La epidèmia de febre groga de 1870


Acta de inspecció sanitària del llatzaret de Maó.
Font: MENORCA atlas náutico

La febre groga que s'havia declarat a Barcelona, ​​a principis d'agost de 1870, va arribar a la nostra ciutat a mitjans del mateix mes en què es va produir la defunció d'un patró de Sta. Catalina que havia arribat en veler des de la ciutat comtal.
Durant els mesos que va durar l'epidèmia, fonamentalment des de mitjans de setembre a finals de novembre, es van habilitar campaments als afores per a tots aquells que fugien del contagi i que no tenien altre lloc on anar. Es calcula que aproximadament unes 30.000 persones van abandonar la ciutat, és a dir, més o menys la meitat del seu població.
En el nostre barri es van habilitar diversos campaments per acollir aquests refugiats sense recursos: castell de Bellver, la Quarentena, el Casino Vista Alegre o Fonda de Boria i també a la Font Santa, el lloc que actualment ocupa la urbanització de Sa Teulera.
En aquesta pàgina anirem recollint els documents que fan referència a aquest episodi que va afectar en profunditat al naixent barri d'El Terreno .


Des de principis del mes d'agost de 1870 es va desencadenar a Barcelona una epidèmia de febre groga segurament importada pels vaixells que feien la ruta comercial amb les Antilles espanyoles. Els primers casos es van donar al barri de la Barceloneta, limítrof al port.
Les condicions per afrontar la pesta no eren les millors en aquella època. El 8 de setembre, el setmanari "El juez de paz" 1 publicava en la seva primera pàgina l'editorial HAMBRE, PESTE Y GUERRA en els següents termes:

HAMBRE, PESTE Y GUERRA
La España con honra está agonizando, sufriendo los dolores de las tres plagas mas aflictivas que suelen azotar la vida de los pueblos.
Grandes han de ser sus culpas y pecados cuando Dios la castiga con tales castigos.
No parece sinó que los cimbrio-radicales son los dueños de la fatal caja de Pandora, la que han abierto desde el momento un que por nuestra desgracia empezaron á disfrutar de las delicias de la nueva Cápua. La abrieron, tal vez inconscientemente, y dejaron que todos los males se esparcieran por sobre nuestra nación, infestando todo lo noble y todo lo santo, de igual modo que la lepra que una vez infiltrada en el cuerpo de un individuo, no le abandona hasta que ha concluido con él.
La España deshonrada sufre el castigo de la España con honra, y aletargada sobre el muladar en que han amontonado tanta inmundicia, aguarda un término á sus penas, haciéndonos ver que su resignación y su paciencia tienen un notable parecido con las de Job.
La España con honra sufre el tormento del hambre. El contribuyente y las clases pasivas son sus víctimas.
La España con honra ha engendrado enfermedades pestilentes. Los arrabales de Barcelona están consternados á la sola aparición de ese mónstruo á quien llama la ciencia la fiebre amarilla. La España con honra se destroza en lucha fratricida. La guerra civil apresta su tea incendiaria y los hermanos combaten con hermanos y las campiñas españolas se ven regadas una vez mas con sangre española.
El cuadro que presentamos á los ojos del mundo civilizado no puede ser mas desgarrador. Sus colores fatídicos y sombríos son una burla sangrienta arrojada al rostro de los inocentes que de buena fe creían en aquellas palabras de nuestros regeneradores, en las cuales nos prometian honra, felicidad y bienestar, sin contar la añadidura del cetro y la corona que simbolizaba el pedazo de soberanía que nos regalaban á guisa de aguinaldo.
No queremos comparar el presente con el pasado, las comparaciones siempre son odiosas.
Hoy tenemos hambre, tenemos peste y tenemos guerra, y para que nada falte tenemos la incertidumbre de lo que nos vela el misterioso porvenir, que parece flota indeciso sobre la mansa anarquía que hace dos años pasea triunfante por nuestra sociedad.
¿Dónde está aquella moralidad, aquella honra, aquella libertad que en los primeros días de octubre de 1868 alhagaba nuestros oidos, trasportándonos á elevadas regiones con la melodía de su música celestial? ¡Ay! Doloroso es el tener que confesarlo; aquella moralidad, aquélla honra, aquella libertad no han sido mas que fuegos fatuos tras de los cuales hemos corrido tropezando á cada paso sin lograr alcanzarlos y al final de la jornada nos hallamos estenuados, sin fuerzas para seguir adelante y desorientados para volver atrás.
Porque el hambre ya se deja sentir por todas partes. El comercio muere, la industria agoniza v millares de brazos, faltos de trabajo, piden pan. Y las causas que han producido esos efectos no son hijas de la casualidad, ni de las circunstancias, sino que son hijas de los hombres que en su afán de derribarlo todo no han sabido edificar nada sólido ni estable. Las garantías individuales han traido la inseguridad individual, y el dinero, que es cobarde, se ha espantado con la inseguridad, huyendo á esconderse no se sabe donde, negando su concurso a la industria y al comercio, ya heridos de muerte por los aranceles de aduanas que abren las puertas de nuestros mercados á los productos estrangeros y los cierran á los nacionales que por la falta de protección no pueden hacerles la competencia. Las fabricas se han cerrado, y rotos los eslabones de la cadena social, el pueblo pide pan y ni el propietario ni el industrial lo tienen, como tampoco lo tiene el Estado que empréstito tras empréstito aumenta la deuda sin que por esto satisfaga sus pensiones a los que de él cobran.
Tras de ese azote era consecuencia lógica el que asomara su rostro la peste y ésta ya se ha presentado en Barcelona, amenazando toda la península y nuestras islas. Figurémonos por un momento que la contagiosa fiebre amarilla se propagara a nuestra ciudad ó á nuestros pueblos, ¿qué seria de nosotros? ¿qué podria hacer nuestro municipio? La corporación municipal no tiene recursos, y si los hombres de buena voluntad, cuyas ideas y cuya religión tan mal paradas han quedado por los que hoy nos administran, no acudiesen con sus donativos á mitigar la desgracia que nos amenaza, el conflicto seria grave. Reciente está el recuerdo del último cólera y si el pueblo supiese leer en el libro de su historia, le rogaríamos que volviera sus ojos hacia aquel funesto periodo y mirara quiénes eran los hombres que tuvo á su lado. Patriotas liberales en su mayor parte eran los que formaban el Ayuntamiento y la mayor parte de las corporaciones provinciales y fueron muy pocos los que se quedaron para combatir al terrible enemigo y ayudar al pueblo en aquel trance de prueba. Todos huyeron cobardemente y nos abandonaron, y si no hubiera sido por algunos que sacrificándolo todo se presentaron con la mayor abnegación en nuestros hospitales, los resultados hubieran sido mas desastrosos. Los patriotas, los que hoy tanto claman por la salud del pueblo, en aquellos días abandonaron sus cargos huyendo del peligro y para nada se acordaron del pueblo, de ese pueblo que, pocos años después quisieron convertir en escabel de sus ambiciones. ¡Ah! la esperiencia no es buena maestra para los pueblos, porque estos olvidan demasiado pronto sus elocuentes lecciones. Si el pueblo palmesano recordara el cólera y contara los hombres que por él se sacrificaron, de seguro no se dejaría engañar por la turba de farsantes que le engaña. No quiera Dios someternos á la segunda prueba, porque quizá el desengaño seria mas terrible.
Para colmo de amarguras tenemos también la guerra de Cuba que nos exige costosos sacrificios y la que los carlistas encienden en nuestro interior en defensa de su Rey. Si analizamos las causas dé esas guerras, encontramos que son alimentadas por el estado de incertidumbre en que todos vivimos el cual deja las puertas abiertas á todos los partidos, á todas las esperanzas y á todas las ambiciones. El pueblo soberano por boca de las Corles ha dicho que quiere Rey, y esceptuando á los republicanos que quieren que la España se divida en no sé cuantos estados federales, todos los demás partidos tienen su Rey, como cada hijo de vecino tiene su chaqueta ó su levita. Todo el mundo tiene Rey menos los ministros de D. Juan Prim, y claro está que los que lo tienen lo quieren dar á los que no lo tienen. De ahí las guerras. De ahí la gran carnicería de la Francia y de la Prusia, cuya horrible hecatombe no tiene igual y que amenaza convertir las orillas del Rhin, del Mosa y del Mosela en una inmensa Necrópolis.
No puede quejarse la España con honra. Su reinado formará época. El reguero de sangre que dejará á su paso no se borrará en un siglo.
Las terroríficas figuras del hambre, de la peste y de la guerra, sostendrán el pedestal de su gloria.
¡Triste gloria!”
2

En el mateix número publicava el breu article següent:
“Las noticias sobre haberse declarado la fiebre amarilla en Barcelona se han confirmado.
Nuestra junta de sanidad provincial ya ha adoptado sus medidas, estableciendo rigurosas cuarentenas.
El vapor que llegó ayer tarde ya se quedó en observación y los buques que vengan procedentes del punto infestado tendrán que ir al lazareto de Mahon.
Y si esto no basta que se establezca el cordón sanitario.
La salud del pueblo es la suprema ley.
Bien divertida se queda
Nuestra infortunada tierra.
Sí á mas de la setembrína
Sufre hambre, peste y guerra.”
____________________
1 El seu director era Miquel Bibiloni i Corró (1838-1891) compositor de sarsueles i peces curtes on ell mateix cantava com a tenor. De jove milità en el camp liberal, però acabà formant part dels grups més conservadors de la Restauració. La seva vessant més interessant va ésser com a periodista prenguent part molt activa en les discusions polítiques, especialment a partir del 1860. Va dirigir el setmanari entre els anys 1869 i 1872.
2 Font: Biblioteca de prensa histórica

En les actes de l´Ajuntament de Palma del dia 9 de setembre es recull una proposició del batle Rafael Manera 32 en els següents termes: 3

“En este estado el Sr. Alcalde manifestó que atendida la carencia de fondos en que se halla el Ayuntamiento para hacer frente á los gastos indispensables caso de que se viese esta capital invadida por la calentura amarilla, consideraba muy útil el que se nombrase una Comision del seno de este Cuerpo para que propusiera los medios que crea mas convenientes para hacerse con los recursos pecuniarios indispensables al objeto indicado; y acogiendo el Ayuntamiento la manifestacion hecha por el Presidente, se procedió al nombramiento de los SS. que deben componer dicha Comision que recayó en los SS. Pericás 4 , Humbert 5 y Alzamora 6 7
____________________
3 Assisteixen a aquesta convocatòria els senyors Rafel Manera, Alcalde primer i president, Ignacio Vidal, Jaume Ordinas, Jacinto Sastre, Gabriel Oliver, Josep Pericàs, Francisco Oliver, Nicolau Humbert, Miguel Forteza, Luis Salas, Joan Coll, Nicolau Sitjar, Joan Miralles, Pedro Juan Vallés, Manuel March y Gabriel Alzamora.
4 Josep Pericàs Sastre, republicà, regidor de l'Ajuntament, posteriorment diputat provincial (1871) i secretari de la Diputació (1873)
5 Nicolau Humbert Burguer, republicà, era fill del comerciant Miquel Humbert Sales de qui havia heretat diverses propietats rústiques i urbanes procedents de la venda de béns eclesiàstics, com del convent de Sant Domingo, i Son Putxet que Miquel Humbert adquirí en pública subhasta (“Son Putxet- Notes històriques” Possessions de Palma. Història i arquitectura del terme de Ciutat. Net). Nicolau Humbert era una persona emprenedora que l’any 1857 havia obert una subscripció d’accions per engegar un projecte de línia de ferrocarril de Palma a Inca (HABSBURG-LORENA, Lluís Salvador: Les Balears descrites per la paraula i la imatge. Vol. V, p. 714). Residia a Ciutat, al Pas d’en Quint, i era propietari de Galdent, a Llucmajor, on la vinya ja d’enrere hi ocupava una gran extensió i on, juntament amb els germans tenia un celler en el qual es venien els vins propis i altres procedents de diferents regions: bordeus, xampanys, xerès, etc.
6 El 1860, Gabriel Alzamora Ginard, fill de Pablo Alzamora, ja posseïa una important flota de cinc navilis i presidia l’empresa Harinera Mallorquina.
7 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 94.
32 Rafael Manera i Serra (Palma de Mallorca, 1829-1881) era metge i maçó, fou el primer batlle escollit per sufragi universal masculí, segons la constitució de 1869. En tan poc temps es va destacar per iniciatives educatives i sanitàries, com feria durant la segona república un altre metge: Emili Darder. Impulsà reformes urbanistes importants com l’obertura del carrer de Conquistador i sobretot l’esbucament de la murada marítima davant la Llotja fins a la porta d’entrada principal del moll de Palma. Va ser diputat a Corts el 1873 i, lamentablement, ja retirat de la política, es va suïcidar el 1881 probablement per problemes econòmics
Font:PALMA XXI

El dia 10 de setembre, el diari “La Crónica de Menorca” 24 publicava la noticia que confirmava que en el port de Barcelona s'havia declarat l'epidèmia de febre groga.

Seccion Local
A las seis de la tarde de ayer fondeó en el Lazareto de este puerto el vapor correo «Menorca.» Según se deduce de la patente, Barcelona ha sido declarado puerto sucio para lo cual hasta, nueva orden los pasageros que vayan viniendo de aquel punto tendrán que estar 10 días en Cuarentena.
Asimismo ha fondeado esta mañana en Cala-taulera el vapor trasatlántico MARIA en el cual parece que se desarrolló la fiebre amarilla.
23

____________________
23 Font: Biblioteca virtual de prensa histórica
24 El diari sorgeix en el context de la regència del general Serrano i abraça bona part del regnat d'Amadeu de Saboia. Va tenir marcat caire catòlic i antiliberal..

Era ja evident que es coneixia el perill a la nostra ciutat i, segurament com a conseqüència del record de la recent invasió del còlera de 1865 i que mantenia en alerta a la població, des d'un primer moment es van procurar els mitjans, tot i els escassos recursos , per a pal·liar en tot el possible els efectes de l'epidèmia. El 14 de setembre es realitza una sessió extraordinària de l'Ajuntament 8 :

“... el mismo Sr. Alcalde manifestó que el objeto de la convocatoria era para enterar al Ayuntamiento de las medidas que se habían tomado para precaver la invasion en esta Capital de la fiebre amarilla que se está padeciendo en Barcelona, como igualmente para arbitrar medios con que poder hacer frente á las necesidades siempre que llegase aquel desgraciado caso, y con este motivo y atendiendo á que el Cuerpo municipal carece de recursos pecuniarios, consideraba conveniente que la Corporacion se dirigiera al Banco Balear en quien encontró ya en mil ochocientos sesenta y cinco tan poderosa ayuda rogandole se sirva manifestar si se halla dispuesto a prestar el auxilio pecuniario que le permitan sus recursos y sus prescripciones reglamentarias, sin perjuicio de acordar en caso afirmativo, los terminos del contrato que podía estipularse oportunamente: que también sería conveniente que se nombrase una comision del seno de este Cuerpo para que pudiese conferenciar con el Banco sobre el particular, interín se obtiene la contestacion del mismo; y conforme el Ayuntamiento con lo propuesto por el Sr. Alcalde, vino en aprobarlo por unanimidad, nombrandose para componer la Comision á los SS. Pericás, Humbert y Alzamora.
(...)Siendo probable que la Comision que se ha nombrado en este día, haya conferenciado ya en el dia de mañana con el Banco Balear, acerca el auxilio pecuniario que se le debe solicitar, se acordó que el Sr. Alcalde se sirva convocar para las doce y media del día de mañana á los SS. Mayores Contribuyentes con el objeto de arbitrar medios para atender á las perentorias necesidades que puedan sobrevenir caso de ser invadida esta Capital por la fiebre amarilla.
El Sr. Martorell 9 propuso que para el caso de una invasion, convendría se acampasen los pobres, y para este objeto y á fin de tenerlo todo preparado convendría se nombraran seis comisionados que tuvieran a su cuidado dichos campamentos. (Entró el Sr. . José Forteza y tomó su correspondiente asiento). Y conforme el Ayuntamiento con la anterior proposicion autorizó a los SS. Alcaldes para establecer dichos campamentos en los puestos que crean más convenientes para la comodidad de los pobres, debiendo dichos SS. Alcaldes ser auxiliados por los Concejales que designen, en todos los trabajos necesarios á dicho objeto. 10

____________________
8 Assisteixen a aquesta convocatòria els senyors Rafel Manera, Alcalde primer i president, Ignacio Vidal, Jaume Ordinas, Jacinto Sastre, Gabriel Martorell, Gabriel Oliver, Francisco Siquier, Josep Pericàs, Miquel Palou, Miguel Rosselló, Francisco Oliver, Nicolau Humbert, Luis Salas, Joan Coll, Nicolau Sitjar, Jacinto Far, Pedro Juan Vallés, Manuel March, Gabriel Alzamora y Rafael Garcías.
9 L'ajuntament de Palma, desprès de la Gloriosa quedà conformat de la següent manera: batlle primer: Miquel Estade Sabater (comerciant), batlle segon: Miquel Quetglas; batlle tercer: José Rosich (comerciant); batlle quart: Ignasi Vidal; batlle cinquè: Gabriel Reus; batlle sisè: Jaume Piña. Els regidors eren Jeroni Alós, Enric Bonet, Benet Cortès, Pere Parera, Jacint Sastre, Jacint Feliu Ferrà, Onofre Ferrer, Gabriel Humbert, Pere Joan Oliver, Pere Antoni Castañer, Ramón Cañellas, Josep Faust Pomar, Bartomeu Aguiló, Joan Bosch Ferrer, Jeroni Tomàs, Joan Ballester, Gabriel Martorell, Guillem Miró, Bartomeu Pieras, Rafel Manera, Antoni Servera, Guillem Llabrés, Llorens Ordines i Jaume Puig.
10 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 95 i ss.

El 15 de setembre, amb l'assistència per part de l'Ajuntament de Rafael Manera, alcalde 1r, Ignacio Vidal, Jacinto Sastre, Gabriel Martorell, Gabriel Oliver, Francisco Siquier José Pericàs, Miguel Rosselló, Nicolás Humbert, Luis Salas, Antonio Mestres, Joan Miralles , Jaime Far, Pedro Juan Vallés, Manuel March i Gabriel Alzamora i, per part dels contribuents, Felip Villalonga i Despuig, Jorge Fortuny Sureda, el marquès d'Ariany, Joan Palou de Comasema, Jorge Aguiló i Picó, Antoni Sureda i Verd, Jacint Feliu i Bonet, Agustí Frau i Pons, Ramon Torrandell de Maroto, Jacinto Feliu i Ferrà, Pere Sans i Serra, Antonio Canoves i Coll i Joaquín Gual se celebra una reunió de la qual s'aixeca acta a la sala capitular de l'Ajuntament. L'objecte de la reunió, segons s'expressa en la pròpia acta és “arbitrar medios para atender a las perentorias necesidades que puedan sobrevenir”. En aquesta acta s'acorda sol·licitar un préstec d'un milió de reals en les mateixes bases en què es va sol·licitar el de l'any mil vuit-cents seixanta i cinc per a fer front a la invasió del còlera. 11 :

____________________
11 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 98 i ss.

El dia 15 de setembre, “El Juez de paz” publicava les següents notes, sempre amb una actitud irònica:

“El mártes último circularon por esta ciudad rumores alarmantes.
Se decia que en el arrabal de Santa Catalina habia un enfermo atacado de una enfermedad sospechosa.
Las autoridades tomaron medidas para averiguar lo que habia de cierto y evitar los resultados, pero afortunadamente el carácter, del enfermo no fué tan grave como se suponía.
La autoridad estuvo imprudente.
Si el enfermo hubiera estado atacado de una enfermedad contagiosa ¿por qué permitir que los médicos y demás personas que se habían puesto en contacto con él, sospechando de la gravedad del mal, se esparciesen por toda la población?
Un poco mas de previsión; señores autoridades, porque esas bromas son pesadas.
Cuarentenas por un lado
Y por otro entrada libre.
Es un absurdo, señores,
pero del mayor calibre
(...)
La fiebre amarilla que según dicen los asustadizos ha invadido el arrabal de Sta. Catalina, es hija dé otra fiebre amarilla.
Ha nacido del afán de poseer una renta anual de seis mil reales pagados en metal amarillo.
Ese es el sueldo que tiene un médico de naves.
Vamos, señores médicos pretendientes, á quitarse la piel y á ver quien es el mas valiente.
Quiero decir, á ver quien se lleva la plaza que interinamente desempeña el Sr. Sorá.
Porque lo que es á ese, por lo ocurrido, casi lo tenéis ya fuera de combate.
Está visto; todos, todos
Corren á caza del oro,
Y para mejor cogerle
Se dejan honra y decoro.

Ya tenemos lazareto en Cabrera.
No digan ustedes que de las comilonas progresistas no sale nada.
Esta vez después de hecha la digestión ha salido un proyecto, que si sé realiza será muy favorable para el comercio.
Manos á la obra y á levantar, paredes.
Que no se enfrie la cosa.
Porque si hoy os alabo,
No haya que decir mañana...
Muerto la cebada al rabo. 12

A ese, que es cura.
Dícese que han incomunicado al cura de San Magín, porque ausilió en sus últimos momentos al patrón que, según dicen, ha muerto de enfermedad sospechosa.
¿Y por qué no han incomunicado á los médicos que fueron á estudiar y observar los síntomas de la enfermedad para formar su diagnóstico y á las demás personas que les acompañaban?
La Junta de sanidad seguramente sabrá por qué.
No quiero meter la mano
Que no me queme el rescoldo,
Mas, medida semejante,
No la toma ni Bertoldo.
13

____________________
12 Hem de recordar que un futur terrener, el metge Domènech Escafí, havia estat nomenat director del Llatzaret de Cabrera
13 Font: Biblioteca virtual de prensa histórica.

El dia 17 de setembre, el diari “La Crónica de Menorca” copiava la notícia del “Diario de Palma” que donava compte de la mort del patró de Santa Catalina. Podem veure com, en un principi, els facultatius no es van posar d'acord en l'origen de la malaltia encara les fondades sospites de febra groga.

Mirad como se portan los Palmesanos.
«Ayer cundió un poco de alarma en la población á causa de un caso de enfermedad que se presentó con sintomaas sospechosos en un hombre vecino de la calle de la Barrera en el arrabal de Sta. Catalina, que había llegado dias hace de Barcelona en buque de vela. La autoridad tomó parte en él asunto y despues de haber hecho examinar al enfermo, parece que hubo diversidad de opiniones entre los facultativos, á pesar de qué segun noticias la mas seguida es de que no hay fundados temores de la fiebre amarilla.
Hoy á las nueve ha fallecido el enfermo; su familia ha sido enviada al lazareto de Mahon y acordonada su casa. Con estas medidas es de creer que aun dado el caso de que fuese la mencionada enfermedad, ésta no se propagaria atendido su carácter contagioso, mas como nunca nos arrepentiríamos de esceso de medidas preventivas, seria conveniente que al presentarse un caso de estos, se aislara no solamente al doliente y á su familia, mas tambien al médico que le visite y al sacerdote que le asista ja para que estas personas no puedan comunicarla al rozarse con las demás gentes. Para ello deberían destinarse algunos facultativos y eclesiásticos á este servicio, retribuyéndoles convenientemente de los fondos públicos, para premiarlos sus servicios é indemnizarlos de los perjuicios que sufrirían al estar aislados de los demás.»
(Diario de Palma.) ”
25

____________________
25 Font: Biblioteca virtual de prensa histórica

El dia 22, publicava “El Juez de Paz”, referent a la febre groga, les següents notícies curtes, tot seguint la seva línia:

“El domingo por la noche circuló la noticia de que habia un segundo caso de fiebre amarilla en el Puig de San Pedro.
El caso era pura y simplemente el fallecimiento de enfermedad natural de un hombre anciano.
Los alarmistas quieren que á todo trance venga la enfermedad contagiosa.
Por hoy podemos asegurar á nuestros lectores que todavía no hay nada; así al menos lo ha dicho el señor gobernador civil de la provincia.
Y sabido es que una autoridad no miente.

La fiebre que nos ataca,
Según ya queda probado,
Es el metal amarillo
Que va rodando acuñado.

Ya se ha establecido el lazareto de observación en la isla de Cabrera.
El personal de sanidad ya está nombrado.
Ha sido elegido de entre la gente mas radical de la comunidad.
Está muy bien. Ahora que pasan brevas es menester comprarlas.
Es muy justo que se recompensen los buenos servicios, porque sinó ¿de qué serviria tener la sartén por el mango?

De lo contrario dirian
Que estaban sirviendo de osos
Y todos se cansarían,
Y los partidos que crian
Han de ser muy dadivosos.

Estos dias han mudado de habitación multitud de familias, que se han ido huyendo de la fiebre amarilla.
No criticamos la precaución, pero nos parece que no hay para tanto.
En Barcelona la enfermedad parece estacionaria y no es probable, que con las medidas que han tomado nuestras autoridades nos haga una visita.
Si tal sucediera ; pobres de nosotros!
Esta esclamacion la hago recordando la conducta de los insignes patricios que hoy figuran tanto y que nos abandonaron cuando el cólera.
En cambio todos los que se sacrificaron por la salud del pueblo han sido apedreados, vejados, insultados y saqueados.

Hay en el mundo una ciencia
Que aprendemos á la larga.
¡Lástima que la esperiencia
Sea á veces tan amarga!

El Sr. Sorá, médico interino de naves, publicó un comunicado diciendo que se habla dirigido al señor Gobernador civil de la provincia, para que le formara un espediente gubernativo, á fin de vindicar su conducta, atacada por los que le censuraban con motivo de la muerte del patrón ocurrida en Santa Catalina.
El gobernador le ha contestado que no habia queja alguna contra él y por tanto que no habia para qué formar espediente.
Lo dicho, los amigos del Sr. Sorá, son los que van á caza de su destino.

Lástima de garrotazo
A los que con malas artes,
Van tramando mil intrigas
Por meterse en todas partes.”
14

____________________
14 Font: Biblioteca virtual de prensa histórica.

En el seu número 193, del 23 de setembre, “La crónica de Menorca : periódico de intereses generales” copiava d'”El Diario de Palma” la següent nota referida a la instal·lació del llatzaret en l'illa de Cabrera

”De «El Diario de Palma:» «Según noticias en Cabrera quedará habilitado para observaciones el nuevo lazareto de la isla de Cabrera, siendo su director facultativo el joven médico D. Domingo Escafí, y además sabemos que un individuo de la Junta provincial de Sanidad pasará á aquel establecimiento con el carácter de inspector, cuyo cargo irá ejerciéndose por turno semanal entre todos los vocales de la mencionada corporación»” 26

____________________
26 Font: Biblioteca virtual de prensa histórica
El dia 24 de setembre, el diari La Correspondencia universal de Madrid, a la seva pàgina 3 publicava:


Font: Hemeroteca Digital de la BNE

El 28 de setembre es tornava a reunir la corporación 15 . L'alcalde va exposar els acords que havia pres la Junta Municipal de Sanitat relatius al fet que s'aixequessin campaments en zona ben ventilades i que es paguessin els danys que es produïssin als respectius propietaris dels llocs en què se situessin aquests campaments després d'un acord de preu just . Els assistents van aprovar aquesta resolució. 16

____________________
15 Varen assistir-hi Rafael Manera, alcalde 1r, Ignacio Vidal, Jaume Ordinas, Jacinto Sastre, Gabriel Martorell, Gabriel Oliver, Francisco Siquier, José Pericàs, Miguel Palou, Nicolás Humbert, Luis Salas, Juan Coll, Nicolás Sitjar, Jaime Far, Pedro Juan Vallés i Gabriel Alzamora
16 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 100 i ss.

El “Juez de paz” dedicava bona part del seu número del dia 29 de setembre a temes relacionats amb l'aparició de la febre groga:


SALUD PÚBLICA
”A consecuencia de haber cundido ayer con rapidez la noticia de que en el hospital militar había fallecido un cabo atacado de fiebre amarilla, creció el pánico en ésta ciudad de una manera espantosa y miles de familias la han abandonado, alejándose como preservativo del foco de corrupción.
Los alarmistas se han salido con la suya.
Hace diez y ocho dias que se empeñan en que tenemos domiciliada en nuestra población á la fiebre amarilla y por fin han conseguido que los espíritus timoratos se alarmaran, llevando el recelo a todos los pueblos de la isla.
Hoy por hoy podemos asegurar que la salud pública de la ciudad de Palma es inmejorable y la mejor prueba de ello es el corto número de defunciones que ocurren de algun tiempo á esta parte.
¿Qué ha ocurrido hasta hoy? Casi nada. Después de la muerte del patrón en el arrabal de Sta. Catalina, trascurren doce días sin que se note en las enfermedades reinantes el menor síntoma que pueda servir de pretesto a los alarmistas: el lúnes muere un jóven en la calle de San Lorenzo, de enfermedad natural, y ya los rumores empiezan á circular de una manera siniestra: el mártes fallécen dos mujeres en las inmediaciones de santa Cruz, y los que estan empeñados en que estemos invadidos por la fiebre amarilla ya ponen el grito en el cielo y aqyer miércoles viene á secundarles en sus miras la muerte de un individuo en el hospital militar, el cual segun la opinion de varios facultativos murió de calenturas tifoideas.
En realidad no hay motivo para que el pánico tomara las proporciones que ha tomado. Los casos que se han presentado de enfermedades sospechosas, no pueden ser calificados de tifus icterodes, y los pareceres de los hombres científicos, aunque encontrados, niegan la presencia del pestífero mal.
Pero ya es tarde para desandar lo andado. En menos de veinticuatro horas la ciudad ha quedado poco menos que desierta, todos los intereses se han abandonado y millares de brazos se han quedado sin trabajo. Y todo por una falsa alarma, cuando la amenaza de la enfermedad solo aparecía en lejano horizonte!
Las Juntas de sanidad, las autoridades, las corporaciones, toman sus medidas preventivas con arreglo á las leyes sanitarias, pero nadie ha declarado todavía oficialmente, que la ciudad estuviera invadida por la fiebre amarilla, y caso de estarlo, no creemos que lo hubieran ocultado cuando de ello no habían de reportar ninguna ventaja.
Lo repetimos, la alarma es infundada y casi casi no tiene razón de ser. Pero ya que el mal está hecho, ya que los perjuicios que todos sufriremos no pueden remediarse, llevemos al menos la confianza á los pueblos del interior con nuestras palabras, asegurándoles que el día en que el peligro sea cierto, no seremos nosotros los que tratemos de ocultarlo.
Estamos amenazados, es verdad: la fiebre amarilla está en Barcelona y en el lazareto de Mahon, y en lo posible está que también invada nuestra isla, y por si esto desgraciadamente sucede bueno es que nuestras autoridades tomen todas las precauciones posibles.
El Ayuntamiento por su parte no debe olvidar nada de lo que sea de su competencia no suceda lo que sucedió cuando el cólera, que le encontró desprevenido. Hospitales, camillas, servicio domiciliario, juntas parroquiales y todo lo demás que aconseja la necesidad y la esperiencia, sin olvidar los coches ó carros mortuorios, pues al principio de la última invasión, los que se ocupaban en tan importante servicio eran insuficientes, y tuvimos que presenciar el triste espectáculo de cadáveres insepultos durante tres dias.
Y tampoco debe olvidar la cuestión de recursos, porque en las circunstancias por que vamos á atravesar el dinero es un poderoso ausilio. Creemos que nuestras indicaciones están demás, porque es seguro que el Ayuntamiento, con el tiempo que ha tenido para prepararse, lo habrá prevenido todo, y así nos lo hace creer el que ya tiene habilitado un local en las afueras muy a propósito para hospital de convalecientes.
Tengamos confianza, no nos dejemos abatir por los falsos rumores. La Providencia no querrá que tengamos dias de luto. La atmósfera, con las benéficas lluvias de ayer, ha refrescado y es de esperar que el tiempo continuará mejorando haciendo desaparecer todo asomo de peligro.
Los que han abandonado la ciudad pueden pasar unos dias en el campo, y calmado su temor y su ansiedad, podrán regresar seguros de que todo no ha sido mas que una alarma inmotivada.
Antes de cerrar nuestro número, á última hora daremos cuenta de lo que haya ocurrido en el dia de hoy y abrigamos la confianza de que las noticias serán satisfactorias.

Les següents notícies curtes, corresponents al mateix número del setmanari i escrites amb la característica ironia d'en Miquel Bibiloni, tracten de donar una idea, des de la seva òptica, de l'ambient que en Palma es respirava aquells dies.


BARAHUNDA
”¡Ay! lectores de mi alma, en este momento acabo de llegar de dar un paseito por la ciudad y voy á coger la pluma para daros cuenta de lo que he visto y de lo que he oido.

Cruza la calle presurosamente un individuo, su aire es azorado, su mirada estraviada gira hácia todas partes; parece un perro con cencerro, azuzado por los gritos y las pedradas de una turba de chiquillos. De pronto vé un carretero y le detiene.
— Carretero, ¿cuánto quieres por llevarme á Sansellas con mi familia?
— Estoy comprometido.
— Te lo pagaré bien.
— No puedo.
— Pero hombre...
— Vamos le haré á V. el favor. A las diez de la noche llegará otro carruaje que ha ido á Inca y le llevará á V., pero ¿sabe V. el precio?
— No.
— Pues quiero veinticinco duros.
(¡Ladrones! esclamé para mis adentros.)
El asustado regateó, blasfemó y suspiró y al final vi que convenia en pagar los ¡veinticinco duros!
La necesidad... hace ladrones.

— Oye, Pierrad, ¿qué hay de fiebre amarilla?
— Nada, hombre; eso no es mas que un golpe de Estado montpensierista 17 .
— ¿Qué me cuentas?
— Ahora con el pánico proclamarán, rey á su duque y asunto concluido. Pero se conoce que no cuentan con la huéspeda.
—Pero hombre, si todos los burgueses se las han guillado.
— No importa; queda el ejército.
— Pero la guarnición también se larga á los pueblos!...
— Lo dicho. Van á dar el golpe.
— Adiós. Salud y fraternidad.
(¡Vamos, he dicho para mi capote, esta gente no quiere creer que hay Dios!).

— Qué tenemos de fiebre amarilla?
— No creas nada, porque no hay mas que un batiburrillo de mediquillos, dirigido por la espátula, que trabaja para ver quien ha de ser médico de naves.
— ¡Ah!...
— ¿Entiendes?
— Entiendo. No digas mas que bastante has dicho. Averiguaremos la cuestión, en su dia.
(He pasado de largo y he metido en mi saco, que no está roto, las indirectas.)

— Adiós tocayo.
— Has visto que susto que lleva la gente?
— El caso no es para menos. Ha ocurrido un caso.
— De fiebre?
— Amarilla, como el azafrán.
— ¿Y dónde?
— En el hospital militar.
— ¿Quién te lo ha dicho?
— Un cabo de los sanitarios; ya ves que lo sé de buena tinta.
— Creia que te lo habla dicho tu lavandera.

— ¿Te vas al campo?
— No sé donde ir.
— Ni yo tampoco.
— Pues entonces esperemos que disponga el Avuntamiento.
(¡Pobre Ayuntamiento!)

(...)
Hablemos un rato de fiebre amarilla que es la cuestión del dia.
Dice el Diario de Barcelona:
«Para tranquilizar á nuestras poblaciones apartadas del litoral, les diremos que según Roche, la fiebre amarilla necesita para desarrollarse el calor y un foco de infección marítima, como por ejemplo, el del puerto de Barcelona; que el miasma que produce la fiebre amarilla está suspendido ó disuelto en el vapor acuoso y que desaparece completamente á una elevación sobre el nivel del mar de 500 á 600 metros.»
¡Carambita con el tal miasma!
Para mas asegurar,
Ya que á tan alto te subes.
Será bueno que subamos
Para escaparte, á las nubes.

En la pasada noche, han sido asaltados en el camino de Llummayor por hombres enmascarados, varios carruages de los que conducian á los fugitivos de esta ciudad.
¡Esta si que ha sido amarilla.
¡Parece imposible que en tan poco tiempo se haya adelantado tanto!
Habrán dicho estos señores
Al ver el cotarro suelto:
Dicen que á rio revuelto
Ganancia de pescadores.
(...)
Esta tarde ha continuado la emigración.
Ha sido mas numerosa si cabe que cuando el cólera.
El miedo tiene alas.
Los funcionarios públicos todos se quedan en sus puestos.
Merecen bien de la patria
Los que cumplen como buenos,
Cuando pase la amarilla
Que los premien á lo menos.
(...)
Las noticias que á última hora tenemos de la fiebre amarilla en esta ciudad, son consoladoras.
Hoy no ha habido ningún muerto de esa enfermedad.
Se dice que en el Puig de San Pedro ha habido varios atacados de calenturas tifoideas, que no ofrecen peligro.
En el resto de la ciudad la salud es inmejorable.
Mañana, los vecinos del barrio de San Pedro, serán trasladados á la Fuensanta.
Confiamos en que todo no será mas que el susto.
18

____________________
17 Es refereix a Antoni d'Orleans, duc de Montpensier (Neuilly 1824 - Sevilla 1890). Príncep de sang de França de la casa d'Orleans. El seu pare li concedí el títol de duc de Montpensier amb el qual fou conegut popularment i el tractament d'altesa reial.
L'any 1848 la família Orleans ha de marxar cap a l'exili. S'estableixen a Anglaterra en un primer moment i, posteriorment, a Espanya i més concretament al Palau de Sant Telmo de Sevilla. Durant la seva llarga estada a terres andaluses, els ducs de Montpensier adquiriran una finca a Sanlúcar de Barrameda que acabarà esdevenint el centre de la família Orleans a Espanya.
La intromissió a la vida política espanyola del duc de Montpensier fou una constant. La revolució de l'any 1868 del general fou finançada i patrocinada pel mateix duc de Montpensier. Els diners, per tal de finançar la revolta contra la seva cunyada, els obtingué després d'haver hipotecat les seves finques sevillanes i de Sanlúcar de Barrameda a la Banca Coutts i a la Companyia de Londres. Malgrat el suport als revoltats, el nou govern exhortà al duc a abandonar el país en direcció a Portugal després d'haver-li aplicat un Consell de Guerra pel duel que celebrà amb l'infant Enric d'Espanya i que li causà la mort a aquest darrer.
L'any 1868 s'inicià la recerca d'un nou monarca, entre els candidats el duc de Montpensier ocupava un lloc especial i preponderant, i se l'ha assenyalat com un dels instigador de l'Atemptat contra Joan Prim i Prats. Malgrat això, al final s'acabà elegint al príncep Amadeu de Savoia. El duc abandonà definitivament el país via Menorca com a conseqüència d'haver-se negat a reconèixer el nou rei d'Espanya. També se'l donà de baixa de l'exèrcit i se li negà el càrrec de capità general que posseïa. Font: Viquipèdia

18 Font: Biblioteca virtual de prensa histórica.

El dia vint-i-nou de setembre es reuneix la Corporació municipal 19 una vegada declarada oficialment la febre groga i s'acorda poder disposar dels pagarés que fossin necessaris de l'emprèstit del Banco Balear.
També es va acordar satisfer els salaris de la Guàrdia Municipal, els serenos i els peons caminers fent-ne ús de de les quantitats destinades a calamitats públiques. 20

____________________
19 Els assistents varen ésser Rafael Manera, alcalde 1r, Ignacio Vidal, Jaume Ordinas, Jacinto Sastre, Gabriel Martorell, Gabriel Oliver, Francisco Siquier, José Pericàs, Miguel Palou, Nicolás Humbert, Luis Salas, Juan Coll, Nicolás Sitjar, Jaime Far, Pedro Juan Vallés i Gabriel Alzamora.
20 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 101 i ss.
El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares publicava l'article número 515 en el seu número 562 corresponent al primer d'octubre :

Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

Novament es reuneix l'Ajuntament 21 el dia 2 d'octubre i es va acordar que, per pal·liar la manca de treball que patia la ciutat a causa del tancament industrial que havia provocat l'emigració per l'epidèmia, s'autoritzava a la Comissió d'Obres perquè contractés a tots els operaris que no tenien ocupació i poder encarregar-los de la reparació del paviment dels carrers que ho necessitessin. 22

____________________
21 Els assistents varen ésser Rafael Manera, alcalde 1r, Ignacio Vidal, Jaume Ordinas, Jacinto Sastre, Gabriel Martorell, Gabriel Oliver, Francisco Siquier, José Pericàs, Miguel Palou, Nicolás Humbert, Luis Salas, Juan Coll, Nicolás Sitjar, Jaime Far, Pedro Juan Vallés i Gabriel Alzamora.
22 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 102.

El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares publicava la circular del governador de dia 1 d´octubre referida a la prohibició dels cordons sanitaris als pobles:



Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares publicava l'al·locució del governador de dia 3 d'octubre adreçada a la població:



Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

Reproduïm íntegrament l'edició del dia 6 d'octubre de “El Juez de Paz” que posa de manifest els dubtes i diferències que existien en aquell moment entre els dirigents de l'illa relatives a la gravetat de la situació epidèmica o, al manco, l'opinió que volien transmetre al públic.

Font: Biblioteca virtual de prensa histórica
En aquesta primera pàgina es reprodueix el bàndol del capità general, Marià Socias 27 en la qual feia saber a la població que, complint les ordres rebudes des del Ministeri traslladava les tropes des de la ciutat a altres pobles de l'illa i les seves pròpies oficines a Santa Maria del Camí. Això era una prova evident de que l'epidèmia era un fet real en Palma.

Font: Biblioteca virtual de prensa histórica
Possiblement com a contestació a la comunicació del capità general, el governador civil, José Sánchez Tagle 28 , es va veure forçat el dilluns dia 3 a redactar el seu propi comunicat en el qual es reconeixia que moltes persones havien abandonat la ciutat i que existia el risc, però que no es podria dir que es tractava d'una epidèmia generalitzada.

Font: Biblioteca virtual de prensa histórica
Però els fets havien de contradir aquest optimisme que el governador havia demostrat en el seu primer escrit ja que al dia següent de la seva publicació, el dimarts dia 3 es van declarar nous casos i això va obligar a reunir novament a la Junta Provincial de Sanitat i publicar el dia 4 una nova comunicació en la qual reconeix cert estat d'alarma però insisteix en intentar tranquil·litzar a la població.

Font: Biblioteca virtual de prensa histórica
El periodista es posiciona clarament a favor de les teis del capità general i, en cert aspecte, critica la posició dels facultatius que no han sabut classificar encara la malaltia que estava provocant tant de temor entre la població i que ja havia cobrat vàries víctimes. Continua la pàgina amb un article sobre la “Salud Pública”, però de manera més general, criticant l'estat en què es trobava la vorera de la mar entre la Porta del Mar i la Riera , assenyalant aquests indrets com a focus d'infecció i insalubritat i proposant-ne s'iniciïn els treballs necessaris per evitar-los.

Font: Biblioteca virtual de prensa histórica
En aquesta pàgina, el periodista acaba l'al·legat sobre la necessitat de sanejar la costa de la ciutat i, com és costum del diari, insereix una poesia sobre el tema de la caritat mal entesa.
Malgrat tan sols els primers paràgrafs entrin plenament en el tema que estan desenvolupant, hem cregut pertinent inserir la pàgina completa ja que ens pot ajudar a formar-nos una idea de la línia ideològica de la publicació.

Font: Biblioteca virtual de prensa histórica
Les notícies curtes de la pàgina 6, sempre, com és costum del setmanari, acabades amb unes rimes, estan quasi totes relacionades amb el tema de la febre groga. Comença la pàgina referint-se a l'acomiadament que feia el diari “La Conciliación Liberal” 29 amb el qual sembla que no havia tengut massa bona relació.
A continuació fa referència al préstec que l'Ajuntament havia sol·licitat al Banco Balear i que aquest li havia concedit tal com hem exposat amb anterioritat.
En el tercer curt d'aquesta pàgina dirigeix una àcida crítica especialment al Sr Domenge 30 , metge, del que sospita que, davant les circumstàncies de la invasió de l'epidèmia, s'ha estimat més deixar el seu lloc de diputat provincial i traslladar el seu domicili fora de la ciutat.
A continuació fa referència a altre del acords pel qual l'Ajuntament havia facultat al batlle per a contractació de personal com a guàrdies municipals i serenos. Segons el que diu no havia massa gent que aspiràs a aquest tipus de càrrec en aquest moment.
Finalment, en aquesta pàgina, es dirigeix al batle, alabant l'actitud dels seus funcionaris que procuraven restar-li importància a les notícies relatives a la malaltia, però es queixa que els seus funcionaris sembla que expandeixen el rumor que la ciutat està amenaçada pels realistes que intentaran bombardejar-la.
No sabem fins a quin punt aquestes noticies poguessin tenir algun fonament, però el que sí és cert és que en aquella època existia una gran intranquil·litat, molt moviment de tropes i molts intents de conspiració davant la perspectiva de la convocatòria de corts que havien de triar la forma de govern i qui seria el rei que havia d'ocupar el tron en el cas que fos escollida la monarquia.

