Warning: include(../comentari.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/evk/webapps/elterreno/articles/xuetes1883.php on line 5

Warning: include(../comentari.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/evk/webapps/elterreno/articles/xuetes1883.php on line 5

Warning: include(): Failed opening '../comentari.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/share/pear56') in /home/evk/webapps/elterreno/articles/xuetes1883.php on line 5
Polèmica xueta a El Terreno

Polèmica xueta a El Terreno


Programa dedicat als xuestes en Catalunya ràdio


Retrat de Josep Tarongí Cortès del s. XIX. Josep Taronjí Cortès (Palma, 1847 - 1890) eclesiàstic i escriptor mallorquí. Font Wikimedia Commons



Francisco de Goya: Por haber nacido en otra parte. Museo del Prado.
Font Wikimedia Commons


Pintura del Corb Marí realitzada per Gaspar Terrassa, cunyat de Conrado Pinto.
Font Mallorca en pintura


El Barri del Segell sobre el mapa d'Antoni Garau de 1644.
Font Wikimedia Commons


Pàgina del llibre Relación de los sanbenitos: que se han puesto y renovado este año de 1755
Font Google Books


Façana de l'església abans de la reforma de Parera
Font elterreno.info


Portada del primer número d'El Áncora
Font Alta mar


…Y habiéndose entendido por parte del Procurador Real, que había de haber algunos relajados a la Justicia y brazo seglar, mandó levantar un brasero de ochenta pies en cuadro y ocho en alto y disponer en él, a buena proporción, veinticinco palos con su tablita para asiento de los que habían de morir a garrote y prevenir la leña necesaria para tan grande hoguera. Eligió para esto un campo yermo, que se ensancha espacioso entre Lazareto, está sobre la orilla del Mar y las faldas del collado, que llaman el Castillo de Bellver: así por la capacidad del puesto, como por la distancia de la Ciudad, para que no sintiera la pesadumbre del humo.[...]
Montaron (a los reos) en un jumento y empezóse la procesión hacia el brasero, y aunque era el calor excesivo, el polvo como niebla espesa y el trecho largo de más de dos mil pasos, ni les faltó jamás quien les exhortara, ni en las calles, plazas y campos, quien les oyera, llenara y embarazara el camino. Serían entre las cuatro y cinco de la tarde, cuando se llegó al brasero: donde se vieron juntas pasadas de las treinta mil almas, habiendo concurrido de todo el Reino muchos de la payesía de la extrañeza de la función. Estaba aquel dilatado espacio, ocupado de muchas tiendas, tablados, coches, calesones, carros, que por entre la gente hicieran una alegre perspectiva a no ser tan funesta la función.[...]
Dígase la verdad, que como los reducidos recibieron con ojos serenos la sopa y se sentaron en el palo con ánimo sosegado, así al contrario estos impenitentes al ver de cerca la llama comenzaron a mostrar su furor, forcejando a toda rabia por desprenderse de la argolla, lo que al fin consiguió el Terongí, aunque, ya sin poderse tener, cayó de lado sobre el mismo fuego del que huía. Y su hermana Catalina, que antes se había jactado de que había de arrojarse al incendio, al lamerle las llamas gritó repetidamente que la sacaran de allí, aunque siempre pertinaz en no querer invocar a JESUS. Ni le bastó al Valls la estoica insensibilidad afectada –que va mucho de obrar a hablar y donde llega fácil la lengua, no acompaña al corazón-. Mientras llegó sólo humo, era una estatua; en llegando la llama se cubrió y forcejó como pudo y hasta que no pudo más. Estaba gordo, como un lechonazo de cría y encendiese en lo interior de manera que, aun cuando no llegaban las llamas, ardían sus carnes como un tizón y reventando por medio se le cayeron las entrañas como a Judas.
P. Francisco Garau: “La Fee Triunfante”
Font Google Books


Copla dels llinatges

Es tan xuetó
Que va néixer a son Forteza
De petit era Bonnin
I de gran se va fer Fuster
Amb sos amics era Cortés
I pretenia de Valenti
Se passetjava amb un brotet
De Tarongí a sa solapa;
Per refresc bevia Pinya
Amb sos jocs era un Miró
Cuan se posá malalt
Demaná un Aguiló
Pero sa mort era Segura
Que va a morir de Picó
L’enterraren a n’es fossar
D’en Valls en Martí en Pomar.

