio, de una casa en donde se encuentra bien y á la que demostró ser ya algun tanto aficionado aún antes de ser Concejal.»

Dia vint-i-un de Agost de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Para facilitar el arreglo de la cuestión industrial é inclinar el ánimo de los que llegaran a asistir a la reunion celebrada ayer en el local de la Liga da Contribuyentes escribió El Comercio el sábado, algunos sueltos que no tienen el menor desperdicio.
En uno dice, que los recaudadores do la Coruña han devuelto al Banco de España, por incobrables 8000 recibos.
En otro, que los numerosos suscriptores de El Diluvio {Zorrillistas pór mas señas) podrán enterarse de que los embargos continúan en Barcelona
En otro que los Sres. D. Gerónimo Rius, D.Gerónimo Rosselló, Vidal, Guasp, Crespí, Montaner, Arbos, Escafí y Rosselló, (D. Alejandro) manifestaron que en cuanto à promesas por parte del ministerio, NO HABIA NINGUNA.
En otro, que tiene noticias de que la recaudación de contribuciones en las provincias andaluzas ofrece serias dificultades, y que las cuatro catalanas estan en el mismo estado.
En otro lo siguiente:
»Los industriales del Sindicato que sin duda por haber mejorado de consejo, pagaron ayer la contribución, son los cuatro siguientes:
D. José Prats.
» Jacinto Sastre.
» Pedro Miró.
» José Aguiló.
Los contribuyentes que se han visto arrastrados en la lucha legal, por el consejo de los referidos señores, harán los comentarios que juzguen oportunos. También los harán sus compañeros de Sindicato. Y en otro este trueno gordo.
«Durante el dia de ayer pagaron la contribución la friolera de 13 industriales morosos.
Ya se ha resuelto el conflicto.
Ya pueden alegrarse El Banco de España y la Delegación de Hacienda.»
Con todo lo cual queda probado que los que verdaderamente no quieren el arreglo de la cuestión industrial sino mediante las condiciones que ellos impon drian al gobierno, son El Demòcrata y El Comercio y los partidos federal y radical que en parte les apoyan.
Y si a ellos se agrega por despecho El Constituconal , los embolados: fuertes en número, (4.000 según el álbum] fuertes de testuz, según indican las bolas: fuertes en economia, según el pensamiento de préstamos a los industriales necesitados: fuertes en política, según sus triunfos electorales; y fuertes en gramática, según sabe todo el que tiene la desgracia de tener que descifrar sus logogrifos.
Ademas de los individuos del Sindicato a que aluden los periódicos de donde hemos tomado las noticias que han servido de materia a los sueltos anteriores, ha pagado la contribución industrial que adeudaba el conocido almacenista D. José Maria Mateu.

Dia dos de Setembre de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
LOCAL
Tiempo hace, como saben nuestros lectores, el dignísimo arquitecto municipal D. Juan Guasp tuvo la entereza de denunciar las tristemente famosas obras fraudulentas hechas en la casa del no ménos tristemente famoso concejal D. José Estade.
Desde aquel momento empezó un verdadero via crúcis para el Sr. Arquitecto.
Ayer tuvo lugar el desenlace.
En la sesión, celebrada por el Ayuntamiento dióse cuenta del dictamen del Sr. Síndico en el expediente que se había acordado instruir acerca de pretendidas faltas y errores denunciados... ¿por quién habia de ser? por don José Estade.
El Sr. Síndico (D. Juan Alcover) en su dictámen, decía opinar terminantemente que de lo actuado no resultaban méritos para que el Ayuntamiento debiese tomar acuerdo alguno, respecto del Sr. Arquitecto.
El concejal Sr. Serra, propuso la destitución de dicho funcionario... Esto da ganas de reír.
La destitución quedó acordada por mayoría... Esto da ganas de llorar.
Votaron con el Sr. Serra los Sres. Escafí (que asistía por primera vez desde la consabida dimisión de mentirijillas) Felany, Pascual, Jaume, Bisáñez, Piquer, Estade (recusador del Arquitecto por enemistad manifiesta) y el Presidente Sr. Sorá.
Votaron con el Sindico los Sres. Rosselló (D. Alejandro) Ribot, Munar, Pérez y Camps.
Felicitamos á la minoría.

Dia quatre de Setembre de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Que el Ayuntamiento de Palma ha caído en completo desprestigto, que ni la hacienda mejora, ni la policía urbana se corrije, no se cubren las más perentorias atenciones, ni el aspecto de la capital de las baleares deja de ser el bochorno de los naturales y la irrisión de los extranjeros, es cosa por demás sabida; nosotros que nada bueno auguramos de una Corporación que, teniendo tantos y tan graves asuntos que resolver, los ha dejado á un lado para ocuparse seriamente en obtener un tratamiento de excelencia y adornar sus personas con el fagin verde, no paramos la atención en lo que en sus sesiones trata, discute y vota. Contentámonos con reproducir lo que apuntan nuestros colegas; hoy, por referirse á una persona generalmente apreciada y que, por su inteligencia, honradez, y bellas cualidades, se ha hecho acreedora al respecto y amor de sus conciudadanos, cual es el Sr. Arquitecto municipal D. Juan Guasp, temamos de El Balear el siguiente relato, que reproducimos sin comentarios.
Tiempo hace, como saben nuestros lectores, el dignísimo arquitecto municipal D. Juan Guasp tuvo la entereza de denunciar las tristemente famosas obras fraudulentas hechas en la casa del no ménos tristemente famoso concejal D. José Estade.
Desde aquel momento empezó un verdadero via crúcis para el Sr. Arquitecto.
Ayer (viernes) tuvo lugar el desenlace.
En la sesión, celebrada por el Ayuntamiento dióse cuenta del dictamen del Sr. Síndico en el expediente que se había acordado instruir acerca de pretendidas faltas y errores denunciados... ¿por quién habia de ser? por don José Estade.
El Sr. Síndico (D. Juan Alcover) en su dictámen, decía opinar terminantemente que de lo actuado no resultaban méritos para que el Ayuntamiento debiese tomar acuerdo alguno, respecto del Sr. Arquitecto.
El concejal Sr. Serra, propuso la destitución de dicho funcionario... Esto da ganas de reír.
La destitución quedó acordada por mayoría... Esto da ganas de llorar.
Votaron con el Sr. Serra los Sres. Escafí (que asistía por primera vez desde la consabida dimisión de mentirijillas) Felany, Pascual, Jaume, Bisáñez, Piquer, Estade (recusador del Arquitecto por enemistad manifiesta) y el Presidente Sr. Sorá.
Votaron con el Sindico los Sres. Rosselló (D. Alejandro) Ribot, Munar, Pérez y Camps.
Felicitamos á la minoría.

El Sr. Presidente de los Concejales que forman la Comisión nombrada para emitir dictámen sobre las bases con arreglo á las cuales D. Eduardo Fontseré y Mestre se obligaría á traer aguas potables y distribuirla en nuestra capital, ha tenido la deferente y aplauslble idea de remitir, con un atento B. L. M., copia de dichas bases á los Sres. Directores de los diarios de Palma.
El Ancora, agradeciendo tal distinción, reproducirá este documento, á fin de que sus lectores puedan conocerlo: y desde luégo ofrecemos nuestras columnas á cuantos, por sus conocimientos espéciales, estén en el caso de tratar digna y concienzudamente un asunto de tan vital interés; reservándonos el emitir nuestra humilde opinión en tiempo oportuno.

Dia quatre de Setembre de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Nuestro estimado colega El Balear dá cuenta en los siguientes términos de la escandalosa destitución del Arquitecto Municipal Sr. Guasp:
Tiempo hace, como saben nuestros lectores, el dignísimo arquitecto municipal D. Juan Guasp tuvo la entereza de denunciar las tristemente famosas obras fraudulentas hechas en la casa del no ménos tristemente famoso concejal D. José Estade.
Desde aquel momento empezó un verdadero via crúcis para el Sr. Arquitecto.
Ayer (viernes) tuvo lugar el desenlace.
En la sesión, celebrada por el Ayuntamiento dióse cuenta del dictamen del Sr. Síndico en el expediente que se había acordado instruir acerca de pretendidas faltas y errores denunciados... ¿por quién habia de ser? por don José Estade.
El Sr. Síndico (D. Juan Alcover) en su dictámen, decía opinar terminantemente que de lo actuado no resultaban méritos para que el Ayuntamiento debiese tomar acuerdo alguno, respecto del Sr. Arquitecto.
El concejal Sr. Serra, propuso la destitución de dicho funcionario... Esto da ganas de reír.
La destitución quedó acordada por mayoría... Esto da ganas de llorar.
Votaron con el Sr. Serra los Sres. Escafí (que asistía por primera vez desde la consabida dimisión de mentirijillas) Felany, Pascual, Jaume, Bisáñez, Piquer, Estade (recusador del Arquitecto por enemistad manifiesta) y el Presidente Sr. Sorá.
Votaron con el Sindico los Sres. Rosselló (D. Alejandro) Ribot, Munar, Pérez y Camps.
Felicitamos á la minoría.

(...)
Se nos ha dicho que en la votación que recayo en el Ayuntamiento acerca la destitución del Sr. Guasp, el Alcalde Sr. Sorá votó á favor de ella, porque como Presidente de la corporación quiso seguir la costumbre que suele seguirse siempre, de votar con la mayoría.
Bien puede enorgullecerse el federal Sr. Serra de haber arrastrado tras él al Sr. Alcalde y al Sr. Escafí, que parece que en cuestiones de Ayuntamiento ha perdido la brújula hace tiempo. De los demás que también votaron la destitución, nada decimos, porque apenas tenemos el gusto de conocerles, salvo al señor Estade que es muy conocido en Palma, y á quien conocemos muy á fondo.

Dia cinc de Setembre de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
El Excmo. Ayuntamiento de esta ciudad celebró sesion el viérnes último, y se tomaron los acuerdos cuyo extracto insertamos á continuación:
Se aprobó el acta de la anterior.
Se enteró de la R. O. de 2 de Agosto pasado que desestima varias instancias de los hermanos Moragues suplicatorias de que se les abonen los perjuicios causados por la mala interpretación que dió este Avuntamienío á la R. O. de 9 de Febrero de 1863.
A propuesta de la Comisión de Obras, acordó instruir espediente de derribo por causa de ruina de la casa números 90 á 94 de la calle del Socorro; autorizar la reedificación de una casa sita en la calle de la Paz y la construcción de una acequia en la calle del Socorro. Se aprobó el justiprecio del terreno que han perdido, al ser reedificadas las fincas números 80 y 82 calle de la Longeta y 30 y 37 calle de Vallori; y se resolvió favorablemente la instancia de don Bartolomé Mateu respecto al justiprecio de una área de la calle de Vallori.
Se acordó quedara sobre la mesa un dictamen de la Comision de Obras respecto á paso de una cantidad al contratista de la fuente de la calle de Palacio.
Se acordaron ciertas medidas para evitar los abusos que cometen los dueños de carruajes de alquiler.
Se acordó el derribo de la casa números 20 y 22 de la calle de la Vidriería.
Se desestimó una reclamación de don Juan Mayol contra la fábrica de Mantas de lana de D. Pedro Antonio Magraner.
Se exceptuó del servicio de la Armada á D. Francisco Monar por haber acreditado que es hijo único de Viuda pobre á quien mantiene.
Se acordó prevenir al propietario del Teatro-Circo-Balear que abra una nueva puerta en la cerca que rodea aquel edificio.
Visto espediente gubernativo instruido por acuerdo de esta Corporación de 12 de Mayo último se destituyó a D. Juan Guasp del cargo de Arquitecto municipal.
Se acordó acudir al señor ministro de Hacienda esponiéndole que el señor Delegado del ramo en esta provincia retiene las cantidades propias del Ayuntamiento procedentes de los recargos municipales sobre contribuciones é Impuestos, imposibilitando con este proceder la marcha administrativa de esta Corporación.
Se acordó acudir al Exmo. señor Ministro de la Gobernación, contra lo resuelto por el señor Gobernador de la provincia al suspender la ejecución de un acuerdo de la exclusiva competencia de este Ayuntamienío que mandó el derribo de parte del alero de la casa número 20 calle de la Calatrava.
Se acordó reproducir los recursos de alzada contra varias resoluciones del señor Gobernador de provincia y que no han sido fallados aun por el Gobierno Superior.
También se acordó remitir á los periódicos de esta Ciudad el extracto de las sesiones que celebre el Ayuntamiento.
Se acordó que la Comisión de Gobierno interior informe una proposición de un señor Concejal respecto á las condiciones que deben reunir los empleados y dependientes que en lo sucesivo nombre el Ayuntamiento.
Se nombró á los señores Rosselló , Munar, Escafí, Jaume y Pérez, para componer la Comisión especial que ha de informar una proposición respecto á conducir y á canalizar aguas potables para el abasto de la la pobiacion.
Se levantó la sesión.

Dia cinc de Setembre de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
LA OPINION
PALMA 5 DE SETIEMBRE DE 1882
Extracto de los acuerdos tomados por el Ayuntamiento de Palma en la sesión celebrada el dia primero de Setiembre de 1882.
Se aprobó el acta de la anterior.
Se enteró de la R. O. de 2 de Agosto pasado que desestima varias instancias de los hermanos Moragues suplicatorias de que se les abonen los perjuicios causados por la mala interpretación que dió este Avuntamienío á la R. O. de 9 de Febrero de 1863.
A propuesta de la Comisión de Obras, acordó instruir espediente de derribo por causa de ruina de la casa números 90 á 94 de la calle del Socorro; autorizar la reedificación de una casa sita en la calle de la Paz y la construcción de una acequia en la calle del Socorro. Se aprobó el justiprecio del terreno que han perdido, al ser reedificadas las fincas números 80 y 82 calle de la Longeta y 30 y 37 calle de Vallori; y se resolvió favorablemente la instancia de don Bartolomé Mateu respecto al justiprecio de una área de la calle de Vallori.
Se acordó quedara sobre la mesa un dictamen de la Comision de Obras respecto á paso de una cantidad al contratista de la fuente de la calle de Palacio.
Se acordaron ciertas medidas para evitar los abusos que cometen los dueños de carruajes de alquiler.
Se acordó el derribo de la casa números 20 y 22 de la calle de la Vidriería.
Se desestimó una reclamación de don Juan Mayol contra la fábrica de Mantas de lana de D. Pedro Antonio Magraner.
Se exceptuó del servicio de la Armada á D. Francisco Monar por haber acreditado que es hijo único de Viuda pobre á quien mantiene.
Se acordó prevenir al propietario del Teatro-Circo-Balear que abra una nueva puerta en la cerca que rodea aquel edificio.
Visto espediente gubernativo instruido por acuerdo de esta Corporación de 12 de Mayo último se destituyó a D. Juan Guasp del cargo de Arquitecto municipal.
Se acordó acudir al señor ministro de Hacienda esponiéndole que el señor Delegado del ramo en esta provincia retiene las cantidades propias del Ayuntamiento procedentes de los recargos municipales sobre contribuciones é Impuestos, imposibilitando con este proceder la marcha administrativa de esta Corporación.
Se acordó acudir al Exmo. señor Ministro de la Gobernación, contra lo resuelto por el señor Gobernador de la provincia al suspender la ejecución de un acuerdo de la exclusiva competencia de este Ayuntamienío que mandó el derribo de parte del alero de la casa número 20 calle de la Calatrava.
Se acordó reproducir los recursos de alzada contra varias resoluciones del señor Gobernador de provincia y que no han sido fallados aun por el Gobierno Superior.
También se acordó remitir á los periódicos de esta Ciudad el extracto de las sesiones que celebre el Ayuntamiento.
Se acordó que la Comisión de Gobierno interior informe una proposición de un señor Concejal respecto á las condiciones que deben reunir los empleados y dependientes que en lo sucesivo nombre el Ayuntamiento.
Se nombró á los señores Rosselló , Munar, Escafí, Jaume y Pérez, para componer la Comisión especial que ha de informar una proposición respecto á conducir y á canalizar aguas potables para el abasto de la la pobiacion.
Se levantó la sesión.
Nuestro estimado colega El Diario de Palma dedica ayer á la célebre cuestión del Arquitecto municipal Sr. Guasp, las siguientes expresivas lineas. Hasta ahora la prensa local en su mayoría ha censurado la conducta del Ayuntamiento en este asunto.
«El Concejal ilegal Sr. Escafí, (y decimos ilegal por haber él mismo confesado su incompatibilidad) y que desde hacia tiempo, sin duda por decoro, había dejado de asistir á las sesiones del Ayuntamiento, se apresuró el víérnes último á acudir á la Casa Consistorial para escupir á la virtud y contribuir con su voto al fomento de la inmoralidad y del desórden en la administracien del Municipio.»
«El Ayuntamiento, decimos mal, unos pocos Concejales, algunos de ellos quizá no saben leer, tomaron otro acuerdo relativo al escandaloso asunto ocurrido en el municipio de Palma, reprobado por la opinión pública, por la prensa de esta ciudad y por un periódico de la Península.
Están otra vez de enhorabuena los hurtadores de documentos públicos, los infieles en la custodia de los mismos, los infractores de las ordenanzas de policia urbana y los defraudadores á la Hacienda municipal. Lo está el Teniente de Alcalde D. José Estade, autor de los gravísimos abusos sobre los cuales se instruye causa criminal, y lo está sobre todo el Secretario del Ayuntamiento D. Francisco Gomila, iniciador y principal y hasta podríamos decir único autor de esa obra de iniquidad que tanto honra á la víctima y que ha servido para arrancar la máscara á ciertos hombres que frecuentan la Casa Consistorial y poner de manifiesto lo que allí pasa.»
(...)
He aquí un episodio ocurrido en el Ayuntamiento el día de la destitución del arquitecto.
Iba a la sesión un concejal de honradez probada; y presumiéndose sin duda que votaría en favor del Sr. Guasp, un federal lo acometió de seguida suplicándole votara en contra.
Abandonado por este un gran embolado le da un avance, con el mismo objeto, logrando que dicho Sr. Concejal se abstuviera.
El gran argumento que hacian contra el Sr. Guasp, consistía en que había que echarle, porque era inflexible.
Damos la enhorabuena al Sr. Guasp y celebrarnos que se nos haya dado la medida de ciertos hombres.

Dia sis de Setembre de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 1, publicava:
Extracto de los acuerdos tomados por el Ayuntamiento de Palma en la sesión celebrada el día primero de Setiembre de 1882.
Se aprobó el acta de la anterior.
Se enteró de la R. O. de 2 de Agosto pasado que desestima varias instancias de los hermanos Moragues suplicatorias de que se les abonen los perjuicios causados por la mala interpretación que dió este Avuntamienío á la R. O. de 9 de Febrero de 1863.
A propuesta de la Comisión de Obras, acordó instruir espediente de derribo por causa de ruina de la casa números 90 á 94 de la calle del Socorro; autorizar la reedificación de una casa sita en la calle de la Paz y la construcción de una acequia en la calle del Socorro. Se aprobó el justiprecio del terreno que han perdido, al ser reedificadas las fincas números 80 y 82 calle de la Longeta y 30 y 37 calle de Vallori; y se resolvió favorablemente la instancia de don Bartolomé Mateu respecto al justiprecio de una área de la calle de Vallori.
Se acordó quedara sobre la mesa un dictamen de la Comision de Obras respecto á paso de una cantidad al contratista de la fuente de la calle de Palacio.
Se acordaron ciertas medidas para evitar los abusos que cometen los dueños de carruajes de alquiler.
Se acordó el derribo de la casa números 20 y 22 de la calle de la Vidriería.
Se desestimó una reclamación de don Juan Mayol contra la fábrica de Mantas de lana de D. Pedro Antonio Magraner.
Se exceptuó del servicio de la Armada á D. Francisco Monar por haber acreditado que es hijo único de Viuda pobre á quien mantiene.
Se acordó prevenir al propietario del Teatro-Circo-Balear que abra una nueva puerta en la cerca que rodea aquel edificio.
Visto espediente gubernativo instruido por acuerdo de esta Corporación de 12 de Mayo último se destituyó a D. Juan Guasp del cargo de Arquitecto municipal.
Se acordó acudir al señor ministro de Hacienda esponiéndole que el señor Delegado del ramo en esta provincia retiene las cantidades propias del Ayuntamiento procedentes de los recargos municipales sobre contribuciones é Impuestos, imposibilitando con este proceder la marcha administrativa de esta Corporación.
Se acordó acudir al Exmo. señor Ministro de la Gobernación, contra lo resuelto por el señor Gobernador de la provincia al suspender la ejecución de un acuerdo de la exclusiva competencia de este Ayuntamienío que mandó el derribo de parte del alero de la casa número 20 calle de la Calatrava.
Se acordó reproducir los recursos de alzada contra varias resoluciones del señor Gobernador de provincia y que no han sido fallados aun por el Gobierno Superior.
También se acordó remitir á los periódicos de esta Ciudad el extracto de las sesiones que celebre el Ayuntamiento.
Se acordó que la Comisión de Gobierno interior informe una proposición de un señor Concejal respecto á las condiciones que deben reunir los empleados y dependientes que en lo sucesivo nombre el Ayuntamiento.
Se nombró á los señores Rosselló , Munar, Escafí, Jaume y Pérez, para componer la Comisión especial que ha de informar una proposición respecto á conducir y á canalizar aguas potables para el abasto de la la pobiacion.
Se levantó la sesión.

Dia tretze de Setembre de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
El Diario de Palma estampa ayer un suelto contra el concejal Sr. Escafí con motivo de la debatida cuestión del Arquitecto municipal.
Es verdaderamente lamentable que puedan decirse verdades tan amargas como las que dirige El Diario á una persona constituida en autoridad; pero mucho más lamentable es todavía que no puedan contestarse victoriosamente las acusaciones que la prensa lanza á los cuatro vientos de la publicidad en desprestigio del principio de autoridad, que representan las personas aludidas.

Dia setze de Setembre de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
LOCAL
En la sesión ordinaria celebrada ayer por el Exmo. Ayuntamiento de esta ciudad, se dio cuenta de una proposición suscrita por los Sres. D. Evaristo Argeles y D. Heríberto Granell, concebida en los siguientes términos.
1.º Se destinan diez mil pesetas del fondo de imprevistos para subvencionar á los industriales morosos al pago del último semestre del año anterior, que resulten gravados, según las tarifas provisionales y se pongan al corriente con el Tesoro dentro de un plazo prudencial que señalará el Alcalde y para pago de una gratificación por apremios.
2.º Esta subvención no podrá esceder del aumento sobre las cuotas satisfechas en el primero y segundo trimestres del año económico anterior.
3.º Se nombrará una comisión compuesta de cuatro concejales presididos por el Alcalde para llevar á ejecucion este proyecto y resolver todas las dificultades que puedan presentarse.
El concejal D. Pascual Ribot indicó que deseaba conocer ei dictámen dé la comisión de hacienda sobre un asunto tan importante y grave; y habiendo contestado el Sr. Escafí que dicha comisión no se había ocupado de la proposición presentada, pidió el Sr. Ribot que quedase ésta ocho días sobre la mesa, para que los concejales pudiesen estudiar los particulares que comprende, y habiéndose desechado en votación ordinaria el aplazamiento indicado, tomó la palabra en contra el mismo Sr. Ribot exponiendo las razones que á su juicio hacían legalmente imposible, ademas de imprudente, el acuerdo propuesto; y sin que le contestara ninguno de los firmantes, ni otro de los concejales se pasó á votación quedando aprobada aquella proposición per los señores alcalde accidental D. Gabriel Sorá, D. Evaristo Argeles, D. Heriberto Granell, D. Domingo Escafí, D. Sebastian Domenge, D. Antonio Bisañez, D. M. Enrique Lladò, y D. Juan Felany, votando en contra tan solamente D. Pascual Ribot.
Seguidamente se nombraron los señores Argeles, Granell, Domenge y Bisañez para formar, bajo la presidencia del Alcalde, la comisión repartidora que ha de llevar á efecto el acuerdo adoptado.
Nuestros lectores se harán cargo de la importancia de esta resolución, cuyos comentarios saltan á la vista y nos propon emos exponer con la extensión que requieren.

Dia setze de Setembre de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
LA OPINION
PALMA 16 DE SETIEMBRE DE 1882.
LA SESION DE AYER DEL AYUNTAMIENTO.
Por segunda convocatoria, (toda vez que el miércoles no tuvo efecto por falta de número de señores concejales,) se celebró ayer la sesión ordinaria de nuestro Ayuntamiento en la cual, después de leída y aprobada el acta de la anterior, se dio cuenta del despacho de varios asuntos que se resolvieron.
Uno de ios principales fué la proposición siguiente, que para conocimiento de nuestros lectores insertamos textual, en su parte dispositiva:
"1.- Se destinan lO.OO0 pesetas del fondo de imprevistos para subvencionar á los industriales morosos al pago del último semestre del año anterior que resulten gravados segun las tarifas provisionales y se pongan al corriente con el tesoro dentro de un plazo prudencial que señalará el Alcalde y para pago de una gratificación por apremio.
2.-Esta subvención no podrá esceder del aumento sobre las cuotas satisfechas en el 1º y 2º trimestre del año económico anterior.
3.- Se nombrará una comisión compuesta de cuatro concejales presidida por el Alcalde para llevar á ejecución este proyecto y resolver todas las dificultades que puedan presentarse.
Palma, 15 de Setiembre 1882.-H. Granell.-E. Argelés."
Abierta discusión, hizo uso de la palabra el concejal Sr. Ribot para impugnarla, proponiendo préviamente que pasase á la comisión de Hacienda, á fin de que diese el oportuno dictámen.
Contestóle el Sr. Escafí opinando que no era necesario el dictámen de la nombrada comisión y siendo consultado el Ayuntamiento sobre este particular acordó de conformidad con lo expuesto por dicho señor.
El Sr. Ribot tomó de nuevo la palabra manifestando que iba a combatir la propuesta por considerarla ilegal, si bien de antemano hacía presente que al tomar esta actitud obrada por cuenta propia, emitiendo su criterio puramente individual é independiente.
Hizo constar que la ley solo autorizaba á los Ayuntamientos para disponer del capítulo de Imprevistos invirtiéndolo en atenciones municipales y que al intentar darle otra ocupacióndistinta se infringía la ley; que si se quería aducir socorros con el designio de ayudar á los industriales que carecían de recursos para hacer efectivos sus descubiertos por la contribución, estaba dispuesto á hacer de su bolsillo particular cualquier sacrificio con objeto de aliviar su suerte, pero que el querer o pretender hacerlo en la forma que se proyectaba era esteblecer el funesto precedente de alentar la resistencia a las leyes votadas en Córtes; y que la misma razón aistiría para subvencionar á los propietarios que han sido gravados en un 2,40 por ciento sobre sus cuotas por el impuesto de la sal.
Recordó que se debían tres meses de su haber á los empleados del municipio y que el Ayuntamiento al acordar la proposición no invertiría su dinero, sino el de los pobres empleados y por lo tanto se oponía, atendiendo á todas estas razones, á semejante proposición.
Pasóse en seguida á votar y resultó aceptada por todos los señores concejales asistentes, excepción hecha del señor Ribot que votó en contra.
Dichos señores fueron Granells, Arge lés, Sorá, Bisañez, Escafí, Felany, Lladó y Domenge.
El Sr. Sorá preguntó después si se le autorizaba á designar la Comisión á que hace referencia la disposicion 3.ª de la proposición votada, y contestado afirmativamente por el Ayuntamiento, indico las siguientes personas: Granell, Argelés, Bisañez y Domenge, aprobándose estos nombramientos.
Y se levantó la sesión.

Dia denou de Setembre de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Dos desgracias ocurrieron el domingo. Un albañil que trabajaba en una chimenea de la calle de Yeseros, cayó en el terrado vecino, sufriendo lesiones tan graves que hubo necesidad de administrarle los últimos Sacramentos, espirando poco después.
La otra consiste en que unos muchachos jugaban en un patio interior de una casa de la calle de Jaime II y concibieron la idea de subir á uno de ellos por la polea asido á la cuerda, y miéntras estaban llevando á cabo tan diabólico pensamiento, un vecino les arrojó un poco de agua, entónces los que tiraban la cuerda la soltaron dejando caer al pobre niño, que quedó mal parado, tendido en el suelo. Los médicos Sres. Aguiló y Escafí le practicaron la curación. Hay esperanzas de salvarle de esta caida, como se ha salvado de otras dos, sufridas por semejantes diabluras.

Dia vint de Setembre de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Para que nuestros lectores puedan hacerse cargo de lo que ha pasado en el seno del Consistorio municipal y saber á quién atribuir la responsabilidad ó la gloria de lo que allí pasa, cortamos de nuestros colegas los datos y apreciaciones siguientes.
De El Isleño: Primeramente fué objeto de la atención del Ayuntamiento, representado por diez concejales, el oficio del señor Gobernador en el que, accediendo á la alzado que le elevaron algunos individuos de la corporación municipal y asesorado por el dictamen de la comision permanente de la Diputación, revoca el acuerdo por el que se modificaba el que en principio adoptara el Ayuntamiento sobre las obras hechas en una casa de la calle del Estudio general propiedad del Teniente Alcalde D. José Estades.
El concejal Sr. Serra sostuvo que el fallo comunicado era atentatorio á los derechos del Ayuntamiento y reflejaba que la comisión al asesorar al Sr Gobernador habia cambiado el criterio en idénticas ocasiones espuesto, lo cual era un contrasentido inesplicable; y terminó rogando al Ayuntamiento que entablara el recurso de casación en contra de lo resuelto por el Sr. Gobernador. — El Sr. Ribot no conforme con esto dijo que la Diputación, como cuerpo consultivo debia ser invulnerable para el Sr. Serra y cualquier otro concejal; que el responsable de la resolución no era el que la aconsejaba sino el que la aceptaba; que al Gobernador pues debia dirigir sus ataques el Sr. Serra caso de no estar conforme con lo acordado; y que no debía alzarse el Ayuntamiento del fallo, sino el interesado.
Terciaron en el debate los Sres. Escafí y Bizánez y rectificaron los señores Serra y Ribot sosteniendo sus respectivas proposiciones; y puestas á votación se acordó darse el Ayuntamiento por enterado y dejar al interesado que recurriera en alzada si lo tenia por conveniente.
De El Balear:
... se dió cuenta de una proposicion suscrita por los Sres. D. Evaristo Argelés y D. Heriberto Granell, concebida en los siguientes términos.
1.º Se destinan diez mil pesetas del fondo de imprevistos para subvencionar á los industriales morosos al pago del último semestre del año anterior, que resulten gravados según las tarifas provisionales y se pongan al corriente con el Tesoro dentro de un plazo prudencial que señalará el Alcalde y para pago de una gratificacion por apremios.
2.º Esta subvención no podrá esceder del aumento sobre las cuotas satisfechas en el primero y segundo trimestres del año económico anterior.
3.º Se nombrará una comisión compuesta de cuatro concejales presididos por el Alcalde para llevar á ejecución este proyecto y resolver todas las dificultades que puedan presentarse.
Esta proposición fué combatida por D. Pascual Ribot con las razones que El Isleño extracta en esta forma:
Dijo que no aceptaba la proposición porque se trataba de dar á los menos el dinero que era de todos; que los propietarios también resultaban cargados con la sal y nada se les habia ofrecido; que si efectivamente había industriales que no podian pagar, en cambio había otros que resistían el pago por espíritu de oposición y no era justo que estos saliesen beneficiados y su resistencia tuviese un premio, pues tal vendría á ser el auxilio que se les daba en perjuicio de los que se habían allanado á satisfacer sus cuotas también crecidas; que no creía al Ayuntamiente arbitrio para dar el dinero en esta forma; que, si el deseo de favorecer á los necesitados y dar término al conflicto era tal en los Sres. concejales, debían pagarlo de peculio propio, y desde luego él estaba dispuesto á dar su parte, porque nada mas justo que salir en defensa primero y en ayuda después de las verdaderas clases necesitadas; y por último que no podía consentir nunca en este sacrificio del Ayuntamiento que tenía por objeto allanar dificultades al Tesoro y dar dinero para que este cobre, cuando el Tesoro debe crecidas sumas al Ayuntamiento y le tiene privado de poder atender sagradas obligaciones, como son los haberes de los empleados á quien se deben dos mensualidades y la corriente, veinte y tantas semanas á los jornaleros, obras hechas á los contratistas, y otras que no recordó bien, pero que dijo era escandaloso estar debiendo y lo fuera aun más el que continuaran desatendidas, á la vez que se daba al dinero tan parcial aplicación. Protestó de nueyo de su adhesión y amor á las clases que se trataba de beneficiar, y añadió antes de sentarse que aunque veía la cuestión perdida se hallaba en el caso de hacer constar su parecer.
Sin que estos sólidos razonamientos recibiesen refutación seria (como tampoco la han tenido en la prensa) se pasó á votación, cuyo resultado expresa así El Balear:... quedando aprobada aquella proposición por los señores alcalde accidental D. Gabriel Sorá, D. Evaristo Argelés, D. Heriberto Granell. D. Domingo Escafí, D. Sebastian Domenge, D. Antonio Bizañez, D. M. Enrique Lladó, y D. Juan Felany, votando en contra tan solamente D. Pascual Ribot.
A la comisión nombrada para llevar á cabo este acuerdo ya la conocen nuestros lectores, sobre sus gestiones leemos ayer en El Balear:
«La comisión nombrada por el Ayuntamiento para realizar el reparto proporcional de las 10.000 pesetas entre los contribuyentes morosos, reunióse el sábado bajo la presidencia del Sr. Sorá, y con asisteacia de algunos representantes de los industríales dejó terminados sus trabajos.»
Grande ha sido la actividad desplegada por la antedicha Comisión.
Cuando se trata de repartir dinero no se suele tropezar con muchas dificultades.
Y menos cuando el dinero no pertenece á quien lo reparte.
Ahora para terminar la gloriosa hazaña no debe faltar más que el metálico.
Que es lo de ménos.
Sobre la enérgica protesta que se ha levantado en la prensa contra lo que á todas luces aparece una ilegalidad dice El Diario lo siguiente:
La Opinión, El Balear y EL ANCORA, combaten enérgica mente el acuerdo del Ayuntamiento tomado en la sesión del viérnes. Nosotros, que fuimos quienes primeramente dimos cuenta del proyecto que procuramos desde luego probar la ilegalidad que se cometería llevándolo á cabo, nos toca también censurar dicho acuerdo, como hicimos ya en nuestro número del sábado.
Es efectivamente tal resolución un completo ataque al derecho, la infracción mas manifiesta de las leyes y de todos los principios de la ciencia administrativa y aun de la moral; es prescindir de todo, para llevar á cabo los maquiavélicos planes de ciertos hombres que, gracias á su osadía, han logrado apoderarse del mando del Municipio. La administración municipal, de Palma ha llegado al más alto grado del desorden. Que ocho hombres, por más que se titulen Concejales, dispongan de la fortuna pública hasta el punto de creerse facultados para repartir entre particulares 2000 duros de la hacienda del común, en una situación como la actual, en que sobre el Municipio pesa la enormísima deuda de unos seiscientos mil duros, es sin disputa un hecho de aquellos de que no hay ejemplo en la historia.

Dia vint-i-dos de Setembre de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
El Concejal Sr. Escafí, que pertenece á la comi sion de Hacienda, manifestó en la célebre sesión del día 15, al tomar el no ménos célebre acuerdo de las consabidas 10.000 pesetas, que en el capítulo de imprevistos existían disponibles más de 20.000.
No podemos comprender como el Excmo. Ayuntamiento pudiendo echar mano de las 10.000 pesetas restantes, no se compadece de los vecinos de esta capital que con sobrado fundamento se quejan del mal estado en que se hallan todos los pisos de las calles, disponiendo su pronto y necesario arreglo.
Si nosotros contáramos con valimiento suficiente aconsejaríamos á los Sres. D. Evaristo Argeles y D. Eriberto Granell, autores de aquella famosa proposición, presentaran otra de no ménos interés público, la de que las 10.000 pesetas que quedan en el mencionado capítulo, sean destinadas para renovación de empedrados de las calles de esta ciudad.
Hé aquí un feliz pensamiento para formular otra gloriosa proposición, y de seguro que sus autores se captarán la popularidad á que muchos padres de la patria aspiran.

Dia vint-i-dos de Setembre de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Para complacer á algunos de nuestros suscritores, que nos lo ruegan en carta muy atenta, publicamos á continuación los nombres de los ocho señores Conce jales del Ayuntamiento de Palma que tomarón el célebre acuerdo de las 10.000 pesetas:
D. Gabriel Sorá.
» Heriberto Granell.
» Evaristo Argeles.
» Juan Felany.
» Antonio Bisañez.
» Mateo Enrique Lladó.
» Sebastian Domenge.
» Domingo Escafí.

Dia vint-i-tres de Setembre de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Por R. O., refrendada por el actual se ñor Ministro de la Gobernación, quedó desestimado el recurso de alzada que interpuso D. Domingo Escafí contra la Diputación provincial, y confirmado el acuerdo que esta adoptó respecto al servicio médico del Hospital, en uso de sus atribuciones incontrovertibles.
No obstante El Constitucional ataca dicho acuerdo llegando á decir que con el se pasó por encima de la ley.
No puede darse mejor prueba de ministerialismo.

Dia cinc de Octubre de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
«Si el recurso del Sr. Estade en contra del acuerdo del Ayuntamiento, prospera y no se pagan las 10.000 pesetas, los señores D. Heríberto Granell, D. Evaristo Argeles, D. Juan Felany, D. Sebastian Domenge, D. Antonio Bisañez, D. M. Enrique Lladó, D. Gabriel Sorá y D. Domingo Escafí, quedan obligados á pagar por partes iguales esta cantidad á los industriales morosos, porque son demasiado caballeros para faltar al compromiso moral que han contraído.
Por esto hay muchos que creen que hacen cuanto pueden esos señores, y el hacer salir al Sr. Estade con su recurso de alzada así lo prueba, y el no ordenar el pago también, para que no se apruebe por quien corresponda el acuerdo, porque asi quedarían libres de pagar las 1250 pesetas que puedan corresponder á cada uno.
¿Entienden ahora los industriales la farsa que se está representando?
¿Creen aun que les repartirán las 10.000 pesetas? ¿Porqué no se ordena el pago, repetimos?»

Dia sis de Octubre de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
«Si el recurso del Sr. Estade en contra del acuerdo del Ayuntamiento, prospera y no se pagan las 10.000 pesetas, los señores D. Heríberto Granell, D. Evaristo Argeles, D. Juan Felany, D. Sebastian Domenge, D. Antonio Bisañez, D. M. Enrique Lladó, D. Gabriel Sorá y D. Domingo Escafí, quedan obligados á pagar por partes iguales esta cantidad á los industriales morosos, porque son demasiado caballeros para faltar al compromiso moral que han contraído.
Por esto hay muchos que creen que hacen cuanto pueden esos señores, y el hacer salir al Sr. Estade con su recurso de alzada así lo prueba, y el no ordenar el pago también, para que no se apruebe por quien corresponda el acuerdo, porque asi quedarían libres de pagar las 1250 pesetas que puedan corresponder á cada uno.
¿Entienden ahora los industriales la farsa que se está representando?
¿Creen aun que les repartirán las 10.000 pesetas? ¿Porqué no se ordena el pago, repetimos?»

Dia set de Octubre de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 1, publicava:
En la sesion que ayer celebró el Ayuntamiento, preguntó el concejal Sr. Ribot, si el Alcalde accidental habia complido el acuerdo que tomó dicha corporación el dia 15 de Setiembre último, por el cual se destinaban l0000 pesetas para ausiliar á los industríales morosos; pues entendería que por más que se hubiese entablado un recurso de alzada en contra de dicho acuerdo, no era un obstáculo para que se cumpliera lo que terminantemente dispone la ley al preceptuar que «los acuerdos que tomen los Ayuntamientos en asuntos de su competencia son inmediatamente ejecutivos, aun cuando por ellos se infrinja la Ley Municipal ú otras especiales, y por tenerlo ademas asi acordado la municipalidad, á propuesta del Sr. Escafi en sesión de 19 da mayo.
Contestó el Sr. Marroig que no había ejecutado el acuerdo, por no haber sido continuada la referida cantidad en la distribución de fondos, que en la sesión anterior aprobó el Ayuntamiento; y entonces nuestro apreciable amigo interpeló á los Sres. Marroig y Escafí Vice-presidente el primero y vocal el segundo de la comision de Hacienda, preguntándoles los motivos que habían tenido para no incluir las consabidas 10000 pesetas en la citada distribución, máxime, cuando le constaba por los datos que tenia á la vista que desde el día en que se tomó el acuerdo habían ingresado en las arcas Municípales 24,424 pesetas sin contar las 23,732 que ingresaron el dia 5 del actual: y que por lo mismo, sí no se había cumplido el acuerdo de la corporación no era por falta de posibilidad sino porque no se quería ó se temía llevarlo á efecto.
Contestó el Sr. Escafí que la comisión de Hacienda no había incluido en la distribución la cantidad á que aludía el señor Ribot, porque había creído que debían ántes satisfacerse atenciones preferentes como eran el pago de los empleados, la asignación á la Academia de Bellas Artes, algunos contratistas, etc, etc.; á lo cual objetó nuestro amigo que todos los meses tendrán que pagarse atenciones igualmente preferentes, como habia hecho observar ya cuando se tomó el acuerdo: todo lo cual le daba á comprender que lo que se quería era no entregar dicha cantidad á los industriales, después de haberles hecho concebir risueñas esperanzas, sin mas motivo que por haberse asustado de su propia obra los que no llevaron otro fin con el acuerdo que adquirir una momentánea y pasajera popularidad.
El Sr. Escafí contestó con algunas evasivas y se dio por terminado el incidente.
Creemos que á los industriales les parecerá muy sustancioso el incidente.
Y luego se dirá que no se distribuyen las diez mil porque no hay dinero.

Dia nou de Octubre de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
He aquí la reseña que nuestro apreciable colega La Opinión hace de la última sesión celebrada por nuestro de cada día más excelentísimo Ayuntamiento, que por lo visto se llama andana conforme prevíamos:
«En la sesion que ayer celebró el Ayuntamiento, preguntó el concejal Sr. Ribot, si el Alcalde accidental habia complido el acuerdo que tomó dicha corporación el dia 15 de Setiembre último, por el cual se destinaban l0000 pesetas para ausiliar á los industríales morosos; pues entendería que por más que se hubiese entablado un recurso de alzada en contra de dicho acuerdo, no era un obstáculo para que se cumpliera lo que terminantemente dispone la ley al preceptuar que «los acuerdos que tomen los Ayuntamientos en asuntos de su competencia son inmediatamente ejecutivos, aun cuando por ellos se infrinja la Ley Municipal ú otras especiales, y por tenerlo ademas asi acordado la municipalidad, á propuesta del Sr. Escafi en sesión de 19 da mayo.
Contestó el Sr. Marroig que no había ejecutado el acuerdo, por no haber sido continuada la referida cantidad en la distribución de fondos, que en la sesión anterior aprobó el Ayuntamiento; y entonces nuestro apreciable amigo interpeló á los Sres. Marroig y Escafí Vice-presidente el primero y vocal el segundo de la comision de Hacienda, preguntándoles los motivos que habían tenido para no incluir las consabidas 10000 pesetas en la citada distribución, máxime, cuando le constaba por los datos que tenia á la vista que desde el día en que se tomó el acuerdo habían ingresado en las arcas Municípales 24,424 pesetas sin contar las 23,732 que ingresaron el dia 5 del actual: y que por lo mismo, sí no se había cumplido el acuerdo de la corporación no era por falta de posibilidad sino porque no se quería ó se temía llevarlo á efecto.
Contestó el Sr. Escafí que la comisión de Hacienda no había incluido en la distribución la cantidad á que aludía el señor Ribot, porque había creído que debían ántes satisfacerse atenciones preferentes como eran el pago de los empleados, la asignación á la Academia de Bellas Artes, algunos contratistas, etc, etc.; á lo cual objetó nuestro amigo que todos los meses tendrán que pagarse atenciones igualmente preferentes, como habia hecho observar ya cuando se tomó el acuerdo: todo lo cual le daba á comprender que lo que se quería era no entregar dicha cantidad á los industriales, después de haberles hecho concebir risueñas esperanzas, sin mas motivo que por haberse asustado de su propia obra los que no llevaron otro fin con el acuerdo que adquirir una momentánea y pasajera popularidad.
El Sr. Escafí contestó con algunas evasivas y se dio por terminado el incidente.
Creemos que á los industriales les parecerá muy sustancioso el incidente.
Y luego se dirá que no se distribuyen las diez mil porque no hay dinero.»

Dia dotze de Octubre de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA
de Medicina y Cirugia de Palma de Mallorca.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesión el viérnes próximo á las tres de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 12 Octubre de 1882.- El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia vint-i-sis de Octubre de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUJIA DE PALMA.
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesión el viérnes próximo á las tres de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 26 Octubre de 1882.- El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia quatre de Novembre de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
Dice El Demócrata que los concejales que han dimitido pertenecian al anterior Ayuntamiento; y añade
«¿Hay algun otro renunciante en puerta?»
Puede que D. Domingo Escafí, cuando vuelva a encontrar en su papel la siguiente acotación: Hace que se va y vuelve. Pero, sepamos, ¿hace la preguntilla por el solo gusto de acabar con un trenzado gracioso, ó quiere significar que cuantos formaron parte del Ayuntamiento anterior son un obstáculo para la marcha majestuosa de la corporación municipal?
En tal caso los Sres. Bisáñez, Estade, Félani, etc. pueden tomar las de Villadiego, si no quieren rebelarse contra el órgano del... partido.

Dia sis de Novembre de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE PALMA
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesión el martes próximo á las tres de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 6 de Noviembre de 1882.-El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia set de Novembre de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca
Esta Academia vacunará gratuitamente en Montesión hoy martes á las tres de la tarde.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma 6 de Noviembre de 1882.-El Secretario de Gobierno, Domingo Escafí.

Dia tretze de Novembre de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:

Dia desset de Novembre de 1882

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 1, publicava:
Dice El Isleño de ayer.
«Noticias sobre la viruela.
De los seis enfermos que existían en el Hospital ha muerto un hombre, quedando grave una mujer y convalecientes un hombre, una mujer y dos niños.
Ha fallecido también otro enfermo que existia en el arrabal de Sta. Catalina.
A presencia del alcalde accidental señor Marroig, fué ayer vacunada toda la familia del chico acometido el día anterior en la calle de la Concepción. Los médicos que prestaron este servicio son los Sres. Escafí secretario de la Academia de Medicina y uno de los forenses de esta capital y el Sr. Malberti, que en esta ocasión lleva un servicio honroso, por encargo de la Alcaldia, al que se dedica con asiduidad y el celo que en varias ocasiones ha mostrado. »

Dia vint de Novembre de 1882

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:

Dia dos de Desembre de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
LA OPINION
PALMA 2 DE DICIEMBRE DE 1882.
AYUNTAMIENTO. Por segunda convocatoria y con asistencia de los Sres. Ribot, Rosich, Escafí, Marroig, Lladó, Bisañez, Bennasar, Estade, Serrá, Felany, Ferrer, Jaume, Pascual, Domenge, Camps y Piquer, empezó la sesión á la 1 y 7 minutos.
Se leyó el acta de la sesión anterior que fué aprobada.
El Sr. Marroig; Pido que se lea el ar ticulo 47 del Reglamento de sesiones. Se lee él articulo que dice que las cuestiones personales deben tratarse antes del despacho ordinario.
El Sr. Ribot: como cuestión de oportunidad hace leer su nombramiento de Alcalde y dirige algunas palabras de deferencia al Ayuntamiento refutando los cargos que le ha dirigido un periódico que tiene su propietario concejal, cargos que cree iban dirigidos á su honra particular añadiendo que con la que á él le sobra podrían quedar honrados todos aus detractores.
El Sr. Marroig: Estas cuestiones deben tratarse aquí y en otras partes.
El Sr. Ribot: Aquí, en los tribunales y en todos los terrenos estoy á la disposición del Sr. Marroig.
Se lee una proposición firmada por los señores Marroig y Escafí pidiendo que se dé lectura al acta de la toma de posesión y que esta se incluya en la de la sesión. Fué aprobada por unanimidad.
Se presentó otra proposición compuesta de cuatro partes: primera para que se denuncie al Juzgado el hecho de haberse arrancado el Bando publicado por la Alcaldía; segundo para que se nombre abogado y procurador para la causa: tercero para que el domingo se publique el bando cuya redacción verán nuestros lectores en otro lugar y cuarto que este se publique en les periódicos locales y Boletín Oficial. Esta proposición iba firmada por los señores Serra y Estade.
El Sr. Estade: la apoya entre otras razones por considerar delito de sedición el hecho que se denuncia y un insulto dirigido al Ayuntamiento y á la ciudad de Palma.
El Sr. Serra: la apoya también.
El Sr. Ribot: hace algunas aclaraciones y dice que en la parte tercera da la proposicion se invaden las atribuciones de la Alcaldia.
El Sr. Escafi; hace leer un articulo del Reglamento que prohibe al Presidente mantener discusiones.
El Sr. Ribot: dejó la presidencia aunque solo hiciera algunas aclaraciones.
El Sr. Escafí: Es que no se adonde se dirige S. S.
El Sr. Ribol: Pues esperar á que hubiese llegado (Muy bien, Muy bien.)
Ocupa la presidencia el Sr. Rosich y encarga á los maceros que cuiden de mantener el orden á petición del señor Serra.
El Sr. Ribot: continua y dice que na die debe enseñarle á redactar documentos y cuenta la historia de la toma de posesión y de la entrevista que con este motivo el Sr. Marroig, tuvo con todos los pormenores.
El señor Estade: vuelve á insistir en su proposición y considera que el asunto que se debate es puramente una cuestión personal entre los señores Ribot y Marroig, añade que es preciso volver por la honra de la municipalidad y que es necesario una reparación punto por punto y coma por coma.
El señor Marroig: toma la palabra para hacer pequeñas variaciones á la historia de la toma de posesión contada por el señor Ribot lee el artículo treinta y siete de la Ley municipal sobre distritos electorales.
Ei Sr. Ribot refuta los cargos qus le han dirigido los señores Estade y Marroig.
El señor Serra:, dice que siendo empleados de tan poco sueldo y tan baja categoria los tambores y el pregonero es fácil que se impongan al prestar sus declaraciones.
El Sr. Ribot: Tengo ideas mas elevadas de la pobreza que las que mantiene el señor Serra.
El señor Serra rectifica. Se pasa á votación la proposición y se acuerda que se haga por partes ó artículos. El primero fué aprobado por unanimidad. El segundo por todos los concejales menos el señor Ribot por considerar que la causa ha de ser de oficio. Y el tercero y cuarto también por todos menos el señor Ribot porque creen que se invaden atribuciones de la Alcaldia.
Se pasa al despacho ordinario y en él se resolvieron algunos dictámenes y se acordó á propuesta de! Sr. Marroig, nombrar síndico interino al Sr. Serra y verificar las sesiones á las 6 de la tarde.
Se levantó la sesión á las tres y media.
He aqui la proposición presentada ayer al Ayuntamiento por los Sres Esta de y G. Serra y B.
AL AYUNTAMIENTO.
Los concejales qus suscriben tienen el honor de suplicar á V. E. sg sirva acordar lo que sigue:
1.º Apareciendo que al publicarse en la mañana del dia veinte y cinco un ban do de la Alcaldia anunciando al vecindario la división de los Colegios electorales en seccioaes acordada por V. E. fué disuelta la banda de tambores y arranca dos de las esquinas los ejemplares impresos del bando que se habían fijado ya, hechos que constituyen entre otros los delitos previstos por los artículos 250 y 342 del Código penal, se denuncien dentro de veinte y cuatro horas al juzgado de primera instancia al que se remitirá copia literal del acta de la sesión del dia de hoy, un ejemplar impreso del bando en cuestión y otro de los varios periódicos de esta capital que se ocupan de aquel delito.
2.º El Ayuntamiento se apersonará en la causa por medio de abogado y de procurador y como persona ofendida apurando todos los recursos legaales hasta obtener la debida justicia.
3.º El domingo próximo á las doce de la mañana con toda ostentación se promulgará de nuevo por la Alcaldía el citado bando y necesariamente en la forma que sigue:
«D. Pascual Ribot y Pellisser Alcalde de la M.I.N. y L. Ciudad de Palma.
Hago saber que esta Alcaldía dia 23 de Noviembre próximo pasado publicó un bando cuyo tenor es el siguiente: (Aquí se reproducirá íntegra y fielmente el documento de que se trata).
Y resultando que en vilipendio de la autoridad municipal se disolvió la banda de tambores cuando segun antiguo uso y costumbres tenía lugar la promulgación y se arrancaron temeriariamente de las esquinas los ejemplares fijados yá: el Excelentísimo Ayuntamiento en sesión del día primero del mes en curso acordó la reproducción de aquel documento en la forma que lo verificó y que se denuncie el hecho al Tribunal para el castigo de aquel delito que por primera vez se ha perpetrado en esta Ciudad é invito á todas las personas honradas para que apoyen la acción de la justicia y protesten del incalificable atentado cometido contra la legítima representación de este municipio.- Palma tres de Diciembre de mil ochocientos ochenta y dos-Pascual Ribot.-Por acuerdo del Ayuntamiento,- Francisco Gomila, Secretario.
4.º El expresado bando redactado en la forma que acaba de expresarse se insertará en el Boletin Oficial y en los demás periódicos de esta Ciudad pasándoseles al efecto los ejemplares impresos necesarios. Palma primero de Diciembre de mil ochocientos ochenta y dos.
José Estade.
G. Serra B.
El género bufo está de pésame desde que los Sres. Estade y G. Serra B. le hacen la competencia.
¡Y pensar que son concejales los que quieren rebajar la dignidad de un compañero!¡ser tan cándidos en creer que todo ha de salir á medida de su deseo!
¡Buenas dos firmas para ganar un pleito!¡Buenos tornapuntas para sostener el desquiciado Ayuntamiento.
El Sr. G. Serra y B. repitió ayer hasta la saciedad en la sesión celebrada por el Ayuntamiento, la palabra arrancamiento al referirse al hecho que tuvo lugar con motivo del bando fijado en la mañana del día 25 del mes anterior.
La corporación al proceder al nombramiento de síndico, se acordó de los relevantes méritos y especiales circunstancias del médico Sr. Serra y B. olvidando o teniendo sin duda en poco á los distinguidos letrados Sres. Castellá y Rosselló y hecho el nombramiento, uno de los concurrentes á la sesión, que no había salido de su estupor ante tan extraordinario caso, dijo sin titubear: este sí que ha sido un feliz arrancmiento.
El Ayuntamiento ha acordado celebrar l as sesianos á las seis de la tarde.
La propuesta emanó del señor Marroig
¡Ah popular ex-Alcalde, con que disi mulo preparáis las manifestaciones nocturnas!
A las 6, los amigos han dejado ya las faenas.
Con que... á invitar.
El Sr. G. Serra y B. en un momento en que el público que llenaba ayer el salón de sesiones del Ayuntamiento, dió muestras de aprobación á las palabras del Alcalde Sr. Ribot, pidió al Sr. Rosich que en aquel instante ocupaba la presidencia, que ordenara á los maceros que hicieran guardar al público el debido respeto.
Aplaudimos el arrancamiento del Sr. Serra del mismo modo que el público aplaudió justamente al Sr. Ribot.
El médico-síndico Sr. Serra y B. federal por los cuatro costados y amigo del pueblo, infirió una ofensa imperdonable á los pobres, suponiendo que los que pertenecen á la banda de tambores del Ayuntamiento no tenían independencia para obrar ni para manifestar la verdad de los hechos.
El Sr. Ribot contestó al Sr. Serra y B., que tenía más alta idea formada de la honradez de los pobres: en términos de creer que valía tanto la palabra del pobre honrado cono la del primer magnate de la tierra.
¡Bien ha quedado el federal Sr. Serra, y buena lección ha llevado!
Bien que cualquiera pueda darle lecciones.
En todos los círculos no se hablaba anoche mas que de la sesión celebrada por el Ayuntamiento pronunciándose la opinión general en favor del Alcalde Sr. Ribot y conviniendo todos en que el apabullo que llevó el Sr. Marroig fue soberano.
La reseña de los hechos acerca del bando que no pudo desvirtuar el señor Marroig; las pruebas presentadas por el Sr. Ribot, la lección que éste dió á aquel con motivo de la denegación á una solicitud que segun el Sr. Ribot adolecia de una falta en la cual no hubiera incurrido el último escribiente de secretaría, todo, absolutamente todo era ayer, objeto de comentarios y de vivas discusiones. E la sesión de ayer y á propuesta del Sr. Marroig, nuestro Excmo. Ayuntamiento nombró síndico interino á D. Guillermo Serra B.
Aplaudimos el arrancamiento de nuestra corporación municipal y aconsejamos á D. Alejandro Rosselló renuncia aquel cargo para que el señor Serra y B. pueda desempeñarlo en propiedad.

Dia onze de Desembre de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 1, publicava: AYUNTAMIENTO. Por segunda convocatoria y con asistencia de los señores Ríbot, Marroig, Rosich, Serra, Bisáñez, Escafí, Domenge, Estades, Lladó y Ferrer se celebró ayer sesión ordinaria. Mucha concurrencia. Se abre la sesión á las 6 y 10 minutos de la noche. Son aprobadoas con alguna modificación el acta de la penúltima sesión é íntegra la de la última extraordinaria. Pasándose al despacho ordinario se leyeron dos comunicaciones del Gobernador, una sobre liquidación de fondos de enseñanza y otra trasladando una R. 0. anulando el Acuerdo del Ayuntamiento sobre el alero de la casa de D. Miguel Maura y so acordó que esta pasase á la comisión de obras para interponer expediente de nulidad. Se aprueban algunos dictámenes de la Comisión de obras y son declarados exentos del servicio dos mozos de la inscripcion marítima como hijos de viuda pobre. El señor Marroig pregunto porque no so publicó el Bando acordado y el señor Ribot responde que porque no podia mandar copia certificada del acta antes de ser aprobada y se entabla con este motivo una discusión entre ambos. El señor Escafi dice que el acuerdo de primero de diciembre tinen dos partes: una que se refiere a la denuncia del tribunal y la otra a la promulgación. La segunda podía cumplirse enseguida y añade que el bando de que se trata es del Ayuntamiento y no de la Alcaldía y que debe encabezarse con el título de aquel. El señor Ribot contesta que se le ha allanado el camino puesto que así lo hizo. En resumen, después de larga discusión en que intervienen los señores Estades y Bisáñez se pasa á votación una proposición del señor Estade para que se llame a la valla del salón de sesiones al tambor mayor y al pregonero para que se les pregunte quien es que les dispersó y arrancó los bandos. Fue aprobada por todos los concurrentes menos el Sr. Alcalde que suspendió el acuerdo enseguida por considerarse impropio de la dignidad del Ayuntamiento en recibir declaración en sesión pública de sus funcionarios, no teniendo incoveniente en recibirla privadamente a la hora que designaren el señor Estade. Se pasó a votación otra proposición del señor Escafí en que el Ayuntamiento veía con desagrado que el Alcalde no cumplía los acuerdos del Ayuntamiento. Fue aprobada por todos menos el señor Ribot y después otra más explícita del Sr. Lladó en que pedía para el Alcalde un voto de censura que fue aprobada en igual forma. El señor Marroig hace leer el oficio que se pasó al empresaario del Tetro para que lo ceda como colegio electoral y se acuerda ue se le pase otra pidiéndole una dependencia desde las seis de la mañana hasta terminar el escrutinio. Después de una pregunta del Sr. Marroig á la Alcaldía sobre cumplimiento de ordenanzas municipales se levantó la sesión á las 8 y 45 minutos.