Font: Biblioteca virtual de prensa histórica
Iniciada en la pàgina anterior, tracta la notícia de l'ordre del Governador militar de tancar per la nit totes les portes de la ciutat a excepció de les portes de Jesús i del Moll. Encara que, entre la població es temia que la mesura fos la preparació d'un pronunciament militar, sembla que més aviat estava motivada per l'augment dels assalts contra la propietat en les cases que havien estat abandonades pels seus propietaris.
En la mateixa línia que el curt anterior, el periodista alaba les mesures del governador militar, el senyor Villavicencio 56, d'augmentar la vigilància nocturna per part dels soldats i la guàrdia civil.
Fa referència a continuació de l'acord que havia pres l'Ajuntament, reunit en sessió permanent d'intentar donar feina per arreglar els carrers als obrers que s'havien quedat sense degut a l'epidèmia. Aprofita per criticar els que hi anaven a demanar aquesta feina, però amb poques ganes de fer-la.
Es fixa, a continuació, en la guàrdia especial col·locada al Banco Balear que havia concedit el préstec a l'Ajuntament per fer front a les circumstàncies que la Ciutat travessava, en la prohibició del governador civil referent a què els pobles habilitassin un cordó sanitari i la prohibició del batle de vendre bunyols i xulla com a mesura sanitària, aprofitant en aquest cas per criticar els drets que recollia la Constitució.
A continuació fa referència al campament que s'havia instal·lat a la Font Santa 57, destinat a la gent pobre del barri de Sant Pere on s'havien donat el major número de casos de febre. La manutenció dels que estaven allotjats en aquest campament corria a càrrec de l'Ajuntament. El bisbe, com comenta a continuació també va visitar aquest campament. És de notar la diferència en el tracte de l'autoritat religiosa i la civil.

Font: Biblioteca virtual de prensa histórica
En la darrera pàgina, desprès de fixar l'atenció amb dues notícies curtes en la política nacional, aplaudeix la prohibició del batle de treure mobles, roba o altres objectes sense autorització prèvia com a mesura per evitar el saqueig de les cases que havien quedat abandonades.
Alaba l'actuació de Jaume Escalas 58 en la lluita contra la malaltia ja que segons el periodista atenia els malats sense esperar cap retribució a canvi.
Tracta a continuació de les desgràcies que es presentaven a altres indrets: la febre groga en Barcelona que continuava avançant, el còlera a La Habana i una gran inundació a la ciutat de València.
Amb una perspectiva optimista dona compte, en la darrera secció que intitula Última Hora del progrés de la malaltia en la ciutat en la que han ocorregut 48 defuncions segons les dades que extreu dels diaris que en ella s'editen.
____________________
27 Marià Socias del Fangar i Lledó (Barcelona 1823 – Barcelona 1889) havia estat nomenat Capità General de les Balears en triomfar la Revolució de setembre. Una de les seves primeres mesures consistí en el desarmament de la milícia nacional. Va ocupar el càrrec fins el 1871 quan va ésser traslladat a València. Més tard fou director de la guàrdia civil i del cos de carrabiners, diputat i senador. Va votar, com a senador per la província de Segòvia la proposta de Pi i Margall per a la proclamació de la República.
28 José Sánchez Tagle. Va ésser governador civil entre l'11 de Maig del 1870 i el 2 Febrer del 1871 en què va ésser destinat a Lleida. Venia de ser-ho a la província de Lugo.
29 La Conciliació Liberal va ser una candidatura electoral mallorquina formada per persones procedents del progressisme i l'unionisme insular. La formació es va constituir el 1868, el seu programa era monàrquic constitucionalista i plantejava un programa liberal en matèria religiosa. A les eleccions generals espanyoles de 1869 comptà amb el suport oficial i obtengué dos diputats per Balears, Carlos Navarro i Joan Palou i Coll. La presència a la candidatura del valencià Navarro va ser molt criticada i dugué a la separació d'un grup que constituí La Tertúlia del Progrés. Degut a la seva escassa influència molts de membres de la Conciliació Liberal passaren a altres formacions: Joan Palou u Coll passà als progressistes radicals, Miquel Socies Caimari als conservadors.
L'òrgan de premsa de la formació va ser el diari La Conciliación Liberal, aparegut l'agost del 1869. Desaparegué el setembre de 1870. Se subtitulava periòdic monàrquic popular.
Font: Viquipèdia

30 Sebastià Domenge Rosselló, republicà radical, oculista i diputat provincial en aquells moments. Va participar molt activament en la política local i provincial.
56 Es tracta de Gregorio Villavicencio Rosales (1814-1886). Militar progressista, posteriorment fou capità general de les Balears entre gener de 1873 i novembre del mateix any.
57 Els terrenys de la Font Santa es troben passat l'hospital de Son Dureta i que actualment ocupa la urbanització denominada Sa Teulera.
58 Jaume Escalas Adrover (Santanyí, 1847-Palma, 1929) compaginà l’afició a la fotografia amb la seva professió de metge de la Beneficència Provincial. Fou director de l’Hospital General de Mallorca (1870-1919), col·laborà estretament amb la Reial Acadèmia de Medicina i Cirurgia de Palma i s’involucrà i investigà en temes de prevenció social de malalties epidèmiques que a finals del segle XIX afectaren la població de l’illa.

El dia set d'octubre es va convocar a l'Ajuntament sessió extraordinària 31 per tractar assumptes urgents. L'alcalde recordava en la convocatòria als senyors regidors que serien tractats com fugitius en cas de no respondre a aquesta convocatòria, donant compte d'això a l'autoritat competent.
L'alcalde va obrir la sessió informant de les mesures que havia adoptat per l'autorització que li havia donat l'ajuntament en la sessió del dia 14 de setembre. Entre aquestes mesures destacava el pagaré de cent mil reals de velló del que s'havia disposat del total d'un milió de reals concedits en el préstec del Banco Balear. L'ajuntament va aprovar totes les mesures adoptades. Es va passar a continuació a donar notícia oficial dels regidors que no havien assistit a la convocatòria i el motiu que tenien per a això:


”El referido Sr. Alcalde manifestó que considerando de suma necesidad saber de un modo oficial los concejales que residen en la Capital pues que se halla dispuesto á arrostrar con sus compañeros todos los trabajos que en sí llevan las críticas circunstancias que atravesamos había dispuesto citar á Cabildo estraordinario en los terminos que expresa la convocatoria, continuando en la presente acta todos los Concejales presentes y el motivo porque no han asistido los demás que faltan; y conforme el Ayuntamiento con esta manifestacion se anotaron los S.S. Concejales que no han asistido y el motivo porque han dejado de verificarlo, y son los siguientes. El Sr. José Thomas, por hallarse en Santa María; el Sr. D. Miguel Rosselló, en Binissalem; el Sr. D. Miguel Forteza en Sineu; el Sr. D. Nicolás Sitjar en Santa María; el Sr. D. Bartolomé Aguiló en Inca; el Sr. D. Francisco Oliver, en Andraitx; el Sr. D. Luis Fuster, en Buñola; el Sr. D. José Escardó se ignora en donde se halla; el Sr. D. Nicolás Humbert, tampoco se sabe donde se halla; el Sr. D. Francisco Siquier, ocupado en asuntos del Servicio; el Sr. D. Ramón Cañellas, enfermo; los SS. D. José Pericás y D. Luis Salas por estar ocupados en asuntos de interés propios.“

L'alcalde va donar compte de les noves incorporacions a la guàrdia municipal, segons l'autorització que havia rebut en la sessió del 14 de setembre, i que havien recaigut en els senyors José González y Alonso, Bernardo Matas y Deyà, Juan Miralles y Castelló y Alonso García. L'ajuntament va aprovar per unanimitat aquesta decisió.
Finalment es va acordar que l'ajuntament es constituís en sessió permanent, autoritzant a l'alcalde i als regidors presents a prendre les decisions necessàries per fer front a les difícils circumstàncies que travessava la ciutat. 33

____________________
31 Els assistents varen ésser Rafael Manera, alcalde 1r, Ignacio Vidal, Jaume Ordinas, Jacinto Sastre, Gabriel Martorell, Gabriel Oliver, Rafael García, Miquel Palou, Joaquín Estrada, José Forteza, Juan Coll, Antonio Mestres, Jaime Far, Juan Miralles, Pedro Juan Vallés, Manuel March i Gabriel Alzamora.
33 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 103.
El dia 7 d'octubre, el diari La Época de Madrid, a la seva pàgina 3 publicava:


Font: Hemeroteca Digital de la BNE
El dia 7 d'octubre, el diari La Nación de Madrid, a la seva pàgina 1 copiava la següent disposició del Ministeri de la Governació:


Font: Hemeroteca Digital de la BNE

El dia 8 d'octubre es reuneix l'ajuntament 34 que s'havia declarat el dia anterior en sessió permanent i acorda, amb l'objectiu de poder donar feina a molts dels bracers que s'havien quedat sense, iniciar les obres de construcció d'un dipòsit de aigua al carrer de Palacio que pogués abastir tota la part baixa de la ciutat. Els assistents ho van aprovar per unanimitat. 35

____________________
34 Els assistents varen ésser Rafael Manera, alcalde 1r, Ignacio Vidal, Jaume Ordinas, Jacinto Sastre, Gabriel Martorell, Gabriel Oliver, Francisco Siquier, José Pericàs, Miquel Palou, Nicolás Humbert, Luis Salas, Juan Coll, Nicolás Sitjar, Jaime Far, Pedro Juan Vallés i Gabriel Alzamora. .
35 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 105.

El diari de Madrid, El Pensamiento Español, en la pàgina 3 de la seva edició del 8 d'octubre recull notícies extretes dels diaris de Palma que reb: 43

”Hemos recibido periódicos de Palma de Mallorca que alcanzan al 5 del corriente. En lo tocante a salud pública, sólo vemos en el Diario 44 de aquella ciudad de dicha fecha, que el estado de muchos enfermos del barrio de San Pedro es bastante satisfactorio, de modo que podrán salir varios de ellos con sus familiares á convalecer en el campamento de observación que se establecerá en el antiguo lazareto 45 de aquella ciudad.
El Diario publica las tranquilizadoras alocuciones dirigidas á los habitantes de aquella isla por el señor gobernador de provincia en vista de la alarma que desde hace algunos días ha cundido con motivo de las enfermedades de carácter sospechoso que reinan en el citado barrio de San Pedro.
El Excmo. é Ilmo. señor Obispo, acompañado de algunos Canónigos y Sacerdotes, había visitado á todos los enfermos que hay en dicho barrio, á quienes dirigió palabras de consuelo y además repartió limosna á cada uno.
Por la tarde pasó también á visitar á las familias pobres del campamento de la Font Santa, y despues de haberlas exhortado como buen pastor celoso del extravío de sus ovejas, les repartió igualmente una limosna.” 46

____________________
43 Aquest diari, proper al carlisme encara que acceptava la monarquia d'Isabel II, es va començar a editar el 1860 i va tenir una gran difusió. Font: Hemeroteca Digital. Biblioteca Nacional de España
44 El Diario de Palma va ser un diari en castellà aparegut a Palma el primer de gener de 1852 com a successor del Diario Balear.
Publicà el notable Almanaque de las Islas Baleares, a cura de Tomàs Aguiló (1866-96), i perdurà fins al 31 de desembre de 1918.
De tendència conservadora, publicà resums de les sessions de les corts. Fou el diari més llegit de Palma.
Font: Viquipèdia

45 Finalitzada l'epidèmia del còlera que va assolar la ciutat de Palma l'any 1865 en què el llatzeret situat al nostre barri havia demostrat la seva obsolescència i fins i tot havia estat l'origen de la malaltia, s'havia deixat d'utilitzar com a tal. S'havia intentat situar-ho al castell de Sant Carles, però la proximitat a zones habitades ho havien desaconsellat i, finalment, com hem vist abans, s'havia traslladat a l'illa de Cabrera a càrrec de Domènec Escafí
46 Font: El Pensamiento Español, nº 3271, 8/10/1870. Hemeroteca Digital. Biblioteca Nacional de España

El Iris del Pueblo en la seva edició del dia 10 d'octubre a la seva pàgina 2 publicava:

” El Progreso en su número del jueves 6 después de relatar los acuerdos de la Junta de Sanidad respecto a los barrios de la parroquia de Santa Cruz dice que por lo que toca á los restantes de Palma se ha dispuesto que:
” Si en algun otro punto de la población se atacara algún individuo de enfermedad sospechosa los vecinos comprendidos en el radio de cuarenta metros de la casa que aquel habite desocuparan inmediatamente las suyas; pasando a vivir en otros puntos, y acampando los que no tengan donde establecerse. El enfermo seguirá en su casa siempre que las condiciones higiénicas de la misma y los recursos de la familia lo permitan y vigilada para impedir la entrada y salida de la misma. Tan luego como el enfermo sea trasladado á haya terminado la enfermedad su familia pasará al campamento de observación. “
Nosotros por nuestra parte creemos que El Progreso habla de broma, pues si fuera cierto el acuerdo todos los que nos hemos quedado en Palma viviriamos solo de milagro. Por otra parte por mucho que sea nuestro decaimiento aun existen leyes y tribunales en España “

A continuació treu importància a la mort de dos veïns del carrer del Palacio, un porter i una jove que vivia al costat de la casa del Sr. José Estade i Coll 65 que segons aquest mateix havia mort d'hemorràgia. També es queixa que al mateix carrer hi ha un constructor de taüts que exposa els seus productes, igual que un altre a la cotxera de la casa de D. Pedro Gual i Sala, qüestió que troba de molt mal gust perquè donades les circumstàncies poden contribuir a l'alarma ”muy inmotivada por cierto, que reina en esta capital”.

A continuació dóna compte en una nota breu que ha hagut tres atacats al barri del Puig de Sant Pere i dos morts a Marratxí i un atacat. Aquesta notícia va ser titllada de pura mentida com veurem més endavant per "El Juez de Paz".

” Se calcula que en Palma han emigrado mas de 30.000 almas por puntos diferentes reinando por las noches dentro de la Capital un profundo silencio, viéndose tan solo en algunas calles grandes hogueras, y las habilidades de cierto barberín director y maestro de Can-Can 66

Font: Diari El Iris del Pueblo, 10 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

____________________
65 Josep Estade i Coll, vicepresident del “Círculo Mallorquín” era un militant republicà. Col·laborà com a redactor en els diaris “El Demócrata” i “La República”
66 Pensam que es pot referir al director del setmanari “El Juez de Paz”

La Regeneración de Madrid, en la pàgina 3 del seu número del 11 d'octubre de 1870, publicava:

”En Palma de Mallorca sigue la fiebre amarilla haciendo algunas víctimas, aunque no sale del barrio de San Pedro, que se ha desocupado, quedando solo 25 atacados por la imposibilidad, en razon de su estado, de llevarlos con los demas al castillo de Bellver. Los sanos se han acampado.
El pánico es tan grande, que solo quedan en Palma los habitantes sin recursos para emigrar, los empleados más animosos.
El capitán general y la guarnicion han salido de la capital, donde solo queda una pequeña fuerza para caso de que el orden público exigiera tomas alguna medida á fin de amparar á las personas y á la propiedad, que está algo amenazada por los rateros.” 47

____________________
47 . Font: Hemeroteca Digital. Biblioteca Nacional de España

El Iris del Pueblo en la seva edició del dia 11 d'octubre a la seva pàgina 2 publicava:

” Es digno de elogio el comportamiento del empresario de los coches fúnebre, el consecuente liberal don José Corró, quien en las circunstancias que atravesamos no abandona un solo momento su puesto. El ciudadano Corró merece bien de la patria.”

A continuació reprodueix la queixa d'un resident circumstancial a Marratxí acordonat per la mort d'un familiar que ni tan sols vivia amb ells sinó que també havia sortit de Palma amb motiu de l'epidèmia.

També es queixa de l'abandonament de gats i altres animals domèstics. Aquesta apreciació es repeteix en altres diaris.

Carrega a continuació contra les muralles que encara tancaven Palma com una de les causes de la malaltia però dubta que mentre governin monàrquics es puguin enderrocar.

També dóna compte que el secretari del govern civil Juan Muntaner i Ginestra 67 , es troba absent des que es va començar a parlar de febre groga. Alaba que el governador estigui en el seu lloc però critica que permeti que no ho estiguin els seus empleats.

” Señora Academia de Medicina de Palma, ¿Quiere S.S. Servirse decirnos algo sobre la fiebre amarilla?
Mire que si continua callando el público que es muy malicioso creerá que muchos académicos estudian la enfermedad... respirando las auras del campo. “

Alaba l'actitud de municipals, serens i fumigadors, tots pertanyents al casino republicà que juntament a l'alcalde i l'Ajuntament han contribuït a salvar la població mentre que tots els monàrquics han fugit:

” Desde que salió la guarnición puede decirse que el órden público está enomendado al Comité y al Casino Republicano y desde aquel entonces reina en todas partes la tranquilidad más admirable, ni una sencilla disputa ha tenido lugar. 68

En la pàgina 3 el diari publicava

”Nota de los cadáveres conducidos al cementerio de esta ciudad en los dias que a continuacion se expresan
Dia 11
Varones.-Uno de 15 años.
Hembras.- Una de 94 años.-Otra de 34 años.-Otra de 25 años. “

Font: Diari El Iris del Pueblo, 11 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

____________________
67 Va ésser declarat cessant de Governació el 1871.
68 La premsa de signe contrari va criticar aquest fet de la contractació de municipals a dit.

El Iris del Pueblo en la seva edició del dia 12 d'octubre a la seva pàgina 2 publicava:

” Dice el Isleño de ayer:
Ayer produjo alguna alarma una defunción habida en el lazareto de las familias de la barriada de San Pedro. También se sacó del edificio un hombre que trasladado al hospital se encuentra en buen estado.
A escepcion de algunos enfermos de la familia del sacristan de Santa Cruz, en el recinto de la ciudad no se conocen enfermos de ninguna dolencia sospechosa. “

Es queixa, malgrat que diu que la salut en Palma és excel·lent de què en els pobles pensen ”que en Palma se muere todo el mundo” i que la declaració de Palma com a “puerto sucio es otra de tantas gracias que debemos al Gobierno de Madrid.
En la Córte quieren saber las cosas de Palma mejor que nosotros.”

Mitjançant un altre curt, es fa ressò de l'ampliació al carrer Palau mitjançant cessió de la cisterna que tenia el Círculo Mallorquín a l'Ajuntament per uns mil dos-cents duros. Finalment, en aquest número i en relació al tema que ens ocupa publicava:

” Ayer se produjo una alarma en Son Rapiña de resultas de haber fallecido una joven de unos quince añosde la enfermedad reinante y según se dice tambien está atacada de la misma enfermedad la madre de dicha joven.
Anteayer se decía que el conductor de los coches fúnebres estaba atacado del tipus del rey Herodes, y seguún se nos ha informado fué atacado de la misma enfermedad que tuvo NOE despues de haber plantado la viña.

La Junta de Sanidad, en secion celebrada ayer se acordó que desde hoy se despachasen todas las patentes sucias.

Nota de los cadáveres conducidos al cementerio de esta ciudad en los dias que a continuacion se expresan:
Dia 11
Varones.- Uno de 92 años de edad.- Otro de 45 años.-Otro de 43 años.
Hembras.- Una de 81 años de edad.- Otra de 73 años.- Otra de 40 años.- Otra de 27 años.- Otra de 2 años.

Ultima Hora
Los datos que podemos facilitar á nuestros lectores acerca de la enfermedad reinante, es que de los ocho que fallecieron desde las doce de ayer hasta las doce de hoy, cinco de ellos han fallecido de tifus icterodes y los tres restantes de enfermedades comunes. “

Font: Diari El Iris del Pueblo, 12 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

La Esperanza de Madrid, en la pàgina 3 del seu número del 13 d'octubre de 1870, publicava:

”Se ha recibido el correo de las Baleares y periódicos de Palma de Mallorca que alcanzan hasta el viérnes último. Las circunstancias sanitarias de la poblacion no pueden ser muy halagüeñas cuando ha sido declarado sucio aquel puerto. Los periódicos dicen que la emigracion es espantosa. El capitan general D. Mariano Socías, ha retirado casi toda la guarnicion de la plaza, internándola en los puntos menos peligrososde la Isla. La confusion era grande; la paralizacion de los negocios completa; la administracion de justicia suspendida, ó poco menos; los curiales fugitivos, en términos que el regente de la Audiencia hubo de apercibir á los procuradores con la pérdida de sus plazas si no se presentaban en un término dado. La prensa escitaba al gobernador de la provincia para que hablase y desvaneciese los rumores alarmantes, ó confirmase las tristes noticias que corrían, hablando por fin la primera autoridad de la provincia, dando como cierta la aparición de la fiebre amarilla.” 48

____________________
48 La Esperanza es va publicar des del 10/10/1844 al 03/01/1874. Va ésser el màxim representant del carlisme. Font: Hemeroteca Digital. Biblioteca Nacional de España

En el número corresponent al dia 13 d'octubre, El Juez de Paz presenta un llarg escrit, a manera d'editorial que pot contribuir a fer-nos una idea de l'ambient de la ciutat en aquella època en què es deia que l'havien abandonada prop de trenta mil habitants, la meitat de la seva població:

” ADVERTENCIA.
Suplicamos á nuestros suscritores que no se quejen por el retraso que esperimenta la repartición de nuestro periódico, de lo cual son culpa las circunstancias por que atravesamos, pues la mayor parte de nuestros operarios y dependientes nos han abandonado.
IMPRESIONES
Los que vivimos en esta ciudad casi abandonada, entregados por completo á nuestro pensamiento pasamos una vida que por su monotonía y pesadez no tiene nada que envidiar. Una nube de melancólica tristeza nos envuelve y silenciosos cruzamos las desiertas calles en busca de un amigo que nos ayude á matar el mal humor que sin saber por qué se ha apoderado de nosotros por asalto.
Atravesamos un período funesto. La ciudad entera viste luto sin saber por qué: tal vez presagia que el enemigo. está oculto y que á la hora menos pensada la puede herir traidoramente por la espalda: pero esa hora todavía no ha llegado y alimentamos la esperanza de que no llegará.
Pero la quietud que nos rodea es desesperante; tiene algo de la agonia de un moribundo. Aquí no hay vida; el cuerpo social se asfixia, no aspira el aire que dá fuerza á sus miembros: está atacado de una parálisis completa.
El ruido de los talleres, el canto del obrero ya no distrae al hombre de negocios que presuroso en otros tiempos cruzaba calles y plazas, tropezando á cada paso con un amigo ó con un desocupado que no sabiendo en qué consumir las horas de su existencia, las gastaba alegremente en busca de la muger. Hoy los pocos que pisamos las mal empedradas calles de nuestra abandonada ciudad, lo hacemos caminando con la cabeza baja, agobiada por los tristes pensamientos que nos inspira la soledad que nos rodea. Nuestra recelosa mirada examina furtivamente el rostro sério de los que pasan por nuestro lado, y al contestar á la mirada que nos dirigen, vemos grabada en todos los ojos la misma idea, la misma pregunta: ¿qué hay de fiebre amarilla?
La fiebre amarilla existe. Somos profanos en la ciencia que enseña á curar las enfermedades, pero no somos tan legos que no sepamos leer en el rostro de los moribundos las huellas características que imprime en sus diferentes períodos la mano mortífera de esa enfermedad. Esta tarde, sin ir más lejos, después de tomar café con nuestros queridos amigos los Sres. Siquier 59 y Escalas, que como saben nuestros lectores son los dos jóvenes médicos que voluntariamente se han ofrecido á ausiliar á los enfermos, hemos ido á visitar el hospital de Capuchinos.
Hemos traspasado aquellos umbrales, que no habíamos vuelto á pisar desde la desaparicion del cólera hace cinco años y hemos penetrado en la morada del dolor. Todo estaba lo mismo. A lo largo de la primera sala había dos largas hileras de camas, numeradas y dispuestas á recibir á los atacados de la pestilente dolencia; pero todas, escepto dos, estaban vacías. Un hombre y un muchacho eran los dos únicos séres que luchaban con la muerte. El primero era presa en aquellos momentos de un violento delirio; mis amigos tenían esperanzas de salvarle. El segundo era un adolescente que se hallaba en el último período de la enfermedad. Pregunté si se salvaria y un signo de duda fué la única contestacion que obtuye; creen que morirá esta noche. Pasamos a la sala de las mugeres y tuve la alegría de ver que solo había una jóven atacada, que estaba ya en vias de curación.
Las impresiones que esperimenté durante mi visita no sé trasladarlas al papel; además serian demasiado tristes y no quiero afligir el ánimo de mis lectores. Pero quiero que sepan que el Hospital está perfectamente montado, y que á los enfermos no les falta nada. A mas de la ventilación que tienen las salas, se fumigan constantemente, observándose en todos los departamentos la mas esmerada limpieza. El servicio no deja tampoco nada que desear. Al lado de cada enfermo vela constantemente un solícito enfermero y vimos, con satisfacción que todos los empleados de aquel establecimiento cumplen con su deber de una manera que merece los mayores elogios. Aunque estén asalariados, hay que comprender que el sacrificio que hacen, no se paga con unas cuantas monedas; son dignos de un premio mucho mayor.
Despues que los médicos se hubieron enterado de los menores incidentes respecto á la salud de los enfermos, y después de haberles dirigido palabras de consuelo y de esperanza, salimos de aquel lugar y dejé á mis amigos que se dirigían á visitar á otro enfermo en la callé de Apuntadores, que es el único que en los tres últimos días ha sido atacado de enfermedad sospechosa.
Los enfermos del hospital, proceden, del barrio de San Pedro y hacia días que estaban atacados. Los casos ocurridos despues de la invasion son muy pocos y los alarmistas hacen mal en llevar la alarma á los pueblos. Las camillas están en sus puestos, no se vén por la ciudad. Los coches fúnebres apenas transitan y los enterradores tienen menos trabajo que en los tiempos normales. Las defunciones guardan su proporción natural con el número de habitantes que quedan en la ciudad, y á pesar de todo esto los asustadizos prosiguen incansables su tarea de aumentar la alarma.
El pánico no es infundado; pero tampoco hay motivo para tanto. Hoy hace un mes que se habló por primera vez de fiebre amarilla en esta ciudad con motivo de la muerte del Patrón ocurrida en el arrabal de Santa Catalina y durante ese periodo de treinta dias solo han fallecido que sepamos 8 atacados del tifus icterodes y 5 calificados de sospechosos total 13. Los atacados, según los partes de los facultativos, han sido 39, de estos han curado 18, y los demás, deduciendo los muertos, están convalecientes. Con el tiempo transcurrido hay motivos para creer que se ha impedido el desarrollo del mal sofocándolo en su origen y á ello han contribuido en mucho las acertadas medidas tomadas por las Juntas de sanidad, por la autoridad civil y por la local. El ciudadano Manera, á quien por sus desaciertos administrativos hemos atacado sin tregua ni descanso, en las presentes circunstancias se ha colocado á la altura de su cargo, acudiendo á todas las necesidades y previniendo todo lo que podía contribuir a hacer mas llevadera la mala situación del vecindario. Sentimos una verdadera satisfacción al hacerle justicia elogiándole y quisiéramos que los servicios que en estas ocasiones prestan los funcionarios públicos no se olvidaran tan fácilmente. Pero la esperiencia nos ha demostrado que solo la ingratitud es la recompensa que obtienen y sinó díganlo por nosotros los que se sacrificaron con tanta abnegación por la salud del pueblo cuando la última invasión del cólera. El Alcalde Manera ha hecho mas de lo que podía, y en este sentido deben enmudecer todas las rencillas y ódios de partido, para elogiar al hombre que en los momentos de peligro presta importantes servicios á todos sus conciudadanos.
Los médicos... tuerzo mi pensamiento para huir de las personalidades que siempre son enojosas. No quiero decir á algunos lo que se merecen. Nos han abandonado y han huido: han tenido miedo.
Afortunadamente todo hace esperar que el mal dentro de pocos días habrá desaparecido y que las cosas volverán á su antiguo ser y estado, regresando á sus hogares los fugitivos, devolviendo la vida á la ciudad, al comercio y á la industria.
Si siguiéramos así, tendríamos que emigrar, porque no podríamos vivir en medio del silencio y de la quietud que nos rodea. El hombre es un animal tan raro que sin ruido y bullicio no sabe vivir. No estoy por el tan decantado hombre de los primitivos tiempos; quiero la sociedad, la vida de familia, porque soy socialista, no á la manera de los individualistas, sinó á la de los colectivistas. Pero no hablemos de política, cosa que se define y no se esplica y pensemos que en los tres últimos dias solo ha ocurrido un caso.
¡Malditos casos! ¡qué malas impresiones causan! Dejémoslos por hoy y hasta la vista queridos lectores.
¡Abajo la fiebre amarilla!”

Font: Biblioteca vitual de prensa histórica

____________________
59 Francesc Siquier i Garau era regidor de l'Ajuntament, vise-secretari del Casino Balear i vocal de la Junta de Sanidad.

En el número del mateix dia 13 d'octubre, El Juez de Paz incorpora una sèrie de notícies breus sobre la malaltia que patia la ciutat, que incorporam a continuació:

” Los individuos que componen nuestro Ayuntamiento, tanto monárquicos como republicanos, hacen todo lo que pueden para atender á todas las necesidades del vecindario.
Gracias á los recursos que el Banco Balear ha facilitado, bajo la responsabilidad de los principales contribuyentes, nuestra corporación municipal reparte diariamente mas de 2000 raciones de rancho á familias necesitadas.
Y esto sin contar la sopa y pan que se da á los vecinos del Puig que están acampados en la cuarentena, Bellver y Font Santa.
Los Alcaldes y concejales que están al frente de los multiplicados servicios á que tienen que atender, son dignos de los mayores elogios.
Tenemos que confesar aunque en política sean en su mayoría enemigos nuestros, que el Ayuntamiento actual ha tenido mas dignidad y mas previsión que los que lo componían cuando el cólera, salvo muy cortas pero honrosas escepciones.
A cada cual lo que de justicia le corresponde.
Que sean rojos ó negros
Les hemos de conceder Hoy cumplen con su deber.
Y apropósito de deberes.
Se dice públicamente que algunos empleados públicos que cobran sueldo del Estado, han abandonado sus puestos y han huido lejos de la ciudad por temor á la enfermedad que según dicen ha invadido ciertos barrios.
De la Diputación falla un oficial que se ha ido á Buñola y un escribiente que está en Buñola.
De la Junta de primera enseñanza falta el escribiente, aunque éste se marchó, si no son erróneos los informes que nos han dado, con permiso del presidente.
Del Gobierno civil falta también el secretario, que está disfrutando una licencia concedida por el gobierno de la Nación, pero como en las circunstancias estraordinarias por que está atravesando esta capital, deben caducar todas las licencias, somos de parecer que el dicho secretario está faltando á su deber Esperamos de nuestro Gobernador civil, que en esta ocasión ha dado pruebas de entereza poniéndose á la altura de su difícil cargo, que á la mayor brevedad posible infunda un poco de valor en el ánimo de sus subordinados, obligándoles á que aguanten el pujo pues que para esto cobran el sueldo.
Los patriotas de la nómina
No me hagan gastar saliva.
Porque si se hacen los sordos
Les daré una lavativa.
Según se nos ha asegurado el Gobernador mililar vá á tomar la acertada medida, de mandar que se cierren todas las puertas menos la de Jesús, la del Muelle y la de San Antonio.
Esto sin duda será á consecuencia de lo que han sufrido los carabineros que las guardan.
La vida de un hombre bien merece que el público se incomode caminando un centenar de pasos mas.
Aplaudimos esta medida y escitamos al Gobernador militar á que la tome cuanto ántes.
Enmudezca el egoísmo
Ante la necesidad;
Esto lo manda y ordena
La santa fraternidad.
(...) Ayer y hoy se ha dicho por algunos que en todas partes ven al amarillo ictérodes que en Sóllèr, Santa María, Son Rapiña, Marratxí y en otros puntos habían ocurrido casos.
Debemos hacer público que lo que han dicho es una solemne mentira, pues aunque en dichos pueblos hayan ocurrido algunas defunciones de enfermedad natural, la salud de que disfrutan es inmejorable.
Estas habladurías no son mas que deseos de aumentar el pánico.
El Alcalde pone multas
Al que hace agua en un rincón,
Yo las pondria al que miente
Con tan torcida intención.
(...)
El Banco Balear ha entregado á los curas párrocos de esta ciudad 9,000 rs. para que los repartan entre los vecinos necesitados.
La Junta del Banco merece también nuestros elogios.
Pues socorrer á los pobres
Es una santa virtud.
Que la aplauden y la admiran La mayor parte de los pueblos ya se han acordonado sin tener en cuenta la circular del Sr. Gobernador civil.
Tenemos mucho que decir sobre las anomalías que hemos observado en estos últimos dias, pero lo guardaremos para el próximo número.
Vamos Sr. Sánchez Tagle, un poco mas de energía, y haga V. S. respetar el principio de autoridad.
Cuando las órdenes que se dán no se hacen cuqiplir, lo mejor es no darlas y así la autoridad no se pone en ridículo
Pues usté está predicando,
Para quitar los cordones,
Y dicen los que los ponen
Canta, canta tus canciones.
Estos dias han sido conducidos á Capuchinos (no al hospital) algunos de los nuevos guardias municipales, porque se hablan estralimitado en sus deberes.
¿A la jusíicia prender?
Ellos se creerían que el bastón que llevaban en la mano les daba la impunidad.
¡Ay! tampoco á los ojos del Alcalde les ha valido ser del club.
Al que falte, duro en él
Para que ande derecho,
Que así se enseña á los malos
Su deber y su derecho.
ULTIMA HORA.
Las noticias que tenemos sobre salud pública son altamente satisfactorias.
En los tres últimos dias solo ha sido atacado un individuo.
El Ayuntamiento ha tomado medidas para purificar la atmósfera en la parte de la puerta del muelle viejo hacia el puente de la Riera, que es donde se cree existe el foco de infección. ”

Font: Biblioteca vitual de prensa histórica

El Iris del Pueblo en la seva edició del dia 13 d'octubre a la seva pàgina 1 publicava:

” Ayer fue presentado un estado del Sr. Gobernador de la provincia, por los doctoresD. Jaime Escalas y D. Francisco Siquier, encargados de visitar á los enfermos del la barriada de S. Pedro y del Hospital provisional de Capuchinos y resulta que desde el 27 de septiembre último hasta hoy han asistido en en el barrio de san Pedro:
Enfermedades comunes......12
Tifus icterodes....................26
Sospechosos.......................13
Han fallecido:
Tifus icterodes...................18
Sospechosos.......................5
Han curado 18, quedando algunos de bastante gravedad, y los demás en convalecencia.
En el hispital provisional; según parte de los mismos facultativos entraron ayer un hombre y una mujer procedentes del lazareto, y un jóven de la calle de Remoladores que hacia dias estaba enfermo.
Estos son los datos que podemos facilitar á nuestros lectores, tan luego como sepamos los demás del casco de Palma y sus afueras lo insertaremos.
Durante las últimas 48 horas no ha habido ninguna innovacion en la barriada de S. Pedro, ni en los demas de la ciudad.
Tan solo han muerto 2 esta mañana de los que estaban de gravedad.
El Sr. Teniente de Alcalde don Gabriel Martorell nos ha honrado con la siguiente carta:
” Palma 12 de octubre de 1870
Muy Sr. mio: con el objeto de que no pueda sorprenderse á V. con reclamaciones ó falsas denuncias sobre la calidad del pan que se reparte á las personas albergadas en la Cuarentena oó en el Castillo de Bellver, de cuyo servicio me hallo encargado, tengo el gusto de incluirle uno de los panes que se distribuyen diariamente en aquellos puntos para que V. pueda por si mismo juzgar su calidad. Al propio tiempo invito á V. para que se sirva pasar por dichos edificios á la hora de repartir la comida, que lo es á las 10 de la mañana y á las 5 de la tarde á fin de que pueda comprobar el mismo pan y examinar la clase y calidad de la sopa y el modo como se halla aderezada, en la inteligencia de que con ello prestara un particular obsequio a su afectisimo S.S.Q.S.M.B.
Gabriel Martorell Rubí
Nosotros despues de dar las gracias al Sr. Martorell por la deferencia que tiene á la prensa debemos consignar que habiendo examinado detenidamente las muestras de pan que nos ha enviado lo consideramos inmejorable. Por otra parte, no habia llegado a nuestros oidos la menor queja sobre el particular. Si no los mayores elogios del modo como el Sr. Martorell, cumple con su cometido, en cuyo asunto somos tanto mas imparciales cuanto dicho Sr. dista mucho de pertenecer a nuestra comunion Política.

Inclou una queixa d'un correligionari, metge de Sineu, a qui es va denegar l'accés a Petra on havia de visitar alguns malats, per tenir establert un cordó que havia prohibit el governador.

” Al objeto de hacer desaparecer los focos de infeccion la Junta de Sanidad ha mandado colocar cuatro calderas de bernis, una en la puerta vieja del Muelle, otra en la puerta de Atarazanas en el punto donde la cloaca despide mas miasmas, y las otras dos en el cuartel de Artillería. Se tiran tambien en el puerto cántaros de bernis y cal.
Celebramos esta medida que tanto puede contribuir á la purificacion del aire y á la salud pública de aquellos barrios. “

Mitjançant un altre curt, el periodista pensa que l'alarma inicial ha remès un poc en la ciutat on s'ha produït la reapertura d'alguns tallers i creu que “Con efecto de lo de la fiebre parece que ha sido mucho ruido y pocas nueces”
A continuació fa referencia a l'alarma provocada per la mort de dos joves procedents del carrer de Feliu, l'un en Son Rapiña i l'altre en Son Serra i es queixa de que ”el vulgo lo atribuya al rey Herodes.
¡Vaya con los reyes!”

Dona compte de que el vaixell “ La Union” procedent del llatzaret de Maó, havia estat derivat cap al llatzaret de Cabrera a causa de que durant l'observació en Maó havien mort un o dos dels seus tripulants.

” ULTIMA HORA
A la hora de entrar en prensa nuestro número, que son las 12 y 3 cuartos, aun no hemos recibido el parte de los difuntos conducidos al cementerio. “

Font: Diari El Iris del Pueblo, 13 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

La Correspondencia de España de Madrid, en la pàgina 3 del seu número del 14 d'octubre de 1870, publicava:

”Las noticias de Palma de Mallorca que alcanzan al día 9, dicen que la salud pública es buena en aquella población, si bien en el día indicado se habían presentado en el barrio de Santa Cruz y solamente en él 22 casos sospechosos de fiebre amarilla.” 49

____________________
49 La Correspondencia de España és el primer periòdic que inicia el periodisme d'empresa a Espanya i com a diari vespertí de caràcter nacional estrictament informatiu i independent dels partits polítics, allunyat, per tant, del doctrinarisme, i ser alhora el primer a també aconseguir les majors tirades mai conegudes abans a la premsa espanyola. Font: Hemeroteca Digital. Biblioteca Nacional de España

El Iris del Pueblo en la seva edició del divendres dia 14 d'octubre publicava:

” Por un error material en nuestro número del miércoles hicimos constar bajo el epígrafe de última hora que el dia anterior se habian conducido al cementerio cinco cadáveres ocasionados por la fiebre amarilla o tifus icterodes.
Para evitar esas equivocaciones rogamos al Sr. Alcalde de esta ciudad que se sirva disponer que en la nota diaria que se facilita á los periódicos se consigne la enfermedad de que haya fallecido cada persona que se conduzca al cementerio como algunos años atrás se practicaba, tambien pudiera designarse su procedencia ó el sitio de la de la defuncion y asi cada uno sabria á que atenerse de un manera oficial, sobre las diversas versiones que circulan y de las que puede involuntariamente hacerse eco la prensa mas imparcial. “

Inclou una nota d'un correligionari de Montuiri que es queixa de que els palmesans que han arribat al poble, fugint-ne de l'epidèmia han constituït en el poble una junta de sanitat i han imposat un cordó sanitario del que

” Todo el pueblo incluso el Ayuntamiento está contra los cordones y demas medidas preventivas del credo reaccionario”

i reclama el compliment de l'orde del governador prohibint-ne aquests cordons sanitaris.
” Se nos ha informado que en Son Rapiña, hay un sujeto refugiado sin duda por Mieditis del rey Herodes y socio del Casino de los que se titulan Católicos: Este Santo baron se habia empeñado en acordonar la calle de donde falleció aquella jóven de que ya tienen noticia nuestros abonados; mas valiera que el nuevo católico á no fomentar los Bailes, reuniones, y funciones de declamacion que tan perjudicial, pueden ser á las salud pública. “
En la mateixa secció de Gacetilla inclou la contestació de Juan Montaner y Ginestra al qual s'havia referit com que havia abandonat el seu lloc de feina i diu:
” No debo hallarme en Palma, porque estoy disfrutando una licencia temporal que me ha concedido el gobierno de la Nacion á instancia mia, informada por el Sr. Gobernador, por hallarme realmente enfermo; y no me ausenté cuando comenzó á hablarse de fiebre amarilla, sino que lo efectué el 8 de setiembre, siendo de advertir que solicité la licencia á principios de julio.
Conste, pues, que estoy en mi derecho y que no he fallado en mi puesto, en el cual me hallo legal y dignamente sustituido, ni he huido ahora ni nunca del trabajo y el peligro, por mas que pudiera encontrar alguna razon para evadirme en lo que me acontecio cuando el cólera de 1865. Dando un consejo al gacetillero de EL IRIS DEL PUEBLO de que evite la repeticion de semejantes juicios para bien del periodico, suplícole Sr. Administrador, se sirva disponer se inserte en el mismo la presente comunicación, á cuyo favor quedará reconocido su atento y S.S.Q.B.S.M.-Juan Montaner y Ginestra. “
A continuació insereix una altra comunicació:
” Sr Director de EL IRIS DEL PUEBLO, espero de su amabilidad se digne insertar estas cuatro líneas en su ilustrado periódico, de lo cual le quedará sumamente agradecido su S.S. Ignacio Bonet.
Deber mio es y de todos los hombres amantes del pueblo trabajador, proponer los remedios que afligen la situacion y la miseria, pero si, muy lejos de ofender en lo mas minimo á nuestro Ayuntamiento, pero tengo de manifestar mi opinion pese á quien pese.
¿A qué tanto temor tiene el Ayuntamiento en gastar tres ó cuatro mil duros mas para apagar la hambre á la parte proletaria que se encuentra sin recursos y sin trabajo?
Será que no oyen los lamentos por todas partes de esa palabra horrible ¡hambre!
Pues yo la hago, y por eso os suplico y sereis aplaudidos por todos los hombres honrados que procureis por todos los medios posibles aliviar la situacion y os quedará agradecido de vuestro S.S. Ignacio Bonet.
(Este comunicado está copiado tal como el original) “

Finalment inclou la nota dels cadàvers enterrats el dia 12 i el dia 13:

” Nota de los cadáveres conducidos al cementerio de esta ciudad en los dias que a continuacion se expresan:
Dia 12
Varones.- Uno de 55 años de edad.- Otro de 23 años.-Otro de 19 años.-Otro de 6 años.
Hembras.- Una de 90 años.- Otra de 26 años.- Otra de 20 años.
Dia 13
Varones.- Uno de 16 años de edad.- Otro de 4 año.-Otro de 1 año..
Hembras.- Una de 73 años.- Otra de 26 años.- Otra de 47 años. “

Font: Diari El Iris del Pueblo, 14 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

El Iris del Pueblo en la seva edició del dissabte dia 15 d'octubre, en la secció Gacetilla publicava:

” Dice El Isleño:
Durante la noche anterior se han indispuesto el ecónomo de la parroquia de Santa Cruz y su hermana, únicas personas que quedaban á salvo en aquel azotado barrio.

Muy grato nos es poder consignar que el Subgobernador, C. Miguel Socias y Caymari, tan luego como supo que estaban en el lazareto gravemente enfermos los infelices padres de una una niña de 3 meses, procedentes de Barcelona, ordenó se buscara sin reparar en precio una nodriza para amamantar la criatura, y no habiendo sido posible encontrar ninguna que quisiera incomunicarse, adquirió una cabrita, que al cuidado de una buena muger de un guardia de sanidad, cuya incomunicacion dispuso mediante la remuneracion competente, logró salvar de la muerte a la pobre niña. Huérfana más tarde la desgraciada, por los sucesivos fallecimientos de padre y madre, se nos asegura que cediendo al natural impulso de su corazon filantrópico y liberal ha dispuesto el C. Socias se conduzca al Subgobierno la inocente criatura, cuando termine la cuarentena, con el caritativo propósito de atender á espensas propias á su lactancia, amparándola de la horrible horfandad que la desgracia la ha sumido en su temprana existencia, mientras no acude algun pariente á reclamarla.
Amigos verdaderos de todo acto virtuoso, tributamos en nombre de la humanidad, sincera gratitud á nuestra digna Autoridad civil. “

Finalment inclou la nota dels cadàvers enterrats el dia 14:

” Nota de los cadáveres conducidos al cementerio de esta ciudad en los dias que a continuacion se expresan:
Dia 14
Varones.
Uno de 62 años.
Otro de 46 años.
Otro de 29 años.
Otro de 13 años.
Otro de 77 años.
Otro de 71 años.
Hembras.
Una de 44 años.
Otra de 20 años.
Dia 13

Ressaltam finalment aquest anunci:

” Se desean vender dos casas de recreo situadas en la falda de Bellver las cuales reunen todas las comodidades apetecibles.
En esta imprenta darán razón. “
Font: Diari El Iris del Pueblo, 15 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

El dia desset d'octubre es va reunir l'Ajuntament 36 i el senyor batle va anunciar

”El Sr. Presidente manifestó que por conducto verbal del Sr. Gobernador de esta provincia habia sabido que el Sr. Diputado á Cortes D. Rafael Prieto 37 se interesaba vivamente y tenía probabilidades de obtener del gobierno una subvencion del fondo general de Calamidades para atender á las primeras necesidades de este vecindario, con motivo de haber tenido la desgracia de ser invadida esta Ciudad por la fiebre amarilla; y en su consecuencia el Ayuntamiento acordó que así en su nombre como en el de los Palmesanos todos, á quienes representa, se dén las mas espresivas gracias al referido Sr. Prieto por el noble y espontaneo interés que se toma en favor de esta afligida poblacion.“ 38

____________________
36 Els assistents varen ésser Rafael Manera, alcalde 1r, Ignacio Vidal, Jaume Ordinas, Jacinto Sastre, Gabriel Martorell, Gabriel Oliver, Francisco Siquier, José Pericàs, Miquel Palou, Nicolás Humbert, Luis Salas, Juan Coll, Nicolás Sitjar, Jaime Far, Pedro Juan Vallés i Gabriel Alzamora.
37 Rafael Prieto i Caules (1834-1913). Va néixer a Maó. Estudia a Madrid, on es gradua en administració Pública i Dret Civil a la Universitat Central. Exerceix d’advocat en aquella ciutat i, al mateix temps, és secretari de l’Ateneu madrileny. L’any 1865 torna a Maó i participa activament en la vida política local: regidor i tinent d’alcalde del consistori maonès, també és elegit diputat provincial en vàries legislatures, i realitza una fructífera labor per a l’illa. Nomenat director general de Duanes, promou una gran tasca nacional i internacional, per la qual és guardonat. Mor a Madrid l’any 1913.
Font: Ateneu de Maó

38 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 107.