Cançons anti-xuetes
Font Llinatge Picó, història i genealogia ·




Portada del manifest de finals del segle XVIII on l'ajuntament de Palma d'entre altres es negà a aceptar l'igualtat dels xuetes amb la resta dels mallorquins.
Font Llinatge Picó, història i genealogia ·


Portada del llibre Històries del carrer
Font Llinatge Picó, història i genealogia ·


Els descendents dels jueus conversos de l'illa de Mallorca entre finals del segle XIV i mitjans del XV van ser anomenats xuetes. En el àudio que podem escoltar a l'esquerra, Pere Bonnín, periodista i escriptor mallorquí d'ascendència xueta, recorda la discriminació i maltractament viscuts durant segles pels xuetes per part de les institucions i, en particular, per la Inquisició.

Un magnífic article de la Vikipèdia sobre aquest grup social de l'illa ens relata varis moments de la discrimació que va patir. A finals del segle XIX, diu l'article que hem esmentat, que un grup, segurament minoritari però influent, era declaradament liberal, més tard republicà, i moderadament anticlerical, es manifestava bel·ligerant en la lluita per la liquidació de qualsevol rastre de discriminació, i un altre, potser majoritari però quasi imperceptible en el rastre històric, era ideològicament conservador i fervorosament religiós, es mostrava partidari del passar desapercebut. En el fons ambdues estratègies pretenien el mateix, la desaparició del problema xueta, uns evidenciant la injustícia i els altres mimetitzant-se en la societat circumdant.
En aquest ambient és de destacar la figura de Josep Tarongí Cortès, prevere i escriptor, que va cursar estudis religiosos amb dificultats i que s'hagué d'ordenar, llicenciar i obtenir una canongia fora de Mallorca a causa del seu origen, protagonitzà la major polèmica sobre la qüestió xueta del segle xix, en ser privat de predicar a l'església de Sant Miquel el 1876, fet pel qual inicià una polèmica amb el també eclesiàstic Miquel Maura i Montaner, germà del polític Antoni, de la que participaren molts altres actors i que tengué una gran transcendència a dins i a fora de l'illa.

El nostre barri no va ésser alié a aquestes discriminacions i polèmiques com podem veure a continuació a partir del recull que hem realitzat de la premsa de l'època.