Dia onze de Desembre de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 1, publicava: A los Concejales de nuestro Ayuntamiento los sucede lo que á los monos que siempre quieren hacer algo para imitar á los demás. En la sesión del viernes último, los señores Marroig y Escafí jefes de aquella acéfala mayoria, llevaron la voz en el pavoroso debate que se había anunciado con tanto bombo días antes, y en el cual se decía de pública voz que debían comerse al Alcalde. Se comprenda qué los dos citados Señores llevaran la palabra, pero para mayor brillo de la concejil oratoria quisieron hablar también los señores Serra, Estade, Ferrer, Bisañez y hasta el Sr. Lladó, y todos relevaron sus altas dotes oratorias y su profundidad de intención. Quisieron ver sus nombres inscritos en el libro de actas, y no quisieron ser menos que sus maestros señores Marroig y Escafí. Sólo los señores Rosich y Domenge dieron pruebas de conocer el refrán: de que en boca cerrada no entran moscas, y dijeron: votos son triunfos y no palabras. No nos llega la camisa al cuerpo desde que pensamos en las funestas consecuencias que para el vecindario de Palma pueden tener los votos de censura dados al Alcalde Sr. Ribot el viernes, uno de ellos presentado por el Sr. Lladó, quien debió decir al ver el primer voto de censura que entrañaba la proposición del señor Escafí aquello de: Si no alcana un cñonazo a aquel punto que echen dos. Y se quedó tan contento y satisfecho. Vamos: Don Ramón de la Cruz pasta sobrada tendría para escribir un todo de sainetes, si asistiera a las sesiones de nuestro Ayuntamiento, donde se representa ópera bufa con música de Offembach acancanada.

Dia onze de Desembre de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 1, publicava:

Dia trenta de Desembre de 1882

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
La comisión de obras de nuestro Ayuntamiento presentó en la sesión de ayer una proposición que prohibia que las calles empedradas de nuevo, no podían sear deshechas para componer cañerías ó tuberías de particulares hasta pasados dos años. La impugnó el Sr. Escafí y se resolvió que pasará otra vez á la misma comisión.

Dia quatre de Gener de 1883

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Extracto de los acuerdos tomados por el Ayuntamiento de esta ciudad en la sesión celebrada el día 29 de Diciembre próximo pasado.
Se aprobó el acta de la anterior.
Se aprobaron algunos dictámenes de la Comisión de obras de interés particular.
A propuesta de la misma Comisión, se acordó que todos los pozos siegos, sótanos, hoyos y sumideros que se descubran bajo el paso de las calles de esta ciudad, se llenarán de tierra inutilizándose completamente.
Se aprobó la lista electoral para nombramiento de Senadores en este distrito.
A iniciativa de la Comisión de Hacienda se acordó cumplir lo dispuesto por el Sr. Gobernador exonerando al empresario del Teatro del pago de cierto arbitrio municipal; y contestar una comunicación del Sr. Gobernador sobre débitos á la Diputación.
A propuesta de los Sres. Escafí y Domenge, acordó el Ayuntamiento dejar sin efecto un acuerdo de 8 de Febrero de 1878 que limitaba al vuelo de los acierres de cristales que se colocaren en los balcones, dejando al criterio de la corporación el resolver las instancias que se presenten en lo sucesivo á aquel objeto teniendo en cuenta las circunstancias del edificio la importancia de la casa publica y demas que crea conveniente.
Se acordó dejar sin efecto un contracto con el Sr. Obrador por no haber cumplido este las condi ciones estipuladas.

Dia deu de Gener de 1883

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:

Dia deu de Gener de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Hacemos nuestro el siguiente suelto de nuestro querido colega el Balear:
«En la sesión que el viernes último celebró nuestro Ayuntamienlo, el concejal señor Serra propuso que se dejara cesante á un pobre peón caminero, por el enorme delito de haber disfrutado una licencia de tres días, que le había concedido el Alcalde, para asuntos particulares. En vano el Sr. Ribot protestó de la inocencia del pobre peón, en vano apeló á los humani tarios sentimientos del Sr. Serra, todo fué inútil: el proponente y los señores Bizañes, Marroig, Escafí y Lladó inmolaron á la pobre víctima, que, segun noticias, llevaba sobre sí el pecado, imperdonable para los radicales y federales, de no haber votado á su favor en las pasadas elecciones.
Así entienden los ultra liberales la libertad del sufragio.»

Dia vint-i-cinc de Gener de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
El Demócrata, que es voto en la materia dice que hoy con tanta facilidad se cambia de opinion en política, nada tiene de extraño que mas fácilmente se traspase una acción de gas.
Efectivamente: á ese recurso se amparó uno de sus redactores, el Sr. Escafí; solo que alego esta escusa para rehuir los deberes y compromisos que imponía la Alcaldía cuando el conflicto industrial, y no tuvo la abnegación de justificar su inca pacidad ante el Ayuntamienlo para no perder el carácter de concejal
¿Era accionista del gas el Sr. Escafi como aseveró bajo su firma? Entonces, ¿como no cumplió eon el art. 43 párrafo 4.° de la ley municipal?
Tiene razón El Demócrata al decir que con facilidad sa cambia de opinión.

Dia vint-i-cinc de Gener de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Extracto de los acuerdos tomados por el Excelentísimo Ayuntamiento de Palma en la sesión celebrada el 19 de Enero de 1883.
Se aprobé el acta anterior.
Se aprobaron varios dictámenes de la Comisión de obras de interés particular.
Se aprobó la tarifa de los derechos que han de exigirse por los permisos que se concedan para levantar el empedrado de las vías públicas.
Se adoptaron otros acuerdos de escasa importancia.
Se admitió la dimisión presentada por D. Mariano Canals del cargo de concejal fundada en ser accionista de la Sociedad del alumbrado por gas; y se acordó consignar en acta á propuesta del Sr. Escafí el sentimiento que causa á la Corporación verse precisada por la Ley á reconocer la incompatibilidad alegada por dicho Sr., digno Presidente que ha sido de este Ayuntamiento.
También se admitieron las dimisiones del mismo cargo presentadas por don Gabriel Oliver, D. Agustín Bennasar, D. José Capdebou y D. Ricardo Piquer.
Se levantó la sesión.

Dia trenta de Gener de 1883

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA DE MALLORCA.
Esta academia se reunirá en sesión pública el día 31 de este mes á las seis de la tarde, para inaugurar las sesiones de este año, leyendo el discurso de reglamento el Sr. socio numerario D. Gabriel Martorell.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma 30 Enero de 1883. — El Secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia cinc de Febrer de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:

Dia deu de Febrer de 1883

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
La sesión celebrada ayer en el Consistorio municipal, fué notable por más de un concepto.
Fuese que los sueltos publicados en periódicos de cierto color, resultasen contraproducentes, y, en vez de alejar á los señores concejales de la actual mayoría, los comprometiesen á asistir, ó fuese que el nuevo rumbo impreso á la corporación municipal en la sesión anterior, mereciese las simpatías de los señores hasta hoy retraídos, lo cierto es que las sillas de los concejales aparecieron casi en su totalidad ocupadas, contándose unos 28 asistentes. El público que llenaba el salón, numeroso y escogido.
Abierta la sesión, y aprobada el acta de la anterior, el Sr. Marroig impugnó la legalidad del nombramiento de uno de los señores recientemente elegidos, apoyándose en que disfrutaba un sueldo de la corporación provincial por un cargo que resultó estar renunciado, y, por tanto, infundada la objeción del señor Marroig.
El Sr. Alcalde dió cuenta de que, para satisfacer los escrúpulos que en la última sesión manifestara el Sr. Marroig recelándose de que, entre los señores nuevamente nombrados, pudiese haber alguno que fuese accionista del gas, y, por lo mismo, incompatible, había pasado al director de la sociedad la lista de los Sres. concejales actuales, y que, según volante que aquel le había remitido, no resultaba ningún concejal incluido en la lista de accionistas á escepcion de uno solo.... D. Jerónimo Rosselló. — Silencio general.
El Sr. Ribot dijo que, en justa correspondencia al acto de confianza con que el Municipio le había conferido el encargo de señalar la distribución de los fondos existentes que creyese más conveniente, tenía el gusto de someter á la aprobación de los señores concejales la distribución proyectada. El Consistorio aprobó la distribución presentada por el Sr. Alcalde, por gran mayoría, incluso, creemos, el voto del Sr. Escafí, que tanto había combatido aquel encargo.
Tratóse de si deberían definitivamente celebrarse ó no las funciones religiosas, según antigua cos tumbre. En contra habló don Pepe Estade, y dijo que el no era católico porque no era farsante, tomando, al decirlo, tal actitud, tal ademan, tal tono de voz, que dejó al público perplejo entre si debería creer á lo que en él veia ò á lo que oía de sus labios. Siguió el señor Estade esforzándose al parecer en producir escándalo, pero, logrando tan sólo causar notoria repugnancia, hasta el punto de que la Presidencia, movida, sin duda, á compasión, hubo de advertirle que, si no le detenía el ofender las creencias de sus compañeros, los señores concejales, y del público que le oía, tuviese miramiento al ménos á su propia dignidad.
El Sr. Serra también aprovechó tan buena ocasión para alardear de no-católico. Negó que fuese católica la inmensa mayoría de los palmesanos; y, cómo se le recordase la estadística, se salió por la tangente diciendo que quizá no era verdad lo que consigna la estadística.
No sabemos por qué nos acordamos entónces nosotros de que los antiguos romanos solían presentar ante los ojos de sus hijos el repugnante aspecto de un esclavo ebrio, para que, á su vista, aborreciesen la embriaguez.
La Corporación en masa aprobó que en adelante se celebrasen todas las funciones religiosas de costumbre, con cargo, hasta el nuevo presupuesto, al capítulo de imprevistos. De todo el Consistorio sólo cuatro votos estuvieron en contra: los de los señores José Estade, Guillermo Serra, Antonio Marroig y Alejandro Ferrer. D. Enrique Lladó defendió la proposición presentada. D. Domingo Escafí votó con la mayoría.
Otra proposición ciertamente reparadora y de verdadera justicia, fué también presentada y aprobada: la reposición del inteligente y digno señor arquitecto municipal, D. Juan Guasp y Vicens. Se le asignaron tres mil pesetas de sueldo, y se acordó que, hasta el próximo presupuesto, se le abonarían por sus servicios mil pesetas del capítulo de imprevistos.
Con este acuerdo quedó vindicada, no ya la dignidad, siempre incólume, del señor Guasp, sino la dignidad, hasta hoy postergada, del Municipio.

Dia dotze de Febrer de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
AYUNTAMIENTO.
Sesión del viernes
Con veinte y seis concejales, número digno de una primera convocatoria, y bajo la presidencia del Alcalde Sr. Ribot, abrióse la sesión á las siete y veinte minutos.
Un público numerosísimo llenaba el salon de sesiones.
Como de costumbre, fué leída el acta de la sesión anterior y fue aprobada.
El Sr. Marroig inauguró las preguntas con una personal y fué ella la de si el Concejal recientemente nombrado señor Jaume seguia siendo médico de la casa de Misericordia ó Expósitos.
El interpelado contestó que habia dimitido el 31 de Enero, antes de tomar posesión del cargo de concejal.
Así pues, no es incompatible dicho cargo.
Dióse inmediatamente lectura de una comunicación del director de la Sociedad del Alumbrado por Gas, contestando á otra que el Alcalde le habia dirijido para preguntarle si algun concejal era accionista de dicha sociedad. La comunicación expresaba que solamente D. Gerónimo Rosselló lo era.
El Alcalde (Presidente) dijo que quedaba contestada la interpelación que el Sr. Marroig habia hecho en la sesión an terior y preguntó si algun concejal quería hacer uso de la palabra y el Ayuntamiento resolver sobre este asunto.
Nadie contestó; el presidente demostró su extrañeza de que hubiere quien siendo tan aficionado á interpelar sobre incompatibilidades no tuviere (sic) para poner el cascabel al gato cuando se presentaba una incompatibilidad bien clara y terminante.
Breves palabras de los Sres. Marroig y Escafí y un campanillazo del Presidente dieron el incidente por terminado.
Acto seguido y tras breves palabras del Presidente, con las que daba las gracias al Ayuntamiento por haberle depositado su confianza encargándole la distribución de fondos del mes actual, se dio lectura á la que el Alcalde presentaba á la consideración del Ayuntamiento.
Al Sr. Marroig no lo pareció bien la deferencia del Alcalde, y quiso suponer que este faltaba á lo acordado en la sesión última y propuso que á ello se estuviere y que se declarase no haber lugar á deliberar.
El Sr. Escafí, cosa extraña, fué quien combatió la proposición de su amigo el Sr. Marroig; pues veía en la atención del Alcalde una, retractación do lo que el viérnes pasado habia defendido. Terminó el hábil concejal rogando al Presidente se incluyesen en la distribución dos cuentas que por considerarlas el Alcalde, algo exajerada una, y no suficientemente examinada otra, habían dejado de incluirse. Eran estas cuentas del carpintero D. Antonio Reus y del impresor D. Juan Colomar.
Después de alguna discusión, fué desechada la proposición del Sr. Marroig por 23 votos contra 3, que fueron emitidos por los Sres. Marroig, Bisañez y Felany.
El Sr. Serra que, había dicho, al votar, que queria explicar su voto, no pudo ha cerlo, por haber votado con la mayoría y estar solo á la minoría, reservada la explicación de sus votos.
La enmienda del Sr, Escafí de que se incluyesen en la distribucióh de fondos las cuentas excluidas, con la salvedad de que no se ordenase por el Alcalde su pago, caso do creerse exageradas, fué desechada por 16 votos contra 9.
La proposición de Alcalde se aprobó por 24 contra 2 que fueron de los señores Marroig y Felany.
El Sr. Marroig dijo que votaba en contra, no porque, salvo ligeras excepciones, no le pareciese bien la distribución, sino porque esta debía hacerse en la última sesión del mes.
Se dá lectura á una proposición, cuyos firmantes no recerdamos bien, para que se restableciesen las funcionos religiosas cargando al capítulo de imprevistos los gastos quo al Ayuntamiento ocasionasen estas.
Allí fué Troya. ¿Como había de pasar una proposición de esta índole sin la protesta de D. José Estade?
El fué quién airado, pidió la palabra, empezando su perorata en ciertas palabras que levantaron algunos murmullos en el público.
El presidente dijo que si no guardaba éste silencio, se vería en la dolorosa necesidad de mandar desalojar el salón.
El Sr. Estade nos dijo muy buenas cosas, entre ellas, que los sentimientos religiosos del pueblo palmesano son dudosos; pues gran parte de dicho pueblo ha dado sus sufragios á concejales que no se distinguen por su catolicismo; deplora, según nos hizo saber, que un solo céntimo suyo sirva para pagar el culto católico y dice que si hay muchos lo suficiente hipócritas para no decirlo, él, en voz muy alta, declara que no es católico.
Probablemente hubiese continuado explicando muy buenas cosas; á no haberle acertadísimamente interrumpido el Presidente, para advertirle que no era aquel lugar el adecuado para usar cierto lenguaje.
El Sr. Estade comprendió que el Presidente tenía razón, le agradeció la advertencia y calló; dando lugar á que el Sr. Lladó, aunque no fuese de los firmantes de ella, defendiera la proposición. Dijo este Sr. Concejal que la mayoría del pueblo palmesano era Católica y que él, por mas quo lo agradecería, no aceptaría nunca los votos de un pueblo ateo.
¡Y qué desprendido es el Sr. Lladó!
Lo de pueblo ateo enojó al Sr. G. Serra y B que pidió la palabra para participarnos que tampoco era católico, (vamos, ya hay dos; pero ¿que serán los dos concejales?) pero que había mucha diferencia entre no ser católico y ser ateo. Combatió la proposición y afirmó que la mayoría del pueblo palmesano no era católica.
El Sr. Munar, uno de los firmantes de ella, dijo breves palabras en su apoyo.
Terminadas estas, se pasó á votación y fué aprobada por 19 votos contra 4.
El Sr. Ferrer explicó su voto en contra.
Se presentó al Ayuntamiento una proposición en la que se restablecía la plaza do Arquitecto, suprimida por ciertos señores, y se nombraba para desempeñarla á D. Juan Guasp y Vicens, que ya la había servido.
A la plaza se le señalaban 3000 pesetas anuales de sueldo y 1.000 sacadas del capítulo de imprevistos, como gratificación hasta que el próximo presupuesto se aprobase.
El Sr. Barceló, que era uno de los firmantes, la apoyó, diciendo, muy acertadamente por cierto, que era absolutamente necesario que una población de mas de 60.000 almas, y mas ahora que en ella se llevaban á cabo tantas construcciones estuviese sin un facultativo que ilustrase con su opinión al Ayuntamiento y en particular á la comisión de obras en sus difíciles tareas.
El Sr. Serra, si bien no cambió en su todo la proposición, habló en contra de ella por lo de las 1.000 pesetas del capítulo de imprevistos.
A pesar de los buenos deseos del señor G. Serra y B., la proposición tuvo 16 votos en su favor y 8 en contra.
El Alcalde (Presidente) dijo que iba á pasarse á votación por papeletas el nombramiento de los individuos que debian llenar las vacantes que en las Comisiones habia, debiendo por consiguiente cesar en ellas los concejales interinamente nombrados.
Los Sres. Serra y B. y Marroig combaten tales nombramientos, diciendo que no era interinamente que eran los puestos vacantes en las comisiones ocupados.
El alcalde dijo que, puesto que la ley señalaba como debían llenarse las vacantes, no habiéndolo hecho asi, eran interinos los nombramientos.
El Sr. Escafí intervino en el debate y el alcalde no tuvo inconveniente en ir á una avenencia, y transijir en que en vez de cesar los individuos que formaban parte de las comisiones, se aumentase el número en cada una de ellas para que los trece concejales de reciente nombramiento pudiesen auxiliarles en sus trabajos.
Se diò lectura á los nombres de los que á cada comisión se agregaban.
Todos estaban conformes y se creía ya aprobado lo convenido entre el Presidente y el señor Escafí, cuando el Sr. Marroig, que, de algun tiempo á esta parte, se ha hecho muy amigo de la ley, dijo que él no había votado y por consiguiente aquellos individuos no quedaban nombrados sin haber habido votación. Pidió que se hiciese conforme á la ley.
Tan estemporánea salida sorprendió á todo el mundo, y ya que el Sr. Marroig tanto á la ley se aferraba, conforme á la ley se hizo.
El Presidente suspendió la sesión por cinco minutos, pasados los cuales, se verificó la votación, dando el escrutinio por resultado el que quedase aprobado lo que el Alcalde habia prepuesto, es decir, que cesasen en sus puestos los concejales nombrados interinamente y quedasen elegidos los propuestos por el Alcalde.
Al ir á empezar la votación hubo necesidad de llamar al orden al Sr. Marroig; el cual dijo que se abstenia de votar y que se retiraba del salón. Así lo hizo, pero por breves momentos, pues volvió á su sillón después de pocos minutos.
Tomaron parte en la votación 23 concejales.
Del escrutinio resultaron 17 votos á favor de la candidatura presentada y 6 papeletas en blanco.
El Sr. Munar suplicó la lectura del artículo 8.° del reglamento sobre la duración de las sesiones.
El Sr. Lladó suplicó que se prorogase, pero pasado á votación el si se acordaba prorrogarla, fué acordado negativamente por 14 votos contra 12.
Entre los últimos se contaba el del Presidente que, en su afán de complacer al Sr. Lladó, votó para que la sesión fuese prorrogada.
Pero, como las mayorías mandan, la sesión se levantó á las nueve y veinte minutos de a noche.

Dia desset de Febrer de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
AYUNTAMIENTO
La sesión de ayer.
¡Cómo se conoce que no se paga nada por asistir á las sesiones del Ayuntamiento!
Si concurrida estuvo la anterior, no era menor el número de espectadores que llenaban ayer el salón de sesiones, allende la barra.
El Gobernador Civil no fué á presidir á nuestro Ayuntamiento, como algunos colegas habían anunciado.
Presidió el Sr. Ribot, que declaró abierta la sesión á las siete y diez minutos de la noche.
Veinte y dos señores ediles ocapaban otros tantos sillones.
Como de costumbre, se leyó el acta de la anterior, que, como casi siempre suce de, fué aprobada.
Siguieron al acta algunos dictámenes de la Comisión de Obras y uno del Regidor Síndico y, tras los dictámenes, una so licitud del concejal Sr. Gamundí, en la que pedia dos meses de licencia, que el Ayuntamiento tuvo á bien concederle.
Después de todo esto, el Secretario dió lectura a una proposición suscrita por los Sres. Estade y G. Serra y B.
Dicha proposición abrazaba cínco parte,; que, poco mas ó menos, vienen á ser las siguientes:
1.ª Que todas las cantidades que vayan ingresando en Depositaría sean destinadas á la Diputación Provincial.
2.ª Que hasta que esté saldada la deuda que el Ayuntamiento tiene con la citada corporación, se suspendan todas las obras que el Ayuntamiento hace por administración y no se promuevan otras nuevas.
3.ª Elevar una exposición al gobierno, para que este mande hacer una liquidación de los débitos que la Hacienda Pública tiene con el muncipio.
4.ª Dirijir otra exposición al Gobernador para que este haga que la Diputación Provincial presente una liquidación de lo que el Ayuntamiento le debe.
5.ª Hacer otra de lo que se adeuda á la Academia de Bellas Artes y á la Sociedad del alumbrado por gas.
El Sr. Estade habló en pró de la proposición, citada. Su discurso consistió en una amarga queja á causa del platón que, dijo, la Diputación tenía puesto al Ayuntamiento por la falta de pago; condolióse sobremanera de que los concejales estuviesen siempre amenazados en sus bienes particulares y, al parecer, trató de meter un poco de miedo á los nuevamente nombrados, haciendo mucho hincapié en que ellos, por formar la mayoría eran los responsables del débito á la Diputación y que contra ellos tendrían que efectuarse los embargos, dado el caso que los hubiese.
En nuestra opinión, el señor Estade no estuvo del todo feliz, ni mucho menos convincente; sus palabras hicieron alguna que otra vez reír al público que le escuchaba. El Ayuntamiento nos parece, no quedó convencido.
El Presidente (Sr. Ribot) contestó, advirtiendo al Sr. Estade que era todo el Ayuntamiento el responsable de la deuda en cuestión, excepción hecha de los conceja les recientemente nombrados. Dijo que de cuando pertenecía el Sr. Estade á la mayoría provenía la deuda, y que esa mayoría actual, sobre quien tanto quería echar la responsabilidad, había hecho en la segunda sesión á que habia concurrido lo que en todo el tiempo que de año económico iba transcurrido no habían hecho el Sr. Estade y sus amigos; pues se habían pagado en ella seis mil duros á la Diputación Provincia.
Aseguró, bajo su palabra, que, mientras él presidiese al Ayuntamiento, no se embargaria á ningún concejal y terminó rogando al Ayuntamiento desechase la primera y segunda parte de la proposición; pues,caso de que se aprobasen, tendrian que quedar desatendidos los empleados, los servicios públicos y otras atenciones que era muy vergonzoso para el Municipio desatender.
Los Sres. Escafí y Bisañez hablaron para alusiones; el primero defendió á la minoría, diciendo quee, si esta, siendo mayoría, no había ordenado pagar á la Diputación, era porque la Delegación de Hacienda, á su vez, no pagaba al Ayuntamiento; dijo que solo podia votar el primer extremo de la proposición.
El Sr. Estade rectificó, pidiendo que las manifestaciones del presidente constasen en el acta explícitas y terminantes; es decir, que el plantón queda retirado en absoluto; que, mientras ocupe la Alcaldia el Sr. Ribot, no habrá plantones ni embargos y que la Diputación ha prometido al Sr. Alcalde esperar.
Rectificaron los Sres. Presidente y Escafí y se pasó á la votación de la proposición, por partes.
El Sr. Lladó, que fué, si mal no recordamos, el segundó ó tercero en emitir su voto, dijo que votaba con la minoría; es decir, el Sr. Liadó, cuando solo habían votado uno ó dos concejales, presumia, ya adivinar quienes serían minoría.
El Presidente le obligó á decir si ó no como cada hijo de vecino y lo mismo al Sr. G. Serra y B. que también quería votar con la minoría.
La primera parte fué desechada por 13 votos contra 8.
Habiendo desechado la primera, en consecuencia, desechóse la segunda también y el, Sr. Estade no tuvo inconveniente en retirar las demás.
Así es que, puede decirse, que la proposición fué retirada.
El Presidente dijo que se ponía á discusión el si debia el Ayuntamiento tener uno ó dos síndicos.
El Sr. Estade defendió el que fuese uno solo. De paso, echó una flor á su amigo el Sr. G. Serra y B., de quien dijo, lisa y llanamente, que no servia para el cargo de síndico interino que desempeñaba.
Entre amigos nunca está de más la franqueza.
El Ayuntamiento acordó que fuesen dos los síndicos y, al objeto de preparar la elección por papeletas de uno que debía nombrarse, se suspendió la sesión por algunos minutos.
Reanudada, se abrió la votación. Todos los señores de la minoría, dejaron de tomar parte en la votación, que dió por re sultado el nombramiento de D. Juan Camps por 13 votos contra uno obtenido por el Sr. Estade.
El Sr. Estade quería que el nombramiento del Sr. Camps fuera nulo por no haber tenido 18 votos, pero no quedó complacido.
Se nombró á los Sres, Bestar y Jaume para que representasen al Ayuntamiento en la Causa Pía Luliana.
El Presidente dijo que, para que el Ayuntamiento supiese el destino que la Alcaldía daba á los peones camineros, se fijaría todos los lunes una tablilla en la que estaría de manifiesto.
Hubo un ligero listas electorales y incidente sobre las listas electorales y la ley con que tendrán que verificarse las próximas elecciones en el que intervinieron el Presidente y los Sres. Estade, G. Serra y B. y Escafí.
Terminado este y, después de haber acordado prorrogar quince dias el plazo para admitir reclamaciones, se levantó la sesión, siendo las nueve menos cuarto de la noche.
Y hasta otra.

Dia sis de Març de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
AYUNTAMIENTO.
Sesión del viernes.
A las siete y veinte minutos y con la asistencia de veinte y dos concejales, presididos por el Alcalde Sr. Ribot, se abrió la sesión el viérnes último.
El acta de la anterior fué leída y aprobada.
Varios dictámenes de algunas comisiones fueron leídos y aprobados sin discusión, á escepción de uno referente á la calle de Tamorer en que hubo un ligero incídente promovido por el Sr. Camps, que deseaba que el dictamen pasase al abogado consultor del ayuntamiento.
Habló el Sr. Estade en contra, replicó el Sr. Camps, volvió á hablar el Sr. Estade y el asunto no hubiera acabado á no intervenir el Alcalde que rogó se aprobara lo que la comisión proponia lo cual se hizo por todos los votos presentes, escepeion hecha de los Srs. Camps y Jaume.
Dióse lectura á la distribución de fondos del mes de Febrero, en la cual se destinan, 5000 pesetas á la amortización de bonos y Cupones, medida acertadisima á nuestro entender.
Los encargados de la recaudación de arbitrios habían pasado al ayuntamiento una comunicación que fué leída, pidiendo se les concediese por otro año su cargo y se les nombrase un auxiliar, proponiendo para dicho cargo á D. Carlos Balanzat, fué concedido como se pedia.
El Presidente (Sr. Ribot) escitó el celo del ayuntamiento para que se buscase un local para la escuela pública del distríto de la Lonja; pues era lastimoso que las familias de aquellos barrios no pudiesen mandar á la escuela á sus hijos y que el maestro nombrado cobráse su sueldo y estuviese paseándose sin hacer nada.
Esto promovió una ligera discusión, en la que tomaron parte los Srs. Bisañes, Escafí, Marroig y Serra, conviniendo todos en encarecer la necesidad de que todos los Srs. Concejales ayudasen á buscar el local mencionado.
El Presidente (Ribot) propuso que, en vista del proyecto de ley sobre primeras materias presentado á las Cortes y siendo el tal proyecto perjudicial á nuestra provincia, á la que, por causa de los derechos que se imponían á la pipería vacía, venia à gravársela en mas de cien mil duros anuales, se elevase una atenta exposición á las cámaras de la nación rogando la rebaja de los citados derechos.
El Sr. Estade propuso que en la proposición se pidiese no sólo la rebaja de los derechos de la pipería sino también la de los aceites y lanas.
Hubo un debate algo animado en el que intervinieron además de los ya mencionados, los Sres. Marroig y Barceló, y el cual acabó con unaproposición del Sr. Estade, que, a la letra, dice así: «El ayuntamiento vería con agrado se verificasen las rebajas proyectadas respecto á la importación de lanas, aceites y demás efectos.»
Fué aprobada por catorce votos contra nueve y se acordó que el señor Alcalde se encargase de redactar la exposición.
El Presidente (Ribot) dijo, refiriéndose á un suelto publicado por El Comercio, que la Alcaldía habia tomado cuantas medidas habia creído convenientes para atajar la viruela que si algunos casos tal vez habia para los que no se hubiesen tomado precauciones, no era culpa del alcalde, que ningún conocimiente tenía de ello, sino de los médicos que no haHan dado parte; añadió que estaba dispuesto á imponer el correctivo que fuese necesario á los infractores de la ley.
Acabado todo esto pidió el Sr. Marroig la palabra. Y con gran admiración nuestra, pues ya no nos acordábamos de tal asunto, de puro viejo, interpeló al Alcalde, sobre la ya rancia circular á los tenientes de alcalde, quo tanto disgusto había en su dia dado al interpelante y sus amigos.
El Presidente (Ribot) dijo que ante to do extrañaba la interpelación del señor Marroig, cuando se había convenido con el Sr. Gobernador en que tal asunto se arreglaria con la intervención del Sr. Roselló (D. Alejandro); añadió que por mas que no fuere el Ayuntamiento quien debiese resolver esta cuestión, sino las autoridades superiores á las cuales podia acudir el Sr. Marroig, iba solamente para complacerle y para que no se creyese que rehuia la cuestión á dar explicaciones sobre la circular y, como, para hacerlo, era preciso discutir, abandonó la presidencia, encargándose de ella el señor Sorá, el cual debió sentir gran alegría, pues, sin duda, volvieron á su memoria los, dulces recuerdos de aquel placer perdido.
El Sr. Ribot empezó á hacer uso de la palabra dando lectura á la circular, y á los articules 114 y 115 de la ley municipal y puesto que ellos decían que bajo la dirección del Alcalde deberían obrar los tenientes, claro era que pudiendo el Alcalde dirijirlos, podía perfectamente pasarles la tan cacareada circular.
Explicó las causas que á dirigirla le habían motivado, siendo las mas importantes, en primer lugar, un oficio del Juez del distrito de la Catedral en el que manifestaba su extrañeza por haberse escedido algunos tenientes en sus atribuciones y en segundo á causa de los abusos que algunos tenientes cometían imponiendo multas y dictando disponciones á su antojo, y como corroboración de sus asertos, citó datos y leyó documentos que demostraban evidéntemente la conducta algun tanto extremada de varios señores tenientes, opinó además el Sr. Ribot, con gran acierto, que para la unidad de mando y para que no resultasen contradiciones y divergencia de pareceres era necesario que el Sr. Alcalde asumiese la dirección completa de cuantos asuntos se refieren á la policia y órden público de la ciudad.
El Sr. Marroig contestó al Sr. Ribot; pidió que constase en acta el que el alcalde habia dado órden á los agentes armados del Ayuntamiento de no obedecer ninguna órden de los tenientes sin previo permiso del alcalde; explicó la causa de haber tardado tanto en su interpelación y se sinceró por las multas impuestas por él; quejóse de que el Alcalde hubiese nombrado alcaldes de barrio sin dar siquiera conocimiento de ello á los tenientes.
Habían pasado las dos horas de regla mento y hubo necesidad, gracias al celo legal del Sr. Presidente Sorá, de que se acordara prorrogar la sesión.
El Sr. Escafí consumió un turno contra la circular, fortaleciendo con su sutil palabra los argumentos de su compañero Sr. Marroig y añadiendo que solo en un villorrio era posible que el Alcalde lo asumiera todo, pero no en una población de sesenta mil almas; extrañoso de que el Juez de la Catedral pasase comunicaciones en vez de proceder contra el te niente que se escediese en su cometido y dio algunas razones mas con su habilidad acostumbrada y que mas que otra cosa no probaron que el Sr. Escafi acompañaba en el sentimiento á los tenientes de alcalde ex-presidentes in partibus del ayuntamiento de Palma.
Rectifico el Sr. Ribot; después los señores Escafi y Marroig y finalmente, no sin que cortase una mortificación á la severa y legal justicia del Sr. Presidente Sorá, volvió a hacerlo el señor Ribot, el cual, acabado que hubo, levantose la sesión.
El reloj del consistorio marcaba las 10 y cuarto.

Dia set de Març de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Copiamos con placer de nuestro querido colega el Balear el siguiente suelto: «Anoche se reunieron en casa de D. Mariano Canals unas cuarenta personas préviamente invitadas, entre las cuales figuraban muchos profesores de instruccidn pública, algunos médicos y abogados, y redactores de algunos períddicos.
»El Sr. Canals usó de la palabra, y con la claridad y presicion que le distinguen, expuso la necesidad que había de promover la asistencia á las escuelas de instrucción primaria, más cuando el actual Ministro de Fomento quiere restablecer de hecho, las disposiciones promulgadas sobre enseñanza obligatoria por la ley de 1857.
»Todos los concurrentes que hicieron uso de la palabra Sres. Font D. Sebastian, Castellà D, Luis, Escafí, Oliver D. Juan Luis, Bosch, Llompart y algun otro que no recordamos) estuvieron conformes con la necesidad de que la instrucción primaria debe promoverse todo lo posible.
»Se acordó después nombrar una comisidn nominadora (que compusieron los Sres. Canals, Alcover y Escafí) para que procediera al nombramiento de otra mayor que empezará los trabajos de acción y acordara en principio lo que proceda para dar cuenta del anteproyecto, en otra reunión mayor.
»No recordamos todos los nombres de las personas que formaron esa comisión de 11 individuos, entre los que figuran D. Juan Luis Oliver, D. Antonio Vadell, D. Luis Castellà, D. Matías Bosch y otros; y á propuesta de los señores asistentes se aumentó esa comisión con los señores que compusieron la nominadora.
»Alas nueve y media se retiró la concurrencia animada de los mejores propósitos en pro de la enseñanza. »Tendremos al corriente á nuestros lectores de los trabajos que lleve á cabo dicha comisión.

Dia deu de Març de 1883

El magisterio balear : periódico de primera enseñanza a la seva pàgina 4, publicava:
Copiamos de nuestro colega el Balear el siguiente suelto:
«Anoche se reunieron en casa de D. Mariano Canals unas cuarenta personas préviamente invitadas, entre las cuales figuraban muchos profesores de instruccidn pública, algunos médicos y abogados, y redactores de algunos períddicos.
»El Sr. Canals usó de la palabra, y con la claridad y presicion que le distinguen, expuso la necesidad que había de promover la asistencia á las escuelas de instrucción primaria, más cuando el actual Ministro de Fomento quiere restablecer de hecho, las disposiciones promulgadas sobre enseñanza obligatoria por la ley de 1857.
»Todos los concurrentes que hicieron uso de la palabra Sres. Font D. Sebastian, Castellà D, Luis, Escafí, Oliver D. Juan Luis, Bosch, Llompart y algun otro que no recordamos) estuvieron conformes con la necesidad de que la instrucción primaria debe promoverse todo lo posible.
»Se acordó después nombrar una comisidn nominadora (que compusieron los Sres. Canals, Alcover y Escafí) para que procediera al nombramiento de otra mayor que empezará los trabajos de acción y acordara en principio lo que proceda para dar cuenta del anteproyecto, en otra reunión mayor.
»No recordamos todos los nombres de las personas que formaron esa comisión de 11 individuos, entre los que figuran D. Juan Luis Oliver, D. Antonio Vadell, D. Luis Castellà, D. Matías Bosch y otros; y á propuesta de los señores asistentes se aumentó esa comisión con los señores que compusieron la nominadora.
»Alas nueve y media se retiró la concurrencia animada de los mejores propósitos en pro de la enseñanza. »Tendremos al corriente á nuestros lectores de los trabajos que lleve á cabo dicha comisión.
No tenemos necesidad de hacer manifestación alguna respecto de la Asociación que va á constituirse tratándose de fomentar la enseñanza, y por medio de la iniciativa particular, cosa poco frecuente en nuestro país, no hay que decir que puede incondicionalmente contar con nuestra entusiasta, aunque modesta cooperación.
Sigan, pues, los ilustrados y benéficos iniciadores su noble empre sa, no desmayen ante las mil y mil contrariedades que seguramentese acumularán á su paso, como á toda beneficiosa y generosa institución, y abriguen la seguridad de que sus trabajos en favor de la enseñanza quedarán recompensados con la satisfacción que esperimentarán al considerar que el pais deberá agradecerles el mayor de los beneficios el que se refiere á la ilustración.

Dia dotze de Març de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:

Dia vint-i-vuit de Març de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Dice ayer El Demócrata:
"El Demócrata que está en muy buenas relaciones con El Comercio, aplaude los oportunos sueltos que publica este periódico censurando justamente á los concejales que tomaron por protesto una comunión, para asistir á un suculento chocolate y hacer comulgar al público con ruedas de molino."
¡Como le trata á V. Señor Escafí el periódico del cual ha sido tanto tiempo usted la ninfa Egeria! Porque si no nos engaña mos, fué V. uno de los que comulgaron solo para asistir á un suculento chocolate y hacer comulgar al público con ruedas de molino, como dice el colega.
Si V. no figura entre los hombres del Demócrata nada con V. habla, pero si lo contrario, V. al decir del colega es de las que utilizan la religión para hacer de ella públicos alardes de religiosidad oficial y exhibirse adornado de medalla y fagin...
Cria cuervos y te sacarán los ojos.
¡Cuanta ingratitud y cuanto descoco!
El Demócrata asegura que ninguno de los concejales que han asistido á las funciones religiosas de Semana Santa ostentando la medalla y el fagin no es, siquiera, allegado á él.
¿Pues, y los Sres. Lladó, (D. M. Enrique), Escafi, Felany, Jaume, Bisañes, y aun el Sr. Domenge, que asistió como Diputado Províncial á la procesión del Jueves Santo, no son ya, ni siquiera allegados al colega radical?
Diganos de una vez El Demócrata si dichos Señores han dejado de pertenecer al gran partido radical, y sabremos para otra vez á que atenernos; pues si aun pertenecen á dicho partido, mal les trata su periódico.

Dia dos de Abril de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
LA OPINION
PALMA 2 DE ABRIL DE 1883.
Dice El Demòcrata que no hemos comprendido la pregunta que nos dirigió hace unos días, y sigue proguntándonos, si el Sr. Alcalde de Palma se ha pasado á la Monarquia, dando al traste con todos los respectos de la dignidad política.
Permitanos el colega que por ésta vez sigamos su sistema de preguntar en vez de contestar y diganos, si quiere, si los Señores Escafí, Lladó (D. M. Enrique), Domenge, Jaume y Felany, que fueron elegidos concejales y diputados provinciales como afiliados al partido cuyas ideas representa El Demócrata, siguen perteneciendo á dicha agrupación polílíca, ó si por el contrario se han pasado deci didamente à la Monarquia, dando al traste con todos los respectos de la dignidad polílica, continuando en el desempeño de un cargo que les confirieron los electores progresistas-democráticos.
Esperamos la cantestacion, que creemos no se hará esperar.
Le advertimos al colega, que en su número del dia 27 que nos cita, no hemos sabido encontrar la contestación á la pregunta que le dirijimos referente á los ci tados Sres. pues no dice una palabra que á ellos se refiera. Ya sabíamos nosotros que no contestaria el colega á nuestras preguntas, y por esto le dijimos que por poco que le molestara el hacerlo que lo dejara. Y esto ha hecho.

Dia set de Abril de 1883

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:

GACETILLA LOCAL.
ABASTECIMIENTO DE AGUAS.
II.

Aparte de las condiciones higiénicas de las aguas que se trata de canalizar, otra cuestión hay que merece fijar la atención del Municipio y del público en general, y ésta es cuestión de negocio y de lucro, ya que, cualesquiera sean los beneficios que á la población reporte la canalización proyectada, no es posible quitar á la empresa el carácter de honesto y lícito y laudable negocio, con que indudablemente ha nacido. En este punto la Comisión dictaminadora no se muestra tan parca y silenciosa como en el de salubridad é higiene; sino que, por el contrario, da gallardas muestras de una prodigalidad inusitada por lo espléndida y fastuosa.
El concesionario pedía veinte años de «privativa de introducción y venta de aguas potables que pudieran establecerle competencia»; y la Comisión, pensando bien el caso, ha dado en la peregrina idea de que, puesto que dicho señor pide este plazo para consolidar su empresa y desquitarse de gastos y acrecer los intereses de su negocio, lo justo, lo razonable era, no concederle lo que pide, porque semejante concesión sería una vulgaridad rutinaria; no rebajarle algunos años para ver y estudiar, sin perjuicio de prorogar ó modificar después el contrato, según lo que resultase de la práctica, porque esto hubiera sido un acto de sentido común (que debe de ser lo más rutinario del mundo); sino concederle lo que no pide, acrecer sus intereses como ni el mismo interesado se atreve á proponer. De esta manera la Comisión da pruebas de originalidad, de talento, de perspicacia administrativa, que, si resulta contraria al buen sentido, es en virtud de su mérito indisputable y preeminente.
La Comisión razona de esta manera: la probabilidad de mayores perfecciones está siempre en razón directa de la estabilidad de las empresas, y la confianza acrece á medida de su estabilidad y reputación, y, en consecuencia los rendimientos deberán ser naturalmente mayores en el último quinquenio adicionado. Preciso es repetir aquí que, por más que parezca imposible, quien así razona no es el Sr. Fontseré, es la Comisión del Municipio, la que debiera ser la representante de los intereses del común. Bien es verdad que añade que esos mayores intereses representan una suma importante en beneficio de los fondos municipales; pero esta razón queda destruida con sólo observar que, concluidos los veinte años pedidos por el recurrente, nada impedía la prorrogacion por cinco, por diez, ó por más años, reportando los mismos ó mayores beneficios, y, sobre todo, más justos y más seguros.
Ante esta magnanimidad de la Comisión, será del caso buscar algunas explicaciones satisfactorias. Primeramente, puede que los señores de la Comisión sean partidarios del novísimo sistema del derecho á la pena, que El Áncora, rancia como es, tuvo la ocurrencia de combatir. En tal caso, habrán creído de buena fe que, como, según el sistema, el abogado puede convertirse en fiscal para hacer valer el derecho de su cliente al castigo, á pari, la Comisión, representante de los intereses del común, puede convertirse en representante del empresario, y hacer valer el derecho que tiene el Municipio á servir los intereses de la otra parte contratante.
También pudiera ser que los señores de la Comisión, eminentes hombres políticos, quisieran aplicar á este asunto sus dorados ensueños, esos ideales encantadores del progresismo moderno, según el cual la generación presente dilata su exuberante vida por las generaciones futuras, comiendo y derrochando bonitamente la herencia de sus hijos y de los hijos de sus hijos. Según esto, debemos inmensa gratitud á unos políticos que ajustan un contrato por veinte y cinco años, cuando lo natural sería que lo ajustasen por ciento veinte y cinco.
Por último, como, á no dudarlo, la Comisión estará impregnada de los adelantos de la civilización moderna, uno de cuyos axiomas es aquel tan decantado de que los males de la prensa se curan con la prensa misma, que, elevado á aforismo médico, se expresa con el similia similibus curantur nadie ha de extrañar que se le haya ocurrido aplicar á cuestiones administrativas un axioma que tan buenos resultados produce en la vida social; y, como ya existe en esta ciudad un contrato del Municipio con la sociedad del gas, que ha dado en cuestión de hacienda malos resultados, nada más oportuno que imitar en todo lo posible aquel desdichado contrato, para que los males que produzca el de ahora, compensen y curen los males que produjo el de entónces.
Sin embargo, para que nadie crea que la pasión pone en nuestra pluma estas amargas, pero merecidas censuras, nos complacemos en consignar que el dictamen que examinamos, contiene proposicio nes de todo punto razonables, entre las cuales que remos citar la que deroga el último apartado del capítulo 9.°, en que el Sr. Concesionario, no contento con hacer á esta importante Capital el beneficio de aguas potables perfectamente canalizadas, alzaba más alto su noble ambición, su gallarda munificencia; y, pensando en las artes y en las letras, sacaba de los metros cúbicos de sus aguas algunos miles de pesetas para subvenir á la Academia de bellas artes y á las escuelas municipales.
Ahora, con la supresión del párrafo, que propone la Comisión, todas esas ínfulas patrióticas que daban al señor recurrente un carácter de Mecénas de las artes, de Mentor de las ciencias, quedan reducidas modestamente á una simple compensación de intereses.
Francamente, El Áncora no está por las posines falsas, ni por los personajes de escena. Aplaudirá sin reserva al señor Fontseré, si logra darnos aguas buenas, baratas y abundantes; y no echará ménos para él ese otro papel de civilizador, que en nada había de bonificar la canalización proyectada.
Por la misma razón, no escatima sus censuras á la Comisión que informa, porque, en nuestro concepto, olvidando su verdadera misión y los intereses que debiera representar, se ha anulado á sí misma, y nos ha dado perfecto derecho para pedir el nombramiento de otra Comisión que asuma, en frente de los intereses del concesionario y de su empresa, los intereses desamparados del Municipio y de los vecinos de esta M. I. N. y L. ciudad de Palma.
Véase ahora el texto del informe en que nos venimos ocupando:
Exmo. Sr.
La Comisión especial nombrada por V. E. para estudiar y dar dictámen al proyecto de convenio presentado en 1.° de Setiembre de 1882 por dón Eduardo Fontseré propietario á perpetuidad de la mina de alumbramiento de aguas subterráneas denominada la Gimnesiana situada en el torrente de San Pedro del término municipal de Esporlas, después de examinados cuantos antecedentes existen en Secretaría y demás datos que ha debido procurarse para resolver con el posible acierto un asunto de tantísima importancia para el porvenir de Palma y oídas las explicaciones del recurrente, cree deber manifestar á V. E. que el referido proyecto de convenio, resulta ser altamenle beneficioso á los intereses que tan dignamente representa y con mucho mayor mocivo podría así expresarse, si se ampliara con algunas adiciones, salvo las modificaciones que en concepto de los suscritos deberían introducirse, sin afectar empero á lo principal del contenido, y son las siguiente:
Con referencia á las condiciones 1.ª; 2.ª, 9.ª y 12.ª, cree la Comisión debería ampliarse á 25 años el período de 20 años fijado en los referentes capítulos del contrato en cuanto se refiere á la privativa solicitada y al canon abonable por los arriendos, puesto, la probabilidad de mayores perfecciones está siempre en relación directa de la estabilidad de las empresas, y la confianza acrece á medida de su estabilidad y reputación, y en consecuencia los rendimientos deberán ser naturalmente mucho mayores en el último quinquenio adicionado, representando una suma importante en beneficio de los fondos municipales, compensados debidamente en beneficio de la empresa con el mayor período de privativa.
Al capítulo 8.°; que se refiere á la colocación de las bocas destinadas á la extinción de incendios, debería añadirse en sentir de esta Comisión que se entiende para este caso por cañerías generales las de diámetro interior de 12 centímetros ó mayores, sentadas en el interior de la ciudad y barriada de Santa Catalina.
El último apartado del capítulo 9.°, debe en concepto de la Comisión dictaminadora, anularse por completo por cuanto le consta que se dirije solo á salvar la posibilidad de una competencia con la empresa, á la cual el Exmo. Ayuntamiento debe ofrecer todo su apoyo moral caso ya prevenido en el capítulo 1.° y sucesivos y que al otorgarlo debe suponerse será con la sinceridad debida.
Ademas de las modificaciones indicadas para la ultimación del convenio y según el parecer de la Comisión dictaminadora, deberían adicionarse los capítulos siguientes:
A. — El concesionario se obliga durante el periodo de privativa (25 años) á subministrar gratuitamente el agua para tres fuentes públicas de las llamadas de vecindario, emplazadas en los puntos que determine la autoridad municipal, en el interior de la ciudad ó barriada de Santa Catalina, con la dotación cada una de cuatro mil litros diarios derivándola de la cañería más próxima que tenga sentada la empresa.
B. — El agua que al Exmo. Ayuntamiento pueda serle menester para el servicio público que tiene á su cuidado, aparte de la necesaria á la extinción de incendios y de la dotación á las referidas tres fuentes de vecindario, se abonará á la empresa solo á la mitad de los tipos establecidos para la venta ó arriendos á particulares.
C.— Las obras deberán forzosamente empezarse dentro del primer año después de aprobado por la Superioridad el proyecto general de alumbramiento conducción y reparto teniendo las aguas en la ciudad á los tres años ó ántes á contar desde el día de empezada la construcción, salvo siempre caso de fuerza mayor ó poderoso motivo imprevisto.
D. — El periodo de veinte y cinco años de privativa para los efectos especiales del contrato, terminarán á contar desde el día de la inauguración oficial de las aguas en la ciudad de Palma.
Con las modificaciones indicadas al proyecto de convenio de que, se hace mérito, cree la Comisión que suscribe puede servirse el Excelentísimo ayuntamiento darle su superior aprobación, elevándolo después á escritura pública, con la seguridad de que según su leal saber y entender la mejora que intenta llevará cabo D. Eduardo Fontseré, con su proyecto de traida de aguas á Palma, respetando todos derechos creados, es por lo muy beneficiosa á los intereses de la ciudad y en la forma que se presenta digna de la protección y decidido apoyo moral que solicita por parte del Exmo. Ayuntamiento de esta ciudad.
La Comisión debe hacer observar que caso de merecer la aprobación de V. E., este proyecto deberá sugetarse también á la deliberación de la Junta municipal por la parte económica que encierra y que debe afectar á los presupuestos municipales.
El proyecto con las modificaciones indicadas queda redactado en la forma que es adjunta, en vista del cual V. E. en su reconocida mayor ilustración acordará lo más conveniente.
Palma 29 Marzo 1883.— Domingo Escafí. — Guillermo Serra y B. — Francisco Juan.
• • •

. El Exmo. Ayuntamiento de la ciudad de Palma de Mallorca por una parte, y de otra D. Eduardo Fontseré y Mestre, concesionario de las pertenencias denominadas La Gimnesiana situadas en el torrente de San Pedro en el término municipal de Esporlas, respetando todos los derechos creados, de común acuerdo establecen el siguiente convenio:
1.ª El Exmo. Ayuntamiento de Palma de Mallorca al otorgar como otorga, todo el más decidido apoyo moral que está en sus facultades, á la laudable empresa que tiene por objeto la traída y distribución de aguas potables á esta ciudad, concede privilegio por veinte y cinco años á favor del concesionario D. Eduardo Fontseré y Mestre, para que sin imposición de carga ni gravamen alguno y libre del pago de todo derecho de permiso, contribución ó impuesto municipal, pueda verificar en todas vías públicas de su jurisdicción, cuantas obras le convenga ejecutar, tanto para la canalización general con tubos de hierro del diámetro que convenga, como para el establecimiento de ramales, derivaciones para particulares; válvulas; descargas; ventosas; llaves de aforo; contadores y demas detalles del servicio, así como, las que durante el citado período puedan exigir la conservación, cambio, modificaciones, adiciones, variantes, etc., debiendo empero dar aviso anticipado á la Secretaría municipal, de las vías que vaya canalizando, y de los ramales derivaciones y demás que deba sentar, tanto para el servicio general, como para el de los particulares.
2.ª El Exmo. Ayuntamiento concede también al citado concesionario, durante los veinte y cinco años del privilegio, la privativa de introducción y venta de aguas potables que pudieran establecerle competencia, miéntras este disponga del caudal suficiente para atender á las necesidades que exija el abastecimiento de esta ciudad: y de las aguas de esclusiva propiedad comunal que pudieran resultarle sobrantes ó las que se reincorpore durante el plazo de la esclusiva otorgada, el Exmo. Ayuntamiento se obliga á no cederlas por venta, arriendo, ó cesión á particular ni empresa alguna, destinándolas única y esclusivameute al abastecimiento de fuentes públicas, al riego y demas usos del servicio comun.
3.ª De las aguas que se alumbren en las citadas pertenencias, y con preferencia á todo otro uso, el concesionario se obliga á destinar cuando menos, cien liros por segundo, (4 320 plumas) para el servicio particular y en su caso para el público de esta ciudad y sus suburbios.
4.ª Se entenderá oficialmente por pluma de agua, el volúmen de dos mil litros obtenidos cada veinte y cuatro horas en caudal constante, ó sea O, lit. 023148.148 por segundo.
5.ª El concesionario podrá vender ó arrendar sus aguas en la forma que estime conveniente, pero destinará cuando méiíos veinte litros por segundo para arriendos, de conformidad con las condiciones y reglamentos que se redactarán oportunamente. 6. a Las aguas serán conducidas en galería subterránea ó por tubería de hierro, debiendo tener la presión suficiente para que puedan llegar hasta la cubierta del edificio particular que actualmente alcance la mayor altura en esta capital.
7.ª Todas las obras que tengan que verificarse en la vía pública serán subterráneas sin que puedan sobresalir del rás del afirmado: este deberá ser repuesto al, mismo ser y estado en que se encuentre ántes de practicarse aquellas y con sujeción á las vigentes ordenanzas de policía urbana.
8.ª Por cada docientos metros de cañería del arteriado general comprendido dentro de la zona ó barriada edificada, el concesionario colocará de su cuenta y en los puntos previamente acordados, por el Exmo. Ayuntamiento, una válvula con tapa de hierro destinada al servicio de estincion de incendios: se entiencle para este caso, por cañerías generales, las de diámetro interior de doce centímentros ó mayores, sentados en el interior de la ciudad y barriada de Santa Catalina. En caso de un siniestro, el concesionario cederá toda el agua necesaria y pondrá á los operarios de fontanería á las órdenes de las autoridades y Jefe de bomberos, sin bonificación alguna.
9.ª Por semestres vencidos y según resulte del libro competente, el concesionario abonará al Excelentísimo Ayuntamiento, un céntimo de peseta por cada metro cúbico de agua de los que tenga cedidos en arriendo hasta llegar al máximum de los veinte litros por segundo de que habla el artículo 5.° ó sea al de seiscientos treinta mil, setecientos veinte metros cúbicos al año, que equivaldrían á la suma de seis mil trecientas pesetas anuales. En las ventas á perpetuidad y en los arriendos que puedan esceder de los veinte litros por segundo ya mentados, no podrán imponerse carga ni impuesto alguno en favor del municipio.
10.ª A los actuales tenedores de agua cedida á precario ú obtenida en propiedad, aunque sea por prescripción, procedente del caudal cedido al común de vecinos, se les respetarán todos sus derechos sin acrecerlos ni decrecerlos de modo alguno, regulando el Exmo. Ayuntamiento el volúmen que tienen derecho á percibir sin alterar en lo más mínimo el actual sistema de conducción y reparto y obligado el concesionario á reponer á su actual estado cualquier desperfecto que pudiera causar durante sus obras en las cañerías ó conductos actuales.
11.ª Todas las obras de canalización y sus accesorias estarán bajo el amparo de las leyes y serán eficazmente protegidas por la autoridad municipal.
12.ª El presente convenio no será denunciable por ninguna de las partes contratantes hasta después de la expiración de los veinte y cinco años estipulados. Tan luégo como sea elevado á escritura pública y quede debidamente registrado, tendrá fuerza bastante para obligar al puntual cumplimiento de su articulado, y con protesta de daños y perjuicios se reservan las partes contratantes el derecho que legalmente les pueda corresponder para el caso de infracción.
13.ª El concesionario se obliga durante el período de privativa (25 años) á suministrar gratuitamente el agua para tres fuentes públicas de las llamadas de vecindario, emplazadas en los puntos que determine la autoridad municipal en el interior de la Ciudad ó barriada de Santa Catalina, con la dotación cada una de cuatro mil litros diarios, derivándola de la cañería más próxima que tenga sentada la empresa.
14.ª El agua que al Exmo. Ayuntamiento pueda serle menester para el servicio público que tiene á su cuidado, aparte de la necesaria á la extinción de incendios y de dotación á las referidas tres fuentes de vecindario, se abonará á la empresa sólo á la mitad de los tipos establecidos para la venta ó arriendo á particulares.
15.ª Las obras deberán forzosamente empezarse dentro del primer año después de aprobado por la superioridad el proyecto general de alumbramiento, conducción y reparto, teniendo las aguas en la ciudad de Palma, á los tres años ó ántes, á contar desde el día de empezada la construcción, salvo siempre caso de fuerza mayor ó poderoso motivo imprevisto.
16.ª El período de veinte y cinco años de privativa, para los efectos especiales del contrato, terminarán á contar desde el día de la inauguración oficial de las aguas en la Ciudad de Palma.
Palma 29 Marzo de 1883.— Domingo Escafí.— G. Serra y B. — Francisco Juan.

Dia dotze de Abril de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Nuestro Excmo. Ayuntamiento celebró anteanoche sesión extraordinaria para ver y discutir el proyecto de bases presentadas por D. Eduardo Fontseré y Mestre sobre traída y canalización de aguas potables á esta ciudad, con las modificaciones introducidas en el mismo por la comisión especial.
Acerca de las discusiones á que dieron lugar los dos primeros artículos, únicos que se aprobaron, y el voto particular del Sr. Barceló y Runggaldier, que fué desechado, dice nuestro estimable colega el Isleño lo siguiente:
«Asistieren 24 señores concejales.
«Después de leído el dictámen de la Comisión y el voto particular del señor Barceló, conocido ya del público y un contra -proyecto del Sr. Estadas, que fué desechado, defendió el primero el señor Escafí que se puso á discusion por artículos.
«El articulo 1.º lo impugnó el señor Jaume por no decirse si las aguas tenían las condiciones apetecidas, á lo cual objetaron el Sr. Escafí, y que caso de no tenerlas no habia contrato, y el señor Marroig, que siendo así, el público no las tomaria.
«El Sr. Pérez impugnó el plazo de 25 años concedidos por la comisión á la privativa, cuando el peticionario solo pide 20; y el Sr. Granell propuso que se designara una comisión encargada de averiguar la procedencia de las aguas. Votada esta proposición, después de haber dicho el Sr. Escafí que este estremo quedaba solventado por la ley, fué desechada por 15 votos contra 6.
«Puesto á votación el artículo 1.º del convenio se aprobó por 17 votos contra 6; habiendo esplicado su voto el señor Pérez en la opinión que tenia manifestada.
«Sobre el segundo artículo dijo el señor Barceló que la aguas eran del común de vecinos y proponía se modificara como él indicaba en su voto, particular. Combatióle el Sr. Escafí sosteniendo que los derechos comunales los représenta el Ayuntamiento; y después de algunas rectificaciones se aprobó la base 2.ª por 13 votos contra 11.
«Eran las diez y media y consultóse por la presidencia si se prorogaria la sesión. Contestóse afirmativamente; mas habiendo salido del salón algunos señores concejales no quedó número suficiente para deliberar y se levantó la sesión.»

Dia vint-i-un de Maig de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
En la plaza del Temple hubo ayer una batalla campal entre unos cuantos hombres, resultando la de refriega algunas contusiones, curadas por el médico Sr. Escafí.
El tribunal se encargará de aplicar el correspondiente correctivo á esta colección de Cides.