El Iris del Pueblo en la seva edició del dilluns dia 17 d´octubre, en la secció Nacional publicava les indicacions que José de Letamendi en Barcelona, el 7 d´octubre, feia sobre la febre groga i la manera de posar-li remei.
En la secció Gacetilla es queixa de que no es fa cas del ban que prohibeix fer aigües al carrer i de que els municipals no presten massa atenció al fet.
També es queixa del mal funcionament del servei de correus
Dona compte de que l´Artilleria estacionada a Marratxí s´ha traslladat a Inca i ressalta el fet que Inca sigui un dels pocs pobles on no s'ha establert cordó sanitari. A continuació publicava els següents curts:

” El sábado último, la junta de Sanidad acordó que se desocupasen todas las familias de la Parroquia de Santa Cruz, como son todas las calles. Plaza de la Lonja, Calle del Mar, id. de S. Juan, Apuntadores, Jaime Ferrer, Montenegro, Estanco san Felio, S. Cayetano, de la Agua, S. Martin, del Pino detrás S. Cayetano, Plaza de la Paz y todo el barrio de S. Pedro.
Teniendo noticia que además de la familias acomodadas que tienen casa en el campo habr´unas dos mil almas que tendrán que huir al campamento de la Fuente Santa.
La Aduana desde hoy queda trasladada al Teatro principal.

En el hospital de Capuchinos tan solo hay nueve enfermos de la enfermedad reinante y la Junta de Sanidad ha dispuesto ue hoy se traslade dicho hospital a Calesdieque; aplaudimos esta dispocision por ser mucho mas favorable á la Salud Pública de los Palmesano.

A la una de esta madrugada ha fallecido en Son Rapiña ka madre de la jóven que murió dias pasados. Las dos víctimas de la enfermedad reinante. Creemos que la junta de Sanidad, que según dicen se ha formado en aquel pueblecito, habrá tomado todas las medidas mas activas para las fumigaciones y demás para la conservacion de la Salud de los moradores de Son Rapiña. “

Finalment inclou la nota dels cadàvers enterrats els dies 15 i 16:

” Nota de los cadáveres conducidos al cementerio de esta ciudad en los dias que a continuacion se expresan:
Dia 15
Varones.
Uno de 43 años.
Otro de 14 meses.
Otro de 9 meses.
Dia 16
Varones.
Uno de 45 años.
Otro de 42 años.
Otro de 5 año.
Otro de 2 año.
Otro de 24 años. Hembras.
Una de 77 años.
Otra de 64 años.

Ressaltam finalment aquest anunci que es torna a incloure:

” Se desean vender dos casas de recreo situadas en la falda de Bellver las cuales reunen todas las comodidades apetecibles.
En esta imprenta darán razón. “
Font: Diari El Iris del Pueblo, 17 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

La Correspondencia universal de Madrid, el 18 d'octubr a la página 3. , publicava:

”Según dice un periódico de Palma de Mallorca, se calculan en 30.000 las pernas que han salido de aquella capital para diferentes pueblos, huyendo de la fiebre amarilla. ” 50

____________________
50 Es continuación de La Correspondencia, periódico que había comenzado a publicarse el 18 de abril de 1870 y, siguiendo la secuencia numérica, se ve obligado “a tomar de nuevo” su “antiguo título” a partir del 12 de junio de 1870, según indica el propio diario en este número 56, al objeto de que su cabecera no sea “confundida” con La Correspondencia de España (1859-1925), a la que define como “diario político y órgano de un partido que ni vence ni se declara vencido” y “cuya historia es demasiado pública para que nadie ignore que es diario político y parcial, diario de una fracción, órgano de un candidato y defensor de sus aspiraciones”. Mientras que ésta se autocalifica como un “diario independiente” -que así se subtitula-, y añade ser un “diario de la familia, órgano de la verdad y celoso defensor de los altos intereses morales y materiales del país”.
Efectivamente, La Correspondencia de España en esos años 1869-1870 había tomado partido a favor del duque de Montpensier como aspirante a la Corona de España, motivado por la amistad personal que el fundador de este diario, Manuel María Sana Ana (1820-1894), tenía con Antonio de Orleans (1824-1890). Pero no sólo daba lugar a confusión ambas cabeceras, si no que La Correspondencia - y ahora La Correspondencia universal- presentaban similitudes además en la estructura formal de sus contenidos, a través de las secciones en las que son incluidas sus noticias -Primera edición, Segunda edición y Tercera edición-, además de las de Parte oficial, Parte telegráfico, Cortes constituyentes, Bolsa de Madrid, Espectáculos o Boletín religioso, al que añadía otra bajo el epígrafe Boletín del día, para insertar en esta su artículo de fondo o editorial diario, aunque se considerase un periódico principalmente noticioso, además de ir acompañadas sus noticias con comentarios.
La Correspondencia universal formará parte de los 28 periódicos madrileños de todas las tendencias políticas que acuerdan formar un frente periodístico para “combatir” a Amadeo de Saboya, proclamado como rey de España en la sesión de las Cortes del 16 de noviembre de 1870, y entre los cuales no se encontrará, precisamente, La Correspondencia de España, que en esa época era el periódico español de mayor tirada, con unos 50.000 ejemplares diarios.
Se desconoce quien fuera el editor o editores o el director y redactores de La Correspondencia y ahora La Correspondencia universal, que era estampada en imprenta propia, primero a cargo de Fernando Cao Vidal, y después de Teodoro Pita, establecida en el número 5 de la madrileña calle de Cabestreros, sede también de su redacción y administración, a cuyo cargo se hallaba Manuel Crespo, imprenta en la que también era estampado en ese tiempo un diario matutino con el título Las Noticias.
La Correspondencia universal publicará su número 252 y último el 31 de diciembre de 1870, dedicando gran parte de sus contenidos al fallecimiento del presidente del Consejo de Ministros, el general Juan Prim (1814-1870), tras el atentado que había sufrido días antes, y de los diferentes decretos de las Cortes y del regente, el general Francisco Serrano (1810-1885), entre otros, referidos a la nueva monarquía española. A partir del dos enero de 1871, el periódico volverá de nuevo a modificar su título para denominarse La Correspondencia Universal de Madrid, cuya colección forma también parte de la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España.Font: Hemeroteca Digital. Biblioteca Nacional de España

El Iris del Pueblo en la seva edició del dimarts dia 18 d'octubre, en la secció Gacetilla publicava:

” En el dia de ayer y á las cuatro y media de la tarde fué conducido en Camilla al Hospital de Ca l'Ardiaque un individuo que hace cosa de seis dias aun vivia en el barrio de Santa Cruz, el cual para evadirse de la enfermedad reinante, ocultamente se estableció en el huerto llamado del Rey, quien fué seguramente atacado de dicha calamidad.
Ha llegado a nuestra noticia que dos funcionarios públicos, municipal el uno y el otro sereno, estan sufriendo tambien los tristes efectos de la enfermedad reinante. Ojo, autoridades que no se estienda mas allá: la salud es el tesoro mas precioso que el sér humano puede poseer; ora es ya de que se apele á todos los medios que la ciencia médica da de si para librar á cuantos se vean atacados de tan terrible azote.
Un hombre de la calle Miramar, (antes des Forats) que se acometió dias pasados, ayer fueron los hombres de la salud con la camilla para llevarlo en el hospital de Ca l'Ardiaque, parándose los hombres para descansar un poco en un sitio cerca de las cuatro Campanas cuando advirtieron que dicho hombre habia pasado á mejor vida. Este desgraciado sin duda fué víctima por no haber avisado á tiempo los facultativos.
Ayer noche falleció de la enfermedad reinante, una mujer de la calle Montesion habiendo dejado cinco hijos siendo el menor de cuatro meses.
Al parecer su amable esposo se halla atacado de la misma enfermedad. 78
Segun datos positivos, se hallan atacados de la enfermedad reinante dos municipales interinos y otro en propiedad, correspondiente al número pertenecientes á esta municipalidad. Estos desgraciados no pueden menos que ser compadecidos por las personas dotadas de buenos sentimientos, por haber servido dichos funcionarios con el mayor celo y vigilancia en el cordon del barrio de la parroquia de Santa Cruz en pro de la humanidad, se desea que el citado cordon se alejara lo mas posible, á fin de evitar que los funcionarios actuales puedan librarse de la catástrofe que por desgracia nos está amenazando.
En este mismo momento se ha tenido la noticia, de que uno de los mencionados funcionarios ha sido sacramentados estando espuesto ha esperimentar el tributo, comun á todos los mortales. Dicho personaje tiene la residencia en la calle de Esparteria, deseando encarecidamente que sus caros vecinos estén persuadidos de que sin dificultad alguna están espuestos á sufrir el mismo perjuicio por respirar una atmósfera que arregladamente á leyes fisicas no puede producir favorables resultados en pro de la salud.

A continuació copia el que publicava “El Juez de Paz” en la seva edició del 13 d'octubre. 77

” Dice “El Isleño”
” Sabemos por conducto fidedigno que el activo y celoso diputados D. Rafael Prieto y Caules esterado de la aflictiva situacion de esta provincia, sin instigacion de ningun género se ha presentado al Exmo. Sr. Ministro de la Gobernacion reclamándole una parte del fondo de calamidades públicas para atender á las necesidades de esta localidad; y el señor Rivero plenamente convencido de la justicia de la peticion ha asegurado que inmediatamente se ocuparia del asunto remitiendo la mayor cantidad posible de que pudiera disponer.
Esto unido á las activas y continuas gestiones que de motu propio está haciendo el señor Prieto para que cuanto antes se remitan por el Ministerio de Hacienda algunas cantidades con que aliviar la penuria de esta Tesoreria, hace que el fondo de nuestro corazon le tributemos á tan digno representante Balear el mas sincero agradecimiento y el efecto á que se hacen acreedores los patricios que como él tan dignamente atienden á las aspiraciones y necesidades de sus hermanos.
Al esponer hoy nuestra opinion creemos ser fieles intérpretes de los sentimientos de nuestros compatriotas. “
Tenemos las satisfacion de hacer público que la sociedad del alumbrado de Gas ha puesto ha disposicion del Ayuntamiento todo el vernis que necesita la Junta municipal de Sanidad y comisiones de la misma que tienen por objeto la desinfeccion de sitios, barrios ó casas que reclamen el espurgo sin querer admitir ninguna clase de retribucion por el mencionado articulo.
Esta conducta no necesita comentarios y prueba que la sociedad del Gas sabe colocarse á la altura que le corresponde dadas las circunstancias que atravesamos.

Las noticias que tenemos del estado del ecónomo de Santa Cruz y su hermana y del vicario de la misma iglesia son buenas á la hora que escribimos. “

Font: Diari El Iris del Pueblo, 18 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

____________________
77 Veure El Juez de Paz del dia 13 d'octubre.
78 Certificaciones de defunción libradas durante 1875. Arxiu Municipal de Palma, Fons Pons 1389 VI:
M.Y.S.

Antonio Arbonas y Polent vecino de esta ciudad en la calle de Seminario nº 9 á V.S. espone:
que siendo huérfano de padre y madre que fallecieron en el tifus, pues es hijo de Mariano que falleció el 20 de Octbre en Capuchinos y su madre Mariana en 17 del mismo mesen su casa según consta en el libro de defunciones que obra en esta Alcaldía. El esponente pues vive en compañía de dos hermanas solteras segun los documentos que acompaño, por tanto A.V.S. Suplica se digne la correspondiente certificacion para en su dia constar su prfandad. Dios gue. á V.S. ms. as. Palma 13 Sbre 1875.
Por el interesado
Mateo Burgueras

Don Francisco Gomila y Pujol Secretario etc.
Certifico: Que en el libro de registro de los fallecidos durante la invasión de la Fiebre Amarilla en esta Capitular que obra en la Secretaría de este Ayuntamiento resulta que el dia 21 de Octubre de 1870 falleció de Tifus icterodes en el Hospital de Capuchinos Mariano Arbona y Sastre, hijo de Antonio y Antonia, casado, hornero de 38 años edad domiciliado en la calle de Montesión nº 19 fue visitado por D. Jaime Escalas: y el día 17 de Octubre de 1870 falleció del tifus icterodes Maria Ana Polent, de 45 años edad natural de Palma vecina de la Parroquia de Santa Eulalia calle Montesión nº 19, casada, hija de Francisco y Tomasa Massanet, fue visitada por D. Jaime Barceló. Como así resulta y es de ver del citado libro registro que original obra en la secretaría de mi cargo á que me refiero.
Y para que conste libro la presente á solicitud de D. Antonio Arbona Polent y en virtud de lo dispuesto por el Sr. Alcalde que visada por él firmo y sello en Palma á 22 Setiembre 1875 “

El dia 19 d'octubre es reuneix l'Ajuntament 39 amb l'únic propòsit de nomenar zelador de la policia urbana a Antonio Garcías, fins al moment encarregat de marcar els caps de bestiar que s'havien de sacrificar a l'escorxador, en substitució de Miguel Llompart i es justifica perquè els dos zeladors que existeixen no poden atendre tots els treballs que les circumstàncies actuals els exigeixen. 40

____________________
39 Els assistents varen ésser Rafael Manera, alcalde 1r, Ignacio Vidal, Jaume Ordinas, Gabriel Martorell, Gabriel Oliver, Francisco Siquier, José Pericàs, Miquel Palou, Nicolás Humbert, Luis Salas, Juan Coll, Nicolás Sitjar, Jaime Far, Pedro Juan Vallés i Gabriel Alzamora.
40 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 108.

La Esperanza de Madrid, el 19 d'octubre a la página 4 , publicava:

”Se han recibido ayer periódicos de Palma que alcanzan al 15 del corriente: segun ellos, la fiebre continuaba concretada al barrio de Santa Cruz, en el que permanecían aun algunos enfermos graves. Durante la noche del 13 habían sido atacados el cura ecónomo de dicho barrio y su hermana, únicas personas que quedaban á salvo en el mismo; el 14 había fallecido en la Bonanova el señor Shidnagel 51, intendente propietario y gobernador civil interino que ha sido de aquella provincia, y que ha desempeñado igualmente cargos importantes de la nacion, como la presidencia de la comision liquidadora de la Deuda española en Lóndres.” 52

____________________
51 Segurament el llinatge correcte és Scheidnagel, però no hem pogut verificar aquesta dada.
52 Font: Hemeroteca Digital. Biblioteca Nacional de España

El Iris del Pueblo en la seva edició del dimecres dia 19 d'octubre, en la secció Gacetilla publicava:

” No somos católicos detestamos al clero, deseamos su desaparicion como desaparecieron los frailes, pero siempre distinguimos entre los individuos y las colectividades de que forman parte y en este sentido faltaríamos á nuestra conciencia si no proclamaramos muy alto que el ecónomo y el vicario de Santa Cruz enfermos de la fiebre amarilla son dignos del mayor galardon. No les conocemos ni tan siquiera sabemos sus nombres pero no ignoramos que se han ofrecido víctimas voluntarias para ser inmoladas en el sacrosanto altar del deber, esto nos basta. El ecónomo y el vicario de Santa Cruz son dos ciudadanos cuyo comportamiento honra sobremanera á esta ciudad) ¡que contraste con el de otros ciudadanos que con mayor sueldo que cobrar y mayores deberes que cumplir.....! Lo mejor es que callemos.
La sociedad siempre injusta arrojará al olvido á aquellos dos pobres curas, pero sobre la sociedad hay otra cosa superior que no olvida nunca al que perece por el deber.

En algunas calles hemos visto que por la noche se encienden hogueras. Bajo el punto de vista hijiénico las conceptuamos perjudiciales pues solo sirven para consumir oxijeno y para que las personas que á su alrededor se calientan pillen un fuerte costipado al retirarse. No hacemos mencion de los riesgos de un incendio y de la incomodidad que esperimentan los vecinos con el humo. El creer que una hoguera establece corrientes de aire es un absurdo pues esto solo tiene lugar en sitio cerrado, como en una chimenea de una habitacion; á mas de que por otra parte ¿el aire de la corriente que viene no es igual al de la que va? ¿no está tan infestado el uno como el otro?

Algunas personas nos han preguntado si eran ciertas las notas que los periódicos diariamente publican de los cadáveres conducidos al cementerio. Podemos asegurar á todo el mundo que aquellas notas, facilitadas por la Alcaldia, son la pura verdad y si alguna persona creiera que el Alcalde de Palma cometiese la niñeria de ocultar algo, fácil es de depurar los hechos por mil medios que hay.

Algunos se quejan de la subida que en sus precios han sufrido ciertos artículos de primera necesidad. Ellos tienen la culpa, pues en las tiendas de nuestra asociacion cooperativa de consumo El Porvenir 79 todo está al mismo précio que antes que viniera ese buen Rey Herodes.

Merece un voto de gracias el encargado de la Repostería del Casino Republicano de Palma, quien á todas horas, durante las actuales circunstancias y con arreglo á las tarifas de antes, sirve cualquier comida. Ello es sumamente necesario á muchos de nuestros amigos que teniendo á sus familias ausentes y estando la mayor parte de los cafés y fondas de esta capital cerradas se verian apurados para poder comer.

Hemos oido hablar del proyecto de establecer un hospital de convalecientes en Binisaleta para las personas que vayan curando de la fiebre amarilla en Palma. Otros opinan que no solo los convalecientes sino los enfermos debieran ser trasladados á hospitales establecidos en los pueblos del interior de la isla, lo que contribuiria mucho á su pronta curacion y ha disminuir el foco de Palma.

Una pregunta a quien corresponda.
¿En la órden que manda desocupar los barrios acordonados van comprendidos tambien los siete conventos de monjas que existen en esta ciudad?
Muchas personas desean saber si las monjas tienen algun privilégio especial ó si todos somos iguales, pues sobre este particular hay dos opiniones, una que dicen que todas las monjas de Palma serán trasladas á Sineu y á Inca y otros que afirman que así como las monjas han tenido maña para eludir la ley que suprime la mitad de los conventos, también la tendrán para quedarse en los barrios desocupados.
Allá veremos.

Cuando pase esto que llaman epidémia es muy regular que venga aquello que llaman Te Deum laudamus.
¿Asistirá el Ayuntamiento?
Distingo. El Alcalde y los Consejales que han quedado como buenos en su puesto no no asistirán. Pero las cortas escepciones que se han escapado irán á lucir el frac en la catedral con las Varas que sabemos.
¡¡¡Oh como nos divertiremos viéndolos!!!

Algunos de los presos de la cárcel se quejan porque se les ha quitado la comunicacion con sus familias, supuesto que hay la distancia de tres metros ó sea quince palmos, siendo que todos los dias se permite que entren el barbero, un oficial de cerrajero y otros, desearíamos de la autoridad á quien compete diese entrada al menos á las familias de dichos presos.

Hoy nos han asegurado que todos los enfermos del hospital de Capuchinos, serán trasladados al de Ca l'Ardiaque siendo el número de ellos, cuatro hombres tres mugeres y un niño.

En la tarde de ayer y esta última noche, tan solo han sido atacados del tifus icterodes siete personas, dos en la Calle de San Martin, dos en la de San Felio, una en la de Apuntadores, uno en la Herrería baja y el último en el Molinar de levante y segun se dice este último al momento de prestar los ausilios fué cadáver, sin duda por no haber avisado al facultativo con anticipacion.

Ahora que está declarado súcio el puerto, suplicamos á la Alcaldia que dé parte de defunciones con la enfermedad de que han fallecido y su procedencia, trabajo que nos evitará á nosotros hacer diarias indagaciones.

Finalment afegeix tres notes curtes, la primera relativa al reconeixement que les Juntes local i provincial de Sanitat envien al diputat senyor Prieto, la segona expressa lloances per l'actitud del governador civil i en la tercera donant notícia, com a última hora dóna notícia de l'estat de l'ecònom de Santa Creu, la germana d'aquest i el vicari de la mateixa parròquia que resisteixen a la malaltia. Acaben les referències a la crisi de la febre groga amb el retall que presentam a continuació:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 19 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

____________________
79 Va ésser la primera cooperativa de consum .Es va constituir cl 2 de maig de 1869 amb un capital de 500 pessetes i amb accions de 25 pessetes i vinculada als republicans. Tenia la seu i el magatzem al carrer dels Oms. El 1870 disposava de cinc botigues repartides per Palma: al carrers de Sant Miquel, del Socors, de la Pelleteria, de Sant Pere i a la Plaça d'Abasts. Font: Els cooperativisme de consum a Mallorca (1868-1936) de MANEL SANTANA MORRO

El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares en el seu número 570 corresponent al dia 19 d'octubre de 1870, comunicava en el seu article 593 la decisió de la Junta Provincial de Sanidad de declarar contaminat el port de Palma i en l'article 595 les instruccions als ajuntaments pel tractament dels productes transportats per via terrestre:



Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

Relación de las personas que se hallan en observación en la Fonda de Boria, con expresión del domicilio de cada familia, dia que ingresaron, motivo de su entrada, dia de su salida y motivo de la misma:

Nombre de los acampados
Domicilio
Fecha de Ingreso
Motivo
Fecha de salida
Motivo para la salida
Observaciones
D. Lorenzo Miró Barceló, 44 bajo
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
7 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
D. Sebastián Sacristá
"
"
"
"
"
Dª Juana Maria Hernández
"
"
"
"
"
D. Sebastián Enseñat Barceló, 46 bajo
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
7 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
Dª Juana Ana Rosselló
"
"
"
"
"
Francisca Enseñat Rosselló
"
"
"
"
"
D. Antonio Morey Barceló, 36 bajo
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
6 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
Dª Maria Reynés
"
"
"
"
"
Catalina Morey Reynés
"
"
"
18 de Novbre de 1870
Falleció de tifus icterodes
Francisco Morey Reynés
"
"
"
6 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
Catalina Albertí
"
"
"
"
"
D. Sebastián Mut Barceló, 49 bajo
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
7 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
Dª Francisca Reynés
"
"
"
"
"
Antonio Mut Reynés
"
"
"
"
"
Dª. Maria Ignacia Estenos Barceló, 53 bajo
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
7 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
Dª. Francisca Montserrat Barceló, 58 bajo
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
6 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
D. José Hernández
"
"
"
"
"
Dª. Antònia Bibiloni Barceló, 3 bajo
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
7 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad Estuvo atacada del tifus á los 15 dias de su ingreso y sanó.
Dª. Margarita Tomàs
"
"
"
"
"
Dª. Alionor Cabrer
"
"
"
"
"
D. Jaume Bosch San Pedro, 2 2º
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
6 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
Dª. Maria Mut
"
"
"
"
"
Juanito Bosch Mut
"
"
"
"
"
Coloma Verger
"
"
"
13 de Novbre 1870
Pasa al Lazareto
D. Joaquín Diaz Sol, bajo
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
5 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
Dª Inés Pagès
"
"
"
27 de Octbre 1870
"
D. Pablo Bizquerra Barceló, 47 3º
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
7 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
Dª Joana Maria Reynés
"
"
"
"
"
Dª Margarita Bosch
"
"
"
"
"
D José Reynés
"
"
"
"
"
D. Andrés Bonet Apuntadores, 42 3º
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
28 de Novbre de 1870
Pasa á la ciudad
Dª Antonia Ana Fornés
"
"
"
"
"
Dª Coloma Fornés
"
"
"
"
"
Sebastián Bonet Fornés
"
"
"
"
"
D. Bernardo Cabrer Sindicato, 3 bajo
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
5 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
Juan Cabrer
"
"
"
"
"
Pedro Cabrer
"
"
"
"
"
Bernardo Cabrer
"
"
"
"
"
Francisco Cabrer
"
"
"
"
"
Margalida Cabrer
"
"
"
"
"
Maria Balaguer
"
"
"
"
"
D. Felio Guasp Sindicato, 4 bajo
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
4 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
Maria Balaguer
"
"
"
"
"
Gerónima Guasp
"
"
"
"
"
D. Juan Monjo Barceló, 72 bajo
20 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
5 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
Joana Ana Payeras
"
"
"
"
"
Juan Monjo Payeras
"
"
"
"
"
Catalina Monjo Payeras
"
"
"
"
"
Guillermo Monjo Payeras
"
"
"
"
"
D. Miguel Cánaves Olivera, 13 bajo
25 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
6 de Dicbre de 1870
Pasa á la ciudad
Dª Isabel Reynés
"
"
"
"
"
Maria Cánaves Reynés
"
"
"
"
"
Maria Font
"
"
"
"
"
Catalina Reynés
"
"
"
"
"
Onofre Ferrà Corralassas, 3 bajo
"
"
"
"
Catalina Mayol
"
"
"
"
"
Pedro Bujosa Barceló, 47 2º
25 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
28 de Novbre 1870
Pasa al Hospital Civil
Eugenia Vera
"
"
"
6 de Novbre 1870
Pasa á la ciudad
Pedro Bujosa Vera
"
"
"
"
"
Vicente Bujosa Vera
"
"
"
"
"
Francisca Soberat Barceló, 35 bajo
25 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
7 de Dicbre 1870
Pasa á la ciudad
Coloma Soberat
"
"
"
"
"
Antonio Soberat
"
"
"
"
"
Juanita Soberat
"
"
"
"
"
Josefa Soberat
"
"
"
"
"
Miguel Soberat
"
"
"
"
"
Francisca Vallcaneres Barceló, 33 bajo
25 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
6 de Dicbre 1870
Pasa á la ciudad
José Quetglas
"
"
"
"
"
Ana Quetglas
"
"
"
"
"
Catalina Quetglas
"
"
"
"
"
Luisa Quetglas
"
"
"
"
"
Catalina Cuadradas Sta. Cruz, 1º 2ª
25 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
6 de Dicbre 1870
Pasa á la ciudad
Josefa Crusat
"
"
"
"
"
Jaime Gomila Apuntadores
25 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
29 de Novbre 1870
Pasa á la ciudad
Francisca Mir
"
"
"
"
"
Mateo Gomila Mir
"
"
"
"
"
Vicente Barceló San Pedro, 5 bajo
29 de Octbre 1870
Procedente del Lazareto
4 de Dicbre 1870
Pasa á la ciudad
Miguel Barceló
"
"
"
"
"
Dª Francisca Font San Pedro, 12 bajo
3 de Novbre 1870
Procedente del Castillo de Bellver
6 de Dicbre 1870
Pasa á la ciudad
Juan Bosch
"
"
"
"
"
Maria Bosch
"
"
"
"
"
Antonio Roca
"
"
"
"
"
Juan Roca
"
"
"
"
"
Dª Catalina Monjo San Juan, 12 bajo
3 de Novbre 1870
Procedente del Castillo de Bellver
6 de Dicbre 1870
Pasa á la ciudad
Miguel Guarinos
"
"
"
"
"
Margarita Guarinos
"
"
"
"
"
D. José Vila Puerta Sta. Catalina, 46 bajo
3 de Novbre 1870
Procedente del Castillo de Bellver
7 de Dicbre 1870
Pasa á la ciudad
Juan Vila
"
"
"
"
"
Vicente Vila
"
"
"
"
"
Dª Maria Pocoví Barceló, 64 bajo
3 de Novbre 1870
Procedente del Lazareto
5 de Dicbre 1870
Pasa á la ciudad
Gabriel Mateu
"
"
"
"
"
Juana Mateu
"
"
"
"
"
Dª Margarita Pocoví San Felio, 34 bajo
4 de Novbre 1870
Procedente del Castillo de Bellver
5 de Dicbre 1870
Pasa á la ciudad
Juana Móra
"
"
"
"
"
Dª Maria Ferrer Olivera, 7 1º
5 de Novbre 1870
Procedente del Castillo de Bellver
19 de Novbre 1870
Pasa á la ciudad
Margarita Ferrer
"
"
"
"
"
Mariana Garí
"
"
"
"
"
D. Guillermo Oliver Olivera, 9 bajo
8 de Novbre 1870
Procedente del Castillo de Bellver
3 de Dicbre 1870
Pasa á la ciudad
Magdalena Morey
"
"
"
"
"
Leonor Oliver
"
"
"
"
"
Benito Oliver
"
"
"
"
"
Dª Francisca Pinto San Pedro, 12 bajo
8 de Novbre 1870
Procedente del Lazareto
19 de Novbre 1870
Pasa á la Font Santa
Margarita Pérez
"
"
"
"
"
Jacinto Pérez
"
"
"
"
"
Antonio Pérez
"
"
"
"
"
Catalina Pérez
"
"
"
"
"
Manuela Pérez
"
"
"
"
"
Pedro Juan Pérez
"
"
"
"
"
Manuel Pérez
"
"
"
"
"
Font: Arxiu Municipal de Palma, Fons Pons, 446 VI

El Iris del Pueblo en la seva edició del dijous dia 20 d'octubre, publicava:

” A continuacion copiamos del Boletín Oficial la declaracion de puerto súcio y la existencia de la fiebre amarilla en esta capital.
GOBIERNO DE LA PROVINCIA
DE LAS ISLAS BALEARES
BALEARES

Aunque a beneficio de las medidas de precaucion adoptadas no haya tomado hasta ahora grande incremento la enfermedad que desde fines del mes anterior mantiene en continua alarma al vecindario de Palma, los nuevos casos de invasion observados entre las personas procedentes del distrito de Santa Cruz y las que de alguna manera comunicaron con sus moradores han dado lugar á que los facultativos encargados de la inspeccion y asistencia a los enfermos abrigaran el intimo convencimiento de que cierto número de los que han padecido ó se hallan en la actualidad padeciendo el tifus icterodes en grado mas ó menos intenso. En vista de este parecer de las personas competentes, la Junta provincial de Sanidad reunida bajo mi presidencia, ha acordado que se declare esta ciudad puerto súcio, como en estas circunstancias previenen para semejantes casos las disposiciones vigentes.
Al enterarno de esta resolucion las promesas que os tenia hechas en la dulce esperanza de que lejos de cesar la epidemia en su desarrollo, tenemos por el contrario contenerla en sus primeros pasos y no tardaremos en vernos libres de ella completamente. Así nos lo hacen creer las escasas proporciones que ha tomado hasta ahora, no obstante el largo tiempo transcurrido des que empezó a menifestarse, lo avanzado de la estación, el saludable efecto que han producido debe esperarse produzcan las enérgicas diligencias con que acredita incesantemente el celo de las autoridades y corporaciones, que secundan pundonorosamente mis disposiciones y en nada emitirán no se arredrarán ante la penosa fatiga para libraros pronto de tan lamentable azote y atenuar en el interior cuanto sea posible sus dolorosas consecuencias. Palma 18 octubre de 1870.-José Sánchez Tagle.

Sanidad.- Declarada súcia esta ciudad por la existencia en ella de la fiebre amarilla, si bien su estado sanitario nada tiene de alarmante, tanto por el escaso número de invasiones, cuanto por los pocos que terminan con la muerte, cúmpleme señalar de nuevo á los señores Alcaldes de los Ayuntamientos y Juntas de Sanidad de los pueblos de la provincia que ávida en la obsrvancia escrupulosa de las instrucciones higiénicas dispuestas para conservar la pureza de la atmósfera y la ventilacion y limpieza de las habitaciones particulares y edificios públicos, y á fin de prevenir la propagación á sus respectivos distritos por medio de las conducciones terrestres de efectos declarados contumaces por la ley de Sanidad; dispondrán que estos se sometan, segun una circular del Excmo. Sr. Ministro de la Gobernacion de 17 de setiembre último á tres dias de ventilacion y fumigacion en sitio conveniente, esto es, elevado y á mucha distancia de la poblacion o casas habitadas de los caminos públicos, los cuales deben permanecer completamente expeditos y sin nada que pueda molestar ó comprometer la salud de los transeuntes.
Los señores Alcaldes que son singularmente los encargados del exacto cumplimiento de estas medidas, y los responsables en primer término de toda omision ó trasgresion de las mismas, se servirán pasarme recibo de esta circular y manifestarme, á la vez, los que en su consecuencia se hubiere acordado. Palma 18 de octubre de 1870.- José Sanchez Tagle.

Després d'aquest dos anuncis oficials, en la seva secció GACETILLA publicava:

”A las tres y media de la madrugada ha fallecido, al parecer víctima de la enfermedad reinante, una persona que se hallaba acometida en la Herreria Baja, dejando atacado del mismo mal á un hijo de unos ocho años, que regularmente será trasladado á ca l'Ardiaca para poder fumigar la casa. Por de pronto, entre ocho y nueve se ha establecido el correspondiente cordon sanitario, y á la hora de entrar en prensa este número se tá ya tomando nota de los vecinos para saber donde poderlos conducir.
La defuncion, no solo es la primera que ha dado tales síntomas en la parroquia de San Nicolás, sino que tambien podemos asegurar que es la UNICA ocurrida en este mes; lo cual prueba el perfecto estado de salud de que ha gozado hasta aquí.

Segun se nos ha asegurado los nuevos atacados de la fiebre amarilla que ha abido en la tarde de ayer y esta última noche son siete dos Carabineros del sobre muelle y cuatro en una misma casa de la Plaza de Atarazanas habiendo fallecido uno el dia anterior en dicha casa.
br> Sin distincion de clases ni de personas uno de estos dias publicaremos los nombres de los que se han ausentado de esta capital y ocupan puesto oficial cobrando sueldo del estado.

Segun se dice el Sr. Alcalde ha dispuesto que en las calles de la parroquia de Santa Cruz se coloquen algunas raciones de sopa para saciar el hambre de los gatos y perros de las casas.

Segun se dice hoy ó mañana será trasladada a la villa de Inca la Excma. Audiencia de este Territorio. Hasta ahora lo que corre con mas validez sobre dichas traslacion es que se quedarán aqui el portero mayor y el mozo.
Añádese tambien que el juzgado de primera Instancia del distrito de la Lonja pasará á Santa Maria y el de la Catedral á Marratxí.¡Cuánta evolucion!

Font: Diari El Iris del Pueblo, 20 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

El Iris del Pueblo en el número 501 corresponent al divendres dia 21 d'octubre, en la secció GACETILLA publicava:

” A propósito de la acertada medida últimamente tomadas por el Sr. Alcalde acerca los gatos de la barriada S. Pedro, hemos sabido que uno de estos últimos dias desde la ventana de una habitacion se echó á la calle desesperadamente uno de ellos prónunciando al tiempo de caer un espantoso re-me-meu; mas como hace ya dos semanas que se ausentaron sus amos, nada tiene de estraño que el animalito renunciase el estofado que para alimentarse le dejaron y que lo haya dejado para conserva. ¡Cuántos habrá que saldrán peor librados que el de que tratamos!

Parece que uno de los ayudantes ó asistentes del coche fúnebre ha tomado el estrivillo de invitar á subir á los transeuntes sin respetar siquiera las faldas. ¡Cuidado, que para ello se requiere un buen estómago por parte de estos y mucha desvergüenza por la del fulanito!Lo denunciamos á fin de que la Autridad competente ponga coto á tales escesos.

Cada vez que vemos aquellos cenachos de caracoles en la Plaza de Abastos, no dejamos de estrañar que dicha comida no haya sufrido la misma suerte que los higos chumbos. Sea como fuere, apostaríamos un céntimo contra cualquier cosa solamente para persuadirnos de cual de ellas es mas indigesta.

Cuan desgraciadas han sido este año las doncellas de Palma! en toda la pasada noche (de mucho recuerdo para algunas) ni siquiera se ha oido un clarinete, violin, flauta, flautin, guitaarra, ni otro instrumento cualquiera que no anunciase el acostumbrado obsequio que á las consabidas suele tributarse. Al contrario, en Son Rapiña, Son Serra y la Vileta, las ha habido en grande y muy repetidas; en términos que han durado hasta la madrugada. ¡Qué vanidad para ellas, y mas cuando sabrán que por aquí no ha habido nada de eso!

Segun se nos ha informado en la tarde de ayer y en esta última noche son varios los atacados de la enfermedad reinante.
En el Hospital de Capuchinos hay diez enfermos y cuatro en el de Ca l'Ardiaqua.
El ecónomo, su hermana y el vicario de la parroquia de Santa Cruz, siguen bien en la convalecencia. “

A continuació inserta un anunci oficial i el ja habitual part de les persones enterrades en el cementiri encara que en aquesta ocasió hi ha una errada ja que fa constar dia 10 quan hauria de dir dia 20:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 21 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

La Época 53 de Madrid, el 22 d'octubre a la seva página 3 , publicava:

”Han fallecido en Barcelona desde que se declaró la fiebre amarilla 7 municipales y quedan enfermos de la misma dolencia 15. Los periódicos de aquella capital hacen grandes elogios de los individuos del citado cuerpo, que á pesar del limitado sueldo que perciben, han abierto una suscricion con el laudable objeto de contribuir con su modesto óbolo al socorro de las familias menesterosas de aquella capital.
Estado sanitario de Barcelona.- Día 21.- Invadidos.- En la ciudad, 60; en el hospital provisional, 4; en San Martin de Provensals, 4; en Sans, 2.-Total 70.
Fallecidos.-En la ciudad, 16; en el hospital provisional, 1; en San Martín de Provensals, 2.- Total 19.
Estado sanitario de Palma de Mallorca, desde las doce de la mañana del dia 17, á igual hora del 20.- Invadidos.- Día 17, 5; día 18, 4; día 19, 3; día 20, 4.- Total, 16
Fallecidos.- Día 17, 6; día 18, 4; día 19, 1; día 20, 3.- Total 14.
En Alicante hubo anteayer 21 casos caracterizados de fiebre amarilla, 10 sospechocos y 9 fallecimientos á consecuencia de la misma enfermedad.
En el mismo día hubo 13 invasiones de fiebre amarilla en Valencia: 7 correspondientes al hospital militar y 6 al civil. También falleció un individuo atacado en días anteriores.” 54

____________________
53Aquest diari va ésser el degà de la premsa madrilenya ja que es va publicar entre el primer d'abril de 1849 fins al 31 de març de 1936. : Desde 1856 será el órgano de Unión Liberal, pero se separará de la misma a causa de los acontecimientos de la noche de San Gil, en abril de 1865, para apoyar a los gobiernos del general Ramón María Narváez y de Luis González Bravo, aunque después combatirá a este. Caracterizado por su fidelidad al trono isabelino, aceptará la Gloriosa en 1868 y tras algunas dudas y el fracaso de la candidatura de la nueva monarquía de Antonio María de Orleans, duque de Montpensier, Antonio Cánovas del Castillo lo ganará para la causa alfonsina, convirtiéndose en el estandarte periodístico de la Restauración durante el Sexenio Democrático.
54 Font: Hemeroteca Digital. Biblioteca Nacional de España

La Regeneración de Madrid, el 22 d'octubre a la seva página 2 , publicava:

”La fiebre amarilla, esa nueva calamidad que se ha añadido al no corto catálogo de kas que ya teníamos, sigue afligiendo á varios puertos del Mediterráneo.
Tristes son las noticias que diariamente nos comunican los periódicos, porque la epidemia, lejos de haber menguado, ha crecido en Barcelona y Alicante, se ha desarrollado en Palma y se ha presentado formalmente en Valencia.
De ello podrán convencerse nuestros lectores viendo los partes sanitarios que insertamos en otro lugar.
Pidamos todos á Dios libre de este castigo á los pueblos que hoy le sufren, y se apiade de esta pobre España, sobre la que tantos males se han desencadenado.
55

____________________
55 Font: Hemeroteca Digital. Biblioteca Nacional de España

El Iris del Pueblo en el número 502 corresponent al dissabte dia 22 d'octubre, en la secció GACETILLA publicava:

” El entierro de los que fallecen de fiebre amarilla tiene lugar precisamente en el mismo sitio del Cementerio en donde fueron inhumadas las víctimas de la epidémia de peste de 1623.
Desde aquella fecha no se habia vuelto á remover aquel terreno y hoy al hacerlo se ve que los cadáveres de la mencionada epidémia 8como se demuestra por los huesos que se encuentran en bastante buen estado) se enterraban formando capas pero de modo que los de la superior solo les cubría un decímetro de tierra de espesor. Hoy no queda un cadáver sin un metro de tierra encima.
La parte del Cementerio en donde se enterraron las víctimas de la fiebre de 1821 y del cólera de 1865 no se toca para nada.

Entre las personas ausentes de esta ciudad merece mencionarse don Fausto Melià y Clar, diputado provincial y vocal de la Junta de Sanidad.
El Sr. Meliá, distinguido y consecuente progresista, era en 1856 comandante de la Milicia Nacional cuando su desarme y en 1865 Rejidor del Ayuntamiento durante el cólera.
Hoy segun noticias es el jefe del cordon de la villa de San Juan.

Se ha cerrado el conocido restauran de Tomeu sito en el Borne.
Pues señor de cierre en cierre esto será la fin del mundo.

La iglesia parroquial de Santa Cruz ¿se fumiga ó no se fumiga?
Ganas tengo de ver á los idolos dorados ponerse negros con los vapores del cloro.
¡Que caras mas feas quedarán! Vamos que sea esto pronto y no olvidar á las casullas que son muy contumaces.

Segun noticias D. Sebastian Carrazco y Calvente, juez de este partido en el distrito de la Catedral, se ha negado ha trasladarse fuera de esta ciudad.
¡Bien por Carrazco!
Gracias á Dios que aun quedan hombres que tienen decoro.
(...)
Conforme la noticia que adelantamos el otro dia, en breve se adoptarán las medidas para trasladar á los pueblos del interior de la isla á los convalecientes de la fiebre amarilla, en vista del buen resultado que este sistema está dando en Barcelona y otros puntos. Si la epidémia no cede se hará lo propio con los enfermos, para lo cual el Ayuntamiento ya tiene contratados seis carruajes apropósito.
Estas medidas no deben alarmar en lo mas mínimo á los moradores del centro de la isla, pues no ignoran que á cierta distancia del mar la fiebre amarilla pierde toda su fuerza contajiosa. Esto es su axioma médico. Por otra parte esto proporcionará á los emigrantes de Palma un medio de practicar sus humanitarios sentimientos en pro de sus ciudadanos. Sin embargo en algun pueblo olvidandose de lo que al prójimo se debe se resistiera á la admision, la fuerza pública que escoltará á los comboyes se vería en la triste necesidad de enseñar los deberes que tenemos en vez de nuestros semejantes.

Hay en esta ciudad una cosa que llaman Comision especial para la evaluacion de la riqueza y repartimiento de la contribucion territorial de Palma.
La tal Comision es de todo punto superflua y en prueba de ello que no existe en ningun otro municipio de las Baleares sino que sus trabajos los desempeña la secretaria del respectivo Ayuntamiento.
Secretario de Comision es Don Miguel Ripoll y Palou con diez mil reales de sueldo.
Ahora bien, un amigo nuestro que necesitaba acudir á la Comision para cierto asunto ha perdido una mañana buscandolo por toda Palma pero ¡que habia de encontrar si la Comision se ha trasladado á Alaró para mayor comodidad de los vecinos de Palma!
Solo falta que por el sistema de compensaciones se traslade á esta ciudad la secretaria del Ayuntamiento de Alaró.
Suceden cosas que ....¡ya!¡ya!

Se nos ha asegurado que en la villa de Inca ha fallecido un hombre de la fiebre amarilla; pues segun se dice, prosedia de la Plaza de la Lonja de Palma. Llamamos la atencion al Sr. Presidente de la Audiencia para que designe otro punto mas seguro de la isla.
Sentiriamos en el alma, el tener que lamentar alguna desgracia en tan dignísimos funcionarios.