El dia 5 de setembre de 1883, el número 54 de La autonomía : diario republicano democrático federalista* inseria a la seva pàgina 3 un comunicado sense signatura ni cap altre referència d'autoria:
Se nos remite para su insersion el siguiente escrito:
«¿Hasta cuándo esos carcundas con bonete, escándalo y baldón de las naciones, mercaderes de la Religión Católica, han de seguir despertando hasta en los corazones más cándidos intrigas contrá personas, que esa gente vil, considera de muy baja esfera respecto de la otra, á, la cual como suponen estos fariseos han de rendir aquellas tributo y homenaje?
Hasta cuándo esos visibles postillones del carlismo han de ir echando estos gérmenes de maldición hasta en los campos estériles?
Decimos esto; y nos lo hace decir el amor patrio y carácter sensible y humanitario que nos reviste del cual hacen creer esta plaza de sanguijuelas que chupan, mejor dicho, que timan piadosamente muchísimos millones al Estado gozan también de ellos. Hasta ahora nada hemos dicho.
Es el caso que con motivo de ser el dia ocho de este mes la natividad de nuestra Señora, en que se acostumbra celebrar fiestas religiosas en la iglesia de la falda del Castillo de Bellver, como se hace en todos estos puntos recreativos, consideró oportuno el capellán que á su modo gobierna en aquel pequeño templo, tributar una novena á la Virgen de la Salud.
Fué llamado al efecto cierto profesor de canto**, y fué invitado para acompañar en el piano, á ciertas aficionadas, sin perjuicio de poder llevar consigo cuantas alumnas tuviese; lo cual recibiria el cura como sigular favor.
La contestación del profesor fué: «que únicamente tenia una, la cual dió á conocer por medio de su nombre y apellido.»
¿Y cuál piensan Vdes. fué la contestación de ese infeliz mortal, que lleva usurpado el digno traje que cubre sus carnes engordadas, con el pan eucarístico y el del Estado?
Dijo «que en aquella iglesia nunca había cantado persona alguna de esa clase.» ¡Esos propagandistas de la desigualdad, suponen á esa clase inferior á otra!
Contestarle pudiéramos nosotros á ese carca ¿por qué admitís de esta clase, buenos damascos, buenas toallas para cubrir vuestros altares en donde colocáis vuestras inmaculadas manos; buenas lámparas para alumbrar la imágen que delante de ella tenéis colocadas?
¿Esta es la doctrina que desde vuestro púlpito dais á los que lavándoles la cara apellidáis, no una vez sino mil, durante vuestros sermones «queridísimos hermanos nuestros»?
¿O esta frase que en si encierra pensamientos tan nobles como elevados, la soltáis sin apercibiros, aparentemente lo mismo que si saliera de la boca de un indigno y cómico farsante?
Vuestra barbaridad raya ya en salvajismo: los salvajes son incapaces de fomentar en su cabeza pensamientos tan atroces.
¿Hasta cuándo habrá sacerdotes impuros, hipócritas é impíos?
Si hemos de creer en el Evangelio, no nos extraña esa plaga de infames ministros del Señor, que son los azotes prometidos por Dios á los pueblos estúpidamente creyentes pero corrompidos.»

Biblioteca virtual de prensa histórica
________
* Aquest diari era l'órgan del partit republicà autonomista i durant els seus dos anys de publicació (1883 i 1884) es va distingir pels seus atacs i les seves polèmiques amb la premsa de dretes, partidària de la Restauració. El seu director era Joaquim Quetgles Bauçà d'ideologia profundament anticlerical.
** Com més endavant veurem, aquest professor era el terrener Conrado Pinto Barceló (Barcelona, 1848 - El Terreno, 1911)

El día següent, el dijous, 6 de setembre de 1883, el mateix diari publicava a la seva pàgina 3:
Parece que el respetable señor Procurador cuya hija no ha sido admitida á formar parte del coro de señoritas de la iglesia de Bellver por el grave pecado de pertenecer á la clase de la calle* ha acordado que su familia no ponga más los piés en aquel aristocrático y anticristiano templo.
Si todas las personas que reciban una ofensa igual imitaran el digno comportamiento del Sr. Piña** acabaria de una vez esa infamia de clases y razas que los truchimanes del Balear resucitaron en las pasadas elecciones municipales.
Eso de recibir los curas dinero de los de la calle para funciones religiosas y hacer que participen de ellas como si fueran perros, es tan católico como contrario á la humanidad.

Biblioteca virtual de prensa histórica
________
* Era una manera de denominar els xuetes: del carrer del Segell, pel carrer del mateix nom que donà nom a la barriada on vivien concentrats i també del carrer, bé per reducció de l'expressió anterior, bé pel retorn del castellà de la calle, propi de la documentació oficial inquisitorial, a causa de la proximitat fonètica amb del call, fent referència a l'antic barri jueu de la Ciutat de Mallorca; modernament s'ha volgut relacionar amb el carrer de l'Argenteria, que actualment és el carrer xueta per excel·lència, on, fins fa poc, s'hi concentraven la majoria dels residents a Palma i que fa nom per un dels oficis més característics del grup.
Article sobre els xuetes a la Viquipèdia
** Nicolau Pinya Forteza, Procurador, polític, soci i voluntari de Creu Roja.
Article de Miquel Alenyà (Miquelcinema)