Dia quatre de Juliol de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 1, publicava:
El Balear de anteayer hace una estensa reseña, llamémosla asi, de la sesión celebrada el viernes por el Ayuntamiento.
Según el colega los señores Escafí y Marroig trataron de aminorar su falta con evasivas; el Sr. Estade escurrió el bulto; el señor Escafí hizo un discurso de encargo pretendiendo entusiasmar al público, que le oyó con la mayor indiferencia, y el Sr. Alcalde con su conducta digna y patriótica, pulverizó, con hechos incontrovertibles, las infundadas elucubraciones del señor Escafí, de las que guardó solo el recuerdo, y bien triste por cierto.
¿Que tal? Lástima que el colega se haya olvidado de decirnos si el público se entusiasmó con la con ducta, digna y patriótica y los hechos incontrovertibles del señor Alcalde!. Pero no es esto todo. Dejemos al órgano de las Emes:
«El señor Rosselló no pudo oir impasible el cúmulo de absurdos ridículos y estrambóticos con que los señores Serra y Estade se proponían perturbar la marcha administrativa del municipio...»
La proposición de estos señores, absurda, ridícula, estrambótica, etc., etc., ¡fué aprobada por unaninimidad!
Vamos, el colega ya raya aquí en lo sublime, pero no para aun.
Luego ardió Troya, los ojos desencajados de loa señores Serra y Estade se salieron de sus órbitas (pobrecitos), y la coalición quedó maltrecha con la justa pretensión (como no había de ser justa para los camaleones de El Balear siendo contraria á la ley) nacida de una válvula reguladora de los trabajos coalicionistas.
Esto es soberbio, delicioso, divino...
Pero hay más aun.
«El señor Escafí que tenia preparada una sorpresa para que sirviera de lenitivo á los derrotados de aquella noche, pidió la palabra para dar lectura á un largo capitulo de cargos contra el Alcalde de Palma;... y el señor Ribot contestó en breves y elocuentes frases á la larga peroración de su antagonista deshaciendo aquella fantasmagoria que no pudo tener el éxito que se había propuesto el señor Escafí. »
Y... TABLEAU.
El escribidor de tan verídica reseña la haria seguramente de sobremesa después de haber sorbido café y copas y creyendo que iba á publicarse en la China.
¡Oh poder de un estómago agradecido!

Dia catorze de Juliol de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 2, publicava:
Ayer celebró el Ayuntamiento sesión semanal.
El despacho ordinario pasó sin incidente alguno.
A propuesta de D. Alejandro Rosselló se dejó sin efecto el acuerdo de la Junta Municipal unificando las fuerzas de policía: en lo sucesivo volverá á haber serenos, municipales y rurales si bien tendrán un jefe común que se denominará Capitán de La Guardia Muni cipal con el haber de 1.500 pesetas y se creará una sección de plazas de á caballo.
Se admitió la dimisión del concejal Sr. Castellà fundada en haber sido nombrado Magistrado suplente dé esta Audiencia y la del señor Borràs por ser accionista del Gas.
El señor Alcalde (Ribot) encargó á los concurrentes dismintieran los rumores que circulaban de haber muerto del cólera la noche anterior un sujeto en la calle de las Miñonas pues dicho individuo falleció de aplopejía.
El señor Mateu propuso que pagase el Ayuntamiento la fiesta de la Beata y que lo própio se hiciera con todas las festividades religiosas.
La proposición del Sr. Mateu fué aprobada por 13 votos contra 3 y 7 abstenciones.
Votaron SÍ:
Bestart— Salom — Sorá (D. Gabriel)— Aguiló (D. Mariano) — Mateu— Florit— Juau y Marroig— Cómes— Bausá y Nicolau — Piña — Escafí— Sorá (D. Antonio)— Señor Presidente (Ribot).
Votaron NO:
Fortesa (D. José) — Serra— Bisañes.
No votaron Sí ni NO:
Gari — Llull — Rosselló (D. Alejandro) — Barceló y Runggaldier — Montaner -Salvà y Galmés — Pou.

Dia catorze de Juliol de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 2, publicava:
AYUNTAMIENTO DE PALMA.
Esta corporación municipaL desde l.º del mes en curso la forman los señores siguientes:
ALCALDE. D. Pascual Ribot y Pellicer, Truyols, 8.
Tenientes de Alcaldes.
1. ° D. Alejandro Rosselló y Pastor, Morey 8.
2. ° » Heriberto Granell y Palmer, Palacio 42.
3. ° » Antonio Marroig y Bonet, Casa España 16.
4. ° » Antonio Llull y Planas, Caldés, 11.
5. ° » Bartolomé Montaner y Font, Carmen, 8.
6. ° » Guillermo Serra y Bennasser, Sans, 3.
7. ° » José Maria Puig y Miguel, Morey, 24.
8. ° » Francisco Píña y Aguiló, Siete Esquinas, 14.
Regidores.
1. º D. Gerónimo Rosselló y Ribera, Beato Alonsso, 3.
2. º » Mateo Enrique Lladó y Lladó, San Cayetan no, 16
3. ° » Bernardino Borràs y Pujol, Montenegro, 9.
4. º » Bartolomé Cómes y Florit, Son Ripoll (Son Sardina.)
5. ° » Domingo Escafi y Vidal: Llonjeta, 23.
6. ° » Mariano Aguiló y Cortés, San Bartolo mé, 39.
7. ° » Antonio Juan y Marroig, Hostales, 27.
8. ° » José Forteza y Bonnin, Juanot Colom, 10
9. ° » Antonio Bisañez y Amengual alfarería, 7.
10° » Antonio Sorá y Nadal, San Majin, 25 (Santa Catalina.)
11. ° » Gabriel Sorá y Font, Atarazanas, 27.
12. ° » Miguel Bauza y Nicolau, Alfarería, 17.
13. ° » Bartolomé Florit y Font, Molino de la Real (La Real)
14. ° » Martín Pou y Magraner, Copiñas, 3.
15. ° » José Rossich y Más, Zagranada, 9.
16. ° » Gabriel Pérez y Ros, Calatrava, 31.
17. ° » Miguel Salom y Pujol, San Lorenzo, 32.
18. ° » Gabriel Gari y Ros. Puerta del Mar, 44.
19. º » Juan Bestard y Giá, Valero, 1.
20. ° » Luis Castellà y Amengual, Beato Alon so, 64.
21. ° » Andrés Salva y Galmés, Bérga, 4.
22. ° » Jaime Vidal y Jaume, Samaritana, 14.
23. ° » José Barceló y Runggaldier, Seo, 7.
24. ° » Jual Mateu y Payeras. Rambla, 25.
Secretario. D. Francisco Gomila y Pujol. Brondo, 9.
Hay vacantes tres plazas de Regidor por haber sido declarados incapacitados los señores D. Pedro Alcover y Maspons, D Juan Sureda y Rodríguez y D. Ignacio Vidal y Bennaser.

Dia desset de Juliol de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 3, publicava:
El colegio médico farmacéutico se reunió anteayer en Junta General ordinaria para la renovación de la Directiva, quedando reelegidos, por gran mayoría, D. Lorenzo Muntaner, presidente; D. Pedro J. Estelrich, vicepresidente; D. Domingo Escafí, contador: D. Tomás Darder, secretario, y D. Juan Valenzuela, vicesecretario.
La misma sociedad celebrará esta noche su acostumbrada sesión literaria para tratar de las enfermedades reinantes.

Dia vint-i-un de Juliol de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 2, publicava:
LOCAL.
AYUNTAMIENTO.
Ayer á las l2 y media celebró su sesión ordinaria se manal.
Asistieron 23 Concejales y fueron: Ribot (presidente). — Escafi.— Pérez. — Rosselló (D. Alejandro). — Bisañez. — Gari. — Vidal. — Salom.— Juan y Marroig.— Florít.—Bestar t.— Serra.— Sorá (D. Antonio). — Salvá.— Bauzá.—Llull. — Aguiló. — Piña.— Cómes. — Mateu.— Pou.— Rossich.— Montaner.
Leída el acta de la sesión anterior fué aprobada.
Se aprobaron también por unanimidad varios dictámenes de distintas comisiones entre ellos uno para que á la nueva vía que se está abriendo entre las plazas del Aceite y Mayor se denomine Calle de Estade en honor de! difunto D. Miguel Estade y Sabater y en premio de los servicios que prestó á la población ocupando la Alcaldía durante la epidémia del cólera morbo asiático en 1865.
Se dió cuenta de una proposición de los constructores de carros de la puerta de San Antonio pidiendo trabajar en la vía pública y otra de los carniceros respecto á la venta de la carne del día anterior solicitando en ambas la derogación del reciente bando de la Alcaldia respecto al exacto cumplimiento de las Ordenanzas municipales y se acordó pasase á la comisión de Policía.
El señor Serra propuso que interin la Comisión dictamina y el Ayuntamiento acuerda lo oportuno continue la tolerancia con aquellos industriales y después de una larguísima y enojosa discusión en la que tomaron parte varios concejales se acordó desestimar la proposición del señor Serra por 14 votos contra 8 en esta forma:
Votaron por el cumplimiento inmediato de las Ordenanzas.
Escafí. — Rosselló (D. Alejandro.) — Vidal. — Salom. — Florit.—Bestart.— Mateu.— Salvá.— Bauzá (Batista.) — Aguiló. — Muntaner. — Pérez. — Piña. — señor Alcalde (Ribot.)
Votaron por tolerancia:
Bisañez. — Cómes.— Garí. —Juan.— Serra. — Llull. — Sorá (D. Antonio). — Rossich.
Los Sres. Llull y Serra presentaron una proposición por escrito esponiendo que el Ayuntamiento quería según acuerdo de la sesión anterior costear las funciones religiosas pero como no había consignación en presupuesto y al propio tiempo para dar pretesto á que dieran espansion á sus sentimiéntos católicos los partidarios de las fiestas suplicaban al Ayuntamiento se sirviese acordar se abra una suscripción voluntaria entre los Sres. Concejales que de su bolsillo particular desean costear aquellos espectáculos.
El Sr. Rosselló (D. Alejandro) presentó una contra proposición de No ha lugar á deliberar y puesta á votación fué aprobada por 16 votos contra 4 en esta forma:
Dijeron sí:
Escafi— Rosselló (D. Alejandro)- Cómes— Garí— Vidal— Salom— Juan y Marroig— Florit— Bestart— Mateu— Sorá (D. Antonio)— Bauzá— Aguiló— Montaner— Pérez— señor Alcalde (Ribot).
Dijeron nó:
Bisañes— Llull— Salvá— Serra.
A instancia del señor Serra se acordó que la comisión de Alumbrado averigüe el porque los serenos tienen el farol apagado gran parte de la noche.
Se acordó que por la Comisión de higiene se forme un alistamiento de aquellas habitaciones, vulgo botigons que no reúnan las condiciones higiénicas para ser habitados por personas humanas a fin de mandarlas desocupar.

Dia vint-i-tres de Juliol de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 2, publicava:
En la última sesión del Ayuntamiento quedó evidenciado que se quieren funciones religiosas pero que las paguen los que no son católicos y ¡viva el rumbo!
Nuestros amigos los señores Serra y Llull deseaban se pagasen del bolsillo particular de los Concejales pero No hubo lugar á deliberar.
Que votaran contra aquella equitativa proposición, destinada á cortar para siempre la eterna cuestión religiosa, los señores Escafí, Roselló (D. Alejandro), Mateu, Aguiló, Bauza (Batista) es muy natural porque son monárquicos y sabemos lo que es la monarquía; tampoco estrañamosque en contra votáran los señores Cómes, Salom, Florit y Bestard; porque no siendo carne ni pescado votaron lo que, sin costarles un céntimo, ha de proporcionarles un medio de lucir el fajín y la medalla, pero no comprenmos el voto de los republicanos señores Ribot, Garí, Vidal, Juan y Marroig, Sorá (don Antonio) Montaner y Pérez.
Estos señores debieron saber que es dogma en el partido republicano la separación de la Iglesia del Estado, ó sea la Iglesia libre en el Estado libre ó en términos más claros: el que quiere misa que la pague, pues mientras haya un solo contribuyente no católico es una iniquidad obligarle á costear una religión que no profesa.
Todos los días los católicos se quejan de los ingleses porque obligan á los irlandeses á contribuir al mantenimiento del culto protestante, de los rusos porque hacen que los polacos paguen el rito oriental, pero encuentran lo más natural del mundo que protestantes, rusos, moros y chinos mantengan á los curas romanos ¿Donde está la justicia? ¿Donde la lógica?
Nosotros queremos la libertad y el derecho para todos, respetamos todos los cultos pero no queremos que haya uno, llámese católico, protestante ó judío, que esplote á los demás ni tenga sobre ellos un irritante privilegio.
Desgraciadamente la mayoría del Ayuntamiento no piensa así. Acatamos el acuerdo de la Autoridad pero no podemos aplaudirlo, como no lo aplaudirá ninguna persona imparcial sea ó no católica.
Los señores D. Andrés Salvà y Galmés, D. Antonio Bisañez y Amengual, D. Antonio Llull y Planes y don Guillermo Serra y Bennasser al votar por la libertad y por la justicia dieron una muestra más de su consecuencia y dé que en cuestiones religiosas no caben componendas, medias tintas ni equilibrios. O aceptar el monopólio católico con todos sus consecuencias, la Inquisición inclusive, ó suprimir todos los privilegios, pór pueriles que á primera vista parezcan, y tratar á la religión de los Papas por el rasero del derecho común.
Tal vez alguno nos salga con el despropósito de que todo es cuestión de mayorías y de votos. Lo negamos en absoluto. El derecho y la verdad no se votan; aunque todo el mundo nos negara la libertad de nuestra conciencla nuestra conciencia seria libre, aún que todo el mundo negara que los tres ángulos de un triángulo valen dos rectos valdrían no obstante 180 grados, y además tal argumento es espada de dos filos y que aceptado pudiera venir un tiempo en que se impusiera una contribución á los católicos para retribuir á los curas protestantes sin más fundamento que el de mayorías y de votos.
Nosotros no realizaremos ni aplaudiremos este hecho pero si otros lo realizan los católicos no podrán quejarse: se les haría impuesto la pena del talión y muy merecidamente.

Dia trenta-un de Juliol de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 2, publicava:
LOCAL.
AYUNTAMIENTO.
A la sesión del viérnes asistieron 23 concejales incluso al Sr. Ribot que la presidió.
El despacho ordinario no ofreció nada de notable. Se dió cuenta del dictamen de la mayoría de la Comisión de Policía y del voto particular de los Sres. Llull y Serra referentes al asunto de los constructores de carros de la plaza de San Antonio.
La mayoría propuso que se cumpliesen exactamente las Ordenanzas municipales en toda Palma y en su consecuencia que no se tolere que los citados industriales continuen ocupando la vía pública admitiéndose la adición durante la discusión de que se concediese á los constructores citados y á los esparteros, el plazo de un mes á fin de que dentro de él normalicen su situación.
El voto particular, fundado en los grandes perjuicios que han de irrogarse á aquellos industriales, á carecer de sitio en sus casas, y à la inveterada costumbre de ocupar la via pública, proponíase les siguiera tolerando hacerlo asi, sujetos empero á pagar un tanto anual por metro cuadrado de vía pública que ocupen.
Larga y empeñada fué la discusión en la que tomaron parte los señores Rosselló (D. Alejandro), Serra, Bizañes. Juan y Marroig, Aguiló, Escafi y no recordamos si algun otro y por fin vino la votación siendo aprobado el dictámen de la mayoría en la forma indicada por 13 votos contra 10.
Dijeron sí:
Vidal— Salom— Piña— Bestart— Perez— Salvá— Aguiló— Florit— Comes— Granell— Escafi— Rosselló (D. Alejandro) — Sr. Presidente (Ribot).
Dijeron nó:
Bizañes - Gari—Forteza— Mateu— Bauza— Juan y Marroig— Sorá (D. Gabriel)— Sorá (D. Antonio)— Serra — Rosiçh.
Durante la discusión el señor Rosich manifestó que estaría conforme con el parecer de la mayoria si en vez de un mes el plazo fuera más largo y el señor Juan y Marroig espresó que si no estaba conforme en absoluto con el dictámen de la mayoría, tampoco concordaba con el de la minoria, en el estremo de hacer pagar un impuesto municipal à los que ocupasen la vía pública, porque el trast de frente las tiendas era del propietario de los mismos y no del Ayuntamiento.
Después de votado aquel empeñadísimo asunto el señor Bestart escitó el celo de la Alcaldía para que las Ordenanzas municipales se cumpliesen totalmente y en especial respecto á los perros que andan sueltos por todas partes, y otro concejal, cuyo nombre no tenemos presente en este momento, pidió que debiendo ser la ley igual para todos se quitase el toldo que invade la acera frente el cuartel del Carmen.
Por último á propuesta del señor Salvá se acordó ele var una esposición al Gobierno pidiendo ceda al Ayuntamiento el edificio del antiguo Consulado, junto á la Lonja, los llamados estancos de la Sal y del Tabaco, en la plaza de la Constitución, y no sabemos si algo más.
Aunque en el pedir no hay engaño estrañamos del señor Salvá que hiciera en sério aquella proposición pues, aparte que hay una Real órden que prohibe espresamente tales pedidos, el buen sentido dicta que el Gobierno no puede regalar al Ayuntamiento de Palma fincas nacionales en perjuicio de los intereses generales. Por otra parte es de todo el mundo sabido que en el Consulado ha de levantarse un edificio para oficinas de Hacienda y Aduana, de cuyos planos está encargado el Arquitecto D. Juan Guasp, y que está acordado la venta en pública subasta de los dos estancos para destinar su producto á los gastos que aquel origine.
Nos duele que el Ayuntamiento tome acuerdos que redundan en su desprestijio por mas que revelen la mejor intención y pidan cosas que indudablemente fueran muy buenas pero es como si se pidieran peras al olmo.
Y se levantó la sesión bien cerca las tres de la tarde.
El público no era tan numeroso como otros dias.

Dia tres de Agost de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
De nuestro estimado colega el Balear son los dos sueltos que copiamos á continuacion:
"El órgano de los sinalagmáticos, en su afán de atacar á nuestro dignisimo Alcalde dice que emitió su voto, en la ultima sesión que celebró el Ayuntamiento, en un asunto en que estaba interesada la sociedad Asistencia Palmesana a pesar de ser socio de la misma, y por consiguiente interesado en el asunto; pero se calla el nombre de varios amigos suyos, socios también que tomaron parte en la votación, pero con la única diferencia que el señor Ribot votó de conformidad con la enmienda del Sr Escafí contraria á los intereses particulares de la Asistencia Palmesana y por consecuencia á los suyos pro pios, según la opinión del colega, y los señores Bisañez y G. Serra y B. socios también, presentaron el dictamen favorable á sus intereses, votándolo uno de ellos y no teniendo valor para no pre senciar la derrota de su propio dictamen. Así se escribe la historia."

Dia vint-i-un de Agost de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 2, publicava:
Ayer en el huerto de can Marill del Molinar de Levante un niño de ocho años pereció ahogado en un estanque de donde le casó un peón de albañil. Apesar de los esfuerzos del Teniente de Alcalde D. Antonio Llull, que casualmente encontróse en el lugar de la catástrofe, para devolver la vida al niño, si alguna acaso le restaba oculta por la asfixia, infortunadamente resultaron iuútiles. Acudieron allí D. Domingo Escafí y D. Agustín Salvá, dos de los facultativos que había mandado llamar D. Antonio Llull, quienes declararon que la muerte del niño era debida á la asfixia, que tal vez no hubiera ocurrido, si se hubiera á tiempo atacado.
Reciban los padres del pobre niño nuestro pésame, y la enhorabuena el teniente de Alcalde por su solicitud y actividad ante aquella irreparable desgracia.

Dia trenta de Agost de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 2, publicava:
Por falta de número no pudo tener lugar anteayer la Junta municipal, pues siendo necesaria la asistencia de 37 vocales, mitad más uno de los que la constituyen, solo asistieron los señores
Concejales.
D. Pascual Ribot.
» Antonio Llull.
» Bartolomé Muntaner.
» Guillermo Serra.
» M. Enrique Lladó.
» Domingo Escafí.
» Mariano Aguiló.
» Antonio Bisañez.
» José Forteza.
» Juan Mateu.
Asociados
» Gabriel Oliver y Morey.
» José Alcover y Maspons.
» Antonio Vaquer.
» Luís Miró y Pomar.
» Juan Deyá.
» Bartolomé Horrach.
» Gabriel Gil y Coll.
» Bernardo Obrador.
Total 18.

Dia sis de Setembre de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 3, publicava:
En la sesión celebrada ayer por la Junta municipal, después de aprobado el dictámen de la Comisión encargada de examinar las cuentas municipales de los años 1879-80 á 1881-82, en el que se proponía su aprobación, dióse lectura á la circular de la Comisión provincial referente á la creación de un arbitrio sobre la esportacion de los vinos.
Los Sres. Rosselló (Alejandro,) Alcover (José) y Serra lo combatieron: bajo el punto de vista económico, por los gastos que su recaudación ocasionaría; por no considerar justo ni equitativo gravar un producto y á los otros no, y sobre todo por la odiosidad que se tiene á los impuestos indirectos, y por lo que al fraude se prestan, aprobándose por unanimidad informar á la Diputación en este sentido y el nombramiento de una comisión compuestas de los Sres. Rosselló, Alcover y Escafí encargada de redactar el informe, después de lo cual se levantó la sesión.

Dia vint-i-quatre de Setembre de 1883

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Según manifiesta nuestro colega El Balear en una de las últimas sesiones celebradas por el Ayuntamiento de esta capital, se nombró una comisión compuesta del Alcalde Sr. Ribot, del Teniente señor Roselló (D. A.) y del concejal señor Escafí, para que en presentación de la Corporación municipal vayan á la Córte, al objeto de gestionar el cobro de las considerables cantidades que está adeudado el Estado á este Municipio.

Dia vint-i-nou de Setembre de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 3, publicava:
A tenor de lo dispuesto por la ley en la sesión de anoche procedió el Ayuntamiento á la renovación periódica de la mitad de la Comisión Inspectora del Censo electoral para Diputados á Córtes del Distrito de Palma saliendo los dos vocales más antiguos que lo eran los señores Ribot (padre) y Ramonell, cuyo cargo venían desempeñando desde que la Comisión se creó, y siendo elegidos los señores Estade y Escafí.
La Comisión queda en su consecuencia constituida en esta forma:
Presidente.
El Alcalde de Palma.
Vocales.
D. Antonio Reus y Cabot.
D. Francisco Sancho y Más.
D. José Estade y Coll.
D. Domingo Escafí y Vidal.
Secretario. El del Ayuntamiento de Palma.
Como notará el lector los cuatro vocales pertenecen al partido democrático.
¡Ni uno para el Gobierno!
Es mucho cuento que los truchimanes sean paulatinamente arrojados de todas partes.
Nosotros nos hacemos un deber de felicitar al Ayuntamiento por la designación de los señores Estade y Escafí, cuya competencia en materia electoral evitará en lo futuro las escandalosas trampas que el público indignado presenció en otras épocas.

Dia dos de Octubre de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
La Comisión Inspectora del Censo electoral queda constituida del siguiente modo en esta ciudad:
Presidente. Alcalde de Palma.
Vocales. — D. Antonio Reus Cabot. — D. Francisco Sancho Mas. — D. José Estades Coll.— D. Domingo Escafi Vidal.
Secretario. — El del Ayuntamiento.

Dia setze de Octubre de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
El jueves salen, según se dice para Madrid los Sres. Ribot, Escafí y Rosselló (D. Alejandro) para gestionar en comisión del Ayuntamiento, el traspaso de los Consumos que actualmente recauda la hacienda.

Dia desset de Octubre de 1883

El liberal : órgano democrático de la isla de Meno a la seva pàgina 3, publicava: Leemos en «El Isleño»: El próximo jueves dícese saldrá para Madrid la comisión del Ayuntamiento de Palma nombrada para gestionar la definitiva resolución de asuntos de interés para nuestro municipio Forman esta comisión los Sres. Ribot,. Rosselló (D. Alejandro) y Escafí. Creemos que mucho pueden aducir estos señores en pró de su cometido y otro tanto pueden alcanzar como encuentren la atención que se merecen.

Dia devuit de Octubre de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
También marcha hoy, á la Córte una Comisión del Ayuntamiento de Palma, á gestionar sobre asuntos de interés para la Corporación municipal. La componen nuestros amigos D. Alejandro Rosselló, D. Pascual Ribot y Pellicer y D. Domingo Escafí.

Dia denou de Octubre de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer tuvimos el gusto de despedir á nuestros particulares amigos Sres. Feliu, Lladó, Rosselló (D. Alejandro), Rosselló (D. Gerónimo) y Escafí que se embarcaron en el vapor Unión, para Valencia y Madrid.

Dia denou de Octubre de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer salió para Madrid la comisión del Ayuntamiento compuesta de los señores Escafí, Ribot y Rosselló, D. Alejandro.
Muchas fueron las personas que estrañaron ayer tarde, no ver en el muelle, á la salida del vapor Union, al Sr. Líos para despedir al Sr. Alcalde de real órden, ó los demás vocales del Comité de la Izquierda.
¿Qué pasa al Sr. Lois? ¿Es que está reñido con el primero y los segundos no quieren apoyarle? A una y otra cosa se atribuía ayer su ausencia.

Dia denou de Octubre de 1883

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
En el vapor correo de ayer salió con dirección á Madrid la comisión de nuestro ayuntamiento que va á gestionar con el gobierno el abono á la corporación municipal de las considerables cantidades que el Tesoro le adeuda.
Componen esta comisión los señores Pascual, Rosselló y Escafí.
Deseámosles feliz despacho.

Dia deu de Novembre de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer llegaron procedentes de Madrid y Barcelona nuestros particulares amigos, representantes de la izquierda, señor Rosselló (D. Gerónimo), Feliu, Escafí y Lladó.
Dámosles la bienvenidad.

Dia deu de Novembre de 1883

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer llegaron también procedentes de Madrid los señores D. Gerónimo Rosselló, D. Mateo Enrique Lladó y D. Domingo Escafí, pertenecientes los dos primeros á la comisión del partido izquierdista y el último a la enviada por el Ayuntamiento. De esta quedan aun en Madrid los señores D. Alejandro Rosselló y D. Pascual Ribot.

Dia dotze de Novembre de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 2, publicava:
En la sesión celebrada el viérnes último por el Ayuntamiento de Palma, el concejal D. Domingo Escafí, en nombre de la Comisión elejida por el mismo, para gestionar con el Gobierno ciertos asuntos de interés para el Municipio, dió cuenta de su cometido, diciendo que si bien ninguno de los tres puutos principales quedaban resueltos, estaban admitidos en principio, encontrándose en terreno satisfactorio.
Los tres puntos principales son los siguientes:
Primero. La liquidación y abono de las cantidades que el Ayuntamiento alcanza de la Hacienda.
Segundo. El que se ceda al Ayuntamiento la administración de consumos por la cantidad que tiene ofrecida, con lo que el Tesoro y la corporación saldrán gananciosos.
Y Tercero. Que se lleve á cabo el derribo de las murallas.
Nos tememos sin embargo, que apesar de encontrarse en terreno satisfactorio estos tres puntos tan interesantes para la buena marcha del Ayuntamiento, pasaremos muchísimo tiempo en verlos resueltos, puesto que las corrientes descentralizadoras del actual Gobierno no son muy favorables á los intereses de los Municipios.
No podemos menos de aplaudir el que se hayan planteado y gestionado tres puntos tan capitales, que su resolución interesa á la prosperidad de esta capital. En caso de no conseguirse ahora, tal vez vengan otras situaciones políticas mas avanzadas, que las resuelvan del modo que Palma desea.

Dia tretze de Novembre de 1883

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
En la sesión celebrada el último viérnes por el Excmo. Ayuntamiento de esta ciudad, después del despacho ordinario, el concejal Sr. Escafí dió cuenta de las gestiones que la Comisión ha practicado en Madrid, sobre los siguientes tres puntos objeto de su cometido.
1.º Liquidación y abono de las cantidades que el Ayuntamiento alcanza de la Hacienda.
2.° Que se cediese al Ayuntamiento la administración de consumos por la cantidad que tiene ofrecida, con lo que el Tesoro y la corporación saldrían gananciosos.
3.° Que se autorizase el derribo de las murallas de esta capital.
El Sr. Escafí, en nombre de la comisión, expresó que si bien ninguno de los tres puntos en que la comisión se interesó estaba resuelto, quedaban admitidos en principio y en terreno satisfactorio.
El Ayuntamiento hizo constar en acta un voto de gracias á la comisión, dos de cuyos individuos, los señores Ribot y Rosselló Don Alejandro, están aun en la Corte.

Dia denou de Novembre de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 2, publicava:

Dia un de Desembre de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 3, publicava:
Anoche se aseguraba, que acompañarán al señor Gobernador en su viaje á Ibiza los señores Feliu y Socias y Caymari.
Unos interpretaban el hecho como un precedente de que la conciliación quedaba realizada, mientras otros lo interpretaban de un modo completamente opuesto.
Añádese que la conciliacion quedará realizada el día, no muy lejano en que será nombrado el señor Escafí médico del Hospital.

Dia cinc de Desembre de 1883

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
GACETILLA LOCAL.
Reunida ayer la Junta municipal, en segunda convocatoria, á fin de acordar si debían ó no admitirse las modificaciones introducidas en el presupuesto municipal del próximo año económico, al tratar de la cantidad de 1800 pesetas destinadas á sufragar las funciones religiosas, y que la Comisión entendía que debían eliminarse; pasado á votación nominal esta cuestión, dió el resultado siguiente:
Votaron para que se celebren las fiestas religiosas, los señores
D. Pascual Ribot.
D. Heriberto Granell.
D. Martin Pou.
D. Bernardo Obrador y Mut.
D. José Barceló y Runggaldier.
D. Miguel Bauzá.
D. Gabriel Felíu.
D. Gabriel Pérez y Ros.
D. Juan Mateu.
D. Domingo Escafí.
D. Francisco Juan y Rigo.
D. Mariano Aguiló.
Votaron para que fuesen suprimidas, los señores
D. Antonio Villalonga Escalada.
D. Guillermo Serra.
D. Benito Pons.
D José Ancona.
D. Bartolomé Horrach.
D. Antonio Llull.
D. Antonio Garí.
D. José Rosich.
D. Gabriel Oliver y Morey.
D. Gabriel Gil.
También se consignaron las cantidades suficientes para el haber del arquitecto municipal.

Dia onze de Desembre de 1883

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 3, publicava:
En la última sesión del Ayuntamiento se acordó habilitar dos habitacienes contiguas al cuartelillo de la Guardia municipal, dotándolas de los utensilos indispensables para prestar los primeros socorros en caso de cualquier desgracia, nombrándose una comisión encargada de dirigir los trabajos necesarios, cuya comision la constituyen los Concejales facultativos Sres. Aguiló, Escafí, Serra y Sorá.
Sabemos que ayer mismo se tomaron ya las debidas disposiciones para que tan útil mejora sea un hecho á la mayor brevedad dosible.
Aplaudimos sinceramente la medida.

Dia quatre de Gener de 1884

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Con un atento B.L.M. nos remite don Gabriel Martorell un ejemplar de los discursos leídos por dicho Sr. y D. Domingo Escafí en la sesión inaugural celebrada por la Real Academia de Medicina y cirugía el 31 de Enero de 1883.
Agradecemos als Sr. Martorell la atenta galantería con que nos ha favorecido.

Dia cinc de Gener de 1884

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 3, publicava: Hemos recibido un ejemplar de los discursos leídos en la Real Academia de Medicina y Cirujía, por nuestros distinguidos amigos los señores D. Domingo Escafí y D. Gabriel Martorell, notables ambos y de los que procuraremos ocuparnos con más estension.

Dia vint-i-quatre de Gener de 1884

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca.
Esta Academia celebrará la sesión pública inaugural del presente año el día 25 de los corrientes á las siete de la noche, leyendo el discurso de reglamento el señor Socio numerario D. Jacinto Bestard.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma, 24 de Enero de 1884.- El Secretario de gobierno Domingo Escafí.

Dia vint-i-cinc de Gener de 1884

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca.
Esta Academia celebrará la sesión pública inaugural del presente año el día 25 de los corrientes á las siete de la noche, leyendo el discurso de reglamento el señor Socio numerario D. Jacinto Bestard.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma, 24 de Enero de 1884.- El Secretario de gobierno Domingo Escafí.

Dia vint-i-sis de Gener de 1884

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 3, publicava:
Anoche celebró la sesión pública inaugural la Real Academia de Medicina y Cirugía de esta capital.
El Secretario de Gobierno Sr. Escafí leyó una bonita reseña de los trabajos que han ocupado á la Corporación durante el año último.
El sócio D. Jacinto Bestart leyó una memoria en que se ocupó de política, de religión y de otras muchas cosas que, en nuestro concepto, guardan tanta relación con la Academia como las condiciones "terapéuticas" con las aguas potables.
De su audición solo pudimos deducir que hay dos DIOSES, uno bueno y otro malo, y que la mejor forma de gobierno es la Republicana.
Concluída la lectura, el Sr. Presidente declaró inauguradas las sesiones del presente año.
Deploramos que en una corporación de la importancia de la Academia se den espectáculos como el de anoche.

Dia nou de Febrer de 1884

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
En la sesión celebrada anoche por el Ayuntamienlo de ésta Capital, bajo la presidencia de don Martin Pou, dióse cuenta de una comunicación del señor Gobernador, en que después de numerosos «resultandos» y «considerandos» que una vez enterados de los mismos, analizaremos, declara dicha autoridad haber acordado suspender á D. Pascual Ribot y Pellicer de los cargos de Alcalde y Concejal.
Tomando la palabra el Sr. Vidal dijo que aunque por una simple audición era difícil hacerse cargo del estenso documento que acababa de leerse, era notorio que en él se hacian diversas imputaciones al Sr. Ribot como concejal, y que así en este concepto, cómo por cuanto atañe á la administracien de los fondas municipales, procedia que la corporación se declarase solidaria de los actos del señor Ribot; y así lo proponía al Ayuntamiento.
El Sr. Escafí sostuvo que no había lugar á deliberar sobre la proposición del señor Vidal, porque no quería hacerse solidario de las faltas que pudiesen imputarse al Sr. Ribot; que en lo referente á actos verificados por el Sr. Ribot con sus votos como concejal, claro está que cuantos hubiesen votado en el mismo sentido eran de hecho solidarios sin necesidad de declararlo; y que la honradez y el buen nombre del Sr. Ribot estaba fuera de toda discusión, puesto que nadie la habia puesto en duda.
En análogo sentido se espresó el señor Pou.
El Sr. Salvá apoyó la proposición del señor Vidal, y puesta á votación la del señor Escafí fué aprobada por once votos contra nueve.
En resumen; ha sucedido lo que se esperaba dados los procedimientos peculiares del partido gobernante; los conservadores en carácter; solo que esta vez empiezan escediéndose á si mismos.
Continuaremos ocupándonos de este particular.
Debemos hacer constar, que al tomar posesión de la Alcaldía de Palma en 25 de Noviembre de 1883 el Sr. Ribot, encontró un plantón enviado por la superioridad, á causa de los atrasos que el Ayuntamiento tenia con la Diputación provincial; con que se debían tres mensualidades à los empleados; que la Academia de Bellas Artes y los maestros de escuela no podian atender á sus necesidides por falta de fondo; y con que los contratistas no querian proporcionar materiales para el Ayuatamíento, porque no se les pagaba. Hoy sale de la Alcaldia dejando satisfechas al dia todas las obligaciones del presupuesto corriente, bastantes atenciones de los pasados; habiéndoes amortizado durante su administración una gran parte de bonos y cupones municipales, rebajado las cantidades de los pagarés garantizados por particulares, empedrada la cuesta de Brosa, y otras vías importantes, y habiéndose hecho además un gran número de mejoras que redundan en bien ds la población.

Dia onze de Febrer de 1884

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
En nuestro estimado colega El Balear del sábado loemos lo siguiente:
«En la sesión celebrada anoche por el Ayuntamienlo de ésta Capital, bajo la presidencia de don Martin Pou, dióse cuenta de una comunicación del señor Gobernador, en que después de numerosos «resultandos» y «considerandos» que una vez enterados de los mismos, analizaremos, declara dicha autoridad haber acordado suspender á D. Pascual Ribot y Pellicer de los cargos de Alcalde y Concejal.
Tomando la palabra el Sr. Vidal dijo que aunque por una simple audición era difícil hacerse cargo del estenso documento que acababa de leerse, era notorio que en él se hacian diversas imputaciones al Sr. Ribot como concejal, y que así en este concepto, cómo por cuanto atañe á la administracien de los fondas municipales, procedia que la corporación se declarase solidaria de los actos del se ñor Ribot; y así lo proponía al Ayuntamiento.
El Sr. Escafí sostuvo que no habíaa lugar á deliberar sobre la proposición del señor Vidal, porque no quería hacerse solidario de lass faltas que pudiesen imputarse al Sr. Ribot; que en lo referente á actos verificados por el Sr. Ribot con sus votos como concejal, claro está que cuantos hubiesen votado en el mismo sentido eran de hecho solidarios sin necesidad de declararlo; y que la honradez y el buen nombre del Sr. Ribot estaba fuera de toda discusión, puesto que nadie la habia puesto en duda.
En análogo sentido se espresó el señor Pou.
El Sr. Salvá apoyó la proposición del señor Vidal, y puesta á votación la del señor Escafí fué aprobada por once votos contra nueve.
En resumen; ha sucedido lo que se esperaba dados los procedimientos pecu liares del partido gobernante; los conservadores en carácter; solo que esta vez empiezan escediéndose á si mismos.
Continuaremos ocupándonos de este particular.»
Ante todo debemos manifestar la estrañeza que nos causa la suspensión del señor Ribot del cargo de concejal, porque si motivos hay, que lo dudamos, para dicha suspensión, debería esta envolver también á todos aquellos concejales que con ei Sr. Ribot acordaron lo que haya motivado tan arbitraria medida.
Harto sabemos que los gobiernos conservadores tienen por costumbre no reparar en los medios cuando se proponen realizar un fin. Nosotros creiamos que hubiera tenido valor bastante este gobierno para apoyar la suspensión del Alcalde de Palma en razones puramente políticas, pero acudir, como se nos asegura que ha acudido, á capciosos y fútiles pretextos, ni es digno de quien se atreve á tomar resolucienes tan extremas, ni puede merecer mas que amargas censuras.
Los conservadores deseaban la vacante de la Alcudia de Palma; lo comprendemos perfectamente; nosotros á haberla ocupado se la hubiéramos cedido en seguida, pero sí no lo hubiésemos hecho, lo único que hubiera podido causarnos despues satisfacción, fuera el ver como un partido, enemigo declárado nuestro, no encontraba mas medio que el capricho y la arbitrariedad para realizar un fin puramente político, falto de otros medios serios y legítimos.
Tal vez nos ocuparemos mas estensa mente del asunto, si la cuestion dá juego, que lo dará indudablemente. T

Dia quinze de Febrer de 1884

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 1, publicava:

Dia quinze de Febrer de 1884

El balear : periódico de la tarde a la seva pàgina 1, publicava: Y a propósito ¿que dicen á esto del libramienio para los gastos de viaje los señores D. Alejandro Rosselló v D. Domingo Escafi que formaron con él Sr. Ribot, la comisión que fué á Madrid? Ellos saben que el Ayuntamiento acordó á propuesta del Sr. Serra el viaje y que los gastos se pagaran de Imprevistos; ellos saben que esto mismo fué comprendido en una de las distribuciones de fondos propuestos por la comisión de Hacienda; pues bien los señores Rosselló y Escafi, como concejales, como miembros de la comisión de Hacienda, como compañeros del señor Ribot en la comisión mencionada ¿dejarán que pese sobre ellos un cargo semejante? Porque, no hay tu tía: ó la inculpación no se dirije á nadie, ó se dirije en último termino contra todos los señores concejales y en primer termino contra el Sr. Ribot y los señores Rosselló y Escafi, los cuales si callaran, si no se defendieran publicamente en el Consistorio donde se sientan aun, vendrían á reconocer que la imputacion es justa, que el Ayuntamiento votó una ilegalidad y que ellos se prestaron á ser instrumento activo de esta ilegalidad. Y como nada de esto es creíble ni siquiera imaginable, los señores Rosselló y Escafi no pueden permanecer mudos á fuer de personas dignas. Que no hay tal acuerdo ilícito es evidente; pero no basta esto; es preciso que esos señores para sincerarse manifiesten su opinión conforme en la muestra.

Dia setze de Febrer de 1884

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
En la sesión celebrada anoche por el Excelentísimo Ayuntamiento se presentaron las dimisiones de los Concejales Sres. D. Jerónimo Rosselló, don José María Puig, D. Domingo Escafí, D. Miguel Mateu y D. Alejandro Rosselló, alegando éstos que eran accionistas de la Sociedad Alumbrado por Gas.
Les fueron admitidas, acordándose comunicarlo al Sr. Gobernador civil para los efectos consiguientes.

Dia setze de Febrer de 1884

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 3, publicava:
En la sesión que celebró anoche el Ayuntamiento se dió cuenta y se admitieron las renuncias que de los cargos de concejal presentaron los señores Rosselló (D. Gerónimo) Rosselló, (D. Alejandro) Escafí, Mateu; Puig, y Bestart. Total 6.
Estas vacantes unidas á las que existen por dimi sión de los señores Borràs y Castellà y anulación de la elección de los señores Alcover, Vidal y Sureda suman 11.
Con una mas habrá las necesarias para una elección parcial; es decir, una tercera parte del número total de Concejales.
(...)
En la sesión celebrada anoche por el Ayuntamiento dióse cuenta de las dimisiones que del cargo de Concejal habían presentado los Sres. Bestard, Rosselló D. Gerónimo, Escafí, Rosselló D . Alejandro, Mateu y Puig. Lá- del 1º fué aceptada sin disensión; más respecto á las demás usó de la palabra el Sr. Salvá, quien sustuvo que el poseer una acción de la Sociedad «Alumbrado por Gas» no debia considerarse motivo de incompatibilidad, tanto mas tratándose de algunos de los dimitentes que hablan venido siendo el nérvio de la Corporación, de cuya ausencia debería resentirse necesariamente; analizó sus condiciones especiales y concluyó pidiendo que no se les admitiera la renúncia.
Contestósele que la ley no admitía distinciones y que siendo jurisprudencia sentada por el Ayuntamiento declarar incompatibles á los accionistas de la citada Sociedad, debían admitirse las citadas dimisio nes por mas que doliera á todos los Sres. Concejales la pérdida de tan distinguidos compañeros, cuyas es peciales condiciones eran por todos reconocidas, y después de ligeras rectificaciones se acordó que les fueran aceptadas.
Acto seguido manifestó el Sr. Presidente que, sumadas las seis vacantes que acababan de declararse á las cinco que antes existían y á la ocasionada por la suspensión del Sr. Ribot resultaban doce que son la tercera parte del número de concejales, y por consiguiente correspondía comunicarlo al señor Gobernador de la provincia para que convoque elecciones parciales, al objeto de cubrir dichas vacantes arregladamente á la ley, acordándose así.
Para cubrir la vacante de Regidor Síndico que deja el Sr. Escafí fue elegido por unanimidad el señor Aguiló.
Se aprobaron varios dictámenes de interés particular y se levantó la sesión.

Dia devuit de Febrer de 1884

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
LOCAL.
Es lo que faltaba que ver. El Demócrata convertido en órgano vergonzante de los consevadores. Pidal y Ruiz Zorrilla en una pieza.
El espectáculo no es nuevo; mas de una vez había fermentado en la caldera radical, mas de una vez habían hervido en inverosimil é insana mistura de las pasiones, los odios conservadores dentro de esa caldera de Macbeth en cuyo fondo la impiedad, la saña antidinástica, en una palabra, todas las harpias de la revolución, aderezaban y removían los sapos y culebras que han lanzado a menudo contra las cosas mas sagradas y augustas.
Desde aquel mismo sitio se nos dice ahora que una fatalidad inexorable pesa sobre nosotros y se nos hacen presagios funestos. No hay que hacer el coco, señores. Es inútil molestarse; conocemos la voz.
Ademas el conducto escogido, no es el mejor. Estamos ya acostumbrados á que El Demócrata nos recete la extremauncion después de lo cual continuamos gozando de perfecta salud.El demócrata con motivo de los comentarios que nos ha merecido la resolución dictada contra el Sr. Ribot. Según noticias, cargados ya los arcabuces, faltaba lugar adecuado donde dispararlos y andaban de ceca en meca los arcabuceros hallando por todas partes la puerta cerrada; mas ved ahí que dan con una fortaleza poco menos que vacía y desamparada, se cuelan de rondón envolviéndose y ocultándose en el deshilachado y mustio pabellón, nos hacen fuego.
Al tentarnos el cuerpo no encontramos ningún hueso roto.
¿Cuales son los argumentos usados por El Demócrata en contra de los que hemos aducido impugnando la resolución citada? Nos habla el colega de seriedad, de principios, de convicciones; nos llama transfugas, grupo repulsivo á toda idea política, pondera las simpatías conquistadas por los conservadores de esta provincia, aplaude su actitud, y se queda tan satisfecho.
Dice que no está llamado á defender la autoridad cuya órden hemos censurado y después de esto transcribe integramente la orden, con lo cual, en efecto, no defiende á dicha autoridad, sino que corrobora nuestros asertos.
Hablar de fé política un periódico en que caben todas las politicas y todos los intereses, desde los federales hasta los izquierdos y los conservadores, que habla de las simpatías conquistadas por las mismas personas á quienes ha injuriado y adula hoy á un partido que era ayer el blanco de sus feroces iras! ¡Llamarnos transfugas el representante ó pretendido representante de un grupo, presa de la disolución y la gangrena, que ve desprenderse uno por uno todos sus miembros! ¡Negar nuestra convicción y nuestra sinceridad politica El Demócrata que figurando en las avanzadas del radicalismo, aprueba las suspensiones de los alcaldes hechas según la frase que usa, á mano airada, y cuando otro periódico, solo por haber manifestado su deseo de conocer un estenso documento es obligado terminantemente á insertarlo, no tiene una palabra de reprobación ni de censura, ni se cree en el caso de volver por la independencia y la dignidad de la prensa hollada y vulnerada de un modo que no tiene precedente mas que en tiempos de ominoso recuerdo!
Tanto si habla El Demócrata por cuenta agena, según creemos, como si habla por cuenta propia, estamos dispuestos á sostener el parangón; y en cuanto á la autoridad con que pretende calificarnos, es de todas maneras, irrisoria y nula. Ni para espanta pájaros, sirve ya su bandera.
Después de haber tocado el ragistro conservador, toca en su artículo número tres el registro izquierdista. ¿Para qué? para manifestar en son de ataque su opinión acorde con la nuestra. Digimos nosotros que el Ayuntamiento acordó con perfecto derecho que se sufragaran del capitulo de imprevistos los gastos del viaje en comisión hecho á Madrid por los Sres. Rosselló, Escafí y Ribot, y que por lo tanto el Alcalde debió autorizar el respectivo libramiento siendo en consecuencin de todo punto infundado el cargo que por dicho libramiento se le hizo como uno de los motivos del acuerdo de suspen sion. Y digimos ademas que los concejales que votaron el gasto referido y con especialidad los Sres. Rosselló y Escafí se hallaban on el caso de emitir su opinión sobre el asunto, porque de lo con trario podría inlerpretarse su silencio en el sentido de estar conforme con el "resultando" á que nos referimos y esta conformidad supondría que aun siendo el gasto como es, evidentemente legal, los Sres. Rosselló y Escafí lo juzgaban ilegal, y en el triple concepto de concejales, miembros de la comisión de Hacienda y de la comisión designada para ir á la Corte, votaron, propusieron é hicieron un gasto en su concepto ilegal.
Y dice El Demócrata «que los gastos ocasionados por el viaje á Madrid pudie ron autorizarse sin la aprobación de la Junta Municipal» que es lo que nos proponíamos demostrar y la declaración que pedíamos á los Sres. Rosselló y Escafí y nos dá El Demócrata aunque á regañadientes, no sabemos si en nombre propio ó por poderes. Tenga entendido el colega que no buscamos complicidades ni podemos buscarlas de faltas que no existen. Su lenguage escurridizo, y no el nuestro preciso y terminante, pudiera ser ofensivo para sus amigos á quienes compromete con su impertinente defensa.
Resulta, después de todo, que El Demócrata se ocupa en concreto solamente de un punto de la cuestión, y que en este punto conviene con nosotros, lo cual forma peregrino contraste con las declamaciones á que antes nos hemos referido.
Para concluir, dé el colega muchas espresiones á los nuevos aliados que hablan por su boca y asegúreles de parte nuestra que esos vaticinios con que en tono sibilítico se pretende amedrentarnos respecto de algun novel diputado que recogerá en plazo no lejano el fruto de su trabajo nos harian desternillar de risa si la situación poco airosa de algun ex-diputado menos novel no sofocara nuestro alegre humor inspirándonos piadosos sentimientos. Si gusta, puede añadir que el novel diputado está muy por encima de cuantas cábalas é intrigas puedan conjurarse contra sus grandes merecimientos y el envidiable concepto que goza en el pais, concepto que se ha grangeado, porque entre otros méritos cuenta el de no buscar al mes de ser elegido gobiernos de provincia y porque tiene en mas la representación de sus electores que las direcciones generales y las subsecretarins según ha tenido ocasión de demostrar con noble y rarísimo desprendimiento.

Dia devuit de Febrer de 1884

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Las dimisiones de concejales presentadas y admitidas en la última sesión de nuestro Ayuntamiento pertenecen á los señores D. Jerónimo Rosselló, Don José M. Puig, D. Alejandro Rosselló, D. Domingo Escafí, D. Jacinto Bestard, D. Juan Mateu.

Dia denou de Febrer de 1884

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Parece ser que pronto tendrá que procederse á elecciones parciales para llenar las vacantes de concejales que existen en el Ayuntamiento de Palma.
La flor y nata del izquierdismo ha presentado la dimisión del cargo de concejal. Suponemos que será á consecuencia de disgustos inieriores que no debemos ni queremos descubrir , pues no creeremos nunca que se deban las dimisiones al deseo de favorecer la causa de los conservadores, que ahora con la elección parcial podran llevar un contingente al Ayuntamiento, que sin el concurso de la izquierda no hubieran podido traer.
Suponemos que la persona que está accidentalmente encargada de la Alcaldia, à consecuencia del inaudito atropello cometido en la persona del Sr. Ribot, no habrá seguido á sus compañeros de la iz quierda en presentar su dimision, porque habrá creido que debia quedar en el municipio algun correligionario suyo, para defender á sus compañeros Sres. Escafí y Rosselló de la imputación que se les dirije en el oficio del Sr. Gobernador Civil destituyendo al Sr. Alcalde, referente á los gastos del viaje á Madrid que en Comisión realizaron aquellos dos Señores y el Sr. Ribot.
Parécenos que antes de dimitir sus car gos aquellos dos Señores Concejales, obe deciendo á deberes de dignidad y compa ñerismo, debían haber levantado su voz en el seno del Municipio protestando con tra el ofensivo Considerando que se refe ría al citado viaje, y defender un acto en el cual tan importante participación tuvieron.
Hay deberes que no pueden ni deben eludirse nunca. ¿Cuál será la recompensa convenida para obtener tan injustificado silencio? Creemos que pronto se sabrá.

Dia vint-i-tres de Febrer de 1884

El bien público a la seva pàgina 3, publicava: Las dimisiones de concejales presentadas y admitidas en la última sesión del Ayuntamiento de Palma pertenecen á los señores D. Gerónimo Rosselló, D. José M. Puig, D. Alejandro Rosselló, D. Domingo Escafí, D. Jacinto Bestard, D. Juan Mateu.

Dia vint-i-un de Abril de 1884

La opinión : periódico político a la seva pàgina 2, publicava:
Ayer á las once de la mañana se constituyó la Comisión inspectora del censo electoral, compuesta de las personas siguientes:
D. MARTIN POU,
D. DOMINGO ESCAFÍ,
D. JOSE ESTADE,
D. ANTONIO REUS,
presidida por el magistrado D. Francisco Bello.
Hoy no queremos hacer más que dar cuenta de las personas que componen la Comisión, para que el país sepa sólo al enunciar sus nombres que no es posible dudar de su gran respeto á la ley, su gran amor á la justicia, su reconocida rigidez, que ninguno de ellos desmentirá, por más que alguien pueda suponer que, por pertenecer á partidos liberales avanzados la pasión les incline á favor de corrientes libeiales también.
El Sr. Pou es izquierdista, el Sr. Estade federal, el Sr. Reus radical, y el señor Escafi... Con esta filiación política, y con la protesta que cada dia hacen federales y radicales de que no apoyan a los conservadores, no es posible dudar de que esos intachables patricios llenarán su difícil misión digna y honradamente, aferrados al mayor rigorismo legal, pues que el ser tres de ellos distinguidisimos letrados, y el otro médico notable, les permite conocer perfectamente las leyes, y las medicinas que pueda convenir recetar, dado caso que la ley y la justicia puedan sufrir alguna herida.

Dia vint-i-tres de Abril de 1884

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 2, publicava:
Cuarenta horas ha estado reunida la Junta Inspectora del Censo, compuesta de D. Francisco Bello, D. Martin Pou, D. Antonio Reus, D. José Estade y D. Domingo Escafí, para ver y fallar las reclamaciones electorales.
Cuarenta horas sin mpverse de su sitio.
¿Es humanamente posible que un hombre esté cuarenta horas sin interrupción sentado funcionando como juez y oyendo á un público que se renueva continuamente?
¿Es posible se resistan las emanaciones del alumbrado de gas, con profucion encendido durante la noche, y la respiración de millares de personas en un salón por vasto y ventilado que sea?
Pues esto lo quiere la ley y lo exije á ciudadanos á los que no suministra un azucarillo; verdad empero que no prohibe lo tomen, si lo pagan de su bolsillo.
Estos héchos son el mejor elojio de la lejislacion vijente en materia de elecciones.
Las personas sérias de todos los partidos están unánimes en que este sistema no puede seguir y hay que volver á la ley de veinte de Agosto de mil ochocientos setenta mejorándola en lo que la esperiencia aconseje.

Dia un de Maig de 1884

Crónica Meridional : diario liberal independiente a la seva pàgina 2, publicava: OPINAMOS LO MISMO. Dice nuestro querido colega La Autonomia de Palma de Mallorca: Cuarenta horas ha estado reunida la Junta Inspectora del Censo, compuesta de D. Francisco Bello, D. Martín Pou, D. Antonio Reus, D. José Estade y D. Domingo Escafí, para ver y fallar las reclamaciones electorales. Cuarenta horas sin moverse de su sitio. ¿Es humanamente posible que un hombre esté cuarenta horas sin interrupción sentado, funcionando como juez y oyendo á un público que se renueva continuamente? ¿Es posible se resistan las emanaciones del alumbrado de gas, con profusión encendido durante la noche, y la respiración de millares de personas en un salón por grande y venttilado que sea? Pues esto lo quiere la ley y lo exije á ciudadanos a los que no suministra un azucarillo; verdad empero que no prohibe lo tomen, si lo pagan de su bolsillo. Estos hechos son el mejor elogio de la legislación vigente en materia de elecciones. Las personas sérias de todos los partidos están unánimes en que este sistema no puede seguir y hay que volver á la ley de veinte de Agosto de mil ochocientos setenta mejorándola en lo que la experiencia aconseje.

Dia deu de Maig de 1884

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
SUSCRIPCION para ofrecer una corona á Nuestra Señora la Vigen de Lluch.
D Domingo Escafí. . . . . . 10,00
Francisca Bisbal. . . . . . 10,00
Pedro de A. Escafí. . . . . 10,00
María Quijada . . . . . . . 10,00
(...)

Dia dotze de Juliol de 1884

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 1, publicava:
Se hace eco del informe de la Academia de Medicina y Cirugía. (Veure imatge de El Balear del dia setze)

Dia setze de Juliol de 1884

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 1, publicava:

Dia setze de Juliol de 1884

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
Se hace eco del informe de la Academia de Medicina y Cirugía. (Veure imatge de El Balear de la misma data)

Dia setze de Juliol de 1884

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Se hace eco del informe de la Academia de Medicina y Cirugía. (Veure imatge de El Balear de la misma data)

Dia vint-i-set de Agost de 1884

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
Invitadas por el Sr. Gobernador civil las corporaciones que más directamente tiene que entender en las cuestiones sanitarias, para que de su seno nombrasen varios individuos que constituyesen la Comisión que ha de redactar la cartilla ó pauta higiénica sanitaria para combatir el cólera, han nombrado:
La Junta provincial de Sanidad, á D. Federico Illas. Sdbinspector de Sanidad militar y á D. José Ramis de Aireflor, Comandante de Marina.
La Real Academia de Medicina y Cirujía á don José González Cepeda y á D. Gabriel Martorell.
El Ayuntamiento de esta ciudad, á D. Francisco Manuel de los Herreros y á D. Guillermo Rosselló.
La Junta municipal de Sanidad, á D. Mariano Aguiló y á D. Antonio Bosch.
El Colegio Médico farmacéutico, á D. Domingo Escafí y á D. Juan Valenzuela.
Para que la Junta quede completa faltan únicamente los dos Diputados provinciales, que han de ser designados por la corporación provincial.

Dia un de Setembre de 1884

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
El viérnes se reunió por primera vez la comisión que tiene á su cargo redactar una cartilla preservativo-médica para combatir el cólera.
Después de algunas palabras del Sr. Gobernador, encomiásticas del laudable pensamiento de la reunión, se procedió á la elección de un vicepresidente y secretario, recayendo en los Sres. D. Fede rico Illas y D. Domingo Escafí respectivamente.
Con el propósito de adelantar los trabajos, se designaron tres comisiones encargando á cada cual uno de los tres puntos en que ha subdividido la Junta, su cometido, quedando aprobadas en esta forma:
Para la redacción de la cartilla.
Sres. D. José Gonzales Cepeda.
« Domingo Escafí.
« Mariano Aguiló.
Para medidas preservativos.
Sres. D. Guillermo Rosselló.
« Miguel Berga.
« Pedro Sampol.
« José Rámis de Aireflor.
« Gabriel Martorell.
Para medidas represivas.
Sres. D. Federico Illas.
« Marques de la Bastida.
« Juan Valenzuela.
« Francisco M. de los Herreros.
« Antonio Bosch.
Según nota que nos ha dirigido el director del Lazareto de observación de San Cárlos, durante el mes de Agosto ingresaron en el expresado Lazareto, con el fin de purgar la observación impuesta por la Junta Provincial de Sanidad,
304 hombres
86 mujeres
44 niños
Total 434 individuos;
figurando entre ellos 70 pobres de solemnidad, cuya manutención ha corrido á cargo de la excelentísima Diputación Provincial.
Agregando el total mencionado á los 504 cuarentenarios que ingresaron en todo el mes de Julio, resulta el número de 942 individuos ingresados desde el día 3 de Julio al 31 de Agosto.

Dia devuit de Setembre de 1884

La autonomía : diario republicano democrático federalis a la seva pàgina 2, publicava: Se está imprimiendo la cartilla para precaver y en su caso combatir la epidemia colérica, conforme acordó la Junta provincial de Sanidad,y que la Dipu tacion provincial se ha encargado de imprimir por su cuenta.
Firman dicha cartilla anticolérica los facultativos Sres. González Cepeda, Escafí y Aguiló.

Dia devuit de Setembre de 1884

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Leemos en El Balear:
Se está imprimiendo la cartilla para precaver y en su caso combatir la epidemia colérica, conforme acordó la Junta provincial de Sanidad,y que la Dipu tacion provincial se ha encargado de imprimir por su cuenta.
Firman dicha cartilla anticolérica los facultativos Sres. González Cepeda, Escafí y Aguiló.