Por mas que consideremos lo muy atareado que debe estar el Sr. Alcalde no le faltará ocasion para poder prevenir á esos nuevos encargados vijilen muy de cerca á cierta turba de muchachos que se ocupan en poner un cordon lapidario á las cerraduras de las casas, causando graves perjuicios al vecindario.
Ahora que es el principio, conviene contenerlo, y al primero que se le coja in fraganti duro á él, sino llegaria ocasion en que apenas se encontraria puerta sin la referidad medalla con tantas familias que se han ausentado para librarse del mal reinante.

A mediados de la calle de Pelayres se conoce que hay algun vecino que al ausentarse se dejaria un animal encerrado, como asi es de presumir por el fetor que se observa en el punto indicado.

A continuació insereix l'habitual part de les persones enterrades en el cementiri:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 22 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

L'editorial del setmanari El juez de Paz en el seu número del dia 25 d'octubre realitza, encara que de manera moderada, algunes censures a l'actuació de l'Ajuntament, especialment en les referides a la contractació de guarcias municipals i serens que jutja com una forma de col·locar als militants republicans i als que considera una "turba de holgazanes que podrían ganar su sustento en trabajos de mas utilidad y provecho". Sempre comparant amb l'actuació que es va dur a terme durant la invasió del còlera el 1865, censura també el gran nombre de persones destinades als hospitals i el nombrós personal de la brigada encarregada de les fumigacions a casa dels afectats. Tot això ho critica per l'alt cost que provoca. En un altre ordre de coses, també critica la manca de control pel que fa a la facilitat amb què els ciutadans entren i surten de les zones clausurades per la invasió de la malaltia, el fet que es reparteixin unes 1000 racions als pobres en el mateix lloc, l'hospital de Caputxins, on hi ha instal·lat un hospital d'afectats o el lliure moviment per tota la ciutat d'aquells que estan en contacte amb els afectats. Malgrat totes aquestes crítiques no deixa de reconèixer que l'Ajuntament està fent tot el que pot per mantenir sota control l'epidèmia.

”CENSURAS.
Todas las cosas de este mundo, por serias que sean tienen su lado cómico, mírense por la cara que se quieran mirar. Los pesimistas que tienen la desgracia de no ver nada perfecto de todo lo que sale de las manos de los hombres, llevan la hiel de su censura á todas las disposiciones que adoptan nuestras autoridades en los calamitosos tiempos que atravesamos, y aunque nosotros no participemos de su opinión, tenemos que confesar que sus censuras no están faltas de lógica ni de razón.
El Ayuntamiento, con la mejor intención del mundo, ha hecho todo lo que ha sabido y ha desplegado un lujo de precauciones que muchos calificarán de despilfarro, teniendo en cuenta para ello que cuestan mucho dinero. Cuando en 1865 el cólera invadió nuestra ciudad, la corporación municipal que no creia que la enfermedad tomase las proporciones que tomó, estaba al principio desprevenida, pero á los pocos días tuvo organizados todos los servicios de una manera que satisfacía las exigencias de los mas descontentadizos.
Abrió hospitales, á cuyo frente se hallaban beneméritos ciudadanos que llenos de caridad cristiana ofrecieron sus vidas, sin esperanza de recompensa, por la salud de sus hermanos, ausiliados de las hermanas de la Caridad y de algunos hombres cuya mayor parte habían acudido al sitio del peligro espontáneamente y sin retribución alguna.
Hoy el Ayuntamiento ha abierto también hospitales y en ellos ha colocado á una porción de individuos asalariados que no tienen nada que hacer, porque no hay enfermos á quienes cuidar. Puede que mas adelante los haya y que sean necesarios, pero hoy por hoy podrian suprimirse, economizándose sus sueldos, porque el Ayuntamiento no está en el caso de gastar lo que no tiene en medidas preventivas.
En 1865, y según lo fueron reclamando las necesidades se aumentó en muy pocos individuos la guardia municipal, y ella prestó importantes servicios tanto en favor del orden como en el del vecindario, ausiliando no solamente á los de esta ciudad, sinó que también á los del Molinar de Levante, Terreno, y caseríos circunvecinos. Este ramo apenas aumentó la cifra de su capítulo en el presupuesto ordinario de aquella época, y nadie pudo acusar al Ayuntamiento en lo que tenia referencia con el servicio de la guardia municipal. Hoy no podemos decir otro tanto. El Ayuntamiento ha aumentado fabulosamente su guardia municipal, echando mano de los afiliados en las filas republicanas, y no contento con esto ha creado también un gran número de serenos interinos con sueldo. ¿Para qué? ¿Para guardar la propiedad? Esta está suficientemente guardada con los antiguos municipales y serenos, con la policía y con las parejas de guardia civil y de infantería que por órden del Gobernador militar recorren las calles durante toda la noche. Lo que en este concepto gasta el Ayuntamiento es inútil é innecesario y somos de parecer que suprima cuanto antes á ese numeroso cuerpo que no hace otra cosa que pasear un bastón y el escudo de armas de la ciudad. En el ramo de órden público el Ayuntamiento no tenia que hacer nada; con la fuerza ordinaria repetimos que había la suficiente, para atender á todas las necesidades del vecindario.
Cuando el cólera, un empleado del Ayuntamiento, el veterinario Sr. Mayol, fumigo, ausiliado por dos ó tres individuos, miles de habitaciones, y hoy para el desempeño de este servicio se tiene una numerosa brigada y no creemos que el trabajo que prestan y han prestado sea superior al que prestaron tres hombres en aquella fecha.
Tenga presente el Ayuntamiento que el conato de fiebre amarilla que hemos llegado á vislumbrar, no es mas que una broma que afortunadamente no ha tenido consecuencias, pero que puede llegar á tenerlas. Por esto, le aconsejamos que no se deje guiar por las influencias de partido porque hasta aquí no hemos visto mas que un celo escesivo en colocar republicanos y en crear destinos nuevos, con lo cual se ha demostrado que el partido nuevo en cuanto sea poder tendrá qué crear tres ó cuatro mil plazas de portero para contentar á los que no saben leer ni escribir. El Ayuntamiento dirá que un millón mas gastado en asegurar votos al partido, será solamente un millón mas agregado al fabuloso déficit municipal, pero no es esto; puede llegar el momento solemne y formal en que se necesiten recursos y no se tengan, y tal vez no se podrá apelar al crédito de los contribuyentes ni al numerario del Banco. Lo que hoy se gasta sin necesidad, puede que haga falta mañana, y la penuria, en medio de la consternación, seria un obstáculo insuperable que paralizaria la marcha del municipio ocasionando males sin cuento.
Aplaudimos el celo de nuestras autoridades locales por lo que se refiere á las medidas preventivas y á las perentorias qué han tomado para combatir, el mal en su origen; aplaudimos también el que atienda con mano benéfica a las necesidades de las familias pobres, pero no podemos alabar el que sostenga á una turba de holgazanes que podrían ganar su sustento en trabajos de mas utilidad y provecho.
Y dejémonos de vanas declamaciones; no se nos diga si el zapatero tiene que picar piedra y el tejedor acarrear tierra; cada cual tiene que trabajar en el trabajo que puede dar el Ayuntamiento porque las contrariedades son comunes. En estos momentos el mal alcanza á todos. Los que se dedican á una industria tienen que almacenar sus productos y cerrar sus talleres el día en qué les falte el capital productor. El casero no cobra sus alquileres, ni el capitalista sus intereses; todos, todos sin distinción de clases, llevamos una parte en la común desgracia, y cada uno de por sí está obligado, á hacer un sacrificio en aras de la necesidad. A los arranques de esos libres tan precozmente aprovechados, qué huyen de los trabajos penosos justificando su proceder con aquello de el que tiene ha de dar al que no tiene, les contestaríamos con una pareja de guardia civil que es el mejor remedio homeopático que se puede aplicar á los que han aprendido las teorías de Proudhon y demás maestros que han venido enseñando que la propiedad es un robo.
Mucho mas podríamos decir, pero como todavía no han puesto rey ni han, venido las escuadras inglesas á bombardear la ciudad; lo callamos hasta que haya pasado el susto causado á los tímidos por la aparicion de ese mónstruo, llamado por los discípulos de Hipócrates tifus icterodes. Ya llegarán los buenos tiempos y entonces la pluma podrá correr sin temor á los encargados de sostener él órden, nombradas últimamente y que en estos dias merecen mi mayor respetabilidad y cortesía. Hoy lloramos, pero ya vendrán los días de reir.
Dejemos los pensamientos fitosóficos elevados al cubo y descendamos á las matemáticás simples, ó por mejor decir, á las vulgaridades que están al alcance del primer pensador de los clubs de aldea. El Ayuntamiento tiene cosas, pero ¡qué cosas! harían reir á los que han muerto de fiebre amarilla, si estos desgraciados pudiéran reir. Hay un caso, supongamos en una calle y el Ayuntamiento pone en cinta á todos los vecinos de la susodicha para que no contagien á los demás. He dicho en cinta porque he observado que en lugar de poner un cordón, como era costumbre en tiempos del oscurantismo en las bocas calles de la invadida, hoy ponen una cinta, la que es cortada por el primer ciudadano, que escudado en los derechos que están escritos en la nueva Constitución, se cree en el deber inalienable de llevar la peste á los que están lejos del foco, cumpliendo así con el gran precepto de la fraternidad universal, lo que es de uno es de todos.
Francamente, me ha chocado mas de una vez el ver á los guardianes interiores de la cinta recorrer los cuatro puntos cardinales de la ciudad, sin que el Alcalde, ó los que hacen cumplir las órdenes establecidas en las cintas, les pusiera en cinta, para evitar qué contagiaran los puntos infestados. El otro día el cocinero y un enfermero del hospital de Capuchinos, riñeron con el director del establecimiento, y éste los despidió: en seguida, sin tomar la precaución de espedirles patente sucia, toda vez que procedían de un punto infestado, para que á la puerta les pusieran en cuarentena é hicieran los dias de observación que manda la ley. Nada de esto, él cocinero y el enfermero fueron á casa del médico del hospital y á otras partes á contar el tuerto y desaguisado que les habia hecho el director. Esto son anomalías mayúsculas y anomalía es también el que en el mismo edificio donde se depositan los que están atacados del mal reinante, se socorra á dos mil pobres, que con marcada repugnancia van allí obligados por la necesidad a recibir la sopa que les dá el Ayuntamiento. ¿No podria señalarse para esto otro sitio como verbi gratia, el patio del ex-convento de San Francisco de Asis, para que los pobres no aspiraran los miasmas mortíferos que por precisión se han de aspirar en el edificio de Capuchinos? Creemos que sí, y esta medida, que hace tiempo la viene reclamando el sentido común de los que no son alcaldes, seria muy bien recibida por todos los que van á recibir el socorro que les dá el Ayuntamiento.
Anomalías como las que dejamos apuntadas, hay muchas, pero como muestra creemos que nuestros lectores ya tienen bastante con las referidas. Ya que se gasta, gástese bien y no se hagan las cosas á medias, toda vez que cuesta lo mismo hacerlas enteras.
Todo esto, si no es sana crítica, son censuras que pueden corregir algunas faltas que el Ayuntamiento comete, involuntariamente y que redundan en perjuicio de los intereses del municipio y de los del público. Corregir al que yerra es una obra de misericordia, y nosotros aunque seamos calificados de dómines, nos queremos tomar la molestia de corregir á los que van errados, sin h por supuesto.
Para concluir, repetiremos una vez mas que el Ayuntamiento de Palma es digno de los mayores elogios y no se debe dar mucha importancia á las faltas que comete por un escéso de celo. ¿Quién no las comete? Nadie. El que hace todo lo que puede no está obligado á hacer mas. ”

Font: Biblioteca vitual de prensa histórica

El Iris del Pueblo en el número 503 corresponent al dilluns dia 24 d'octubre, en la secció GACETILLA publicava:

” En la calle de Apuntadores ha muerto de la fiebre un digno empleado de Hacienda, víctima del cumplimiento de su deber.
Es muy regular que los empleados fujitivos digan, por bruto merecido lo tiene, nos hubiese imitados á nosotros. El huir pronto, marcharse léjos y volver tarde es el gran preservativo de toda epidémia. Es probado.

El viérnes falleció en la calle de Palacio víctima de la fiebre una jovencita hija de un guardia municipal.

Los médicos recomiendan mucho como preservativo de la fiebre amarilla evitar el relente de la noche. Todos los que puedan escusarse de salir á la calle desde la puesta á la salida del sol harán muy bien si permanecen en su casa. Al rey Herodes, como á todos los monarcas, le agrada mucho la oscuridad.

Cuando venga el nuevo rey, dicen las gentes que nos regalará:
1º Un bombardeo á Palma.
2º Restablecer el estanco de la sal.
3º Derechos de puertas con Mayol, alcalde.
4º Derribar todo lo que se ha edificado en Santa Catalina desde la revolución acá.
5º Nada de sufragio universal.
6º ...Valle V. hombre, que ese nuevo rey es una ganga, solo falta que luego venga el cólera y una mala cosecha.
Decididamente somos monárquicos.
Se habla de poner á Ole Ole y se arma una de mil demonios entre Francia y Prusia, sacan la pata los de Montpensier y viene la fiebre amarilla ¡qué mas quieren ustedes?

Segun se dice la Junta de Sanidad tiene ya arrendado un prédio entre Binasalem, Inca y Sansellas para establecer alli un hospital de febrosos.

Tenemos noticias de los grandes servicios que esta prestando en el cordon de la villa de Santa Maria D. José Tomás, Teniente de Alcalde de esta ciudad.
Nosotros creiamos que aquel progresista que no faltaba á las presesiones y demás farsas católicas estaria cuando ménos ahora dirijiendo las zanjas del cementerio.

Parece que por tener que fumigarse las llaves permanece cerrado el archivo de que es jefe D. José María Quadrado. Ciudadano fumigador general, Paché, hombre que se fumiguen pronto las llaves que queremos leer los pergaminos de rey D. Jaime.

Suponemos que aquel Sr. Alcalde de Santañy que haciendo uso de las leyes que él confecciona publicó un bando hace algun tiempo prohibiendo que se trabajara en domingo, habrá sido uno de los primeros que establecería el correspondiente cordon sanitario sin atender en nada y para nada á superiores disposiciones; por supuesto que las medidas tomadas por dicho alcalde, en contra del rey Herodes, habrán sido dictadas de acuerdo con el cura párroco y sacristán del mismo pueblo. Ya puede prepararse el Sr. Peña para escribior otro sainete.

Lo que está pasando en la Administracion de Comunicaciones de Palma ya pasa de castaño oscuro. El sábado llegó por via de Alcudia la correspondencia de Barcelona á las ocho de la noche y no se quisieron distribuir los apartados hasta las nueve de la mañana del Domingo, en cuya hora habia salido ya para el continente el vapor Jaime I.
A simple vista, creemos que por mucho que ahora nos esforzáramos en darnos á comprender, consideramos decir mas con nuestro silencio. El publico ya lo reflexionará.

En la noche del viernes último, dentro el cementerio mismo en que se dá sepultura á los cadáveres del tifus icterodes, fué encontrado, dentro una espuerta el de una niña recien nacida. Bajo el supuesto de que por la noche debe quedar cerrada la puerta, no comprendemos como pudo ser alli introducido.
El Tribunal competente, habrá ya instruido la sumaria de costumbre.

En este momento ha sido acordonada una casa de la calle de las miñonas por haberse acometido de la fiebre amarilla una perona, que dicen ha dormido con tra que procedia de la calle dels Jueus.

Leemos en El Isleño del sabado:
” Ayer quedó instalado en Ca L'Ardieque el hpspital súcio á donde fueron trasladados los enfermos que existian en el local de Capuchinos. Se celebró en dicho hospital el santo sacrificio de la misa por el canónigo don Pedro Juan Julià y nuestro prelado hizo frecuentes visitas durante el dia, cuidando de dotar al establecimiento de útiles para la mayor comodidad de los enfermos.
Ya que el hospital se halla fuera de la ciudad y á media hora de camino convendria que antes de la traslacion se cerciorasen los facultativos de la verdadera enfermedad de los pacientes; pues sobre esta cuestion de verdadero interes para los desgraciados que hoy se indisponen, se han ocupado con repeticion muchas personas. Aunque predomine una enfermedad contagiosa y aun cuando llegue á hacerse epidémica, pueden presentarse casos de otras enfermedades que de ninguna manera han de confundirse con los primeros.
Ademas, reclamamos para el hospital de las afueras el mejor servicio. No es inoportuna esta advertencia cuando se habla y se ha hablado de alguna precipitacion en trasladar los enfermos sin que antes estuviera todo perfectamente arreglado. La falta de un medicamento cualquiera puede ser causa de una defuncion, cosa que debe evitarse á cualquiera costa, mas tratándose de los que han de ser asistidos de caridad.
Por fortuna los médicos encargados de dicho hospital los jóvenes Sres. Siquier y Escalas nos han dado estos dias repetidas pruebas de actividad para que dejen de la mano cuanto ha de contribuir á enaltecer sus conocimientos salvando de la muerte á la mayor parte posible de los atacados; y no es poca dicha tambien la continua presencia en estos lugares de desolacion de personas tan respetables como el Sr. Obispo y demás autoridades de Palma.
Mucha es la vigilancia que reina, sin embargo nunca están por demas las advertencias y las prevenciones.“
Segun estamos enterados cuando el Ilustrisimo Sr. Obispo fue á visitar el Hospital de Ca l'Ardieque tenia ya este toda clase de útiles, debiendo advertir que antes de trasladar el primer enfermo habia en dicho edificio un completisimo botiquin y un inteligente practicante, de modo que nada faltaba para el efecto. “

A continuació insereix l'habitual part de les persones enterrades en el cementiri:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 24 d´octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

El juez de Paz en el seu número del dia 25 d'octubre, a la pàgina 6, advertia al batle sobre la necessitat d'actuar amb contundència amb els components del consistori que havien abandonat la ciutat. Com podem veure en l'acta de l'ajuntament del dia 7, aquest tema ja havia estat present en els debats de la corporació.

” Ciudadano Alcalde: sé de buena tinta que algunos de sus compañeros de corporación municipal (no médica ni particular) han puesto piés en polvorosa y no han parado hasta ponerse á una respetable distancia del Puig de San Pedro, ¿seria mucho pedir el que V., prescindiendo de si son ó no correligionarios, los diera de baja por medio del Boletín oficial?
Al soldado que vuelve la espalda al enemigo se le declara traidor, ¿por qué V. no declara traidores á los soldados defensores del pueblo que han vuelto la espalda al enemigo?
No tenga V. contemplaciones, que no las tendrán con V.; al que falte palo.
Mire V. que yo no dejare pasar sin correctivo las libertades que se han tomado los dichos señores.
Tienen un deber que cumplir, deber que les ha confiado el sufragio de los que tenían fé en su levantado patriotismo, y tienen que estar sin escusa en el puesto de honor que se les confió.
Antes de entrar que hubiesen mirado las contras que tenia la salida.
Que sepan para qué se han sentado en los sillones en que se sentaron los distinguidos Jurados de los tiempos absolutistas.
Que estén firmes en sus puestos
Los señores concejales;
Si no sirven pá serenos,
Sirvan pá municipales. ”

Font: Biblioteca vitual de prensa histórica

El juez de Paz en el mateix número del dia 25 d'octubre, dedica les dues pàgines finals en la seva major part a donar notícies i opinions sobre la febre groga. En primer lloc reclama, que ja que s'han contractar tants municipals es podria evitar l'espectacle que es forma cada vegada que s'acordona un carrer a causa de l'epidèmia:

”Cuando el Ayuntamiento pone en cinta una calle, una porción de curiosos forman grupos en sus estremos, promoviendo una algazara estúpida á la vista de los vecinos consternados. Ya que el Ayuntamiento tiene tantos municipales y tantos serenos ¿por qué no evita escenas semejantes?
¿No comprende que esto es indigno de un pueblo que por su ilustración y por sus virtudes cívicas ha sabido conquistarse tantas libertades con el aditamento de los deberes y de los derechos?
Por respeto á los que miran con sentimiento la consternación y la tristeza que agobia á nuestra ciudad, haga V. el favor, ciudadano Alcalde de que sus dependientes disuelvan esos grupos que reflejan la çivilizacion de la barbarie.
Me estrañan estas escenas
Indignas de un pueblo culto,
Porque dicen que su lustre
Se vé solo por el bulto.”

A continuació passa a alabar l'actuació del bisbe que en aquell moment ho era Miquel Salvà i Munar 60 , i a la resta del clergat i també alguna disposició de l'estament militar:

”Nuestro Escmo. é Ilmo. Obispo se porta como un digno pastor de la Iglesla católicá.
Ha visitado á los enfermos recorriendo los sitios de mas peligro y su mano ha repartido con profusion los dones de la caridad.
El clero de esta ciudad está también á la altura de su misión.
Sus detractores tendrán que enmudecer.
Hoy no podrán decir que cada cura es un asesino de la libertad, armado de trabuco y puñal y adornado con la boina del tradicionalismo.
Los curas mallorquines son dignos discípulos, de su divino maestro.
El cólera los puso á prueba y ninguno faltó á su deber; hoy tampoco ninguno ha faltado.
Y esto que el Sr. Figuerola 61 los tiene á dieta y larga.
Sus detractores conocen
Que les hacemos justicia,
¿Por qué se están tan callados?
¿Por qué ocultan su malicia?

La iglesia de Santa Cruz ha dejado de ser iglesia parroquial interin duren las actuales circunstancias y en su lugar se ha habilitado la de San Cayetano.
Lo aplaudimos.

La casa mata que hay al lado de la plaza de Toros ha sido convertida en hospital militar destinado á los que sean atacados de la enfermedad reinante
Es una medida que no tiene nada que censurar.
La salud de los enfermos no contagiados la reclamaba.
La sanidad militar ha hecho bien en tomarla.
Que hoy por hoy lo que conviene
Es evitar malos pasos,
Porque es pesada la broma
Que nos ván dando los casos."

Presenta, en la pàgina 7, una estadística dels enterrats que ha hagut en en cementiri d'apestats des del 28 de setembre:

” Desde el 28 de setiembre próximo pasado hasta el 22 del actual se han enterrado en el cementerio de apestados 100 cadáveres, procedentes de los puntos siguientes:
De la parroquia de la Catedral. . 3
De la de Santa Eulalia. . . . . . . . . 8
De Santa Cruz . . . . . . . . . . . . . . 49
De San Miguel . . . . . . . . . . . . . . .3
De San Jaime. . . . . . . . . . . . . . . .3
De San Nicolás. . . . . . . . . . . . . . .1
Del Hospital civil, del militar, del provisional y de la casa de espósitos........ 33
Total. . . 100
El día 23 se enterraron 3.
Hay que advertir que no todos han muerto de la enfermedad reinante.
El total de todas las defunciones en el período que hemos indicado ha sido de 167.
Según se vé hasta aquí la cosa no ha tomado proporciones sérias.
Con todo, conviene guardarse y no fiar en las apariéncias, porque donde menos se piensa salta la liebre.
Y tiene muy poca gracia,
Sin ser de la camarilla,
Quedarse después de muerto
Con la faision amarilla. “
” El hospital de Capuchinos ha sido trasladado á la casa de campo llamada ca l'Ardièque.
Ese edificio reúne todas las condiciones necesarias para el objeto a que ha sido destinado.
Los enfermos tendrán en él mas desahogo y un aire mas saludable.
El personal que presta el servicio en el indicado establecimiento es inmejorable.
En medio de tanto malo, bueno es que haya alguna cosa buena.
Podemos consignar que en este hospital la prevision más exigente no tendrá nada que desear
A cada, cual lo que es suyo,
No se lo quiero negar,
Y mas cuando hay tantas cosas
Que se pueden criticar. “

Per tancar l'edició inclou una notícia d'última hora en la qual podem observar que va canviant la seva percepció de la invasió de la febre groga a la que hem vist amb anterioritat que no volia donar massa importància.

” ÚLTIMA HORA.
Hoy mártes la enfermedad ha tomado proporciones sérias, pues los casos han sido mas numerosos que en los días anteriores, con la particularidad que han ocurrido en diferentes puntos de la población como son calle de Palacio Sindicato, Herrería y algunos otros.
A la hora de cerrar nuestro número las noticias son alarmantes, con todo, abrigamos la esperanza de que tan luego como refresque el tiempo el mal desaparecerá por completo. “

Font: Biblioteca vitual de prensa histórica

____________________
60 Miquel Salvà i Munar (Algaida, 1792 — Palma, 1873)
Ordenat de sacerdot el 1816, del 1820 al 1823 fou secretari de la diputació de les Balears. Malvist a causa del seu liberalisme, el 1824 féu un viatge a França, on tornà —ja d’una manera definitiva— l’any següent. Doctor en dret civil i canònic, començà a París una activitat erudita que fou causa del seu nomenament com a membre de l’Academia de la Historia (1829). Des d’aleshores s’establí a Madrid, on fou bibliotecari del duc d’Osuna i bibliotecari interí de l’Academia de la Historia, cosa que li permeté de continuar els seus treballs erudits, el més important dels quals és la Colección de documentos inéditos para la historia de España, en col·laboració amb altres estudiosos. El 1832 l’ajuntament de Palma el nomenà cronista oficial de Mallorca, i el 1834 ingressà en la Societat Econòmica de Mallorca, bé que continuà vivint a Madrid. El 1851 fou nomenat, malgrat la seva resistència, bisbe de Mallorca, i en prengué possessió pel març de l’any següent. Hi tingué una activitat pastoral notable, en un període extremament difícil. Pel gener del 1861 fundà el Boletín Oficial Eclesiástico del Obispado de Mallorca, on publicà un bon nombre d’escrits.

61 Ministre d'Hisenda

El Iris del Pueblo en el número 504 corresponent al dimarts dia 25 d'octubre, en la secció GACETILLA publicava:

”Los médicos Siquier y Escalas fueron al Obispo católico para pedirle algunas monjas de la Caridad para el Servicio de los enfermos del tifus icterodes, y Su Ilustrisima se negó á ello. Nos alegramos del resultado, y á si no se pedirán jamás cosas análogas.

Ayer falleció un carabinero que habia en el hospital militar establecido sobre la muralla inmediata á la puerta de Jesus.
Sentimos que la enfermedad, reinante se cebe en estos infelices funcionarios, la mayor parte, padres de familia.

Apesar de lo terminantemente mandado respeto á cordones terrestres, sabemos que casi todas las villas de esta Isla los ha establecido de una manera bastante inhumana, en algunas y en otras demasiado ridiculos. EN el Puente de Inca y en la Vileta, se está molestando á los viajeros, sujetándolos á reconocimientos en los carruajes y á fumigaciones á todos los bultos que quieran pasar por la carretera pública.
En Llummayor se hace el cordon de una manera muy sencilla, con 15 céntimos de escudo y llegar precisamente á las 10 de la mañana, ó á las 5 en punto de la tarde, se le dá entrada libre. No desaprobamos del todo esta medida que es poco vejatoria si se compara con las barbaridades que hacen en otros pueblos.

En Felanitx se sujeta á los viajeros de Palma á VEINTE dias de cuarentena y DIEZ á los que proceden de otros pueblos. A los pimientos colorados procedentes de Porreras se los sugeta á solo TRES dias de observacion. Es de advertir que los directores de aquella orquesta son unionistas y casiques emigrados de Palma.

Sabemos que el Capitan general y todas sus tropas se hallan en buen estado de salud, disfrutando de las dulzuras del campo.
¿En el mundo hay carrera mas buena que la de general?

La diputacion provincial se halla en plena vacacion. Ni por un ojo de la cara se halla un diputado despues de las dos de la tarde. En la mayor parte de ellos se ha dispertado un favor de disfrutar las delicias del campo.

Se nos asegura que S.A. el Regente del reino se ha dignado recomendar muy especialmente al presidente de esta Audiencia para que se le facilite una casa de campo en donde pueda preservarse de la enfermedad reinante. Aplaudimos el interes que se toma S.A. por dicho funcionario, aunque hace cerca de un mes que la infortunada Palma ha gozado muy pocos ratos y solamente por las mañanas de la presencia de dicho empleado.
Ya tuvo buen cuidado de tomar la de villadiego á su debido tiempo, una cosa en el Regente y otra los pobres Procuradores; mientras que aquel exigia la presencia á raja tabla de estos, el se largaba á respirar el aire libre del campo.
Retebien por el Sr. Presidente de la Audiencia. Con unos cuantos funcionarios de su temple quedábamos aviados.

En las azarozas circunstancias que atravesamos, es cuando se nota mas y mas la falta de buenos y liberales diputados. Los cuneros 80 Señores Navarro Ory, ni se acuerdan para nada de nosotros.
Aprende pueblo á votar forsteros que no conoces y que nada harán, regularmente para aliviar tu desgraciada posicion.
Es verdad, que de los MALLORQUINES YA MEN CORDORAS UN OU. Uno está en Manacor haciendo partido, y el otro no sabemos si en Sineu. Supuesto á nuestro entender era al lado de las autoridades de Palma ó al del Gobierno de Madrid cuestionando la proteccion que tanto necesitamos. El que no sirve para Gallo..., y que vengan otros que cimplan mejor con su deber.

El Consceuente progresista D. Bartolomé Aguiló y Aguiló regidor de este Ayuntamiento se halla respirando los aires de Inca.
Parecen mentira que el Sr. Aguiló se porte hoy, tan mal, cuando en tiempo del Cólera de 1865, que tambien era regidore, se portó tambien que tuvo que ser exonorado.

A cinco o seis asciende el nº de Consejales que se quedan dentro de la poblacion durante la noche. Sin embargo estos buenos patricios soplan la ausencia de sus compañeros.

Ayer noche sobre las ocho apareció en la parte del Norte una Aurora Boreal; la que causó grande alarma, mas de mil personas eran las que estaban observando el grande fenómeno en las afueras de la rinconada de Santa Margarita y en otros puntos de Palma, esto á causado muchos comentarios para la jente ignorante, pues esto tan solo denota grandes frios en toda la parte del Norte.

Copiamos de El Progreso:
“Deber nuestro es tambien, y lo llenamos con gusto, elogiar como se merece la incesante actividad y celo del Gobernador militar de esta plaza D. Gregorio Villavicencio que no solo ha atendido á lo que atañe al servicio militar y al cuidado de sus subordinados, sí que tambien ha prestado cuantos auxilios se le han pedido. En todas ocasiones se le ha encontrado dispuesto á apoyar cuanto en beneficio del pueblo se ha solicitado; camas, locales para campamentos, fuerza para las rondas nocturnas todo se ha apresurado á ponerlo á disposicion de la autoridad municipal. Le hemos visto de dia y noche correr de un punto á otro, ya para conocer personalmente el estado de la tropa, ya para el servicio se hiciera con exactitud. Ha establecido un hospital para los militares que fuese atacados de la enfermedad reinante encima de la muralla junto la puerta de Jesus que reune todas las condiciones necesarias para el objeto á que se destina.
Con este rápido y ligero bosquejo comprenderán nuestros abonados el mérito contraido por nuestro digno Gobernador militar.”
A continuació insereix l'habitual part de les persones enterrades en el cementiri:

ÚLTIMA HORA
Tenemos el sentimiento de comunicar á nuestros lectores que esta mañana se han descubierto trece casos de fiebre amarilla. Esto nos ha hecho perder parte de la gran confianza que teniamos de vernos pronto libres de la terrible enfermedad reinante.

Font: Diari El Iris del Pueblo, 25 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

____________________
80 El cunerisme és una vella tradició política de l'Espanya unitària i centralista. Aquesta pràctica, encara vigent pel que es veu, suposa l'exportació de candidats a diputat des del centre fins a les circumscripcions electorals de la perifèria. En el segle XIX, com que Madrid concentrava quasi tota la vida política, hi residien un gran nombre de polítics, ja fossin madrilenys o procedents d'altres indrets. Així, quan arribaven les eleccions, la circumscripció de Madrid no donava abast, així que molts d'aspirants a diputat es col·locaven per les províncies, encara que no tenguessin ni idea dels problemes i inquietuds del districte pel qual pretenien esser elegits. Font: Diari Balears, 18 octubre 2011

El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares en el seu número 572 extraordnari corresponent al dia 25 d'octubre de 1870, puntualitzava una sèrie de consideracions relatives al cordó sanitari establert en els pobles: c



Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

El Iris del Pueblo en el número corresponent al dia 26 d'octubre, en la secció GACETILLA publicava:

”El Isleño del sábado dice refiriéndose al hospital de febrosos de Ca L'Ardiaque que nuestro prelado hizo frecuentes visitas durante el dia, cuidando de dotar al establecimiento de útiles para la mayor comodidad de los enfermos.
Nosotros completamente informados debemos manifestar que es falso, falsísimo que el obispo católico haya regalado cosa alguna á aquel hospital, y sinó publique El Isleño la lista de objetos donados.
Por desgracia ya volvemos á las andadas de 1865 en que se suposo regalos de obispo lo que es costeado por los fondos municipales. Por otra parte un hombre que como el obispo saca mas de veinte mil duros anuales de su plebenda, poco mérito adquiriria con algunos insignificantes regalos á son de trompeta á usansa de los antiguos escribas y fariseos.
Hoy como en 1865, en 1821 y siempre, los cívicos burros de carga son el Alcalde y el Ayuntamiento y tenga entendido el obispo ?? el ausilio del clero.

Aún á trueque de ofender su molestia no podemos ménos de consignar los humanitarios servicios que está prestando el pastor protestante ciudadano Pedro Lliteras y Marcel. No somos protestantes ni cosa parecida pues detestamos toda religion positiva, pero nos hacemos eco de la justicia.

Si el celebérrimo marqués de Casa Pizarro volviera por acá se creeria en sus mejores tiempos tales son los escándalos que se suceden en los cordones de los pueblos contra la ley, la humanidad y el sentido comun. ¡Y que haya quien lo tolere!
Ahora solo falta que un médico Montaner y un abogado Socias desde Son Pax estudien la epidémia y nos encajen una memoria sobre la fiebre amarilla. Otras veces lo hemos visto.

La magnífica aurora boreal del lúnes ha dado lugar á mil comentarios. El mas racional es que aquello significa el disgusto con que las nubes ven el gobierno realista-católico que nos desgobierna. Ahora falta un terremoto y que venga el nuevo Rey. Después la fin del mundo.
Varios sócios de ambos sexos del Casino Republicano de Palma se han ofrecido para servir gratuitamente de enfermeros en los hospitales de febrosos.
Estos actos no necesitan comentarios.

Cuando pasen las aflictivas circunstancias que atravesamos varias parejas van á contraer matrimonio puramente civil ó legal prescindiendo por completo del relijioso ó mancebia. Animo y adelante que ya es tiempo que sirvamos sin la tutela de los católicos, apostólicos, ex-romanos.

Ayer falleció en la calle de Palacio del tifus icterodes una señora y una hija suya de corta edad. En la misma casa dicen que existen tres invadidos mas.

La buena fé del gacetillero de este periódico fué sorprendida ayer con algunas gacetillas que le pasaron desapercibidas, y entre ellas nos hacemos un deber de consignacion que va inclusa la que se refiere á la Diputacion provincial.
Conste pues, que el gacetillero de EL IRIS DEL PUEBLO, no ha querido ofender en lo mas minimo la susceptibilidad de la benemerica corporacion Provincial.”
A continuació insereix l'habitual part de les persones enterrades en el cementiri:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 26 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

Just dos dies desprès del número anterior, degut a les dificultats en la impressió de la premsa, El juez de Paz el dia 27 d'octubre, continua amb les censures, especialment a l'Ajuntament:

” MAS CENSURAS.
Nuestro deseo sería el de aplaudir á todas horas las medidas tomadas por nuestro Ayuntamiento y por nuestras autoridades, pero esto no puede ser toda vez que se han cometido omisiones de mucha trascendencia que no son para calladas y que por lo tanto deben escribirse á fin de que se corrijan á la mayor brevedad posible. Algunos de los descuidos de nuestro Ayuntamiento redundan directamente en perjuicio del público, y como la principal misión de la prensa es señalar las faltas para que los interesados las hagan desaparecer, nosotros creemos cumplir con nuestra obligación censurando las que se han cometido indicando al mismo tiempo lo que creemos mas útil y mas provechoso.
En otras épocas, cuando la población ha sido invadida por una enfermedad epidémica, las autoridades á la primer sospecha de la existencia del mal han tomado todas las medidas conducentes á combatirle. Se han nombrado juntas parroquiales, las cuales en ocasiones como la presente son de suma importancia y se ha nombrado el personal médico necesario para el servicio del público, poniéndolo en noticia de todo el vecindario para que en un caso de necesidad supiera á donde tenia que acudir.
Hoy no sabemos que las tales juntas existan, pero en cambio sabemos que el Ayuntamiento paga el suficiente número de médicos, pero ignoramos oficialmente quienes sean .y a donde viven, y lo que nos sucede á nosotros sucede á la mayor parte de los que viven en esta ciudad. El Ayuntamiento en nuestro concepto debiera publicar a !a mayor brevedad posible, un bando manifestando al vecindario qué los médicos encargados del servicio público son fulano y zutano, indicándo su domicilio y señalando á cada uno su correspondiente número de calles. As1 los vecinos en caso de necesidad sabrían á quien acudir y no perderían un tiempo precioso en preguntas é indagaciones.
Ya que estamos hablando de médicos nos permitiremos hacer algunas observaciones y comparaciones: Cuando el cólera, los médicos nombrados por el Ayuntamiento para asistir a los enfermos, entre los cuales estaba el ciudadano Manera que- hoy preside la corporación municipal, cobraban cuatro duros diarios: ¿Podría decirnos alguien por qué en la actualidad cobran ocho; y diez? Hace tres años, cuándo se temia una invasión, el Ayuntamiento llamó al personal facultativo que juzgó necesario y todos mediante un contrato, se comprometieron á prestar su servicio por los cuatro duros diarios que cobraban cuando el cólera. Se nos dirá tal vez que la perentoriedad de las circunstancias no ha permitido al Ayuntamiento regatear, pero nosotros nos quedaremos con el derecho de dudar, no queriendo hacer él poco favor á nuestros médicos de suponerles capaces de comerciar con un deber de humanidad.
Y lo que ha sucedido con los médicos ha sucedido también con los farmacéuticos, aunque no en tan grande escala. Cualquier indiferente ó desapasionado al ver lo que está pasando, creería que los sesenta mil duros que facilita él Banco al Ayuntamiento, son una lluvia de oro caida del cielo y que todos á porfía se afanan á recoger.
No queremos hablar del personal nombrado, dignísimo en su mayor parte, pero nos ha sorprendido que el Ayuntamiento al hacer los nombramientos haya rivalidado de médicos á simples cirujanos, sin hacer caso de médicos cuya larga carrera y esperiencia se hubiera podido aprovechar con ventaja para el público. No creemos que esas fallas sean hijas de un mal entendido favoritismo, ni mucho menos nacidas del reconocido criterio de ninguna aprovechada espátula. Algunos suponen si en esto hay algun misterio, y si lo hay, nosotros dejamos el cuidado de aclararlo al tiempo.
Otra cosa tenemos qué censurar, y es, que siendo el Ayuntamiento, por las doctrinas del partido á que pertenece, tan amigo de la publicidad, se muestre tan rehácio en darla a todas las cosas que son de general interés. La prensa un dia y otro le ha pedido que publicara diariamente el estado de las defunciones, especificando uno por uno la enfermedad de que han fallecido y hasta aquí no ha querido complacernos. ¿Qué inconveniente, que mira puede tener en que propios y estraños sepan la verdad? Creemos que ninguno, al contrario, el Ayuntamiento es el que debe tener mas interés que nadie en desvanecer el pánico que no sin motivo se ha apoderado de todos los ánimos. Con esa reserva solo se logra que los que hoy leen los periódicos naturalmente se fijan con avidez en el estado de defunciones, suman el total y sin fijarse en si han muerto ó no de enfermedades comunes, afirman que todos han caido bajo la mortífera mano de la fiebre amarilla y la consternación crece y el temor aumenta. ¿Por qué no hablar claro? En otras épocas en que no había tanta libertad de pensamiento se hacia lo, que pedimos, y no comprendemos por qué no se hace hoy. En Barcelona no lo ocultan y aquí si.
Esto ciudadano Alcalde, no cuesta ni dinero ni sacrificios, y como además es muy razonable, esperamos que nos complacerá, complaciendo al público en general.
Todavía no hemos terminado nuestras censuras. Hemos observado y nos han hecho observar que para la conducción de los enfermos al hospital de cá l'Ardièque, se emplean carruages de esos que el vulgo llama carriles y francamente, hemos compadecido á los pobres enfermos. Ya que tanto se gasta ¿por qué no se han construido dos carruages á propósito, donde el doliente hubiera podido ir con alguna comodidad, sin los inconvenientes que tienen los tales carriles? ¿En qué estado ha de llegar al hospital un enfermo que durante media hora está tendido dentro de un carruage, cuyos muelles de flexibilidad dudosa, con sus sacudidas le descoyuntan los huesos, teniéndole además espuesto á todos los vientos, cuando las corrientes atmosféricas le pueden perjudicar? Calcúlelo el Ayuntamiento y calcúlelo el lector.
Para evitar estos inconvenientes se podrían construir un carruage ó dos que serian bastantes para este servicio, cuidando de que reunieran todas las condiciones necesarias para no dar un mal rato á los enfermos. Tenga presenté el Ayuntamiento que la vida de una persona vale mucho , mas de lo que pueden costar los carruages.
Por hoy hemos terminado nuestras censuras, pues no queremos ocuparnos de ciertas faltas que carecen de importancia.
Tócanos solamente salir en defensa del Ayuntamiento y de las personas que están al frente del hospital de apestados, contra los que con mala intención se ha propagado la noticia de que se dá mal trato á los enfermos. Esto es falsísimo. Los enfermos del hospital de cá l' Ardièque lo mismo que los que estaban en Capuchinos, están esmeradamente servidos y no les falta nada. El edificio reúne también todas las condiciones apetecibles, las que contribuirán mucho en la buena salud de los que en él sufren.
Deseamos que el Ayuntamiento preste oído á nuestras justas censuras y si así lo hace, esté seguro que merecerá el aplauso de todas las gentes sensatas que en este asunto no miran si los beneficios vienen de una boina ó de un gorro frigio.
Salud y confianza.
He dicho. “
Font: Biblioteca vitual de prensa histórica

En la seva secció de notícies curtes BUENO Y MALO del mateix número del dia 27, El juez de Paz publicava:

” Un periódico muy amigo del ciudadano Alcalde ha dicho que cuando se canté él Te-Deum para dar gracias al Todopoderoso por habernos librado del cruel azote de la fiebre amarilla, no asistirán los republicanos del Ayuntamiento.
Nosotros no queremos dar crédito á semejante dicho. Creemos que el ciudadano Manera tendrá el suficiente sentido común para hacer cuando llegue el caso lo que debe, hacer.
No queremos hacerle el agravio de suponerle falto de los sentimientos religiosos que le inspiraron sus padres.
En circunstancias como las que atravesamos el ateísmo estúpido debe enmudecer para dar paso á la fé religiosa que tiene la virtud de consolarnos en la desgracia.
Esos alardes deben guardarse para producir efecto entre los sectarios de la negación, que los aplauden sin saber lo que aplauden.
Rinda culto el ciudadano Manera á su conciencia, haga lo que ella le dicte sin tener para nada en cuenta las doctrinas de esos sus amigos, que no guardan ninguna afinidad con las doctrinas republicanas, y esté seguro que su popularidad ganará mas de lo que perderá porque todas las personas sensatas sabrán hacerle justicia.
Este es nuestro parecer, no obstante, si no quiere ir al santuario de la religión de sus padres á dar gracias á Dios por habernos devuelto la salud que no vaya.
Por esto no seremos ni mas amigos ni mas enemigos.
Pero en el alma nos duele
El ver que lo que hoy se gana.
Sin saber por qué ni cómo
Lo tire por la ventana.

El diputado Sr. Prieto ha pedido al gobierno que nos dé alguna cantidad del fondo de calamidades públicas.
Aplaudimos su proceder y al mismo tiempo censuramos que los diputados de nuestra circunscripción se hayan estado manos cruzadas, sin decir nada al Sr. Ministro de la Gobernación.
Será que como no son de la comunidad cimbria 62 como el Sr. Prieto, habrán temido un desaire, y han dejado obrar al hombre de valimiento.
Porque el Sr. Prieto hoy es el único diputado que nos puede enviar autoridades y dinero.
Tiene mucha influencia.
Recibamos el din. din,
Sin mirar de donde viene,
Que aunque venga de un cimbrio,
Cara de la ex-reina tiene.

Las oficinas de obras públicas han salido de esta ciudad.
Se nos ha asegurado que su personal no está completo porque hace bastantes dias que falla el Ayudante mas interesante.
Al Sr. Ingeniero gefe toca el mandarle un recadito de atención para que cuanto antes sé presente como buen empleado á ganar el sueldo y la gratificacion que en todos tiempos le abona el Estado.
Ya veo yo que habrá que empuñar la escoba y emprenderla á escobazos con todos esos señoritos que solo sirven para comerse los dulces.
Ojo al Cristo que es de plata,
Y aquí tengo para lodos,
No hagáis que vos llame á gritos.
Ni que use de malos modos.

La Escma. Audiencia se ha trasladado también al pueblo de Inca.
Al mismo punto ha ido también la comandancia de Carabineros.
De modo que aquí no quedan mas que las oficinas civiles y las económicas.
Todos huyen. Nadie quiere buscar los tres piés al gato.
Estoy seguro que el tifus icterodes tiene la cara de hulano.
Todo el mundo esta atacado
De una rara calentura
Que ha sido calificada
Con el nombre de pavura.