El divendres, 7, La Autonomía, continuava amb el mateix tema i també inseria un comunicat que el senyor Pinya li havia remès:
Llamamos la atención del Sr. Obispo de esta Diócesis sobre el hecho, que se está realizando con escándalo de todos los fieles, de estar cantando un coro de señoritas en la iglesia de Bellver. Sabe muy bien el Sr. Obispo que por repetidísimas decisiones de la Sagrada Congregación de Ritos, las mujeres no pueden cantar en la Iglesia ni intervenir en ningún acto del culto, so pena de convertir la casa de Dios en un teatro.
Es sabido que en unos funerales célebres se pidió autorización á Pio IX para que permitiese que en ellos tomaran parte señoras, y el Papa contestó con la más rotunda negativa.
Es una desgracia que nosotros tengamos que enseñar todos los días liturgia á los curas.

*****

COMUNICADO.
Sr. Director del Periódico La Autonomía.
Muy Sr. mió: le agradecerá la inserción de las siguientes líneas en la publicación de su digno cargo su affmo, seguro servidor q. b. s. m. Nicolás Piña.
He leido un suelto que publica este periódico ayer referente á la cuestión que se ha manoseado en los últimos dias sobre admisión ó no admisión de determinadas señoritas entre las cantantes que figuran en la Iglesia del Terreno. En él sé me nombra y se me defiende suponiendo que he sido víctima de un singular desaire, lo agradezco pues presumo buena intención y cristianos deseos de su autor para conseguir que de una vez para siempre desaparezcan preócupacíones y desigualdades de clase que rechazan de consuno la razón y la moral cristiana, debo empero hacer una salvedad aclarando los hechos y por lo que á mi conciernen á fin de que con ella sepan la verdad, asi los que se han ocupado de la cuestion en la prensa, como los que la han hecho tema de sus conversaciones particulares.
Yo no solo no he sido desairado, sino que tampoco me espuse á serlo. Mi hija se ha dedicado al canto, y no tiene pretensiones de ninguna clase en su afición y yo juzgándola con escasez de dotes á nadie absolutamente he pedido directa ni indirectamente que se la admitiese en el grupo que compone el coro; sólo su profesor D. Conrado Pinto que no contaba con su autorización ni de pedírsela se la hubiera concedido manifestó diferentes veces y á distintas personas que habiéndole invitado para que presentara á sus discípulas, espresó que en el casino del Terreno no tenia otra que mi hija á lo cual le contestó el cura encargado, que no debian contar con ella pues de esta clase nunca las habian admitido en aquella iglesia. Así me han referido los que oyeron al señor Pinto demostrándome que este sin necesidad ha querido ponerme en evidencia haciéndome blanco de comentarios y habladurías inmerecidas.
Yo no conozco más que de vista al cura del Terreno con quien jamás hablé, por consiguiente no puedo considerarme desairado por él; si algo hubo fué con Pinto, no conmigo. Espreso esto para manifestar al autor del suelto que publica La Autonomía y al público que lo leyó, que no es cierto haya yo resuelto, como se afirma, no poner más los piés en el que llama aristocrático y anticristiano templo, ni impedir que á él asista mi familia, pues aun cuando abrigara resentimientos, serian éstos cuestión puramente personal que jamás inmizcuyo ni confundo con las creencias y fé católica que profeso. Por esta razón he continuado asistiendo al oratorio que considero como casa de Dios donde todos caben y son iguales y pienso seguir así en lo sucesivo sin perjuicio de quejarme ó exigir satisfacciones privadamente y sin necesidad de enterar al público de lo que solamente á mí concierne, á aquellos que me hayan faltado.
Sintiendo en el alma haber tenido que ocuparme en la prensa, que por primera vez utilizo, de esta enojosa cuestión; concluyo repitiendo que me ha obligado á ello el deseo de hacer constar la verdad en la prensa referida, quedando dispuesto á sostener y probar mis afirmaciones.
Nicolás Piña.*
Palma 7 Setiembre de 1883.