Dia vint de Setembre de 1884

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
Acompañado de un volante del Sr. Gobernador de esta Provincia acabamos de recibir diez ejemplares de las «Instrucciones y preceptos higiénicos para prevenir e! desarrollo del cólera» que han redactado los facultivos D. José González Cepeda, don Domingo Escafí y D. Mariano Aguiló, individuos de la Comisión nombrada al efecto. Damos las gracias al Sr. Santoyo por su atención, y procuraremos divulgar dichos ejemplares.

Dia vint-i-set de Setembre de 1884

La ignorància a la seva pàgina 3, publicava:
Hem rebut des Govèrn de Provincia y repartit entre persones varies, els dèu ecsemplás de ses «Instrucciones y preceptos higiénicos para prevenir el desarrollo del cólera morbo asiático» que tengué s´atenció de remetrermós. Es un gran servici prestat en es públich en ses circunstancies actuals p´els tres professors que´l firman Don Josèp González Cepeda, Don Domingo Escafí y Don Marian Aguiló, y per la digne Autoridat que l´ ha manat imprimí.

Dia quinze de Novembre de 1884

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
El Colegio Médico Farmacéutico ha acordado la publicación de un periódico quincenal de Medicina, y Veterinaria que sea el órgano de dicho Colegio.
Saldrá á luz el 1.° de Enero próximo.
Director. — D. Lorenzo Muntaner.
Colaboradores. — Todos los señores que deseen serlo.
Cuidarán de los escritos médicos. — D. Domingo Escafí. — D. Francisco Sancho. — D. Juan Munar. — D. Julián Alvarez. — D. Tomas Darder.
Farmacéuticos. — D. Pedro A. Obrador. — Don Juan Valenzuela.
Veterinarios. — D. Julián Mut.
La administración estará á cargo del «Colegio Médico Farmaceútico».

Dia vint-i-nou de Novembre de 1884

El magisterio balear : periódico de primera enseña a la seva pàgina 6, publicava: En una de las últimas sesiones celebradas por nuestra Excma. Diputación Provincial fué nombrado médico del Hospital de esta provincia D. Domingo Escafí, propuesto en primer lugar por el Tribunal de las oposiciones que se verificaron en el mes de Agosto de 1881.

Dia vint-i-nou de Novembre de 1884

El bien público a la seva pàgina 2, publicava: La Diputción Provincial de estas islas en sesión de anteayer acordó pagar en suspenso el aumento de los haberes y pensiones no consignados en el presupuesto, formalizándolo despues de consignado en el adicional; demoler la Sala de cirugía del hospital y demás dependencias que se hallen en estado reuinoso, reedificándose convenientemente; y se nombró director facultativo del hospital á D. Antonio Frontera, director administrativo a D. Jaime Escalas y médico á D. Domingo Escafí.

Dia vint-i-nou de Novembre de 1884

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
La Diputación provincial celebró anteayer la sesión novena de las acordadas para la presente reunión semestral. En ella se tomaron los siguientes acuerdos:
«En conformidad con lo propuesto por la Comisión de Beneficencia se resolvió que no procede acordar resolución alguna sobre una instancia de D. Gabriel Reus en representación de su esposa D.ª Francisca Reus y Cabot en que solicita se satisfagan á esta las pensiones vencidas y que vencieren en lo sucesivo de un censo de 39 libras, moneda mallorquína que tiene derecho á percibir sobre el predio Son Vey, hasta que se haya practicado la liquidación que previene el árt. 21 de ley de 1.° Mayo de 1885, toda vez que el Hospital no ha percibido más que una parte del precio por que dicha finca fué enagenada no pudiendo por lo mismo apreciarse si el Estado hará la baja correspondiente al capital de dicho censo.
Se acordó nombrar médico del Hospital á don Domingo Escafí propuesto por el tribunal de las oposiciones verificadas en Agosto de 1881.
Acordóse declarar que corresponde á D. Antonio Frontera y Bauzá el ejercicio del cargo de Director facultativo del Hospital, por ser ei más antiguo, de los del Establecimiento, con el aumento consiguiente en el haber que le corresponde, como cirujano primero, y la cantidad que debe percibir en com pensacion de la casa que todavía no puede habitar, quedando en consecuencia el actual Director D. Jaime Escalas con el carácter de administrativo, con el haber de 1500 pesetas anuales, debiendo ocupar la casa que actualmente habita.
Se acordó que las pensiones creadas y aumentos de haber á varios empleados, concedidos en las sesiones anteriores, sin que exista crédito autorizado en el presupuesto del corriente ejercicio, sean pagadas en suspenso, sin perjuicio de la correspondiente formalizacion que se llevará á efecto cuando esté autorizado el presupuesto adicional, en el que deberán consignarse los créiitos correspondientes, y á cuyas resultas deberán estar los interesados.
Acordóse la demolición de la sala de Cirujía destinada á hombres en el Hospital y otras dependencias ruinosas contiguas á la calle de la Concepción y la reconstrucción de las mismas con arreglo á los planos que deberá formar el Arquitecto de provincia, autorizando á la Comisión provincial para la aprobación de estos y del correspondiente presupuesto, y para verificar las subastas necesarias á la ejecución de dichas obras.
Se aprobó la distribución de fondos para pago de las obligaciones del presupuesto provincial correspondientes al presente mes de Noviembre.»

Dia tres de Desembre de 1884

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
Anteayer á las cuatro de la tarde se posesiona ron de sus destinos los Sres. Frontera, Director facultativo de este Hospital Provincial, y el Sr. Escafí, médico del mismo. El Vice-presidente de la Comisión provincial D. Guillermo Moragues procedió á la distribución de servicios en la forma siguiente: Cirujia, sección de hombres, D. Antonio Frontera; sección de mujeres, D. José González Cepeda. Medicina, sección de hombres, D. Domingo Escafí; sección de mujeres, D. Jaime Escalas.
Los facultativos posesionados de sus cargos, presididos por el Sr. Gobernador de la Provincia, Presidente de la Diputación provincial Sr. Sampol y Vice-Presidente de la Comisión Sr. Moragues, y acompañados del farmacéutico del establecimiento Sr. Rover, recorrieron una á una las salas de aquel benéfico asilo y las dependencias anejas, quedando altamente satisfechos del esquisito celo con que se atiende al cuidado de los enfermos asilados.

Dia vint-i-vuit de Gener de 1885

La opinión : periódico político a la seva pàgina 3, publicava:
REAL ACADEMIA de medicina y cirugía de Palma de Mallorca
Esta Academia celebrará sesión pública inaugural del presente año el día 28 de los corrientes á las seis y media de la tarde, leyendo el discurso de reglamento el señor socio numerario D. Sebastián Barceló.
Lo que se anuncia para conocimiento del público. Palma, 26 Enero 1885.- El secretario de gobierno, Domingo Escafí.

Dia trenta de Gener de 1885

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Anteayer á las siete de la noche celebró sesión pública inaugural la Real Academia de Medicina y Cirujía de las Baleares.
Presidió el acto el Sr. Gobernador de la provincia.
El Secretario de gobierno, D. Domingo Escafí leyó la memoria de los trabajos que han ocupado á la corporación durante el año último.
Acto continuo el socio numerario don Sebastián Barceló dió lectura al discurso inaugural que versó sobre el siguiente tema: "Consideraciones generales sobre la geología y sus relaciones con las ciencias naturales."
La concurrencia de profesores médicos numerosa.

Dia vint-i-sis de Febrer de 1885

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Ampliando las noticias que dimos ayer sobre la primera sesión del juicio oral referente á la muerte de Fray Aiipio. tomamos del Isleño:
«Las doce y cuarto eran cuando se abrieron las puertas de la Audiencia pública y la Sala se llenó precipitadamente con una pequeña parte del numeroso gentío que aguardaba en las piezas inmediatas, siendo mucho mayor el número de los que quedaron fuera sin poder entrar. Que así sucediera era natural, dados los antecedentes del hecho en cuestión y las condiciones de los acusados. Todas las circunstancias habían despertado la curiosidad pública y se ansiaba conocer personalmente á los procesados y oír de su boca las declaraciones y lo qué en defensa propia alegaran, como también las declaraciones dé los testigos, que en nú mero de 119 han sido llamados, unos por el Ministerio fiscal y otros por los defensores. El Tribunal lo constituian D. Pedro Caula, Presidente, y los Sres. magistrados D. Andrés Fernández y D. Victorio Andrés.
El ministerio público estaba ejercido por el Fiscal de S. M. Sr. Blas Melendo.
El banquillo de los acusados lo ocupaban Pedro José Mir albañil, Jerónimo Oliver (a) Parrús, y Cecilia Dupax.
La defensa del primero estaba confiada al joven abogado D. Enrique Sureda; la del segundo á D. Martin Pou y la de la tercera a D. Antonio Maria Sbert.
El Relator D. Cristóbal Serra, leyó el estracto de la causa, desde la aparición de los miembros, cuya historia sabe el público, hasta las conclusiones, pidiendo el Sr. Fiscal la última pena, si mal no oimos, para el Mir y la Cecilia, y seis años de prisión mayor en su grado mínimo para Oliver, repartiéndose entre los tres las costas procesales.
A instancia del ministerio público y con anuencia de los señores abogados defensores, sé prescindió de la justificación documental é inspección, ocular, y se pasó a la justificación pericial, que mantuvieron y esplicaron los médicos forenses Sres. D. Domingo Escafí y D. Guillermo Rosselló, quienes en su día hicieron la autopsia, después de examinar los restos del cadáver y reconocer las heridas. Del dictámen de estos facultativos resulta que el desgraciado Fray Alipio había recibido tres heridas; una de ellas en la nuca, suficiente para causarle la muerte instantánea, y las otras dos qué le cortaban las parotidas y que debieron causársela por hemorragia, no podiendo precisar si fueron estas heridas ó la otra las primeras que recibió la victima. Declararon asimismo los médicos que las heridas pudieron causarse con el cuchillo espuesto entre las piezas de convicción, y que el descuartizamiento del cadáver pudo hacerse, ppr persona no entendida;, y respecto á si en esa operación debió emplearse mucho tiempo, aseguraron que poco, dependiendo el más ó el menos del estado de ánimo y de la serenidad del que la practicara.
Terminado, el interrogatorio de los peritos, , comenzó el de la acusada Cecilia Dupax, soltera. Mas de una hora estuvo de pié contestando sin balbucear aunque pausadamente á las preguntas del Fiscal, á las del Sr. Presidente y á las de los defensores, que el Sr. Relator le traducia en mallorquín para que las entendiera, puesto que no sabia hablar el castellano. No es posible seguir la historia por ella relatada, de cómo conoció á los demás acusados y de las relaciones que con ella habia mantenido y mantenia intimas el Oliver desde hace nueve años, hasta llegar á parar al drama que puso en consternación á Palma entera.
Cecilia Dupax declaró que ella, instada por Pedro José Mir avisó dia 30 Junio al desgraciado Padre Rafael para que concurriera á su casa á las ocho de la mañana del día siguiente donde un conocido suyo le esperaria á fin de acompañarle á la de unos señores forasteros que deseaban les arreglase un jardín; que asi lo hizo el difunto y poco después se presentó el Mir, quien la mandó á por un cantarito de agua fresca; que á su regreso encontró cerrada la puerta de la casa que ella habia dejado entornada; que le fué preciso llamar y que una vez dentro se asustó al ver al Rosselló anegado en un mar de sangre, que amenazada por el que ella acusa como único matador calló y hasta le ayudó con desaliento después de descuartizado á encerrarlo en una arca hasta el anochecer, hora en que el Mir debía ir con un amigo suyo para llevárselo; que á las siete y media, en la calle, dió las llaves de la casa y arca á Mir para que cumpliera su cometido, pero que después, picada por la curiosidad, quiso saber quien era el otro individuo y fué á su casa, habiéndose encontrado con Mir en la escalera quien después de maltratarla porque se negaba á obedecerle la obligó á cargar con un cuévano que fué el que vació en la calle de la Campana; que después la obligó de nuevo á llevarse otro cuévano con otros, trozos del cadáver á la plazuela de San Francisco, de donde lo tomó Mir llevándoselo con dirección á la calle del Temple; que de nada de lo ocurrido tenia ni siquiera noticia el procesado Oliver, pues habia salido muy de mañana de la casa y cuando volvió, serian la una v media, hora acostumbrada para comer, ya habían desaparecido todos los vestigios del crimen cometido; que Oliver después de comer echó la siesta, volviendo á salir á las cinco y media y nn re gresando hasta cerca de las once de la noche hora en que ella fué á sacarle de una taberna donde tenia la costumbre de concurrir; que una vez en su casa se acostaron y les despertó, el juzgado cuando fué á practicar el reconocimiento. Preguntada por el Fiscal sobre la contradicción (que se observaba en su declaración de ahora y las prestidas anteriormente, dijo que habia tenido lástima y miedo de Mír y que por salvarle y salvarse ella había declarado lo que constaba en la Causa.
Se mandó sentar á la Cecilia y ponerse de pié á Pedro José Mir, casado, que no vive hace mucho tiempo con su muger y ha sido procesado y sufrido condenas.
El interrogatorio de éste fué breve y sus contestaciones pueden encerrarse en dos palabras: negarlo todo; suponiendo que á la Cecilia la impulsaba el deseo de vengarse de él porque hacía siete años que la había despedido de su casa cuando vivía en compañía de su esposa y habia contribuido á desconcertar un matrimonio que ella tenia en proyecto.
En vista de la divergencia se dispuso un careo entre ambos acusados y cada cual se mantuvo en sus afirmaciones estrañando la Cecilia que el Mir no tuviera valor siquiera una vez en la vida, para decir la verdad: tu, dijo, no satisfecho con haber muerto el padre Rafael quieres matarme á mi y perder á este inocente (señalando á Oliver): á mi poco me importa, porque conozco que, aunque se me absolviera, mi vida ha de ser muy corta, tal es el golpe que le has asestado, pero no debo ni puedo consentir que sufra un inocente por tu culpa. El Mir se mantuvo en la negativa diciendo que era tan inocente del crimen que se le imputaba como el Presidente del Tribunal.
Tocó su turno á Jerónimo Oliver (a) Parrús de oficio cortante, y como el Mir, separado de su mujer, que dijo vivir con la Cecilia desde hace unos nueve años. Sus declaraciones estuvieron contestes con las de su compañera, añadiendó que solo recordaba haber hablado con el Mir muy pocas veces, siendo la primera, la que este se acercó á su mesa de cortante para preguntarle si había reanudado sus relaciones con Cecilia.
La importancia y complicación del interrogatorio no nos permitió tomar mas estensos apuntes, y asi es que desde luego confesamos que ha de haber omisiones, como tal vez puede haber algun estremo mal interpretado en la narración que llevamos hecha.
Sentáronse los acusados y comenzó la prueba testifical.
De los 149 testigos citados declararon los siguientes: dos mujeres que fueron las que se apercibieron de los sacos que encerraban los trozos del cadáver; el señor Terrés propietario y habitante de la casa de la calle de Tierra Santa donde se descubrió el primer saco; un vecino de la calle de la Campana;, dos serenos y el cabo de los mismos Sr. García; los dos limpiadores de letrinas que sacaron los intestinos de la de la casa que habitaba la Cecilia; y un anciano que habita en el ex-convento de la Merced y fué el que intervino en la conversación habida entre Fray Alipio y la Cecilia cuando esta fué á avisarle la noche anterior al día en que se cometió el crimen.
Siendo las cuatro de la tarde el señor Presidente suspendió el juicio para continuarlo hoy á las doce."
Hoy á la misma hora ha continuado el juicio, prosiguiendo el examen de los testigos, que regularmente no habrá terminado todavía.

Dia vint-i-tres de Maig de 1885

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Seguimos publicando la relación de lo recaudado por la Iniciativa Particular en la cuestación á domicilio verificada en esta capital á favor de las víctimas de los terremotos ocurridos en Andalucía:
(...)
D. Domingo Escafí . . . 10
(...)

Dia vint-i-vuit de Maig de 1885

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
INlCIATIVA PARTICULAR.
SOCORROS A FAVOR DE LAS VÍCTIMAS DE LOS TERREMOTOS OCURRIDAS EN ANDALUCÍA.
Relacion de lo recaudado por las Comisiones de cuestación á domicilio.
(...)
Sr. D. Domingo Escafí . . . 10
(...)

Dia deu de Juliol de 1885

Va apadrinar a Antònia Escafí Quijada a la parròquia de Catedral LBA 41.

Dia catorze de Juliol de 1885

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
En los siguientes términos dá cuenta El Diario correspondiente al sábado de nuestro particular amigo D. Francisco Sancho como socio de número de la Real Academia de Medicina y Cirujía de esta ciudad.
"Anteanoche tuvo lugar en la Real Academia de Medicina y Cirugía de esta capital la solemne recepción del nuevo socio numerario D. Francisco Sancho. Este inteligente profesor cautivó la atención del escogido auditorio con su magnífico discurso sobre la Otología, en el cual se ocupó, con galana frase y con el estilo á la vez profundamente científico y filosófico que caracterizan sus escritos, en la importancia del sentido del oido, la trascendencia de sus alteraciones y su terapéutica, y por último la necesidad imprescindible de consagrar más atención que hasta hoy a esa rama importantísima de los conocimientos médicos, que constituye en el día una verdadera especialidad. La contestación estuvo a cargo de D. Domingo Escafí, Secretario de la Corporación, el cual hizo el merecido elogio del nuevo académico, extendiéndose en consideraciones sobre las ideas vertidas por éste.
Felicitamos á la Academia por el acierto con que procedió al elegir al distinguido médico D. Francisco Sancho, y á éste por la nueva prueba que dió de su valer."

Dia catorze de Juliol de 1885

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
El discurso de recepcion en la Real Academia de Medicina y Cirujía pronunciado por el nuevo académico D. Francisco Sancho en tan solemne acto, versó sobre la Otología, en el cual se ocupó de la importancia del sentido del oído, de la trascen dencia de sus alteraciones y su terapéutica, y por último de la necesidad imprescindible de consagrar más atención que hasta hoy á esa rama importañtísima de los conocimientos médicos que constituyen en el día una verdadera especialidad.
La contestación estuvo á cargo de D. Domingo Escafí, secretario de la Corporación, extendiéndose en consideraciones sobre las ideas vertidas por el Sr. Sancho.

Dia vint de Juliol de 1885

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Esta última semana se ha reunido el Colegio médico farmacéutico para nombrar la Junta Directiva, según lo dispuesto en el Reglamento, resultando elegidos:
Presidente. — D. Lorenzo Muntaner.
Vice- Presidente. — D. Bariolomé Bordo y.
Contador. — D. Domingo Escafí .
Secretario.— -D. Tomas Darder.
Vice-Secretario. — D. José Rover.

Dia vint de Juliol de 1885

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
La semana próxima pasada se reunió el Colegio médico farmacéutico para nombrar la Junta Directiva, según lo dispuesto en el Reglamento, resultando elegidos:
Presidente. — D. Lorenzo Muntaner.
Vice- Presidente. — D. Bariolomé Bordo y.
Contador. — D. Domingo Escafí .
Secretario.— -D. Tomas Darder.
Vice-Secretario. — D. José Rover.
Anoche volvió a reunirse para el nombramiento de vocales de la sección de medicina y cirujía.

Dia sis de Agost de 1885

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
La Revista Balear de Medicina, Farmacia y Veterinaria, órgano del Colegio médico farmacéutico, . ha publicado el número 15 correspondiente al 1º del actual, que trata de lo siguiente:
Crónica del cólera por D. F. Sancho. — Anesteesis en veterinaria. V, por D. J. Mut. — Sobre un caso de tiroidectomia, por el Dr. Tomas H. Morsé; traducido por don E. Losada. — Glotismo sintomático en los niños, por D. Bernardo Riera. — Revista de la prensa, por D. A. Mayol y don E. Losada. — El cólera morbo asiático. Consideraciones generales acerca el mismo por D. Antonio Espida y Capo, por D. Domingo Escafi. — Miscelánea. — Estado demográfico-sanitario.

Dia desset de Agost de 1885

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
LOCAL.
LA REUNION DEL VIERNES.
A la hora señalada se celebró el viernes en el Salón de Sesiones del Ayuntamiento , la reunión citada por las autoridades con el objeto de organizar la manera de llevar á cabo la cuestación acordada por la corporación municipal para atender á los gastos que pudiera ocasionar una invasión epidémica.
Los sillones destinados para la presidencia fueron ocupados respectivamente por los Señores Obispo, Gobernador militar, en representación del Capitán General, Presidente de la Audiencia, Presidente de la Diputación Provincial y Alcalde de esta ciudad.
Una concurrencia numerosa y escojida compuesta de elementos de todas las clases sociales llenaba por completo el espacioso salón de la casa municipal.
Abierta la sesión; el Sr. Obispo pronunció breves palabras ensalzando la virtud de la caridad, para cuyo ejercicio estaban allí llamados todos los concurrentes. Acto seguido el Sr. Alcalde, en elocuentes frases demostró la necesidad imperiosa de allegar con urgencia los recursos necesarios para hacer frente á las necesidades extraordinarias que originaria una invasión colérica, que tan de cerca nos amenaza; que interin se tramita y obtiene la autorización solicitada para la contratación de un empréstito estimaba que el único medio eficaz era recurrir á los sentimientos generosos del vecindario todo de Palma que nunca se hizo sordo á la voz de la caridad. Añadió que tanto sus compañeros como él, estaban dispuestos á toda clase de sacrificios, incluso el de sus vidas, pero que estos no eran bastantes á remediar los males ni las necesidades de los pobres que son los que en épocas calamitosas necesitan los socorros y recursos tan necesarios para la salud y la vida. Y terminó proponiendo que se nombrara una comisión numerosa á fin de que ausiliara al Ayuntamiento para recojer las limosnas y donativos de los Palmesanos; y otra para que de acuerdo con la municipalidad señalara el momento oportuno de hacer uso de las cantidades recaudadas, ó devolverlas en caso contra rio á los donantes cuando afortunadamente hubiese cesado el peligro.
Las palabras del Señor Ribot fueron acogidas con unánimes y señaladas muestras de aprobación por todos los concurrentes.
El Sr. Sampol como Presidente de la diputación hizo suyas las palabras y los deseos del Sr. Alcalde, manifestando que el cuerpo provincial estaria al lado del Ayuntamiento para todo lo que tuviera relación con la salud pública.
A propuesta del Sr. Gobernador Civil, fueron designados para indicar los nombres de las personas que debian formar las comisiones de distrito los señores Presidente de la Diputación, Vice Presidente de la Comisión provincial, Alcalde de Palma, Exmo. D. Joaquín Fiol, D. Manuel Martínez de la Cuesta, D. Jacinto Feliu y Ferra; D. Ignacio Vidal, D Manuel Gua«p y D. Mariano Aguiló.
Retirada por breves momentos la comisión nominadora propuso luego la cons titucion de comisiones en la siguiente forma.
Distrito 1.°
Sr. Regente de la Parroquia de Santa Eulalia.
Sr. D. Joaquín Puigdorfila.
» » José Fausto Pomar.
» » José Aguiló.
» » Antonio Forteza.
» » Heriberto Granell.
» » Miguel Bauló.
» » Jaime Cerdà y Oliver.
» » Pedro Miró Granada y Aleñar.
» » Pedro Antonio Obrador.
» » Federico Illas
Un Sr. Vicario de San Nicolás. Sr. D. Alejandro Rosselló.
» » José Tarongí.
» » Federico Alabern.
» » Rafael Pons.
Distrito 2º
Sr. D. Francisco Manuel de lo Herreros.
» » Enrique de España.
» » Antonio Llull.
» » Gabriel Maura.
Hermanos Juan Ribas.
Sr. D. José Pérez.
» » Arnaldo Garau.
» » Manuel Palou de Cómasema.
» » Francisco Bernat.
» » Francisoo Planas.
» » Joaquin Rovira.
» » Miguel Guasp y Pujol.
» » Ramon Fortuñy.
» » Eusebio Pascual.
» » Jorge Descallar Gual.
Un Sr. Vicario de Santa Eulalia.
Distrito 3.º
Sr. Custos del Socorro.
Sr. D. Juan Miralles.
» » Guillermo Vidal.
» » Juan Muntaner.
» » Antonio Mulet.
» » Rafael Ramis.
» » Pedro Onofre Balaguer,
» » Jaime Palou,
» » Juan Palou y Coll.
» » Jaime Nadal y Jaume.
» » Antonio Villalonga Pérez.
» » Antonio Reus y Cabot.
» » Baltazar Cortés.
» » Domingo Escafí.
Sr. Custos de S. Antonio de Pádua
Sr. D. Guillermo Serra.
Distrito 4.°
Sr. Marqués de la Fuen Santa.
Sr. D. Gabriel Fuster Forteza.
» » Pedro Aguiló Cetre.
» » Gabriel Alzamora.
» » Joaquin Quetglas.
» » Juan Mateu Payeras.
» » Juan Sureda Rodríguez.
Sr. Ecónomo de San Miguel.
Sr. Custos de S. Antonio de Viana. » » Miguel Fluxá.
» » Mariano Canals.
» » Juan Lladó presbítero.
» » Antonio Pericás.
Distrito 5.°
Sr. D. Guillermo Sancho Mas.
» » Santiago Villalonga.
» » Antonio Marques.
Exmo. Sr. D. Jerónimo Rius.
Sr, Ecónomo de Santa Cruz.
Sr. D. Juan Nicolau.
» » José de Càceres.
» » Pedro Alomar.
» » Juan Pizá.
» » Juan Alemañy y Dols.
» » Joaquin Fustar.
» » Joaquin Coll.
Distrito 6.
Sr. Marquès del Reguer.
Sr, D. Fausto Gual de Torella.
Sr. Ecónomo de S. Jaime.
Sr. D. Pedro Ripoll.
» » Juan Burgués Zaforteza.
» » Jaime Santiago Santaella.
» » Miguel Puigserver.
» » Gabriel Feliu y Manera.
» » Francisco Socias Pocoví.
» » Francisco Santiago Santaella.
Distrito 7º
Sr. Ecónomo de San Magín.
Sr. D. Rafael Garcias y Moll.
» » Bernardíno Borràs.
» » José Síntes
» » Sr, Custos de la Bonanova.
Sr, Vicari de Génoya.
Sr: D. Bernardo Canet.
» » Bartolomé Pieras.
» » Miguel Berga.
Distrito 8.°
Sr. Vicario de la Vileta.
» Id. de Son Sardina. » » D. Gaspar Berga.
» » Damián Tous de Son Fió.
» » Antonio Roselló Hijo.
El Sr. D. Federico Illas, Jefe de Sanidad Militar y particular amigo nuestro, en un razonado discurso propuso que se estudiase el modo de obtener por medios indirectos recursos de carácter permanente en previsión de invasiones epidémicas, y al propio tiempo ofreció á Palma los servicios del Cuerpo de Sanidad, valioso ofrecimiento que aceptó el Sr. Alcalde y por el cual se manifestó profundamente agradecido.
Aceptada en principio la proposición del Sr. Illas, se acordó que la Comisión á que se refiere la base 4.ª de las publicadas por la Alcaldía la compusiesen las Autoridades que habían convocado la reunión.
A propuesta del Sr. Herreros fueron agregados á las Comisiones de distrito los Sres. que habían formado la nominadora, siendo aclamados Presidentes honorarios de todas las Comisiones los Sres. Conde de Ayamnas y D. Salvador Coll, beneméritos hijos de este país.
Por último, después de pronunciar sentidísimas frases nuestro virtuoso Prelado, se dió por terminada la reunión, felicitándose todos los concurrentes de la iniciativa de las dignas Autoridades, de los acuerdos tomados, del celo desplegado por el Ayuntamiento y la Alcaldía, y sobre todo de la noble y levantada actitud del vecindario de nuestra querida Palma.

Dia desset de Agost de 1885

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
A las once y media de la mañana del viérnes, se celebró en el Salón de sesiones de la Casa Consistorial la reunión de notables á que habíamos sido invitados.
Acudieron poco más ó menos unas 200 personas..
Ocupaban la presidencia el Excmo é Ilmo, señor Obispo, Ilmo. Sr. Gobernador, Presidente de la Excma. Audiencia, Presidente de la Diputación provincial, Excmo. Sr Gobernador Militar y Alcalde.
Entre los concurrentes notamos representación de todas las clases sociales. Corporaciones, Institutos. Colegios, Sociedades, etc.
Declarada abierta la Sesión por el Excmo. é ilustrísimo Sr. Obispo de la diócesis en breves y sentidas palabras dijo cual era el objeto de la reunión convocada por iniciativa del Sr. Alcalde de Palma y escitó los sentimientos de Caridad Cristiana para socorrer al necesitado en caso de una invasión epidémica. El Sr. Sampol, Presidente de la Escma. Diputación provincial, prometió secundar los esfuerzos del Ayuntamiento y que en todo estaba oficial y particularmente al lado del Alcalde,
El Sr. Illas, Jefe de Sanidad militar de este distrito, propuso que, ademas de la cuestación y suscricion voluntaria, se autorizara el estudio para obtener un fondo especial por medios indirectos á fin de que el Ayuntamiento no careciera de medios con que atender á necesidades de momento; y se acordó nombrar una comisión bajo su presidencia para estudiar la cuestión. En calidad de jefe superior de la clase médico-militar se ofreció al ayuntamiento y al pueblo palmesano, prometiendo prestar los auxilios de la ciencia donde se les llamara, renunciando generosamente á toda retribución.
El Sr. Alcalde le dio las gracias en nombre propio, del Ayuntamiento y del pueblo palmesano.
A propuesta del Sr. Gobernador se nombró una Comisión nominadora que designara la efectiva y la formaron los señores:
Presidente de la Excma. Diputación.
Vice Presidente de la Comisión provincial,
Representante del Cabildo,
Alcalde de Palma,
Conde de Ayamans,
D. Manuel Martínez de la Cuesta,
D. Joaquín Fiol,
D. Manuel Guasp,
D. Jacinto Feliu y Ferrá,
D. Ignacio Vidal,
D. Mariano Aguiló,
quienes se retiraron, y después de breve rato el señor Alcalde dió lectura á la siguiente candidatura que fué aprobada por unanimidad:

Sr. D. Salvador Coll.
Sr. Conde de Ayamans.
Distrito 1.°
Sr. Regente de la Parroquia de Sta. Eulalia.
Sr. D. Joaquín Puigdorfila.
Sr. D. José Fausto Pomar.
Sr. D. José Aguiló.
Sr. D. Antonio Forteza.
Sr. D. Heriberto Granell.
Sr. D. Miguel Bauló.
Sr. D. Jaime Cerdà y Oliver.
Sr. D. Pedro Miró Granada y Aleñá.
Sr. D. Pedro Antonio Obrador.
Sr. D. Federico Illas,
Un Sr. Vicario de San Nicolás.
Sr. D. Alejandro Rosselló.
Sr. D. José Taronjí.
Sr. D. Federico Alabern.
Sr. D. Rafael Pons.
Distrito 2.°
Sr. D. Francisco Manuel de los Herreros.
Sr. D. Enrique de España.
Sr. D. Antonio Llull.
Sr. D. Gabriel Maura.
Sres. Hermanos Juan Ribas.
Sr. D. José Pérez.
Sr. D. Arnaldo Garau.
Sr. D. Manuel Palou de Comasema.
Sr. D. Francisco Bernad.
Sr. D. Francisco Planas.
Sr. D. Joaquín Rovira.
Sr. D. Miguel Guasp y Pujol.
Sr. D. Ramon Fortuñy.
Sr. D. Eusebio Pascual.
Sr. D. Jorge Dezcallar y Gual.
Un Sr. Vicario de Santa Eulalia.
Distrito 3.°
Sr. Cústos del Socorro.
Sr. D. Juan Miralles.
Sr. D. Guillermo Vidal.
Sr, D. Juan Muntaner.
Sr. D. Antonio Mulet.
Sr. D. Rafael Ramis.
Sr. D. Pedro Onofre Balaguer,
Sr, D. Jaime Palou.
Sr, D. Juan Palou y Coll.
Sr, D. Jaime Vidal y Jaume.
Sr, D. Antonio Villalonga y Pérez.
Sr. D. Antonio Reus y Cabot.
Sr. D. Baltasar Cortes.
Sr. D. Domingo Escafí.
Sr. Cústos de San Antonio de Padua.
Sr. D. Guillermo Serra
Distrito 4.°
Sr. Marques de la Fuensanta,
Sr. D. Gabriel Fuster y Forteza.
Sr. D. Pedro Aguiló Cetre.
Sr. D. Gabriel Alzamora.
Sr. D. Joaquín Quetglas.
Sr, D. Juan Mateu Payeras.
Sr. D. Juan Sureda Rodríguez.
Sr. Ecónomo de San Miguel.
Sr. Cústos de San Antonio de Viana.
Sr. D. Antonio Vaquer.
Sr. D. Miguel Fluxá.
Sr. D. Mariano Canals.
Sr. D. Juan Lladó presbítero.
Sr. D, Antonio Pericas,
Distrito 5.°
Sr, D. Guillermo Sancho Mas.
Sr. D. Santiago Villalonga.
Sr. D. Antonio Marques.
Excmo. Sr. D, Jerónimo Rius.
Sr. Ecónomo de Santa Cruz,
Sr. D. Juan Nicolau.
Sr. D. José de Càceres.
Sr. D. Pedro Alomar.
Sr. D. Juan Pizá.
Sr. D. Juan Alemañy y Dols.
Sr. D. Joaquín Fuster,
Sr. D. Joaquín Coll.
Distrito 6.°
Sr. Marques del Reguer.
Sr. D, Fausto Gual de Torella,
Sr. Ecónomo de San Jaime.
Sr. D. Pedro Ripoll.
Sr, D. Juan Burgués Zaforteza.
Sr. D. Jaime Santiago Santaella.
Sr. D. Miguel Puigserver.
Sr. D. Gabriel Feliu y Manera
. Sr. D. Francisco Socías Pocoví.
Sr. D. Francisco Santiago Santaella.
Distrito 7º
Sr. Ecónomo de San Magín.
Sr. D. Rafael Gacias y Moll.
Sr. D. Bernardino Borras.
Sr. D. José Síntes.
Sr. Cústos de la Bonanova.
Sr. Vicario de Génova.
Sr. D. Bernardo Canet.
Sr. D. Bartolomé Pieras.
Sr. D. Miguel Berga.
Distrito 8.°
Sr. Vicario de la Vileta.
Sr. Vicario de Son Sardina
. Sr. Custos de la Real
Sr. D. Gaspar Berga.
Sr. D. Damián Tous de Son Fló.
Sr. D. Antonio Rosselló Hijo.
Se acordó ademas que la Comisión á que se refiere la base cuarta de las publicadas por la Alcaldía la compongan las Autoridades que han convocado la reunión.
Y después de dirigir á la reunión por segunda vez su atorizada palabra, nuestro bondadoso Prelado levantó la sesión.

Dia vint-i-tres de Setembre de 1885

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
RELACION de las personas que se han suscrito en sus domicilios, al recorrer los Distritos de esta Capital las Comisiones encargadas de llevar á efecto la cuestación para atender á las necesidades que pudiera crear una invasión epidémica:
(...)
D. Domingo Escafí ... 20´50
(...)

Dia set de Novembre de 1885

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
El número 20 de la Revista Balear de medicina que hemos recibido contiene lo siguiente: Ligeros apuntes sobre la epidemia colérica sufrida durante los meses de Agosto v Setiembre en la cuidad de Lucena (Córdoba) por D. José Ruiz de Castroviejo. — Breves reflexiones acerca de la duración del tratamiento de la sífilis por D. T. Darder. — Tuberculosis y Difteria de las gallináceas traducción de D. J. Mut. — Revista de la prensa. — Bibliografia por D. Domingo Escafí. — Miscelánea. — Estado demográfico sanitario.

Dia un de Febrer de 1886

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
PALMA.
Academia de Medicina.
El sábado á las doce de la mañana inauguró sus tareas anuales la Real Academia de Medicina y Cirujia de esta capital.
Ocupó la presidencia el Ilmo. Sr. Gobernador Civil de la provincia, teniendo á su derecha al Alcalde de Palma señor Ribot, y á la izquierdo al presidente de la Academia D. Antonio Gelabert. Abierta la sesión, el secretario Sr. Escafí, leyó una bien escrita y detallada relación de los trabajos ejecutados por la corporación en el año último, dedicando sentidos recuerdos á dignos compañeros que habían dejado de existir, y frases de elogio á los recientemente elegidos.
Seguidamente el Sr. Domenge dió lectura al discurso inaugural sobre el tema: Importancia del microscopio. Con gran copia de datos y argumentos, llevó al ánimo de su ilustrado auditorio el convencimiento de lo mucho que al microscopio debe la ciencia médica y en particular la oftalmologia, á que se dedica con especialidad dicho facultativo. El discurso del señor Domenge mereció la unánime aprobación de los concurrentes, y nosotros desde estas modestas columnas, enviamos á nuestro particular amigo un sincero aplauso.
Terminada la lectura, el Sr. Gobernador felicitó á la Academia por los trabajos que lleva realizados en favor de la ciencia; ofreciendo su incondicional apoyo para llevar á cabo todas las mejoras que se creyeran útiles para realizar los fines de tan ilustrada corporación, declarando, en nombre de S. M. la Reyna Regente, abiertas las sesiones en el año actual, levantándose en el acto la sesión.

Dia desset de Febrer de 1886

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Hemos recibido el número 1 del año 2 de la Revista Balear de Medicina, que contiene el siguiente sumario:
Año nuevo, por D. Lorenzo Muntaner. — Necesidad de una Casa de Socorro, por D. Domingo Escafí. — Higiene Pública, I, por D. Bartolomé Bordoy. — Algo sobre la anemia cerebral, por D. Tomás Darder. — Revista de prensa, por D. Antonio Mayol, D. V. Valenzuela, D. Eugenio Losada y D. Juan Alorda. — Miscelánea. — Estadística demográfico-sanitaria.

Dia vint-i-quatre de Febrer de 1886

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Hemos recibido el número 2 del presente año, de la Revista Balear de Medicina, que contiene el siguiente sumario:
Higiene Pública, II, por D. Bartolomé Bordoy. — Elección de microscopio, por D. Rafael Ribas Sampol. — Breves apuntes sobre la administración del hiborato de sosa, por D. Antonio Bestard. — Coexistencia de la erisipela y la escarlatina, por D. Pedro Jaume Matas. — Real Academia de Mediana y Cirugía de Palma, por D. Tomás Darder. — Colegio Medico-farmacéutico de Palma, por D. Domingo Escafí. — Revista de la prensa, por D. Antonio Mayol, D. Antonio Bestard y D. Eugenio Losada. — Miscelánea.

Dia sis de Març de 1886

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 2, publicava:
Hemos recibido el número 3 del año II de la Revista Balear de Medicina, que contiene el siguiente sumario:
Un Peligro, por D. Domingo Escafí. — Peligro de las sofisticaciones de los vinos, por D. Jaime Torrens. — Invetigaciones clínicas sobre la anatomia patológica del delirium tremnes, por D. Julián Alvarez. — Medicamentos nuevos, por D. Juan Alorda. — El microbio de la leche azul, por D. Julián Mut. — Acción dañina de la cocaina después de su aplicación en la conjuntiva ocular, por D. Juan Ramonell. — Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma, por don Domingo Escafí. — Colegio Médico-farmacéutico, por D. Tomás Darder. — Revista de la prensa, por D. Antonio Bestard. — Estadística demográfico- sanitaria.

Dia setze de Abril de 1886

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Hemos recibido el número 6 de la Revista, Balear correspondiente al año segundo y contiene el siguiente sumario:
Consideraciones locales sobre el paludismo, por D. Tomás Darder. — Las aguas minero-medicinales de S. Juan de Campos ante la clínica, I, por D. Julián Alvarez. — Desinfección y desinfectantes, (continuación), por D. Miguel Berga. — El microbio de la leche azul, (continuación), traducción por D. Julián Mut. — Diario de observación -correspondiente á un caso de garrotillo verdadero, por D. Julián Alvarez.— Revista de la prensa, por D. Antonio Mayol, D. Antonio Bestard y D. Víctor Valenzuela. — Bibliografía, por D. Domingo Escafí.

Dia vint-i-quatre de Abril de 1886

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 4, publicava:
Según nos dice un colega, la Excma. Diputación provincial ha acordado aumentar dos mil reales al médico del Hospital D. Domingo Escafí, de modo que tendrá ahora ocho mil de sueldo.

Dia onze de Maig de 1886

El liberal : órgano democrático de la isla de Meno a la seva pàgina 3, publicava: Referente á la desgraciada muerte del Caballero Cayetano, leemos en El Isleño de Palma del 8: La desgracia da ayer Con la rapidez del rayo cundió ayer tarde la triste nueva de que en el Teatro principal había ocurrido una catástrofe; y allí acudimos para enterarnos de lo sucedido. La espaciosa avenida estaba llena de gente. Los vecinos llevaban en sus semblates marcadas las mas vivas señales de dolor y trastorno. A la puerta de los talleres algunos agentes de órden público y municipales que impedian la aglomeración de gentes y contenían á los curiosos. Otros de estos dependientes llegaban apresurados por si eran necesarios sus auxilios. En la cnrpiníeria encontramos algunas mujeres que auxiliaban á la esposa dei conserge que se hallaba poco menos que trastornada. ¿Pero que ha sucedido? preguntábamos, sin que nadie nos diera una contestación definitiva, porque los que podían saberlo no se daban cuenta de lo ocurrido, ni sabían á qué achacarlo, ni aun podían creerlo. Entramos en el escenario y se nos presentó el cuadro mas triste y horroroso. Rodeado de médicos y otras personas, vimos sobre las tablas el cadáver ensangrentado del Caballero Cayetano con la cabeza destrozada como si hubiese recibido á boca de jarro un disparo de metralla. A fuerza de preguntar, después de serenados de la mala impresión que el cuadro ofrecía, pudimos sacar en limpio que el célebre prestidigitador, que tantos aplausos había recibido de este público noches nteriores, estaba preparando el hidrógeno, y por algún descuido ó impremeditación cometida, este se le inflamó haciendo saltar las paredes del envase de hierro colado que lo contenían, produciendo horroroso estampido y fué lo que le produjo lo terrible muerte qué debió ser instantánea y causó el espanto á los vecinos. Cerca de él estaba el honrado conserje del Teatro y también quedó herido en la mano y brazo derechos, con una fuerte contusión en la cara y cortado el labio inferior. A éste le curaron de primera intención los médicos señores Quintana y Moyá y tanto estos como los Sres. Malberty, González, Escalas, Escafí, y Domenge, que lo vieron, juzgaron reservadamente el estado del herido por no poder apreciar la intensidad de la contusión de la cara. El pobre Conserje solo contestaba á las insinuaciones que se le hacían con una pregunta. ¿Pero qué ha pasado? Cuanto llevamos referido fué obra de minutos; y poco tiempo después estaban en el Teatro las autoridades, el Juzgado y los jefes de policía y guardia municipal con todos ios números disponibles. Allí acudieron también ios diputados provinciales Sres. Puigdorfiia y Moragas y otras personas que se disputaban el honor de prestar sus auxilios. A una casualidad, providencíal sin duda se debe el que no haya que lamentarse otra desgracia. El hijo del desgraciado Caballero Cayetano ayudaba á su padre en sus operaciones; éste le mandó al cuarto para traerle un objeto que le hacía falta, y durante su corta ausencia ocurrió la catástrofe. El pobre jóven oyó la terrible detonación y se tiró sobre su padre cuando éste ya no podía oírle, pues su muerte debió ser instántanea. Fué preciso arrancarle de sobre el cadáver y los que le separaron creyéronlo también herido, tan ensangretntado estaba. ¡Pobre jóven! Decíase ayer noche que estaba delírante y que no habia podido asistir al juzgado como había ordenado el juez para prestar declaración, puesto que solo él podía dar un indicio cierto de lo que su padre estaba haciendo, para sacar la consecuencia de lo que ocurrió después. Para apreciar la fuerzo de la esplosion basta consignar que la cubierta del gasómetro, después de romper algunos barrotes de los telones colgados á grande altura, quedó enredada en el telar. Trájico ha sido el final de esa notabilidad que se ha hecho aplaudir por públicos ilustrados y numerosos. Nosotros rogamos por él y compadecemos al hijo que tan triste recuerdo tendrá del autor de su días. Esta mañana hemos sabido que el conserje y el hijo del desgraciado Cayetano seguían en estado relalivamente satisfactorio. La noticia de esta desgracia produció honda sensación entre los palmesanos, y las gentes se agolpaban á las puertas accesorias por donde se comunica con el escenario, ávidas de enterarse de los pormenores. Poco más de las nueve eran cuando llegaron la caja en que debían colocarse el cadávdr y el coche mortuorio que había de conducirlo al Cementerio. Al colocar el féretro en el coche uno de los dependientes de servicio que lo sacaban tropezó con los railes del tranvía y el cadáver rodó por el suelo. Este percance produjo amarga impresión entre la apiñada muchedumbre. Momentos después quedaba la vía despejada, retirándose todos haciendo comentarios y calculando lo que hubiese pasado en el teatro si el hecho ocurre en noche de función.

Dia vint-i-un de Maig de 1886

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Anteayer tarde tuvo lugar en el puente de San Magin un choque entre dos carruajes, resultando la fractura de un brazo á una criada que, juntamente con sus amos, bajaba en un carretón, el camino del Terreno. Fueron asistidos por el facultativo Sr. Soler, y la criada conducida al Hospital Provincial, fué curada por los Sres. Escalas y Escafí.

Dia vint-i-cinc de Maig de 1886

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava: Esta mañana en el fielato de la puerta del Muelle, se promovió un alboroto, (como los que diariamente ocurren), entre un carabinero y una criada que muy á pesar suyo fué reconocida.
El amo de ésta, que es el médico señor Escafí, ha acudido en queja á la comandancia del cuerpo de carabineros.

Dia vint-i-sis de Maig de 1886

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer por la mañana, según leemos en un colega, en el fielato de la puerta del Muelle, se promovió un alboroto, (como los que diariamente ocurren), entre un carabinero y una criada que muy á pesar suyo fué reconocida.
El amo de ésta, que es el médico señor Escafí, ha acudido en queja á la comandancia del cuerpo de carabineros.

Dia deu de Juny de 1886

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
No consideramos indispensable decir que colaboran en El Palmesano demócratas tan consecuentes como D. Domingo Escafí y D. Sebastian Domenge para contestar el suelto que dicho colega dedica á defender la aptitud legal de D. Jacinto Feliu para senador.
Y sin embargo,, El Palmesano, que manifestó desde el principio el firme propósito, que ha reiterado en diferentes ocasiones, de no ocuparse de personalidades, saca á luz la del encargado de nuestra dirección sin motivo que lo escuse, ni causa que lo justifique.
És perfectamente correcto ocuparse de las condiciones legales del que desempeña un puesto público,pero es una oficiosidad de mal tono, que El Palmesano ha censurado, aprovechar cualquier pretesto para citar nombres de personas que no tienen posición alguna oficial.
Preocupado anda el órgano izquierdista cuando aparenta ignorar que la prensa de todos matices tributa aplausos á las comisiones de actas de ambas cámaras por la energía é imparcialidad con que proceden, lo cual haría imposibles los manejos del Gobierno en perjuicio de los candidatos de oposición, sí estos manejos no fueran una invención calumniosa aplicándola á un gobierno que ha hecho las elecciones más libres que ha presenciado el país como lo prueba la numerosa oposición que figura en las cámaras, y el sin número de dictámenes de las comisiones de actas que se han aprobado sin- pedirse votación nominal.
Por lo demás nos alegraremos que el Sr. Feliu justifique plenamente que reúne esas circunstancias, que alguien ha puesto en duda, que jure pronto el cargo y que se siente en la alta Cámara.

Dia trenta de Juny de 1886

El balear: periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
El tribunal de Oposición á la plaza de Cirujano vacante en el Hospital Civil lo componen los facultativos Sres. Montaner, Frontera, Escafí, Berga (D. Miguel) y Alorda.

Dia setze de Juliol de 1886

El balear : periódico de la tarde a la seva pàgina 3, publicava:
Procediendo el Colegio Médico-farmacéutico á la elección anual de cargos, quedó constituida la Junta Directiva en esta forma:
Presidente: D; Lorenzo Muntaner.
Vicepresidente: D. Jaime Escalas.
Contador: D. Domingo Escafí.
Secretario: D. Tomás Darder.
Vicesecretario: D. Pedro Jaume y Matas.

Dia setze de Juliol de 1886

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
El Colegio Médico Farmacéutico ha procedido á la elección anual de cargos, quedando constituida la Junta Directiva en esta forma:
Presidente: D; Lorenzo Muntaner.
Vicepresidente: D. Jaime Escalas.
Contador: D. Domingo Escafí.
Secretario: D. Tomás Darder.
Vicesecretario: D. Pedro Jaume y Matas.

Dia setze de Juliol de 1886

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
Habiéndose constituida la Real Academia de Medicina y Cirujía de esta capital con arreglo á los nuevos Estatutos, forman la Junta Directiva los señores siguientes:
Presidente: D. Antonio Gelabert.
Vice-presidente: D. Lorenzo Muntaner.
Secretario perpétuo: D. Domingo Escafí.
Vice secretario: D. Antonio Mayol.
Tesorero: D. Jaime Escalas.
Bibliotecario archivero: D. Miguel Berga.
De Anatomía y Fisiología normales y patológicas: D. Jaime Escalas.
De Medicina: D. Antonio Gelabert.
De Cirujía: D. Antonio Frontera.
De Higiene, Farmacología y Farmacia: D. Guii llermo Rosselló.

Dia devuit de Agost de 1886

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
Esta mañana, á cosa de las cinco, en el borde del cauce de la Riera, junto á Ca Dona Ayna, ha sido encontrado el cadáver de un hombre de unos 37 años de edad, llamado Nadal Matas y Nicolau, exsargento de la Guardia civil en Puerto-Rico.
Este desgraciado que padecía enajenación mental, y que por este motivo ya fué dado de baja en el ejército, anteayer mañana se fué á su casa exigiendo á su esposa que le diera cierta cantidad de dinero, y una vez conseguido, se fué á comprar una pistola de dos tiros, con la cual más tarde quería matar á su esposa. Esta, gracias á su lijereza, pudo escapar dejando al demente solo en su casa. Después el infeliz marido se marchó; y en vista de que habían transcurrido muchas horas sin encontrarle, anoche su esposa fué al cuartelillo municipal á dar parte de lo sucedido con objeto de que la autoridad hiciera las diligencias oportunas para salvarle.
Durante teda la noche se le ha buscado en vano. Se asegura que anoche á cosa de las diez los dependientes de la puerta de Jesús oyeron un tiro, por lo que se calcula que entonces se suicidó.
A primera hora de esta mañana ha acudido al sitio de la catástrofe el Sr. Gobernador, el teniente de Alcalde D. M. Enrique Lladó, los médicos forenses Sres. Rosselló y Escafí, y los de la municipalidad Sres. Oliver y Gayá, y otros funcionarios públicos.
A las nueve se ha constituido el Juez de instrucción Sr. Bello para levantar acta. La esposa del difunto, que estaba en una casa vecina, ha sido llamada por el Sr. Juez, pero no ha podido prestar declaración alguna por haberse desmayada, por cuyo motivo ha sido conducida á su casa en carruaje.
La bala le entró por la sien derecha. Reconocidas las faltriqueras del cadáver se le ha encontrado una peseta, un pañuelo, media cajetilla de tabaco, papel de fumar y fósforos, y ademas siete ú ocho cápsulas.
A las nueve y media el cadáver ha sido conducido al cementerio.
Muchísimos curiosos han acudido á aquel sitio para conocer al suicida.

Dia vint-i-sis de Maig de 1887

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
D. Domingo Escafí, Secretario de la Real Academia de Medicina y Cirujía nos participa que dicha Academia vacunará gratuitamente en Montesión mañana á las cuatro de la tarde.

Dia dos de Juny de 1887

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
D. Domingo Escafí, Secretario de la Real Academia de Medicina y Cirujía nos ha participado que mañana á las cinco de la tarde se vacunará gratuitamente en el salón que al efecto está preparado en Montesión.

Dia vint-i-un de Novembre de 1887

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava: En la sesión ordinaria celebrada el viernes por el Ayuntamiento, se tomaron los acuerdos siguientes:
Admitir la renuncia de capataz de los peones camineros á D. Manuel Capellà y nombrar en su lugar al peón más antigüo, D. Pedro Ignacio Mas: aumentar en 5 faroles el alumbrado público: renovar la mitad de la comisión inspectora del censo electoral para Diputados á Córtes, y en sustitución de los vocales D. Domingo Escafí y D. José Estadé, á quienes corresponde el turno de salida, resultaroo nombrados D. Telesforo Sansaloni y D. Heriberto Granell: y, por último, celebrar en adelante las sesiones ordinarias todos los viérnes á las 6 de la tarde.

Dia vint-i-un de Desembre de 1887

El correo de Mallorca : diario de noticias y avisos a la seva pàgina 3, publicava:
La Comisión de Gobierno de la Real Academia Medicina de esta capital, según elección verificada últimamente, para el bienio de 1888 y 1889, quedará constituida en esta forma:
Presidente, D. Antonio Gelabert.
Vicepresidente, D. Lorenzo Muntaner.
Secretario perpetuo, D. Domingo Escafí.
Vicesecretario, D Antonio Mayol.
Tesorero, D. Jaime Escalas.
Bibliotecario, D. Juan Alorda.
Vocales, D. Sebastián Domenge, D.Tomás Darder, D. Antonio Frontera y D. Guillermo Rosselló, presidentes de las Secciones.

Dia vint-i-un de Desembre de 1887

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
La Comisión de Gobierno de la Real Academia Medicina de esta capital, según elección verificada últimamente, para el bienio de 1888 y 1889, quedará constituida en esta forma:
Presidente, D. Antonio Gelabert.
Vicepresidente, D. Lorenzo Muntaner.
Secretario perpetuo, D. Domingo Escafí.
Vicesecretario, D Antonio Mayol.
Tesorero, D. Jaime Escalas.
Bibliotecario, D. Juan Alorda.
Vocales, D. Sebastián Domenge, D.Tomás Darder, D. Antonio Frontera y D. Guillermo Rosselló, presidentes de las Secciones.

Dia vint-i-tres de Febrer de 1888

La Farmacia española a la seva pàgina 121, publicava:
Renovación de cargos. — La Junta directiva del Colegio médico farmacéutico de Palma, ha quedado constituida en la forma siguiente: D. Antonio Gelabert y Escarrer, presidente honorario; D. Domingo Escafí y Vidal, presidente., D. Tomás Darder y Enseñat y D. José Rover y Tolrá, vicepresidentes; D. Juán Alorda y Suñer, contador tesorero; D. Enrique Fajarnés y Tur, secretario; D. Antonio Mayol y Vidal, vicesecretario; D. Antonio Quintana y Ripoll, bibliotecario y director del museo; vocales, D. Juán Mercant y Barceló y D, Eugenio Losada y Mulet, de la sección de medicina; D. Pedro J. Estelrich y D. Pedro de A. Escafí, de la sección de farmacía, y D. Gabriel Martorell y Rubí, de la sección de veterinaria.

Dia vint-i-dos de Març de 1888

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Mañana á las tres de la tarde la Real Academia de Medicina y Cirujía vacunará gratuitamente á cuantos niños se presenten en el salón que al efecto tiene preparado en el edificio de Montesión.
Así nos lo ha comunicado D. Domingo Escafí, secretario perpetuo de dicha Academia.

Dia cinc de Abril de 1888

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
La celosa Academia de Medicina y Cirujía, teniendo noticia de que casi todos los días ocurren nuevos casos de viruela en distintos puntos de la ciudad y aun en los afueras, ha emprendido la fatigosa tarea de vacunar gratuitamente, con el laudable fin de evitar, en cuanto sea posible, el desarrollo de la enfermedad variolosa que nos amenaza.
Según nos participa D. Domingo Escafí, secretario perpetuo de aquella corporación, mañana á las tres de la tarde inoculará la vacuna en el salón que al efecto está preparado en el edificio do Montesion.

Dia dotze de Abril de 1888

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
D. Domingo Escafí, secretario perpetuo de la Real Academia de Medicina y Cirujía, nos participa que mañana esta Corporación vacunará gratuitamente en el salón que al efecto tiene preparado en el edificio de Montesión.

Dia dotze de Maig de 1888

El magisterio balear : periódico de primera enseña a la seva pàgina 8, publicava: Bajo la presidencia del Sr. Gobernador civil de la provincia que tenía á su derecha á los de la Diputación y Real Academia de Medicina de Palma y á su izquierda á los del Ayuntamiento y Colegio Medico Farmacéutico, celebró esta sociedad anteanoche su sesión inaugural del presente año. El Sr. Fajarnés, Secretario del Colegio, reseñando rápida y correctamente los trabajos en que se ha ocupado la sociedad desde su instalación en 1883 hasta el año último, puso de manifiesto los beneficios y propósitos de aquella institución. Luego el socio Sr. González Cepeda don José leyó un erudito y florido discurso inaugural, desarrollando el tema: «El ser humano fisicamente considerado.» El Sr. Gobernador manifestó su agradecimiento al Colegio por los beneficios que ha dispensado á la provincia, prometiéndole en nombre de la Administración el más eficaz apoyo. Selecta concurrencia de socios é invitados llenaba por completo el salón de actos y los inmediatos. Las gracias al Sr.Escafi D. Domingo por la atención que le merecimos, y nuestro más cumplido parabién al Colegio por sus trabajos, su marcha y sus proyectos.

Dia vint-i-dos de Maig de 1888

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
En la misma tarde del domingo se presentó en el cuartelillo de municipales una mujer, vecina del Hostalet d´en Cañellas, quejándose de haber sido maltratada por su marido.
En efecto, las heridas que llevaba en la cara, eran de alguna consideración. En el mismo cuartelillo fué curada por el médico forense Sr. Escafí. y y el marido conducido á Capuchinos y puesto á disposición del Juzgado á fin de que se le imponga el castigo que merece.

Dia vint-i-tres de Gener de 1889

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava: Según la Revista de Ciencias Médicas, la Junta Directiva del Colegio Médico-Farmacéutico para el año actual, queda constituida en la forma siguiente:
Presidente: don Domingo Escafí. Vice-presidentes: 1.° don José Latorre, y 2.° don José Rover. Contador Tesorero: don Juan Alorda. Secretario: don Enrique Fajarnés. Vice secretario: don Antonio Mayol. Bibliotecario: don Antonio Quintana. Vocales: don Juan Mercant, don Eugenio Losada, don Antonio Frau, don Pebro Escafí y don Gabriel Martorell.
La misma revista dice que han entrado á formar parte de su redacción los señores D. Francisco Sancho, Don José González Cepeda, D. José Rover y don Juán Mercant, en sustitución de otros que por circunstancias personales atendibles, han dejado de pertenecer à ella, si bien continuarán colaborando en sus tareas.

Dia vint-i-set de Març de 1889

El Mahonés : bisemanario católico popular y de not a la seva pàgina 3, publicava: La Real Academia de Medicina y Cirujía de Palma ha acordado últimamente abrir un concurso público sobre el tema siguiente: «Estudio médico topográfico y climatoterápico de algún punto del distrito académico de las Baleares.» Se concederá un premio y un accésit. El premio consistirá en un diploma, el titulo de socio corresponsal y 250 pesetas; y el accésit en el mismo diploma y título de socio. Los trabajos deberán dirigirse al secretario de de la Academia D. Domingo Éscafí antes del primero de Noviembre del año actual.

Dia tretze de Abril de 1889

El Mahonés : bisemanario católico popular y de not a la seva pàgina 2, publicava: La Academia de Medicina y Cirujía de Palma ha anunciado que ha abierto un concurso público sobre el tema: «Estudio médico topográfico y climatoterápico de algún punto del distrho académico de las Baleares.» Para esta memoria se señala un premio, que consistirá en un diploma especial, el titulo de Socio corresponsal 250 pesetas y un accésit que consistirá en un diploma especial y el título de Socio corresponsal. Las memorias y pliegos cerrados se deben dirigir con sobre al secretario perpetuo de la mencionada Academia, D. Domingo Escafi, antes del 1° de Noviembre de 1889.