Sr. Administrador de correos.
En las actuales circunstancias, en que muchos de los que están suscritos á los periódicos que se publican en esta ciudad se han alojado en los pueblos, seria muy útil y conveniente que V. encargara á los administradores subalternos y carteros, que cumpliesen un poco mejor con su obligación porque la cosa ya no tiene aguante.
De todas partes llueven quejas manifestando que no reciben el periódico y esto que las señas de la dirección están mas claras que la firma que ellos ponen al pié de la nómina.
Los tales señores desde que no cobran el cuarto se han vuelto muy remolones y bueno seria el que usted les largara un latigazo.
Hágalo V. y le quedaremos agradecidos.
¿No vé V. que los que están
Alejados de su casa,
Quieren saber por escrito
Lo que en este barrio pasa?

El Sr. Figuerola ha hecho un préstamo en dinero al apurado Ayuntamiento de Madrid.
Ciudadano Manera ¿por qué no le dice V. algo al tesorero de la España con honra?
Un par de millones, aunque fueran al 10 por 100 no le vendrían mal al Ayuntamiento que V. preside.
Porque mire V., al paso de carga que llevamos lo que presta el Banco será un soplo.
Pruébelo V. Escríbale á Prieto y á ver él que es listo si lo arregla y nos saca de apuros.
¡Ayl No lo haga que me temo
Que no le valdrá el ardid.
Que el ministro solo atiende
A los casos de Madrid,

Los conductores de los coches fúnebres se van acreditando de hombres de chispa.
Cuando van á buscar algun cadáver, alborotan el vecindario de las calles por donde pasan, preguntando á todo viviente si tienen muertos en sus casas y que los saquen.
Esto se ha repetido varias veces según nos han asegurado, y si es cierto como no lo dudamos, los tales conductores merecen que las autoridades les apliquen un severo correctivo para que en adelante no se diviertan con el dolor de todo un pueblo, consternado por la enfermedad que nos amenaza.
Son muy graciosos los tales cocheros, pero mucho.
Vamos, ciudadano Alcalde, encargue V. á sus numerosos subordinados, que velan por la tranquilidad de la población, que recompensen debidamente á los tales cocheros.
Con sus cínicos alardes
Quieren parecer valientes;
Vaya usted dando derechos
A tan ilustradas gentes.

El Sr. D. Miguel Estade y Sabater 63 ha publicado en varios periódicos de esta ciudad un bien meditado escrito, aconsejando á nuestro Ayuntamiento que imitando lo que ha hecho el de Barcelona, restablezca los derechos de consumos sobre algunas especies.
Nos gusta mucho que sea el Sr. Estade quien haya tocado esa tecla, dando una prueba de que tiene sentido común.
Nuestro municipio está metido en un mal berengenal y para salir de él sus administradores tienen que hacer algo.
Ciudadano Manera, aproveche V. los consejos de los que están aleccionados por la esperiencia y no se deje guiar por las pomposas declamaciones de los oradores de club, teniendo presente que la verdadera popularidad se gana administrando bien y no dando gusto á cuatro tontos que hacen resaltar su estupidez, con aquello de nosotros no hacemos pagar contribuciones al pueblo.
Yo las pago, y con mucho gusto, porque sé que tengo el deber de contribuir para el sostenimiento de las cargas del Estado, de la provincia y del municipio, tanto si hay monarquía, como si impera la federal.
Si V. hubiera adoptado desde el principio de su administración una marcha arreglada á lo que aconseja el buen criterio, no tendría hoy el municipio el crecido déficit que tiene.
Todavía estás á tiempo;
Obra, salvando el pellejo,
Y si es bueno vé tomando
Del enemigo el consejo.

Según se nos ha . asegurado ya está resuella la traslación de los presos de la cárcel á otros puntos, mientras duren las actuales circunstancias.
Los que sean procedentes del juzgado de Manacor volverán á la cárcel de su partido y lo mismo los de Inca.
Los de esta ciudad dicen que se quedarán en el edificio que fué fábrica de papel en el molinar de levante.
Aplaudimos la medida y aconsejamos al Sr. Gobernador civil que empiece á pensar sobre la traslación del presidio, por si llega el caso de que la enfermedad tome proporciones sérias.
Aunque los presos sean criminales, no se les debe condenar á un peligro de muerte.
Las autoridades tienen un deber sagrado de velar por ellos.
Mi opinión es sin malicia,
Y no sé si opino mal:
Si se larga la justicia,
¿Por qué deja al criminal?

Nuestro gobernador civil ha dirigido á los Alcaldes de los pueblos una circular mandándoles que en los cordones no sujeten mas que á cinco días de observación á las personas procedentes de esta capital y de otros puntos no acordonados, y á tres los géneros que se consideren contumaces.
Adiós mis quince céntimos, dirán los de Llummavor.
À ver si esta vez el gobernador será obedecido por las. Juntas de sanidad, de los pueblos.
Porque es gente tan rehácia
Que nos quiere demostrar
Que no es una misma cosa
Obedecer que mandar.

Para conocimiento del público, insertamos los siguientes apuntes que podrán ser comentados por los desocupados que no tengan nada qué hacer.
El personal facultativo que en la actualidad cobra del Ayuntamiento es el que vá á continuación:
GASTO DIARIO.
Duros
Los médicos D. Francisco Siquier y don Jaime Escalas, destinados á los hospitales de apestados, cobran diez duros diarios cada uno. . . . . . . 20
Los médicos de distrito D. Antonio Gelabert, D . Jaime Barceló, D. Alejandro Ferrer, D. José Perelló, D. Antonio Coll, D. Rafael Fiol y D. Miguel Berga cobran ocho duros diarios cada uno. . . . . 56
Las farmacias de Obrador, Perera, Cazador, Tous y la de Sbert, por tener la puerta abierta, cinco duros diarios cada una. . . . . . 25
Dos practicantes en el hospital de apestados, á dos duros ó mas cada uno. . . . . . 4
Total. ..... 105
No incluimos, en la cuenta lo que cuesta el botiquin ni las fumigaciones.
Cuando el cólera, todo esto no costaba ni la mitad.
Si nosotros fuéramos caricaturistas, pintaríamos la fiebre amarilla; mallorquina con un médico y un boticario con la copa enla mano, brindando á la larga vida de la enfermedad.
Y creo que no estaria desacertado.
No faltará quien nos diga
Si esto es grillo ó si fué grilla
Pero yo contestaré
Que es fruto de la amarilla.

Hemos visto con placer que los trabajos que se están haciendo en la calle de Palacio para la construcción de un gran depósito de agua adelantan con rapidez.
El Alcalde ciudadano Vidal 64 , á cuya iniciativa creemos se debe la realización de tan útil mejora, inspecciona con verdadero interés las obras.
Mejoras de tan reconocida utilidad pública como la de que tratamos no necesitan elogios, porque ellas mismas se elogian.
Para estas cosas sí que aplaudimos que se gaste dinero y se hagan empréstitos y emisiones de bonos, pero no para pagar los gastos de un presupuesto ordinario.
Con la obra que se está haciendo se dá trabajo á los jornaleros que no quieren ser empleados y se llena una necesidad de que hace tiempo, carecía nuestra población.
El vecindario de Palma sabrá agradecer al ciudadano Vidal el legado que le dejará de la parte que ha tomado en la administración local.
Nosotros por nuestra parte aplaudimos la realización de tan útil mejora y sentimos un verdadero placer al hacerlo.
Con esto nuestros enemigos se convencerán de que no criticamos sistemáticamente. Aplaudimos lo bueno y censuramos lo malo.
Ante la clara verdad
Enmudezca la malicia,
Y aunque sean enemigos
Hable siempre la. justicia.

ÚLTIMA HORA.
La enfermedad reinante en estos dias ha seguido la misma marcha que en los anteriores, pues aunque el numero de los enfermos que han entrado en el hospital ayer y hoy sea mayor que en los pasados, esto se debe al descubrimiento de una porción de atacados, cuyas familias no habian dado aviso por temor de los cordones y cuarentenas. Podemos decir que la enfermedad continua estacionaria sin tomar proporciones y que mientras no refresque el tiempo es probable que continúe en el mismo estado. “
Font: Biblioteca vitual de prensa histórica

____________________
62 Els anomenats cimbrios van ser un grup polític espanyol sorgit després del triomf de la revolució de 1868 quan el Partit Democràtic es va transformar a la fi de 1868 en el Partit Republicà Democràtic Federal i un grup de demòcrates es van decantar per la "monarquia popular" defensada pel Govern Provisional de 1868-1871. Durant el regnat d'Amadeu I els cimbrios, anomenats així per la referència que va fer el Govern Provisional en el seu manifest del 12 de novembre de 1868 al poble pregermànic dels cimbris que van lluitar contra la República Romana al segle II aC, es van acabar integrant en el Partit Radical de Manuel Ruiz Zorrilla. Els seus principals líders van ser Nicolás María Rivero, Cristino Martos Balbi i Manuel Becerra Bermúdez.
Font: Viquipèdia

63 Miquel Estade i Oliver havia estat batle de Palma en dues ocasions: En 1865 pel partit moderat i en 1868-69 pel partit progresista.
64 Ignasi Vidal Bennàssar era en aquell moment segon batle i pertanyia al partit republicà federal. Era propietari d'un taller de ferro. Durant el sexenni va ésser líder de republicanisme federal essent regidor i diputat a Corts. Durant la Restauració, a partir del 1880 formà part de la Comissió de Fires i Festes. Durant la vaga de contribuents formà part de la comissió antitarifes, representant el gremi de ferrers. El 1883 fou regidor de l'Ajuntament de Plma pels federals. Fou un dels primers subvencionistes de la Caixa d'Estalvis de les Balears i en fou vocal de la junta protectora. El 1899 entrà a formar part com a vocal de la comissió administrativa de l'entitat..

El Iris del Pueblo en el seu número 506, corresponent al dijous, 27 d'octubre, en la secció GACETILLA publicava:

”En la muralla presenciando la aurora boreal habia un grupo de personas entre ellas un cura. Diga V., le preguntó uno, padre D. Fulano, ¿que es eso tan rojo? el cielo se convierte en tela para hacer gorros frijios? No se burle V. impio, dijo el de la sotana, esto es un castigo de Dios por haber el Papa perdido su poder temporal. Valiente castigo, replicó el otro, que nos proporciona un magnífico espectáculo grátis, lástima que al concluir no nos den chocolate.

En esta redaccion se admiten datos para formar una lista manual de todos los funcionarios retribuidos que durante las circunstancias actuales han tomado las de Villadiego. Necesario es que el pueblo que paga conozca á todos sus servidores por sus pelos y señales para conferirles el correspondiente prémio de valor cívico. Es un acto de justicia premiar á los valientes. Los católicos figurarán en primera linea.”
A continuació insereix l'habitual part de les persones enterrades en el cementiri:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 27 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

El Iris del Pueblo en el seu número 507, corresponent al divendres, 28 d'octubre, en la secció GACETILLA publicava:

”He aquí una escena digna de un drama terrorífico.
Dos hombres conducían un cadáver del hospital de febrosos al Cementerio. Uno de ellos todo el camino fué quejandose de lo mucho que el muerto pesaba. Al llegarjunto á la zanja dijo: quiero ver la cara á ese que me ha hecho sudar tanto de ca l'Ardiaque aqui. Miró y el muerto era .... su Padre!!!!

El nuevo vapor Union está fondeado en Portopi. Cuando pasen las circunstancias actuales comenzará sus viajes á Barcelona. En breve se espera el vapor Lulio del que hemos oido los mayores elogios. 81

Los cadáveres ocasionados por el rey Herodes presentan el aspecto mas tétrico que imajinarse pueda. Una capa de color amarillo les cubre por completo, sus facciones quedan tan horribles que causan espanto.

Dice El Isleño:
Varios casos de completo abandono de enfermos existentes ayer ó anteayer que resultaron cadaveres asi que la autoridad municipal tuvo de ello conocimiento, dan á conocer la desconfianza que existe respecto á avisar el facultativo en tiempo oportuno. Recomendamos el estudio de esta cuestion á la Junta municipal de Sanidad y vea si puede contribuir á semejante resultado el absoluto silencio que hasta ahora ha guardado dicha Junta y la Academia de medicina respecto á la enfermedad reinante.
Ni siquiera conocemos oficialmente el servicio sanitario como está repartido, ni los pasos que debe dar cualquiera familia (?) remedio á su mal. De esta situacion se aprovecha la ignarancia y aun la maledicencia para propagar especies que no nos detendremos en relatar porque son conocidas de todo el mundo y que lamenta el sentido comun.
Confianza, pues, es lo que falta, sin ella no hay salvacion posible para los que tienen la desgracia de verse indispuestos de cualquiera dolencia, y adquirida aquella estamos seguros desaparecerán actos inhumanos, reprobables siempre, y mas en la critica situacion que atravesamos.
Esperamos ser atendidos en las anteriores lineas, ya que no lo fuimos hace semanas que pediamos lo mismo que ahora.
- Escrito el párrafo anterior vemos que El Progreso por cuenta propia publica las siguientes lineas:
Los médicos del hospital de Ca L'Ardiaque son don Francisco Siquier y don Jaime Escalas.
Los de distrito: los señores don Antonio Gelabert, don Jaime Barceló, don Alejandro Ferrer, don José Perelló, don Antonio Coll, don Rafael Fiol y don Miguel Berga. De estos siete facultativos hay nombrado diariamente uno de servicio que se halla en el Ayuntamiento dispuesto á acudir á cualquiera aviso que se reciba.
De las afueras, del arrabal de Santa Catalina y campamento de la Font Santa está encargado el Sr. Berga y otro facultativo lo está del Lazareto, Castillo de Bellver y casa del señor Boria situada en la falda del mismo. Estos tres últimos puntos son los señalados para observacion.
Las farmacias subvencionadas, y que por lo tanto tienen obligacion de permanecer abiertas son la de Obrador, calle de Fideos; la de Perera en la plaza de la Lonjeta, la de Cazador en la plaza de la puerta de S. Antonio, la de Tous en la calle del Sindicato y la de Esbert situadas en el arrabal de Santa Catalina.
- Los últimos dos días han sido sofocantes respecto á calor y humedad. Hoy el viento ha cambiado y la temperatura es algo mas fresca. Vivimos en la conviccion de que mientras no varie la temperatura no mejorará nuestro actual estado sanitario de una manera notable.
Dice El Progreso
Se nos asegura que la Junta municipal de Sanidad con el celo que le es propio, acordó en la noche de ayer el establecer un campamento de grandes barracas de madera.
Los señores alcaldes don Jaime Ordinas y don José Pericás, son los encargados de llevar á efecto tan dificil é importante servicio.
= Háblase con insistencia de trasladar los presos de la Cárcel. A este objeto parece que hoy se celebrará una reunion compuesta del Sr. Gobernador, Alcalde de Palma, y jueces de primera instancia para acordar sobre este asunto. = Nosotros aprobamos el pensamiento pues creemos que el mejor preservativo es el desalojar cuanto se pueda los habitantes de esta ciudad y principalmente los establecimientos públicos conforme las circunstancias lo vayan aconsejando.
= A unas quinientas personas ascienden las que se hallan albergadas en el Lazareto, Castillo de Bellver y casa del señor Boria.
Todas ellas, escepto unas cinco ó seus están mantenidas por el municipio.
Lo mismo sucede con las que se hallan en el Castillo de San Cárlos y campamento de la Font Santa.
Tambien reparte el municipio crecido numero de raciones de sopa en el exconvento de Capuchinos.
= Sabemos con satisfaccion el buen estado de salud que disfruta la tropa alojada en el cuartel de Cármen y en el de Caballeria. Esto habla muy alto en favor de la higiene que se observa en los cuarteles y establecimientos públicos, pues de igual beneficio se disfruta en la Misericordia, Cárcel y Presidio.
= Ayer quedó del todo desocupado el hospital de observacion de enfermos sospechosos que se halla establecido en Capuchinos. Despues de haberse limpiado y fumigado convenientemente, queda no obstante dispuesto, y preparadas algunas camas para cualquier caso dudoso que pueda presentarse.
= De las defunciones habidas ayer solo hubo cinco del tifus icterodes.
= A 33 ascendia ayer noche el número de enfermos existentes en el hoospital de Ca L'Ardiaque de los cuales 3 van á ser dados de alta completamente restablecidos del mal que aflige á algunos barrios de esta poblacion.
= De salud pública vamos bien por ahora, aunque ayer en todo el dia ocurrieron varias invasiones en el arrabal de Santa Catalina y Castillos de San Cárlos y Bellver.
Como saben nuestros lectores en estos últimos puntos existen las personas comprometidas por ser procedencias de barrio de Santa Cruz y otros puntos en donde ocurrió accidente.
Parece cosa resuelta que el Sr. Alcalde de esta ciudad, que tan bien se está portando en las actuales circunstancias va á prohibir al público la entrada en el cementerio donde se da sepultura á los cadáveres de personas que sucumben de la enfermedad reinante. Nos parece muy acertada esta medida, y nos atrevemos á llamar su atencion para que se haga estensiva al cementerio rural en los próximos días de Todos los Santos.
= El joven que falleció casi al mismo tiempo que una joven que murió en Son Rapiña, se nos ha asegurado que estaban en relaciones amorosas y ambos procedian de una misma calle de esta ciudad. Dios haya acogido en su seno sus almas.
A continuació insereix l'habitual part de les persones enterrades en el cementiri:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 28 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

____________________
81 Litografia del vapor THARSIS que va prendre el nom de Union quan va ésser adquirit l'any 1870 per la companyia mallorquina Empresa Marítima a Vapor. Font: Bloc Vida Marítima

El Iris del Pueblo en el seu número 508, corresponent al dissabte, 29 d'octubre, en la secció GACETILLA publicava:

”Segun nos escribe un amigo y correligionario nuestro residente en Marratxi acaba de establecerse en aquella villa el cordon sanitario, á instancias segun dicen de los ayuntamientos de los demas pueblos, diciendo que si no podian cordon no les permitirian entrar.
¿De qué sirve la circular del señor gobernador señor Sanchez Tagle?

Lo que pasa en Santa Maria, que es donde reside el capitan general de estas islas, no deja de ser un escándalo.
El señor Alcalde de cicho pueblo espide diariamente pases á los vecinos para que puedan ir á trabajar en el término de Palma y puedan regresar á sus casas á la hora que bien les plazca mientras que á los que tienen su morada tres ó cuatro pasos fuera de dicho pueblo se les niega la entrada.

Segun se nos ha informado los S.S. que formaban la junta de sanidad de Son Rapiña, Son Serra y la Vileta se han ofrecido espontaneamente para hacer la fumigacion general en el barrio de San Pedro y demas de la parroquia de Santa Cruz. Estos señores merecen el bien de la Patria.
¿Quien decia que la Aristocracia de estos pueblecitos tenian miedo?

No obstante de estar proclamada por la mayoria de las Constituyentes una Constitucion que algunos han dado en la mania de llamar democrática, no obstante tambien de haber consagrado nuestros sabios legisladores en la mencionada Constitucion Democrática todo un titulo dividido en capítulos, á los sacratísimos derechos de inviolabilidad domiciliaria, no obstante repetimos, el ayuntamiento y junta de Sanidad de Inca, han atropellado los mencionados derechos, pues ha establecido como depósito cuarentenario y contra la voluntad de sus dueños el Hostaled del camino de la Ciudad...
Viva la justicia!.....¡Viva la inviolabilidad domiciliaria!....¡Vivaaaaa!
¡Hombres del 68, se preparan una nuevas elecciones y el pueblo ya os conoce. Temblad.

Es cosa ya resuelta que la deliciosa villa de Inca, ha dado señales de que no quiere se le introduzca la fiebre amarilla, contagiosa hasta cierto punto, si hemos de creer en lo que nos dicen los discípulos de Esculapio, pues desde ayer, segun decreto de la Junta de Sanidad, quedarán sujetas á rigurosa observacion, las procedencias de Palma; desde hoy podrán los moradores de este pueblo ir á cualquier otro de la comarca, provistos de la correspondiente patente limpia.
Tarde ha sido, pero no tarda quien llega, pues, qué, ¡habia de permitir esta intelijente junta de Sanidad que el mal se estendiera, ahora que la poblacion encierra tanta persona notable, una sala de la audiencia con su regente.
¡Triste coincidencia!...antes habia llegado á Inca una compañia de tropa y muchisima gente del pueblo, todos de esta capital, pero valian muy poco, para que la junta del citado pueblo de Inca, se tomara la molestia de pensar en preservarlos de un azote del cual huian, pero ahora es otra cosa; para soldado ó trabajador puede servir cualquiera, pero para magistrado ó regente sirven muy pocos; de todos modos, el pueblo parece estar contento de esta determinacion, tomada para preservar á aquella localidad de lo que puedan llevarle desde aquí. ¡Ojalá pudiese estarlo de lo que tienen dentro aquellos habitantes!...se han tomado precausiones para que la peste no pisara los umbrales de aquel pueblo rico por eselencia, pero si por desgracia se dejara ver por allá, llegaria como si fuera su casa , porque se encontraria con una poblacion la mas aproposito para hacer de las suyas pues el aseo público está abandonado por completo segun lo demuestra la siguiente correspondencia que desde alli nos ha remitido uno de nuestros amigos y correligionarios:

Inca 27 octubre 1870
Sr. Director de EL IRIS DEL PUEBLO,
Muy señor mio: No voy á hablar á usted de política porque esta no es ocasion oportuna para ello, pero si de lo que me ocuparé por ahora será en llamar la preferente atencion de V. sobre los abusos que este pueblo se están tolerando por parte de las autoridades encargadas de vigilar por la salud y bienestar de este vecindario.
La limpieza pública, o policia urbana como quiera Vd. llamarle, no la entiende este municipio ni junta de Sanidad, pues que en todas las calles de esta poblacion se respiran unas miasmas capaces de originar toda clase de enfermedades que en este tiempo es muy preciso precaver.
Los baches que por todas las calles se ven, los montones de escrementos que como muestra ostentan en sus portales todas aquellas personas que de este género tienen para vender, la porqueria hacinada en los sitios mas públicos, todo me induce á creer, que las autoridades de esta localidad tienen particular interés, en convertir el hermoso pueblo de Inca en una especie de corral, ó depósito general de toda clase de esencias.
Con estrañeza vi la anterior semana que el Sr. Alcalde dispuso por medio de un bando, que todos los que aqui vivimos teniamos obligacion de barrer y limpiar nuestras casas y mitad de calles, todos los dias antes de la ocho de la mañana; hasta aqui nada hay de particular, pero ¿y al guarda quien lo guarda?¿Tiene derecho el señor Alcalde á exijirnos á nosotros la limoieza de nuestras casas cuando en su calle y demás adyacentes á ella, mejor que calles pueden llamarse rios, por donde corren continuamente raudales de aguas negras y sucias procedentes todas de los almacenes del comerciante en vino don Domingo Alsina, alcalde hoy de este pueblo y autor del bando á que antes me refiero?
Las personas que hoy dia componen la junta de Sanidad, ó no saben cumplir con su deber, ó no quieren hacer lo que está en el círculo de sus atribuciones, pues de lo contrario habrian ya demostrado á este vecindario que la misma limpieza debe conservar el Alcalde, que un particular cualquiera, por cuyo motivo se han hecho acreedores con su ridiculo proceder, á la rechifla de todas las personas sensatas que estiman en lo que valen los sanos principios de igualdad ante la ley.
Hoy por fin se ha puesto cordon, es decir, hoy se han satisfecho las aspiraciones de unos pocos que á pesar de ser funcionarios públicos y con pingües sueldos han tocado soleta de Palma y han venido aquí á geringarnos con sus Considerandos y Resultandos. ¿Y no temen esos grandes señores, ó señores grandes, lo mismo dá á estos casos algo amarillentos, que se dice han ocurrido por ahí? Lo que importa por ahora, es que esos señores no se acaloren mucho con las discusiones que sin duda alguna tendrán lugar entre ellos con respecto al pueblo donde deberán trasladarse en cuerpo y alma en el caso desgraciado que Doña Amarilla pruebe fortuna en este pueblo. Esto es lo ñunico que aconsejo á estos señores; por lo demás, que dejen rodar la bola que el pueblo se traga la idem y está que no cabe en si de gozo al ver que en España la palabra empleado, es sinónima de intrigar, cobrar y no hacer nada.
En Alicante veo que el gobernador ha destituido á todos aquellos empleados que sin tener en cuenta su posicion oficial, han abandonado la poblacion, en la triste situacion por lo que tambien están atravesando los alicantinos. En Palma ha sido todo lo contrario, el gobierno ha autorizado á todas las sanguijuelas que se hallen poseidas de cierta dosis de mieditis para que abandonen á Palma y vayan con su música celestial, á la parte donde mas convenga á su canguelo.
Sin mas Sr. Director, soy de V. afectisimo S.S.S.
Perido de los Palotes. ”
A continuació insereix l'habitual part de les persones enterrades en el cementiri:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 29 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

La Federacion de Barcelona en el seu número 63 corresponent al 30 d'octubre de 1870, publicava:

”La profunda alarma que ciertas gentes que sin duda les conviene, han difundido en Palma de Mallorca, ha producido con motivo de presentarse en quince dias ocho casos de fiebre amarilla, un cese total de trabajos, una emigracion inconcebible y un trastorno Completo en la poblacion toda; de modo que habiendo tenido que irse tambien muchos obreros de la ciudad, para no perecer de hambre, se han visto precisados, los internacionales de aquella ciudad, de suspender, por mientras duren esas circunstancias, la publiacion del valiente, ilustrado y decidido campeon de la causa del socialismo, El Obrero 83 , órgano de la Asociacion Internacional de Trabajadores y de sus secciones palmesanas.
Sentimos vivamente este percance, el cual nos da motivo para maldecir una vez mas á la inicua sociedad de hoy;—y de comun acuerdo las comisiones de administración de El Obrero, con la de LA FEDERACION, esta reemplazará a aquel durante su ausencia.
—En el número anterior no pudimos publicar los siguientes documentos por haber llegado á nuestras manos con escesivo retardo :
A LOS OBREROS:
Hermanos de infortunio:
Causas completamente ajenas á la voluntad del Consejo de Redacción de El Obrero, le obligan á no poder -continuar combatiendo en el mismo periódico los privilegios de esta inicua organización social, que permiten á la clase privilegiada una esplotacion inicua y desenfrenada.
Aunque se suspenda la publicación de El Obrero, sus redactores continuarán haciendo la misma propaganda de los mismos principios é ideas que hemos defendido en El Obrero.
Trabajadores : confiad siempre en la Asociacion Internacional; cobijados bajo los pliegues de su roja bandera, lograremos en un breve plazo el triunfo de la JUSTICIA.
Que no se entibie nuestra fé en la gran idea que defendemos, sea siempre nuestro constante anhelo el advenimiento de la Revolucion Social.
Trabajadores : ! VIVA EL COLECTIVISMO !
! VIVA LA ABOLICION DE LA PRIIPIEDAD INDIVIDUAL !
!ABAJO EL DERECHO DE HEREDAR !
Salud, Trabajo y Justicia.
El Consejo de Redaccion de El Obrero.
Palma 15 Octubre 1870.
Á LOS SUSCRTTORES DE EL OBRERO.
Causas ajenas á la voluntad de esta Comision administrativa de El Obrero, nos obligan—por un breve plazo—suspender su publicación. Con este cambio, los suscriptores de El Obrero, tendrán noticias del movimiento obrero universal, como igualmente llenará dignamente el vacío que existe hoy en Palma por suspenderse la publicacion de El Obrero.
Salud y Revolucion Social.
La Comision Administrativa de El Obrero. Los suscritores, deben pagar por adelantado, la cantidad de cuatro reales ó sea el precio de un trimestre.
Los que no quieran verificar dicho pago, obtendrán el periódico con las mismas condiciones que El Obrero; es decir, un real y medio al mes.

El Ayuntamiento popular de Palma ha modificado su plan en la cuestion de procurar trabajo a los obreros.
Ahora no es necesario ir á triturar piedra porque se ha empezado la construccion de un algibe ó fuente en la plaza de los pórticos de Santo Domingo.
El jornal que dicen se da á los trabajadores, es solo de cinco reales.
Nos parece muy reducido y seria necesario para que el Ayuntamiento fuese Popular que entregase á los obreros diez reales diarios. Con este aumento haria un bien á la clase obrera, sin perjudicar en nada los intereses colectivos.
Tambien seria muy conveniente que los carpinteros, herreros, zapateros, etc., que hoy se ven precisados á servir de peones,—oficio que nunca han ejercido—pudieran trabajar de su respectivo arte.
Con fundar varios talleres corporativos de diferentes oficios, los ciudadanos del Ayuntamiento, serian mas populares.
—Hemos sabido que el jueves 13 del carriente varios obreros han pedido trabajo al Ayuntamiento de Palma y les han contestado que no se admitian mas en las obras que se están construyendo.
Si esta medida arbitraria continua, quedará reducida la igualdad ante la ley,—de que tanto blasonan los republicanos,—á cero.
¿Se han distribuido ya los 50,000 duros?
Si no hay cuartos, todavía existen muchísimos en el Banco.
La Salud del pueblo es la suprema ley.
—Los capitalistas v propietarios—segun dice un periódico,—han autorizado al Ayuntamiento de Palma, para que tome 50.000 duros del Banco Balear, á fin de aliviar la miseria del pueblo.
Esta gente empieza la liquidacion social, de los productos acumulados por los trabajadores.
Los obreros que han producido el capital, tambien pueden autorizar a dicha sociedad, para que entregue al Ayuutatniento 100,000 duros, y no había necesidad de dar poco jornal á los trabajadores.
Despues diran que es imposible la liquidacion social, cuando, ellos sin decirles nada. liquidan dos millones de reales!
—El barrio conocido por el de San Pedro de Palma ha sido completamente desocupado.
Las calenturas tifoides, se han desarrollado entre los habitantes del citado barrio.
La causa de dicho desarrollo, es el foco de infeccion que existe en frente de la muralla.
Conque señores burgeses: sacad un poco del dinero que guardais de los proletarias, para que entregandolo á estos, hagan una escollera y terraplen que corte de raíz aquel foco de insalubridad pública. Si los burgueses no lo hacen, que el Ayuntamiento venda para costearlo hasta el último cuadro, los chismes y alhajas. La salud del pueblo es la suprema ley. “
Font: Arxiu de revistes catalanes antigues

____________________
83 El Obrero, órgano de los que ganan el pan con el sudor de su frente va ser una publicació setmanal obrerista que es va editar a Palma entre novembre de 1869 i octubre de 1870. El setmanari va sorgir d'un grup de persones vinculades originàriament al republicanisme federal, que impulsaren la constitució del Centre Federal de Societats Obreres de Palma, adherit a l'AIT, del qual en va ser òrgan El Obrero. Va mantenir una estreta relació amb La Federación de Barcelona.
El director va ser Francesc Tomàs Oliver, i entre els redactors hi havia Guillem Arboç, Francesc Canyelles i Joan Sánchez. Tant Tomàs com els seus companys varen optar per la branca llibertària del moviment obrer i foren seguidors del corrent bakuninista. El Obrero va ser la primera publicació obrera de les Balears. El gener de 1871 va sortir La Revolución Social, nova publicació que havia de ser la continuadora d'El Obrero, de la qual sols n'aparegueren tres números, tots ells denunciats i recollits els seus exemplars pel governador. Francesc Tomàs va ser empresonat el gener de 1871 i l'abril de 1872 fixà la seva residència a València.
Font: Viquipèdia

En el diari El Iris del Pueblo en el seu número 509, corresponent al dilluns, 31 d'octubre, el seu director, Miquel Quetglas 82 , escrivia:

”Palma 31 Octubre
ESPLICACIONES
No pocos son los sinsabores que, para los que como nosotros habitantes de los barrios inmediatos al del primer punto de infeccion junto a la iglesia parroquial de Sta. Cruz, han tenido que paladear desde los primeros momentos en que se declaró el mal reinante. Triste cosa es por cierto tener que abandonar de súbito el hogar doméstico en el cual concentramos todos nuestros afectos, nuestros ? y nuestras comodidades, y mas abandonándole del modo que hemos tenido que abandonarle, sin la seguridad siquiera de volver un dia á él, ó si la muerte que amenaza cernerse por todas partes nos atrapará por siempre de sus inefables garras.¡Qué fuera de nosotros sin los descansos de la familia!¡Que aire pudiera mitigar nuestras rudas fatigas sin su balsámico ambiente!
En medio del tragin de una salida forzosa, aunque muy por estremo saludable, dispersada nuestra corta redaccion por distintos lados de las afueras de nuestra amada Palma. EL IRIS DEL PUEBLO ha tenido que quedar por bastante tiempo huérfano de sus conocidos redactores y sobre todo su gacetilla se ha resentido mucho de ello, como quiera que en ella han acudido una muchedumbre de desconocidos que, á fuer de ligeros no muy bien intencionados, la han dado en criticar á diestro y siniestro sin ton ni son cuanto les ha venido en mientes en punto á los acuerdos y medidas de nuestra autoridad municipal, no pensando sin duda que la mayoría de nuestro dignisimo Ayuntamiento está compuesta de caracterizados republicanos, y cada censura que sobre ellos hecho caer tenia que ser un plomo derritido desprendido sobre su alma.
Esto, soberanamente injusto ha sido y no tenemos reparo alguno en retirarlo, todo ataque dirigido á los concejales en instantes tan angustiosos cuando hacian de su parte cuanto podian y mas de lo que podian en contra de la tremenda desolacion que nos amenazaba. ¿Qué mas puede pedirse de individuos que, además de pertenecer todos á la industria y el comercio, tienen que desempeñar cargos gratuitos y obligatorios, aunque honoríficos, entre el espanto ? y el pánico que esparce y ? que promueve la ? de un mal contagioso y cruel. A buen seguro que cuantos á censurarlos se han atrevido azaz crueles se han mostrado y por demas ingratos han sido, cuando trabajan y han trabajado dichos concejales en beneficio ageno y no en provecho propio. Empezando por el Alcalde primero, por el ciudadano Manera ¿no es acreedor á todo respeto, si se recuerda que durante la invasion colérica de 1865 tuvo la desgracia de perder á su idolatrada madre á un hermano y á dos partes mas integrantes de su familia? ¿No lo es mucho mas si se tiene en cuenta que el mismo fué acometido por dos veces por la enfermedad entonces reinante?
Otro tanto podemos decir del alcalde segundo y de una parte del alcalde segundo y de una parte del municipio, sin que por esto ninguno de los consejales se haya amedrantado ni el interés que les inspira la salud del término de su jurisdiccion se haya entibiado en lo mas mínimo.
En nuestro periódico se ha deslizado, por bajo cuerda, una gacetilla en la que se hablaba como en todo de crítica y chanza de los pocos regidores que pernoctan en Palma, como si el dormir fuera del recinto de nuestra ciudad constituyera un crímen, cuando el que la ha escrito, sin el valor de suscribirla, debiera de saber que los alcaldes y concejales que en este caso se hallan vienen prestando servicios tan importantes como los de los pocos que pasan la noche dentro de nuestra ciudad, y como prueba de esto citaremos al alcalde Ordinas, al regidor ciudadano Vallés, al alcalde Sr. Martorell y otros cuyos nombres no recordamos ahora.
Sepa este ruin y desconocido gacetillero que la cualidad de individuo de nuestro municipio no incluye el deber de continuo dentro de Palma, puesto que una vez que un regidor mora dentro de los límites del término municipal por el que fué elegido, nadie tiene el derecho de censurarle, siempre que cumpla con las comisiones que la corporacion á que pertenece le confiera.
Otros se han atrevido por medio de anónimos y comunicados, á motejar de inconveniente y abusivo el proceder de nuestro querido antiguo correligionario el ciudadano Jacinto Sastre por tener perenne en su casa á un municipal interino, como si un alcalde de un distrito estuviera en el deber de servir de alguacil para ir y venir por todas partes con órdenes de acuerdos y medidas de toda clase respecto al sostenimiento del estado sanitario de la localidad. En circunstancias tan especiales, como las que atravesamos, es de todo punto imposible el que los alcaldes puedan prescindir de tener á mano un dependiente municipal á fin de dar cumplimiento á las órdenes que se le trasmitan desde la Casa Consistorial, y así es que no solamente el ciudadano Sastre, sino todos los de su categoria en el Ayuntamiento, tienen á sus inmediatas órdenes un agente de la municipalidad.
El ciudadano Sastre además de llenar su cometido como alcalde, en su cualidad de industrial, ha mantenido su taller abierto siempre aumentando todos los días el número de operarios, y con esto ha aligerado muy mucho las cargas del vecindario en las angustiosas circunstancias que tanta afliccion nos causan.
En otro artículo seguiremos el hilo de dichas esplicaciones.
M. QUETGLAS

Continua el diari fent referència a una polèmica amb el Diario de Palma:
”El Diario de Palma en su número del 28 intenta contestar á nuestra réplica del 26, y á falta de argumentos con que refutarla se hace del error involuntario que en ella cometimos escribiendo el nombre de Ca l'Ardieque por el de Capuchinos. Bien hace nuestro cólega, valiéndose de nuestra distraccion, en ocultar el bulto, ó escurriéndose como quien dice por la tangente, cuando mejor que nadie sabe que el objeto del suelto á que respondiamos no era por cierto lo del pretendido ineficaz servicio del hospital, sino para con esto sacar á relucir lo de la heròica caridad de ciertas religiosas que se pierden de vista con sus cariñosa dulzura y sus piadosisimos sentimientos. Algun amigo oficioso le habria ido á referir lo que sin duda habia oido de boca de cierta superior autoridad referente á sus idolatradas palomitas sin hiel, y el solícito colega haciéndose eco de hablillas y murmuraciones del vulgo sobre el escaso servicio del indicado establecimiento nos encajó a renglon seguido lo de la famosa invitacion al señor Obispo á fin de que se dignara ect. ect.....
Sobradas razones tiene el Diario de Palma para rehuir la polémica sobre este punto puesto que al fin y al cabo si aquella tuviera lugar veríamos para quien es peor meneallo.

En la seva secció Gacetilla podem llegir:
”Con gran pompa y solemnidad y con asistencia tambien de toda la gente negra, se celebró el lúnes pasado la ceremonia, en la que tomó posecion del edificio de Santo Domingo de Inca la Audiencia territorial de Palma.
Desde el lúnes, pues, quedó trasladado en Inca todo el personal, material y demas enceres de justicia. Sin duda para que el acto tuviera mas validez asistieron á él toda la gente de mal vivir... digo, Vds. dispensen queremos decir todos los curas que aun que nada curen se les tiene no obstante por curas.
¡Ah!...se nos olvidaba hacer particular mencion del revolucionario cura Padre Gener, este tambien acudió á la fiesta, ¿no habia de acudir? si en Inca se le tiene ya por el perro de presa de cierto elevado personaje.
Cuando entre el reinado de justicia y moralidad, ya se lo dirán de misas al tal curita.

El Juzgado de primera instancia del distrito de la Lonja tiene ya el competente permiso de la Ilustrisima Audiencia para trasladarse en Santa Eugenia. Feliz viaje, asi lo veamos pronto del de la Catedral.

Por motivo de haberse presentado varios casos de fiebre amarilla en la villa de Inca, las tropas que habia en dicho pueblo han tenido que trasladarse á Sineu.

Parece cosa resuelta que los presos de la cárcel de Palma van a trasladarse una seccion en Inca y otra en Manacor, lo sentimos mucho para algunos empleados de la misma que no deseaban salir de Palma por parecerles mentira la tal fiebre amarilla.

Parece que ayer recrudeció algun tanto la enfermedad reinante. Son varios los que fueron atacados del tifus icterodes y en varias calles de la ciudad, algunos de los invadidos son hombres de la salud, y otros que no han tenido relaciones directas ni indirectas con los vecinos de la parroquia de Santa Cruz, esto nos hace pensar que esta enfermedad va siguiendo su curso.

A continuació insereix l'habitual part de les persones enterrades en el cementiri:

Finalment publica l'edicte de l'alcalde Rafael Manera que prohibia l'accés al cementiri amb motiu de la festivitat de difunts.
Font: Diari El Iris del Pueblo, 31 d'octubre de 1870. Biblioteca Can Salas

____________________
82 Miquel Quetglas i Bauzà (Palma de Mallorca, 5-3-1826 - id., 19-2-1872) fue un político siendo uno de los lideres republicanos más destacados del Siglo XIX en la isla. Era propietario de un almacén de harinas. Creó un Centro Instructivo Republicano (1852) y fue uno de los dirigentes en Baleares del Partido Democrático durante el reinado de Isabel II, que introdujo el republicanismo en Mallorca. Con este partido, en 1854 fue elegido concejal del ayuntamiento de Palma y en 1855 colaboró en El Iris del Pueblo, pero al acabarse el Bienio Progresista en 1856 pasó a la clandestinidad. Con Joaquim Fiol formó parte de la Junta Revolucionaria de Baleares durante la revolución de 1868. En 1869 fue miembro de la Diputación de Baleares, director de El Iris del Pueblo y presidente del Comité Balear del Partido Republicano. En las elecciones a las Cortes de 1869 fue candidato por el Partido Republicano Democrático Federal y obtuvo 8.645 votos, pero no fue elegido. También fue jefe de la Milicia Ciudadana de Palma y diputado provincial de Baleares. En 1869 escribió "La cuestión religiosa", en el que combate el oscurantismo y la superstición religiosa. El canónigo Maura Montaner le atacó por su "impiedad". Su multitudinario entierro fue el primero de talante laico en Palma, siendo el primer inhumado en el cementerio civil de Palma, ya que la Iglesia le negó el entierro en la tumba familiar del cementerio católico, donde por cuestación popular se le erigió un monumento funerario.
Font: Viquipèdia

El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares en el seu número 576 corresponent al dia 2 de novembre, tornava a avisar els ajuntaments sobre la temàtica relativa al cordó sanitari en el 665 i avisava del canvi d'ubicació de la secretaria de la Diputació:



Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

El juez de Paz en la seva edició del dia 3 de novembre no es referia a la crisi del tifus icterodes fins a a la seva pàgina 5 on publicava:

” LA CONMEMORACION DE LOS DIFUNTOS.
Ayer fué un día de tristes recuerdos para los vivos.
La memoria de los que han dejado de ser, vino á fijarse en nuestra mente reclamando una lágrima y una oración para su eterno descanso.
Los que han perdido en la tierra un ser querido, son los que con mas sentimiento conmemoran ese dia que la Iglesia católica consagra á sus amados hijos difuntos.
La costumbre, desde tiempo inmemorial abría en este dia á los vivos las puertas de la ciudad de los difuntos, pero este año ha sido interrumpida á causa de la enfermedad que aflige á nuestra casi abandonada ciudad.
La fiebre amarilla ha venido á imprimir en nuestras almas el sello de una melancólica tristeza.
Los pocos habitantes que quedan en esta población, ayer se recogieron en el santuario de sus hogares, y olvidándose por un momento de su común desgracia, elevaron en silencio sus plegarias al Sér Supremo, pidiéndole gracia por sus padres, por sus hermanos, por sus amigos y por todos los que ya han concluido su misión en la tierra.
El luto era general. El negro crespón y el fúnebre ciprés estaban en todas partes. El silencio de la población era lúgubre. La quietud en que vive la ciudad parece la quietud en que reposan los muertos.
Y es que la muerte se alberga entre nosotros. Es que todos tememos que nos hiera á traición su implacable guadaña.
La concurrencia en los templos fué muy escasa.
Y, ¡cómo no serlo sí la mayoría de nuestros vecinos ha emigrado á los pueblos del interior huyendo del peligro con que nos amenaza la enfermedad que ha depositado su gérmen entre nosotros!
Dios quiera que en el próximo año podamos tener el consuelo en este dia de visitar la morada donde reposan para siempre las cenizas de los séres que nos han sido queridos en este mundo.
Dios quiera que muy en breve se cierren las puertas del nuevo cementerio y que se borren las huellas de luto que vá dejando la mortífera enfermedad que nos azota.
Dios quiera que pronto los rayos del sol de la alegría disipen las negras sombras de ese sudario que hace un mes nos envuelve con su pestilente gasa.
Los muertos ayer reclamaban el recuerdo de los vivos. Nosotros, desde las columnas de nuestro humilde semanario , les tributamos un sencillo recuerdo en estas líneas.
Pobre es la ofrenda, que sale de lo mas íntimo de nuestras almas, pero vá desnuda de vanidad y de pretensiones.
El que lee en todos los corazones leerá en el nuestro la intención que le guia.
Paz á los muertos. Fraternidad entre los vivos.

BUENO Y MALO.
En estos últimos días la fiebre amarilla se ha tomado la libertad de atacar á mano armada á ciudadanos pacíficos que se creían seguros bajo la protección de los derechos ilegislables.
Esta clase de bromas no debiera tolerarlas la autoridad competente.
El Sr. Manera no debiera consentir que el Señor Icterodes allanara el domicilio de los ciudadanos.
Hé aquí lo que son las leyes del embudo: para unos lo ancho y para otros lo estrecho.
Soy de parecer que si se deja en libertad á ese facineroso que nos hace el bú, el mejor diá se mete en la Consistorial y arma una de ordago.
Concejales, oido á la caja, firmes en sus puestos.
Ya sé que hay mas de dos y mas de tres que acampan léjos del barrio.
Pero que no se descuiden porque á cáda cerdo le llega su San Martin.
Dejad que pase el chubasco
Y entonces haré saber
Lo que tiene cada uno
Con el debe y el haber.

En la villa de Inca han ocurrido algunos casos sospechosos.
Con tan funesto motivo las tropas que allí estaban acuarteladas se han largado, según nos dicen, á Sineu.
Bien hecho.
El que pudiendo evitar el peligro no lo evita, se hace responsable de las consecuencias.
Esto lo decimos para que no lo olviden las autoridades que se constituyeron por aclamación popular el 1º de octubre de 1868.
¡De cuántas consecuencias se les podrá pedir responsabilidad!
Yo sé de un predicador
Que sin cesar predicaba;
«En este pícaro mundo,
Quien mal anda mal acaba.»

Se me escapó.
En la cuenta de lo que nos cuesta el personal facultativo, se me fué el lazareto de la isla de Cabrera, en el cual cobran sueldo el médico Escafí y algunos individuos mas, consecuentes progresistas y socios de la tertulia del progreso.
Cuando cae se ha de recoger.
Mas vale tarde que nunca.
Al fin esos creyentes han llegado á probar las delicias del paraíso prometido.
¡Son tan dulces los encantos de una nómina!
Se despachó la receta
A gusto de la botica;
Esto en verdad tiene trazas
De un sinapismo que pica.

Font: Biblioteca vitual de prensa histórica

El dia 5 de novembre es reuneix l'Ajuntament 41 que estava en sessió permanent:

”El Sr. Presidente manifestó que la Junta municipal de Sanidad había resuelto la necesidad de que los presos en estas Carceles fuesen trasladados á otro sitio que reuna mejores condiciones higiénicas, á fin de evitar que se vean atacados de la fiebre amarilla; en cuya vista se acordó que en el edificio de Capuchinos se habilite local que reuna las condiciones necesarias, y que se halla destinado á dicho objeto para poderse trasladar al mismo llevandose á efecto dicha traslacion tan luego como estén terminados los trabajos necesarios á dicho fín.” 42

____________________
41 Els assistents varen ésser Rafael Manera, alcalde 1r, Ignacio Vidal, Jaume Ordinas, Jacinto Sastre, Gabriel Martorell, Gabriel Oliver, Francisco Siquier, José Pericàs, Miquel Palou, Nicolás Humbert, Luis Salas, Juan Coll, Nicolás Sitjar, Jaime Far, Pedro Juan Vallés i Gabriel Alzamora.
42 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 109.

El dia 6 de novembre es torna a reunir l'Ajuntament 69 que estava en sessió permanent:

”"a propuesta del Sr. Presidente, se acordó que este Ayuntamiento iniciara una suscripcion popular en favor de los infortunados huerfanos, de las pobres viudas y de los demas desvalidos, á quienes la muerte de alguno de su familia ha sumido en la horfandad y en la miseria, anunciandose al publico, que dicha suscripcion quedara abierta en la Secretaría de este Ayuntamiento."” 70

____________________
69 Els assistents varen ésser Rafael Manera, alcalde 1r, Ignacio Vidal, Jaume Ordinas, Jacinto Sastre, Gabriel Martorell, Gabriel Oliver, Francisco Siquier, José Pericàs, Miquel Palou, Nicolás Humbert, Luis Salas, Juan Coll, Nicolás Sitjar, Jaime Far, Pedro Juan Vallés i Gabriel Alzamora.
70 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 110.

El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares en el seu número 577 corresponent al dia 5 de novembre, en l'article 682, avisava que la oficina del cap d'administració econòmica es traslladava a Alaró:



Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares en el seu número 578 corresponent al dia 7 de novembre, en l'article 704, publicava les plantilles per a la confecció de l'estadística dels afectats per la febre groga:



Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 517, corresponent al dijous, 10 de novembre, podem llegir:

“Anteayer fueron atacados por el tifus reinante nuestros queridos amigos y correligionarios los ciudadanos Pablo Ripoll y Mut, editor responsable de este periódico y conserje del Casino Republicano y Luis Terradas. Haibéndose trasladados entrambos al acreditado hospital de las afueras casa de Ca L'Ardiaque, esperamos que con el eficaz auxilio de la ciencia pronto quedará restablecida su salud.

¿A cuanto subirán los gastos del vapor que acaba de embarcar en su bordo á los diputados Quintana y Palou y Coll, en su viaje? Personas competentes asguran que no bajará al menos de 30 mil reales. Es decir, que el gobierno que no ha tenido nada para auxiliar á la angustiosa situacion de nuestro ayuntamiento, ha tenido de sobra para desperdiciarlo en la conduccion de dos diputados á quienes ni por asomos se ha visto en Palma desde que fué invadida por la fiebre americana. Se ha tenido dinero demas, repetimos, para dos votos monárquicos que han de contribuir á la eleccion de un rey, y no se ha tenido un céntimo siquiera para el alivio de una poblacion azotada. Al cabo y al fin un rey es una calamidad, de lo que bien podemos deducir que el gobierno, si no vale para mitigar las calamidades públicas, sirve á las mil maravillas para protejerlas.

En la secció Gacetilla publicava:
“Hé aqui como espiden en Esporlas los salvo-conductos á los que salen á fin de que puedan regresar libremente:
Sello de la Alcaldia - A las 11 de esta mañana sale B. A. para Buñola - Salud y vigilancia - Esporlas 9 de Noviembre de 1870.- Gaspar Riutord, comisionado.
Ha sido acordonada la fábrica fundicion de hierro del Sr. Oliver-Maneu.

(...)

Ciudadano Redactor de El IRIS.
Esperamos de su bondad tenga á bien insertar en su periódico lo que sigue:
¿En que tiempo estamos? parece imposible que las juntas de Sanidad y en particular la de Selva, tenga tan poco miramiento con las personas destinadas á las cuarentenas; pues están en un almacen de carbon que por suma complacencia cedió el propietario de Son Bonafé, persuadido que la Municipalidad haria en él las divisiones necesarias para impedir el roce de los cuarentenarios, asi como fueren ingresando; y ademas no olvidaria el abasto de carbon, leñas, agua, luz y demas necesario para su sustento teniendo sirvientes á propósito que atendiesen á sus pedidos. Asi lo exige el deber, asi lo reclama la humanidad, pero sucede todo lo contrario, el albergue de que se trata que solo servia para custodiar carbon de piedra esté lleno de goteras su capacidad no tiene division alguna, asi como van viniendo los cuarentenarios los mesclan con los de los dias anteriores, tienen que dormir en el suelo rosando unos con otros, y si quieren comer solo lo encuentran bajo el amparo de algunos amigos, ó personas amantes de su prógimo.
Estos hechos deben hacerse públicos para escarnio de los que pretenden gobernar sin tener conocimiento para ello, y para que la Autridad superior de la provincia, ademas del castigo que se merezca, haga cumplir con el deber que en tales casos se requiere.
Esperamos que saldrá en el próximo número para que se tome providencia alguna para el bien de los cuarentenarios.
Disponga como guste de este su afectísimo y S.S:Q.B.S.M.
Manuel Piferrer

Dice El Isleño:
“En el estado sanitario de ayer figuran veinte y un curados lo que reduce la existencia de enfermos á sesenta. Semejante dato confirma lo que tenemos dicho en dias anteriores, sin embargo, para nosotros mientras no disminuya considerablemente por espacio de bastantes dias el número de invadidos, lo mismo que las defunciones, no creeremos estar mucho mejor respecto á la enfermedad reinante, lo mismo pensaremos de un irregular número de invasiones, pues si esto tiene lugar en determinados dias de la semana, ya sabemos es natural consecuencia de los desórdenes de los domingos que apesar de hallarnos en tiempos de epidemia no se evitan por siertas personas.
A continuació insereix l'habitual part de les persones enterrades en el cementiri:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 1 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 518, corresponent al divendres, 11 de novembre, publicava:

“Dos acontecimientos escandalosos han tenido lugar esta semana y de ellos vamos á dar cuenta al público en pocas palabras:
Es el primero la pérdida de los jueces de primera Instancia, sin que los pudiese encontrar un capitan de buque Norte-Americano que los buscaba con vivas ancias para formalizar una protesta de avería. El segundo consiste en no haber encontrado á los jueces de primera Instancia para instruir las correspondientes diligencias á consecuencia de una herida y consecutiva muerte de un hombre. Esto es muy cómodo, á los muertos que los entierren, el pueblo que pague las contribuciones sin haber ganado un céntimo, antes al contrario y los jueces que cobren sus sueldos sin cumplir con su deber.

En la secció Gacetilla publicava:
“Segun las últimas noticias del continente la fiebre amarilla va en descenso. Todo contribuye á creer que en breve nos veremos libres de tan funesta plaga.

Para el dia 16 se ha señalado la eleccion del nuevo Rey. No durará muchos años.

El otro dia manifestamos que los médicos de Barcelona cobraban cuatro duros diarios y dos los farmacéuticos en vez de los diez y cinco que respectivamente cobran aquí, estos últimos solo por tener la botica abierta, pues las medicinas se pagan aparte. Hoy mejor informados debemos manifestar que los farmacéuticos de Barcelona nunca han cobrado dos duros diarios pues solo se subvencionó á sus practicantes con seis reales diarios, subvencion que ya ha cesado como puede verse por el siguiente parrafo del extracto de la sesion de la Junta de Sanidad de aquella capital del dia 30 de Octubre último y que publican todos los periódicos.
Dice así:
Leida la proposicion suscrita por los señores Riera, Genové, Duran y La Rosa para que atendidas las circunstancias presentes y las ofertas hechas por algunos señores farmacéuticos de que continuaran sus establecimientos abiertos, quedando por consecuencia asegurada la existencia de estos para el servicio y necesidades del vecindario, cesen desde luego los honorarios que la Junta tuvo á bien asignar á los practicantes de los otros farmaceuticos vocales de la Junta. Es aprobada asimismo por unanimidad.
Circula la voz de que en algun convento de monjas han ocurrido casos de fiebre amarilla pero que no se ha traslucido porque enterrándose las monjas en sus propias iglesias todo queda oculto á los ojos del vulgo profano.
Creemos que tales rumores son falsos y solo hijos de algun alarmista, pero ya que esisten bueno fuera que la Autoridad viera si los enterramientos de las monjas reunen las circunstancias hijiénicas que la ley y la ciencia exijen, pues no comprndemos el porqué las monjas no han de ir al cementerio como cada hijo de vecino. ¿Donde está las igualdad?

Los militares ausentes de esta capital y alojados en los pueblos del interior de la Isla cobran el correspondiente plus de campaña. A los soldados les compete un real diario. Todo ascenderá á unos cuatro mil duros mensuales.

D. Miguel Guasp y Pujol, administrador del patrimonio del Rey que ha de venir ha renunciado á favor de los desvalidos su sueldo interin duren las circunstancias actuales.
Rasgos de esta naturaleza no necesitan comentarios. Consignarlos es su mejor elogio.

Pero apostamos que el señor Guasp tendrá pocos imitadores entre los empleados fugitivos ¿á que no renuncias su sueldo miéntras están por esos campos de Dios?¡Que han de renuncias!

D. Miguel Rosselló y Arrom, presbítero y canónigo penitenciario ha tomado las de Villadiego imitando su propio comportamiento durante el cólera. Parece mentira que una persona tan vieja como el señor Rosselló tenga tanto miedo á la muerte. ¿Y los 14,000 reales que cobra de su prebenda?... Toma, esos los sigue cobrando.
Nosotros temblamos con solo considerar los graves daños espirituales que pueden acarrearse á las almas de los penitentes durante la ausencia del canónigo penitenciario.
Su hermano el presbítero D. Jaime tambien se ha marchado, pero este ménos mal, porque solo cobra del Estado 1855 reales de pension vitalicia en remuneracion de los inmensos servicios que prestó á la sociedad con solo ser fraile franciscano. ”
Finalment insereix un comunicat remès per part d'uns subscriptors:
“Ciudadano Director de EL IRIS.
Muy señor nuestro: esperamos merced de su amabilidad se sirva insertar en su apreciable periódico las siguientes líneas, con lo cual le quedarán agradecidos unos suscritores. Palma 8 de noviembre 1870.
Cuando alguno de nuestros compañeros los artistas deja de asistir al taller para trabajar, su maestro no le abona el jornal, y hasta muchas veces le despide obligándole á que tenga de buscar trabajo en otra parte, medida que encontramos justa y que quisieramos se estableciera en todas las clases de la sociedad; pues bien, si esto se hace con los pobres artistas ¿porque no se toma igual medida con los empleados que han abandonado sus destinos? En cuyo caso se hallan, segun nos han dicho, D. Miguel Vanrell oficial de la Diputacion provincial, establecido en Llummayor desde ultimos del mes de setiembre, los escribientes de la misma corporacion D. Gabriel Muntaner y Sancho y D. Gabriel Muntaner y Maura, establecido el primero en Buñola y el segundo en Binisalem ó en Inca, D. Marcos Amorós escribiente de la Junta provincial de primera enseñanza, que tambien tocó las de Villadiego, fijando sus reales en Alaró y D. Juan Gelabert Depositario de fondos provinciales que reside en Valldemosa y solo se vé en su puesto una vez á la semana.
Sensible es que cuando parecia que habian desaparecido los odiosos privilegios, presenciamos semejantes hechos, sin que sepamos se haya tomado providencia alguna contra los que tan descaradamente faltan al cumplimiento de sus deberes, en circunstancias como las que desgraciadamente atraviesa esta capital, pero confiamos en la independencia y rectitud que distingue á todos los individuos que componen la Diputacion provincial, que aplicaran sin el menor miramiento á dichos empleados lo que establece la Real órden de 14 de Mayo de 1854, publicada con oportunidad en el Isleño del dia de ayer, y de este modo se impondrá el debido correctivo á los funcionarios que tan poco celosos se muestran en el desempeño de sus destinos y al mismo tiempo servirá de satisfaccion á los que se han mantenido en sus puestos y á los contribuyentes en general que no pueden ver con indeferencia el comportamiento de empleados que se figuran que los destinos para que fueron nombrados con patrimonio suyo.
Con este motivo tienen el gusto de repetirse suyos afectísimos S.S.Q.B.S.M.
Unos suscriptores. “
Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 11 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 519, corresponent al dissabte, 12 de novembre, publicava:

“Ahora que, segun las noticias del correo último, parece que la candidatura Aosta va de capa caida y sirve solo ya de risa y burla á los mismo monárquicos hasta la médula de los huesos, fuera digno y patriótico de parte de los diputados "mallorquines" Sres. Quintana y Palou y Coll, para cuya inútil traslacion al litoral de la península se han gastado, como tenemos dicho, mas de 30 mil reales, que se acercaran á los ministros, y en vista de la imposibilidad de que con la ley de Rojo Arias haya eleccion de monarca posible, vieran de recabar de ellos el que el Castillo de Bellver se cediera al municipio de Palma, con cuya cesion, tendria este á mano el fácil arreglo de un hospital de apestados en las afueras de esta ciudad y dentro del cual pudieran alojarse comodamente mas de 300 enfermos en condiciones higiénicas las mas apetecibles durante toda clase de epidemias.
Sentimos que nuestros dos buenos diputados no hayn tenido el gusto de girarnos alguna visita en las anormales circunstancias en que vivimos á causa del huesped americano, porque así se hubieran convencido de la imperiosa necesidad que tenemos, en la capital de la Provincia que en el Congreso representan, de contar, desde aquí en adelante, con un par de edificios que como el indicado Castillo puedan servirnos de hospitales siempre que algun mal epidemico nos invada.
Mas ya que no les ha parecido bien el verlo, y aun ignoramos si lo habrán oido contar, bueno será que se enteren los dos insignes mallorquines, y se convencerán desde luego de la verdad que manifestamos.
De otra parte poco caso va á hacer de Bellver cualesquiera magestad que se erija ó levante para vivir á expensas del penoso sudor del pueblo, y ya que le ha tocado la suerte de estar tan infructuosamente reservado de la desamortizacion del real patrimonio, quepale al menos la honra de servir de asilo á la humanidad doliente, puesto que su situacion en un puesto elevado y bañado de continuo por las saludables brizas del mar y las fortificantes y aromadas del bosque, hacen de él la mansion mas aproposito para el espresado hospital, reuniendo además la inestimable ventaja de radicar á poca distancia de esta ciudad.
Esperamos que los Sres. Quintana y Palou y Coll, en atencion á lo dicho, sabrán aprovechar el tiempo de su residencia en Madrid consagrados al laudable fin que anunciamos, como á otros mil asuntos indispensables para el bien de la mayor de las Baleares. ”

En la secció Gacetilla publicava, en primer lloc copiava de La Federacion de Barcelona en el seu número 63 corresponent al 30 d'octubre de 1870, la referència a la desaparició de El Obrero i que podem llegir completa en el paràgraf corresponent en aquesta mateixa pàgina.
A continuació publicava:

“Tenemos la satisfaccion de anunciar que nuestros queridos amigos, Luis Terradas é Izquierdo y Pablo Mut y Ripoll seguen en el mejor estado y con todas las probabilidades de que se salvarán. Estos ciudadanos fueron invadidos en uno de los salones del Casino Republicano y como estaban allí los médicos Ferrer (Alejandro), Siquier, Escalas y Perelló y el farmacéutico Delmau (Gabriel) ayudados por varios otros sócios pudieron prestarles en el momento los ausilios mas rápidos y enérjicos y en la mañana siguiente dispusieron la traslacion de los enfermos al hospital de Ca l'Ardiaque.
Todo esto prueba que la fiebre amarilla no es tan fiera como la pintan si desde el principio se la combate como se debe.

(...)
Al conocido médico republicano Calbó se le ha impuesto una multa de cien escudos por censurar las medidas sanitarias tomadas por las autoridades. Lo sentimos porque es un pobre padre de familia digno de toda consideracion.

Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 12 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares en el seu número 580 corresponent al dia 12 de novembre, en l'article 725, desmentia els rumors que comentava que en el poble d'Inca s'havien donat alguns casos de tifus icterodes:



Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 521, corresponent al dimarts, 15 de novembre, publicava:

“SIGUEN LAS ESPLICACIONES
Que en esta serie de artículos bajo el epígrafe de ESPLICACIONES, no nos mueve el espíritu de partido sino el de la razon y el de la verdad sensible en hechos, no hay para qué ponerlo en tela de juicio. A la Junta de Sanidad local tambien estamos en el deber de rendirle nuestros mas sinceros homenajes de aprecio y gratitud por su celo, que ni en un solo momento se han entibiado.
En especial, nuestro amigo, el farmacéutico Sr. Obrador, ha procedido en las actuales circunstancias, con una actividad nunca bastantemente ponderada, contribuyendo en mucho, son su recto é ilustrado consejo, en cuantos acuerdos ha tomado la administracion municipal. Ni un solo dia ha dejado, dicho señor de asistir á la sesion permanente de la antedicha junta, y el ciudadano Manera ha encontrado en él, en los momentos mas criticos y apurados, un arrimo valedero y sobradamente eficaz.
Demasiado reconocido es de todos el claro talento del Sr. Obrador. Su inteligencia practica y su pronta espedicion en todo género de empresas le conquistan siempre el justo aprecio de cuantos de cerca le siguen son que nunca pueda tildársele de remiso ni tardio en sus servicios, cuyo exacto y rápido cumplimiento en todas ocasiones tanto le enaltecen.
Nunca á buen seguro incurriremos en la ruindad, muy comun en nuestros dias, de querer cerrar los ojos ante los merecimientos de nuestros adversarios en política, por señalados que aquellos sean; al contrario, nos complacemos en enzalsarlos, sin que en nuestra conciencia hallemos dificultad alguna en hacerlos públicos y notorios.
Lo decimos sin empacho; en época como la que atravesamos, siempre quisiéramos á nuestro lado personas dotadas de tan buen criterio y de una laboriosidad tan aidua como los que reune nuestro apreciable amigo el Sr. Obrador.
En donde, sobre todo, este buen conciudadano mas ha trabajado ha sido en el ramo anexo á su profesion facultativa, pues él mas que ninguno, se ha esmerado en la pura confeccion de cuantos preparados se han requerido para la curacion de los invadidos de fiebre amarilla, como igualmente en proporcionar al jefe de las fumigaciones, nuestro correligionario el ciudadano Paché, toda suerte de desinfectantes, á mas de cuantas instrucciones han sido indispensables para el buen efecto de aquellas.
Dirase, quizás, por algunos maldicientes, que su farmácia si bien ha permanecido abierta, esto reconoce por causa el lucro del despacho como la retribucion que le tiene señalada el Ayuntamiento; mas nosotros que hemos visto en toda su certidumbre el digno comportamiento que el Sr. Obrador ha tenido; nosotros que hemos presenciado y presenciamos todos los dias su buena voluntad, su desinterés, su solicitud, su admirable serenidad, su constancia, su valor moral, sus modestas acciones, su ninguna japtancia; nosotros debemos y queremos confesar que, aun á vueltas de cuanto digan y propalen sus emulos y censores, el Sr. Obrador es acreedor á nuestra mas respetuoso acamiento y digno de que la corporacion municipal, despues de concluida la actual epidemia, declare que á su juicio ha merecido bien de nuestro vecindario.
En algunos colegas de esta capital se ha intentado hacer algunos cargos al Ayuntamiento por no vigilar cual se merece el preferente servicio de los fumigadores, queriendo motejar á estos de negligentes y poco activos.
No es cierto á fe. El cuerpo de fumigadores á las órdenes del ciudadano Paché, aseguramos formal y solemnemente, que no se ha dado momento de reposo en su importante cometido, hasta el estremo de sentir ya dicho gefe algun daño en su aparato respiratorio, á causa del improbo trabajo que ha tenido que hacer en sus continuas fumigaciones. Dia y noche ha estado de pié con sus compañeros, acudiendo con la mayor y mas recomendable prontitud á todos los puntos indicados, y esto lo hemos oido de boca de nuestro benemérito Alcalde quien no se cansa de prodigar albanzas á dicho ciudadano por su conducta en el ejercicio de sus deberes, como gefe de fumigaciones.
Nada omite ni descuida nuestro buen Alcalde. Ahora mismo se está haciendo una gran fumigacion por las calles y plazas que contiene la acordonada parroquia de Santa Cruz, echando mano para ello de una brigada de voluntarios, cuya primera condicion es haber padecido ya la fiebre amarilla, á fin de que en su peligroso trabaj no puedan ser acometidos por dicho mal.
Despues de fumigada esteriormente toda la barriada, se abriran una á una todas las casas al objeto de fumigar sus habitaciones interiores y lavar las ropas sucias que en ellas haya con el humanitario y discreto fin de que al regreso de sus habitantes no corran estos el menor riesgo de verse sorprendidos por el insidioso tifus reinantes.
Quiere nuestra municipalidad y con ella cuantos se interesan en la salud pública por cuyo estado normal trabajan constantemente, que con medidas cautelosas, energicas y radicales se termine nuestro angustioso estado sanitario, con el numero menos posible de victimas.
Ya que no nos ha sido dado salvar los intereses, tengamos la grata satisfaccion de salvar miles de vidas.
M. QUETGLAS.

El domingo último por la noche tuvo lugar en la Escuela Católica situada en la calle del Sol, un matrimonio religioso, entre dos jóvenes pertenecientes á la clase obrera, tan original como digno de todo elogio.
Es el caso que á principios de Octubre fué trasladada, desde el arrabal de Santa Catalina, á la casa de salud de Cá L'Ardiaque una modesta y hermosa jóven fuertemente atacada del tifus icterodes y junta con ella su madre también invadida por el mismo mal y casi moribundas entrambas. A las pocas horas falleció la segunda, siendo tal la gravedad de la primera, que no siquiera se apercibió de ello. Otra hermana mayor de esta, habia muerto ya, en el arrabal indicado, de la enfermedad reinante, por manera que, viuda ya, desde hácia algunos años, su madre, con tan sensible y dolorosa pérdida quedaba sumida en la mayor horfandad, agravada esta con el cuidado de otra hermana menor.
Juana Ana Martorell y Ginart, que así se llama la jóven espresada, eficazmente asistida por el personal facultativo de Cá L'Aridiaque se curó casi por milagro. Una vez fuera de peligro, reflexionó sobre su triste situacion, manifestando á los jóvenes facultativos señores Siquier y Escalas que hacia diez y seis meses que tenia relaciones amorosas con un jóven jornalero quien le profesaba muchisimo cariño. Penetrados ambos facultativos del estado difícil en que iba encontrarse entre el torbellino de la sociedad su linda curada, trataron de ver si alcanzarian que su amante le diera la mano de esposa asegurando de esta suerte su porvenir. En efecto tan acertadas y eficaces fueron sus gestiones que se han visto coronadas del mejor exito.
Como deciámos pues al principio, el domingo último fué conducida la amante pareja y su comitiva, del castillo de Bellver donde se hallaba, á la Escuela Católica, en cuyo local, ante la capilla de la Purísima, verificose la ceremonia religiosa por el presbítero de la iglesia parroquial de Santa Eulalia Sr. Florit, ante los testigos y padrinos señores Siquier y Escalas. Hallábanse además presentes en dicho acto el primer alcalde Sr. Manera, el alcalde Sr. Ordinas, el diputado provincial señor Quetglas, el concejal Sr. Miralles, los facultativos Coll, Enseñat, Perelló y Martorell, el síndico Sr. Oliver, nuestros amigos los Sres. Sitjar y Font, los presbíteros Sres. Cabrer y Maura y otras personas que sentimos no recordar.

En la secció Gacetilla, en primer lloc anunciava que s'havia aixecat el cordó del Círculo Mallorquin, malgrat la majoria dels seus socis es trobaven fóra de Palma i esperava que aviat es procedís d'igual manera amb els altres casinos. A continuació animava als republicans a participar i guanyar les eleccions municipals i provincials que s'havien de celebrar el mes de gener. A continuació escriu:

“Hoy que los actos de desprendimiento no son muy numerosos que sepamos, nos hacemos un deber de transcribir la siguiente comunicacion:
Alejado de la capital por circunstancias especiales me veo en la imposibilidad de prestar en ella los servicios gratuitos médicos que ejercí durante el cólera del año sesenta y cinco. Por consiguiente en beneficio de la humanidad me ofrezco ahora tambien gratuitamente á asistir á todas las familias pobres de este barrio en las enfermedades que ocurran durante la época epidémica actual, dando oportunamente parte de los casos sospechosos á esa Junta de Sanidad =Dios guarde á la Junta muchos años - La Vileta 21 de Octubre de 1870.- Pedro Calbó y Compairé.-A la Junta de Sanidad de La Vileta.
Este comportamiento del ciudadano Calbó no necesita comentarios.

Los últimos temporales han sido sumamente beneficiosos para la salud pública. Podemos asegurar á nuestros lectores que antes de concluir el mes en curso Palma habrá recobrado su estado normal. La fiebre amarilla pasará pronto á la historia.

Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 15 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

Comença “El Juez de Paz” en el seu número corresponent al 16 de novembre, demanat disculpes pel retard en l'aparició d'aquest número que atribueix a un refredat que ha patit el periodista però que ja torna “resuelto á no callar hasta que tengamos un rey que nos convenga á todos.”
En la seva pàgina 4 publicava:

” Con el mayor placer damos cabida en las columnas de nuestro periódico al siguiente comunicado que nos han dirigido para su inserción algunos de los que hacen la cuarentena en el castillo de Bellver, y la espontánea manifestación de gratitud que hacen en favor de algunas personas, dice mucho mas de lo que nosotros pudiéramos decir en su elogio. Los que se han hecho acreedores por su proceder al respeto de todas las gentes honradas, pueden estar satisfechos.
Dicen así los cuarentenarios:
” COMUNICADO.
Sr. Director del periódico EL JUEZ DE PAZ:
Muy señor mío y de nuestra consideración y aprecio. Los que suscriben esperan merecer de la notoria amabilidad que á V. distingue, se sirva disponer la inserción en las columnas de su apreciable periódico del adjunto comunicado y le quedarán reconocidos S. S. S. Q. S. M. B.
Varios cuarentenarios.
Desde el elevado y pintoresco castillo de Bellver donde desgraciadamente nos encontramos por consecuencia de la reinante epidemia que hoy aflige á la capital; y con objeto de disuadir por completo los ánimos en general y especialmente los de las familias que por igual motivo tuvieran en lo sucesivo que ingresar en el citado edificio, hemos creido. no solo conveniente sino como un sagrado deber, hacer público que el mencionado castillo ha sido siempre una casa de campo que verdaderamente proporciona el olvido de cuanto en la actualidad preocupa tan terriblemente la imaginación de los habitantes de esta ciudad.
Sirva pues de precedente, que en el referido castillo se hallan hospedadas personas de diferente estado de salud como lo son, los que han asistido enfermos y difuntos de la enfermedad reinante, así como los convalecientes, tanto de casas particulares como procedentes del hospital de Ca l'Ardiaque, y para las tres clases de personas se ha establecido un sistema diferente de alimentación y cuidado, sin que se escasee ni el chocolate ni el rico bizcocho, pollo, carne, vino, sopa variada y legumbres en general, siendo inmejorable el pan que se administra, dando á cada persona los alimentos que el estado de su salud reclama; debiendo advertir que el aseo en la cocina y distribución de los manjares no es menor que su buena calidad.
Todo lo antedicho no lo estrañarán nuestros lectores sabiendo que el jefe de este castillo lo es el digno Teniente de Alcalde de esta ciudad D. Gabriel Martorell 71 , quién sin remuneración alguna, no solo se halla al frente de los establecimientos cuarentenarios como son, Lazareto, Restaurant Vista Alegre y el edificio que nos ocupa, sino que en este último se le ve desplegando por sí mismo y con esposicion de su inmejorable salud un celo y actividad sin igual y propio de sus bellos sentimientos, que á la verdad redunda sobre unas trescientas personas que en el citado castillo se albergan, como evidentemente lo prueba, si entre lo espresado nos honramos citar como citamos, el hecho de estar satisfaciendo de su bolsillo particular el correspondiente salario a una ama que con sus pechos alimenta un infante que ha perdido su madre natural; siendo aun mas de notar que, existiendo en el referido castillo algunos niños mayorcitos, pero que aun necesitan el alimento de les pechos de sus madres (que también han perdido) tiene el citado Sr. Martorell dentro de este recinto algunas cabras de su propiedad para administrar la leche á tan desgraciados parvulitos.
Ha contribuido muy mucho al logro del brillante servicio aquí establecido, el buen acierto que ha tenido el Sr. Martorell en el nombramiento de sus delegados y, dependientes; debiendo hacer especial mención del conocido empleado cesante D. Aniceto Lacal 72 á cuyo cargo se halla la administración que con la mayor exactitud y puntualidad viene desempeñando, no descuidando el hacer que los demás dependientes cumplan respectivamente sus deberes, no obstante de sus ímprobos trabajos, si bien es ausiliado por el no menos digno empleado cesante de vigilancia D. Bartolomé Coll y Dols quien se desvela en el cumplimiento de todos sus deberes.
Consten públicamente, pues, tan humanitarios procederes por los empleados de dicho edificio y por el referido Alcalde, sin que podamos prescindir de elogiar los que á la par presta el facultativo de asistencia del mismo D. Juan Ignacio Martorell 73 , á fin de que, llegando á noticia del público y del digno Gobernador civil Sr. Tagle, quien en las críticas circunstancias por que atravesamos ha sabido grangearse el aprecio y cariño de sus súbditos, por sostenerse firme en el merecido puesto que ocupa, pueda caberle (como no dudamos) una completa satisfacción de las autoridades que le rodean, y dentro del círculo de sus atribuciones, esperamos sabrá tener en cuenta los brillantes servicios que con fidelidad están prestando las personas de quien se deja hecho mérito en el presente comunicado.
Bellver 14 de noviembre de 1870. “

En la seva secció BUENO Y MALO comença el setmanari referint-se als farmacèutics:

” A los Sres. Boticarios que solamenle por tener su botica abierta durante las presentes circunstancias han exigido la friolera de 100 rs. diarios, les recomendamos la lectura del siguiente remitido, que para su satisfacción colocamos en lugar preferente, el cual ha sido publicado por el Diario de Barcelona á instancia de los farmacéuticos de aquella ciudad:
” Sr. Director del Diario de Barcelona. Muy señor nuestro: En la crónica Local del Diario de hoy, de su digno cargo, se lee un suelto que dice asi: «Se nos ha dicho que los farmacéuticos que forman parte de la Junta de Sanidad, por un sentimiento de delicadeza que les honra, han renunciado á la retribución que se prometió á los farmacéuticos de Barcelona que conservaran abiertas la boticas durante la actual epidemia.» Y como quiera que esto dá á suponer que los farmacéuticos que tenemos nuestras boticas abiertas — y no pertenecemos á la Junta de Sanidad — aspiramos á una "retribución que nadie nos ha ofrecido, á nadie hemos pedido y de nadie admitiríamos, hemos de merecer de V. se sirva mandar rectificar aquella noticia, toda vez, que si voluntariamente nos hemos propuesto permanecer en nuestros puestos de honor— durante las aflictivas circunstancias porque atraviesa esta capital— manteniendo abiertas nuestras boticas, ha sido y es solo, por humanidad y por decoro profesional.
Abusando de la bondad de V., nos permitiremos rogarle, se sirva también rectificar una noticia dada por otros periódicos de esta localidad, de la que se desprende que nuestros practicantes cobran retribución del municipio, y como esto es también de lodo punto inexacto, suplicamos á V. invite á sus colegas— que hayan dado aquella noticia, se dignen rectificarla, para que queden en el debido lugar que les corresponde nuestros practicantes— que voluntariamente y solo por un acto espontáneo de abnegación y humanidad—se han mantenido. en sus puestos.
Anticipando à V. nuestro reconocimiento y dándole las más espresivas gracias, se ofrecen de V. afectísimos S. S. Q. S. M. B. — Dr. E. Fortuny, botica de «Monserrat »— Francisco Poquet y Pamiès botica del Dr. Marqués. — José Escriba. — Federico Texidor.—E. Marqués y Matas; — Doctor J. Balvey v Martorell.— Dr. Jacinto Rojals y Verdeguer.
Barcelona 21 de octubre de 1870. “
¡Qué lección tan digna y elocuente para nuestros filantrópicos y humanitarios boticarios!
Suponemos que después que hayan leído las anteriores líneas se aplacará su afición monetaria, y que por el decoro de la espátula, desistirán de cobrar los 100 rs. diarios que están cobrando.
Es mas, uno de ellos dá las drogas y simples de su laboratorio político grátis á todos los que voten en favor del partido radical.
Y ya ven ustedes, su liberalismo á prueba de mortero se ceba en los 10O rs., que al fin de la jornada tendrán que ser pagados por el pueblo, por ese pueblo que tan progreseramente es esplotado.
¡Y luego ese mozo tendrá el cinismo de hacer discursos declamando enfáticamente en pro de la libertad, de la moralidad y de la humanidad!.
Veremos les resultados que dará este sinapismo, pues en el caso de que no dén, nos veremos en la necesidad de aplicarles un cáustico detrás de las orejas.
Así oirán, de seguro.
Aunque su pasado anuncia
Que al gritarles algo fuerte
Esclaman luego ¡denuncia!

Y ya que de sentimientos humanitarios estamos hablando, hagan el favor los que cobran cinco duros diarios por tener abierta la puerta de su casa, de pasarse por los ojos las siguientes líneas que ha dirigido al ciudadano Alcalde, el Sr. D. Miguel Guasp y Pujol 74 , Baile Administrador del patrimonio que fué de la Corona.
” Deseoso de contribuir con mi humilde óbolo al alivio de los infelices invadidos en esta, capital por el tifus icterodes, espero se digne V. S. admitir, ínterin duren las actuales circunstancias, la cesión del sueldo de que disfruto como Baile Administrador general del patrimonio que fué de la Corona en estas islas, con destino á los que gimen en el hospital súcio de Ca l'Ardièca.
Y considerando que mi donativo fuera tanto mas provechoso en cuanto de una manera directa é inmediata influya en mejorar la suerte de los invadidos pobres que se alberguen en dicho establecimiento, he adelantado el importe de la mensualidad del corriente, invirtiéndola en telas de hilo para sábanas, de las cuales puede V. S. disponer tan luego como llegue á sus manos la presente. Dios guarde á V. S. muchos años. Palma 3 de noviembre de 1870.— Miguel Guasp v Pujol.— M. 1. Sr. Alcalde popular de Palma. “
Ese sí que es un desprendimiento digno.
Comparen ustedes, señores de la espátula, ese no solamente tiene la puerta de su casa abierta sinó que además pone su trabajo gratis. Y esto qué no es de los que enviaban limosnas al general Prim, cuando iba perdido por esos mundos sin un cuarto en casa: ni en el bolsillo, soñando en su profecía de los dos años y un dia y en la inmoralidad de que era presa su patria.
Pero dejémonos de circunloquios y demos las gracias al Sr. D. Migue! Guasp y Pujol, por su humanitario donativo.
Predicad con el ejemplo
Ricos-homes del progreso,
Porque de no, se os dirá
Sois ratas oliendo á queso.

Ciudadano Alcalde: ya que como vulgarmente se dice el Ayuntamiento que V. tan dignamente preside, está tirando, en beneficio de los pobres, la casa por la ventana, seria muy conveniente, muy humanitario y muy higiénico, que á los infelices que diariamente y apremiados por la necesidad, acuden al ex-convento. de Capuchinos en busca del indispensable alimento, que se les diera por amor de Dios un poquito de pan, porqué la sopa que se les dá no es suficiente á satisfacer las mas exiguas necesidades de la vida.
¿Qué importan mil reales diarios mas ó menos?
Que se supriman una veintena de los empleados nuevos que sirven para todo menos para lo que han sido nombrados, y la cantidad que se economice en esté sentido se puede aplicar al pan de los pobres.
Veremos si el ciudadano Alcalde toma en consideración nuestra indirecta.
Si lo haces, te cantaré
Con guitarra unas folias,
Ensalzando al buen Rafael
Que camina sin Tobías.

¿Quién dijo que el ciudadano Alcalde no tomaba parte en ningún acto de la religión católica?
Pues mintió como un villano malandrín y le voy á probar que es un follón.
El ciudadano Manera, junto á la pila bautismal ha dicho bolo.
Quiero decir, que hace algunos dias ha sido padrino, como la Iglesia manda, de un niño que había nacido en el castillo de Bellver, hijo de un matrimonio que está allí haciendo la cuarentena.
Por lo visto aun le quedan resabios de lo que fué, lo que prueba que todavía volverá á ser lo que ha sido.
Siga esa línea de conducta el ciudadano Manera, sea republicano si quiere serlo, pero no ataque ni ridiculice tan sin motivo la religión en la que le educaron sus cristianos padres.
No fué bautizo civil
Al que asistió el ciudadano,
Que fué el bautizo de un niño
A quien hicieron cristiano.

Los socios del casino de la Marina del arrabal de Santa Catalina, han abierto una suscricion para ausiliar á los pobres de aquel vecindario.
Tan laudable proceder es digno de ser imitado por todos y bueno fuera que las personas acomodadas que hoy residen en los pueblos del interior de nuestra isla, hicieran también algun donativo en favor de los pobres.
Porque todo aquel que tiene algo de sobra, tiene el deber sagrado, en los momentos que atravesamos, de ayudar á los que no tienen lo necesario.
Bueno fuera que nuestro Gobernador civil dirigiera una escitacion á los emigrados, haciendo un llamamiento á sus buenos sentimientos.
Estoy seguro que serían muchos los que no se mostrarían sordos.
En mas críticos momentos
Dieron pruebas de ser buenos,
Vamos pues, que el mal de muchos
Repartido toca á menos.

Combatiendo la terrible enfermedad que nos azota y ausiliando á sus hermanos, han fallecido víctimas de su ardiente amor á la humanidad dos soldados de Cristo.
El jóven sacerdote D. Sebastian Palmer, vicario supernumerario de la parroquial de Santa Cruz y la hermana de la caridad Sor Luquesia.
Los dos han velado sin descanso á la cabecera dé los moribundos atacados de la enfermedad que no ha querido respetar su magnánimo sacrificio.
En el cielo habrán encontrado seguramente la recompensa de sus virtudes.
Han muerto como cristianos
Dando al enfermo consuelo;
La corona de los justos
Habrán hallado en el cielo.

El tifus icterodes anda al retortero de los derechos de asociación.
Sinó que lo digan los cordones sanitarios establecidos al rededor de los casinos.
La medida salvadora ha cerrado las puertas del Círculo Mallorquín, Casino Palmesano, Ateneo Balear, Casino de Conciliación liberal, Casino Republicano, Casino Católico, Casino de la Honradez, Casino de los marineros y Asistencia Palmesana.
Estas sociedades han sido disueltas de hecho sinó de derecho por el tirano que hoy nos azota burlándose de todas las garantías escritas en el moderno código.
Mal. presagio. Esto augura un término á la enfermedad pestífera que hace dos años y pico está agotando los bolsillos de los contribuyentes españoles.
Se van poniendo de punta
Por lo visto los tiranos,
Y van á arrambar muy pronto
Con todos los ciudadanos,

A ellos republicanos .
Ahora que tenéis la sarten por el mango no conviene perder la ocasión.
Cuando fumiguéis el Casino Católico, operación que seguramente os será confiada, escudriñad todos los rincones, golpead las paredes y mirad en los lugares mas escusados, á ver si al fin dais con el depósito de armas y municiones de guerra, que según decís están allí escondidos.
Ahora si que se os presenta una ocasión que ni pintada para salvar la patria.
Se acabó la guerra civil.
Y lo mejor será que no se podrá decir que barreneis los derechos enagenables.
Os anuncio un resultado
Que os ha de dar gran prestigio;
Porque habéis de hallar escobas
Que están contra el gorro frigio.

En el puente de Inca también han establecido el correspondiente cordón sanitario.
Los guardianes de la cuerda se pasean con un gatsoll 75 al hombro.
Uno de ellos dijo que el día en que todos fuéramos iguales, porque por lo visto el mozo es de los de la nueva idea, dijo que él haria mas destrozo de señores con su gatsoll, que los franceses de prusianos con sus matracadoras.
Se van civilizando los chicos.
¡Buen resultado daría la roja puesta en manos de tal gente!
Francamente, no me gusta
Tamaña barbaridad,
Porque lo es, con un gatsoll
Esplicar fraternidad.

En las oficinas de la Diputación provincial faltan algunos empleados.
Un oficial de dichas oficinas está en Llummayor.
Un escribiente en Buñola.
Otro en Alaró.
Y otro en Binisalem.
Y como su obligación es la de estar en la ciudad, esperamos que el Sr. Gobernador, como presidente de la Diputación, tomará sus medidas para que los perdidos vuelvan al redil.
Porque aquel que sueldo mama
Cuando el peligro no asoma,
Justo es que también lo mame
Cuando hay bullicio y hay broma.

Dicen que se dice y yo a mi vez lo digo, que el comandante de presidio ha hecho dimisión por unos dimes y diretes que ha tenido respecto al traslado del establecimiento presidial á la villa de Llummayor.
Aquí hay intríngulis.
De él saldrá seguramente alguna cosa de rechupete y agua de chufas.
Ese presidio tiene mas conchas que un galápago.
Sinó que lo digan los apuntes de marras.
Habrá alguno muy formal
Que sin salir de su esfera,
Con actitud magistral
Nos dirá que es muy moral,
Y querrá decir morera.

El sacerdote Sr. Florit ha casado en el local de la Escuela católica á una pobre joven que acababa de salir del hospital de cá l'Ardiaca, convaleciente de la enfermedad reinante.
Esta infeliz había tenido la desgracia de perder en el mismo hospital á su anciana madre y sola en el mundo se ha acogido al amparo de un joven con quien la unian lazos amorosos, desde hace algun tiempo.
Tan honrado jóven no ha negado su protección á la desvalida huérfana y el domingo último como hemos dicho, el Sr. Florit les unió por todo el tiempo que les queda de vida, siendo testigos y padrinos de la boda los jóvenes médicos del citado hospital señores Siquier y Escalas, quienes han hecho á los novios un espléndido regalo de boda.
A la ceremonia religiosa asistieron los alcaldes ciudadanos Manera y Ordinas, el diputado provincial ciudadano Quetglas, el concejal del Ayuntamiento ciudadano Miralles, el síndico ciudadano Oliver, los médicos señores Enseñat, Coll, Martorell, Perelló y los presbíteros señores Cabrer y Maura.
Aplaudimos el que el Sr. Alcalde y algunos de sus compañeros tomen parte en los actos de nuestra religión.
El Pro. Sr. Florit les obsequió á todos con un sencillo refresco, después de la ceremonia, y quedaron alegres y satisfechos.
Así me gusta.
La conducta del Alcalde
De cada dia mejora,
Y es que ya le vá pasando
El maldito cuarto de hora.