Dia vint-i-vuit de Juny de 1889

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
Como habrán visto nuestros lectores en el anuncio que desde ayer venimos publicando, el farmacéutico D. Pedro Escafí que tiene su oficina en la calle de Cererols, punto céntrico de la población, ha establecido un servicio nocturno, permanente, desempeñado por persona perita, á fin de facilitar el despacho de los medicamentos y que estos puedan ser aplicados con más prontitud.
El acuerdo de nuestro amigo no hemos de aplaudirlo nosotros; lo aplaudirán los Sres. facultativos y más aun las personas que tengan necesidad de acudir en busca de remedios para las dolencias de seres queridos.
Lo que hace tiempo debió haberse planteado oficialmente, lo hace la iniciativa particular.
Que encuentre recompensa.

Dia tres de Juliol de 1889

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
BIBLIOGRAFÍA
Se ha publicado el número 12 de la Revista Balear de ciencias médicas, correspondiente al 30 de Junio, cuyo sumario es el siguiente:
I. Algunos medicamentos nuevos, por D. José Rover. — II. El ictión en las enfermedades de la piel, por J. Madera. — III. Relaciones entre la oftalmoplegia externa, el bocio exoftálmico y la histeria, por D. Enrique Fajarnés. — IV. Anemias y pseudo-anemias, por el prof. G. Sée. Lección V. trad. por D. Juan Munar. — V. Octavo Congreso alemán de Medicina interna, (conclusión) notas extractadas y trad. por el Dr. M. Carreras Sanchís. — VI. Revista Clínica, por los Sres. Oliver y Fajarnés. — VII Revista Bibliográfica, por don Domingo Escafí y D. Juan Mercant. — VIII. Notas científicas. — IX. Miscelánea. — X. Demografía médica de Palma.

Dia vint de Agost de 1889

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
A las tres poco mas ó menos de la tarde de ayer los vecinos de la plaza de la Puerta de Santa Catalina oyeron una detonación como de un tiro de fusil ó carabina; y en efecto el disparo se había hecho en el piso primero de la casa número 9.
Temiendo hubiese ocurrido una desgracia, acudieron presurosos los vecinos y algunos guardias municipales, y encontraron tendido en el suelo un hombre con una herida bajo la barba, por donde se desangraba, y el cráneo destrozado.
El infeliz se llamaba Miguel Llinàs, contaba 34 años, pertenecía al cuerpo de carabineros y hacía tres días que no se había presentado á prestar servicio.
Un detalle pudieron observar los que penetraron en la casa: las prendas de uniforme estaban esparcidas y destrozadas.
Se constituyeron allí los agentes de la autoridad y el Juzgado de la Lonja obrando como el caso requería.
Esta mañana, á las nueve y media, han practicado en el Cementerio la autopsia del cadáver, los médicos señores Escafí, Gayá y Oliver.

Dia setze de Novembre de 1889

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
BIBLIOGRAFÍA
Con alentó B. L. M, de nuestro amigo Sr. Escafí Presidente del Colegio Médico Farmacéutico; hemos recibido un ejemplar de los discursos leidos en la sesión inaugural de este año por D. Enrique Fajarnés y D. Tomás Darder, Secretario y Vicepresidente de la sociedad respectivamente.
El primero es una reseña de los trabajos realizados por el colegio durante el año anterior, hecha con la brillantez de estilo que el Sr. Fajarnés usa y le es característica. Y el segundo es un trabajo hijo de estudio concienzudo sobre la antisepsia interna.
Felicitamos á los autores y agradecemos al Sr. Escafí la atención que le hemos merecido.

Dia setze de Novembre de 1889

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
El Presidente del Colegio Médico-Farmacéutico D. Domingo Escafí, se ha dignado obsequiarnos con un ejemplar de los Discursos leídos por los señores D. Enrique Farjarnés y D. Tomas Darder en la sesión inaugural celebrada el 31 de Enero último en el mencionado Colegio.
Agradecemos al Sr. Escafí el galante regalo con que nos ha distinguido.

Dia sis de Gener de 1890

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
En la reunión verificada anteanoche en el Colegio Médico-Farmacéutico, para renovación de cargos, quedaron elegidos:
Presidente, D. Domingo Escafí. — Vicepresidente 2.° Presidente de la Sección de Farmacia, D. José Rover. — Contador, Don Guillermo Roselló. — Secretario, D. Eugenio Losada. — Bibliotecario, D. Juan Munar. — Secretario de la Sección de Medicina, D. Mariano Aguiló. — Secretario de la Sección de Farmacia, D. Pedro Escafí. A

Dia nou de Gener de 1890

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
REAL SOCIEDAD ECONÓMICA MALLORQUINA DE AMIGOS DEL PAÍS.
Por el interes que contiene insertamos á continuación la lista de los socios que pertenecen á esta distinguida Corporación formada y publicada el día l.º del mes actual, á tenor de lo que dispone el artículo 12 de la ley vigente para la elección de Senadores.
SOCIOS DE MÉRITO.
Ilmo. Sr. D. Francisco Manuel de los Herreros.
Sr. D. Casimiro Urech y Cifre.
Sermo. Sr. Archiduque Luis Salvador de Habs burg Lorena y de Borbon, Príncipe Imperial de Austria.
Sr. D. Luis Pou y Bonet.
Sr. D. José Muñoz del Castillo.
Sr. D. José M.ª Quadrado y Nieto.
Sr. D. Eusebio Estada Sureda.
Sr. D. Alvaro Campaner y Fuertes.
Excmo. Sr. D. Jerónimo Rosselló y Ribera.
Sr. D. José Rullan y Mir.
Sr. D. Manuel Marques Pérez.
SOCIOS DE NÚMERO.
Sr. D. José Mª March y Domènech.
Sr. D. Cayetano Socías y Bas.
Sr. Marques de Ariañy.
Sr. D. Juan Palou de Comasema y Pérez.
Sr. D. Antonio Mª Sbert y Borràs.
Sr. D. José González Perellin.
Excmo. Sr. D. Josquin Fiol y Pujol.
Sr. D. Martin Mayol y Bauzá.
Excmo. Sr. D. Pedro Ripoll y Palou.
Sr. D. Antonio Villalonga y Pérez.
Sr. D. Sebastian Font y Miralles.
Sr. D. Guillermo Morágues Bibiloni.
Sr. D. Miguel Costa y Cifre.
Sr. D. Pedro Font dels Olors.
Excmo. Sr. D. Juan Massanet y Ochando.
Excmo. Sr. D. Gregorio Ayueto y Echeverría.
Sr. D. Miguel Fluxá y Palet.
Sr D. Cristóbal Serra y Cloquell.
Sr. D. Juan Palou y Coll.
Sr. D. Gaspar Sancho y Coll.
Sr. D. Mariano Canals y Perelló.
Sr. D. Pedro Sampol y Rosselló.
Ilmo. Sr. D. Jaime Cerdá y Oliver.
Sr D. Miguel Ignacio Font y Muntaner.
Sr. D. Silvano Font y Muntaner.
Sr. D. Miguel Noguera de Superna.
Sr. D. Joaquín Fuster de Puigdorflla.
Ilmo. Sr. D. Juan Maura y Gelabert.
Sr. D. Rafael Luis Blanes Massanet.
Sr. D. Ricardo Ankerman Riera.
Sr. D. Juan Burgués Zaforteza y Cotoner.
Excmo. Sr. D. Jacinto Feliu y Ferrá.
Sr. D. Fausto Gual de Torrella.
Sr. D. Sebastian Font y Martorell.
Sr. D. José González Cepeda y Pizá.
Sr. D. Guillermo Ferragut Pou.
Sr. D. José Socías y Gradolí.
Sr. D. Juan Rubert de la Peña.
Sr. D. Joaquín Pavía y Birmingham.
Sr. D. Antonio Marcel y Amer.
Sr. D. Luis Barbarin y Vanrell.
Sr. D. Antonio Ferrer de la Cuesta.
Sr. D. Ismael de Ojeda.
Sr. D. Francisco Salvá y Salvá.
Sr. Marques de la Bastida.
Sr. D. Gabriel Reus y Lladó.
Sr. D. Francisco Rosselló y Pujol.
Excmo. Sr. Marques de la Cenia.
Sr. D. Enrique Bonet y Ferrer.
Sr. D. Domingo Escafí y Vidal.
Sr. D. Juan Cerdó y Bosch.
Sr. D. Manuel Guasp y Pujol.
Sr. D. Sebastian Domenge Rosselló.
Sr. D. Juan Bautista Socías y Sorá.
SOCIOS CORRESPONSALES.
Sr. Marques de Ballet.
Sr. D. Manuel González del Valle.
Sr. D. Ramon Ballester Pons.
Excmo. Sr. D. Asisclo Miranda.
Sr. D. Juan Carreras de Vigo.
Excmo. Sr. D. Braulio Anton Ramírez.
Sr. D. Julio Soler y Siquier.
Sr. D. Félix María Falguera.
Sr. D. Miguel Martí y Sagristà,
Excmo. Sr. D. Antonio García Rizo.
Sr. D. Eduardo de Capelástegui.
Sr. D. Leoncio Bruguera.
Sr. D. Francisco Javier Simonet.
Excmo. Sr. D. José Gonzalo dé las Casas.
Sr. D. Jernaldo Domínguez.
Sr. D. Juan de Carranza.
Excmo. Sr. D. Nicolás Cheli.
Sr. D. Teodoro Llorente.
Sr. D. Jesús Pando y Valle.

Dia catorze de Gener de 1890

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer mañana fué conducido al Hospital el mayordomo de la fábrica de mantas del Sr. Barceló, situada en la calle de Vila, que había tenido la desgracia de ser cogido por una máquina, la cual le destrozó el antebrazo derecho. Le practicó la amputación el médico Sr. Frontera con asistencia de los Sres. Escalas, González Cepeda, Escafí y Matas.
El estado del paciente es satisfactorio.

Dia vint-i-cinc de Gener de 1890

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA
El domingo próximo, 26 de los corrientes á las 12 del día, celebrará esta Academia la sesión pública inaugural de este año en la que el Sr. Socio numerario D. José Rover leerá el discurso de reglamento.
Lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma, 24 de Enero de 1890.-El Secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia vint-i-nou de Gener de 1890

El liberal : órgano democrático de la isla de Meno a la seva pàgina 3, publicava: A las doce de la mañana del domingo pasado, en el local que ocupa en Palma la Real Academia de Medicina y Cirujía en el Instituto Balear, se celebró la sesión inaugural de este curso, bajo la presidencia de D. Antonio Gelabert, El Secretario perpétuo D. Domingo Escafí leyó la memoria reglamentaria escrita con la corrección que su autor acosutmbra y después el socio numerario D. José Rover dió lectura á su discurso, que versaba sobre «el análisis de la glucosa en las secreciones urinarias,» completa y clara exposición de los adelantos y perfeccionamientos de la química moderna, en este asunto poderosísimo auxiliar de la patología. Ambos trabajos fueron muy celebrados por la numerosa concurrencia que asistió al acto.

Dia vint-i-dos de Febrer de 1890

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
Mañana á las ocho de la noche celebrará el Colegio Médico Farmacéutico la sesión inaugural del corriente año, estando el discurso a cargo del Sr. Losada.
Agradecemos al Presidente de ese centro Sr. Escafí la invitación con que nos ha favorecido.

Dia cinc de Març de 1890

El liberal : órgano democrático de la isla de Meno a la seva pàgina 3, publicava: De «La Almudaina»: LA SESION DEL COLEGIO MÉDICO Cuando son tan pocas las ocasiones que se nos presentan de echar las campanas al vuelo para aplaudir las muestras de actividad científica ó literaria que en esta tierra se producen, sentimos vivo placér al tomar la pluma con objeto de dar cuenta de la sesión inaugural del Colegio Médico-farmacéutico en el presente curso. Contrasta notablemente con la anemia de las demás sociedades que se fundan con algun objeto intelectual, la vida, sino pletórica, cuando menos robusta que cuida de mantener el Colegio Médico. Ni los abogados, clase numerosa en esta ciudad, ni ninguna de las demás que tienen un interés técnico, se han arriesgado á ensayar las ventajas de la asociación. A esta causa se debe, sin duda, que muchas ramas de los conocimientos humanos permanezcan entre nosotros estacionarias, sin dar flores ni fruto. Nadie desconoce que la afición individual, aislada, se enerva pronto; que ésta necesita poner en circulación sus propias ideas y nutrirse en cambio de las agenas; que necesita ventilar el depósito d« sus antiguos conocimientos para que cerrados á toda luz y á toda renovación no se descompongan y fermenten; en una palabra, que necesita, estímulos incesantes y continuas emulaciones para sostenerse en el nivel común y no hundirse en el olvido de la vulgaridad. Todos estos beneficiosos efectos produce y ha producido en Palma dicha sociedad, pudiendo decirse, que la clase médica en Mallorca no va á la cola da los progresos científicos de su vasta enciclopedia; sino que, tanto por la rapidez con que los percibe como por la generalidad con que los abarca, obtiene un puesto avanzado v meritorio, con laboriosidad digna de ser imitada por los demás elementos de esta Ciudad. A la sesión celebrada el domingo, estaban invitadas las Autoridades y muchas personas de distinción. Ocupó la presidencia D. Mariano Canals, Presidente de la Diputación provincial, teniendo á su derecha al Sr. Presidente del Colegio D. Domingo Escafí. El Secretario D. Enrique Fajarnés leyó la memoria reglamentaria, escrita con el esmero y la precision á que ya nos tiene acostumbrados. El trabajo del señor Fajarnés es una exposición elegante, clara y metódica de los múltiples trabajos del Colegio, así en la parte de sus discusiones académicas, como en los trabajos del Instituto de Vacunación, como en la labor periodística de su «Revista Balear de Ciencias médicas». Después le tocó su turno al Dr. D. Eugenio Losa, quien leyó una memoria sobre el «Alcoholismo» y sus funestas consecuencias, recogiendo las observaciones capitales de esa gran miseria humana, examinando los hechos y los argumentos á la luz de un criterio justo é imparcial y por medio de un estilo sobrio y correcto. Los dos distinguidos facultativos fueron felicitados con efusión por todos los concurrentes.

Dia vint-i-dos de Agost de 1890

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer, en el predio de Raixa tuvo lugar el banquete con que varios socios del Colegio Médico Farmacéutico de esta Capital obsequiaron al joven y distinguido catedrático de la facultad de Medicina en Valencia Dr. D. Juan Bartual.
Los comensales en número 30 se reunieron en uno de los salones del referido predio, galantemente cedido por su propietario el Exmo. Sr. Conde de Montenegro y allí se sirvió la comida preparada por el Restaurant de Oriente, á la altura de la reputación de este establecimiento, y cuyo menú, fué el siguiente, repartido en elegantes tarjetas á los asistentes.
Entremeses. — Sardinas de Nantes. — Anchoas. — Mantequillas. — Pikels ingleses.— Aceitunas marsellesas y sevillanas. — Rábanos. — Salsichón de Lión. — Sobrasada mallorquina.
Sopa. — Puré de cangrejos.
Entradas.— Filete de vaca á la jardiniere. — Boulevand de menestra. — Perdices á la crapodine. — Salmón con salsa tártara.— Atún en mayonesa. — Galantina de gallina troufée.
Asados. — Pava. — Pescado. — Ensalada.
Dulces. — Flam. — Crema de vainilla.
Frutas. — Melocotones. — Uvas. — Peras— Melón.
Quesos. — Camembert. — Munster. — Coulommiers.
Vinos. — San Luis. — Bordeaux. — Saulerne. — Jerez. — Champagne.
Licores. — Ron Jamaica. — Cognac Martel. — Chartreuse. — Kümmel.
Helados. — Espuma de ponche. — Piña.
Cafè. — Tabacos.
Durante la comida reinó la mas cordial espansión y llegada la hora de los brindis, al destaparse el espumoso Champagne el Sr. Escafí, presidente del Colegio, en párrafos sentidos, se felicitó de encontrar oportunidad de tributar al Dr. Bartual los merecidos elogios á que la conferencia dada en aquel centro le hacia acreedor y al mismo tiempo daba las gracias á dicho Señor por haber aceptado este pequeñísimo obsequio, con que aquella corporación le demostraba las profundas simpatías que había despertado en todos los Socios de la Corporación de su Presidencia.
El Dr. Bartual al contestar al Sr. Escafí pronunció un brindis que fanatizó à los alli reunidos asegurándoles una vez más que su permanencia en ]a Capital de las Baleares le había hecho conocer y apreciar á la digna clase Médica de Palma, de la que tantos obsequios había recibido, aunque sin merecerlos, y asegurándoles que ahora y siempre conservará grato recuerdo de la misma, dedicándole un lugar preferente en su corazón y deseando ocasiones en que poder demostrar la viva simpatía que le había despertado y que sería eterna.
El Sr. Mercant agradeció al Sr. Bartual las frases galantes que había dedicado á la clase Médica, felicitándole por su sentido brindis.
El Sr. Losada, como individuo de la Comisión organizadora y en nombre de sus compañeros se levantó para decir que, aunque el último de los mismos, se creía en el deber de usar de la palabra para manifestar el profundo agradecimiento que el Colegio sentía al haberse visto honrado por el Dr. Bartual, dando una conferencia en el salón del mismo, y la satisfacción que hoy experimentaban al verse acompañados por tan distinguido compañero, suplicándole que cuando las tareas de su cargo, le llamaran otra vez á la hermosa ciudad del Turia, conservara un recuerdo para los que desde aquí no le olvidarían nunca.
Al terminar propuso que los tres ramos que decoraban la mesa se mandaran: el del centro á la Exma. Sra. Condesa de Montenegro por la fina atención que con el Colegio habían tenido en Raixa y los dos restantes, uno á la familia del Dr. Bartual y otro á la apreciable Señora del Presidente del Colegio señor Escafí.
La fiesta teminó á las siete de la larde, hora en que se separaron los asistentes para regresar á la población pintándose en todos la viva satisfacción que experimentaban al haber terminado un acto que debía sellar para siempre, con recuerdo imperecedero, la buena amistad y la mutua correspondencia de los allí reunidos.

Dia vint-i-vuit de Agost de 1890

El liberal : órgano democrático de la isla de Meno a la seva pàgina 3, publicava: El dia 21 fué el destinado para verificarse la partida de campo con que el Colegio Médico Farmacéutico de Palma ha obsequiado al Dr. Banual catedrático de la Universidad de Valencia. Salió por la mañana la expedición en cinco ó seis carruajes dirigiéndose á Alfabia, alquería que visitaron detenidamente, viniendo después á Raixa cuyo museo visitaron también. A las dos y cuarto sentábanse á la mesa en la última mencionada alquería, ocupando la presidencia el Sr. Bartual y teniendo á su derecha al Sr. Escafí, presidente del Colegio y á la izquierda al Sr. Latorre médico de Sanidad Militar, y á las cinco y media terminó la comida. Inauguró los brindis el Sr. Escafí el cual agradeciendo en nombre de los socios que componen aquel Centro científico la deferencia tenida para con el Colegio por el Sr. Bartual hizo votos para que aquel acto fuese un lazo que uniese en lo futuro con fraternal solidaridad la clase médica valenciana cen la mallorquina. El Sr. Bartual los resumió en una elegante y bien sentida peroración en la cual rayó á grande altura, agradeciendo aquel delicado obsequio hecho á su persona, y prometiendo estrechar los vínculos de afección íntima y amistad leal entre sus comprofesores de Valencia y los de esta isla, por cuya prosperidad se interesó. Sirvió el banquete el restaurant de Oriente mereciendo mención especial y honrosa tanto por la forma de condi mentación como por la delicada y fina, manera de presentar los manjares.

Dia vuit de Octubre de 1890

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
Uno de esos granujas callejeros que no paran nunca de hacer travesuras, estaba jugando ayer tarde sobre uno de los parapetos del Baluarte del príncipe del que se cayó fracturándose un brazo. Conducido a la Casa de Socorro fué curado de primera intención por los médicos Sres. Escafí y Oliver.

Dia vint-i-set de Octubre de 1890

La mañana : diario político de avisos y noticia a la seva pàgina 1, publicava:
Ayer á cosa de la una de la tarde un joven que estaba ocupado en quitar algunos estorbos del hilo telefónico, tuvo la desgracia de caerse en uno de los fosos de la batería de San Jerónimo, dislocándose la cadera izquierda. Fué curado por los médicos Escafí y Gayá. El Juzgado instruye el correspondiente sumario.

Dia vint-i-dos de Novembre de 1890

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
Sabemos que ayer celebraron en el acreditado restaurant de Cas Català un animado banquete, numerosos amigos y correligionarios del distinguido abogado y diputado provincial D. Alejandro Rosselló, en celebración de hallarse ya restablecido de la dolencia que le impidió asistir al que conmemoró la unión de sagaslinos é izquierdistas en 26 de Octubre último.
Dícennos que ese bauquete de ayer resultó notable por todos conceptos: por lo exquisito y bien servido que estuvo el menu, por la cordialidad y verdadero compañerismo que reinó entre los comensales, y más que todo por los elocuentes brindis y discursos que pronunciaron al final el presidente del banquete, Sr. Rosselló, el Jefe del partido, Sr. Socías y Caymari, el candidato para las próximas elecciones provinciales, Sr. Domenge, los Sres. Fuenmayor, Escafí y otros va rios.
Nosotros que nos honramos con la cariñosa amistad particular de don Alejandro Rosselló, le felicitamos por esta prueba de simpatía y afecto de que ayer fué objeto, y nos alegramos vivamente del objeto especial del banquete, esto es, del completo restablecimiento de la salud de nuestro estimado amigo.

Dia un de Gener de 1891

El eco del santuario : revista quincenal a la seva pàgina 309, publicava: Hemos recibido los Discursos leídos en la inauguración de las sesiones anuales de la Real Academia de Medicina y Cirujia de esta capital por D. Domingo Escafí y D. Antonio Mayol, reputados profesores en el difícil arte de curar. Agradecemos al distinguido facultativo D. Lorenzo Muntaner tan galante obsequio.

Dia setze de Gener de 1891

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
El apreciable médico cirujano D. Domingo Escafí fue atropellado ayer mañana en la calle San Francisco por un carro en el momento de salir de su casa, recibiendo una lesión en un pié, la que afortunadamente no tendrá consecuencias, según se desprende del estado en que seguía esta mañana.

Dia desset de Gener de 1891

La mañana : diario político de avisos y noticia a la seva pàgina 2, publicava:
El apreciable médico cirujano D. Domingo Escafí fue atropellado anteayer en la calle San Francisco por un carro en el momento de salir de su casa, recibiendo una lesión en un pié, la que afortunadamente no tendrá consecuencias.

Dia vint-i-quatre de Gener de 1891

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA
Esta Academia celebrará sesión pública inaugural del presente año el domingo 25 de los corrientes á las doce del día, leyendo el discurso de reglamento el señor Socio numerario D. Antonio Mayol, lo que se anuncia para conocimiento del público.
Palma, 24 de Enero de 1891.-El Secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia vint-i-set de Gener de 1891

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
La Real Academia de Medicina y Cirujia de esta capital, celebró el dormingo la sesión inaugural de sus tareas del corriente año; y, como es costumbre, el Secretario perpetuo, que lo es el Sr. Escafí, leyó la Memoria de los trabajos en que se había ocupado la corporación durante el año anterior, y dedicó en este documento frases tan merecidas como espresivas al que fué por muchos años presidente de la Corporación, el decano de los médicos Sr. Gelabert, por cuya muerte estaban de luto sus comp añeros.
El Sr. D. Antonio Mayol tenía á su cargo el discurso inaugural; y escogió como tema "Caracteres médico meteorológicos del clima de Palma su relación con los de Mallorca y con la climatología general;" y lo enri queció con tal cúmulo de antecedentes directos y relativos y con tal acopio de demostraciones, que lo que por su índole pudo ser un trabajo árido fué bellísimo hasta para los profanos, mereciendo por ello no pocos plácemes de sus compañeros v hombres de ciencia.

Dia vint-i-nou de Gener de 1891

La mañana : diario político de avisos y noticia a la seva pàgina 3, publicava:
El Presidente del Colegio Médico-Farmacéutico nos invita á la sesión inaugural que se celebrara el día 31 de los corrientes, á las ocho de la noche, en la que el socio de núm. D. Francisco Sancho leerá el discurso de reglamento. Agradecemos á D. Domingo Escafí su atención.

Dia trenta-un de Gener de 1891

El magisterio balear : periódico de primera enseña a la seva pàgina 8, publicava: El distinguido Presidente del Colegio Médico Farmacéutico de esta capital, en atento B. L. M. se ha servido invitarnos á la sesión inaugural que se celebrara hoy 31, á las 8 de la noche, en la que el socio de núm. D. Francisco Sancho leerá el discurso de reglamento. Agradecemos á D. Domingo Escafí tan fina galantería, mientras deseamos toda suerte de prosperidades á tan ilustrada como importante corporación.

Dia vint-i-dos de Febrer de 1891

La mañana : diario político de avisos y noticia a la seva pàgina 3, publicava:
Sumario del numero 2 de la Revista Balear correspondiente al 31 de Enero último:
I. — Tratamiento de los aneurismas por la producción de un trombo blanco; por William Macewen.
II. — Contribución á la práctica terapéutica de la difteria, por D. Juan Mercant.
III. — Terapéutica general del cólera, por D. José Latorre é Izquierdo.
IV. — Revista de la prensa extranjera, por D. Juan Alorda
V. — Revista de terapéutica, por don Pedro Jaume y Matas.
VI. — Revista bibliográfica, por don Domingo Escafí.
VÍI. — Notas científicas.
VIII.— Miscelánea.

Dia vint-i-set de Febrer de 1891

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA
El domingo 1º del próximo Marzo á las siete y media de la noche tendrá lugar la sesión pública de recepción del Sr. Socio electo D. Bartolomé Bordoy.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas que gusten asistir á este acto. Palma 27 de Febrero de 1891.-El Secretario perpetuo, Domingo Escafí.

Dia deu de Març de 1891

Las islas : periódico de noticias y de intereses genera a la seva pàgina 3, publicava:
En la Real Academia de Medicina de esta ciudad se celebró el domingo la sesión extraordinaria para recibir en su seno al académico electo el farmacéutico y presbítero D. Victor Valenzuela.
Bajo la presidencia del Sr. Muntaner y leida y aprobada el acta de la sesión anterior, el Sr. Valenzuela dió lectura á su concienzudo trabajo que trataba del arsénico y de sus múltiples medios de investigación.
Contestóle el Sr. Escafí, secretario perpétuo de tan docta corporación con un erudito estudio sobre la importancia de la química biológica en el progreso científico moderno. Terminó el Sr. Escafí felicitando á la Academia por la acertada elección del Sr. Valenzuela, con lo que ha dado una nueva prueba de las buenas relaciones que deben existir y existen entre la Religión y la ciencia.

Dia quatre de Abril de 1891

Las islas : periódico de noticias y de intereses genera a la seva pàgina 2, publicava:
Palma
Ayer conforme teníamos anunciado, celebró sesión la Real Academia de Medicina y Cirujia bajo la presidencia del Sr. Muntaner y con asistencia de diez y seis socios, dando lectura el Sr. Secretario á un luminosísimo dictámen formulado por la comisión nombrada al efecto contestando á la consulta elevada por la Exma. Diputación Provincial respecto á las condiciones que debe reunir el terreno para emplazamiento de un lazareto de observación.
Después de larga y detenida discusión en que tomarán parte los Acadámicos Sres. Frontera, Berga, Escafí, Martorell, Bover, Munar, González Cepeda y Mayol, se aprobó el dictamen que abraza todos los estremos que deben tenerse presente para la construcción de establecimientos de la clase á que se hace referencia, demostrando la docta corporación que el punto preferible para el emplazamiento, debe ser la isla de Cabrera, por reunir las condiciones topográficas é higiénicas necesarias para tales edificios y ser además garantía de seguridad por su completo aislamiento.
En la próxima semana se ocupará aquel centro científico del proyecto de ley sanitaria ó modificación que considera necesarias introducir en la legislación vijente y de aplicación á nuestras islas.
Felicitamos sinceramente, á la mencionada corporación por el acierto, celo y actividad con que ha desempeñado su importante cometido.

Dia desset de Abril de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer, según teníamos dicho, se practicó en la sala del cementerio por los. médicos forenses señores Escafí y Rosselló, la autopsia del cadáver del empleado de consumos muerto en la noche del mártes en la calle de la Marina.
El estár el asuuto sub judice, y el natural respeto que nos infunde la justicia, nos vedan publicar detalladamente el resultado de la misma, á pesar de sernos conocido.
Parece ser que la muerte sobrevino á consecuencia de un derrame cerebral, que debió causar, un golpe violento.

Dia devuit de Abril de 1891

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
Los médicos forenses Sres. Escafí v Rosselló fueron los que por comisión del Juzgado practicaron la autopsia al cadáver del dependiente de consumos muerto desgraciadamente en la noche del martes de esta semana.
Dícese que la muerte fué producida por congestión á causa de la fuerte contusión que recibiera en la cabeza.

Dia cinc de Maig de 1891

Las islas : periódico de noticias y de intereses genera a la seva pàgina 3, publicava:
Hemos recibido el número 6 de la Revista Balear de Ciencias Médicas cuyo texto contiene el siguiente sumario: I. Sesión inaugural de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma, por D. Domingo Escafí. — II Un lazareto en Mallorca, por D. Domingo Escafí, — III Predisposiciones morbosas especiales, por D. Pedro Jaume y Matas. — IV Revista de la prensa extranjera, por D. Juan Alorda. — Real Acadèmia de Medicina y Cirugía de Palma, por D. Juan Mercant. — VI Notas científicas. — VII Miscelánea.

Dia cinc de Maig de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Hemos recibido el número 6 de la Revista Balear de Ciencias Médicas cuyo texto contiene el siguiente sumario: I. Sesión inaugural de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma, por D. Domingo Escafí. — II Un lazareto en Mallorca, por D. Domingo Escafí, — III Predisposiciones morbosas especiales, por D. Pedro Jaume y Matas. — IV Revista de la prensa extranjera, por D. Juan Alorda. — Real Acadèmia de Medicina y Cirugía de Palma, por D. Juan Mercant. — VI Notas científicas. — VII Miscelánea.

Dia vint-i-set de Maig de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Hemos recibido el número 7 de la Revista Balear de Ciencias Médicas, órgano del Colegio Médico-Farmacéutico de ésta ciudad, que comprende el siguiente sumario:
I. — Datos y observaciones acerca los carácteres médico-meteorológicos del clima de Palma, en sus relaciones con el de Mallorca y con la climatología general, discurso leido en la sesión inaugural celebrada por la Real Academia de Medicina y Cirigia de Palma, por D. Antonio Mayol y Vidal.— II.— Un lazareto en Mallorca, II, por D. Domingo Escafi. — III. — Revista de la prensa. — IV.— Notas científicas. — V. — Estadística demográfico-sanitaria.

Dia quinze de Juny de 1891

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 4, publicava:
Bibliografía
Hemos recibido el número 8, año VII de la Revista Balear de Ciencias Médicas, órgano del colegio médico-farmacéutico de Palma correspondiente al día 30 de Abril último, cuyo sumario es el siguiente:
I. — Estudios generales de higiene púb lica en sus relaciones con las condiciones sanitarias de Palma, por D. Bernardo Riera.
II. — Un lazareto en Mallorca, III, por D. Domingo Escafí.
III. — Extirpación total, de la vejiga con formación de una vejiga nueva en una mujer de cincuenta y cinco años, por el Dr. P. Espejo.
IV. — Revista de la prensa.
V. — Revista bibliográfica, por. D. Pedro Jaume y Matas.
VI. — Notas científicas.
VII. — Miscelánea.

Dia setze de Juny de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Hemos recibido el número 8 de la Revista Balear de Ciencias Médicas, cuyo texto indica el siguiente sumario:
I. — Estudios generales de higiene púb lica en sus relaciones con las condiciones sanitarias de Palma, por D. Bernardo Riera.
II. — Un lazareto en Mallorca, III, por D. Domingo Escafí.
III. — Extirpación total, de la vejiga con formación de una vejiga nueva en una mujer de cincuenta y cinco años, por el Dr. P. Espejo.
IV. — Revista de la prensa.
V. — Revista bibliográfica, por. D. Pedro Jaume y Matas.
VI. — Notas científicas.
VII. — Miscelánea.

Dia desset de Juny de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer á las tres de la tarde en el salón de la Real Academia de Medicina y Cirugia de esta Ciudad, una comisión de la misma corporación compuesta de los señores académicos Escafí, Martorell y Alorda, del académico electo Dr. señor Losada, y del veterinario D. Pedro Soler; procedió á la vacunación directa de la res. Se inocularon 30 niñas y 27 niños; total 57.
Aplaudimos todo cuanto se haga por propagar tan útil como eficaz medio propláctico de la viruela.

Dia un de Juliol de 1891

Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana a la seva pàgina 33, publicava: Firma la declaración de hijo adoptivo de Palma de Jovellanos

Dia deu de Juliol de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE PALMA.
El domingo próximo, día 12 de los corrientes, á las ocho de la noche celebrará esta Academia sesión pública de recepción del señor socio electo Dr. D. Eugenio Losada.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas que quieran concurrir al acto. Palma 8 Julio de 1891.— El secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia deu de Juliol de 1891

Las islas : periódico de noticias y de intereses genera a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE PALMA.
El domingo próximo, día 12 de los corrientes, á las ocho de la noche celebrará esta Academia sesión pública de recepción del señor socio electo Dr. D. Eugenio Losada.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas que quieran concurrir al acto. Palma 8 Julio de 1891.— El secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia deu de Juliol de 1891

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE PALMA.
El domingo próximo, día 12 de los corrientes, á las ocho de la noche celebrará esta Academia sesión pública de recepción del señor socio electo Dr. D. Eugenio Losada.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas que quieran concurrir al acto. Palma 8 Julio de 1891.— El secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia onze de Juliol de 1891

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE PALMA.
El domingo próximo, día 12 de los corrientes, á las ocho de la noche celebrará esta Academia sesión pública de recepción del señor socio electo Dr. D. Eugenio Losada.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas que quieran concurrir al acto. Palma 8 Julio de 1891.— El secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia onze de Juliol de 1891

Las islas : periódico de noticias y de intereses genera a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE PALMA.
El domingo próximo, día 12 de los corrientes, á las ocho de la noche celebrará esta Academia sesión pública de recepción del señor socio electo Dr. D. Eugenio Losada.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas que quieran concurrir al acto. Palma 8 Julio de 1891.— El secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia dotze de Juliol de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 2, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE PALMA.
El domingo próximo, día 12 de los corrientes, á las ocho de la noche celebrará esta Academia sesión pública de recepción del señor socio electo Dr. D. Eugenio Losada.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas que quieran concurrir al acto. Palma 8 Julio de 1891.— El secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia tretze de Juliol de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 2, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE PALMA.
El domingo próximo, día 12 de los corrientes, á las ocho de la noche celebrará esta Academia sesión pública de recepción del señor socio electo Dr. D. Eugenio Losada.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas que quieran concurrir al acto. Palma 8 Julio de 1891.— El secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia tretze de Juliol de 1891

Las islas : periódico de noticias y de intereses genera a la seva pàgina 3, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE PALMA.
El domingo próximo, día 12 de los corrientes, á las ocho de la noche celebrará esta Academia sesión pública de recepción del señor socio electo Dr. D. Eugenio Losada.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas que quieran concurrir al acto. Palma 8 Julio de 1891.— El secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia catorze de Juliol de 1891

Las islas : periódico de noticias y de intereses genera a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE PALMA.
El domingo próximo, día 12 de los corrientes, á las ocho de la noche celebrará esta Academia sesión pública de recepción del señor socio electo Dr. D. Euge nio Losada.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas que quieran concurrir al acto. Palma 8 Julio de 1891.— El secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia quinze de Juliol de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE PALMA.
El domingo próximo, día 12 de los corrientes, á las ocho de la noche celebrará esta Academia sesión pública de recepción del señor socio electo Dr. D. Eugenio Losada.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas que quieran concurrir al acto. Palma 8 Julio de 1891.— El secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia vint-i-cinc de Agost de 1891

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 1, publicava:
Reseña
de los trabajos realizados por el Colegio Médico-Farmacéutico de Palma durante el año 1890, leída en la sesión inaugural celebrada el dia 8 de Enero de 1891 por D. Eugenio Losada y Mulet Doctor en Medicina y Cirugía y Secretario de la Sociedad.
Señor Presidente, Señores: No debiera ser yo quien en este solemne momento y desde este sitio os dirijiera la palabra. Circunstancias de todos conocidas, vaivenes de la política, quizá algo y aun mucho de pasiones y rencores personales, dieron por resultado la traslación del digno é inteligente empleado Sr. Fajarnés y con ella la pérdida del compañero ilustrado é infatigable; de aquel que en años anteriores y en ocasiones como la presente supo relataros las glorias del Colegio Médico Farmacéutico con aquella galanura que todos recordáis y que hace mucho más dificil la posición del que en este instante tiene la inmerecida honra de ocupar vuestra atención.
En la imposibilidad absoluta de presentaros hoy uno de aquellos balances científicos detalladosy minuciosos; una de aquellas brillantes exposiciones de la labor científica por el Colegio realizada, por carecer de talento para ello me limitaré á daros cuenta, como pueda y sepa, de los trabajos que han ocupado á este Centro durante el finido año; y cuanto en ello pueda haber de interesante será solo obra del Colegio, importante siempre, y no en manera alguna porque mi pobre pluma pueda añadir un quilate más que avalore el precio de aquella.
Al presentarme ante tan escogida concurrencia á leer la reglamentaria memoria de Secretaría, anímame, mas bien que la confianza en mis débiles fuerzas, la seguridad de vuestra benevolencia sin límites, prueba palpable de vuestro alto saber é ilustración.
Al inaugurar hoy las tareas el Colegio Médico Farmacéutico, entra esta asociación en el décimo año de su existencia; fecha que si en absoluto es escasa, relativamente á los obstáculos y dificultades que en sí entraña el problema de la conservación y buena marcha de tales Instituciones, es más que suficiente para que le concedamos un carácter de estabilidad que en gran manera honra á todos los que han contribuido á medida de sus fuerzas en alcanzarla.
Diez años de existencia empleados en bien de la Ciencia y de la Humanidad es el mayor timbre de gloría á que podíamos aspirar los que asistimos á la fundación de este Colegio.
Nacido, como todos sabéis, al abrigo de otras Sociedades y formando parte de las mismas como Sección de Ciencias médicas; emancipado después y ocupando el local de la antigua Academia quirúrgica Mallorquina, venía germinando la idea de crear un Centro científico á la altura de la importancia de nuestra Capital y paro ello no se omitió sacrificio alguno, guiados por el entusiasmo que el proyecto despertaba entre todas las clases médicas de esta localidad.
Constituyóse por fin el Colegio Médico Farmacéutico con vida completamente independiente y propia; y como si fuera estrecho campo á sus aspiraciones los reducidos límites de esta Isla, aspiró á establar relaciones científicas con nuestros compañeros, de allende los mares, comerciando con ellos el rico producto de la Ciencia; y efecto de este deseo, la aparición, en el estadio de la prensa médica, de nuestra Revista Balear, órgano oficial del Colegio que al par que atravesar la barrera que al Mediterraneo plugo colocar entre Mallorca y el resto de España, presentaba nuestra ffé de vida, nos proporcionaba abundante cosecha de labor científica, estableciendo numeros cambios con las más importantes publicaciones médicas, así Nacionales como extranjeras, donde poder saciar el vehemente deseo de saber.
Preocupado también el Colegio por cuanto pudiera redundar en beneficio de la Sociedad, una de las miras primordiales del mismo, y teniendo en cuenta los inmensos beneficios que pudiera la Provincia reportar del establecimiento de un Instituto de vacunación directa de la res, beneficios que haré gracia de omitir pues estan en el ánimo de todos y los resultados obtenidos lo demuestran de un modo palmario, no cejó en su empeño hasta ver planteado este servicio, recabando el apoyo de las autoridades Provincial y Municipal; dispuestas siempre á contribuir al afianzamiento de cuanto tenga por objeto la mejora sanitaria del pueblo, apoyo que le fué concedido, subvencionando al Instituto á cambio de servicios por él prestados, suministrando linfa para la vacunación del vecindario pobre y de los asilados en los establecimientos benéficos y penitenciarios y tubos de la misma para subvenir á las necesidades del resto de la Provincia.
Esta es, en dos palabras referida, la Historia de este Colegio, cuyos frutos y triunfos alcanzados compilados quedan en las memorias de años anteriores, adicionados de los que resulten de la reseña que voy á presentaros de la vida de esta Sociedad en en el año 1890, que en nada ha cedido á sus antecesores, pues todos y cada uno de sus organismos han demostrado la vida y la actividad que les son características.
El Instituto Balear de vacunación directa, la Revista Balear de Ciencias Médicas, órganos que presiden, como ya se dijo á la vida de relación de este Colegio y las discusiones científicas y literarias que son como si dijéramos la nutrición íntima del mismo, ocuparán nuestra atención como cronista de los trabajos realizados unos; emprendidos otros, todos de provecho indudable para la Sociedad.
Séanos permitido empero antes de dar comienzo al relato de los trabajos del Colegio, dedicar un recuerdo á la memoria de D. Antonio Gelabert y Escarrer, el anciano octogenario, Presidente honorario de esta Corporación, homenaje debido y justo al varón que en todas ocasiones supo, con la abnegación y el desinterés por norte de sus acciones, sacrificarse en aras de la humanidad sin recojer, como premios oficiales de sus dilatados méritos y servicios, mas que algunas condecoraciones y los honores de segundo jefe de Administración Civil.
Conocidos son, de todos los que me escuchan, los brillantes é importantísimos servicios por él prestados en las dos epidemias de triste memoria: la de 1865 cuando el cólera morbo azotaba nuestra capital y la de 1870 cuando Palma sufrió los rigores de la fiebre amarilla. En ambas dió muestras de su actividad y celo, llenando múltiples deberes, visitando asi los hospitales creados para aquellas tristes circunstancias, como la clientela particular y formando parte de las Juntas de Sanidad, á las que aportaba las luces de su inteligencia, para aconsejar á las autoridades las medidas oportunas para evitar los estragos del mal y oponer remedio á las necesidades, que originaban un tal estado de cosas
. D. Antonio Gelabert nació en Porreras el año 1802 y tomó la licenciatura en Medicina en la facultad de Valencia el 7 de Septiembre de 1829.
En 1834 fué nombrado, mediante pública oposición, sócio de número de la Real Academia de Medicina y Cirujia de esta Capital. Desde esta fecha venía formando parte de tan ilustrada Corporación y su hoja de servicios en el seno de la misma es de las más brillantes que puedan ostentarse. Desempeñó los cargos de Secretario de Gobierno, Bibliotecario -Archivero, Vice-Presidente, cuando con este nombre se calificaban los que presidían estos cuerpos científicos y Presidente, cuando así se denominaron al reformarse los estatutos porque se rigen estas Academias, habiéndola presidido por espacio de treinta años.
En su larga vida Académica tomó parte muy activa en los trabajos y discusiones de la Sociedad, siendo autor de numerosas é interesantes memorias que acreditan las dotes de inteligencia y laboriosidad de su autor.
En 1.° de Julio de 1847 fué nombrada Subdelegado de Medicina de Palma, encargándose de la de la Catedral cuando ser la base de su existencia.
Una idea noble y levantada fué la que inspiró á nuestro distinguido consocio el Sr. Sancho el proyecto de un Montepío provincial para las clases médicas, é inútil es que tratemos de encarecer la necesidad y utilidad de una Institución de este género, cuando está en el ánimo de todos lo beneficioso de las mismas y al tratar de hacerlo creería ofender la reconocida ilustración de cuantos me escuchan.
Asegurar á los Socios del Montepío mediante el pago de una cantidad al ingreso y una módica cuota mensual, proporcionada á la edad del mismo, una pensión, en relación á los fondos de la Sociedad, para sus viudas y huérfanos y al mismo interesado en el desgraciado caso de quedar imposibi litado para el ejercicio de su profesión por la edad ó por enfermedad, son ventajas que no necesitan encarecerse, pues en sí llevan su mejor recomendación.
La reunión oyó con sumo agrado el trabajo del Sr. Sancho, calcado en el Reglamento de otras asociaciones de esta clase y abrigamos la fundada esperanza de que lo que hoy es solo un proyecto, se convertirá, en día no lejano, en una de las mejoras mas positivas que en bien de los individuos de las clases médicas de esta Provincia, habrá introducido y creado el Colegio Médico-Farmacéutico.
Los resultados de los trabajos realizados por el Instituto de vacunación en el año 1890 son un testimonio fehaciente de la importancia y necesidad de tal dependencia, cuya benéfica propaganda, ejerce saludable influencia en todas las clases sociales distribuyendo á porfía la linfa preventiva de una de las mas terribles dolencias.
El número de inoculaciones practicadas fué de 1269, faltando en esta cifra algunos datos que no hemos podido recojer de Centros distintos del Instituto, á los que éste suministra linfa directa. De estas 1268, pertenecen al Colegio 151: á los establecimientos de Beneficencia Provincial 69; á la Casa de Socorro 126; al Hospital militar 332; al resto del distrito militar 590; que se descomponen de la manera siguiente: varones 982: hembras 286; vacunaciones 954; revacunaciones 314.
Además, el Instituto ha proporcionado á la Excma. Diputación los tubos de linfa que debían servir para la vacunación en los pueblos de la Isla y resto de la Provincia.
Aunque á primera vista el número de inoculados parezca relativamente escaso, no debemos olvidar que el gran número de los que lo fueron en años anteriores y el haber desaparecido la alarma que se produjo en aquellas épocas por la existencia de casos de viruela, son razones suficientes para abonar el resultado obtenido.
La Revista Balear de Ciencias Médicas uno de los organismos más importantes de esta Academia ha cumplido 6 años de existencia; y en el pasado, como en los anteriores, no ha desmentido en lo más mínimo las esperanzas que hizo concebir su publicación, llenando á satisfacción los fines para que fué creada.
En sus columnas se hallan reflejadas las opiniones médicas imperantes; los estudios de todas aquellas cuestiones que van formando los materiales para la construcción del edificio científico médico; los casos prácticos más notables que sirven de útil y provechosa enseñanza en el ejercicio de la profesión y las innovaciones introducidas en la práctica médica, así para la investigación diagnóstica como para la curación de las enfermedades; publicando además juicios críticos de las obras que se remiten por sus autores y editores con lo cual aumenta provechosamente la Biblioteca.
Además de estos trabajos y debido á las circunstancias porque atravesamos en el año próximo pasado, la Revista ha publicado importantes trabajos relativos al estudio de la Grippe de los Sres. Sancho y Serra y un notable estudio sobre invasión y desarrollo de la misma enfermedad en la isla de Menorca, escrito expresamente para nuestra publicación por el distinguido médico del Hospital militar de Mahón señor Farinós y Delhom; importantes artículos sobre Terapéutica del cólera debidos á la pluma de nuestro querido amigo el médico mayor del cuerpo de Sanidad del ejército Sr. Latorre y otros no menos valiosos sobre Epidemia colérica en España, preñados de datos estadísticos de mucha importancia, para el estudio de la misma, debidamente coleccionados, escritos por D. Enrique Fajarnés.
Demuestra el último caso la buena acojida que nuestra Revista merece, los numerosos cambios que viene sosteniendo con otras publicaciones de su índole de España y del Extranjero, que ha aumentado con los que recientemente ha establecido con la Revista de Ciencias Médicas de Berlín; la Revista quirúrgica de las enfermedades urinarias que publica en Barcelona el conocido especialista Dr. Azcarreta y la Revista clínica de los Hospitales, de la que es Director el reputado alienista de Madrid Dr. D. José M.ª Esquerdo.
Réstanos para dar por terminado nuestro cometido ocuparnos en los progresos de la Biblioteca.
Durante el año 1890 se han recibido remitidos por sus respectivos autores ó editores las obras siguientes:
Tratado de la enfermedad de la infancia y de la adolescencia del Dr. Smith— 2 tomos —traducido al español y formando parte de la Biblioteca de la Revista de Medicina y Cirujia Prácticas que dirije el Dr. Ulecia y Cardona de Madrid.
La mujer durante él periodo menstrual del Dr. Icard que forma parte también de dicha Biblioteca.
Estudio de la rabia y su profilaxis del distinguido bacteriólogo catalán Dr. Ferrán, remitido por su autor.
Retazos clínicos del Dr. Mariani de Madrid.
Misterios de la locura, novela científica del conocido catedrático de la Facultad de Medicina de Barcelona, Dr. Giné y Patagás.
Una monografía sobre la Difteria de don Juan de D. Peinado.
Un caso de extirpación de la laringe de D. Juan Cisneros Sevillano y las Enfermedades fetales y monstruos del Dr. Roberto Wernicke de Buenos Ayres.
Además el Colegio ha recibido 6 tomos regalo de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma y 4 tomos de la Enciclopedia médica de Ziemssen, continuación de la obra, regalo de la Sección de Medicina; de manera que se han colocado en los estantes además de unas 40 colecciones de las Revístas de cambio, 16 tomos y algunas monografías en otros dos; total 58 que añadidos á los que figuraban en el catálogo dan una existencia en la Biblioteca de 581 volúmenes.
Según el último balance de 31 de Diciembre de 1890, aprobado por la Junta General en 15 de Enero del corriente año, figura la Sociedad con un activo, igual al pasivo, de 4665´14 pesetas.
Voy á concluir. Comprendo que he abusado de vuestra benevolencia mucho más de lo que debiera; pero antes de terminar concededme un solo minuto, aun á trueque de demorar la legítima impaciencia que todos sentiréis por oír el discurso de nuestro ilustrado consocio, para deplorar con todas las veras de mi alma, una vez más, que el Colegio Médico-Farmacéutico no haya tenido hoy, al igual de años anteriores, quien le hiciera brillar, como merece, en esta solemnidad Académica.
He dicho.

Dia vint-i-cinc de Agost de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Se nos han remitido, elegantemente impresos, los discursos leidos por D. Domingo Escafí y D. Antonio Vidal, en la sesión inaugural de la Real Academia de Medicina y Cirugia de esta ciudad.
Pobre resultaria cuanto pudiéramos decir de aquellas dos notabilisimas oraciones, nutridas de erudición y de doctrina, y en los que sus autores han demostrado una vez mas el aventajado concepto de que gozan en el mundo de la ciencia.
Reciban ambos nuestra entusiasta felicitación, y la Real Academia la expresión de nuestra gratitud por el valioso obsequio con que nos ha distinguido.

Dia vint-i-cinc de Agost de 1891

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
El Sr. Presidente del Colegio Médico-Farmacéutico ha tenido la atención de remitir á nuestro Director un B. L. M. acompañando un ejemplar de los discursos leídos en la sesión inaugural celebrada por dicha Sociedad el 31 de Enero de este año por nuestro particular amigo D. Eugenio Losada y Mulet y nuestro no menos querido compañero y consecuente correligionario D. Francisco Sancho y Más, ambos doctores en Medicina y Cirujía, y el primero Secretario de la asociación.
El trabajo del Sr. Losada es una detallada y bien razonada reseña de los trabajos realizados por el Colegio Médico-Farmacéutico de Palma durante el año 1890; y el del Sr. Sancho lleva como modesto título, conque encubre profundos y detenidos estudios, "Algunas consideraciones sobre los descubrimientos de Koch en la Tuberculosis".
Agradecemos á D. Domingo Escafí, presidente del Colegio Médico-Farmacéutico de esta ciudad la alta distinción que le hemos merecido, y le reiteramos los ofrecimientos que nos hace.

Dia vint-i-nou de Agost de 1891

El magisterio balear : periódico de primera enseñanza a la seva pàgina 8, publicava:
Acompañado de atento B. L. M. de los presidentes respectivos, hemos recibido un ejemplar de los discursos leídos en la Real Academia de Medicina y Cirujía y en el Colegio Médico-Farmacéutico de esta capital en las sesiones inaugurales del presente año.
Los folletos están elegantemente impresos en la tipografía del Sr. Colomar. El primero comprende una Reseña histórica de los trabajos de la Corporación en el año pasado, debida á la bien cortada pluma del Sr. Escafí, Secretario perpétuo de la Academia y un erudito trabajo del Vice-Secretario Sr. Mayol sobre los Caracteres médico-metereológicos del Clima de Palma. La Reseña del segundo se debe al Dr. Losada, ventajosamente conocido y al estudioso don Francisco Sancho el discurso Sobre los descubrimientos de Koch en la tuberculosis.
El parabién á tan aprovechados profesores y las gracias á los Presidentes por la atención que les hemos merecido.

Dia vint-i-nou de Agost de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Salvamento de Náufragos
Tómbola benéfica

Relción de los objetos recibidos hasta la fecha por la comisión, expresándose el nombre de los generosos donantes:
(...)
Una petaca de plata: señor don Domingo Escafí y señora.
(...)

Dia dos de Setembre de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 2, publicava:
El erudito publicista y distinguido facultativo del Hospital Civil D. Domingo Escafí viene publicando en la Revista Balear de Ciencias médicas, órgano del Colegio Médico Farmacéutico de esta capital, una série de artículos acerca de un lazareto en Mallorca.
Demuestra hasta la evidencia en su primer artículo la necesidad apremiante de construir un lazareto de observación en nuestra isla, por la imposibilidad material de utilizar el que hoy conocemos bajo el nombre de Cuarentena; en su segundo se ocupó del sitio y localidad donde debía emplazarse el nuevo establecimiento de previsión cediendo con este motivo en un todo la palabra á la Real Academia de Medicina de esta capital y consignando integro, por lo tanto, el dictámen que evocó tan docta Corporación al contestar á la consulta dirigida por la Excma. Diputación sobre tan vital asunto; en su tercero, cual verdadera intercadencia si bien anexa al objeto principal, transcribe el proyecto de legislación especial de Sanidad marítima para esta provincia, que, en su día igualmente la Real Academia de Medicina, ufanosa y solicita siempre de prevenirnos de las enfermedades contagiosas, confeccionó y acordó solicitar del Gobierno su aprobación en unión de otras corporaciones de esta ciudad; de cuyos extremos tienen conocimiento nuestros abonados, por lo que creemos huelga ahora repetir. Más el IV artículo, último que ha llegado á nuestras manos, lo consideramos de un interés capital y motivo mas que suficiente para que nosotros, que no hemos sido de los últimos en levantar la voz en pro de la construcción de un nuevo edificio de observación, lo demos á conocer á nuestros lectores y recomendemos su asectación y pronto cumplimiento á nuestras corporaciones populares provincial y municipal.
El dicho artículo dice así:
UN LAZAEETO EN MALLORCA
De los dos informes dados por la Acadeemia de Medicina, y que llevamos transcritos, se deduce de una manera convincente que en sentir de esta Corporación es de absoluta necesidad el establecimiento de un lazareto de observación y que el sitio más indicado es en el puerto de Cabrera.
Mas debemos hacer observar que el lazareto es necesario no solamente si se obtienen las ventajas de una legislación especial de Sanidad marítima para esta provincia, si no aun cuando hayan de continuar aquí las cosas como hasta ahora. En el primer caso está fuera de duda la necesidad, pues todas las modificaciones en la ley que se solicita están basadas en la observación especial y en las prácticas cuarentenarias de los buques en el lazareto de Palma. De modo que la legislación especial sanitaria propuesta por la Academia implica la preexistencia de un lazareto en este puerto; y si no se quiere así, para poner en vigor las prescripciones del dictámen de la Academia es de absoluta necesidad construir previamente el lazareto.
Pero aun sin las ventajas de una legislación especial el emplazamiento de un lazareto en Palma se impone de una manera irresistible. Lo sucedido hasta ahora en épocas de peligro, no puede re petirse hasta el infinito, pues el comercio y las personas no han de avenirse constantemente en todos los casos de epidemia á sufrir las incomodidades y perjuicios que lleva en sí un lazareto provisional, montado á la ligera y precipitadamente, sin las condiciones que la ley señala á esta clase de establecimientos. Se comprende que por consentimiento general y por una tolerancia nacida del peligro mismo de una invasión epidémica en esta isla, se hayan prestado dócilmente los buques y las personas á sufrir las prácticas cuarentenarias en el edificio de San Cárlos ó en el puerto de Cabrera, á costa de toda clase de molestias y hasta de peligros para las personas y géneros. Pero esta tolerancia no puede exigirse como costumbre, pues si pudo hacerla humanitaria y caritativa la eventualidad de un peligro ó la sorpresa de una epidemia en el continente, cuando no hay tal sorpresa y el peligro, lejos de ser eventual, es conocido, debe acudirse con tiempo á aquella necesidad para evitar las molestias de una observación practicada en tan malísimas condiciones. Mas claro; si la isla de Mallorca pudo en 1885 imponer las prácticas cuarentenarias que se decretaron sin tener sitio y establecimiento adecuado para ello, fué porque no había tiempo de realizar las construcciones necesarias, ni siquiera para tramitar el expediente oportuno. La repetición del mismo hecho en 1890 fué ya un descuido lamentable, que costó mucho trabajo subsanar. Pretender hacer lo mismo en lo sucesivo es un imposible que ha de ocasionar serios disgustos y dolorosas lágrimas.
O avenirnos resignadamente á abrir los puertos de la provincia al contagio por no gastar una miserable cantidad en un lazareto de observación, ó si queremos defendernos de las epidemias que nos amenazen de fuera, ponernos en condiciones de hacerlo con ventaja para nosotros y sin detrimento de las personas y cosas que aborden á nuestras costas.
Esto por lo que hace á la necesidad del lazareto.
En cuanto á la posibilidad de su construcción, aun nos parece más evidente.
No se trata de un coste de millones, cual pudiera ser el de la construcción de un manicomio ó de una casa de caridad. Se trata de una cantidad que no tiene nada de escesiva en relación con otras gastadas por la Diputación en obras de utilidad no tan general. Además de esto, no es de absoluta necesidad emplazar el establecimiento de una vez, ó en un solo año, con todas las condiciones que en definitiva ha de tener; sino que, escogido el sitio y aprobado el correspondiente plano, puede adquirirse el terreno necesario y edificarse la parte esencialmente indispensable para las primeras necesidades, dejando para los años sucesivos la terminación completa del edificio. Con más motivo podría hacerse de este modo, si pasaran algunos años sin tener epidemia en el continente, pues entonces no habría tanta premura en la construcción del lazareto. Lo que urge sobre manera, es tener designado el sitio de emplazamiento, levantados los planos y obtenida la autorización del gobierno, porque hecho así puede darse, según las necesidades, más ó menos empuje á la construcción.
Por otra parte los terrenos que sirvieron hasta hace poco para lazareto y que son conocidos por el nombre de cuarentena, podrían enajenarse á muy buen precio, dada su situación en el Terreno punto tan codiciado para solaz veraniego, y á donde se encamina el ensanche de Palma. No es de creer que el Gobierno se opusiera á su enagenación y á la aplicación de su producto á la construcción de un nuevo lazareto, toda vez que aquellos terrenos resultan inservibles para uso alguno. Y si así se lograra tendría la Diputación una buena base para llevar adelante aquel proyecto.
Lo que falta pues es empezar, es decir, escoger el sitio donde haya de establecerse el lazareto, levantar los correspondientes planos y pedir al Gobierno autorización para construir el establecimiento de que se trata. Una vez hecho esto, que es lo que se impone con verdadera urgencia, y que supone una tramitación y un trabajo bastante largos, vendría el caso de pensar en obtener recursos de la venta del antiguo lazareto y resolver la manera económica de llevar á cabo la construcción empezando por lo mas necesario. Aquellos trabajos preliminares no llevan en sí gasto alguno; puede la Diputación hacerlos sin detrimento para sus fondos, y mucho se tendría adelantado en realizarlos, porque cuando menos estaríamos prevenidos para una contingencia epidémica y en disposición de emprender las obras en un momento dado.
Tenemos la seguridad de que estas consideraciones y muchos otras que podrían hacerse han de pesar en el ánimo de nuestros administradores, dando al proyecto de que nos ocupamos el empuje necesario para su realización.