Un redactor muy chusco de El iris ofrece un hallazgo al que nos encuentre, pues el pobre como no vé mucho, creería tal vez que nos habíamos perdido.
-No, amiguito, no nos hemos perdido, pero un pícaro catarro que á duras penas nos deja escribir estas líneas, nos ha tenido á la sombra una porción de días.
Si lo ignoráis debéis saber que no tememos a la enfermedad reinante, como tampoco temimos al cólera, durante cuya invasión fuimos muy útiles á algunos amigos vuestros y nuestros.
Como no dependemos de nadie, somos muy dueños de nuestras acciones y á nadie debemos dar cuenta de nuestra conducta; no obstante, si algun dia el redactor de El Iris que nos busca, nos busca de veras, nos encontrará.
La broma es de buen género y la admitimos rogando al redactor de la pérdida que nos envíe los dos céntimos, pues hallándonos y presentándonos en la administración de su periódico diciendo aquí estamos, los hemos ganado en buena ley.
Dios le conserve el humor
Para aguantar un pellizco,
Pues de no, corre el peligro
De quedar por siempre bizco.

____________________
71 Veterinari. Fou redactor de la Revista Balear de Ciencias Médicas i president de l’Institut Balear de Vacunació Directa. El 1879, ingressà a la Reial Acadèmia de Medicina i Cirurgia de Palma, de la qual fou bibliotecari. Fou tinent de batle de l’Ajuntament de Palma. Rebé la creu de beneficència de segona classe en reconeixement a la tasca duta a terme als campaments de la zona d'El Terreno durant la febre groga de 1870.
72 Aniceto Lacal va residir a El Terreno i es va casar amb Maria Colom Nadal
73 Juan Ignacio Martorell, cirugià, soci de la Academia Quirúrgica Mallorquina, component en 1870 de la junta Provincial de Sanitat
74 Grup polític creat a Madrid el 1849 a partir d'una escissió esquerrana del Partit Progressista. Defensava el ple reconeixement de les llibertats individuals i el sufragi universal. Des de 1858, propugnà el republicanisme. Fou clandestí, excepte en el període del Bienni Progressista (1854-56). A Mallorca fou molt minoritari i impulsà el Centre Instructiu Republicà (1852) i el diari El Iris del Pueblo (1855), dirigit per Joaquim Fiol Pujol. En aquest periòdic, hi col·laboraren Jeroni Bibiloni, Pere Josep Gelabert, Miquel Guasp Pujol, Joaquim Quetgles Bauçà i Miquel Quetgles Bauçà i, a més dels principis generals del Partit Democràtic, defensà la figura del dirigent agermanat Joanot Colom.
75 Podall estassador, amb mànec més o menys llarg, emprada per a podar, tallar llenya, etc.

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 522, corresponent al dimarts, 16 de novembre, publicava:

“Palma 16 Noviembre
Mientras que Palma gime por la calamidad que está pasando y vé que todas las dependencias del Estado se han trasladado en varios puntos de la isla, huyendo del peligro y haciendo pasar angustiosa la situacion del jornalero que por su falta de medios ha tenido que quedarse esponiendo una vida de la que depende el sustento de toda la familia ¡triste situacion la del jornalero, la del trabajador! mientras que tanto parásito disfruta de lo que con su sudor produce. Entre tanto ¿qué hacen nuestros Diputados? ¿se acuerdan de la pobre y desgraciada Palma, como han hecho los Diputados de la circunscripcion de Barcelona y Alicante? Hoy duélenos el decirlo, de los cuneros no nos queremos ocupar porque es natural de que no se acuerden de la isla sino cuando quieren ser elegidos, los electores tienen la culpa y ellos son los responsables ante la opinion pública. Pero los que en nuestro suelo ancieron, ¿que han hecho? nada, tampoco. Digo mal, ¿quieren saber en que se ocupan en tanto que Palma está desierta? el uno dormitando y solazándose con las delicias del campo, y el otro trabajando su distrito para ser elejido en las futuras elecciones, su orgullo y vanidad se verian rebajados si no fuera diputado. Estos son sus cuidados, todas sus atenciones en vez del pueblo infestado. ¿Que les importa los males que sobre nosotrs pesan? Nada, nada con tal que su amor propio quede satisfecho poco se curan del pobre que gime y llora.
Antes de concluir debemos manifestar nuestra gratitud en vez del señor Gobernador, pues que apesar de verse amenazado su barrio, es su única dependencia que no se ha detenido y ha seguido funcionando siempre. Del municipio y Junta de Sanidad nunca tendremos espresiones para significarles nuestra estima que aunque valga poco tal vez sea el único premio que lleven por su abnegacion y celo que les acompañó á todas las apuradas circunstancias que están atravesando. Duélenos como hemos dicho el atacar y que no se cumpla lo que tengamos que dar á compatriótas que con el olvido é indiferencia se hicieron acreedores á la censura de los independientes. Los electores que lean una página de historia y de hacerlo de seguro otra vez nos darán hombres que se interesen por su pais.
Z.S. ”

Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 16 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 523, corresponent al dijous, 16 de novembre, publicava el mateix comunicat que hem vist que també publicava El Juez de Paz el mateix dia i que havien remès els quarentenaris que s'allotjaven en el castell de Bellver, la Quarentena i la Fonda d'en Boria, segurament a tots els diaris.
Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 17 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 524, corresponent al divendres, 18 de novembre, en la seva secció GACETILLA publicava :

“Sabemos que un dia de estos la autoridad local va á publicar saludables consejos sobre la prudencia que es menester en la vuelta á esta capital de sus vecinos ausentes.

(...)

Segun se nos ha informado la Diputacion Provincial, con anuencia del Sr. Gobernador, acaba de elevar al Gobierno una propuesta de medios, que sin ser gravosos á nuestro vecindario, cubrirán con su rendimiento en el espacio de dos años, cuantos gastos se habrán hecho durante la epidemia de que empezamos á vernos libres.

Tenemos la grata satisfaccion de participar á nuestros correligionarios que nuestro editor el ciudadano Pablo Mut y Luis Terradas fueron trasladados el 16 del presente al Castillo de Bellver para acabar la convalecencia del tifus reinante. Dentro de poco volveremos á tener en nuestro seno á dichos dos queridos amigos y quedará abierto de nuevo el Casino Republicano.

Al paso en que va la enfermedad reinante, si no recrudece de nuevo, en el breve plazo de ocho dias pasará al panteon histórico de las epidemias habidas en Palma.

En breve se levantará el cordon al Casino Republicano. Ya es hora.

A unas mil libras mallorquinas 83 asciende lo que habrá cobrado cada médico de resultas de la broma actual. Que les sea enhorabuena.

Segun se dice el propietario del predio Ca l'Ardiaque cuando pase por completo la epidemia va á derribar el edificio para que otra vez no se apodere de él el Ayuntamiento pero antes pondrá una demanda en reclamacion de los perjuicios irrogados. Allá veremos lo que sonará.

El Capitan General ya ha regresado. Todo indica que pronto volveremos al estado normal.

En vista de que la única persona que hay al parecer tiene cloro en Palma exijia una peseta y media al kilógramo, cuando su precio en tiempos normales es de veinte y cinco céntimos de peseta á lo sumo, se ha sustituido aquel desinfectante con sal, múnico y ásido sulfúrico lo que ha dado buenos resultados.

En atencion al buen estado de la salud pública el Ayuntamiento ha comenzado ha suprimir muchos empleos que se habian creado durante las circunstancias pasadas.

Hablase de rebuznar, digo cantar, el Te-Deum.
Francamente nunca hemos comprendido tal barbaridad.
Dar gracias por una epidemia es inesplicable. Enhorabuena que los pueblos que se han visto libres de ella canten Te Deums pero los azotados ¿para qué?
De todos modos al Te-Deum solo asistiran los fugitivos que ya valientemente regresan, salvo alguna que otra contada escepcion.

Al llegar á Tarragona el vapor Mallorca con los diputados mallorquines quizo sujetárseles á cuarentena. Somos diputados que vamos á votar al nuevo Rey, dijeron los señores Palou y Quintana; aun que fueran ustedes á votar al demonio no pasarían, les contestaron, pero, hombres replicaron, dejenos poner un telégrama á Prim y verán ustedes. En efecto se puso el telégrama y á poco rato se permitió la entrada á Palou y Quintana y al no menos liberal que ellos el general Cotoner, pero á los restantes individuos del vapor se les despidió sin admitir esplicaciones ¡viva la igualdad!

Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 18 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

____________________
83 La libra mallorquina era una moneda comptable de Mallorca que es dividia en vint sous i dotze diners. Equivalia a uns catorze reals.

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 525, corresponent al dissabte, 19 de novembre, publicava :

“Palma 19 de Noviembre
MAS ESPLICACIONES.
Triste en estremo y difícil azas es la batalla que nuestro municipio comenzó, desde luego de su encubierta aparicion, á librar al terrible tifus americano.
Entraba por la misma parroquia que había entrado en 1821; amagaba un azote igual al de aquel infausto año, mas de cuarenta atacados habia ya en el recinto solo de la esplanada de la puerta de Santa Catalina; las defunciones eran rápidas y aterradoras; el pánico era consiguiente en todos y precisaba revistirse de grande serenidad y y con ánimo esforzado entrar en accion.
Rompióse el fuego contra tan espantable enemigo, sosteniéndolo con brio en toda la linea, como bien lo ha probado la esperiencia; y hoy próximos ya á consumar nuestra completa victoria, mas y mas nos congratulamos de habernos batido con fé inquebrantable en nuestros medios de ataque.
El cuartel general situado en las Casas Consistoriales ha sido hasta hoy el sitio en donde mas zozobra, mayor angustia y mayor contentamiento vinieron causando las diversas peripecias del mal que dichosamente se vá y ojalá no vuelva á hospedarse por siempre jamás entre nosotros. Firme allí nuestro alcalde; en sesion permanente nuestro ayuntamiento y la junta local de sanidad; ni la esperanza de un dia, ni el desengaño de otro, ni el descalabro de una hora, ni la ventaja de otra, pudieron rendir con la amargura ni con el cansancio la intrepida actitud que en aquel sitio se habia tomado, aun á vueltas de tener que pelear sin tregua ni descanso.
Animados los jóvenes facultativos por el nunca bastantemente aplaudido ejemplo que les ofrecia con su sencillo cuanto valeroso comportamiento el decano de la facultad médica de Palma, el anciano Sr. Gelabert, quien, sin ningun género de inquietud ni recelo, combatia el mal en su cuna deseoso como el que mas de conjurar sus conocidos estragos; de esta suerte movidos, dieron tambien aquellos al traste con todo linaje de temores y acudieron á todas partes con sobra de celo y valentia.
No hay para que quejarse de todo el subvencionado personal de este ramo, sentimos solamente que brillara por su ausencia un escojido número de escolapios que durante el cólera, en 1865, tan alta dejaron la honra de su carrera. Y no es que ni por asomos nos venga en mientes el achacar un para nosotros tan sensible proceder, al miedo; líbrenos Dios de semejante idea; harto sabemos á que móviles han obedecido.
Como el fuego habia empezado tan luego como asomara el enemigo y como la violencia de este no traspasara los límites de un corte trecho, confesamos ingenuamente que el aparato de nuestras desplegadas fuerzas, como que alarmaran mas á los vecinos que no la oculta amenaza de la epidemia.
¿No han venido á dar ahora los que asi opinaban en que lo que cabalmente nos proponiamos en nuestras certeras disposiciones, era evitar que aquella escondida fuerza no lograra posesionarse por completo de todo el vecindario?¿No han podido tener la ocasion de convencerse que solo obrando de la manera que se ha obrado podrian transcurrir dos meses de epidemia con una mortalidad poco mas de la ordinaria?
A no querer pasar nuestras autoridades por alarmistas; á ir guiadas por una esperanza ilusoria; á no dar importancia alguna á los primeros casos de fiebre amarilla, puesto que así bien se lo permitia su carácter ageno del conjunto sintomático de dicha enfermedad americana, hubieran podido fácilmente prolongar por muchos dias la aplicacion de sus enérgicas medidas, esperando á que las diera razon y necesidad de ser una amontonada multitud de cadáveres.
Y aquí, hablando entre nosotros y los que lo han presenciado, preguntamos: ¿Hubiera sido esto humano?¿No es mas generoso y eficáz, en trances tales, prevenir que tener espera? Pocas, muy pocas, son en relacion á la esperimentada intensidad del contagioso mal que aun levemente nos castiga, las personas que han fallecido; mas por corto que sea este número, aun quisieramos que lo fuera mas, puesto que con esto mayor y mas glorioso fuera nuestro triunfo.
En las Casas Consistoriales se trabajaba sin punto de reposo con esta norma benéfica y humanitaria, y á las órdenes de nuestro Alcalde, al logro de este generoso fin se batian todos sus resueltos compañeros.
Sobre esta misma cuestion, en nuestro anterior artículo, hablamos incidentalmente del robusto apoyo que el ciudadano Manera ha encontrado con el subdelegado de farmacia don Pedro Antono Obrador, quien, como dijimos entonces y repetimos ahora, se ha prestado con toda inteligencia y buena voluntad á la realizacion de un plan inmejorable, Hoy tenemos que añadir mas, aun á trueque de ofender la modestia de tan buen amigo, que dicho señor, desde un principio de la epidemia, autorizó al primer Alcalde para que reservara para un objeto de beneficiencia todo el importe de la subvencion que se le habia designado por acuerdo del Ayuntamiento, al objeto de que se comprometiera á tener abierto el despacho de su farmacia durante las azarosas circunstancias que se inauguraban. ¡Bella, digna y noble accion que manifiesta por si sola, sin necesidad de comentario alguno, los avalorados quilates de un corazon de temple tan bueno como generoso!
En otro artículo entraremos á discutir sobre las providencias dictadas por nuestro municipio, para ver de mitigar los rigores que en tiempo de epidemia tienen que sufrir las clases menesterosas sitiadas, digamoslo así, dentro de una ciudad desierta, faltas de trabajo y de capital y de consiguiente amenazadas por las mas horrible de las calamidades: el hambre
M. QUETGLAS. ”

En la secció Gacetilla, presenta un poema sobre la situació de Palma, a continuació s'alegra de que el doctor Francisco Siquier hagi estat nomenat director de Sanitat. Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 19 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 526, corresponent al dilluns, 21 de novembre, publicava :

“Ayer por la mañana el señor Gobernador civil acompañado de tres alcaldes, y de algunos miembros de la junta de sanidad local y unos cuantos facultativos, giró una minuciosa visita en los cinco campaments organizados por el Ayuntamiento, quedando al parecer sumamente satisfecho de su inmejorable estado y en los cuales fueron recibidos él y su comitiva con muestras del mayor agrado.
A continuació publicava un Comunicat remès per un subscriptor:
COMUNICADO
Ciudadano Director de EL IRIS
Mi querido correligionario: en el número de ese apreciable periódico correspondiente al viérnes último se dice que la Diputacion provincial con anuencia del Sr. Gobernador acaba de elevar al Gobierno una propuesta de medios, que sin ser gravosos á nuestro vecindario, cubrirán con su rendimiento en el espacio de dos años, cuantos gastos se habrán hecho durante la epidemia de que empezamos a vernos libres.
Ignoro cuales son estos medios, pero esto aparte, he de permitirme la indicacion de que la Diputacion no puede en lo mas minimo entremeterse en el pago de las deudas contraidas por el Ayuntamiento ni imponer siquiera contribucion alguna pues ambas cosas son de la incumbencia municipal.
La ley de 20 de agoato no permite á las Diputaciones decretar impuestos ni intrvenir en su cobro ni aun para su presupuesto pues este debe hacerse efectivo en la forma que sigue.
Articulo 81. Para cubrir los gastos consignados en los presupuestos provinciales, las Diputaciones autorizarán los recursos que procedan así de rentas y productos de toda clase de biene, derechos ó capitales que por cualquier concepto pertenezcan á la provincia ó á los establecimientos que de ella dependan, como los de las obras públicas, instituciones ó servicios costeados de sus fondos (en las Baleares casi cero.)
Si estos no fueran suficientes (como no lo son) la Diputacion verificará por el resto un repartimiento entre los pueblos de la provincia, en proporcion á lo que por contribuciones directas pague cada uno al Tesoro.
Art. 82. Esta cuota será incluida en el presupuesto (de gastos se entiende) de cada pueblo y su importe integro ingresará en los depositarios provinciales en la época de recaudacion ordinaria, ó ántes si volutariamente lo entregan los Ayuntamientos.
Por la contra la administracion municipal es la única competente para imponer toda clase de contribuciones para imponer toda clase de contribuciones y procede á su cobro, con arreglo á las leyes se supone. Todo lo que á este particular se refiere corresponde á la Junta Municiapl compuesta del Ayuntamiento y de la asamblea de asociados elejidos de entre los contribuyentes del municipio en la forma que la ley marca. La Junta Municipal de Palma constará de ciento cuarenta individuos. Mientras esa junta no salga de sus atribuciones, que son muchísimas es soberana y sus acuerdos inmediatamente ejecutivos; contra ellos solo se admite el recurso de infraccion de ley
En vista de los espuesto no se concibe que sea cierto que l Diputacion de Baleares, compuesta de personas ilustradisimas, propongan al gobierno medios para solventar las deudas de la epidemia cuando el mismo Gobierno no podia menos de contenerla. ¿Y á mí que me dice V? Esto no es cosa ni de usted ni mia, compete pura y esclusivamente á la administracion municipal de Palma.
Conozco y lamento como el que mas la apuradisima situacion financiera de esta ciudad, pero hay que dejar su arreglo al pueblo contribuyente mismo, lejítimamente representado por una numerosa asamblea de ciento cuarenta individuos; asamblea que se instalará segun la ley, despues de elejido el nuevo Ayuntamiento en Enero próximo.
Por lo toca á las cantidades facilitadas por el Banco para la epidémia creo que lo cívico factible es estipular en debida forma un empréstito con aquel establecimiento como se hizo en tiempo del cólera con los treinta mil y pico de duros que se gastaron del crédito de cincuenta mil. Seria una cosa muy triste que los dignisimos concejales y mayores contribuyentes que han garantizado los pagarés sin lucro alguno se vieran espuestos á pagar de su bolsillo los gastos de la fiebre amarilla. Estos se han hecho en beneficio de todos y todos debemos contribuir á su sociego y no valen espavimientos ni subterfujios para evadir el pago de una deuda sagrada que cabalmente no se ha contraido en beneficio de sus interesados afianzadores que sin comerlo ni beberlo están tenidos á que mañana el Banco les trabe la ejecucion.
Un suscritor.
Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:
Pel seu interès en relació al barri, inserim també els anuncis que presentava aquest dia el diari:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 21 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares en un número extraordinari, el 22 de novembre publicava l'elecció de rei per part de les Corts:



Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 527, corresponent al dimarts, 22 de novembre, publicava :

“Palma 22 Noviembre
Ayer á las cinco de la tarde una salva de veinte y un cañonazos disparados desde la bateria de San Pedro con medio minuto de intérvalo, anunció á Palma y á las Baleares todas que era Rey de las Españas don Amadeo I de Saboya.
Con la mayor indiferencia se oyó la salva. El público palmesano que es republicano en su gran mayoría no pudo menos de sonreirse socarronamente al considerar que los mismos cañones en breve saludarán el advenimiento de la República
Y á propósito de Rey. En las Baleares se publican catorce ó quince periódicos actualmente, pues bien, hasta la fecha NI UNO SOLO ha defendido la candidatura Amadesca, y á pesar de los ataques que se la han dirijido ni el único periódico ministerial que aquí hay, El Progreso, ha dicho esta boca es mia.
En vista de esto, negará nadie que todos somos monárquicos, ¡qué ridiculez!

El DIRECTORIO REPUBLICANO recomienda el mayor órden á nuestros correligionarios durante las actuales circunstancias. Solo los ajentes del Gobierno pueden desear trastornos para darse pretesto para inaugurar una época de represion.
El modo de derribar la monarquía es ganar las próximas elecciones de Diputaciones y Ayuntamientos.

Las noticias sobre la salud pública que trajo el correo de ayer son escelentes. En Barcelona, Alicante y demás puntos invadidos, la fiebre amarilla está dando las últimas boqueadas. El puerto de Barcelona debe abrirse dentro breves dias.

Segun se dice don Jaime Escalas ha sido nombrado médico del Presidio de esta ciudad en sustitucion del Sr. Sorà.

A instancias del diputado menorquin C. Rafael Prieto se han destinado de los fondos para calamidades públicas 4000 escudos á estas islas distribuidos del modo siguiente: 3000 á la ciudad de Palma, con motivo de haber sido invadida por la fiebre amarilla, y 1000 al Lazareto de Mahon para atender á las obligaciones creadas por la misma enfermedad.
Es ciertamente laudable el celo con que el C. Prieto atiende domo diputado á cuanto interesa á estas Baleares.

Según tiene ordenado el gobierno superior, pasado mañana serán conducidos á la villa de Llummayor los presos que hay en el presidio de esta capital.

Nuestro cólega El Isleño publica una lista de suscritores para regalar un baston de mando al brigadier Villavisencio.
Sin ánimo de ofender al agraciado ni á los agraciantes, ¿se nos permite una palabra?
¿Cuá? Que en la lista vemos que figuran todos los liberales de Palma.

Entre las varias erratas que se nos escaparon en el comunicado de ayer debemos rectificar las mas garrafales. Línea 29 dice autorizaran por utilizaran, 82 cívico por único, 81 si por sin, 94 sociego por reintegro y 97 interesados por desinteresados.

Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 22 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 528, corresponent al dimecres, 23 de novembre, publicava :

“Creemos que un esceso de celo por la autonomía municipal, que mucho le aplaudimos, movió á nuestro correligionario suscriptor á escribirnos el comunicado inserto en nuestro número del lunes 21 del que rije. Para su tranquilidad debemos contestar que la ley orga´nica provincial de 20 de agosto último, en que se qpoya, no rije aun; que la Diputacion en su propuesta de medios, ha procedido segun el artículo 50 de la ley orgánica de 21 de Octubre de 1868; que ni con esta no con aquella ha podido ni querido intrusarse en lo que es de esclusiva competencia de los ayuntamientos; que en caso de que el Gobierno asceda á su propuesta, con lo cual la Diputacion pagará los gastos extraordinarios que á causa de la epidemia haya tenido que hacer, el municipio de Palma, en virtud de su autonomia administrativa, será libre ó no de echar mano de los mismos medios, y viva descansado, nuestro querido correligionario suscriptor, que en punto á autonomías nos tiene y tendrá siempre á su lado.

Dícese que las últimas lluvias han sido muy abundantes, generales y beneficiosas tanto para los campos como para la salud pública. Lo celebramos.

Hé aquí la nómina de los Concejales que actualmente forman el ayuntamiento de esta ciudad:
Alcalde.

D. Rafael Manera y Serra.
Tenientes de Alcalde:

1º D. Ignacio Vidal y Bennasar.
2º D. Miguel Socias y Caimari (renunció)
3º D. Jaime Ordinas y Sancho.
4º D. José Tomàs.
5º D. Jacinto Sastre.
6º D. Gabriel Martorell.
Regidores

1º D. Rafael García.
2º D. Francisco Siquier y Garau.
3º D. José pericàs y Sastre.
4º D. Ramon Cañellas.
5º D. Miguel Palou.
6º D. Bartolomé Aguiló y Aguiló.
7º D. Joaquin Estrada y Cuyàs.
8º D. Miguel Rosselló.
9º D. Francisco Oliver.
10 D. Guillermo Llabrés.
11 D. José Forteza.
12 D. Luis Fuster.
13 D. Nicolás Humbert y Burguer.
14 D. Miguel Forteza.
15 D. Miguel Rullan (renunció.)
16 D. José Escardó y Sabater.
17 D. Luis Salas y Palmer.
18 D. Juan Coll.
19 D Antonio Mestre y Gomez.
20 D. Nicolás Sitjar y Salom.
21 D. Jaime Far.
22 D. Juan Miralles.
23 D. Pedro Juan Vallés.
24 D. Manuel March.
25 D. Gabriel Alzamora.
26 D. Pedro Juan Oliver.
27 D. Gabriel Oliver y Morey, (Síndico.)
Secretario

D. Juan Luis Gomila.

Que viva el rumbo = Nuestro republicano ayuntamiento se ha lucido. Por órden superior apareció ayer iluminada la fachada de la Casa Consistorial de una manera espléndidad, en celebracion del nombramiento del duque de Langosta para rey de España. Seis estupendos hachones alumbraban al gran balcon de la casa comun.¡Como se conoce que nuestros elegidos quieren monarquizarse!

¿Qué significarian las seis luces que alumbraban anoche la fachada de la Casa Consistorial? Cuatro se acostumbran poner para el entierro de un pobre, ocho para uno de la clase media y doce para el de un rico. ¿Si será costumbre en el pais clásico de los macarrones el poner seis hachones para el entierro de un...?

La salud pública sigue en un estado que no puede desearse mejor. Han desparecido por completo los restos de la fiebre amarilla. Numerosas familias ya regresan á esta ciudad volviendo á recobrar poco á poco su perdida animacion. De varios pueblos sabemos que ya han quitado los cordones que en mal hora pusieron.
Parece que la autoridad eclesiástica ha desistido de la idea de cantar un Te Deum, toda vez que varias autoridades y corporaciones invitadas se han negado á asistir á aquel acto. Hora es que aprendamos á prescindir de la intrusion del clero en toda clase de negocios.
¡¡¡Abajo las farsas!!!

REMITIDO
Sr. Director de EL IRIS
Palma 21 Noviembre 1879
Muy señor mio de toda mi consideracion: en el número 522 del periódico que V. dirige, correspondiente al dia 16 del presente mes, aparece un suelto de fondo suscrito con las iniciales Z.C., en el cual se hace constar que la única dependencia del Gobierno que no ha sido trasladada á un pueblo comarcano á pesar de la enfermedad reinante, es la de la digna primera autoridad civil de la Provincia.
El que suscribe, al aparecer el tifus icterodes en esta ciudad, presentose al Sr. Sanchez Tagle á ofrecer sus escasos servicios como á empleado y como á particular, en su propio nombre y el de su jefe inmediato, comprendiendo ambos que en cumplimiento de su deber no debían abandonar su puesto.
La Bailia general del Patrimonio que fué de la Corona continua teniendo abiertas sus oficinas en el sitio señalado sin que ni un solo dia la hayn cerrado al público el jefe Sr. Guasp y el que suscribe no obstante los numerosos casos de fiebre ocurridos en las inmediaciones de Palacio, en cuyo edificio ha habido dos defunciones.
Suplico á V. pues, que siguiendo la costumbre establecida entre los periodistas-eco fiel de la pública opinion-pronta siempre á dar al César lo que es del César, lo consigne así en su apreciable periodico, á cuya finea le quedará obligado su mas atento S.S.Q.B.S.M.
El Secretario de la Bailia.- Joaquin Asensio de Alcántara.

Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 23 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El Juez de Paz” en el seu número 117 corresponent al dijous 24 de novembre, a la seva pàgina 4 publicava:

” Se nos ha suplicado la inserción del siguiente escrito:
Sr. Director de El Juez de Paz
Muy señor nuestro: esperando dispondrá V. se dé inserción en las columnas de su apreciable periódico al siguiente escrito, los abajo firmados le espresan las gracias y con la mas elevada consideración quedan de V. afectísimos sus seguros servidores que besan su mano.— Julián Cortijos. — José Lucas.— Bartolomé Crespí.— Jaime Bosch.— Sebastian Enseñat.— Sebastian Mut.— Juan Vila. — Lorenzo Miró. — Antonio Morey. — Pablo Bisquerra.— Juan Bosch.— Gabriel Llabrés. — Vicente Vila.— José Català.— Onofre Ferrá. — Vicente Lucas.— Antonio Roca.— Francisco Comi.— Bernardo Cabrer.— Pedro Juan Palmer. — Anlonio Roca.— Miguel Cánovas.— José Perelló.— Gerónimo Petro.— Jaime Gomila.— Francisco Soberats.— José Quetglas.— Antonio Llompart.— Miguel Pol.— José Bujosa.- José Vila.— Vicente Baldó.— Miguel Martorell.— Luis Mir.-Arnaldo Borras.— Juan Monjo.— Guillermo Oliver.— Jaime Ponsetí.
COMUNICADO.

Prolijos tendríamos que ser forzosamente si tributando el debido elogio al Sr. Alcalde D Gabriel Martorell nos estendiéramos en consideraciones respecto á cada uno de sus actos administrativos desde que invadida Palma por el tifus icterodes le confió el municipio una importante misión. Firme en su puesto de honor esta dignisima autoridad, no tan solo nada ha dejado por desear, sino que es justicia consignarlo así; su conducta ha sobrepujado á las lisongeras esperanzas que en ella fundábamos, y en estos instantes, solemnes para nosotros, puesto que hablamos el lenguage del deber, nos cabe la honra de significar al público qué hemos visto en el Sr. Martorell la noble figura del esforzado patricio que con entereza sin igual, todo lo sacrifica ante el bienestar de sus conciudadanos. >br> Humildes al par que entusiastas admiradores de las virtudes cívicas que le adornan, y teniendo en cuenta su notoria modestia, no seremos por cierto nosotros los que guiados de un celo que él tal vez creyera inoportuno, reseñemos los inumerables y heróicos rasgos caritativos que aun cuando se escondiera de nuestra mirada presenciamos.
Hay en. la vida de los pueblos épocas calamitósas que ponen a dura prueba la lealtad de sus hijos.
El Sr. Martorell ha logrado atemperar sus humanitarios sentimientos en aquel inmenso crisol. La trompeta de la fama estenderá á pesar suyo su nombre.
Nuestro ilustrado paisano habrá adquirido una de esas glorias que jamás mueren.
Lazareto de Palma, y Restaurant de Vista alegre 24 noviembre 1870. “

En la seva secció BUENO Y MALO publicava:

” En la administración de nuestro colega El Isleño se ha abierto una suscricion para regalar un bastón de mando á nuestro gobernador militar D. Gregorio Villavicencio.
La conducta observada por dicho señor durante las críticas circunstancias que felizmente acabamos de atravesar, es digna de recompensa.
Con el mayor celo, con la mejor voluntad y buen deseo ha dado cumplimiento á las ordenes que le ha comunicado la primera autoridad militar, en todo lo referente á la salud del vecindario.
Y no solamente se ha sujetado al estricto cumplimiento de su deber sinó que á todas horas se le ha visto dispuesto á prestar su ausilio á todo el que de él ha necesitado.
Las buenas acciones tarde ó temprano obtienen la debida recompensa.
Es de esperar que en la lista de suscritores figurarán, sin distinción de colores ni de opiniones, los nombres de todas las personas que han presenciado la conducta de nuestro digno gobernador militar.
Ese regalo será
En señal de gratitud,
Y podrá simbolizar
El deber y la virtud.

Dignos son también de elogio los grandes servicios que han prestado á todos los intereses de esta ciudad, las cortas fuerzas militares que durante la epidemia han guarnecido esta plaza.
Ellas han velado sin descanso por la propiedad y por la seguridad individual y gracias á su vigilancia no se ha tenido que lamentar ni un robo, ni el mas ligero desórden.
Justo seria también que el vecindario agradecido diera una señal de aprecio á los pobres soldados.
Hacemos esta indicacion esperando que no caerá en saco roto y que será recogida por nuestra autoridad local, que es á quien corresponde el quedar bien en este asunto.
Tres ó cuatro mil reales mas ó menos, no salvarán ni hundirán mas el estado económico de nuestra administracion local.
Porque los pobres soldados
Han cumplido como buenos
Mirando nubes y estrellas
Como si fueran serenos.

El joven médico D. Francisco Siquier, que ya durante la invasión del cólera prestó grandes servicios y que en la actualidad ha sido uno de los que han trabajado con mas abnegación para combatir la fiebre amarilla, ha sido nombrado médico de naves de este puerto, cuyo destino estaba vacante desde el fallecimiento del Sr. Santandreu. Era el mas acreedor y el gobierno ha hecho justicia recompensando de este modo sus buenos y grandes servicios.
Le damos la más cordial enhorabuena.
Los que pedian la plaza
allá en tiempos mas felices,
Con su influjo se han quedado
Con un palmo de narices.

Un periódico ha dicho que el Sr. Escalas ha sido nombrado médico del presidio en reemplazo del Sr. Sorá.
Podemos asegurar que semejante noticia no es mas que un canard que encierra una intención torcida.
Esto no quiere decir que el médico Sr. Escalas no sea acreedor á una recompensa; al contrario, creemos que los servicios que ha prestado durante la invasión de la enfermedad; que felizmente ya se ha ido, son dignos de un gran premio, y es de esperar que el gobierno los tendrá en cuenta para recompensarlos cual merecen.
El papel del gorro frigio
Parece que está de broma;
Será que le hace cosquillas
El rey de la nariz roma.

El mismo periódico, faltando á la verdad y con el objeto que á la legua se trasluce, ha dicho que el propietario del edificio denominado cá l'Ardièque, que en otras épocas y actualmente ha servido de hospital súcio, trataba de derribarlo tan luego como lo hubiesen abandonado los enfermos, para que otra vez no se utilizara para un objeto tan humanitario.
Nos consta que el propietario no ha tenido tal pensamiento, y que así como hace cincuenta años, hoy también lo ha cedido en beneficio del pueblo gratuitamente y con la mejor voluntad y eso que se lo pidieron de una manera que no, queremos calificar.
El propagar noticias falsas de esa especie, con la perversa intención de que el pueblo mire con malos ojos al que es acreedor al aprecio de todos, es poco digno y poco noble.
El calumniar de una manera tan infame merece un castigo; el desprecio de todos los hombres honrados.
Recibir el beneficio
Con la punta del puñal,
Es impropio del que quiere
Proclamar la federal

Ciudadano Alcalde: en la corporación que V. S. tan dignamente preside, faltan, según mis noticias, una porción de individuos que se llamaron andana tan pronto como apareció el. ícterodes y por lo tanto seria bueno que él órgano de la comunidad, sin ninguna clase de miramientos por los amigos, digera al público quiénes son los que han cumplido como buenos y quiénes los que merecen desprecio público.
Sé que faltan monárquicos y que también faltan los que lo quieren todo para el pueblo y es conveniente que á unos y a otros se les digan cuatro claridades.
¿Entiende V. S?
No quisiera, que nos saliéramos con lo de Pitarra: primé es el partit que tot.
Hay valientes que después
Sé darán aire de taco,
Y si no sirven de nada
A mal dar tomar tabaco.

En el hospital de cá l'Ardiaca hay dos sacerdotes que con la mayor abnegación evangélica han espuesto sus vidas por las de sus semejantes.
Esos dos valientes soldados de Cristo son los misioneros P. Lorenzo Roura, catalán, y nuestro paisano P. Antonio Cladera.
Dando publicidad á sus virtudes tal vez ofendemos su modestia, pero es un deber en nosotros elogiar todo lo que puede servir de ejemplo.
Los sacerdotes católicos de esta ciudad han cumplido con su deber.
Y el pastor protestante, ¿qué ha hecho?
Preguntamos esto, porque no ha faltado quien le ha dado bombo, violón y platillos.
No sabemos que, haya visitado hospitales, ni ausiliado enfermos: si lo hubiera hecho no tendremos reparo, en elogiar su caridad protestante.
Cuando se quiere crear atmósfera, es necesario predicar con el ejemplo.
Elogios inmerecidos
En vez de dar honra y prez,
Solo dan al que los busca
Desprecio y ridiculez.

No sabemos si es cierto, pero nos han asegurado que desde hoy los facultativos que cobran sueldo del Ayuntamiento por ausiliar á los enfermos, han renunciado voluntariamente sus asignaciones, con la condición de que continuarán prestando el servicio para el cual fueron nombrados.
Vamos, algo es algo.
Ya era hora de que tuviesen misericordia de los fondos del comun.
¡Los pobres, se han . llevado un bajón!
Cuando pase ese belen,
Dentro de poquitos días,
¡Ay! ciudadano Manera!
Conomias, conomias!

Ya que de cesion de honorarios estamos tratando, queremos hacer público, para que llegue á noticia de nuestros lectores, que el boticario Obrador, ha cedido al Ayuntamiento para, un objeto de beneficencia, los cinco duros diarios que pidió por tener abierta su botica durante la permanencia en esta ciudad de la fiebre amarilla.
Esto es muy bueno y sobre todo muy liberal.
Pero como todas las medallas tienen su reverso, quisiéramos que alguien nos dijera, sí la beneficencia á qué destina el Sr. Obrador, sus cinco duros diarios es pública, ó casera.
Porque por aquí se dice que cuando se paga á los boticarios que tienen su establecimiento abierto, un dependiente del Sr. Obrador cobra treinta duros al mes de los que ha renunciado tan liberalmente su principal, y un sobriníto del mismo señor veinticuatro.
Si este es el desprendimiento del Sr. Obrador, no tenemos nada que decir.
Y también quisiéramos que algun desocupado, mejor enterado, que nosotros, nos dijera si es cierto que de la farmacia del Sr. Obrador se han surtido los botiquines del lazareto de Cabrera 76 y del hospital de atacados, y si de la misma salen todas las drogas que se emplean para las fumigaciones, y sí para este servicio ha mediado contrato ó subasta, porque seria muy poco patriótico y muy poco liberal el que el Sr. Obrador aceptara el despacho de tanta medicina sin rellenar ninguna de esas formalidades, perjudicando gravemente á. los demás farmacéuticos que como él han tenido la botica abierta.
Además, el Sr. Obrador, como subdelegado de farmacia, debia ser naturalmente el encargado de recibir las medicinas y demás drogas, examinando su buena ó mala calidad, peso y demás requisitos que son propios en todo lo que se paga en dinero contante y sonante, y suena muy mal en los estómagos que no son liberales, ni desprendidos, el que este señor se lo coma todo sin partícipes, siendo a la vez juez y parte en el asunto de que tratamos.
El bombo que se ha dado á la filantropía del señor Obrador, en nuestro concepto no es mas que un ruido destemplado, porque el patriotismo y el desprendimiento que perjudican el bolsillo ageno, deben tratarse con mas conocimiento de causa y sobre todo con mas delicadeza.
Deseamos de todas veras que se den esplicaciones sobre los estremos que hemos indicado, porque de no puede qué haya algun mal intencionado que forme un concepto erróneo del patriotismo y filantropía del Sr. Obrador.
Los demás farmacéuticos, que tengan paciencia y esperen para su satisfacción las esplicaciones que seguramente les dará su subdelegado y à entretanto que se consuelen recordando aquello del inmortal Espronceda.
«El .que lo gana lo jama;
A buscártela hijo mío;
A hacer tu mismo el avío
Que el que no llora no mama.»

(...)
Hace algunos días que nuestro capitán general está entre nosotros.
Según dicen ya no se marchará y muy en breve regresarán las tropas, que como medida de precaución, salieron de esta ciudad al ocurrir los primeros casos de tifus icterodes.
Nosotros no criticamos el que los funcionarios y les personas que no tenían precisión de permanecer en la ciudad saliesen de ella, al contrario somos de parecer que obraron muy acertadamente separándose del peligro.
Si todos los habitantes de la ciudad la hubiesen abandonado, la enfermedad se hubiera llevado chasco porque no hubiera encontrado en quien cebarse.
Todos los que se han marchado se han salvado y algunos de los que quedaron han pagado el pato.
El capitán general tenia el deber de velar por la salud de las tropas, y su permanencia aquí era innecesaria, toda vez que la plaza quedaba al cuidado del digno gobernador militar.
Ese es nuestro parecer
Que también es liberal,
Pues sin ambages ni credos
Dá lo suyo á cada cual.

Anteayer regresó la música militar y nos divirtió un rato tocando por esas calles cosas alegres.
El lance no era para menos; venían á despedir al amarillo que se marchaba á otra parte.
Se ha ido, pero nos deja
Metidos en los apuros
Porque el ladrón se ha llevado
Casi sesenta mil duros.

El próximo domingo se cantará el Te-Deum.
Me alegro porque ya estoy cansado de oir gruñir á los payeses que no pueden vender el cerdo.
De buena nos hemos escapado!
Todo al final del final
Ha venido á ser un susto,
Pero que no se repita
Porque no me gusta el gusto.

Muchas familias prófugas ya van retornando á sus hogares.
Los gatos que no se han muerto de hambre se alegran de ello.
Aquel miau, miau plañidero
No atronará mis oídos,
Porque ya no llamarán
A los que estaban perdidos.

Mas premios.
El Banco Balear regala upa escribanía de plata al Sr. Villavïcencio.
Varios empleados del Ayuntamiento un baston de Alcalde al ciudadano Manera, el cual será de mas precio que el que se compró con los fondos del municipio.
Al Gobernador civil también le quieren regalar otro bastón.
Ultima hora. — Las dos autoridades favorecidas han dicho que no aceptarán.
Al ver esta negativa;
Francamente, yo me escamo,
Pues tiene todas las trazas
De ser así... un reclamo.

____________________
76 Pere Antoni Obrador Massuti, farmacèutic i delegat de farmàcia, estava casat amb Mª Margalida Escafí i Vidal, germana del metge terrener Domènec Escafí que, com hem pogut veure abans, era, en aquell moment, el director del llatzaret de Cabrera.

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 528, corresponent al dijous, 24 de novembre, publicava :

PALMA

UNA VISITA

A LOS CAMPAMENTOS

El Sr. Gobernador de la provincia y el Alcalde 1º de esta ciudad D. Rafael Manera compañados del diputado provincial D. Miguel Quetglas, de los Alcaldes Vidal, Martorell y Ordinas, del Síndico D. Gabriel Oliver y de una comision de la junta municipal de sanidad, pasaron á inspeccionar el estado de los campamentos situados en la Font santa, Cuarentena, Casa de Boria, Castillo de San Cárlos y de Bellver. Invitados para formar parte de la comitiva vamos á dar cuenta á nuestros lectores de las impresiones de esta escursion. La indole de un articulo de periódico y la premura con que escribimos estas líneas no nos permiten detenernos como quisiéramos en muchos detalles dignos de observacion. Sin embargo, creemos que nuestros lectores verán con gusto la breve pero exacta reseña de los lugares que ocupan MIL CUATROCIENTAS PERSONAS alejadas de sus hogares por causa de la epidemia y el modo como son atendidas.
Difícil es describir ni aun bosquejar el cuadro que presentan los citados campamentos. Destinados los cuatro primeros á dar asilo á las familias comprendidas en los barrios ó casas acordonadas, ó que ya han pasado los dias de observacion en el último punto citado, ofrecen á la vista del observador y el aspecto mas consolador y dan lugar á un sinnúmero de consideraciones sobre la epidemia de la fiebre amarilla que ha sufrido nuestra capital de que hoy afortunadamente podemos casi creernos libres.
El campamento situado en las canteras de la Font santa y donde desocuparon primero el barrio de San Pedro presenta un aspecto encantador. Un poeta encontraria en él motivo bastante para una égloga; cubierta de enramada su entrada principal y ondeando sobre ella la bandera española, pareceria un campamento militar si una multitud de niños y mujeres no indicaran desde luego que otro es el objeto á que está destinado.
El cuadro mas encantador se ofrece luego á la vista; multitud de viviendas formadas con ramas de pino y otras plantas y formando calles y encrucijadas constituyen las viviendas de los moradores de aquel encantado lugar, del cual solo puede formarse una ligera idea el que haya leido la pintura que algun poeta ha hecho de la vida pastoril. En la parte esterior de este recinto está situada la cocina y despensa bastante bien provistas para atender á todas las necesidades, y al otro lado dispuesta una grandiosa barraca cubierta de rama, paja y tierra arcillosa formando una capa donde no puede penetrar el agua. Esta barraca cerrada en su parte esterior por una espesa enramada y capaz para albergar cómodamente 300 personas estaba destinada á la eventualidad de que fuera necesario desalojar algun otro barrio.
El ambiente puro y aromático que alli se respira, el aseo y limpieza que en todo se observa y las buenas cualidades del alimento que se sirve á los que las circunstancias han llevado á aquel sitio convierte en un lugar de recreo este temporal destierro.
El castillo de San Cárlos ocupado en su mayor parte por las familias de las calles de la Lonja, Apuntadores, Estanco, Carasas y adyacentes, demuestra á primera vista el partido que se puede sacar, cuando lo dirige una voluntad firme y decidida de un lugar ruinoso y abandonado como lo es el citado castillo. El aseo suple en aquel punto las condiciones higiénicas, y el aireo y ventilacion diaria de los enseres que forman el ajuar de cada familia, hace que no se perciba á la entrada de las habitaciones olor alguno á pesar de dormir en ellas infinidad de personas. Igual podemos decir de la cuarentena cuyos cuartos estan completamente ocupados. La casa de Boria forma, si así nos es permitido espresarnos, el palacio de los campamentos. Situado en la falda del castillo de Bellver, entre este y la cuarentena y en la carretera que conduce á Andraitx, disfruta de un magnífico panorama. Edificio de construccion nueva y distribuido convenientemente permite alojar con toda comodidas las personas que en él viven y una espaciosa cocina y despensa completan ese conjunto agradable.
En todas partes la mas esquisita vigilancia cuida de la policia y de la higiene, tan necesarias para evitar que con la aglomeracion de gentes puedan desarrollarse las enfermedades tan comunes cuando faltan ó se descuidan aquellas. Todos los dias son visitados los campamentos por algun facultativo, y asistidos los enfermos con esmerada atencion miéntras permanecen en ellos, siendo digno de notarse que han sido muy pocos los que han enfermado relativamente al número de alojados, aun de los ancianos y achacosos, alguno de los que han logrado aliviarse y aun curarse de antiguas dolencias.
Desde la casa de Boria se sube por un camino ancho al antiguo castillo de Bellver construido por el arquitecto mallorquin Pedro Salvá de órden del rey D. Jaime II y que pasó más tarde al señorío del Prior de la Cartuja de Valldemosa hoy convertida en torre del homenaje en departamento súcio de una especie de lazareto. La parte baja de aquel edificio sirve para las que abandonaron sus casas sin haber sufrido novedad. En las habitaciones de los corredores moran los convalecientes de la fiebre amarilla y sus familias, despues de haber estado aisladas por cinco dias cuando menos en las habitaciones de la torre. Aqui es donde mejor que en ninguna parte puede observarse la conveniencia y aun la necesidad de los campamentos; puesto que apesar de haber pasado á hacer su cuarentena en los cuartos de la citada torre muchas personas que han llevado en incubacion el tifus icterodes ninguno de los que con ellos han permanecido se ha atacado de nuevo. Todavía se observan en algunos puntos de los que allá viven señales evidentes de la enfermedad.
Creemos inútil detenernos en esplicar minuciosamente las atenciones de que son objetos las personas que hoy viven acampadas. Baste decir que cada uno de ellos cree ser mejor atendido que los otros, y que ninguno ha pedido cambiar de campamento.
Hicieron los honores de la casa los Sres. Alcaldes Ordinas y Martorell como encargados el primero del campamento de la Font-Santa y el segundo de los de la cuarentena, casa de Boria y castillo de Bellver, y el síndico D. Gabriel Oliver del de S. Cárlos. Todos ellos recibieron los plácemes de la autoridad superior de la provincia, del Sr. Alcalde Manera y de sus acompañantes por el esmero con que han atendido á todas las necesidades; una y otra de aquellas autoridades prodigaron palabras de consuelo y esperanza, y despues de repartir algunas limosnas, el señor Gobernador, cuyos sentimientos humanitarios corren parejas con su valor y abnegacion, dió orden para que se obsequiara en su nombre á todos los albergados con alguna cosa que pudiera ser de su agrado. El Señor Manera que tantas pruebas ha dado de sus humanitarios como de acierto y actividad en la crisis que hemos atravesado, fiel intérprete de los deseos de los que le acompañaban, suplicó al Sr. Sanchez Tagle asociara su nombre y el de todos á esta sencilla y filantrópica demostracion.
Despues de este mal bosquejado relato solo nos queda que reproducir los elogios que otras veces hemos consignado en nuestro periódico ya respecto de los Sres. Ordinas, Martorell y Oliver á cuyo cargo ha estado el cuidado de los campamentos, ya de los Sres. Gobernador de provincia y Alcalde 1º que con sludables medidas y salvando toda clase de dificultades han logrado librar á Palma de la catástrofe que la amenazaba.
(El Progreso)

Anoche la Junta de Sanidad local con anuencia del señor Gobernador, el Alcalde y los facultativos subvencionados durante la epidemia que acabamos de pasar, resolvió segun se nos ha informado cantar el Te Deum el domingo próximo. Despues de esto se declarará puerto limpio el de Palma y todo en breve recobrará su habitual animacion.
Cónstanos además que el cuerpo subvencionado de médicos habia resuelto de antemano la renuncia de su subvencion desde el punto en que cesaron las invasiones, cuyo proceder le ha valido de boca del señor Gobernador y del señor Alcalde justos y merecidos elogios y un voto de gracias en nombre del vecindario por su bello y desinteresado comportamiento.
Ahora lo que importa es levantar los cordones con la cautela y prudencia que se requieren en semejantes actos, á fin de evitar alguna recrudencencia del terrible mal de que por fortuna nos hemos librado. Vaya pues la vecindad ausente entrando poco á poco y ¡ojalá no tengamos que presenciar por siempre jamás, en los recintos de nuestra amada Palma, los inmensos perjuicios y las desdichas que acompañan siempre todo mal contagioso y epidémico!


En la seva secció GACETILLA publicava:
” Se nos ha invitado para contribuir en el regalo de un baston de mando para el señor Gobernador militar de esta plaza cuyo obsequio sea en preio de los buenos servicios que durante la atroz calamidad que hemos transcurrido, ha prestado dicha autoridad.
Nosotros, sin pretender rebajarla en lo mas minimo, ni desairar á los que han tenido la amabilidad de invitarnos, ni á ninguno de sus compañeros, y á pesar de hebernos esplicado que era cuestion humanitaria; por la misma poderosa razon de humanidad, nos abstuvimos de contribuir al susodicho regalo; pues se nos ocurrio en el acto que en el hospital de Cal'Ardiaca hay algunas enfermeras que pudiéndose ocupar en otra cosa en que ganar sus sustento, y sin ser su obligacion, han espuesto gustosas su vida, asistiendo con asiduidad á los apestados; y este acto de heroica abnegacion y filantropía, es el que nos manda atender primero nuestro credo político. Queda por tanto abierta una suscricion en el Casino Republicano, para hacer un donativo á estas verdaderas amantes de la humanidad.

Hé aquí una nota de los enfermos existentes en Barcelona el 19 del corriente:
Fiebre amarilla ............................. 149
Sospechosos.................................. "
Enfermedades comunes ........................ 300
Total ....................................... 449
Son raras y curiosas las coincidencias que un periódico de Gibraltar señala entre la actual invasion de la fiebre amarilla en Barcelona y la que ocurrio en 1821. En una y otra época la enfermedad se ha presentado en el mismo mes y dia; han ocurrido los primeros casos en la misma calle, y en un mismo punto han alcanzado el máximun de mortalidad. En lo que no ha habido semejanza es en el dia de su término, pues la anterior epidemia cesó el 11 de noviembre.

Dice el Isleño.
Nuestro estimado coólega El Fomento Balear ha abierto en sus columnas una suscripcion á favor de la parte mas necesitada de esta ciudad, víctima de la epidemia, esto es, para las viudas y huérfanos pobres menores de quince años que lo han sido por la peste. Nos asociamos á este pensamiento humanitario que sin duda tendrá muchos imitadores.
- Varios periódicos dan cuenta de una desgracia que tuvo lugar en el camino de Son Rapiña de la cual fue víctima una familia compuesta de cuatro individuos siendo tres contusos y herida de gravedad una anciana de 64 ños. Es tanto mas sensible este suceso cuanto que dicha familia ha tenido tres pérdidas en poco tiempo, siendo dos del tifus icterodes.
A continuació publicava el següent anunci oficial :
“ALCALDIA POPULAR DE PALMA
Teniendo que proceder esta Alcaldia de conformidad con lo acordado por la Junta municipal de Sanidad, á la desinfeccion de las casas donde ha habido muertos ó atacados de la fiebre amarilla, que por tanto tiempo ha afligido esta capital, se halla en la necesidad de prevenir á todas las familias que hayan tenido algiuno de sus individuos atacados ó muertos de dicha enfermedad, que en el improrrogable plazo de tres dias se sirvan presentarse en esta Casa Consistorial ó mandar persona que los represente, con el objeto de proceder á la abertura de sus respectivas habitaciones para poder hacer en ellas las correspondientes fumigaciones y demás que sea necesario para la completa desinfeccion de las mismas, en el concepto de que en su defecto y pasado dicho plazo se verá esta Alcaldía en la imprescindible necesidad de proceder á la abertura de las mismas con las formalidades requeridas.
Al mismo tiempo se cree en el deber esta Alcaldía de aconsejar á todas las familias que por efecto de las lamentables circunstancias por qué ha atravesado esta capital tuviera que emigrar de ellas y no se hallan en comprendidas en las antes espresadas, que aun cuando se proceda á la desinfeccion de los barrios en donde ha existido el principal foco de la enfermedad, que felizemente queda vencida, procuren no adelantar su regreso, toda vez que estas medidas no son mas que de precaucion y que conviene que la entrada sea paulatina á fin de evitar la reproduccion de dicha enfermedad; encargandoles no obstante procuren mandar persona que pueda proceder á la ventilacion de sus habitaciones antes de su ocupacion definitiva. Palma 24 de Noviembre de 1870.=Ignacio Vidal y Bennasar.
Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 24 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 529, corresponent al divendres, 25 de novembre, en la seva secció GACETILLA publicava :

“Hé aquí una nota de los enfermos existentes en Barcelona el dia 22 del corriente:
Fiebre amarilla....................111
Sospechosos........................ "
Enfermedades comunes .............. 259
Total.............................. 370

El sábado próximo volverá á dar principio en sus funciones de canto el gran Café del Universo, situado en la calle de san Bartolomé. Nos alegramos de ello y mayormente cuando el dueño del citado establecimiento da con ello pan á muchas familias.

REMITIDO
Palma 24 Noviembre 1870
C. Director de EL IRIS
Querido correligionario: invadidos por la fiebre amarilla se nos trasladó al hospital sito en Cal'Ardica, y al salir de aquel establecimiento, faltaríamos á lo que nos dicta la conciencia, si no hiciéramos pública nuestra gratitud por las repetidas pruebas de consideracion de que alli fuimos objeto; nada de estrañar por otra parte si se atiende á que aquel hospital es un modelo tanto de buen régimen administrativo como de solicito cuidado á los enfermos, pruebas han dado de ello las demostraciones de cuantos han curado, á favor de los dependientes del antedicho hospital, el dia en que han sido dados de alta; pudiendo, por lo tanto, vanugloriarse todas las personas que han intervenido en su planteamiento, de que en nada cede á los primeros de suclase.
No queremos elogiar á nadie en especial, pero séanos lícito una escepcion en favor de unas dignísimas ciudadanas lavanderas, que despues de desempeñar su cometido dia y noche se hallan siempre dispuestas á asistir con toda la amabilidad á los enfermos, ocupando con esto un lugar muy alto por sus nobles y humanitarios sentimientos en vez de sus semejantes.
Respecto al método curativo que en dicho hospital se sigue, bástenos consignar que todos los enfermos que se presentaron en el primer periodo se han restablecido. Las víctimas proceden de aquellos desgraciados que no atendiendo á los consejos de la ciencia, despreciaron los síntomas precursores del tifus americano.
Sr. Director de EL IRIS
Palma 24 Noviembre 1870
Muy señor mio y amigo: habiendo visto que al periódico de su cargo le han dicho que mi primo don Jaime Escalas ha sido nombrado médico del presidio de esta ciudad en sustitucion del Sr. Sorá, cuyo suelto ha sido reproducido por algunos periódicos y comentado por varias personas, debo manifestar que, ninguna noticia tiene mi referido primo de que se le haya agraciado con dicha plaza, la que no aceptaria en manera alguna ocupándola dicho Sr. Sorà. Ruego á V. inserte estas líneas en su periódico y estimule á sus cólegas de esta capital e que las reprodujeran.
Sr. Director de EL IRIS
Muy Sr. mio y de mi consideracion: en esta fecha dirijo al Sr. Director de El Isleño las siguientes líneas que espero me hará usted el favor de reproducir en su ilustrado periódico: le anticipa por ello las gracias de S.S.Q.B.S.M.
R. Manera.
Palma 24 Noviembre de 1870.
Sr. Director de El Isleño
Muy Sr. mio y de mi consideracion. En el núm. 4267 del periódico que V. tan dignamente dirige, he visto un suelto en que se dice: Se piensa en hacer una demostracion pública y permanente á favor de mi humilde personas: agradezco con toda mi alma cualquiera que fuese la demostracion pero quiero que conste, que como Alcalde de Palma no he hecho mas que procurar cumplir con los deberes que me impone el cargo y que en las azarosas circunstancias que hemos atravesado, todos mis compañeros tanto de municipio como de junta local de sanidad son los que deben llevar el lauro y de ninguna manera la personalidad del Alcalde que no ha hecho mas que secundar las disposiciones emanadas de aquellos.

Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 25 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares en el seu número 586, corresponent al dia 26 de novembre anunciava el final de l'epidèmia i el Te Deum que es celebraria al dia següent:



Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 531, corresponent al dissabte, 26 de novembre, publicava :

“PALMA
MAS ESPLICACIONES
No es solamente el mal contagioso mortífero de una epidemia el obstáculo que vencer para la ilustracion de la localidad en que aquella ejerce sus estragos; otro es no mayor, de igual fiereza, tambien que combatir, y tal es esta horfandad en que quedan esos pobre sin el recurso del trabajo que les proporciona el pan de cada dia.
Fatal y espinosa cuestion fué esta para el ayuntamiento de Palma, hasta el punto en que la dispersion de los vecinos fue un hecho tan ? como necesario. Menester es no abusar del créditp que, en una de sus previsoras gestiones, han abierto el Banco Balear, y ? tenia á la fuerza que invertirlos en obras públicas, á fin de ocupar los brazos desocupados, ? en el imperioso deber de hacer de una manera tan prudente ?, que á la par que redunda en beneficio de los desamparados lo hiciera tambien en provecho de los que con dichos fondos ?.
Poco menos que imposible era para nuestra corporacion municipal poder atender á todas las diversas categorias de la industria palmesana, ocupando á sus individuos en particular, cada uno en el oficio que tenia. Esto ni siquiera merece los honores de la discusion. La corporacion popular puesta en el trance en que, por espacio de dos meses, se ha encontrado nuestra municipalidad, no tenia mas remedio que el de acudir á un trabajo ? y sumamente rudimentario ? de que se hallare, por su ?, al alcance del mayor ?.
Por esta y otras muchas razones debemos de manifestar, el ayuntamiento, acosado por la suprema necesidad de dar ocupacion á la ? de jornaleros que por ? no se le presentaban en deseos de trabajo ó pan, acudió ? de la trituracion de piedra para reparar los caminos, aviniéndose de ofrecerla á destajo, pagando por cada metro de piedra triturada á diez sueldos mallorquines de paga.
Es verdad, y somos los primeros en reconocerlo, que esta clase de trabajo, ofrecia desde luego, para una buena parte de los obreros palmesanos, dificultades sin cuento, como quiera que muchos de entre ellos no podias, con dicho empleo, procurarse mas que una exígua cantidad de ganancia.
Nuestra corporacion municipal que así lo comprendia, metido que digamos entre Scila y Caribdis, apeló por ello á proporcionar, á mas de la suma que en la indicada tarea pudiera ganar el obrero, una racion de legumbre ó sopa para él como tambien para cada uno de los individuos de que se compusiera su familia. De este modo el jornalero que trabajando en la trituracion de piedra, no pudiese laboriosamente lograr mas que unos cuatro ó cinco sueldos de jornal, ayudado con el auxilio de las espresadas raciones, se hallaba en el caso de poder atender á las necesidades de su persona y su familia.
¿Hay criatura humana de tan poca sal en su mollera que dé en creer que un ayuntamiento apurado por circunstancias tan estraordinarias como las que hemos atravesado, pueda convertirse en industria universal, organizando toda clase de talleres, á fin de ocurrir al trabajo de cada uno y de todos?¿Cabe en lo posible que el municipio se convierta en carpintero, en albañil, en sastre, en zapatero, en tejedor, en tendero, etc, etc? De seguro que nadie que esté en su cabal juicio podrá dar nunca en tan sendo dislate, y si hay alguno que lo contrario piense, no puede ser mas que un loco de atar.
Pero el jornalero palmesano no por esto dejaba de manifestar gran repugnancia al trabajo indicado, no obstante el lucro de las antedichas raciones, y la alcaldía se veia á cada momento asediada de quejas en contra de la trituracion adoptada.
Ante esta contrariedad, poco menos que invencible, por iniciativa del alcalde segundo, el ciudadano Ignacio Vidal, se acordó proceder á la construccion del gran depósito de agua para el conveniente abasto de la parte baja de esta ciudad, que tantos sinsabores sufre, durante cierta época del año, para la obtencion de dicho indispensable líquido.
En la útil obra referida, los jornaleros albañiles ganan cinco reales cada dia, sin que por esto sin que por esto, si son pobres, dejen de ser socorridos con una racion para ellos y cada uno de los individuos de que se forman sus familias. Hay mancebos que ganan solamente tres reales diarios, y los muchachos dos.
En la recomposicion de las calles de San Miguel, Mercado, del Conquistador y otras, sucede otro tanto. En la obra de Capuchinos los albañiles mas diestros ganan hasta siete reales, y por graduacion se pagan jornales hasta á media peseta.
No por esto se ha suprimido la trituracion de la piedra. A esta faena van los que gustan y quieren con las condiciones que al principio de este artículo hemos espresado.
Mas de mil y doscientos brazos se han tenido empleados en las obras señaladas, amen de todas las demas gentes sustentadas, de la manera que saben nuestros lectores, en los campamentos.
Nuestra dignísima corporacion municipal penetrada del deber de economizar los fondos públicos, empleándolos del modo mas útil y beneficioso para sus administrados, no ha perdonado medio alguno en hacerlo así, saliendo del paso con el menor gravámen que le ha sido posible para las clases acomodadas.
Los republicanos, apesar de las calumnias que sobre ellos pesan de ser parciales é intransigentes con los que no profesan sus ideas, saben muy bien que, en concepto de concejales, se deben igualmente á todos, y que de consiguiente han de ser custodiadores de los intereses públicos sin distincion de clases ni partidos.
Pocos serán entre nuestros convecinos, lo que ignoren el torbellino, en que el Ayuntamiento se ha visto envuelto con el indecible tragin que le ha ocasionado la ya finida epidemia. No ha estado pues en su mano hacer mas de lo que ha hecho, y con su lear saber y entender, como el público ha presenciado, en ello ha procedido.
M. Quetglas.“

En la secció GACETILLA escrivia:
”Segun el Diario de Palma parece se ha dado órden para que puedan entrar bultos de ropa en la ciudad siempre que se lleve un certificado que manifieste que en las casas de donde ellos proceden no ha habido enfermedad alguna con síntomas sospechosos. Este certificado debe espedirlo el alcalde del pueblo de donde vienen ó alguna de las autoridades pedáneas de estos alrededores si á pesar de haber salido de la ciudad, han permanecido en este distrito municipal.

Dice El Isleño:
Se nos asegura sin que podamos responder de la verdad, que los empleados del hospital sucio de Cá l'Ardiaque han dedicado un dia de haber, al objeto de regalar un baston de mando al Sr. Manera. Aplaudimos este pensamiento apesar de constarnos pública y privadamente la susceptibilidad de nuestro amigo.

Clara preguntó á su hermano
¿qué es el tifus icterodes?
y Juan que republicano
contestóle, un saboyano
vestido de rey Herodes.

A causa de la abundancia de materiales no nos ha sido posible insertar hasta hoy el siguiente
Sr. Director de EL IRIS

Muy Sr. mio y de mi mayor consideracion; con esta fecha dirijo al Sr. Director del periódico El Isleño el siguiente remitido, esperando de su amabilidad así como de la de V. se servirá publicarlo en el que tan dignamente representa.
Muy Sr. mio y de mi mayor consideracion: de la amabilidad que á V. distingue espero se servirá insertar en las columnas de su apreciable periódico las siguientes líneas.
=En el número 4.267 de su diario correspondiente al dia de ayer, he leido un suelto en el cual se dice. «También se ha dicho se piensa en una demostracion pública y permanente, a favor del Señor Gobernador Civil de la provincia, etc.,» y termina: «No podemos menos de celebrar semejantes justas recompensas á las cuales prometemos asociarnos así que se revelen de uno ú otro modo».- Agradeciendo yo en el fondo de mi corazon los buenos deseos de las personas que hayan podido ocuparse un momento siquiera de mi personalidad con este objeto, así como á V. por sus buenos deseos de asociarse á ellos, y repitiéndoles una y mil veces las mas espresivas gracias, les ruego encarecidamente desistan de su pensamiento toda vez que lo que yo haya hecho durante las tristes circunstancias por qué ha atravesado la ciudad de Palma, no ha sido mas que lo que exijia mi deber en la posicion oficial con que el Gobierno de su Alteza se sirvió honrarme; y deseo vivamente comprendan todos, que de ningun modo hay en mi intencion en desairarles, y si solo en evitar en cuanto pueda, que las buenas simpatias con que me distinguen, no les lleven al estremo de favorecerme con lo que no me corresponde, pues abrigo la creencia de que esta clase de atenciones tan solo deben concederse á los que prestan servicios estraordinarios, en cuyo caso no tiene el honor de encontrarse su afectísimo amigo y atento S.S.Q.B.S.M.
José Sanchez Tagle.
Palma y Noviembre 25 de 1870.
Finalment, presenta el part diari de l'evolució de la malaltia:

Font: Diari El Iris del Pueblo, 26 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 532, corresponent al dilluns, 28 de novembre, únicament publicava, referent al tifus icterodes, el part diari de l'evolució de la malaltia:


Font: Diari El Iris del Pueblo, 28 de novembre de 1870. Biblioteca Can Salas

El dia 28 de novembre es reuneix l'Ajuntament 84 que estava en sessió permanent:

”el Alcalde interpretando los sentimientos de los Palmesanos propuso y el Ayuntamiento acordó que con el objeto de hacer constar con un acto perdurable, todo el aprecio que le ha merecido el Sr. D. José Sanchez Tagle, Gobernador de esta Provincia, se le adopte por hijo de esta Capital, asimilándole de este modo á los ilustres patricios y heroes hijos de esta Ysla, que mas se han distinguido en la carrera de las armas, de las letras y de la Virtud.
Igualmente se acordó publicar un bando dando las gracias al Sr. Gobernador de la provincia, Ecma Diputacion, al Clero, á los mayores Contribuyentes y al Banc Balear, á los claros facultativos y al vecindario en general, por la cooperacion y ausilios que han prestado al Ayuntamiento durante los dos meses en que esta Ciudad se ha hallado invadida por la fiebre amarilla.
Teniendo presente el Ayuntamiento los señalados servicios prestados por el Sr. Gobernador de esta provincia, durante la pasada epidemia, y deseoso de darle una prueba del profundo agradecimiento de que se halla poseido, acordó elevar una representación al Ecmo. Sr. Ministro de la Gobernacion del Reyno, para que tenga á bien manifestar á Sto el Regente los actos de abnegacion y patriotismo practicados por el Sr. José Sanchez Tagle á fin de que se digne concederle la recompensa debida á sus buenos y brillantes servicios. Con lo que se levantó la sesion que firmaron todos los SS concurrentes de que certifico.” 85


____________________
84 Els assistents varen ésser Rafael Manera, alcalde 1r, Ignacio Vidal, Jaume Ordinas, Jacinto Sastre, Gabriel Martorell, Gabriel Oliver, Francisco Siquier, José Pericàs, Miquel Palou, Nicolás Humbert, Luis Salas, Juan Coll, Nicolás Sitjar, Jaime Far, Pedro Juan Vallés i Gabriel Alzamora.
85 Font: Actes de l´Ajuntament de Palma del 1870 pàgina 111.

El diari El Iris del Pueblo en el seu número 533, corresponent al dimarts, 29 de novembre, publicava:

“Por un olvido involuntario omitimos ayer el dar cuenta del Te-Deum laudamus que se cantó anteayer en la iglesia catedral de esta ciudad. Segun dicen los periódicos, dicha funcion fué muy concurrida. Lo que importa ahora es que se declare limpio nuestro puerto y entre pronto Palma en su acostumbrado movimiento mercantil é industrial.

Dícese que gran número de los que pudieron ausentarse ha tiempo de esta ciudad por permitírselo así sus recursos, el domingo próximo van á cantar otro Te-Deum en la iglesia parroquial de san Nicolás. Celebramos infinito la ocurrencia de tan lógico acto religioso.“

A continuació reproduïa l'anunci que va sortir en el Boletín Oficial de la Provincia del dia 30 relatiu a la reapertura de les oficines de la Diputació.

El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares en el seu número 588, corresponent al dia 30 de novembre anunciava que les oficines de la Diputació provincial tornaven a l'edifici del Govern:



Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

El Juez de Paz” en el seu número 118 corresponent al dijous 1 de desembre, a la seva pàgina 4 publicava:

YA PASÓ
Felizmente ha terminado el triste período que acabamos de atravesar. La fiebre amarilla ha desaparecido de entre nosotros, no sin que dejara á su paso el recuerdo de 174 víctimas y la miseria que siempre se deja sentir cuando las fuerzas productoras de un país se paralizan por la falta de transacciones mercantiles; con todo, podemos dar gracias á la Providencia de que los resultados no hayan sido de mas trascendencia y no solamente debemos estar agradecidos á esa Providencia que rige y gobierna el universo, sino que también lo debemos estar á los hombres que en tan tristes circunstancias tenían .sobre sí la obligación de velar por nosotros, porque según dice el refrán Dios ayuda al que se ayuda.
Las medidas adoptadas por las Juntas de sanidad para combatir el mal que tan de cerca nos amenazaba han sido eficacísimas y á ellas y á la prontitud con que han sido cumplidas por nuestras autoridades se debe que la enfermedad haya sido cortada en su origen.
Hoy, haciéndonos eco de la voluntad popular nos toca dar un voto de gracias á la autoridad civil, á la militar y á la local, porque las tres se han hecho acreedoras á toda la gratitud del pueblo, dando cumplimiento con el mayor celo á todo lo que acordaban las Juntas de sanidad que eran las que mas de cerca velaban por nuestra salud.
Los pocos individuos del Ayuntamiento que han permanecido firmes en sus puestos de honor, nos han recordado á los distinguidos patricios que en 1865 combatieron la terrible invasión del cólera-morbo. El ciudadano Manera y algunos de sus compañeros han hecho cuanto ha estado á sus alcances para aminorar nuestra triste situación. Cierto es que la prueba no ha sido tan terrible como la que nos dejó tan funestos recuerdos, pero la actitud en que se habían colocado los tres ó cuatro individuos de la corporación municipal á quienes nos referimos, nos auguraba que podíamos contar en un caso grave con decididos campeones para combatir al enemigo.
Todos, todos los que han trabajado por la salud del pueblo en los dias de luto que ya pertenecen al pasado, son dignos de los mayores elogios. Los médicos de distrito, entre los cuales se cuenta el benemérito anciano Sr. Gelabert, han rivalizado en celo y prontitud en asistir a los enfermos y lo mismo podemos decir de los dos jóvenes Sres. Siquier y Escalas, que desde el primer momento de la invasión se reservaron para sí el puesto de mas peligro, poniéndose al frente del hospital súcio, en el cual han cumplido como buenos, haciéndose dignos de que la prensa local de todos colores un dia y otro les diera las mas espresivas gracias.
También merecen que hagamos especial mención de sus servicios los individuos que junto con los médicos Sres. Siquier y Escalas han formado el personal que ha cuidado los enfermos en el hospital de cá l'Ardieque. Entre ellos figuran en primer lugar los practicantes Sres. Sánchez y Muntaner, y los empleados Sres. Beltran, Calafell, Nadal y Pou, y en especial los dos últimos, porque sé presentaron voluntariamente á ofrecer sus servicios, negándose á recibir la menor recompensa: abnegación cristiana que revela los buenos sentimientos de que están animados tan bondadosos jóvenes.
Hay que advertir que el Sr. Nadal es oficial cajista de esta imprenta y fué el primero que se presentó en el hospital, donde después fué atacado por la enfermedad.
En el citado hospital también se han hecho admirar por su evangélico celo los dos misioneros P. Cladera y P. Roura y seríamos ingratos si no tributáramos un homenage de amor y gratitud á nuestro digno prelado, al anciano pastor que en los momentos de prueba se rejuvenece para ser útil á sus hijos. Nuestro querido obispo puede descansar tranquilo en su conciencia; nada deben importarle los ataques sistemáticos de los enemigos de nuestra religión, porque estos se embotan sin abollarla en la malla de sus virtudes. El pueblo mallorquin le venera, y le adora y sabe de cuantos beneficios le es deudor y desprecia altamente los desahogos de los que hacen gala de ateos, sin comprender tal vez ni esplicarse su ateísmo.
La intolerancia é intransigencia de algunos de nuestros republicanos raya ya en lo ridículo. Su egoísmo no les permite mirar mas que en torno suyo y desgraciadamente es muy poco lo bueno que pueden ver. Que comparen, que analicen las acciones de todos los que han figurado en el lúgubre drama cuyas escenas acabamos de presenciar, y dígannos después de parte de quien está la ventaja, si de los que profesan la fé de sus mayores, ó de los que hacen gala de renegar de la religión en que nacieron.
Nosotros no somos tan pesimistas. La pasión nos podria cegar, pero no hasta el estremo de no saber distinguir lo malo de lo bueno. Imparciales damos á cada uno lo que le corresponde y no nos avergonzamos de tributar un aplauso al mas insignificante republicano si es que á ello se ha hecho acreedor con su conducta. Ante el criterio de la justicia debe enmudecer el grito de las pasiones.
En el crisol de la desgracia es donde se aquilata la buena fé de los verdaderos amigos del pueblo y si ese no fuera inconsciente, si no se dejara alucinar por las apariencias, sabria que la mano que le ha sostenido durante los dias que acaban de pasar, no es la de esos patrioteros de oficio que á todas horas le predican libertad engañándole, sinó que es la mano de los que él en su ignorancia no vacila en llamar reaccionarios. Que mire de donde saldrán esas miles de raciones diarias que se han repartido, esos numerosos jornales que se han dado á los que estaban fallos de trabajo y esos crecidos gastos que en sí ha traído la enfermedad que nos ha hecho sentir sus rigores, y después que medite un momento sobre quienes son sus verdaderos amigos, si los que le halagan tocando el himno de Riego y ensordeciéndole los oídos con palabras huecas y campanudas que carecen de sentido en el terreno de la práctica, ó los que ponen su firma afianzando sus bienes para atender á las necesidades del pueblo, teniendo la seguridad que del producto de sus contribuciones en un plazo mas ó menos largo; se han de pagar todos los perjuicios que ha sufrido el municipio durante el período que acaba de terminar.
¡Oh! si el pueblo tuviera el suficiente criterio para analizar la verdad ¡que pronto caerían cubiertas de ludibrio y de ignominia las caretas de sus esploradores! Pero todavía no es tarde, todavía no desesperamos, nos anima la esperanza de que el pueblo comprenderá nuestra voz amiga y que muy en breve responderá á los seductores alhagos de los que pretenden hacer de él el escabel de su fortuna, con el indignado grito de ¡atrás farsantes!
Sin querer nos hemos desviado del objeto que había puesto la pluma en nuestras manos. Hoy que para nosotros era dia de olvido, hemos tenido que verter la indignación que rebosa en nuestro pecho, y es que el vaso está lleno y á nuestro pesar borbota. Desviémonos de esa senda y aunque no tengamos olvido para lo pasado, concrétemonos al presente en el cual solo encontramos plácemes y enhorabuenas.
Reciban pues la sincera espresion de nuestra gratitud los Sres. Gobernador civil y militar, sin olvidar por esto al Capitán general, á cuya primera autoridad en su ramo se debe la cesión para el servicio público de camas y castillos; el alcalde y sus dignos compañeros que sin cesar han estado á su lado; los médicos y empleados del municipio que han rivalizado en celo en el cumplimiento de su cometido.
Ya pasó el susto. La enfermedad se ha ido y las huellas que deja pronto se borrarán. ¡Quiera Dios que tarde en volver para que podamos indemnizarnos de los inmensos perjuicios que nos ha ocasionado!
La lección ha sido provechosa. Con el concurso de todos se ha combatido el mal en su origen y las desgracias que hemos tenido que lamentar afortunadamente han sido posas. Las medidas preventivas que se toman, nunca están de sobra y esto puede servir de norma á la Junta de sanidad provincial, para que en lo sucesivo, no atienda como ha atendido en no lejanos dias, á razones de conveniencía particular, sinó que siempre debe tenér. presente que la salud del pueblo es la primera conveniencia social y que las demás deben enmudecer ante ella.
El Juez de Paz se regocija ante el feliz desenlace de la tragedia que nos amenazaba y envia á todos los que han sido útiles á sus hermanos su mas espresivo voto de gracias y ruega á Dios para que en lo sucesivo no nos envíe otra muestra de fiebre amarilla.

LOS CABALLEROS PARTICULARES.

Bajo este nombre son conocidos los ciudadanos que forman parte de la corporación municipal y que el domingo último asistieron al solemne Te-Deum que se cantó en la Santa Iglesia Catedral en acción de gracias al Ser Supremo por habernos librado de la .enfermedad que durante dos meses ha sembrado el pánico entre los moradores de esta ciudad.
Los Alcaldes y concejales, por no dar el brazo á torcer, se convirtieron en caballeros particulares, sin comprender tal vez en su inocente travesura la ridiculez que encierra tan estupenda metamórfosis.
Se conoce que esta gente tiene para su uso una lógica especial.
Como particulares son católicos y con el mayor respeto traspasan los umbrales del templo donde se rinde culto á las divinas doctrinas del Crucificado y se postran de hinojos á los piés de la escelsa Madre de nuestro Redentor.
Como republicanos y como Ayuntamiento son... cualquier cosa, y en ese concepto rompen abiertamente con la Iglesia y se niegan á rendir el mas insignificante homenage al culto de nuestra santa Religión.
Vayan ustedes atando cabos y saquen consecuencias del sentido común de los tales caballeros particulares.
Sin ir mas lejos podemos recordar el último aniversario de la conquista de Mallorca, solemne recuerdo que simboliza todas las glorias de nuestra historia, en cuyo dia la corporación municipal, en la que figuran los caballeros particulares que nos ocupan, se negó á enarbolar el pabellón nacional y á adornar la fachada de las casas consistoriales como era costumbre tradicional.
Y todo ¿por qué? Porque aquella fiesta cívico-popular conmemoraba un grandioso hecho de armas de nuestros mayores y conservaba vivo en todos los corazones mallorquines el recuerdo de un gran rey.
Tenia sabor monárquico, ahí está todo.
Pero llega el dia en que las Constituyentes eligen rey, un rey á quien hasta el presente no le debemos siquiera un buenas noches, y los consecuentes republicanos y caballeros particulares de nuestro Ayuntamiento enarbolan la bandera y por la noche iluminan aunque democráticamente, la fachada del consistorio.
Como no hay razones que justifiquen semejante proceder, nosotros hemos llegado á creer que esa fiesta en honor de la monarquía, ó era una burla republicana, ó una servil adulación á los poderes futuros.
Cada cual que lo interprete á su gusto.
Pero dejemos esto y volvamos á lo primero.
Los republicanos del Ayuntamiento nos han demostrado que como particulares tienen religión, y que no la tienen como corporación.
Lo cual quiere decir que el Ayuntamiento es áteo.
Francamente, me van gustando las dos caras de ese cuerpo, porque por lo visto tiene una para mirar á Dios y otra para hacer guiños al diablo.
¡Qué cosas tan raras tienen los republicanos que tiene el honor de presidir el ciudadano Manera!
Algunos de ellos han dicho que no son católicos, y yo quisiera que los tales me digeran por qué el domingo ultimo asistieron á una función de católicos.
No puedo creer que fueran para hacer burla.
Seria por curiosidad.
Así se concibe que se dejaran la medalla en su casa, aunque no se concibe que algunos empuñaran en aquella ocasión el bastón de Alcaldes.
Seria para infundir mas respeto y para que no los confundieran.
Dígase lo que se quiera, pero los caballeros particulares que forman parte de nuestra ilustrada corporación municipal, son hombres de empuje y de arranque.
En una palabra, son despreocupados á la alta escuela.
Lo mismo les da arrodillarse sobre las desnudas losas de un templó católico, que bailar el can-can en un baile de patacada.
Lo mismo les da vestirse de gala para festejar la forma monárquica establecida en el artículo 33 del Código democrático que nos rige y gobierna, que vomitar dicterios y romper abiertamente con todo lo que tiene color de monarquía.
Aquí por fuerza ha de haber un quid que ellos mismos no se sabrán espliçar.
Un quid mas nebuloso que esa filosofía de allende el Rhin, á la cual se aferran con tanto entusiasmo los modernos regeneradores de la humanidad.
Ese sí que es el verdadero objetivo y subjetivo, el ser y el no ser, el yo y el no yo, aplicado á la doble individualidad de los caballeros particulares.
Está visto, la voluntad inquebrantable de los apóstoles de la nueva idea, es dúctil, acomodaticia y manejable. El que lo comprenda hará de ellos lo que quiera.
Yo todavía no desconfío de que las generaciones futuras rindan culto á alguno de esos caballeros particulares, que han tenido según dicen, la suficiente entereza para romper con tas preocupaciones de eso que ellos llaman fanatismo.
Serán nuevos Agustines, aunque con menos talento.
No creo que ninguno de ellos escriba sus Confesiones pero su arrepentimiento podrá servir de ejemplo á los que un dia pretendan imitarles.
La corporación municipal particularizándose en el momento en que dábamos por terminada la fiebre amarilla, là feta com en Parreta.
No comprendemos á que criterio debe obedecer semejante conducta.
Si son católicos ¿por qué avergonzarse de serlo?
Sí no lo son ¿por qué tomar parte en una función donde no hacían ninguna falta?
Sin su asistencia particular así mismo se hubiera cantado el Te-Deum y la concurrencia hubiera sido la misma.
El cuadro que ofrecían los caballeros particulares en aquel solemne acto, era sorprendente. Las figuras se destacaban sombrías en medio de aquel silencio que precedió á la voz de nuestro prelado.
Ellos allí no eran mas que los representantes de la negación y el inmenso pueblo que les rodeaba era creyente y tenia fé en la misericordia infinita de Dios.
El ateísmo tenia que bajar la cabeza avergonzado. Estaba solo. La mentira enmudecía delante de la verdad.
Las tinieblas se disipaban ante los refulgentes rayos del astro del dia.
No sabemos como obrarán en adelante los caballeros particulares que asistieron al Te-Deum, pero es de esperar que seguirán por la senda que han emprendido.
No importa que como Concejales y Alcaldes, sean católicos; lo que importa es que lo sean como particulares. Porque mañana cesarán en el cargo que hoy desempeñan, y por lo tanto dejarán de ser ateos.
La incompatibilidad dejará de ser.
Dios nos ilumine á todos y encienda un farol en la inteligencia de los caballeros particulares porque parece que están á oscuras.
Su consecuencia y su lógica, hasta hoy se han dado de trompasos.
Perdonemos sus culpas y pecados porque no saben lo que hacen.

El Ayuntamiento ha dirigida al publico la siguiente alocución:
PALMESANOS:

Renacida ya entre nosotros la calma y tranquilidad habitual, perdida por la invasión de la horrible epidemia que por espacio de dos meses ha azotado nuestra pacífica ciudad, vuestro Ayuntamiento se halla en el deber ineludible de manifestaros su inmensa gratitud.
Conocidos son de todos los actos de firme resolución y heroico desprendimiento llevados á cabo por las autoridades, corporaciones, funcionarios y particulares, que han tomado una parte mas ó menos activa en esa honrosa campaña, ausiliando poderosamente á la municipalidad con su apoyo v consejos y procurando corregir y mitigar en lo posible los efectos del contagio.
Vuestro Ayuntamiento tiene en estos momentos mas que palabras de agradecimiento que dirigir á los que han comprometido su existencia, ó han contribuido con su ayuda á estinguir el mal en su gérmen; y muy particularmente las dirige al celoso Sr. Gobernador de la provincia y Escma. Diputación por su leal y decidido apoyo, á las Juntas de Sanidad por su eficaz é. inteligente concurso, á la autoridad militar por su espontánea ayuda, al clero por su animoso y caritativo proceder, á los mayores contribuyentes por su generosa largueza secundada noblemente por el Banco Balear, á la clase facultativa por su activo ausilio, á gran número de vecinos por sus espontáneos servicios prestados en alivio de sus conciudadanos y por último, al vecindario todo, por haber sabido guardar en tan aciagos dias, un orden y tranquilidad inalterables y no haber tenido que corregir la mas leve falta, ni el mas mínimo esceso contra las personas ni contra la propiedad.
A todos pues se dirige hoy el Ayuntamiento y á todos dá las mas sinceras gracias, bien persuadido, que al ausilio y concursó de unos y á la cooperación y ayuda de todos, se debe sin duda alguna, el que la epidemia no haya causado en esta ciudad los estragos que ha producido en otras poblaciones del continente.
Mas antes de dar por terminado el período epidémico, no puede menos de dirigir una mirada de compasión y de consuelo al infortunado huérfano, á la pobre viuda y al desvalido, á quienes la muerte ha sumido en la orfandad y en la miseria. Para acudir al socorro de estos hermanos, é interpretando los humanitarios sentimientos que os distinguen, resolvió en sesion de 6 del actual, iniciar una suscripción popular, la cual desde hoy queda abierta en esta Casa Consistorial.
El Ayuntamiento no duda, que esta obra de caridad será también secundada por este vecindario, contribuyendo cada cual con su óbolo, á reparar en lo posible la desgracia de estos desamparados! Consistorio de Palma á 28 de noviembre de 1870.— Rafael .Manera.— Ignacio Vidal.— Jaime Ordinas.— Jacinto Sastre.— Gabriel Martorell.— José Pericas. — Joaquín Estrada.— Gabriel Oliver.— Pedro Joan Valles. — Rafael García.— Francisco Siquier.— Miguel Palou. — José Forteza.— Nicolás Humbert. — Luis Salas.— Juan Coll. —Antonio Mestres.— Jaime Far.— Juan Miralles.— Manuel March.— Gabriel Alzamora. — Por acuerdo del Ayuntamiento.— Juan Luis Gomila, Srio. “
Nosotros aplaudimos tan noble y digno pensamiento, pero á fuer de imparciales queremos manifestar nuestra opinión aunque nuestra franqueza cause escozor á determinadas individualidades de la corporación municipal. El Ayuntamiento todavía no ha presentado las cuentas de lo que se recaudó en la penúltima quinta y como esto vá ya tan largo son muchos los que murmuran formando comentarios que favorecen muy poco á los que han intervenido en tan escandaloso asunto. Para recaudar y repartir esta suscricion voluntaria, creemos que hubiera sido lo mas acertado el nombrar una comisión compuesta de personas conocidas por su probidad y honradez, formando también parte de ella los curas párrocos, que por su misión son los que mas enterados están de las necesidades de los pobres, y de este modo nadie hubiera tenido nada que objetar y los resultados hubieran sido mas numerosos.
Hemos hecho esta indicación, no con ánimo de ofender susceptibilidades, sino con el objeto de que un asunto tan humanitario, no tenga el colorido político que tendrá estando en manos de una comunidad política.
Deseamos que se nos atienda en beneficio de los pobres.
BUENO Y MALO.

(...)
El Progreso á todas horas anuncia con bombo y violón los importantes servicios que gratuitamente ha prestado á la población su patrono el boticario Sr. Obrador.
Muy bien hecho; á los suyos con razón y sin ella.
Para pagarle los tan cacareados servicios que se le dé la gran cruz de Beneficencia y nosotros nos quedaremos con el calvario, que será lo que han costado los botiquines y las fumigaciones.
Hay vanidades que se contentan con poca cosa y hay patriotismos que cuestan muy caros á la patria.
Esto dá dolor de muelas,
Y francamente me pasma
Que no haya quien le ponga
Al asunto cataplasma.
(…)
Un periódico pide que adoptemos al Gobernador civil como hijo de esta ciudad.
Hombre, me gusta la idea.
Y ¿quién será el padrino?
Le cayó la lotería.
Al pobre Gobernador,
Pues si le dan esa madre
Tendrá que fletar vapor.

El Progreso dice que dos empleados reaccionarios han desaparecido de la ciudad y pide al Gobierno que los deje cesantes.
Supongo que antes habrán propuesto á dos liberales del tamaño y fuerza de los hombres de la España con honra.
Y ¿quién le habrá dicho á ese señor que don Mariano Ballester y D. Manuel Martínez son reaccionarios?
Eso es mucho decir, compañero.
A nosotros nos consta que son hombres honrados é inteligentes y ésto le debe bastar al gobierno.
Desde que tenemos á Quintana, Palou y Prieto en candelero, no hay quien le tosa á esa gente.
El mejor dia van á pedir que me supriman de real órden.
A denunciar al que falte
Si reporta beneficio;
¿Cuánto gana V. compadre
Por desempeñar su oficio?

Queremos dar un consejo al Ayuntamiento.
Ahora que la cosa está en caliente, seria bueno que publicara las cuentas de todo lo que ha gastado con la fiebre amarilla.
Esto no es una obra de romanos y así el público, con los datos á la vista, podria enterarse de lo que tan de cerca le interesa.
La corporación municipal no debe temer la publicidad, al contrario, debe buscarla porque es la que mas interesada está en que se conozcan con todos sus pelos y señales sus actos administrativos.
Animo, pues, ciudadano Manera, y á cantar claro, que al buen pagador no le duelen prendas.
Díganos cuanto ha costado
Botiquín y fumigueo,
Que ésto lo quiere saber
Un ex-progresista neo.

Font: Biblioteca virtual de prensa histórica.

El Boletín Oficial de la provincia de las Baleares en el seu número 593, corresponent al dia 12 de desembre anunciava la declaració feta pel Ministeri que el port de Palma es considerava lliure de l'epidèmia:



Font: Boletín Oficial de la Provincia de Baleares. Biblioteca Can Salas

El diari El Juez de Paz publicava el dia 23 de febrer de 1871 els comptes que feia públics el senyor Martorell, encarregat dels campaments que s'havien instal·lat en el nostre barri:




Font: Biblioteca virtual de Prensa Histórica

El diari El Juez de Paz publicava el dia 2 de març de 1871 els comptes que presentava l'ajuntament de les despeses de la febre groga:





Font: Biblioteca virtual de Prensa Histórica