Dia dos de Setembre de 1891

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
Salvamento de Náufragos
Tómbola benéfica

RELACIÓN DE LOS OBJETOS RECIBIDOS HASTA LA FECHA POR LA COMISIÓN, EXPRESÁNDOSE EL NOMBRE DE LOS GENEROSOS DONANTES
(...)Una petaca de plata: señor don Domingo Escafí y señora.
(...)

Dia vint-i-dos de Setembre de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Todo cuanto tienda al progreso y generalización de la higiene, ha merecido siempre nuestro modesto aplauso y nos ha obligado á darlo á conocer á los lectores para que desde luego puedan practicar los consejos de la ciencia y evitar en lo posible las alteraciones de su salud.
Con la publicación del Real Decreto de 18 de Agosto último, en el que se dicta las medidas convenientes para combatir con eficacia la epidemia variolosa, que, con creciente desarrollo háse observado durante este verano en varios puntos del continente, no ha hecho mas el Sr. Ministro de la Gobernación que cumplir con uno de los mas importantes deberes de los Gobiernos y dar una prueba palpable del abandono en que hasta ahora se ha tenido la vacunación y revacunación, no solo por parte de las autoridades, sino también por parte del ignorante é ilustrado vulgo gue aún duda de los buenos resultados que ha dado en todos tiempos el descubrimiento que nos legó el inmortal clínico inglés Jenner.
Esta nobilísima disposición, con tanto aplauso recibida por la prensa política y profesional, nos conduce como de la mano á copiar el párrafo que consta en la memoria-reseña de los trabajos y acontecimientos científicos de que se ocupó durante el año 1890 la Real Academia de Medicina de esta ciudad y que hace referencia sobre tan vital asunto.
El señor Secretario de esta corporación Don Domingo Escafí se expresa en su última producción reglamentaria ya dicha de la manera siguiente:
«Persuadida esta Academia de la eficacia de la vacuna contra la viruela, demostrada experimentalmente por una série de hechos incontrastables, tiene acordado solicitar del Gobierno la declaración de la vacunación obligatoria, establecida en varias naciones cultas, que han visto por este medio disminuir y hasta casi desaparecer la mortalidad por la viruela. Para dar más eficacia á su petición, la Academia ha solicitado el concurso de las demás Académias Oficiales de Medicina de España, y solo espera su respuesta para impetrar aquella medida.
Al interin la Academia seguirá recomendando y practicando la vacunación, á cuyo objeto utiliza con gran ventaja la linfa directa de la res, que viene proporcionando el Instituto Balear de vacunación directa.»
Si los adelantos que de la ciencia reclaman y práctica de consuno exige que en nuestro pais sea pronto un hecho la obligación de vacunarse como hace ya largo tiempo es en Alemania y otras naciones mas adelantadas, creemos que el Sr. Silvela se decidirá á presentar á las actuales Córtes el correspondiente proyecto de ley haciendo obligatoria la vacunación, y ganará así el aplauso de todos los hombres de ciencia.

Dia un de Octubre de 1891

Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana a la seva pàgina 14, publicava: LIBROS RECIBIDOS Con atento B. L. M. de D. Domingo Escafi, presidente del Colegio médico Farmacéutico hemos recibido un ejemplar de los discursos leídos en la sesión inaugural de aquel laborioso centro.

Dia dos de Octubre de 1891

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
Una sensible desgracia tuvo ayer lugar en el Centro Militar.
Dos sillares cayeron sobre un soldado que ayudaba en las obras de reforma de la parte que mira al Borne del edificio que ocupa aquella Sociedad.
El desgraciado fué socorrido inmediatamente por los médicos Sres. Escafí y Alorda, siendo después conducido en una camilla, y en hombros de cuatro soldados al hospital militar.

Dia vint-i-cinc de Octubre de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Los números 21 y 22 de la revista El Ateneo, correspondiente á los meses de Setiembre y Octubre, que recibimos ayer, contienen el siguiente sumario:
La cuestión filoxérica con aplicación á nuestra Isla, por D. Pedro Estelrich.
Alumbrado eléctrico, por D. Sebastián Gelabert.
Francia política y social en 1890 por A. Hamon y G. Bachot, por Don B. Champsaur.
Indicador Manual de la Numismática Española por A. Campaner.
Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca, por D. Domingo Escafí.
Juegos de la infancia por D. Rodolfo Menendéz.
Estación Meteorológica de Palma. Resumen correspondiente á los meses de Agosto y Setiembre de 1891.
Noticias.

Dia tres de Novembre de 1891

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 4, publicava:
Bibliografía
Hemos recibido los números 21 y 22 de El Ateneo revista mensual, científica, literaria, artística y bibliográfica, correspondiente á los meses de Setiembre y Octubre, cuyo sumario es el siguiente:
La cuestión filoxérica con aplicación á nuestra Isla, por D. Pedro Estelrich. — Alumbrado eléctrico, por D. Sebastián Gelabert. — Francia política y social en 1890 por A. Hamon y G. Bachot, por Don B. Champsaur. — Indicador Manual de la Numismática Española por A. Campaner. —Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca, por D. Domingo Escafí. — Juegos de la infancia por D. Rodolfo Menendéz. — Estación Meteorológica de Palma. Resumen correspondiente á los meses de Agosto y Setiembre de 1891.— Noticias.

Dia devuit de Novembre de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Bibliografía
Doce conferencias de Gimnasia Higiènica

Este es el título de la obrita que acaba de ver la luz pública en esta capital, escrita por el señor oficial de Contabilidad del Establecimiento Penal de estas islas, D. Estanislao Bueno y Garcia, y examinada por el ilustrado señor Escafí, presidente del Colegio Médico Farmacéutico de esta Ciudad.
Lleva al final dicha obrita, un cuadro con las figuras correspondientes á cada conferencia para mayor inteligencia y comprensión de los alumnos.
El objeto del autor de este trabajo, no ha sido otro como se desprende de la lectura del folleto, que compendiar en doce lecciones los ejercicios gimnásticos mas indispensables á la juventud, para su desarrollo físico, que puede adquirir por si solo el individuo y sin necesidad de profesor ante los modelos y lectura del cuadro y libro indicados.
Es una obrita que tanto por su utilidad como por su pequeño coste, recomendamos á todos los padres de familia para sus hijos.
Al ínfimo precio de dos reales cada ejemplar se vende en el Colegio de San Agustín — Peletería número 14 — en cuyo centro de enseñanza es profesor de dicha clase su autor el señor Bueno.

Dia vint-i-cinc de Novembre de 1891

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
Nuestro particular amigo D. Estanislao Bueno y García profesor de ejercicios corporales en el Colegio de San Agustín de 1ª y 2ª enseñanza establecido en esta ciudad nos ha remitido un ejemplar del interesante folleto que ha publicado en la Tipografía de D. Bartolomé Rotger, bajo el título de Doce conferencias de Gimnasia Higiénica, ilustradas con grabados y aplicables á los jóvenes de ambos sexos, los que sin necesidad de aparatos ni profesores pueden adquirir el más completo desarrollo muscular.
Esta obra dedicada á D. Alfonso de Borbón, décimotércio de su nombre, ha sido examinada por el licenciado en medicina y cirugía, nuestro antiguo correligionario y querido amigo D. Domingo Escafí, presidente de la Academia de Medicina y Farmacia de Mallorca, el cual declara que el folleto no contiene cosa alguna contraria á la higiene.
Al final del cuaderno hay una lámina en la que se explican gráficamente los movimientos descritos en el texto, por medio de diez y siete figuras litográficas dibujadas á pluma. Y en cuanto al texto el Sr. Bueno ha demostrado estar á tanta altura como escritor didáctico, como á la que se puso en concepto de poeta al cantar las glorias de Ramón Lull.

Dia un de Desembre de 1891

Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana Tomo a la seva pàgina 13, publicava: Discursos leidos en la inauguración de las sesiones anuales de la R. Academia de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca, en 25 de Enero de 1891, por don Domingo Escafí y D. Antonio Mayol. Palma. Tip. de Colomar. 1891. Un foll. de 74 p. in 8.°
Hemos leido con viva curiosidad estos trabajos que ha tenido la bondad de enviarnos el digno presidente de aquel centro científico, y singularmente el del Sr. Mayol, que versa sobre un tema interesantísimo cual ninguno para los moradores de esta ciudad. Datos y observaciones acerca de los caracteres médico - meteorológicos del clima de Palma en sus relaciones con el de Mallorca y con la climatológica general, se titula el estudio del Sr. Mayol quién ha sabido reunir y sacar gran partido de las pocas é insuficientes estadísticas que tenemos referentes á las muchas cuestiones de que se ocupa. Merece plácemes su labor, como también la del Sr. Escafí, en la que se da cuenta de las muchas tareas en que se ha ocupado aquella corporación el pasado año, entre las cuales se hace alusión á un proyecto de ley especial de aislamiento en favor de las Baleares, del cual, se ocupó con antelación á la Academia de Medicina la asociación denominada entonces Liga Agraria mallorquina, hoy Cámara agrícola.

Dia vint-i-tres de Desembre de 1891

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
La Comisión provincial reunida y con asistencia del arquitecto Sr. Guasp, del director del Hospital señor Escalas, y de los facultativos señores Frontera, Escafí, Jaume, Cepeda (D. José), Munar, Rosselló y Bover y por unanimidad se convino en la urgencia de realizar las reformas que la Comisión propuso para dotar al Hospital de esta provincia de los medios curativos que los adelantos modernos y el estado de la ciencia aconsejan y de que carece aquel establecimiento.
Al efecto se acordó inmediatamente se levanten los planos para la construcción de una sala de operaciones, un gabinete hidroterápico (baños, duchas, baños de vapor) un gabinete aeroterápico (inhalaciones, pulverizaciones, aparatos pneumáticos, aire comprimido) y un gabinete de electroterapia (electrolis, termo-cauterio, letro cauterio, etc.)
Se acordó también destinar al Hospital para servicio de los facultativos el microscopio que la Diputación posee y se adoptaron otras resoluciones encaminadas á mejorar las condiciones y el servicio de aquel establecimiento nosológico.

Dia vint-i-quatre de Desembre de 1891

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Según dicen nuestros colegas, el domingo próximo pasado se reunió la Excma. Comisión provincial con asistencia del arquitecto Sr. Guasp, del director del Hospital señor Escalas, y de los facultativos señores Frontera, Escafí, Jaume, Cepeda (D. José), Munar, Rosselló y Bover y por unanimidad se convino en la urgencia de realizar las reformas que la Comisión propuso para dotar al Hospital de esta provincia de los medios curativos que los adelantos modernos y el estado de la ciencia aconsejan y de que carece aquel establecimiento.
Al efecto se acordó inmediatamente se levanten los planos para la construcción de una sala de operaciones, un gabinete hidroterápico (baños, duchas, baños de vapor) un gabinete aeroterápico (inhalaciones, pulverizaciones, aparatos pneumáticos, aire comprimido) y un gabinete de electroterapia (electrolis, termo-cauterio, letro cauterio, etc.)
Se acordó también destinar al Hospital para servicio de los facultativos el microscopio que la Diputación posee y se adoptaron otras resoluciones encaminadas á mejorar las condiciones y el servicio de aquel establecimiento nosológico.

Dia un de Febrer de 1892

Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana a la seva pàgina 5, publicava: Cedida por el Presidente del Colegio médico farmacéutico. Discursos leídos en la sesión inaugural del Colegio médico farmacéutico. Tip. Colomar. 1891. Cedida por el Sr. Presidente de la Rl. Academia de Medicina y Cirugía de Palma. Discursos leídos en la inauguración de las sesiones anuales déla Rl. Academia de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca en 25 de enero de 1891, por D. Domingo Escafi y D. Antonio Mayol. Palma. Tip. de Colomar. 1891. — Un foll. 74 pág.5 en 8.° rúst.

Dia un de Febrer de 1892

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 2, publicava:
El conocido médico y distinguido amigo nuestro D. Domingo escafí ha trasladado su gabinete a la calle de Brossa número 21, principal.

Dia dos de Febrer de 1892

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 2, publicava:
Real Academia de Medicina
A las seis de la tarde de anteayer celebró esta docta corporación su acostumbrada sesión pública inaugural, con asistencia de los señores sócios de número, de algunos corresponsales, de varios representantes de las Corporaciones y escuelas docentes de esta ciudad, de un limitado concurso de profesores médicos y de algunos curiosos.
El señor Secretario perpétuo don Domingo Escafí leyó el trabajo-resumen de los acontecimientos y labores académicos que durante el finido año se ha tenido que ocupar, estudiar y resolver este cuerpo científico, extendiéndose en minuciosos detalles acerca la marcha, curso y terminaciones que siguieron las enfermedades reinantes y con especialidad las de naturaleza contagiosa y en ciertos momentos epidémica, que nos legó el año 1891.
Inmediatamente el señor sócio numerario D. Francisco Sancho dio lectura al discurso doctrinal de reglamento que versó sobre el tema: algunos datos estadísticos respecto de la tuberculosis en Palma, importantísimo trabajo desarrollado con gran acopio de datos que prueban la urgente necesidad que tienen todas las fuerzas vivas del pais de contribuir á la realización de las mejoras higiénicas que á voz en grito demanda la importancia de nuestra ciudad, tales como el derribo de las murallas, canalización de aguas, ensanchamientos de calles, plantaciones de árboles, construcciones de jardines, etc. etc., mejoras sobre las que la prensa diaria ha venido clamando todos los días infructuosamente.
Asaz conocidas estas malas condiciones higiénicas, aplaudió el sócio disertante Sr. Sancho la buena costumbre desarrollada durante estos últimos años entre los habitantes de esta ciudad, de salir principalmente en los domingos y dias festivos, á respirar en los vecinos suburbios el aire menos rarificado que en ellos se respira.
Ambas producciones, de secretaria y doctrinal, fueron escuchadas con suma atención y recibidas con unánimes aplausos por estar redactadas bajo la forma concisa, elegante, castiza y digna del justo renombre adquirido por sus autores, á quienes reiteramos con entusiasmo nuestros plácemes por sus notables trabajos leidos en esta solemnidad.
Acto seguido el señor Presidente D. Lorenzo Muntaner, en nombre de S. M. la Reina Regente y en el de su augusto hijo D. Alfonso XIII declaró inauguradas las tareas académicas en el presente año, que seguramente no serán menos fructíferas que las de los anteriores, y levantó la sesión.

Dia tres de Febrer de 1892

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
El conocido médico y distinguido amigo nuestro D. Domingo escafí ha trasladado su gabinete a la calle de Brossa número 21, principal.

Dia nou de Febrer de 1892

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
El Presidente del Colegio Médico-farmacéutico en atento B.L.M. pone á nuestra disposición el nuevo local de la calle de Brossa nº 21 principal en que se ha instalado la mencionada institución.
Agradecemos á D. Domingo Escafí las protestas de amistad y consideración que añade aá este ofrecimiento.

Dia deu de Febrer de 1892

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Agradecemos al Sr. Escafí Presidente del Colegio Médico Farmacéutico el ofrecimiento que nos hace del nuevo local que ocupa dicha corporación en la calle de Brossa, 21, principal.

Dia tretze de Febrer de 1892

El magisterio balear : periódico de primera enseña a la seva pàgina 8, publicava: Aunque Pedro es ya viejo para cabrero, agradecemos al Presidente del Círculo Mallorquín la atenta invitación que nos ha hecho para asistir á los bailes que deben celebrarse en este carnaval en aquella importante sociedad. Con igual atención correspondemos al ofrecimiento que de su nuevo local nos hace el Presidente del Colegio Médico-Farmacéutico D. Domingo Escafí.

Dia devuit de Febrer de 1892

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
El señor Presidente del Colegio Médico Farmacéutico, en atento B.L.M. con que se ha dignado honrarnos nos invita á la sesión inaugural que se celebrará el día 21 próximo á las siete en punto de la noche y en la que leerá el discurso de reglamento el socio de número D. Luis Cirera, aventajado Médico del Cuerpo de Sanidad de la Armada.
Reciba D. Domingo Escafí la espresión de nuestra gratitud como muestra á la deferencia con que nos ha distinguido.

Dia devuit de Febrer de 1892

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
El Presidente del Colegio Médico-farmacéutico, D. Domingo Escafí, en atento B.L.M. nos invita á la sesión inaugural que se celebrará el día 21 de los corrientes á las siete en punto de la noche y en la que leerá el discurso de reglamento el socio de número D. Luis Cirera, médico del Cuerpo de Sanidad de la Armada.
Agradecemos la invitación.

Dia vint-i-nou de Febrer de 1892

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer tarde practicaron la autopsia del cadáver del joven suicida de la calle del Moral, los médicos forenses Sres. Escafí y Losada.

Dia desset de Abril de 1892

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
La Revista Balear de Ciencias Médicas, órgano del Colegio Médico-farmacéutico de Palma, publica en su último número, que ayer hemos recibido, las materias que comprende el siguiente sumario:
I. Real Academia de Medicina y Ci rugia de Palma de Mallorca.— Reseña de los trabajos académicos de 1891, leída en la sesión pública inaugural celebrada el 31 de Enero de 1892 por Don Domingo Escafí y Vidal.
II. Algunas consideraciones acerca la antisepsia interna, por el Dr. F. Llansó.
III. Noticias del movimiento clínico ocurrido en el hospital militar de Mahón durante el año 1891, (Conclusión) Estadística, por D. Federico Farinós, médico mayor del cuerpo de sanidad mili tar.
IV. Revista Bibliográfica, por D. Pedro Jaume y Matas.
V. Notas científicas.
VI. Estadística demográfico sanitaria.

Dia dotze de Maig de 1892

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
Nos participa el Secretario de la Real Academia de Medicina y Cirujía, nuestro distinguido amigo D. Domingo Escafí, que dicha Academia vacunará gratuitamente en Montesión mañana viernes á la una de la tarde, directamente de la res.
Lo que nos complace en anunciar para conocimiento de nuestros lectores, quienes es de esperar no desperdicien esta ocasión.

Dia vint-i-quatre de Maig de 1892

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
El último número de la Revists Balear de Ciencias Médicas que hemos recibido, comprende las materias que expresa el adjunto sumario:
I. — Algunas consideraciones higiénicas á propósito de la tuberculosis en Palma, discurso leído en la sesión pública inaugural celebrada por la Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca el 31 de Enero de 1892 por D. Francisco Sancho.
II. — Tratamiento de la epilepsia por el borato de sosa, por e! profesor Mairet.
III. — Revista de terapéutica, por don Guillermo Serra.
IV. — Revista bibliográfica, por don Domingo Escafi.
V. — Notas científicas.
VI. — Estadística deraográfico-sanitaria.

Dia denou de Setembre de 1892

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 1, publicava:

Dia vint-i-quatre de Setembre de 1892

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
Bibliografía
Hemos recibido el número 15 de la Revista Balear de ciencias médicas, órgano del Colegio médico farmacéutico, correspondiente al 15 de Agosto último, cuyo sumario es el siguiente:
I. — Glosopeda, por D. Gabriel Martorell y Rubí.
II. — Paludismo en Palma, por D. Domingo Escafí.
III. — El bacilo tuberculoso y su investigación, por D. Federico Gómez de la Mata.
IV. — Revista de la prensa.
V. — Notas científicas.
VI. — Estadística demográfico-sanitaria.

Dia vint-i-set de Octubre de 1892

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 1, publicava:

Dia vint-i-vuit de Novembre de 1892

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
ISLEÑA MARÍTIMA
Suscripción para socorrer á las víctimas de la avería del vapor "MARIA" acaecida en Cette el 3 Noviembre de 1892 (...)D. Domingo Escafí, ......... 5 (...)

Dia vint-i-tres de Desembre de 1892

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
La redacción de La Revista Balear de ciencias médicas quedará constituida en la seguiente forma, desde el 1º de Enero del próximo año. Desde l.º de Enero próximo la redacción de la Revista de ciencias médicas que se publica en esta capital, quedará constituida en la siguiente forma:
Director
D Domingo Escafí.
Secretario
D.Eugenio Losada.
Redactores Médicos
D. Juan Alorda
D. Juan Arrea
D. Pedro Blanes
D. José González Cepeda
D. Pedro Jaume y Matas
D. Juan Munar
D. Gabriel Oliver
D. Bernardo Riera.
Redactores Farmacéuticos
D. Miguel Rosselló
D. Francisco Llompart.
Redactor Veterinario
D. Gabriel Martorell.

Dia vint-i-quatre de Desembre de 1892

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
Desde l.º de Enero próximo la redacción de la Revista de ciencias médicas que se publica en esta capital, quedará constituida en la siguiente forma:
Director.— Domingo Escafí.
Secretario.— Eugenio Losada.
Redactores Médicos.-D. Juan Alorda, D. Juan Arrea, D. Pedro Blanes, D. Juan Munar, D. Gabriel Oliver y D. Bernardo Riera.
Redactores Farmacéuticos— D. Miguel Rosselló y D. Francisco Llompart.
Redactor Veterinario.— D. Gabriel Martorell.

Dia deu de Gener de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
El Presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de esta ciudad en atento B.Ñ.M. se ha servido remitirnos un ejemplar de los discursos leídos en la sesión pública inaugural del presente año por los socios D. Domingo Escafí y Vidal y D. Francisco Sancho y Mas.
Agradecemos a D. Lorenzo Muntaner el ofrecimiento que nos hace de sus sentimientos de consideración más distinguida, á los que correspondemos como tan ilustrado profesor merece.

Dia setze de Gener de 1893

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 1, publicava:
En la reunión celebrada el sábado por el Colegio Médico Farmacéutico para la elección de cargos de la Junta Directiva, resultaron elegidos:
Presidente, D. Sebastian Domenge.— Vice-presidente, l.º, D. Guillermo Rosselló.— Vice-presidente 2.º, D. Víctor Valenzuela. — Secretario, D. Eugenio Losada.— Vicesecretario, D. Antonio Rebassa. — Contador-Tesorero, D. Juan Alorda. — Bibliotecario, D. Alejandro Ferrer .Vocales, D. Juan Mercant, D. Bartolomé Gayá, D. Bartolomé Muntaner, D. Miguel Rosselló y D. Gabriel Martorell.
Para formar la Junta directiva del Instituto de Vacunación fueron designados los Sres. D. Domingo Escafí, D. Pedro Pinar, D. Julián Mut, D. José Malbertí, D. Pedro Jaume y Matas, D. José Darder, D. Pedro Soler y D. Miguel Bennasar.

Dia denou de Gener de 1893

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
Ayer mañana se unieron en la parroquia de San Jaime la Srta. doña Maria Martorell y el médico don Jaime Font Monteros.
Fueron testigos del acto los señores D. Domingo Escafí, D. M. Enrique Lladó, D. Ignacio Vidal y D. Juan Ramis.
Conceda Dios a los desposados eterna luna de miel.

Dia vint de Gener de 1893

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Anteayer se unieron en la parroquia de San Jaime la Srta. doña Maria Martorell y el médico don Jaime Font Monteros.
Fueron testigos del acto los señores D. Domingo Escafí, D. M. Enrique Lladó, D. Ignacio Vidal y D. Juan Ramis.
Deseamos a los desposados eterna luna de miel.

Dia vint-i-un de Gener de 1893

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
Nuestro querido amigo D. Domingo Escafí, en nombre de la Comisión organizadora del banquete en honor de D. Eusebio Estada, nos invita á que asistamos á dicho acto.
Agradecemos muy mucho esa distinción á los organizadores de tan justo homenaje.

Dia vint-i-un de Gener de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
Agradecemos á la Junta Organizadora del banquete en honor de D. Eusebio Estada, autor de la obra Palma, la invitación con que nuestro querido amigo D. Domingo Escafí nos ha honrado para esta festividad, entre cuyos iniciadores ya nos contábamos, que tendrá lugar mañana en los salones de La Protectora.

Dia vint-i-tres de Gener de 1893

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 5, publicava:

Dia vint-i-tres de Gener de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
CRONICA LOCAL
El Banquete

A las dos de la tarde de ayer nos dirigimos al edificio propiedad de «La Protectora» donde debía celebrarse el banquete organizado en honor de don Eusebio Estada con motivo de la publicación de su libro «La Ciudad de Palma».
Nuestro querido amigo D. Pedro de A. Borràs, cónsul de una de las Repúblicas de la América Española, y miembro de la Comisión organizadora tenía el encargo en nombre de sus compañeros de recibir á los representantes de la prensa y acompañarles á los sitios para éstos reservados, junto á la presidencia. Allí nos encontramos reunidos el señor Ferrer, redactor de «El Diario de Palma», D. Juan Gelabert, Jefe de Redacción de «El Isleño», don Guillermo Carbonell, Administrador de «La Almudaina», D. Benito Pons y Fàbregues, Director de «Las Baleares», D. Miguel Aleñar, Director de «El Liberal Palmesano», D. Bartolomé Rotger, Director de «El Noticiero Balear», y D. José Rossich, en representación de «La República». Sólo faltaba el Director del «Católico Balear», que también había sido invitado, para que asistieran al acto todos los diarios de esta Capital. En el vértice de los ángulos rectos que esta mesa formaba con la de la presidencia se sentó D. Ensebio Estada, que fué saludado con una salva de aplausos.
A su derecha tomaron asiento los señores don Jacinto Feliu, el Sr. Bosch, D. Manuel Guasp, el Sr. Domenge, D. Enrique Sureda, el Sr. Waring, D. Juan Alcover y D. Pedro Estelrich; y á la izquierda D. Jaime Morey, D. Juan Palóu y Coll, D. Joaquín Quetglas, D. Elviro Sans, Sr. Pers, D. Alejandro Rosselló, D. Gabriel Maura, D. Joaquín Botía, y D. Antonio Mestres.
En las restantes mesas, perpendiculares á aquella, y por tanto paralelas á la de la prensa, sentáronse los comensales, en número de ciento setenta y tres.
El servicio fué tan esmerado como es posible exigir en banquetes tan numerosos, corriendo á cargo de D. Nicolás Tous propietario del restaurant llamado vulgarmente «Ca´s Català», que presentó el sigulente Menú: Sopas: Consommé doré— Paella, arroz á la valenciana— Entradas: Pastelillos á la Périgord— Ternera sauce champignons.— Bacalao á la maitre d´hotel. — Asado: Pavas asadas— Ensalada — Helados: Naranja — Piña— Vinos: Champagne. —Jerez— Manzanilla — Vino de pasto— Rom— Licores — Café — Cigarros.
La mesa está cubierta de fiambres, embutidos, sardinas, envinagrado y otros entremeses, alternan do con uva, manzanas, naranjas, quesos de varias clases, dulces, y otros postres, presentando el todo un agradable aspecto.
D. José Zavaleta había colocado en el fondo del comedor un aparato microtelefónico. Desgraciadamente sólo nos trasmitió la noticia de una gran desgracia. Casi al finalizar la comida supimos que la Tramvia había arrollado á un muchacho en Santa Catalina, y en aquel momento los médicos del Hospital Provincial procedían á la amputación de la pierna del desgraciado. Tan sensible percance heló la alegría que hasta aquel momento había reinado en nuestro ánimo. Una víctima del atolondramiento propio de los pocos años, quizás del abandono de sus padres, pero al fin un pobre tullido que ha de arrastrar una mísera existencia desde los albores de la vida
. Al descorcharse el Champagne inició los brindis D. Domingo Escafí diciendo que no pensaba pronunciar un discurso, sino cumplir un encargo de la Comisión Organizadora: Ha llegado la hora de dar cumplido remate á esta fiesta, interpretando los sentimientos de todos los congregados, de rendir testimonio de homenage al Sr. D. Eusebio Estada, autor de la obra «La Ciudad de Palma», resumen de los estudios, muestra de la perseverancia, con que el anfitrión ha dedicado todos sus desvelos á la regeneración higiénica de la pequeña patria.
Quien así se conduce, sin más fin ni más interés que el progreso y el bienestar de sus semejantes, merece que aún á trueque de herir su modestia, cantemos sus glorias.
Pero esto no basta.
Don Eusebio Estada aspira á algo más que el simple aplauso. Es necesario que de aquí salga algo práctico para llevar á cabo las reformas necesarias para obtener la regeneración higiénica de nuestra ciudad. Es indispensable hacer patente que al lado del escritor está el espíritu de todos sus conciudadanos.
Así será porque la obra del Sr. Estada ha tenido el privilegio de levantar la opinión pública.
Todos lamentamos las malas condiciones de salubridad de la capital de las Baleares. Males que en otras ciudades pasan sin dejar vestigio, conquistan aquí patente de naturaleza. Convertir á Palma en un vergel, en un pueblo que racionalmente pueda llevar el epíteto de culto, es una empresa verdaderamente grandiosa, dado el arraigo de sus defectos, y la antigüedad de sus males. Pero hoy, gracias al esfuerzo de D. Eusebio Estada, nadie duda de la posibilidad de realizar el milagro.
Concluida la lectura de su obra me han venido tentaciones de recorrer las calles gritando abajo este circuito de piedra, abajo ese baluarte que impide que la población crezca en extensión, y le obliga á crecer en altura, acumulando unas sobre otras las viviendas y amontonando á todos los ciudadanos, pobres y ricos.
Vengan estas aguas bienhechoras, tan necesarias para la curación de las enfermedades, para la previsión de las epidemias, para el desarrollo de la industria, para la vida de un pueblo civilizado.
Hagamos calles y plazas con suelo y subsuelo racionales donde no germinen los microorganismos, germen de toda infección.
Y estos votos que todos los que hemos leido el libro «La Ciudad de Palma», necesariamente hemos formulado aisladamente, han de revertirse aquí en acuerdos prácticos, apoyados, por la opinión unánime, avalorados por el concurso que siempre da á un proyecto la adquiescencia de una reunión tan numerosa como escogida. Levantóse D. Juan Alcover, candidato por el partido fusionista para la Diputación á Cortes, y con elocuencia digna de la fama de correcto orador que conquistó en el banquete dado en honor de D. Antonio Maura, dijo que en realidad el Sr. Escafí lo ha dicho todo, y con mis palabras no puedo dar mayor significación al deseo de los concurrentes, y sí solo repetir, aunque con menos colorido, algo de lo que está en el alma de todos. He leido el libro del Sr. Estada, y me ha parecido digno de su ilustración; y, sobre todo, digno de su amor al país: libro luminoso, robusto, meditado, y ameno por añadidura, por la belleza de su estilo.
Vengo sin representación ninguna, como mallorquín, á tributar muestra de gratitud al hombre que dedica sus desvelos, sus estudios, todas las fuerzas de su inteligencia poderosa al bien del país, sin más estímulo que su amor al trabajo y á la patria, mientras la espuma de la burguesía anda por ahí, descansando de la fatiga no hacer nada.
Yo confieso mi participación en el pecado general, en esa indiferencia que esteriliza toda iniciativa. Pero apesar de eso, bien sabe Dios que no me acuesto sin lamentar tan gran defecto, que parece privativo de nuestro peculiar carácter; que me preocupa la atonía que radica en las entrañas de nuestro país, á quien quiero con verdadero amor, no con amor lírico, metrificable, que se extravía ante las bellezas de nuestra campiña y de nuestro cielo, sino con este amor intenso, que se enfuruña, que araña, que se sonroja algunas veces porque conoce los defectos del objeto amado, y que consiente, que solicita, la aplicación del botón de fuego cuando es necesario.
Todos estamos conformes en que es necesario defendernos del raquitismo, pruducto de la estrechez en que vivimos, sobre un suelo saturado de inmundicias, en habitaciones sin espacio, apretados por las murallas. Yo no he de discutir su utilidad ante las armas portentosas que ha inventado el genio de la destrucción: me limito á observar que sean ó no capaces de detener á enemigos problemáticos que acaso puedan venir del exterior, nos entregan maniatados á los enemigos seguros cuya existencia en el recinto ellas mismas fomentan y aseguran.
Tampoco diré si es condición precisa para emprender el saneamiento de Palma la previa demolición de las murallas: me falta competencia para sostener esta tesis: pero lo que sí sostengo es que no podemos permanecer por más tiempo con los brazos cruzados.
De la mala situación de Palma solo hay un responsable; y éste es la misma ciudad de Palma. Si queremos reformar, reformémonos nosotros mismos. Los pueblos no son rebaños de cabezas humanas, son algo que tiene personalidad, que tiene inteligencia, instinto, voluntad propios; son entidades con alma y vida: mientras esta vida no se manifieste no hay que pensar en conseguir manifestaciones de la voluntad, ni actos viriles, que son su consecuencia. Aquí falta verdadero espíritu público. ¿Qué más? No hay ni siquiera verdadero espíritu industrial. Nadie se atreve á acometer una empresa de pingües beneficios remotos, todos se contentan con el lucro inmediato, de momento, mezquino ó usurario.
Voy á concluir recordándoos algo que todos sabéis: el episodio de los muros de Jericó. Recordad como narran los libros sagrados este maravilloso suceso. Josué iba delante: detrás de él el Arca de la Alianza, al lado sonaban las trompetas de los siete sacerdotes, luego seguía todo el pueblo de Israel.
Señálenos el camino Estada, sígale la alianza, fuerte, fraternal, inquebrantable, sean los sacerdotes los órganos que todas las aspiraciones tienen en la prensa, fortalézcanos el pueblo con su apoyo; dése una vuelta y otra vuelta durante siete días alrededor del recinto amurallado; y suene en el último día aquella gran gritería de que nos habla la Escritura, y caerán, como en Jericó, esos muros que nos tienen presos.
Prolongados aplausos saludaron al orador al sentarse: el entusiasmo había estado comprimido mientras duró el brindis, para no interrumpir al señor Alcover.
Con sentimiento cortamos aquí nuestra narración, dejando para mañana por falta de espacio y por fatiga de nuestra memoria, el renacer de las notables oraciones que pronunciaron los Sres. D. Miguel Santos Oliver, D. Pedro Blanes, D. Jaime Morey, y D. Eusebio Estada.
D. Pedro de Alcántara Borràs propuso que se telegrafiara á D. Antonio Maura, impetrando su apoyo para realizar las reformas propuestas, especialmente el derribo de las murallas, y dándole cuenta del entusiasmo general demostrado en el banquete al que concurrían hombres de todas las comuniones políticas, y representantes de la ciencia, las letras, las artes, la industria y el comercio.
***
A las seis de esta mañana ha fallecido la infeliz criatura que fué arrollada ayer tarde en el arrabal de Santa Catalina por un coche de la Tranvía.

Dia vint-i-quatre de Gener de 1893

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 1, publicava:
Banquete en La Protectora
Galantemente invitados por el Presidente de la Comisión Orgánizadora,nuestro antiguo y buen amigo Sr. Escafí asistimos al Banquete que en honor al señor D. Eusebio Estada, se celebró ayer á las 2 de la tarde en el gran salon de La Protectora.
En la mesa presidencial, daba la derecha el Sr. Estada, á los Sres. Feliu, Bosch, Guasp, Domenge, Sureda y Alcover, ocupando su izquierda, los señores Morey Presidente de la Sociedad, Pa lou y Coll, Quetglas, Sans, Rosselló y algún otro que sentimos no recordar.
A las dos y media fué servida la comida cuyo menú fué el siguiente:
Sopas
Consommé dorée.
Paella, arroz á la valenciana.
Entradas
Pastelillos á la Perigod.
Ternera sauce champignons.
Bacalao á la maitre d´hotel.
Asado
Pava asada.
Helados
Fresa— Naranja.
Vinos Champagne— Jerez— Licores.
Café - Cigarros
Al destaparse el Champagne, hizo uso de la palabra como Presidente de la Comisión el Sr. Escafí, manifestando que no iba á pronunciar un discurso sino que en su calidad de encargado por la Comisión se veía obligado á dar cuenta del objeto que dió motivo á organizar el banquete que se estaba celebrando, cual era el de patentizar al Sr. Estada, el buen efecto que habia causado su último trabajo, entre la Sociedad Palmesana. Encomió como se merece la obra del señor Estada, demostrando la necesidad imperiosa de salubrificar Palma, lo cual no es asequible sin el derribo de la mu ralla, y la canalización de las aguas.
El Sr. Alcover en un florido y elegantísimo discurso, ensalzó la obra del señor Estada y dijo que este señor en su constante laboriosidad, se retira temprano, enciende la luz y trabaja, cuando la verdadera burguesía, come, bebe, y se pasea sin hacer nada. Dijo que es preciso llevar á la práctica cuanto espresa la obra del Sr. Estada, que las aguas que bebemos son malas, que falta conducirlas por otro sistema más higiénico, y que las murallas impidiendo la circulación del aire en nuestras calles, aumentan la cosecha de la muerte. Que debemos sacudir nuestra apatia, que mientras la vida colectiva de los poeblos no se manifieste, este no es más que un rebaño de cabezas humanas. En un arranque poético, hizo referencia al derribo de las murallas de Jericó en donde Josué iba delante, siguiéndole todo el pueblo. Que nuestro Josué es el Sr. Estada, y que el pueblo debe seguirle hasta conseguir como aquel, que á la voz de abajo les murallas, salten en pedazos estas piedras que forman el muro que nos cerce.
El Sr. Oliver, dijo que es preciso regenerar nuestra industria, comercio y Marina, hace poco tan potente, y de la que no queda hoy más que débiles reflejos. Dijo que todo progreso nace del esfuerzo de los descontentos, y anatematiza la indolencia de nuestra raza. Si de ese Progreso ha de resultar algo práctico, es el derribo de las murallas; que si ha de presentarse ocasión oportuna, es ahora que un mallorquín ilustre, ocupa uno de los más altos puestos en el gobierno de la Nación, y de cuya familia tenemos ahora en nuestra compañía alguno de sus miembros. Que de nada sirven, ni han servido desde su construcción, en el terreno militar, toda vez que no han abrigado nunca en su centro ni un proyectil enemigo. Concluye brindando para que desaparezcan cuanto antes; por el Sr. Estada, y por la prosperidad de Mallorca.
El Sr. Blanes, dijo que el mundo marcha y no es posible detenerlo, esperando que el talento de los hombres y la virtud cristiana son lo que debe conducir á la prosperidad de los pueblos. Y respecto á Palma, que nada adelantaremos como pueblo moderno, mientras el sol no alumbre sin dificultades nuestras calles.Br> El Sr. Morey, como Presidente de «La Protectora», dió las gracias á los concurrentes, y á la Comisión organizadora, por haber aceptado el local, deseando que se repitan estos actos, y brinda para que el Sr. Estada, no ceje en su empresa.
El Sr. Estada, evidentemente conmovido dice que no es orador, puesto que ha pasado su vida estudiando y produciendo; que no tiene palabras para de mostrar su agradecimiento, que le quedará grabado en el fondo de su alma. Dice que en Palma mueren al año 300 ó 400 personas que no debieran morir, y mucho mayor número de enfermos que no debieran estarlo, todo lo cual atribuye á las malas condiciones higiénicas de nuestra capital. Dice que poblaciones estranjeras que se encontraban como la nuestra han visto disminuir notablemente su mortalidad, con solo gastar algun dinero para su saneamiento. Que estos gastos son reproductivos puesto que permiten ahorrar en médicos y medicinas, mas del dinero que pueda aumentar la tributación caso de necesitarse para llevar á cabo dichas obras. Dice que el año último se importó el có lera en Inglaterra, pero que los ingleses seguros de su sistema higiénico le aguantaron á pié firme, logrando no se propagara, y que si se hubiera presentado aquí algun buque con atacados, hubiéramos vuelto á presenciar la hecatombe de 1865, apesar de nuestro ilusorio sistema cuarentenario Que nuestra tradicional apatia nos conduce á derrochar el capital tiempo, el capital dia, y concluye recomendando la acción común, para conseguir en el más breve plazo posible el derribo de las murallas, y la canalización y mejora de las aguas potables, cosas ambas que están intimamente relacionadas. Propone el nombramiento de una comisión para que eleve una exposición al Exmo. Ayuntamiento pidiéndole procurar por todos los medios que considere conducentes, sean cuanto antea un hecho las aspiraciones manifestadas en la reunion, sin distinción de clases y partidos.
Para la Comisión quedan designados los Sres. D. Manuel Guasp, D. Enrique Sureda, D. Jacinto Feliu, D. Gabriel Maura, D. Miguel S. Oliver, D. Benito Pomar y D. Juan Munar, siendo aclamado como Presidente Honorario el señor Estada.
A propuesta de D. Pedro de A. Borràs se acordó dirigir al Señor Maura un telegrama dándole cuenta de haberse celebrado la reunión, y se levantó la sesión, repartiéadose algunas cajas de cigarros obsequio del Sr. Pieras.

Dia vint-i-vuit de Gener de 1893

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Real Academia de Medicina y Cirugia
Esta Academia celebrará la sesión pública inaugural de este año el domingo 29 de los corrientes á las seis de la tarde, leyendo el discurso de reglamento el Sr. Socio numerario D. Juan Alorda.
Lo que se anuncia para conocimiento de las personas que gusten asistir al acto. Palma 25 Enero 1893.-El Srio. perpétuo, Domingo Escafí.

Dia trenta de Gener de 1893

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
Anoche se efectuó la sesión inaugural de la Real Academia de Medicina y Cirujía.
Presidió tan solemne acto, el señor Gobernador de esta provincia.
Leyó la memoria el Sr. Mayol, vice-secretario, á causa de hallarse enfermo el secretario Sr. Escafí.
El discurso inaugural estuvo á cargo del socio numerario Sr. Alorda; y fue muy celebrado.

Dia un de Febrer de 1893

Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana a la seva pàgina 13, publicava: Cedida por el Sr. Presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía. Escafi y Vidal [D. Domingo] y Sancho y Más [D. Francisco] Discursos leídos en la inauguración de las sesiones anuales de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca en 31 Enero de 1892. Palma. Establ.10 tipográfico de Juan Colomar y Salas. 1892. — Un foll. de 48 págs. 8.° con 18 cuadros sinópticos de estadística demográfico sanitaria del distrito municipal de Palma: rúst.

Dia vint-i-cinc de Febrer de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
CRONICA LOCAL
EL PARTIDO DEL CENTRO REPUBLICANO

Previamente convocados por carta suscrita por los Sres. D. Juan Oliver Femenía, D. Luis Martí y Ximenis y D. Juan Tugores y Malla se reunieron anoche algunos amigos y correligionarios para organizar el Partido del Centro Republicano de Palma.
Abierta la sesión á las ocho en punto D. Luis Martí dió lectura á una carta de D. Nicolás Salmerón encomendándole que hiciera pública su adhesión al manifiesto de la minoría republicana del Congreso, y que procediera con sus muchos amigos á formar el partido del Centro Republicano en esta capital.
El Sr. Martí esplicó en breves palabras los motivos que habían ido dilatando el cumplimiento del encargo con que el Sr. Salmerón le había honrado en Octubre del año mil ochocientos noventa, y que á juicio de la concurrencia se fundaban en apreciaciones de patriotismo, amor á los ideales republicanos, y vehementes deseos de harmonía y concordia. Pero hecha la Concentración Republicana, y debiendo acudir á ella todas las fracciones que en esta forma de gobierno fundan la realización de sus programas, sin confundirse, antes afirmando más y más su personalidad, estimaba el Sr. Martí llegada la oportunidad de dar organismo propio al partido Centralista á fin de cooperar al movimiento de aproximación é inteligencia que se opera en toda España, poniendo á los Centralistas palmesanos en situación de pactar con los federales y los progresistas.
En su consecuencia propuso á los concurrentes que declararan constituido el partido Centro Republicano en esta ciudad, y nombraran una Junta que realizara todos los trabajos necesarios para desarrollar los gérmenes de próspera vida que encierra la nueva entidad.
La carta del Sr. Salmerón á que nos referimos dice textualmente así:
Madrid 15 de Octubre de 1890.
Sr. D. Luis Martí
Palma de Mallorca.
Muy señor mío y distinguido correligionario: Las minorías republicanas del Parlamento y de la última Asamblea coalicionista después de poner de su parte cuanto les fué posible para contribuir á la coalición de todos los republicanos sin lograr que se discutieran sus proposiciones, se han concertado para organizar un partido impersonal de bases flexibles donde quepan todos los que por no encontrar cumplida satisfacción á sus opiniones y temperamentos ni en la derecha ni en la izquierda republicanas han tenido hasta ahora una situación indefinida dentro del campo republicano.
Habiendo sabido por mi querido amigo el señor Obrador que Vd. se encuentra en este caso me tomo la libertad de enviarle las circulares que hace meses dieron al país ambas minorías rogándole que las lea y que si usted estima que pueden llenar el propósito que en esta carta se indica haga pública su adhesión y contribuya con los muchos amigos que ahí tiene á la obra patriótica de la formación del Centro Republicano.
Creo que si Vd. se adhiere habremos conseguido una valiosa adquisición tanto por las firmes convicciones republicanas de que Vd. hizo galas siempre, cuanto por las buenas relaciones que tiene en esas islas.
Aprovecha esta ocasión para ofrecer á Vd. el testimonio de su más sincera amistad S. S. que s. m. b.
Nicolás Salmerón.
Siguió á la lectura de este documento una levantada discusión en la que terciaron los Sres. Oliver, Massanet, Tugores, Roca, Pons, Rabassa, Escafí, Palóu, Martí, Palmer, Bosch y Obrador, acordándose por unanimidad declarar constituido el Partido del Centro Republicano, y comunicarlo telegráficamente al Directorio del Partido y al de la Concentración Republicana de Madrid, y á todos los demás Comités constituidos en esta Provincia.
Por aclamación quedó formada la Junta por los Sres. D. Sebastián Palóu, D. Francisco Palmer, D. Juan Tugores, D. Pedro Massanet y D. Pedro Escafí, que cesará en su cometido, para precederse á elección por sufragio en votación secreta cuando estén terminados los trabaios de organización del partido.
De los acuerdos tomados se levantó la correspondiente acta, en la que se hicieron constar los nombres de los presentes y los de las personas que se habían hecho representar en aquel acto.
Y no habiendo más asuntos de que tratar se levantó ia sesión.

Dia vint-i-cinc de Març de 1893

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
En la casa de Socorro del Arrabal de Santa Catalina, fueron ayer vacunados 71 varones y 60 hembras de aquel populoso barrio, por los médicos Escafí, Oliver y Mulet y Gayá.

Dia sis de Maig de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava: I. — Bocetos ginecológicos. — Hemorragias.— Menstruación, por D. Guillermo Serra.
II. — Valor terapéutico de la dieta absoluta, permanencia en cama y alimentación por el recto en las afecciones ulcerosas y erosivas del estómago, por el Dr. D. Francisco Ledesma Casado.
III. — Colegio Médico-farmacéutico.— 5.ª conferencia pública á cargo de D. Bartolomé Bordoy, y 6.ª á cargo de D. Pedro Jaume y Matas, por don Domingo Escafí.
IV. — Notas científicas.
V. — Miscelánea.
VI . — Estadística demográfíca-sanitaria.

Dia nou de Maig de 1893

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Mañana, á las siete y media de la noche, en el Colegio Médico Farmacéutico, el socio D. Domingo Escafí dará una conferencia pública sobre el tema Consideraciones generales sobre la higiene de la infancia.
Agradecemos la invitación con que se ha servido honrarnos el presidente de dicha sociedad don Sebastian Domenge.

Dia nou de Maig de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
Agradecemos á D. Sebastián Domenge, Presidente del Colegio Médico-farmacéutico, el atento B. L. M. invitándonos á la conferencia pública que el socio D. Domingo Escafí dará el dia 10 del corriente á las 7 y media de la noche sobre el tema siguiente: «Consideraciones generales sobre la Higiene de la infancia.»

Dia nou de Maig de 1893

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
El Presidente del Colegio Médico-Farmacéutico nos invita á la conferencia pública que el Sr. socio D. Domingo Escafí dará el día 10 del actual á las siete y media de la noche sobre el tema siguiente: «Consideraciones generales sobre la Higiene de la infancia.»

Dia setze de Maig de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava: En el Colegio-Médico De «La Almudaina:» «La última conferencia, celebrada el miércoles último, estuvo á cargo del conocido é inteligente facultativo don Domingo Escafí, expresidente de dicha Sociedád y Secretario perpetuo de la Real Academia de Medicina, versando sobre la higiene de la infancia. «Empezó haciendo observar que en los grandes centros de población viene notándose en la organización humana un grado cada vez menor de residencia á los agentes morbosos, y que esta falta emana ordinariamente de la niñez. Marcó las diferencias que existen en todos conceptos entre el niño y el adulto, y de este hecho dedujo ya la necesidad de una higiene especial para la infancia. «Probó con datos estadísticos que ios primeros años de la vida constituyen la época de mayor mortalidad, siendo por tanto necesario conocer las causas áe este fenómeno y ios medios de corregirlo. Recorrió á grandes rasgos los principales obstáculos en que tropieza el hombre desde el principio de su carrera, en el claustro materno, en el acto de venir al mundo, en sus primeros pasos por la tierra, en las enfermedades infecciosas que le son propias, en los vestidos, etc. y sobre todo en su alimentación y en sus diversos ejercicios corporales, señalando las causas de mortalidad y los medios de minorar sus estragos. Y terminó demostrando que el ejercicio intelectual de los niños necesita tantos ó mas cuidados que el ejercicio físico, para formar hombres perfectos y realizar el bello ideal de la educación bien entendida, obra que sólo puede llevar á cabo la higiene con el estudio analítico que ha hecho de la niñez, y con el caudal de conocimiento que lleva atesorados.». Es inútil manifestar que el trabajo del Sr. Escafí está desarrollado con maestría y escrito con habilidad propia de su pluma de periodista experto y autorizado, habiéndole valido entusiastas al par que repetidos aplausos.»

Dia deu de Juny de 1893

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:

Bibliografía

Hemos recibido el núm. 10 año IX, de la Revista Balear de ciencias médicas, órgano del colegio médico-farmacéutico de Palma, correspondiente al dia 30 del pasado Mayo cuyo sumario es el siguiente:
I. — Bocetos ginecológicos. — Menstruación.— (Continuación), por D. Guillermo Serra.
II. — Un caso de hidrargirismo agudo, por D. Valentín Ladrero y Guilarte.
III. — La leucorrea en las niñas, por el Dr. D. Federico Gómez de la Mata.
IV. — Revista de la prensa, por D. José Latorre.
V. — Revista bibliográfica, por D. Domingo Escafí.
VI. — Colegio Médico-farmacéutico. — 9.ª conferencia pública á cargo del Dr. D. Eugenio Losada.
VII. — Notas científicas.

Dia vint-i-set de Juny de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava: La «Revista Balear» de Ciencias médicas correspondiente á la primera quincena del corriente mes contiene el siguiente sumario: I. — Bocetos ginecológicos. — Menstruación. — (Continuación), por D. Guillermo Serra. II. — El Dr. Ferran en Mallorca, por D. Juan Munar. III. — ¿Es dengue ó paludismo?, por D. G. Ribot Marroig. IV. — Revista de la prensa, por D. J. L. V. — Revista bibliográfica, por D. Domingo Escafí. VI. — Colegio Médico-farmacéutico. — 10.a conferencia pública á cargo de D. Juan Munar, por D. Domingo Escafí. VII.— Notas científicas. VIII. — Miscelánea. IX. — Estadística demográfico sanitaria.

Dia quatre de Juliol de 1893

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 4, publicava:
Bibliografía
Hemos recibido el núm. II, año IX de la Revista Balear de ciencias médicas, órgano del colegio médico farmacéutico de Palma, correspondiente al dia 15 de Junio último, cuyo sumario es el siguiente:
I. — Bocetos ginecológicos. — Menstruación.— (Continuación), por D. Guillermo Serra.
II. — El Dr. Ferrán en Mallorca, por don Juan Munar.
III. — ¿Es dengue ó paludismo?, por don G. Ribot Marroig.
IV. — Revista de la prensa, por D. J. L.
V. — Revista bibliográfica, por D. Domingo Escafí.
VI. — Colegio Médico-farmacéutico.— 10.ª conferencia pública á cargo de D. Juan Munar, por D. Domingo Escafí.
VII. — Notas científicas. VIII.— Miscelánea.
IX. — Estadística demográfico-sanitaria.

Dia desset de Juliol de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava: El último número de la «Revista Balear de Ciencias Médicas» que se publica en esta capital, trae el siguiente sumario: I. Bocetos ginecológicos. — Menstruación. — (Continuación), por D. Guillermo Serra. II. La hiperemia pasiva como medio de tratamiento de la tuberculosis quirúrgica, por D. Pedro Jaume y Matas. III. Con motivo del cólera en Francia, por don Domingo Escafí. IV. Apuntes de clínica terapéutica, por el doctor Rodríguez Méndez. V. Revista de la prensa, por D. J. L. VI. Colegio Médico-farmacéutico. — 11.a conferencia pública á cargo de D. Domingo Escafí. VIL Revista bibliográfica, por D. Domingo Escafí.

Dia vint-i-sis de Juliol de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
I. — Bocetos ginecológicos. — Menstruación. — (Continuación), por D. Guillermo Serra.
II. — Manifestaciones tifoideas de la disentería por el Dr. D. Manuel Santamaría.
III. — Significación terapéutica de la medicación antitérmica en los estados febriles, por el Dr. Don Manuel Santamaría.
IV. — Revista de la prensa, por D. J. L. V. — Revista bibliográfica, por D. Domingo Escafí.
VI. — Estadística demográfico-sanitaria.

Dia dotze de Agost de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava: El número 14 de la segunda quincena de Julio de la «Revista Balear de Ciencias médicas» contiene él siguiente Sumario: I — Bocetos ginecológicos. — Menstruación. — (Continuación),- por D. Guillermo Serra. II— Fracaso de la toracotomía en el tratamiento de algunas pleuresías supuradas, por el Dr. D. Alvaro Esquerdo. III — Revista de la prensa, por D. J. L. IV. — Balneario balear, por D. Domingo Escafí. V. — Colegio Médico-farmacéutico — 12ª conferencia pública á cargo de D . Francisco Sancho. — Aptitudes individnales y colectivas, por D; Domingo Escafí. VI— Miscelánea.

Dia dotze de Agost de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
El número 14 de la segunda quincena de Julio de la «Revista Balear de Ciencias médicas» contiene él siguiente Sumario:
I.— Bocetos ginecológicos. — Menstruación. — (Continuación), por D. Guillermo Serra.
II.— Fracaso de la toracotomía en el tratamiento de algunas pleuresías supuradas, por el Dr. D. Alvaro Esquerdo.
III.— Revista de la prensa, por D. J. L.
IV.— Balneario balear, por D. Domingo Escafí.
V.— Colegio Médico-farmacéutico — 12.ª conferencia pública á cargo de D . Francisco Sancho. — Aptitudes individuales y colectivas, por D. Domingo Escafí.
VI.— Miscelánea

Dia setze de Agost de 1893

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 1, publicava:

Dia trenta-un de Agost de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 1, publicava:
EL LAZARETO DE PALMA
Al decir de la prensa local, el Inspector médico provincial fué comisionado por la autoridad competente para girar una visita á Jos puertos de Sóller, Alcudia y Felanitx, é informar sobre las condiciones de los locales respectivamente destinados en los mismos á las prácticas sanitarias de observación y desinfección. Hemos leído en los mismos periódicos locales que el informe del referido inspector, de que se dió cuenta á la Junta Provincial de Sanidad, demuestra las enormes deficiencias de aquellos mal llamados lazaretos y las graves molestias y perjuicios que los mismos irrogan á los pasajeros y mercancías. Se ha dicho igualmente que de ello se dió traslado á la Excma. Diputación Provincial para acudir al remedio de aquella apremiante necesidad.
Hasta aquí nos parece todo muy bien.
Mas debemos confesar que si de todo esto no resulta otra cosa que algunos insignificantes remiendos en los locales de referencia para acallar las protestas y reclamaciones del pasaje y del comercio, no habremos adelantado mucho en las reformas apetecidas. Siempre quedará en pié la maladada cuestión del Lazareto de Palma, mucho mas importante y trascendental que todas estas otras secundarias de Sóller, Alcudia y Felanitx.
¿Porqué no se pidió igual informe al Inspector provincial con respecto al puerto de Palma? La razón es obvia. Porque siquiera en Sóller y en Alcudia tienen un mal almacén, donde acomodan, por más que en pésimas condiciones, á los pasajeros; y en Palma:, ni aún esto existe. Aquí donde semanalmente llegan cuatro ó cinco expediciones de pasajeros en vapor, y multitud de buques de vela con cargamento de distintos géneros, no existe ni siquiera un mal local para colocar al pasaje, y mercancías durante el tiempo que convenga sujetarles á las prácticas de inspección y saneamiento, y por otra parte se pretende que lo habiliten aquellos puertos secundarios, en que apenas existe el tráfico.
El contrasentido no puede ser mas monstruoso.
Desde que, después del cólera de 1865, se abandonó per inservible y arruinado el lazareto de Palma en el Terreno, hemos venido esperando inútilmente que se subsanara esta falla. Vino poco tiempo después la epidemia de fiebre amarilla en 1870, y en la necesidad de sujetar á observación las procedencias de puntos sospechosos, se habilitó á toda prisa un lazareto provisional en Cabrera, cuyas detestables condiciones aguantaron los pasajeros y el comercio sin protesta, como un mal interino que habría de corregirse inmediatamente después de aquellas apremiantes circunstancias. Pasado aquel período caímos de nuevo en nuestra proverbial indolencia, y otra vez nos encontramos con iguales dificultades en 1884, 1885, 1890, 92 y 93, y del mismo modo nos encontrará el siglo venidero, sin que lleguen á sacudir nuestro letargo los peligros, las reclamaciooes y las protestas. Lo notable en medio de todo esto es, que cada vez que el cólera ó cualquier otra epidemia llama á nuestras puertas se levanta un clamor en todas las esferas, así oficiales como particulares, pidiendo mucho rigor en nuestro puerto especialmente, y muchos dias de observación. Y cuando así sucede, á nadie se le ocurre preguntar, ¿pero donde, en qué punto, en que sitio ha de verificarse esta observación? ¿donde, en qué punto, en qué sitio han de tener lugar ésta y las demás prácticas sanitarias, para que el rigor que se pide, sea eficaz?
Porque, pretender la continuación del actual estado de cosas, empeñarse en que la observación se haga en el puerto, á bordo de los buques, y la desin fección en las malas condiciones en que se realiza, ó en que a lo sumo sé habiliten para ello con premura sitios y locales inservibles, convirtiendo en definitivo y perenne lo que sólo pudo pasar la primera vez como provisional ó interino, es caer en el ridículo mas bochornoso á los ojos del mundo civilizado y engañar á los ignorantes con unas prácticas, que en las condiciones en que se verifican no sirven más que de molestia y perjuicio.
El dilema es incontravertible.
O sacudir nuestro miedo, abriendo de par en par las puertas al contagio. O sacudir nuestra falta de iniciativa, montando un lazareto de observación.
Los términos medios en que hoy nos hemos colocado, no son siquiera paliativos contra el mal de que pretendemos guardarnos, y son por el contrario, molestias evidentes y graves perjuicios para el comercio en general. Diremos mas aún: si subsisten es por una prolongada tolerancia, que ya no podrá durar mucho tiempo más, cuando el sacrificio que envuelven no está justificado en el beneficio que producen. Y así es que de cada día aumentan las quejas y cuesta mas graves dificultades acallarlas.
Si desde 1865 en que se declaró la inutilidad del lazareto de Palma, se hubiera escogido un sitio para establecerlo de nuevo y se hubieran levantado los planos y solicitado su aprobación, con dedicar anualmente una pequeña cantidad á su construcción, haría muchos años que veríamos realizado el bello ideal que se persigue. ¿No es así por ventura como viene la Diputación construyendo su palacio insensiblemente y sin enorme gravamen para los pueblos? ¿Porqué no se hace lo mismo con un lazareto para nuestro puerto, cuya necesidad es tan notoria y tan generalmente reclamada?
Comprendemos que es esta una obra de consideración, difícil, sinó imposible, de realizar en un breve período de tiempo, para no agobiar á la provincia de una vez con un gasto cuantioso. Mas, si cuando menos se tramitase el expediente, hace tiempo incoado, sobre el emplazamiento de un lazareto en Palma, hasta dejar terminado por completo el proyecto, podría abrigarse la confianza de que en el trascurso de los años, destinando en cada presupuesto un crédito moderado á su construcción, viéramos realizada una obra de tantísima utilidad.
Nada ha de costar á la Diputación designar el sitio mas conveniente para el establecimiento de que se trata: nada levantar los planos y proyecto económico de la obra: nada reclamar su aprobación del Gobierno; nada, en fin, solicitar la cesión del antiguo lazareto del Terreno, á cambio de construir el nuevo en un período determinado de años. Todos estos preliminares que no dejan de ser largos, podrían realizarse sin gasto alguno, y cuando menos darían á la provincia en general y en particular al comercio la esperanza de que en un plazo mas o menos lejano cesaría el malestar que el actual estado de cosas viene ocasionando tan á menudo. ¿Qué se necesita para ello? Un pequeño esfuerzo, algo de buena voluntad, un insignificante derrame de iniciativa, todo menos dinero.
El día en que lo que hasta ahora ha sido sola mente un peligro se convierta en realidad y veamos nuestra isla invadida por una epidemia desoladora, se oirán las lamentaciones generales de nuestros pueblos azotados y el remordimiento nos echará en cara nuestra incuria y abandono. Por este motivo es que no podemos dejar de la mano este asunto hasta su completa realización.
Domingo Escafí
(De la Revista de Ciencias Médicas.)

Dia trenta-un de Agost de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
Sumario del n.º 15 de la importantísima «Revista Balear de Ciencias Médicas»:
I. — El Lazareto de Palma, por D. Domingo Escafí.
II. — La nueva sala de operaciones del hospital provincial, por D. Pedro Jaume y Matas.
III. — Tratamiento de la perítonitis tuberculosa, por D. Joaquín Durán.
IV. — Sobre las maneras de estelrelizar las aguas por el Dr. D. Rafael Rodriguez Méndez.
V. — Revista de la prensa, por D J.L.
VI. — Colegio Médico-farmacéutico. — 8.ª conferencia pública á cargo de D Jerónimo Ripoll.— Contribución al estudio etiológico de la difteria.
VII. — Notas ciéntificas.
VIII. — Miscelánea.

Dia tres de Setembre de 1893

La Voz del Pueblo : semanario obrero a la seva pàgina 3, publicava:
Hemos recibido el n.º 15 de la importantísima «Revista Balenar de Ciencias Médicas» cuyo sumario es el siguiente:
SUMARIO
I. — El Lazareto de Palma, por D. Domingo Escafí.
II. — La nueva sala de operaciones del hospital provincial, por D. Pedro Jaume y Matas.
III. — Tratamiento de la perítonitis tuberculosa, por D. Joaquín Durán.
IV. — Sobre las maneras de estelrelizar las aguas por el Dr. D. Rafael Rodriguez Méndez.
V. — Revista de la prensa, por D J.L.
VI. — Colegio Médico-farmacéutico. — 8.ª conferencia pública á cargo de D Jerónimo Ripoll.— Contribución al estudio etiológico de la difteria.
VII. — Notas ciéntificas.
VIII. — Miscelánea.

Dia sis de Setembre de 1893

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
Han regresado de Felanitx á donde fueron con objeto de examinar las aguas de la fuente ó manantial de Santa Margarita, de que se surte aquel vecindario, el ingeniero de minas, señor Molina, los médicos Sres. Escafí y Lozada y los farmacéuticos Sres. Rover y Valenzuela.
Parece que del examen resultan comprobados los estrenos á que se atribuía el enturbiamiento de las aguas; y se han adoptado medidas para evitarlo.

Dia sis de Setembre de 1893

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Una comisión compuesta de los Sres. Molina, Escalas, Escafí, Losada, Rover y Valenzuela se encuentra en la ciudad de Felanitx, al objeto de examinar las aguas que abastecen á dicha ciudad y dar dictámen sobre su actual estado y causas que han podido ocasionarlo.

Dia vint-i-dos de Setembre de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
Hemos recibido el número 16 de la Revista Balear de Ciencia Médic, el que contiene el sumario siguiente:
I. ¿Existe algún tratamiento de la pneumonía? por don Alberto Diaz.
II. ¿Porque la elestroterapia no es todavía más popular?
III. La electroterapia al alcance de todos.— El abate Kneipp y las curas de agua ea Worishofen, por el Dr. Gassols y Prim.
IV. Revista de la prensa, por D. J. L.
V. Colegio médico-farmacéutico. — 13.ª conferencia pública á cargo da D. Sabastian Domenge. — Síntesis de las conferencias anteriores, por D. Domingo Escafí.
VI. Estadística demográfico-sanitario.

Dia vint-i-tres de Setembre de 1893

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
La Revista Balear de ciencias médicas correspondiente al 31 de Agosto contiene el siguiente sumario:
I. ¿Existe algún tratamiento de la pneumonía? por don Alberto Diaz.
II. ¿Porque la elestroterapia no es todavía más popular?
III. La electroterapia al alcance de todos.— El abate Kneipp y las curas de agua ea Worishofen, por el Dr. Gassols y Prim.
IV. Revista de la prensa, por D. J. L.
V. Colegio médico-farmacéutico. — 13.ª conferencia pública á cargo da D. Sabastian Domenge. — Síntesis de las conferencias anteriores, por D. Domingo Escafí.
VI. Estadística demográfico-sanitario.

Dia quatre de Novembre de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
Hemos recibido el núm. 19 de la «Revista Balear de ciencias médicas» conteniendo el siguiente sumario:
I. Pasatiempos sobre higiene blenorrágica. — El cerdo común, por D. Pedro Jaume y Matas.
II. Higiene del estómago, por el Dr. Giol.
III. Coqueluche y su tratamiento por medio del bromoformo, por el Dr. R. Pellicer.
IV. Revista de la prensa.
V. Revista bibliográfica, por D. Domingo Escafí.
VI. Notas científicas.
VII Miscelánea.
VIII. Estadística demográfico-sanitaria.

Dia vint-i-tres de Desembre de 1893

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
Para constituir el Consejo de Redacción de la «Revista Balear» de Ciencias Médicas, durante el año de 1894, han sido elegidos por el Colegio Médico farmacéutico los señores siguientes:
Director.— D. Enrique Fajarnés. Vocales Redactores. — D. Juan Alorda, D. Pedro Blanes, D. Pedro Escafí, D. José González Cepeda, D. Pedro Jaume y Matas, D. José Latorre, D. Eugenio Losada, Don Gabriel Martorell, D. Juan Mercant, D. Juan Munar, D. Gabriel Oliver, don Bernardo Riera y Don Miguel Rosselló.

Dia vint-i-quatre de Desembre de 1893

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Para constituir el Consejo de Redacción de la «Revista Balear» de Ciencias Médicas, durante el año de 1894, han sido elegidos por el Colegio Médico farmacéutico los señores siguientes:
Director.— D. Enrique Fajarnés. Vocales Redactores. — D. Juan Alorda, D. Pedro Blanes, D. Pedro Escafí, D. José González Cepeda, D. Pedro Jaume y Matas, D. José Latorre, D. Eugenio Losada, Don Gabriel Martorell, D. Juan Mercant, D. Juan Munar, D. Gabriel Oliver, don Bernardo Riera y Don Miguel Rosselló.

Dia dos de Gener de 1894

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 1, publicava:
El domingo, ya muy caída la tarde, un muchacho que iba en un coche del tranvía, iba subiendo y bajando de él, cuando frente al Club de regatas cayóse y fué á parar con un pié bajo una de las ruedas del vehículo, magullándole los dedos, á consecuencia de lo cual fué conducido á la farmacia del señor Rover, en donde el Sr. Escafí le hizo la primera cura.
A última hora sabemos que el muchacho sigue muy mal, desconfiando de poderle salvar.

Dia vint-i-nou de Gener de 1894

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 1, publicava:
Sección insular
La Real Academia de Medicina y Cirujía, celebró ayer á las seis de la tarde su sesión pública inaugural, presidida por el Sr. Gobernador de la Provincia.
Leyó la memoria del año anterior, D. Domingo Escafí, enumerando de una manera suscinta el movimiento de dicha Corporación.
Dió cuenta de la muerte del malogrado D. José González Cepeda, al que dedicó sentidas frases; citó la memoria publicada por uno de sus socios corresponsales, D. Guillermo Serra, sobre La viruela y su profilaxis, hablando por fin del nuevo establecimiento balneario que ha montado D. Antonio Mayol, con todos los adelantos de la ciencia y de los trabajos de la Corporación.
Acto seguido concedió el Sr. Presidente la palabra al socio D. Bartolomé Bordoy encargado de la lectura del discurso inaugural, en cuya tarea empleó cinco cuartos de hora, teniendo á los oyentes pendientes de sus labios.
Trató de los origenes probables de la raza balear, de sus vicisitudes y alimentación en consonancia con su origen, empezando por el grupo de las Pitiusas, Formentera é Ibi za, al que siguió la Isla de Menorca.
No es posible seguir al Sr. Bordoy en su peroración porque necesitaríamos muchas páginas, pero haremos constar que su memoria tiene originalidad, su prosa es castiza, su estilo florido y elegante y marcará una nueva época en los fastos de la Academia, donde de hoy más deberán tratarse en estos actos, temas generales al alcance de todos.
Felicitamos al Sr. Bordoy por la novedad que entrañó su discurso del que volveremos á ocuparnos oportunamente, lo mismo que de la Memoria sobre vacuna y su profilaxis del laborioso médico Sr. Serra.
Terminada la lectura el presidente declaró abiertas las tareas de la Academia y levantó la sesión.

Dia trenta de Gener de 1894

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
La sesión inaugural celebrada anteanoche por la Real Academia de Medicina y Cirujía resultó brillante pues pocas veces es tan concurrida la docta corporación de socios y convidados.
El Gobernador de la provincia atento á la invitación que personalmente le hiciera una comisión designada por la Junta de Gobierno, asistió al acto y lo presidió.
Abierta la sesión, el Secretario señor Escafí (D. Domingo) leyó la Memoria de los trabajos realizados el año anterior, haciendo particular mención, del espléndido balneario que el médico D. Antonio Mayol ha montado; del valioso trabajo que en forma de Memoria ha publicado D. Guillermo Serra, sobre el tema La viruela y su profilaxis; y por último dedicó un sentido párrafo al malogrado D. José González Cepeda, haciendo breve pero entusiasta apología de su saber y escelentes condiciones faculta tivas.
Después, el Sr. D. Bartolomé Bordoy leyó el discurso inaugural, en el que con fluidez y estilo correcto desarrolló el tema Origen de la raza balear y sus vicisitudes, dando principio en las Pityusas. La peroración del Sr. Bordoy resultó tan brillante y original como amena y entretenida; así es que más de una hora tuvo pendiente de sus labios al selecto auditorio que le escuchaba con gusto sin dar muestras de cansancio, antes bien le demostró su agrado en diferentes ocasiones.
Terminada la lectura de este discurso el presidente declaró abiertas las tareas académicas del presente año y levantó la sesión.

Dia trenta-un de Gener de 1894

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
CRONICA LOCAL
Como, muy á pesar nuestro, nos fué imposible asistir á la sesión inaugural de la Real Academia, nos complacemos en dar cuenta á nuestros lectores de aquel solemne acto, tomando la reseña de nuestro ilustrado colega El Isleño:
«La sesión inaugural celebrada anteanoche por la Real Academia de Medicina y Cirujía resultó brillante pues pocas veces es tan concurrida la docta corporación de socios y convidados.
El Gobernador de la provincia atento á la invitación que personalmente le hiciera una comisión designada por la Junta de Gobierno, asistió al acto y lo presidió.
Abierta la sesión, el Secretario señor Escafí (D. Domingo) leyó la Memoria de los trabajos realizados el año anterior, haciendo particular mención, del espléndido balneario que el médico D. Antonio Mayol ha montado; del valioso trabajo que en forma de Memoria ha publicado D. Guillermo Serra, sobre el tema La viruela y su profilaxis; y por último dedicó un sentido párrafo al malogrado D. José González Cepeda, haciendo breve pero entusiasta apología de su saber y escelentes condiciones faculta tivas.
Después, el Sr. D. Bartolomé Bordoy leyó el discurso inaugural, en el que con fluidez y estilo correcto desarrolló el tema Origen de la raza balear y sus vicisitudes, dando principio en las Pityusas. La peroración del Sr. Bordoy resultó tan brillante y original como amena y entretenida; así es que más de una hora tuvo pendiente de sus labios al selecto auditorio que le escuchaba con gusto sin dar muestras de cansancio, antes bien le demostró su agrado en diferentes ocasiones.
Terminada la lectura de este discurso el presidente declaró abiertas las tareas académicas del presente año y levantó la sesión.»

Dia un de Febrer de 1894

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
Bajo la presidencia de don José Monlau reunióse ayer la Cámara Agrícola de esta capital para tratar los asuntos pendientes y proceder á la renovación de la Junta de Gobierno.
En extensa y luminosa memoria dió cuenta el presidente de los asuntos tratados y de los que habían de tratarse.
Pasóse después á la elección de cargos resultando reelegidos casi todos, los que debían cesar y por consecuencia constituida la Junta Directiva con los siguientes Sres:
Presidente, D. José Monlau. — Vice-Presidente, D. Jerónimo Morell. — Tesorero, Sr. Conde de Ayamans, — Contador, D. Raimundo Fortuñy, — Bibliotecario, D. Francisco Satorras. — Secretario general, don Nicolás Dameto. — Conservador de Gabinetes y Colecciones, D. Gabriel Fuster.
Vocales. — D. Fausto Gual de Torrella, D. Rafael L. Blanes, D. Antonio Marqués, D. Juan Rosselló, D. Alvaro Campaner, D. Pedro Alomar, D. Antonio Marcel, don Antonio Rosselló, D. Jaime Serra, D. José M. Cirera, D. Mariano Canals, D. Antonio Bosch, D. Juan Manar y D. Domingo Escafí.

Dia onze de Febrer de 1894

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer á las cuatro de la tarde en el Cementerio municipal, ante el Juzgado, practicóse la autopsia del cadáver de la víctima del asesinato cometido últimamente en Sta. Catalina, estando encargados de dicha operación los médicos señores don Eugenio Losada y don Domingo Escafí.

Dia dotze de Febrer de 1894

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
Parece que el autor del crimen cometido el viérnes en la calle de Soler del Arrabal, á pesar de las muchas cuchilladas que el mismo se diera para matarse, no tendrá mas consecuencia que la de estarse unos pocos días en el hospital; los necesarios nada mas para la cicatrización de las heridas que se causara.
Ayer, al preguntar por su estado se nos dijo que había pasado la noche durmiendo perfectamente, pero que apesar de su carácter al parecer áspero, se observaba en el gran abatimiento moral, como si el peso del crimen le aplastara.
Los médicos forenses señores Losada y Escafí practicaron sábado por la tarde la auptosia al cadáver de la víctima.

Dia quatre de Març de 1894

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Sumario del número 3 de la Revista Balear, correspondiente 15 de Febrero último:
I. — Reseña histórica de los trabajos que han ocupado á la Real Academia de Medicina y Cirujia de Palma de Mallorca en 1893, por D. Domingo Escafí.
II. — Fractura del cuello del fémur, lección clínica dada por el profesor Tillaux, trad. por don Pedro Jaume y Matas.
III — Revista de Medicina, por D. Gabriel Oliver.
IV. — Revista de higiene, por D. Enrique Fajarnés.
V. — Revista de neuropatología, por don Antonio Marcús.
VI— Revista bibliográfica, por D. J. L.
VII. — Notas científicas.
VIII. — Miscelánea.
IX. — Estadística demográfico-sanitaría.

Dia sis de Març de 1894

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 4, publicava:
Hemos recibido el núm.º 3 año X, de la Revista Balear de ciencias médicas, órgano del colegio médico-farmacéutico de esta capital, cuyo sumario es el siguiente:
I. — Reseña histórica de los trabajos que han ocupado á la Real Academia de Medicina y Cirujia de Palma de Mallorca en 1893, por D. Domingo Escafí.
II. — Fractura del cuello del fémur, lección clínica dada por el profesor Tillaux, trad. por don Pedro Jaume y Matas.
III — Revista de Medicina, por D. Gabriel Oliver.
IV. — Revista de higiene, por D. Enrique Fajarnés.
V. — Revista de neuropatología, por don Antonio Marcús.
VI— Revista bibliográfica, por D. J. L.
VII. — Notas científicas.
VIII. — Miscelánea.
IX. — Estadística demográfico-sanitaría.

Dia trenta de Març de 1894

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Sumario del número 5 de la Revista Balear, correspondiente al 15 de Marzo corriente:
I. — Bromatología Balear, (continuación) discurso inaugural de la Real Academia de Medicina, leído por D. Bartolomé Bordoy.
II. — Nuevos medicamentos, por don Enrique Fajarnés.
III. — Del uso quirúrgico de la cocaína, trad. por B. Juan Munar.
IV. — Revista de medicina, por don Gabríei Oliver.
V. — Revista de farmacia, por D. José Róver.
VI. — Revista bibliográfica, por don Domingo Escafí.
VII.— Notas científicas.
VIII.— Miscelánea.
IX.— Boletín meteorológico.

Dia cinc de Abril de 1894

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
Sumario del número 6 de la «Revista Balear», correspondiente al 31 de Marzo último:
I. — Bromatología Balear, (continuación) discurso inaugural de la Real Academia de Medicina, leído por D. Bartolomé Bordoy.
II. — El tratamiento de la pleuresía en los niños, por los Dres. P. Le Gendre y. A. Broca, trad. por D. Gabriel Oliver.
III. — Revista de medicina, por D. Antonio Marcús.
IV. — Revista de cirugía, por D. Enrique Fajarnés.
V. — Revista de Otología, Rinología Laringología, por D. J. L.
VI. — Revista bibliográfica, por D. Domingo Escafí.
VII — Notas científicas.
VIII. — Miscelánea.
IX. — Demografía médica.
X. — Boletín meteorológico.

Dia desset de Abril de 1894

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer tarde en las inmediaciones del puente de San Magín, tuvo la desgracia de caerse de la burra que montaba, una mujer ya bastante anciana, causándose varias lesiones en la cara, que le fueron curadas en la casa de Socorro por el médico Sr. Escafí.

Dia devuit de Abril de 1894

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
Por disposición del Juzgado de Inca se procedió ayer a exhumar por segunda vez el cadáver de Margarita Izern en el cementerio de La Puebla.
A la diligencia de reconocimiento que duró muchas horas, además de los peritos judiciales asistió el defensor de los procesados D. Alejandro Rosselló acompañado del médico forense D. Domingo Escafí.
Dícese que la inspección resultó muy favorable para los procesados.

Dia trenta de Abril de 1894

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
En la madrugada del sábado fué encontrado cadáver en un poyo de la muralla al pie del Real Palacio de la Almudaina un caballero muy conocido en esta capital, aunque de ella viviera ausente la mayor parte del año.
Constituido allí el juzgado y los médicos forenses comprendieron que se trataba de un suicidio.
Estaba sentado sin violencia en la misma posición que adoptó para consumar su designio. A sus pies una pistola Lafoucheaux de dos cañones descargada; y en una faldriquera del pantalón cuatro capsulas, y en las del chaleco unas gafas y algunos reales en plata y calderilla.
Por las heridas que tenía en la cabeza se dedujo que se había disparado los dos tiros.
El Juzgado instruyó las primeras diligencias disponiendo el levantamiento del cadáver y su conducción al depósito del cementerio.
***
A las nueve y media de ayer mañana se efectuó la autopsia al cadáver, por los médicos forenses senores Escafí y Losada; asistiendo ademas el Sr. Alvarez en representación del Tribunal eclesiástico. Del dictamen facultativo resulta que el interfecto fué víctima de un exceso de locura exaltada, pues así lo corroboró el estado de su cerebro. Las dos balas habían pasado por debajo de este sin lesionarle. Una de ellas encontró salida por la parte opuesta algo ladeada; la otra tropezó en hueso y en él se incrustó.
El tribunal eclesiástico que esperaba conocer el dictámen facultativo para disponer respecto de la sepultura, en vista de éste y de los antecedentes religiosos del finado, de los que era una prueba el escapulario de la Virgen del Carmen que llevaba puesto, dispuso se le enterrara en el cementerio católico; y así se efectuó comunicando la orden por teléfono.

Dia un de Maig de 1894

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Sumario del número 8 de la Revisla Balear:
I.— «Nupcialidad y Natalidad en Palma durante el año 1893.» por D. Enrique Fajarnés.
II.— «Un poco de aforistica pediátrica» por el Dr. Letamendi.
III.— «Las teorías de la inmunidad,» por Mr. P. Cheron, traducción por don Juan Munar.
IV. — «Antisepsia de las vías biliares.» traducido por D. Antonio Marcús.
V.— «Revista de medicina» por don Gabriel Oliver.
VI. — «Revista de Higiene» por don Enrique Fajarnés.
VII.— «Revista de terapéutica», por D. Juan Alorda.
VIII. — «Revista bibliográfica», por D. Domingo Escafí.
IX. — Notas científicas.
X. — Miscelánea.
XI. — Demografía médica.

Dia un de Maig de 1894

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
Sumario del número 8 de la «Revista Balear»:
I.— «Nupcialidad y Natalidad en Palma durante el año 1893.» por D. Enrique Fajarnés.
II.— «Un poco de aforistica pediátrica» por el Dr. Letamendi.
III. «Las teorías de la inmunidad,» por Mr. P. Cheron, traducción por don Juan Munar.
IV. — «Antisepsia de las vías biliares.» traducido por D. Antonio Marcús.
V.— «Revista de medicina» por don Gabriel Oliver.
VI. — «Revista de Higiene» por don Enrique Fajarnés.
VII.— «Revista de terapéutica», por D. Juan Alorda.
VIII. — «Revista bibliográfica», por D. Domingo Escafí.
IX. — Notas científicas.
X. — Miscelánea.
_ XI. — Demografía médica.

Dia vint-i-set de Maig de 1894

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
El Sr Presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de esta ciudad, nos ha remitido un ejemplar de los discursos leídos en la sesión pública inaugural del presente año.
Uno de esos discursos es de don Domingo Escafí secretario de aquella corporación y el otro de D. Bartolomé Bordoy vice- presidente de la misma, y son, el primero una reseña histórica de los trabajos que han ocupado á la Academia en 1883 y el segundo un estudio científico de bromatologia balear.
Agradecemos el obsequio y elogiamos á los señores académicos su aplicación al estudio de unas ciencias tan intimamente relacionadas con el arte que profesan. El trabajo del Sr. Bordoy es muy luminoso por las importantes noticias que publica.

Dia cinc de Juny de 1894

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer tarde los médicos forenses Sres. Escafí y Losada practicaron la auptosia del cadáver del desgraciado que anteayer se ahorcó en la casa de beneficiencia.

Dia vint-i-un de Juny de 1894

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
Anoche poco antes de la salida de los serenos, el guardia municipal del barrio del Puig dió conocimiento de que una pordiosera casi ciega que habitaba en la casa de planta baja n.º 77 de la calle de San Pedro inmediata al cuartel de Artillería, yacía cadáver al pie de la cama.
Acudieron en seguida los jefes de la guardia municipal y de vigilancia, el Juez y el médico forense Sr. Escafí; y en efecto, le infeliz había fallecido.
Según dijeron los vecinos, ya entrada la noche se retiró de hacer su colecta: y se supone que no se sintió bien y al querer acostarse se cayó presa de algún accidente ó bien le dió este después de acostada. Lo cierto es que no dió tiempo para auxiliarla en manera alguna; y según declaración facultativa la muerte fué natural.

Dia vint-i-sis de Juny de 1894

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
Ayer tarde en la plaza de la Merced un muchacho que guiaba un carro de trasporte tuvo la desgracia de caerse por la parte delantera pasándole una de las ruedas por encima de la cintura.
Acudieron enseguida los vecinos y algunos agentes de vigilancia á prestarle auxilio, conduciéndolo á la Casa de Socorro de la Casa Consistorial donde fué curado por el médico Sr. Escafí.

Dia vint-i-set de Juny de 1894

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
Otra desgracia ocurrió en la plaza de la Merced: un muchacho, conductor de un carro, se cayó por delante y una de las ruedas le pasó por sobre la cintura. El susto fue mayor que el daño recibido, pues pudo ser de consideración.
Fué curado en la casa de Socorro por el médico forense Sr. Escafí

Dia vint-i-vuit de Juliol de 1894

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
Esta mañana detrás del edificio de la Lonja le ha dado un accidente á un anciano pescador llamado Ramon Gelabert conocido por Tío Ramonet siendo auxiliado inmediatamente por varios amigos suyos y transeuntes y conducido junto al jardín del mencionado edificio ha fallecido pocos momentos después.
El inspector Sr. Quiles con algunos agentes y municipales han sido los primeros que se han personado en el sitio de la ocurrencia verificándolo después el Juez Sr. Escolano ordenando el levantamiento del cadáver una vez hubo certificado la defunción el médico Sr. Escafí.

Dia trenta de Juliol de 1894

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
El sábado por la mañana falleció repentinamente á consecuencia de un accidente que le diera junto a la Lonja, el anciano pescador conocido por cosi´n Ramón. Allí acudieron el juzgado y agentes de la Autoridad con el médico forense Sr. Escafí, que certificó la causa de la defunción.

Dia vint-i-sis de Agost de 1894

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 2, publicava:
A la hora de cerrar nuestra edición continúa la gravedad de nuestro querido amigo D. Juan Sureda.
Ayer á las once se constituyó el Juzgado para tomarle declaración cuyo acto no pudo verificarse por no permitirlo el estado mental del enfermo.
Por la tarde celebraron junta los médicos Sres. Lozada, Escafí, Oliver, Malberty y Ribas (D. Rafael).
Deseamos desaparezca pronto la gravedad y entre nuestro amigo en un periodo de gran mejoría y convalecencia.

Dia quatre de Setembre de 1894

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
El médico de esa Sr. Escafí está gestionando del Ministro la real orden, declarando Oficial el Colegio Médico Farmacéutico de Palma.
En todas las ciudades de mucha población se constituyen Colegios Médicos.
El Ministro está satisfecho de la conducta que observa la clase médica española, con motivo de las patentes nuevas.

Dia desset de Setembre de 1894

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
Hemos recibido el nº 17 correspondiente á la primera quincena del mes actual de la Revista Balear de ciencias médicas, conteniendo el siguiente sumario:
I. — Valor profesional, por el Dr. Don F. Llansó.
II. — Un caso de útero doble y tabique vaginal incompleto, por el Dr. Semeleder.
III. — Sobre una forma particular de la epilepsia cortical, por el Prof Kogewni koff. trad. por D. Antonio Marcús.
IV. — La muerte del feto, por el Dr. Tarnier, trad. por D. Pedro Jaume y Matas.
V. — Revista de Higiene, por D. Enrique Fajarnés.
VI. — Revista de Medicina, por D. Gabriel Oliver.
VII. — Revista de Oftalmología.
VIII. — Revista bibliográfica, por don Domingo Escafí.
IX. — Las patentes de los médicos. X.— Notas cientificas.
XI.— Demografía médica.

Dia devuit de Setembre de 1894

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 3, publicava:
Sumario del número 17 de La Revista Balear:
I. — Valor profesional, por el Dr. Don F. Llansó.
II. — Un caso de útero doble y tabique vaginal incompleto, por el Dr. Semeleder.
III. — Sobre una forma particular de la epilepsia cortical, por el Prof Kogewni koff. trad. por D. Antonio Marcús.
IV. — La muerte del feto, por el Dr. Tarnier, trad. por D. Pedro Jaume y Matas.
V. — Revista de Higiene, por D. Enrique Fajarnés.
VI. — Revista de Medicina, por D. Gabriel Oliver.
VII. — Revista de Oftalmología.
VIII. — Revista bibliográfica, por don Domingo Escafí.
IX. — Las patentes de los médicos. X.— Notas cientificas.
XI.— Demografía médica.

Dia vint-i-un de Setembre de 1894

El noticiero balear : diario de avisos y noticias a la seva pàgina 1, publicava:
Actúa como perito en el juicio de Gerónimo Mendoza por el asesinato de su prometida Teresa Martí. Este asesinato ocupa la portada, la segunda página y parte de la tercera del diario.

Dia vint-i-set de Setembre de 1894

La ignorància a la seva pàgina 3, publicava:
Xeremiades
Hem rebut des Govern de Provincia y repartit entre persones varies, els dèu ecsemplás de ses Instrucciones y preceptos higiénicos para prevenir el desarrollo del cólera morbo asiático que tengué s´atenció de remetrermós. Es un gran servei pretat en es públich en ses circunstancies actuals p´els tres professors que´l firman Don Josèp Gonzalez Cepeda, Don Domingo Escafí y Don Marian Aguiló, y per la digne Autoridat que l´ha manat imprimí.

Dia desset de Octubre de 1894

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 3, publicava:
El juicio de hoy
Esta mañana en una de las salas de la Audiencia, se ha celebrado el juicio oral, de la causa instruida contra Juan Bemard, acusado de haber ocasionado lesiones en una muñeca de Juan Aguiló y Cortés.
Se oyeron las declaraciones de varios testigos que carecieron de importancia, salvo la de los peritos-médicos señores Losada, Escafí y Rosselló, que declararon que no hubo fractura alguna en la muñeca dé Juan Aguiló; añadiendo que la cura se hubiera podido hacer en el corto período de 7 días, así como se emplearon 30, en el caso de que el citado Aguiló hubiese pedido los auxilios médicos. Tales declaraciones hicieron que el ministerio fiscal, representado por el señor Andreu, modificase sus conclusiones, pidiendo que se castigue á Juan Bernard, por la mínima pena que señala el código penal, en su sección de faltas.
La defensa que estuvo á cargo del abogado don Rafael Bennásar, y que debutaba en esta causa, se concretó á decir que se adhería á la pena que el fiscal imponía á su defendido.

Dia setze de Novembre de 1894

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 2, publicava:
Sumario del número 21 de la Revista Balear:
I. Demografía de las islas Baleares durante el quinquenio de 1886-1890. I. — Nupcialidad, por D. Enrique Fajarnés.
II. Labio leporino doble, historia clínica, ilustrada con dos fotograbados, por D. Pedro Jaume y Matas.
III. Del suero antidiftérico, por los Dres. Ehrlich, Kossel, Wasserman, traducido por D. Juan Munar.
IV. Profilaxis y tratamiento de la difteria, por el Dr. Regnier, trad. por D. Gabriel Oliver.
V. Revista de neuropatología, por D. Antonio Marcús.
VI. Revista bibliográfica, por los Sres. Fajarnés, Escafí y Riera.
VII. Notas científicas.
VIII. Miscelánea.

Dia desset de Novembre de 1894

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
El número 21 de la «Revista Balear de ciencias médicas» que se publica en esta capital contiene el siguiente sumario:
I. Demografía de las islas Baleares durante el quinquenio de 1886-1890. I. — Nupcialidad, por D. Enrique Fajarnés.
II. Labio leporino doble, historia clínica, ilustrada con dos fotograbados, por D. Pedro Jaume y Matas.
III. Del suero antidiftérico, por los Dres. Ehrlich, Kossel, Wasserman, traducido por D. Juan Munar.
IV. Profilaxis y tratamiento de la difteria, por el Dr. Regnier, trad. por D. Gabriel Oliver.
V. Revista de neuropatología, por D. Antonio Marcús.
VI. Revista bibliográfica, por los Sres. Fajarnés, Escafí y Riera.
VII. Notas científicas.
VIII. Miscelánea.

Dia denou de Desembre de 1894

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
Bibliografía
Hemos recibido el n.º 23, año X, de La Revista Balear de ciencias médicas, órgano del colegio médico-farmacéutico de Palma, cuyo sumario es el siguiente:
I. — Demografía de las islas Baleares durante el quinquenio de 1886-1890.
III.— Mortalidad, por D. Enrique Fajarnés.
II. — De la oftalmía purulenta: Tratamiento— Etiología— Profilaxis, por el doctor Ch. Abadie, trad. por D. Antonio Marcús.
III. — Revista de Antropología, por el Dr. S. Velázquez de Castro.
IV. — Revista de Cirugía, por D. Gabriel Oliver.
V. — Revista bibliográfica, por D. Domingo Escafí.
VI — Demografía médica de Palma.
VII. — Boletín meteorológico.
VIII. — Miscelánea.

Dia denou de Gener de 1895

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 5, publicava:

Dia vint-i-sis de Gener de 1895

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
REAL ACADEMIA de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca
Esta Academia celebrará la sesión pública inaugural de este año el próximo domingo á las seis en punto de la noche, leyendo el discurso de reglamento el señor socio numerario D. Víctor Valenzuela.
Lo que se anuncia por acuerdo de la Comisión de Gobierno, para conocimiento de las personas que gusten asistir al acto.
Palma, 24 Enero 1895.- El Secretario perpétuo, Domingo Escafí.

Dia vint-i-vuit de Gener de 1895

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 2, publicava:
Real Academia de Medicina
Anoche esta docta corporación celebró su acostumbrada sesión inaugural, con insistencia de los señores Académicos de número, de varios corresponsales, de algunos representantes de las Corporaciones de esta Ciudad y de un numeroso concurso de profesores y amantes de las ciencias médicas.
El Sr. Escafí, secretario perpétuo de la misma, leyó la reseña de los principales trabajos que la Academia se había ocupado durante el finido año.
Inmediatamente el socio de número D. Víctor Valenzuela dió lectura al discurso de reglamento que versó sobre el tema siguiente: Historia físico-químico-biológica de las fermentaciones.
Ambos trabajos científico-literarios fueron escuchados con atención y recibidos con aplausos por la concurrencia.
El Sr. Vice-presidente D. Bartolomé Bordoy, en nombre de S. M., declaró inauguradas las sesiones de la Academia en el presente año y levantó la sesión.

Dia vint-i-nou de Gener de 1895

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
En la Real Academia de Medicina
El domingo por la noche celebró esta docta corporación su acostumbrada sesión inaugural bajo la presidencia de D. Bartolomé Bordoy.
Asistió numerosa y distinguida concurrencia compuesta de los Sres. Académicos de número, varios corresponsales, representantes de las Corporaciones de esta ciudad, numeroso concurso de profesores y lo más ilustrado de la sociedad palmesana.
El secretario perpétuo de la Academia, Sr. Escafí, dió lectura á la reseña de los principales trabajos que ésta ha realizado durante el finido año de 1894, y acto seguido el socio de número D. Víctor Valenzuela dió principio á la lectura del Discurso de reglamento versando sobre el siguiente tema: «Historia físico-químico-biológica de la fermentación y su importancia;» notable trabajo escrito con la corrección y suma claridad conque suelen tratarse los asuntos científicos, enalteciendo los fines humanitarios que la Academia persigue.
La reseña del Sr. Escafí y el discurso del ilustrado sacerdote Sr. Valenzuela fueron oídos con atención y aplaudidos calurosamente por la selecta y escogida concurrencia.
El Sr. Vicepresidente D. Bartolomé Bordoy, en nombre de S. M., declaró inaugurados los trabajos en el presente año y levantó la sesión.

Dia onze de Febrer de 1895

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 3, publicava:
La Cámara Agrícola de Mallorca queda constituida en la siguiente forma:
Presidente.- D. José Monlau
Vice presidente.— D. Jerónimo Morell.
Tesorero. — Sr. Conde de Ayamans.
Contador.— D. Raimundo Fortuny.
Bibliotecario. — D. Francisco Satorras.
Secretario general.— D. Nicolás Dameto.
Conservador de gabinete y colecciones. — D. Gabriel Fuster.
Vocales. — D. Fausto Gual de Torrella. — D. Rafael Luis Blanes.— D. Juan Rosselló. — D. Miguel Ignacio Font. — D. Guillermo Crus. — D. Pedro Alomar. — D. Antonio Marcel. — D. Antonio Rosselló. — D. Jaime Serra. — D. José M. Cirera. — D. Mariano Canals.— D. Antonio Bosch. — D. Juan Munar. — D. Domingo Escafí

Dia quinze de Febrer de 1895

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 4, publicava:
REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE PALMA DE MALLORCA
Esta Academia celebrará sesión pública de recepción del socio electo D. Enrique Fajarnés y Tur el domingo próximo día 17 de los corrientes á las seis en punto de la tarde, estando á cargo del Académico de número D. Juan Munar el discurso de contestación.
Lo que se publica por acuerdo de la Comisión de Gobierno para conocimiento de las personas que quieran asistir al acto.
Palma, 14 de Febrero de 1895.-El Secretario perpetuo, Domingo Escafí.

Dia devuit de Febrer de 1895

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 4, publicava:
Corporaciones
Ayer á las cuatro de la tarde celebró sesión la Real Academia de Medicina para recibir al electo don Enrique Fajarnés.
Leída por el Sr. Escafí el acta de la elección empezó el Sr. Fajarnés la lectura de su discurso sobre La profilaxis de la tuberculosis en el Reino de Mallorca que fué escuchado con religioso silencio por la selecta concurrencia que le prodigó una calurosa salva de aplausos.
D. Juan Munar es su discurso contestación a Sr. Fajarnés fué justamente elogiado por lo concienzudo de su trabajo.
Felicitamos á los oradores y á la docta Corporación por contar desde hoy en su seno con tan ilustrado profesor.

Dia denou de Febrer de 1895

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 3, publicava:
En la Academia de Medicina
Recepción de D. Enrique Fajarnés
A las cuatro de la tarde empezó anteayer y en el local que ocupa, en el ex-convento de Montesión, hoy Instituto provincial, la Real Academia de Medicina y Cirugía, la sesión dispuesta para recibir al académico electo D. Enrique Fajarnés y Tur.
Se encontraban presentes todos ó casi todos los individuos de número de aquel cuerpo, bajo la presidencia de D. Antonio Frontera; y hablando francamente, hubo de extrañarnos, que con ser muy selecta la concurrencia de médicos y la del público, no fuese mucho más numerosa, ya que del tema escogido por el recipendario y de sus aptitudes y aficiones, plenamente demostradas en anteriores trabajos, debía esperarse — y así resultó en efecto — no una disertación tópica y adocenada de esas que cuanto nos dicen ya lo tenemos sabido de antemano, sino un trabajo de interés científico, con erudición directa y de primera mano y, lo que es más todavía, un trabajo de alto interés regional.
Leída el acta de la elección por el Secretario perpetuo Sr. Escafí, fué introducido el nuevo indi viduo de la Academia, por los Sres. Munar y Mayol, empezando la lectura de su largo discurso, (que con ser largo, para nadie resultó fatigoso) referente como se sabe, á «La profilaxis de la tuberculosis en el Reino de Mallorca». Después del oportuno y merecido recuerdo que dedicó á su antecesor D. José González Cepeda, y antes de entrar de lleno en el asunto, como premisa indispensable tuvo que trazar la historia del conocimiento patológico de la tuberculosis, sobre todo bajo el concepto de enfermedad contagiosa, ofreciendo un resumen concentrado, denso y preciso, de la polémica secular entre los contagionistas y los que sostenían la no trasmisibilidad de la tisis, hasta llegar á las conclusiones definitivas y experimentales de la micrcbiología francesa y alemana, que han incluido para siempre á aquella dolencia en el grupo de las infecciosas.
Cuando el Sr. Fajarnés leía estos párrafos, tuvimos que recordar tristemente la iracundia de Jorge Sand contra la aprensión de los mallorquines, que execró en nombre de la ciencia y del progreso la autora de «Spiridion». ¡Quien debía decirle que esa ciencia y ese progreso vendrían á justificar, si no las asperezas y las repugnancias, cuando menos el temor y la convicción del contagio, que en nosotros reprendía la compañera de Chopín! Porque el Sr. Fajarnés dejó sentado anoche que la medicina balear entre sus tradiciones más constantes, guardó y sostuvo siempre el carácter contagioso de la tuberculosis, con unanimidad completa, puede decirse, á pesar de las modas y de las doctrinas contrarias que alguna vez llegaron á predominar en Europa, y que el instinto popular anduvo de acuerdo con la verdad científica. Gracias á sus pesquisas en los archivos y al hallazgo de noticias y documentos no publicados hasta ahora, pudo al trazar la historia de las medidas preventivas acordadas por los poderes públicos respecto á los tuberculosos, recabar para Mallorca la prioridad absoluta en el orden cronológico de su reglamentación oficial y técnica á la vez, como ya la tiene conseguida por lo que se refiere á las «morberías» y cuarentenas. Esta parte del trabajo es realmente digna de ser conocida por el público todo como documento histórico, aparte de un valor profesional.
La sesión de anteanoche nos afirmó más y más en el criterio que hace tiempo tenemos formado de esta clase de tareas científicas. Para no caer en la falta de interés ó en la amplificación de lugares comunes, es preciso echar mano de cualquiera de estos montones: ó investigación nueva, ó puutos de vista nuevos, ó, si también se quiere, exposición metódica de materia nueva y dispersa. El discurso de contestación de D. Juan Munar contribuyó como el del Sr. Fajarnés á semejante ratificación, ya que tomando pié de las ideas que acerca de la profilaxis de las enfermedades contagiosas había vertido el nuevo académico, trató un tema cuya actualidad, con todo y ser tan divulgado por los periódicos, no se ha agotado todavía, cual es el procedimiento antidiftérico de Roux por medio de la sueroterapia. Sin mostrarse resueltamente pesimista y viendo en el método Roux un dato de gran, valor para el progreso de la medicina, desenvolvió los aspectos críticos de la cuestión, oponiendo á los resultados que refieren las estadísticas objecciones de peso y analizando los elementos experimentales en que se funda la existencia de la toxina, que consideró como una sustancia hipotética cuya realidad es preciso esperar todavía de nuevas y muy complejas experimentaciones. En opinión del Sr. Munar el júbilo ha sido muy prematuro y acaso se vea pasar el procedimiento Roux á la categoría de las inyecciones antirrábicas del gran Pasteur, como uno de tantos nobles y generosos esfuerzos de esa lucha empeñada para arrancar sus víctimas á la enfermedad y á la muerte.
El trabajo del Sr. Munar tuvo, á no dudarlo, el mérito de la sinceridad, la valentía de exponer una opinióu personal que naturalmente nos abstenemos de juzgar, opuesta á la corriente del momento, y en forma discreta, señalando — que esa es, en parte, la fecundidad de la crítica y del elemento de contradicción — los puntos oscuros y misteriosos cuya conquista hay que abordar en los nuevos avances de la ciencia á través de las regiones de lo desconocido, de esas regiones de la microbiología que observa y estudia hace tanto tiempo, en el cristal como en todo libro reciente, y con tan seria y modesta perseverancia, el Sr. Munar.
La sesión de anteanoche puede considerarse, pues, como muy fructuosa y de verdadera significación, significación que merecería algo más que el trivial «felicitamos», etc., con que suelen terminarse muchas reseñas.
(La Almudaina) .

Dia deu de Maig de 1895

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 2, publicava:
CRONICA LOCAL
LAS MURALLAS DE PALMA
Ayer llegó á nuestra noticia la feliz nueva de que la Ley ordenando el modo de proceder al derribo de las murallas de esta ciudad había sido publicada en la «Gaceta».
A tan fausto acontecimiento irá siempre unido el recuerdo de los esfuerzos realizados por D. Antonio Maura, D. Miguel Santandréu, los diputados y senadores por Mallorca Sres. D. Manuel Guasp, D. Juan Alcover, D. Mateo Bosch, D. Pedro A. Servera, D. Pedro Ripoll y D. Manuel Salas, el jefe del partido, fusionista D. Pascual Ribot y la Comisión organizada para gestionar el derribo, de la que forman parte entre otros cuyos nombres sentimos, no recordar, D. Eusebio Estada, D. Gabriel Maura, D. Domingo Escafí.
Poderosamente han coadyuvado á hacer popular esta empresa el diario «El Comercio» que en 1879 empezó á popularizar la idea, «La Almudaina» publicando hace cuatro años los escritos de polémica redactados por el Sr. Calvet contestando á otros del entonces coronel Luque; «El Isleño» insertando artículos de D. Luis Martí; y todos los demás colegas ventilando el pro y el contra de la liberación de Palma de la servidumbre de las murallas y de las zonas polémicas.
A fuer de verídicos hemos de proclamar que si la própaganda nació de un periódico republicano publicado bajo la misma dirección que Las Baleare, gloriosa campaña que es de las que más nos envanecen, y á ella han cooperado resueltamente los queridos, compañeros que hemos citado, y el señor Estada con su libro «La Ciudad de Palma» evidenció la necesidad del derribo, y todos los otros señores han contribuido á hacer viable el proyecto, la gloria entera de su realización inmediata corresponde indiscutiblemente al partido fusionista mallorquín.
Rindamos tributo de gratitud á los hombres que así se desvelan por el bienestar de sus conciudadanos, y entonemos el himno conque los autores de «Políticos en agraz» terminaran su popular zarzuela:
Que caiga, el murallón
que asfixia la Ciudad!
Los beneficios hechos á una población con el noble desinterés que ha guiado á los que obtuvieron tan señalada victoria contra las preocupaciones y la rutina, tienen siempre su galardón por encima de las miserias, de las envidias, de los celos, de las ingratitudes: el respeto y la consideración de los verdaderos patriotas.
Los señores Maura, Santandréu, Ribot, Estada y todos sus compañeros han merecido bien de la Patria.

Dia un de Juliol de 1895

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
La calle de la Misión, ha sido teatro esta mañana de una escena dolorosísima.
De la azotea de la casa n.º 84, que medirá de 18 á 20 metros, se ha tirado una mujer de 50 años casada y con seis hijos. Su muerte ha debido ser instantánea ó poco menos, pues aunque se ha avisado y llegado en seguida la unción, no la ha alcanzado.
Buscando la causa de tan estrema como lamentable determinación resulta que hace días, parecía trastornada á causa de haberle estafado todos los ahorros de una vida matrimonial honrada y laboriosa. Para tener el capitalito que consistía en unos 500 duros, más seguro, lo sacó de una sociedad y lo hipotecó en manos dé un particular, resultando que como la hipoteca era secundaria y la responsabilidad no basta, queda birlado capital é intereses.
La idea de la pobreza parece que á la suicida dominaba y de ella no han podido apartarla las cariñosas reflexiones de su esposo y amantes hijos mayores, ni las creencias religiosas que profesaba y ella inculcaba á la familia.
Esta mañana, como de costumbre, se ha levantado á las cinco; ha llamado á las hijas para que se fueran á la labor y en vez de bajarse á traerles café, lo cuál solía hacer diariamente, se ha subido á la azotea, para consumar su intento.
Avisado el Sr. Juez y médico forense Sr. Escafí, por los agentes municipales y de órden público que con sus jefes se han personado en el sitio de la ocurrencia, han tomado las medidas que el caso requería; habiéndose concedido á la familia ya que no retener el cadáver en su casa para disponer el entierro, como deseaba, pues eso hubiera sido aumentar la pena y repetir escenas innecesarias, el que se le colocara en caja nueva y fuese llevada al depósito en coche de tercera clase, y poderla enterrar en la sepultura propia.
Dios haya acogido en su seno á la infeliz qué tan mal hora tuvo, y consuele á los que hoy amargamente la lloran.

Dia un de Juliol de 1895

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 2, publicava:
Suicidio de hoy
Mal despertar han tenido los vecinos de la calle de la Misión.
A las cinco y media de la mañana, se ha oido un horroroso estruendo, que ha causado una vez conocida la causa un general sentimiento
. Una pobre mujer, llamada Catalina Molí, casada, natural de Palma y de 50 años de edad, domiciliada en la calle de la Misión 84 2.°, ha tenido la mala idea de arrojarse á la calle desde la azotea de la casa en donde habita, que consta de cinco pisos.
Ya lanzada en el espacio, ha tropezado su cuerpo con la esquina del tejado de la casa inmediata, en donde se supone se hirió en la nuca, creyéndose que al llegar al suelo, la infeliz había ya dejado de existir.
Apercibido el sereno de aquella calle, fué inmediatamente á guardar el cadáver, compareciendo seguidamente los Sres. Campins, Sánchez, Fiol y Oliver, jefes de policía y vigilancia y el médico señor Escafí.
El gentío que se había aglomerado era inmenso: habiendo permanecido el cadáver en la citada calle, hasta las nueve, hora en que fué conducido al cementerio en el coche fúnebre de 2.a clase.
El Juez y el escribano Sr. Roselló, presentáronse á las ocho próximamente, comenzando á instruir las diligencias reglamentarias.
Circula con insistencia el rumor de que ha motivado tan sensible desgracia, la negativa que se hizo á la interfecta de una cantidad que se le adeudaba, y que ascendia á setecientos duros, por cuya razón estaba desesperada aquella pobre mujer.
¡Dios la haya acogido en su seno!

Dia trenta de Juliol de 1895

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 2, publicava:
En la mañana de hoy ha sido curada por el médico Sr. Escafí de varias heridas en la cabeza la sirvienta del horno del caserío del Terreno conocido por Cas Rollet, inferidas por el ama de dicho horno con una de las palas que manejan para la industria.
El municipal de punto se ha personado en la Casa-horno y ordenado á la causante de las heridas fuera con él al Cuartelillo contestando la agresora que no le daba la gana en obedecer, resultando del todo inútiles los ruegos y súplicas que el citado guardia ha hecho para ser obedecido.

Dia vint-i-set de Novembre de 1895

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 1, publicava:

Dia nou de Gener de mil ochocientos noventa y seis

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
En la fábrica de aserrar sita en la calle de Bobians, una de las máquinas cogió la mano izquierda de un operario causándole considerable herida.
En la casa de socorro le curaron los médicos Sres. Escafí y Gayá.

Dia nou de Gener de mil ochocientos noventa y seis

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 1, publicava:
Ayer mañana uno de los operarios de la fábrica de aserrar madera sita en la calle de Bobians, tuvo la mala suerte de que una de las máquinas le cogiera la mano izquierda, resultando con una herida en esta de bastante consideración.
Fué curado en la casa de socorro por los médicos Sres. Escafí y Gayá.

Dia onze de Març de mil ochocientos noventa y seis

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
CRIMEN DE ANOCHE
Anoche, poco después de las diez, algunos grupos formados en la calle de Jaime II, comentaban la noticia de un crimen que acababa de cometerse en la casa núm. 105 de dicha calle.
Desgraciadamente la noticia era cierta.
Vivía en la casa citada Pedro Florit y Capó, joven de buenos antecedentes, expósito, criado en Llorito por los padres de María Florit y Capó, y casado con esta hace unos diez meses.
Pedro Florit, que como mozo sirve en el café llamado Ca s´espardañé, propiedad de José Coll, se retiraba anoche á su domicilio á la hora de costumbre, minutos antes de las diez. Al llegar tocó algunas veces en la puerta de su habitación, no abriéndole su mujer: sorprendido, dió un fuerte empujón á la puerta que cedió fácilmente penetrando en la casa que estaba á oscuras. La infragante cogida de su mujer, exasperó de tal manera al Pedro, que colérico cerró la puerta, cogió una maza do mortero; armado con la cual comenzó á propinar sendos golpes en la cabeza á su mujer hasta que la dejó en el suelo, completamente falta de sentidos y derramando abundante san gre.
Espantado de su obra cerró con llave la casa y se dirigió al café donde servía exponiendo al dueño lo que acababa de suceder, con frases incoherentes y suplicándole que le acompañase á su casa.
D. José Coll y el Pedro Florit se trasladaron al lugar del suceso, y al ver el pri mero un enorme charco desangre alrededor de la mujer que estaba tendida sin sentido en el suelo, salló en busca de auxilio, y encontrando al Jefe de la guardia nocturna, le manifestó lo que pasaba.
La María Florit, continuaba tendida boca á bajo en el suelo y presentaba congestionado enormemente el rostro á consecuencia de los golpes recibidos. Según manifestaron después el facultativo Sr. Gayá existe ruptura del temporal y la interfecta había entrado en el período agónico.
El Juez de Instrucción se presentó al poco tiempo, no siéndole posible interrogar a la moribunda y empezó con la indagatoria del detenido y á instruir las primeras diligencias sumariales, mientras se daban los últimos sacramentos á la pobre Florit, ordenando la citada autoridad que el autor del crimen fuera conducido á la cárcel.
Asistieron también en el mismo momento de comenzar á propalarse la noticia, el comandante de la guardia municipal señor Moyá, y los Inspectores de vigilancia y últimamente el médico Sr. Escafí, el cual ordenó que la víctima fuera conducida al Hospital civil, donde murió á las dos y cuarto de la madrugada.

Dia dotze de Març de mil ochocientos noventa y seis

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava: Los médicos Sres. Escafí y Rosselló han practicado esta mañana la autopsia al cadáver de la mujer muerta por su esposo anteanoche.

Dia dotze de Març de mil ochocientos noventa y seis

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 2, publicava:
EL CRIMEN DE LA CALLE DE JAIME II
La Autopsia

A las nueve de la mañana se han constituido en el Cementerio Municipal de esta ciudad los médicos forenses D. Domingo Escafí y D. Guillermo Rosselló, los cuales cumplimentando órdenes recibidas del Juzgado de Insstrucción han practicado la autopsia al cadáver de la infortunada María Florit Capó.
Tan luego como ha terminado la autopsia los trabajos de información se han trasladado el distinguido Juez de primera instancia y el actuario Sr. Rosselló al Juzgado, con objeto de tomar declaraciones, á los vecinos de la calle de Jaime II, testigos citados para el día de hoy. Según se nos ha manifestado en el mismo Juzgado los tes tigos llamados á declarar son muchos, habiendo se presentado á la hora que nos hemos retiradn la madre de la víctima, el propietario de la casa donde se cometió el crimen, y la doméstica y un vecino de la planta baja.
Nuestra información
Hemos saludado á la madre de la víctima que vino de Llorito donde está avecindada apenas tu vo noticia del hecho. A nuestras preguntas ha contestado con franqueza, pero interrumpía su conversación con sollozos que pugnaban por es caparse de su pecho. Nos ha dicho que lamenta el hecho; si bien reconoce que su yerno es el autor de un delito grave, lo disculpa recordando su buen carácter y el cariño entrañable que siempre le tuvo y no olvida que lo recogió desde niño y que le adoptó por hijo, adopción que después ratificó al casarle con la desventurada María Florit.
El propietario de la casa donde se cometió el crimen, nos ha dicho que fué la tercera persona que se enteró del hecho entrando en la habitación de la víctima pocos momentos después de cometido el crimen; las referencias únicas que posee son las que de público se dicen, afirma que el procesado era un hombre amable, enamorado perdidamente de su esposa por la que sentía un amor que rayaba en delirio y cree á la Florit, de un carácter voluble y antojadiza.
D. José Taronjí, que habita la planta baja, de la casa número 105 de la calle de Jaime II, ha sido llamado á declarar, antes hemos hablada con él y nos ha manifestado que son muy pocos los datos que podrá aportar al sumario dado que lo único que sabe es lo que de público se dice y lo que leyó en el Heraldo.
La criada del Principal, tampoco sabe nada, pues dormía ya y la despertaron las voces del público y los pasos de la escalera.
Uno más
Otro de les testigos que hoy han prestado declaración es D. Francisco Humbert, llamado para reconocer un sombrero que se halló en la casa de la víctima y que por la etiqueta se supone procede de su sombrerería.
Un dato
Sabemos que en un bolsillo de la interfecta se encontraron veinte y cuatro pesetas en plata y unos céntimos en calderilla. Ignoramos la luz que podrá aportar este dato en el sumario, ni queremos tampoco violar el secreto de este.
En la Cárcel
Aunque pensábamos visitar esta mañana al procesado Pedro Florit, nos hemos adelantado a la hora en que debiamos hacerlo, por haber oído la versión de que el marido de María Florit estaba en estado grave y que se le habían adminis trado los Santos Sacramentos.
Al llegar á la cárcel nos hemos convencido de que dicha versión era falsa, pues vimos a Pedro que se paseaba por el locutorio, derramando copiosas lágramas y lanzando repetidas exclamaciones de dolor.
A ratos se paraba en medio de la estancia, dejaba caer la barba sobre su pecho, miraba extasiado al suelo, prorrumpiendo luego en acongojado llanto.
Hemos hablado con él; siente muchísimo la muerte de su esposa á quien tanto adoraba. Nos ha manifestado que apenas ha dormido á causa de presentársele ante su vista, el drama sangriento que se desarrolló en su casa, en aquel tercer piso nido de sus amores y sitio de su deshonra.
Los amigos que le han visitado han sido muchos, entre los cuales hemos visto al dueño del café donde servía Pedro Florit, el cual le ha dado esperanzas de que en muy breve saldría de la cárcel.
Después de transcurridas las horas reglamentarias, Pedro Florit se ha retirado a su celda.
A los pocos momentos se ha presentado en la cárcel la madre de María Florit.
Defensa del procesado
Según rumores que circulaban entre la gente de curia se dá por seguro que el letrado que tomará a su cargo la defensa del procesado será D. Bruno Estarás, y el procurador D. Jaime Brotad.
El principal interés que se persigue es obtener la libertad provisional de Pedro Florit, mediante fianza que se dice está ya aprontada.
Estos son los informes adquiridos hasta el presente; para la víctima no tenemos ya más que oraciones; para el procesado pedimos conmiseración que hoy más que nunca debe brillar aquel pensamiento de caridad cristiana grabado en la puerta de la Cárcel Modelo de Madrid. Odia al delito y compadece al delincuente.

Dia vint-i-sis de Març de mil ochocientos noventa y seis

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 1, publicava:
Crónica Local
SESION INAUGURAL DEL Colegio Médico Farmacéutico
Atentamente invitados por el Presidente de esta Asociación D. Sebastián Domenge, asistimos anoche á la sesión con que el Colegio Médico farmacéutico inauguró las tareas académicas del presente año.
En un salón hábilmente decorado, pero que resultó harto reducido para la numerosa cuanto escogida concurrencia que anoche acudió al acto, tuvo éste lugar, ocupando la presidencia el Gobernador, y ocupando los sillones que están sobre el estrado presidencial el Alcalde, el Presidente de la Comisión Provincial D. Mariano Canals, el de la Real Academia de Medicina don Antonio Frontera, el del Colegio (que modestamente cedió la presidencia efectiva á estas autoridades) D. Sebastián Domenge, y el de la Sección de Medicina del mismo Colegio D. José Ferrer.
El Secretario de la Sociedad D. Pedro Jaume y Matas dió cuenta de los trabajos realizados durante el año académico elogiando los discursos y memorias presentados en las sesiones públicas, de las que hizo una compendiosa reseña; dió cuenta de lo mucho que Mallorca debe al Colegio, agradeció á la prensa las alabanzas que tributó á la clase médica por el filantrópico comportamiento de los asociados en la catástrofe del revellín, añadiendo que esta es virtud constante en el médico pues el más obscuro de ellos sin previo dictamen de Consejeros responsables, ni cubrir sus hombros con manto de armiño ni ceñir su frente con áurea diadema, indulta cada año más condenados á muerte que el más poderoso monarca. Detalló el próspero estado económico de la sociedad leyendo un extracto del balance; elogió como es justo la escelente Revista Médica, que el Colegio publica, habló de la Biblioteca que cada día va enriqueciéndose más y más, enumeró los volúmenes que contiene y la multitud de periódicos científicos que recibe como cambio de Revista, dió las gracias al Sr. Escafí por haber logrado con oportunas gestiones el dar vida oficial al Colegio, y terminó ponderando las ventajas que el compañerismo había de reportar á los colegiados.
El Sr. Jaume y Matas fué muy aplaudido al terminar su escelente Me moria.
El Sr. D. Julián Alvarez desarrolló magistralmente un tema por demás interesante: La Medicina en sus relacioneses con la Sociedad.
Empezó por ponderar con injusta modestia sus faltas de aptitudes para desempeñar el encargo que del Presidente Sr. Domenge había recibido: expuso en elocuente exordio las condiciones generales del tema por él elegido: hubo un tiempo, dijo, en que los aforismos médicos eran patrimonio exclusivo de los iniciados, hoy la Medicina ha pasado a ocupar el puesto que le corresponde entre las Ciencias físico-naturales, y sus esperiencias y sus descubrimientos son discutidos y aquilatados por todos los que se entregan á las investigaciones antropológicas y esperimentales. Por esto la medicina moderna ha repudiado todo racionalismo, toda teoría, toda hipótesis que pretenda estatuir sistemas á priori, y declara como única base indiscutible el hecho experimental.
Con razón calificó Matas de anárquico al período de la historia médica anterior á nuestros días.
Citó con gran copia de datos lo que en la vía del progreso médico significan los nombres Broussais y de sus sucesores Rosten, Andral, etc. hasta llegar á los radicales descubrimientos de Pasteur. El sabio doctor, cuyas investigaciones se confunden con la historia de la Medicina moderna, empezó por destruir la teoría química de que la fermentación era un resultado de las combinaciones naturales de ciertas sustancias en contacto con el oxígeno: Pasteur demostró que la fermentación son el producto de microorganismos, y sostuvo y probó experimentalmente que ni estos, ni ningún ser vivo, aparecen jamás por generación expontánea. Así señaló á la humanidad el origen biológico de múltiples enfermedades, en contraposición de la frase con que los facultativos ocultaban su ignorancia de lo que pudiera constituir la causa de esas dolencias; la esencialidad. Desde entonces acá la ciencia ha dado pasos tan gigantescos como firmes en el camino del progreso. Conocida la causa de las enfermedades pudo apreciarse las condiciones del contagio y los medios de evitarlo; y desde entonces incansables amigos del hombre buscan el medio de destruir los microbios que son causa eficiente de cada una de las más terribles dolencias, que afligen á la humanidad. La difteria, la rabia, el carbunclo tienen ya un antídoto conocido, y el autor del discurso que profesa una ardiente fe en el progreso y perfeccionamiento de la humanidad, no duda que todas las demás infecciones llegarán á ser vencidas también por la ciencia experimental.
La noción clara del contagio por la inoculación de organismos infinitamente pequeños, ha demostrado cuan ridículos son esos bandos que las autoridades más celosas que ilustradas publican cada vez que nos amenaza una epidemia: las cuarentenas, las fumigaciones, los cordones sanitarios, y las hogueras públicas deben ser sustituidos por las prescripciones de la ciencia moderna.
Muchos son los que si bien confiesan que la cirujía ha progresado, afirman sin conocimiento de causa que la medicina permanece estacionaria, sin considerar cuan grandes son los descubrimientos que esta ciencia puede catalogar en lo que llevamos de siglo. Desde el descubrimiento de Janner hasta las experiencias de Ferrán, tenemos todo un sistema de defensa contra las enfermedades infecciosas, fundado en la inoculación de líquidos que desarrollan en el organismo humano los medios de defensa contra terribles enfermedades: por igual procedimiento introdúcese en la economía humana sueros y otras substancias que destruyen los microbios que determinan con toxinas otras dolencias no menos espantosas: el sistema antiséptico permite evitar que las lesiones cutáneas se tornen virulentas: y así el descubrimiento de la causa eficiente del contagio y del enconamiento de las heridas ha sido por si solo tan fecundo que él sólo ha determinado el mayor progreso hecho por la Ciencia en sus relaciones con la Sociedad, en la garantía contra las epidemias, en la defensa contra la infección, en la cura de las intoxicaciones microbianas, y en sanamiento de las heridas.
Ha bastado el sistema Lister para evitar la supuración y el enconamiento de las lesiones: para ello basta evitar que agentes exteriores y perniciosos vengan á depositar sustancias tóxicas sobre la herida: en una palabra basta dejar á la naturaleza que obre sin contrariedades, para que las heridas cicatricen. Porque, y este fué uno de los puntos en que con más elocuente convicción habló el Sr. Alvarez, la madre naturaleza nos ha dotado de poderosísimos medios de defensa contra las enfermedades. El calor natural, la indemnidad de la piel, las cualidades microbicidas de la saliva, la sangre y otros productos del organismo humano, armas son que aquella preciosa Madre nos ha dado para defender nuestra salud y nuestra vida.
Esta creencia vulgar ha sido bien comprobada: el vulgo sabe más de lo que cree saber, ha dicho Letamendi, y por esto fuera importante recojer el folklore médico, la serie completa de las creencias y las prácticas vulgares en lo que á las enfermedades y á su curación se refiere. Así como en el sedimento que forman gran parte de la corteza terrestre estudia el geólogo las pasadas edades del mundo, así en las sucesivas etapas de tradiciones patológicas hallará el médico entre las últimas capas sociales los indicios de todos los estados que atravesó la Medicina.
Con pesar abandonamos este extracto, precisados por la falta de lugar en nuestro periódico. Legos en las ciencias médicas de seguro hemos interpretado mal en más de una ocasión lo que oímos, tanto más cuanto no pudimos tomar ningún apunte; sírvanos esto de excusa ante el Sr. Alvarez á quien aplaudimos hoy con igual entusiasmo con que todos, profanos y facultativos, le aplaudieron ayer.
Terminado el acto el Sr. Fajarnés nos acompañó al Salón de lectura y a la Biblioteca, donde pudimos celebrar el esmero conque están ordenadas las obras y las revistas que posee la Sociedad.

Dia quinze de Maig de mil ochocientos noventa y seis

Las Baleares : diario republicano a la seva pàgina 1, publicava:
Crónica Local
EL CENTENARIO DE LA VACUNA
Atentamente invitados por nuestro particular y distinguido amigo D. Sebastián Domenge para la fiesta del Centenario de la Vacuna que en honor de Jenner celebró anoche el Colegio Médico Farmacéutico, acudimos al local en que está instalada la Sociedad, cuyo vasto salón de actos estaba ocupado por numerosa cuanto distinguida concurrencia.
Presidía la sesión el Sr. Domenge, que invitó á nuestro correligionario D. Guillermo Serra y Bennassar, iniciador de la conmemoración que se es taba celebrando, á ocupar la tribuna, desde la que el Sr. Serra leyó una notsble memoria, esplicando el objeto de la fiesta, ponderando los bienes que la humanidad debe al gran filántropo inglés, y lamentando que aún haya madres que prefieran encomendar la salud de su prole á Santa Rita, mejor que acudir á los medios profilácticos que la ciencia ofrece al desvelo maternal. Laudable es esta fe, dijo nuestro amigo, y lejos de mi la intención de amortiguarla, pero bueno fuera que á esta virtud acompañase la esperanza en los recursos que los grandes sabios, bienhechores del género humano han descubierto; y no se preteriera la caridad que impone como deber el evitar toda probabilidad de fomentar el contajio de una dolencia que marca con huella indeleble á las víctimas á quienes perdona la vida.
Por repentina indisposición de don Pedro Jaume y Matas, encargóse el Sr. D. Domingo Escafí de leer la biografía de Jenner que aquel facultativo había escrito. En ella reseña el señor Matas los episodios más notables de una existencia consagrada al estudio y á la observación, describe los experimentos que llevaron al sabio á dotar á la humanidad de un sistema preventivo contra la infección variolosa que tantísimas víctimas ocasionaba perennemente, y elogia la conducta de la emperatriz de Rusia Catalina II que supo apreciar la inmensidad del paso dado por el médico inglés en el camino del progreso científico, remunerando sus estudios con una magnificencia verdaderamente regia.
Don Domingo Escafí ocupóse, hablando por cuenta propia después de leer el escrito del Sr. Matas, de la profilaxis de la viruela, demostró las ventajas inmensas del sistema Jenner enumerando la disminución de víctimas conseguida por la inoculación jenneriana, y pronunciando elocuentes frases en elogio de este bienhechor del hombre.
Don Tomás Darder explanó como tema de su discurso las razones que abonan la vacuna obligatoria. La ley que impone la inmunización del cuerpo humano contra los ataques de una enfermedad que destruye la existencia del treinta por ciento de los atacados y desfigura á todos los restantes, no es atentatoria á la libertad individual, sino que es altamente filantrópica, puesto que defiende al ciudadano de los riesgos inminentes á que se expone la desidia de un convecino despreocupado, si se quiere suicida, pero siempre sin derecho á ser consciente ó inconscientemente propagador de una mortífera epidemia. No sería esta ley menos individualista que la que impone la enseñanza y el servicio militar obligatorios, y sus efectos serían tan útiles á la humanidad como los de estos preceptos legales. Más irracional es el sistema de cuarentenas, y espurgos, más inhumana es la reclusión de los atacados que no el medio preventivo, paternal, de la vacunación obligatoria.
D. Enrique Fajarnés ha disertado sobre la influencia de la vacuna en el desarrollo y longevidad de los pueblos. Describe los terribles efectos de las epidemias variolosas durante los pasados siglos, y examina la disminución de las defunciones á medida que los pueblos han ido aceptando el sistema de Jenner. Aplica sus observaciones estadísticas á la mortalidad en España, hablando con elogio del médico menorquín Oleo que introdujo la vacuna en las Baleares, y tributó debido aplauso á los médicos españoles que propagaron el humanitario descubrimiento en América. Termina el señor Fajarnés con una erudita investigación acerca de los predecesores de Jenner proclamando que las experiencias de estos en nada menoscaban la gloria del doctor inglés.
D. Eugenio Losada, aprovechó para su disquición el nuevo triunfo alcanzado por Jenner en Gloncester, ciudad radicalménte refractaria á la inoculación de la vacuna, y que ahora, coincidiendo casi con el centenario del descubrimiento del ilustre hijo del mismo Condado, ha tenido que abjurar de su error, reconociendo las virtudes del sistema profiláctico, y ante la horrenda mortandad causada por la epidemia variolosa que afligía la comarca, las autoridades empujadas por la opinión popular, han ordenado la vacunación general y obligatoria.
D. José Sureda, farmacéutico, ha explicado la conveniencia de aplicar los métodos de esterilización á los medicamentos, lamentando que en algunas farmacias se expendan verdaderas culturas microbianas bajo el rótulo de medicinas, de modo que lo que por prescripción facultativa debe aliviar al enfermo, harto a menudo le envenena.
D. Julián Alvarez afirmó que ya en la civilización india se encuentra claramente la idea de la inmunidad orgánica producida por haber sufrido un contagio, ya sea éste fortuito, ya contraído voluntariamente por algún medio artificial. Esta noción científica pasó desde las civilizaciones del extremo oriente al mundo clásico, como se desprende de los textos griegos y latinos.
Esta inmunidad signe siendo hasta el presente un mito indescifrable, pero el eterno progreso va levantando el velo que aun oculta á nuestros ojos el misterio.
Digna de mención es la heroicidad de Lady Montagu, distinguida dama inglesa, esposa del embajador de Constan tinopla, que adelantándose en un centenar de años á Jenner, hizo variolizar á sus hijos, siguiendo la tradición thesálica.
Todo grande invento tiene la virtud de escitar la disensión, crisol en que se depura la virtualidad de la nueva idea. No faltó al sistema de Jenner esa lucha de la que ha salido victoriosa, más pujante y más científicamente , acreditada. Efímeros son los honores, los títulos y condecoraciones; la estatua de bronce que levantó la Gran Bretaña á Jenner podrá caer por la inclemencia del tiempo ó la incuria de los hombres, pero lo que no perecerá jamás es la gloria de su nombre, mientras aliente la agradecida humanidad.
D. Francisco Sancho narró el origen y desarrollo del Instituto Balear de Vacunación que tantos beneficios ha prestado á Mallorca. Hace doce años que al terminar una de las sesiones del Colegio Médico-Farmacéutico el médico D. Juan Mercant propuso organizar la vacunación directa del virus varioloso desde el brazo de niños robustos, elegidos cuidadosamente para evitar toda infección distinta de la viruela humorizada. D. Francisco Sancho mejoró la proposición en el sentido de utilizar la vacuna tomando por manantial de la inoculación las pústulas de una res; y el veterinario D. Gabriel Martorell ofreció inmediatamente las vacas y becerros que para realizar tan caritativo propósito pudiera necesitar el Colegio. Las clases menos acomodadas son las que con mejor instinto han sabido apreciar y aprovechar el bien inmenso que el Instituto les proporciona, y las Corporaciones Municipal y Provincial han correspondido á los desvelos del profesorado médico de Palma señalando cantidades en sus presupuestos para alentar esta empresa. De nuestra labor, dijo el señor Sancho, siempre quedarán para el porvenir los datos minuciosos y exactísimos que consignamos en nuestras estadísticas.
Terminado el acto todos los disertantes fueron calurosamente felicitados por los concurrentes, que hicieron estensivas sus muestras de aprobación al Presidente del Colegio Médico-Farmacéutico D. Sebastian Domenge, que con tanto acierto dirige los trabajos de la Sociedad.

Dia quinze de Maig de mil ochocientos noventa y seis

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
EL CENTENARIO
DEL DESCUBRIMIENTO DE LA VACUNA EN EL COLEGIO MÉDICO FARMACÉUTICO DE PALMA
La clase médica de Palma no abandona sus honorables tradiciones, acoje con entusiasmo todo descubrimiento que implique un paso hacia el progreso, y no pierde ocasión de afianzar su buen nombre y merecida fama en el terreno de los hechos.
El nuevo salón donde el colegio dá sus sesiones literarias y cientificas, ha sido decorado con esquisito gusto, y aunque se lucha siempre en él, con la falta de espacio, es más capaz que el salón antiguo.
Todos los asientos estuvieron ocupados; el señor Domenge presidió el acto que inauguró el laureado especialista en la materia objeto de la velada, señor Serra.
Lamentó el docto facultativo, en sentidas frases, la indiferencia que muestra el público ante la conmemoración de un descubrimiento científico que arranca todos los años á le Par ca, millares de víctimas. Un Sequa cualquiera conquista entre nosotros, con facilidad sorprendente, el aprecio incondicional de las multitudes; y pocas veces la razón y la pru dencia consiguen atraer las públicas miradas á lo verdaderamente científico. A pesar de las grandes facilidades que ofrece en Palma el Instituto de vacunación directa, la proporción anual de los niños vacunados sobre los nacidos, es tan solo de un 25 por ciento. Estos datos hacen deseable, y apremiante la vacunación obligatoria.
El señor Jaume y Matas no pudo asistir á la sesión y leyó su trabajo el señor Escafí. Hizo como el anterior la historia de la vacuna y re cordó con oportunidad las distinciones de que ya en vida, fué objeto el inmortal Jenner por parte de su patria.
Escafí había preparado también su discurso relativo á la profilaxis de la viruela el cual leyó sin moverse de la tribuna. Entre las razones aducidas en abono de la revacunación, recordó los resultados por demás convincentes que dió esta práctica en la epidemia variolosa de 1882.
D. Tomás Darder, comenzó la lectura de su meditado escrito, preguntando ¿si la práctica de la vacunación debe de ser obligatoria?.
Ladeado el peligro de los contagios, con la vacuna animal, cree el conferenciante que la abstención voluntaria y el pretendido derecho de la libertad individaal, solo son admisibles cuando no contrarían el derecho de la mayoría á preservarse de la epidemia. La cifra de mortalidad en los diferentes países, está en razón inversa del rigor con que se aplica la ley de la vacunación obligatoria.
Fajarnés ha mostrado en diferentes ocasiones sus preferencias por los datos estadísticos. Espíritu cultivado y amante de la razóa deducida de la experiencia, esto es, de la razón que no se tuerce, acoje con amor aquellos datos que llevan al terreno candente de las cuestiones, la luz clara de la verdad. Así pudo demostrar anoche con toda evidencia que la vacuna influye marcadamente, en pro del desarrollo numérico y de la longevidad de los pueblos. Tuvo al final un recuerdo para el médico menorquín, doctor Oleo, quien introdujo la vacuna en este archipiélago.
Losada trajo, muy á cuenta, el hecho acae cído recientemente en la ciudad inglesa de Glocester. Esta ciudad incrédula, mejor dícho opuesta á la práctica de la vacuna, acaba de ser diezmada por una epidèmia de viruela; la vacunación en masa asonsejada por la desesperación cortó el conflicto. En adelante los escarmentados habitantes de Glocester serán partidarios convencidos de la vacuna.
Alvarez hizo algunas reflexiones muy atinadas acerca del centenario que el Colegip celebraba.
D. José Sureda enalteció el descubrimiende la vacuna y manifestó su esperanza de ver confiada á los inteligentes cuidados de los señores farmacéuticos, la conservación de los sueros inmunizados para el tratamiento de las enfermedades infecciosas.
Sancho clausuró el acto haciendo la histo ria del Instituto Balear de Vacunación Di recta.
Lleva 12 años de existencia tan humanitaria institución, y sus fieles sostenedores se preguntan si habrá llegado ya la hora de colgar las harpas para llorar la estoica indiferencia de esta población bonachona.
El número de vacunaciones anuales es muy inferior al número que la general sensatez debiera aconsejar, y merece observarse, que los pobres casi, exclusivamente, con los participantes del bien que el Instituto desea prodigar.
Puede suponerse fundadamente, que los diez reales por vacunación exigidos por el Instituto á las clases pudientes, para indemnizarse de los gastos considerables que la obtención del compox le ocasiona, dan mal de ojos.
Hay dinero para frivolidades y antojos, y en cambio, los recursos escasean para lo que verdaderamente importa. Malamente razona nuestro pueblo.
Isidoro.

Dia setze de Maig de mil ochocientos noventa y seis

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
La velada que dedicó el Colegio Médico-Farmacéutico á conmemorar el descubrimiento de la vacuna fué solemne e interesantísima
Leyeron trabajos los Sres. Serra, Jaume y Matas, Escafí, Darder, Sancho, Losada, Fajarnés, Sureda y Alvarez.
Dignos de encomio son los estudios é iniciativas que sigue con constancia inquebrantable esa sociedad.

Dia denou de Juny de mil ochocientos noventa y seis

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 2, publicava:
Reunión en el Instituto
Atentamente invitados por el Secretario de la junta de ferias y fiestas, asistimos anoche á la reunión que se celebró en el salón de actos del Instituto Balear, reunión que tenía por objeto acordar la presentación de proyectos y ampliación de comisiones.
Distinguidas personas ocuparon los bancos laterales y en el sillón presidencial se sentó el señor Conde de Ayamans.
Comenzó la reunión dirigiendo éste breves frases de gratitud á todos los presentes.
El canónigo D. Matías Company significó su entusiasmo por la idea.
Hablaron los Sres. Villalonga, Peña, Pereira y Pou, éste encareciendo la necesidad de que los P. P. Agustinos tengan representación de algunas comisiones.
Se acordó así, como igualmente que los presidentes accidentales convoquen una reunión de todos los individuos que componen la comisión á fin de procederse á la designación de Presidente definitivo y secretario.
Y antes de levantar la sesión se ampliaron y rectificaron las comisiones en la forma siguiente:
Para vocales de la Junta Directiva, D. José Saenz de Miera y D. Gabriel Maura.
Para vocales de la Comición económica y administrativa, el Presidente de la Unión Balear, D. Domingo Escafí y D. Eugenio Losada.
Para vocales de la comisión de fiestas religiosas D. Pedro Bauzá y D. Antonio Peña.
Para vocal de la comisión de mercados y puestos de venta, D. Simón Brusotto.
Para vocal de la comisión de espectáculos y música, nuestro compañero de redacción D. Andrés Barceló.
Para vocales de la comisión de premios y exposiciones, el Presidente del Círculo Mallorquín y el del «Velódromo Palmesano.»
Para vocales de la Comisión encargada de las gestiones con la Compañía de Ferrocarriles, Vapores-correos, organizadora de las expediciones á las cuevas y viages alrededor de la isla, D. Miguel Mestres y el Presidente del «Crédito Balear.»
Para vocales de la comisión de batalla de flores, el Presidente del Círculo liberal conservador y D. Francisco Quintana.
Y para vocal de la comisión de regatas, iluminación marítima y fuegos artificiales D. Antonio Corró.
Terminó la reunión acordándose que dentro el término de ocho días han de presentar las comisiones un proyecto de los festejos que á ella correspondan.
Daremos cuenta á nuestres lectores de los trabajos que hagan las comisiones.

Dia vint-i-vuit de Juliol de mil ochocientos noventa y seis

El isleño : periódico científico, industrial, comercial a la seva pàgina 2, publicava:
El juzgado de instrucción ha podido comprobar que el sujeto Miguel Agriñá Fornet, que pareció anteayer ahogado en aguas del Coll d´en Rabasa, habia llegado el sábado último procedente de Vilanueva, Barcelona.
En esta ciudad era totalmente desconocido. Por la cédula se sabe que era jornalero, ignorándose todos los demás datos, pues no tenía aquí, al parecer, persona alguna de su familia, ni quien le conociera.
El dinero y demás efectos que se le encontraron están depositados en el juzgado.
Los médicos forenses Sres. Escafí y Rosselló le han praticudo la autopsia, quedando demostrado que pereció por asfixia.

Dia trenta de Setembre de mil ochocientos noventa y seis

La Unión Republicana a la seva pàgina 3, publicava:
EL CRIMEN DE LA CALLE DE JAIME II
Como saben nuestros lectores ayer tuvo lugar en esta Audiencia provincial la vista de la interesante causa sobre parricidio y provocación de aborto contra Pedro Florit y Capó.
La justicia humana ha sabido desempeñar su cometido poniendo en libertad al procesado, con lo que ha interpretado la opinión pública que impaciente esperaba el fallo de dicha causa. Relataremos aunque superficialmente todos los detalles que nos ha sido posible recojer.
El público era numeroso viéndose en él la impaciencia del que desea ver la Justicia realizada, trasmitiéndose continuas versiones todas ellas á favor del procesado.
A las once de la mañana quedó constituido el Jurado en la siguiente forma: D. Pablo Cavaller Pons, D. Juan Munar Bennasar, D. Juan Villalonga Llabrés, D. Mateo Cañellas Reus, D. Nicolás Taberner Salvà, D. Nicolás Taberner Florit, D. Eusebio Pascual, D. Andrés Morey Amengual, D. Bartolomé Ferrà, D. Nicolás Compañy, D. Gabriel Martorell, D. Bartolomé Muntaner.
Quedaron elejidos como suplentes D. José Canals y D. Juan Porcél.
Pocos momentos de haber tomado posesión los citados señores como Jurados, el Sr. Presidente declara comenzado el juicio dirigiendo al indicada jurado breves palabras demostrándoles cual era su misión.
La prueba testifical empezó por la declaración del procesado Pedro Florit Capó.
Contestando á las muchas preguntas; que conoció á su consorte María Capó desde niña, y que se había casado con ella no por insinuación de nadie, sino por el amor que le profesaba, y que jamás riñeron por celos; que muchas veces le había reprochado por el escesivo lujo que gastaba, pues á mas de no estar muy conforme en una mujer casada, el jornal no era suficiente para tanto.
El fiscal. — ¿Cuanto ganaba V?
— Cuatro duros y la comida.
— ¿Y era suficiente esto, para mantener las necesidades de su casa?
— No señor.
— ¿Y no trató V. de averiguar de donde salía aquel lujo?
— No señor.
Entre otras muchas preguntas dijo el procesado; que había dejado el trabajo mas temprano que de ordinario, debido que en el café donde servía había muy pocos concurrentes, y que de ningún modo sospechaba que su mujer lo engañaba. Que al llegar á su casa le dió por mirar por la cerradura antes de poner la llave, por haberle sorprendido el oir ruido y estar encendida la luz, no pudiendo á pesar de esto distinguir á nadie.
Luego dió varios golpes á ia puerta observando á los pocos momentos que quedó á oscuras la habitación, abriéndose de repente la puerta y dos hombres de un empujón le derribaron, no pudiéndose defender de esta agresión. Pasados algunos minutos entró en su casa buscando y llamando á su esposa, diciéndole ¡¡María!! ¿Quiénes son los que acaban de salir?
Salió ella diciéndole — á tí note importa. F. —¿Sospechó V. nunca que su esposa estuviera en cinta?
P.— No señor. Yo se lo había varias veces preguntado, contestándome siempre que no.
Prueba Pericial
Comparecieron los Médicos Sres. Escafí, Rosselló y Gayá, los cuales dijeron en su declaración, que las heridas que recibió María Florit no eran mortales de necesidad, ocasionándole la muerte la hemorragia; no conocieron los referidos facultativos antes de practicar la autopsia, que la interfecta estuviera embarazada.
Juan Pujadas, segundo Jefe de la guardia municipal dijo:
Que al llegar á la casa donde había ocurrido el crimen encontró á Florit esperando la llegada de la autoridad. Que estaba muy triste y que llamaba á su esposa por su nombre.
José Coll Es propietario del establecimiento de bebidas donde Florit servía. De éste, da las mejores referencias, que era un mozo de confianza y que duran te el tiempo que estuvo á su servicio, jamás tuvo queja alguna de él.
Siguieron declarando Ignacio Pomar. — Dijo que la María observaba una conducta degradada, según tuvo ocasión de apreciar.
Pablo Fustér. — Dijo vió entrar dos individuos el diez de Marzo en casa de Florit y que tenía noticia de los malos antecedentes de ia interfecta.
Margarita Capó. — Madre adoptiva del procesado —dijo — que estando en Sineu recibió la noticia de la desgracia, y á pesar de lo mucho que lo deploraba, ha seguido queriendo como hijo á Florit, porque lo considera incapaz de tal maldad.
Juan Florit. — Dijo que lo adoptó como hijo; considerándole no capaz para maldad alguna por sus buenos sentimientos, y entrañable cariño hacia su esposa, impresionándole la noticia de la desgracia.
Declararon otros testigos todos á favor del pro cesado.
El ministerio fiscal
El Sr. Santacrúz en su brillante acusación, ana liza todo lo ocurrido en la noche del 10 de Marzo, haciendo resaltar con negros colores el hecho y mostrándose tenaz en la culpabilidad del procesado.
Terminado el Ministerio Fiscal de su acusación, el Sr. Presidente suspende la vista hasta las cuatro de la tarde.
Eran las cuatro de la tarde cuando se reanudó la vista.
El Sr. Presidente concedió la palabra al abogado defensor.
DEFENSA
Profundamente emocionado, con desalientos en el alma y turbación en las ideas, empiezo la defensa después de la terrible requisitoria que acabamos de oir, acusación tanto más abrumadora en cuanto la dureza de los cargos se nos presenta envuelta en las bellezas de la forma, como si el Ministerio público viniera sembrando de flores el camino por donde pretende conducir la víctima al sacrificio.
Prestando vuestra atención á la veemente oratoria del Sr. Fiscal, conmoviéndoos al contemplar el cadáver de una mujer joven y hermosa, privada de la existencia en lo mejor de sus años, en aquella risueña edad de las ilusiones, cuando el mumdo se presenta por su lado encantador ofreciendo inagotable caudal de goces y deleites, habéis pagado tributo á la humanidad. La elocuencia ha evocado ante vuestros ojos el ensangrentado cuerpo le la víctima y ha revestido de tintas sombrías la imagen del matador llenando vuestras almas de tristezas y de horrores. He de empezar pues la defensa cuando el talento de un funcionario ha trazado magistralmente un cuadro que debía necesariamente producir estas impresiones colocándome en situación tan desventajosa que acaso en estos momentos solo veáis en este sitio el defensor de un vil parricida. Empiezo pues angustiado por las dudas que engendra la propia insuficiencia, viéndome obligado á desvanecer por completo el aspecto materialista y brutal bajo el que únicamente se os ha presentado el hecho que estáis llamados á resolver.
Y ya que con tal dureza y con tal severidad habéis oído calificar á Pedro Florit permitidme invocar ante todo de vosotros aquel ámplio espíritu de benevolencia natural en el hombre virtuoso, para quien la misericordia es parte integrante de la justicia como fúljido destello con que la bondad divina enoblece y dignifica la falible justicia de los hombres.
Y no ha de faltarme ni ha de faltar en vuestros juicios para mi defendido aquella virtud indulgente por la que la redentora institución del jurado viene encarnando en el espíritu progresivo y humanitario de nuestra época. No se encierran ya la vida, la libertad y el honor de nuestros semejantes en fórmulas petrificadas que atrofian el corazón. Afortunadamente ni los jueces de derecho ni los de hecho tienen aprisionada la inteligencia en el dogal de un artículo y al colocar á Pedro Florit bajo la salvaguardia de la inspiración de los unos y de la ilustración y rectitud de los otros, siento amenguar mis dudas y recobro la confianza necesaria para cumplir hasta el fin, sacratísimos deberes que de otro modo me abrumarían con su inmensa pesadumbre.
Nos encontramos en presencia de un hecho escepcional, de aquellos que por representar escenas de sangre impresionando profundamente el ánimo, pueden extraviar la razón y quitar al juicio la serenidad indispensable para apreciarlos con acierto. Que estas impresiones naturales agrandadas inmensamente por la apasionada palabra del Ministerio público no os impulsen á buscar en pretendidas responsabilidades, algo que calme la ansiedad y la tristeza que sin duda habéis experimentado, ante males y desdichas irremediables.
Ciertas impresiones confunden y turban las ideas y he de señalar el peligro que en ello se entraña porque la acusación ha venido á demostrarnos que aun aquellas inteligencias privilegiadas fortalecidas por el estudio y la meditación pueden fácilmente confundir ei dolor y las tristezas producidas por la irremediable desgracia, con aquellos otros sentimientos de repulsión que únicamente sentimos en presencia del crimen.
La graduación criminal de un hecho depende más que de la materialidad, de las circunstancias en que ocurrió, de los móviles que impulsaron al actor de modo que en hechos perfectamente idénticos en su parte externa y visible, la perversidad moral del autor puede ser muy diferente. El marido que mata á su esposa puede ser un parricida á quien señalan nuestras leyes sus penas más severas ó puede ser el guardián de su honra á quien unánime absuelve la opinión.
Escenas de sangre cuando las examinamos únicamente por el lado materialista es inevitable que el espectáculo hiera los sentidos y muy posible que llegue á extraviarse nuestro juicio. Para oponer á todo esto que se toca, se palpa, se vé, con el colorido y realce que acaba de darle el Sr. Fiscal, solo cuenta el desgraciado Pedro Fiorit con la inexperiencia de su defensor que no podrá presentar á vuestros ojos, imágenes de relieve salpicadas de sangre como las que acabáis de contemplar, sino que á de exponer como cansas generadoras del hecho, pasiones y sentimientos, tempestades del corazón en las cuales naufraga la libre voluntad, fenómenos de la vida afectiva fáciles de concebir pero muy difíciles de explicar, de modo que pudiendo solo oponer á la firmeza y seguridad del que traza la parte material y visible, las vacilaciones del que ha de bosquejar aquello que se concibe y se siente pero no se explica ni se vé, podría creerse juzgando por las aparien cias que existen muchos, muchísimos materiales para la acusación y pocos muy pocos para la defensa.
He de suplicar pues encarecidamente á los señores Jurados, fijen con preferencia su atención, no en el cuadro efectista que con tanta maestría acaban de exponer ante sus ojos, sino en las causas generadoras de ese cuadro de tristezas, causas que habéis de encontrar en el profundo cariño, en el intenso amor consagrado por mi defendido á la compañera de su vida, en el culto que siempre ha rendido al sentimiento del honor, en su intachable honradez y en toda esta investigación y en este análisis, no encontrareis, ni en los actos anteriores de su vida, ni en los dramáticos instantes del suceso, un solo pensamiento criminoso que haya inspirado jamás la conducta de mi defendido.
Además de las tumultuosas pasiones que agitan y conmueven el corazón humano, como causas generadoras de ciertos hechos, deben tenerse también en cuenta, las ideas de la época, las preocupaciones, la opinión errónea ó acertada de las multitudes que lo mismo juzga actos públicos, que penetra en el santuario del hogar midiendo por un rasero al grande y al humilde, y representa de este modo una influencia avasalladora á la que es imposible sustraerse y este ambiente social determina los actos del hombre y en particular aquellos hombres honrados, los que quieren ganar y merecer la estimación de sus contemporáneos, son los que más ciegamente obedecen sus impulsos.
(Se continuará.)

Dia trenta de Setembre de mil ochocientos noventa y seis

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 2, publicava:
En la Audiencia
CAUSA CONTRA PEDRO FLORIT
La sala
El Tribunal de derecho está formado por los Sres. Freire, presidente, Sánchez Cotorruelo y Merino.
Teniente Fiscal: Sr. Santa Cruz.
Abogado defensor: Sr. Pou y Magraner.
El becho de antes
El relator Sr. Alcover dió lectura á las conclusiones del Fiscal y después á las del Abogado defensor.
El reo Pedro Florit Capó
Declara, contestando á las preguntas del Fiscal, que es expósito y que á los 3 meses sacado de la Inclusa, fué criado por Margarita Capó y su esposo Juan Florit, en cuya casa vivió como hijo hasta los 10 años, á cuya edad entró á servir en casa de un sacerdote. Continuó en estrechas relaciones con los consortes Florit, á quienes entregaba sus jornales. Conservó siempre gratos recuerdos de María, la hija de sus padres adoptivos, con quien jugó siendo niño y á quien amó siendo ya hombre. María vivió algunos años en Palma, sirviendo como criada, hasta el de su matrimonio, que se celebró con la aprobación de la familia. Después de casados, dice el reo que hizo algunas advertencias á su esposa llamándole la atención sobre el lujo de sus trajes. Dió cuenta después de los sucesos del día 10 de Marzo actual cuando al llegar á su casa, y abriendo violentamente la puerta, fué atropellado por dos hombres que salían huyendo. Creyendo infiel á su esposa, la golpeó con una masa.
Los peritos
Comparecieron á dar la prueba pericial los médicos Sres. Gayá, Escafí y Rosselló. De claran que las heridas ocasionadas á María Capó, no eran mortales, y que ésta murió de una hemorragia.
Los testigos
Juan Pujades, jefe de la guardia miinicipal, declara que fué llamado por el Sr. Coll y se trasladó á la casa del reo donde encontró a éste llorando junto al cadáver.
José Coll de 31 años, dueño del café donde servia Florit, hace algunos elogios del reo por su honradez y añade que el matrimonio no le agradó por ios malos informes que tenia de la muerta.
Ignacio Pomar, dice que llamaba la atención el lujo de la interfecta y que había oido algunos relatos poco honrosos para ella.
Pablo Fuster, dice que la casa de Florit era frecuentada por varias personas.
María Capó, madre de la muerta, da bue nos informes del reo á quien cree intapaz de haber asesinado por maldad.
Juan Florit, padre la muerta, dice que aprobó el matrimonio de su hija porque Pe dro era de buena conducta.
Joaquín Bonnin, en cuya casa sirvió Ma ría Florit, dice que lo único que le llamó la atención era el lujo impropio de una criada.
Matías Martorell, se hallaba cerca dd lugar del suceso y vió salir dos hombres que caminaban muy deprisa.
Manuel Ferrutjí, declara lo mismo.
Jaime Palmer, encontró por la calle de San Jaime dos hombres que corrían pròxima mente á la hora del suceso.
Estos tres últimos testigos fueron presentados por la defensa.
Ministerio Fiscal
Sr. Santa Cruz de Bustamante
Con frase elegante y con buena lógica dice que se viene á cumplir con la justicia, a hablar en nombre de la ley, á juzgar con arreglo de un código sancionado por la nación que no es vicioso ni falso. Con arreglo á ese Código el Tribunal dará la sentencia después de saber si el reo Pedro Florit mató á su esposa, y ma tó al hijo que debía nacer. Si es así, el reo es responsable de un grave delito. Da cuenta del hecho, de las circunstancias que acompañaron al crimen, de los móviles que impulsaron a Florit dando á entender que en la conciencia de todos debe estar la convicción de su culpabilidad. Ese hombre, añade con mucha verdad el Sr. Santa Cruz, habrá sido honrado, será merecedor de todos los elogios pero ha sido dominado por sus malas inclinaciones, por sus pasiones y ha cometido un hecho punible que debe expiar. Esta es la verdad reconocida por todos y por lo tanto a los jurados corresponde castigar sin fijarse si la ley es rigurosa porque ésta debe ser cumplida y no modificada.
Florit, no tenía que asesinar para salvar su honra. Culpable ó no su mujer, la honra del marido no se pierde sino en el caso de consentir este en la grave falta de la consorte. Tampoco es héroe, como se ha dicho; Pedro Florit pudo entregar á la que era su esposa, á sus padres ó á la justicia, pero no matarla. No hay no puede haber ninguno que diga que ese hombre no sea culpable. Y si lo es la ley debe castigarle no en nombre de la humanidad sino de la justicia.
La defensa
D. Jerónimo Pou
Empzgó estudiando las causas del crimen los móviles que impulsaron al reo, esforzándose en hacer resaltar por una parte la falta de la esposa muerta y por otra la inocencia del esposo asesino. Pudo muy bien el Sr. Pou hacer conmover al público y al jurado, no con la rotundidad del jurisconsulto sino con las descripciones más ó menos poéticas del literato. Esto no quiere decir que el abogado defensor tuvo momentos felices en su discurso por ejemplo cuando trató de demostrar que los propósitos de Florit no eran ocasionar la muerte á su esposa.
El verdadero jurisconsulto brilló al combatir las conclusiones del acusador, y al dar fin á su defensa diciendo que los jueces deben fallar con arreglo á su conciencia de hombres honrados que no puede estar estrechada dentro los moldes de un artículo del Código.
El resumen
El Presidente Sr. Freire
En su discurso final, el Sr. Freire, se limitó á dar cuenta á los jurados del hecho, procurando ilustrarles y haciendo al final un ligero compendio de las pruebas practicadas.
Los jurados
Las preguntas sometidas á la deliberación de los jurados decían en resumen:
1ª A la pregunta de si Pedro Florit era culpable de haber dado á su esposa María diferentes golpes con un mazo de mortero ocasionándole la fractura del cráneo, y motivando una hemorragia que le produjeron la muerte á ella y al hijo que debia nacer, contestó que no.
2ª Al retirarse Florit, no pudiendo abrir la puerta de su casa, golpeó dicha puerta notando que apagaron dentro la luz; saliendo de su casa dos hombres, por lo cual y en vista de la contestación de su esposa él la golpeó con un mazo. — Si
3ª ¿Obró arrebatado y obcecado creyendo en su deshonra? — Si.
4ª ¿Obró violentado por la exasperación? -Si.
5ª ¿Obró por miedo de un mal igual ó mayor del que resultó? — No.
6ª ¿Tuvo intención de ocasionar un mal menor que el que produjo? — Si.
7ª ¿Fué Florit amenazado por su esposa?
8ª ¿Obró en venganza inmediata de la ofensa recibida? — Si.
En vista del veredicto se declara libre al procesado.
El Fiscal pide que la causa sea revisada por otro Jurado.
El Tribunal de derecho acordó no haber lugar á la revisión.
Absuelto Pedro Florit salió de la Audiencia acompañado de numerosas personas que le festejaron en un café de la Plaza Mayor.
La libre absolución del reo se ha recibido con sorpresa.

Dia nou de Novembre de mil ochocientos noventa y seis

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
La nueva Junta Directiva del Colegio Médico-Farmacéutico la constituyen los señores siguientes:
Presidente, señor Alvarez.— Vicepresidente, señor Losada.— Contador, Sr. Escalas.— Tesorero, Sr. Aguiló.— Secretario, Sr. Malberti Vice-Secretario Sr. Piña — Vocal médico, Sr. Escafí. — Vocal farmacéutico, Sr. Rover.— Vocal veterinario, Sr. Soler.— Directores del Laboratorio analítico, Sres. Munar y Ribas (D. Rafael.)
El Laboratorio analítico citado, ha sido instituido oportunamente creada en la última sesión celebrada por el Colegio y que viene á llenar un vacío que hace tiempo se dejaba sentir.
El Colegio ha creado también un Instituto Balear antropológico para reunir y clasificar datos sobre los primitivos hombres de Baleares, razas y pueblos de estas islas. Forman la Junta Directiva de dicho Instituto los señores siguientes: Presidente, Sr. Fajarnés. — Vocales Sres. Subdelegados de Medicina, Farmacia y Veterinaria, médicos higienistas forenses, decano del cuerpo médico municipal, Médico de la cárcel y Director del Hospital y Manicomio. Secretario Sr. Losada.

Dia deu de Novembre de mil ochocientos noventa y seis

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 3, publicava:
El Colegio Médico-farmacéutico celebrará sesión científico-literaria el día 11 del corriente mes á las 6 de la noche.
—En el Colegio médico farmacéutico se ha reunido la Junta general, con el objeto de nombrar la Junta Directiva.
Esta ha quedado constituida en la siguiente forma:
Presidente, señor Alvarez. — Vicepresidente, señor Losada. — Contador, señor Escalas.— Tesorero, señor Aguiló. — Secretario. Sr. Malberti. — Vicesecretario, Sr. Piña. — Vocal médico, señor Escafí. — Vocal farmacéutico, señor Rover. — Vocal veterinario, señor Soler. — Directores del Laboratorio analítico, señores Munar y Ribas (don Rafael).
En la misma sesión acordóse crear un Laboratorio analitico y un Instituto Balear antropológico. — De esta última sección forman la Junta los señores siguientes:
Presidente, Sr. Fajarnes.— Vocales, Subdelegados de Medicina, Farmacia y Veterinaria, médicos higienistas forenses, decano del cuerpo médico municipal (médico de la cárcel y director del Hospital y Manicomio. — Secretario, señor Losada.

Dia desset de Novembre de mil ochocientos noventa y seis

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 3, publicava:
CRIMEN O SUICIDIO
La muerte de Ricardo Rauret continúa, cuando escribimos estas líneas, en el más completo misterio.
La opinión está vivamente interesada en el conocimiento del drama que tuvo por teatro el monte de Bendinat.
La misión del periodista, siempre difícil, lo es más, cuando tiene que cumplir deberes ineludibles, cuando tiene que penetrar en asunto de índole delicadísima.
¿Fué un suicidio, ó un crimen? El título á nuestra información en que en el número de ayer dábamos cuenta del hallazgo del cadáver de Rauret es la pregunta que hoy se dirige Palma toda.
En el Juzgado
A primera hora nos hemos dirgido al antiguo edificio de San Antonio deseosos de cumplimentar al Sr. Ladrón de Guevara y recoger de tan digno funcionario todas aquellas imoresiones que hicieran referencia á Rauret, sin faltar á los sagrados deberes de su ministerio.
No hemos tenido la suerte de hablar al spñor Juez que se hallaba, según se nos manifestó, constituido en la Cárcel para evacuar varias diligencias por la causa que se instruye por defraudación de caudales al que fué habilitado de esta Audiencia territorial D. Juan Sampol.
En el Cementerio
Desde el Juzgado nos hemos dirigido al Cementerio para enterarnos de la hora en que se practicaría la autopsia al desdichado Rauret.
En aquella dependencia nada se sabía. El cadáver de Riuret hallábase encerrado en departamento especial.
El conserje del Cementerio Sr. Guasp, atento á sus deberes, no ha podido accederá nuestros deseos de ver á Rauret.
Los trabajos de anoche
El Señor Ladrón de Guevara auxiliado por el actuario Sr. Tomás, depués de proceder al reconocimiento del terreno, al levantamiento del cadáver y á recoger las piezas de convicción, ordenando la conducción al cementerio del que fué nuestro desdichado amigo, trabajó durante toda la noche.
Suponemos que la posición en que encontró el señor Juez á Rauret, tendido boca arriba, con el abrigo debajo del cuerpo, cual si cuidadosamente se le hubiera colocado en aquella posición; pesaría también en el ánimo del señor juez que a pocos pasos del cadáver había un charco de sangre, que por su extensión indicaba que era aquel el punto donde había sido herido, y resístese el creer que después de cortada la yugular, al desplomarse, herido de muerte, quedara en una posición, que por lo correcta pudiera calificarse de académica.
Otras hipótesis se nos ocurren al recordar la inspección ocular que á las primeras horas de la tarde de ayer pudimos hacer á nuestro sabor; pero no queremos, ni fantasear, ni valernos de hipótesis como base de nuestra argumentación.
Del reconocimiento hecho á Rauret por el Juzgado, resultó no tener en su poder carta ni documento alguno en que delatara el propósito de suicidarse. En los bolsillos de la ropa se le encontraron varios periódicos locales y una carta dirigida á nuestro director, que según se nos ha dicho trataba de Crítica de arte.
Se recogieron, como piezas de convicción el bastón, el sombrero, medio panecillo, la cadena del reloj, (no encontrándose éste), los lentes, el estuche de éstos y un pañuelo que contenía varias setas.
Enredado en una mata, con la punta hacia el suelo, encontróse el cuchillo de campo (trinchet), de que hemos dado cuenta, cuchillo cuya hoja tiene poco más ó menos un decímetro. Estaba ensangrentado, y es sin duda el arma con que le causaron, ó se causó la muerte el infortunado Rauret.
La inspección del cadáver, algo adelantaría al Sr. Juez de lo que esta tarde, concretamente le dirá la autopsia. El Juez pudo ver perfectamente que Rauret tiene en la parte superior de la cabeza, región parietal, una herida incisa que pudo causarle una piedra arrojada contra él con ímpetu y que tenía además en la mano izquierda una ó varias heridas que pudo ocasionarse al caer ó que pudo causarle aquel que le agrediera al tratar Rauret de defenderse de los golpes que le asestara.
Para lo último del reconocimiento hemos dejado el hablar de un hallazgo, al que se dió en las primeras horas de esta mañana, alguna importancia. En uno de los bolsillos de la ropa de Rauret se le encontró como un metro de cuerda, que según se dijo, formaba un lazo corredizo. Podemos asegurar que este extremo no es cierto, y que la cuerda, que era muy delgada y de escasa consistencia, no tenía más que un nudo en uno de los extremos.
La primera diligencia
El Juzgado esta mañana, antes de ir á la Carcel, se constituyó en la Fonda de Europa, ordenando que un herrero abriera la habitación en que dormía Rauret y que era la señalada con el número 16. como saben nuestros lectores. El Juez se limitó, á inventariar los objetos que eran propiedad del muerto.
Sobre una cómoda había las llaves del cuarto núm. 17 que le servía de pintador, en donde practicó la misma operación, retirándose de la fonda el Juzgado sin hacer más averiguaciones.
Antes del suceso
Rauret llevaba desde algún tiempo a esta parte una vida algo irregular. Notábasele siempre preocupado, hablando con mucha frecuencia de una causa que se le seguía y en la cual estan representado por el elocuente jurisconsulto señor Obrador. A medida que la fecha de la vista se aproximaba, mas y mas se iban acentuando sus penas.
El viernes por la noche estuvo cenando en la fonda situada junta á la pescadería llamada vulgarmente del Replà Vey con una amiga suya. Hemos dicho cenando y hemos dicho mal; pues cenó únicamente su amiga tomando Rauret, solo dos copas de aguardiente.
Durante la cena estuvo jovial, compartiendo amigablemente la conversación con su amiga.
Antes de abandonar el establecimiento, conversó con el dueño Sr. Muntaner al que manifestó deseos de trasladarse á vivir en su fonda haciendo con él trato, respeto al coste del pupilaje, para él y para su compañera.
El Sr. Muntaner mostró deseos de saber la forma como efectuaría el pago á lo cual contestó Rauret que su apoderado era el banquero D. Ernesto Canut, autorizándole para que le visitara. Así lo hizo al dia siguiente el dueño de la fonda, al que dijo el Sr. Canut que pagaría el pupilaje del Sr. Rauret únicamente.
El sábado no se presentó en la fonda el señor Rauret.
Dicho día, entre nueve y diez de la mañana vió mucha gente al Rauret en la Rambla y calle de San Miguel llevando atado con un cordelito á un perro de caza y vistiendo el mismo traje que ayer describíamos.
El cordelito con que llevaba atado el perro puede ser muy bien el mismo que se le encontró en el bolsilo, cordel que sabemos que compró en una esterería del Borne.
¡Lástima que no hable!
El perro que llevaba el sr. Rauret habíaselo prestado el Sr. Pol para salir de caza.
Anoche, como á las nueve y media jadeante y salpicado de barro se presentó el perro en casa de su dueño.
Antonio Bibiloni
Es camarero del Restaurant de Cas Català al que suplicamos diera noticias de los rumores acerca de la trágica muerte del desgraciado Rauret manifestando los mismos datos de los que ya nuestros lectores tienen noticia por haberlos ayer publicado.
Antonio Esteva Moyá
Dueño de la taberna que hay cerca de Cas Castalá, el cual tuvo noticia de la muerte del pintor por varios transeúntes que le vieron, trasladándose al lugar del suceso tan luego como tuvo noticia del hecho.
la ocurrencia.
Tanto por la posición del cadáver como por las noticias que pudo recoger, cree que la muerte fué violenta.
Dijo que aunque por la fisonomía cree haber conocido al muerto no recuerda que desde varios dias atrás estuviera en su casa.
Antonio Moret
Es un muchacho de 11 años el cual es aprendiz de albañii y que interrogado por nosotros manifestó que tenía noticia de que en Bendinat habían matado á un hombre cortándole la garganta sin que tuviera más noticias.
Margarita Palmer
Propietaria de una taberna establecida en la calle de la Bonanova en Génova, dijo que se enteró de lo sucedido por los concurrentes á su establacimiento sin que pudiera darnos nada nuevo á las noticias que tenemos publicadas.
Antonio Barceló
Mozo de la antedicha taberna, nos manifestó que serían las seis y media de ayer cuando pasó un joven por el establecimiento en que sirve, diciendo que en el monte de Bendinat habían cortado el cuello á un forastero, deduciendo más tarde por los rumores que circulaban entre los vecinos que la muerte había sido violenta.
Un rumor grave
Antes de abandonar el caserío de Génova se acercó uno de nuestros redactores á un grupo donde se comentaba el hecho del día.
Uno del grupo afirmaba haber visto en la noche del sábado á un caballero cuyas señas coinciden con las de Rauret, el cual llevaba atado de un cordel, un perro. Poco después de pasar dicho caballero — decia el campesino — dos hombres, uno de ellos excesivamente gordo, preguntáronle si había pasado un señor que llevaba lentes.
Dirigimos varias preguntas al campesino y este se retiró diciendo:
— ¡Nada quiero con la justicia!
Fueron inútiles todas nuestras preguntas para conocer el nombre del campesino.
El Juzgado, si lo cree pertinente, será tal vez más afortunado que nosotros.
En la calle de San Bartolomé
La señora dueña de la casa de huéspedes en que comía el señor Rauret nada nuevo ha añadido que pudiera dar luz á nuestras investigaciones, ratificándose en lo que anoche nos dijo sin que por mas que en ello tuviera especial interés pudiera darnos ningún indicio.
La autopsia
La han practicado esta tarde entre cuatro y cinco con gran detenimiento los médicos forenses Sres. Escafí y Rosselló.
No tiene herida alguna en las manos, tiene únicamente la de la cabeza y la garganta.
El dictamen de los médicos pertenece al sumario. Por impresión nada más creemos, sin poderlo desde luego afirmar, que será en el sentido de muerte violenta.

Dia desset de Novembre de mil ochocientos noventa y seis

El Áncora : diario católico popular de las Baleares a la seva pàgina 3, publicava:
¿UN CRIMEN?
A las primeras horas de la noche de ayer corrió la noticia de haber sido hallado muerto en el predio Bendinat, el joven D. Ricardo Rauret.
El punto en que fué hallado es una pequeña loma, cercana á la carretera de Andraitx, más arriba de Cas Català.
El cuerpo del Sr. Rauret, yacía junto á un corpulento pino, apoyada la cabeza sobre una piedra al parecer colocada adrede. En la garganta presentaba una gran herida manando sangre. Se encontró junto á él el sombrero, y el bastón y algo más lejos un pañuelo con setas y otro bastón.
El Juzgado se personó en el lugar de la ocurrencia con el médico Sr. Escafí, con objeto de instruir las primeras diligencias y proceder al levantamiento del cadáver.
Antes del sitio donde estaba tendido de espaldas el cadáver, se observaba un reguero de sangre.
La herida que presentaba en el cuello era producida con instrumento cortante, habiéndole producido una gran hemorragia.
Debajo del cuerpo estaba el chubasquero y encima de éste y parte de la espalda, una gran piedra que parecía acarreada hasta allí. Efectivamente, algo más lejos se veía en la tierra el hueco de donde había sido arrancada.
A pocos pasos del logar prendido entre unas matas, como si allí hubiese sido lanzado desde lejos, fué encontrado un cuchillo curvo de los llamados vulgarmente trinxets.
Una vez recogido resultó contener coágulos de sangre reciente.
También parece que el cadáver presenta un rasguño ó herida en una mano y una extensa contusión en la sien.

Dia devuit de Novembre de mil ochocientos noventa y seis

La Unión Republicana a la seva pàgina 2, publicava:
Autopsia
Ayer tarde se practicó en el cementerio por los médicos Sres. Escafí y Rosselló á D. Ricardo Rauret.

Dia vint de Novembre de mil ochocientos noventa y seis

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 1, publicava:
EN EL COLEGIO MEDICO-FARMACEUTICO
El hombre situado en la corriente impetuosa del progreso, dotado de un corazón sensible y de un espíritu razonable tiene grandes afectos y aspiraciones infinitas, ama la verdad y se afana por llenar el vacío inmenso de su ignorancia.
Las sesiones semanales, científico-literarias del Colegio Médico Farmacéutico, se hallan de cada vez más animadas; es aquello una verdadera gimnástica del pensamiento, en la cual toman parte activa jóvenes y viejos sin excepción, como én los buenes tiempos de Esparta.
La polémica suscitada por la amena disertación del señor Jaume y Matas no pudo agotarse en una sola sesión y se reanudó ayer con el ardor que suscitan siempre las cuestiones que participan de lo científico y lo moral; como hombre de ciencia y como moralista de grandes vuelos se nos manifestó el señor Jaume y Matas en su conferencia acerca del raspado del útero en ciertas afecciones de este aparato femenino.
El especialista Sr. Ramonell, tènía anunciado para este día el tema de la Skiascopia relativo á la especialidad que con tanto acierto cultiva, y fué necesario interrumpir el debate para ceder la tribuna al nuevo disertante.
No podemos en una corta reseña, seguir en todos sus detalles las profundas observaciones del ilustrado comprofesor y nos limitaremos por tanto, á dar una idea suscinta de su peroración.
La palabra Skiascopia pertenece al tecnicismo de la oculística y significa el método que nos enseña á determinar la refracción ocular por medio de la sombra que se presenta en el campo pupilar iluminado.
Este método, que cautiva por su sencillez y precisión, se divide en dos procedimientos; uno fundado en la relación que hay entre la sombra que se presenta en el campo pupilar iluminado y lios movimientos de rotación del espejo que le ilumina, y el segundo se refiere á la situación de la sombra con respecto de la parte iluminada de la pupila.
No es lo mismo, exámen oftalmosicópico que exámen Skiasicópico; el primero se funda en la apreciación de las superficies del fondo del ojo, y el otro, en la sombra que se presenta en el campo pupilar al ser iluminado por un espejó reflector.
La Skiascopia ofrece grandes facilidades al observador; con un espejo plano de 5 á 6 centímetros de diámetro, una regla graduada y tres lentes positivas de l, 5 y 8 dioptrías, es material suficiente para determinar toda clase de refracciones, tanto cualitativas como cuantitativas.
Por medio de estos procedimientos se determina con seguridad y sencillez el grado de miopia, hipermetropia ó emetropía del sujeto obsertado.
No hemos de seguir al apreciable oculista en su brillante disertación oral, puesto que no queremos molestar al lector profano en esta clase de materias; basta decir que los allí presentes objetaron al señor Ramonell por pura galantería, objeciones que en definitiva, eran tan solo plácemes.
En la próxima sesión, el señor Escafí expondrá algunas observaciones relativas á la catástrofe del Rebellín.
Calamitosos son los tiempos, para la respetable clase médica de Palma, pero su amor á la ciencia y sus fecundas iniciativas le darán en la sociedad palmesana el puesto de honor que vigorosamente le corresponde.
Blanes.

Dia quatre de Desembre de mil ochocientos noventa y seis

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 2, publicava:
Diputación Provincial
Ultima sesión

Presidencia, D. José Socías Gradoli.
Diputados que asistieron á la sesión celebrada esta tarde á las doce y media: Señores Aguiló, Barceló, Sampol, Puigdorfila, Marqués, Guasp, Domenge, Sitjar, Sans, Obrador, Alcover, Estela, Rius Canals.
(...)
Se dá lectura á una comunicación suscrita por los médicos Sres. Frontera, Escafí y Escalas los cuales piden la debida autorización para ofrecerse al igual de sus compañeros, al capitán general de estas islas, para prestar los servicios facultativos que demánde la guarnición, mientras dure la actual guerra de Cuba.
El Sr. Alcover dijo que no solo debía concederles permiso, sino manifestarles que había visto con gusto la Diputación su modo de proceder.
(...)

Dia vuit de Gener de mil ochocientos noventa y siete

Heraldo de Baleares : diario independiente a la seva pàgina 2, publicava:
MEDITANDO LA DIMISIÓN
Hace una semana que al público se le ocurrió pensar el que señor Salóm y Vich iba á dimitir. Los rumores de su salida de la Alcaldía eran persistentes y hasta se aseguraba que personas formales le habían invitado para que tomara una actitud decente al aban donar la por él solicitada poltrona. Pero han trascurrido los dias y D. Jaime Salom que no ha tenido valor para extirpar los innumerables abusos del Ayuntamiento que preside, se apoya sobre sus manos delanteras y no quiere adelantar un paso en el sentido de dimitir.
Hubo un momento en que titubeó pero solicitado el consejo de Ribot resolvió hacer en este asunto lo que en todos: hacerse el pesado.
Cuando el partido republicano por primera vez, después de la restauración, resolvióse á hacer política, los republicanos de todos matices menos los posibilistas, se reunieron discretamente en la casa de D. Rafael Manera para formar una candidatura para la próxima lucha municipal. Allí estaban los radicales de casa Obrador, los federales y los que entónces constituían la jujentud republicana.
Hiciéronse las designaciones por parte de los federales y de los jóvenes republicanos en medio de la más sincera apróbación de los concurrentes. Tocóle el turno á los de casa Obrador. D. Domingo Escafí era el que hacía las nominaciones. Todo iba muy bien hasta que sonó un nombre... el nombre que nuestros lectores habrán adivinado.
Pronunciar tal nombre y disolverse la reunión todo fué uno. Manera, Villalonga, todos menos los obradoristas increpaban al simpático Escafí diciendo: «se trata de un asunto serio»; «el proyecto no es de carnaval»; «los federales habíamos creído que los radicales habíais entrado en esta combinación de buena fé» ...
Como.D. Domingo Escafí tenía fama de muy listo y un sí es ó no es maquiavélico, los asistentes á la reunión creyeron que tenía encargo de sus