Biblioteca virtual de prensa histórica
________
* Podem comprovar clarament que aquest seria un exemple d'aquest grup majoritari de xuetes que era ideològicament conservador i fervorosament religiós, i que es mostrava partidari del passar desapercebut que defineix l'article de la Viquipèdia.
Article sobre els xuetes a la Viquipèdia

Passam ja a les edicions del dilluns, 10 de setembre, ja que els caps de setmana no es publicaven diaris i així trobam el comunicat que el sacerdot encarregat de l'església, fra Pedro Bta. Nadal, va enviar a El Áncora*:

A continuación insertamos el consolador relato de las funciones religiosas que estos días han llamado poderosamente la atención de las familias que veranean en el caserío del Terreno. Nos lo remite el Sr. Cústos de aquella iglesia á quien se la agradecerán nuestros lectores:
Sr. Director de El Áncora:
Caserío del Terreno Setiembre 9 de 1883.
Estando encargado de la iglesia del Terreno, me veo precisado á tomar la pluma, á pesar de no tener costumbre de escribir para la prensa. Es un deber de gratitud el que me obliga á ello y, por otra parte carezco de otro medio para manifestarla á las respetabilisimas personas que se han dignado tomar parte, en las funciones religiosas que este año han tenido lugar en dicha iglesia.
Principiaré por hacer una relación de todo cuanto ha ocurrido. Todos los años ha sido costumbre hacerse una novena en preparación á la fiesta de la Santísima Virgen que, bajo el simpático título de Nuestra Señora de la Salud, se celebra el día ocho del presente mes; pero este año ha sido todo expléndido y magnífico. En lugar de ser la novena con meditación, ha sido con plática sobre alguno de los diferentes períodos de la vida de María Santísima. En esta tarea he sido ayudado por algunos sacerdotes, debiendo hacer mención del M. I. Sr. D. Gaspar Vidal, quien con profunda erudicion y lenguaje castizo habló del matrimonio de la Santísima Virgen con S. José. Acabada la plática, seguia la novena y en los intermedios se cantada una Ave Maria, cada noche de distintos autores italianos. El canto todo estuvo á cargo de un nutrido coro de señoritas pertenecientes á las más distinguidas y nobles familias de Palma. El efecto que esto producía era imponente. Este coro, no sé si diga de ángeles, que con singular modestia, recato y devoción cantaba alabanzas á su Reina, conmovía santamente al numerosísimo y selecto auditorio. Todos cuantos asistían se deshacían en elogios. El ya citado canónigo M. I. señor D. Gaspar Vidal, honraba casi todas las noches con su presencia la función. El muy digno y celoso párroco de Santa Cruz D. Juan Pujol que asistió una noche, regresó después á su casa edificado de la modestia y compostura que observó en todos los circunstantes. Iguales impresiones han recibido también varios señores sacerdotes que se hallaron presentes.
La Santísima Virgen ha mirado desde el cielo con ojos propicios los cultos que se le tributaban, dispertando en todos un vivísimo entusiasmo para acabar á todo trance, la parte del templo que se halla sin terminar. Pero, como el objeto principal de la presente relación es manifestar mi gratitud á las respetabilísimas personas que han cooperado al mejor lucimiento de la novena, me permitirá, señor Director, que ántes de hablar de este asunto, inserte aquí los nombres de las señoritas que han cantado durante la novena. Son las siguientes: D.ª Antonia Arredondo, D.ª Concha id., D.ª Josefina id., doña Francisca Binimelis, D.ª Pilar Sureda, D.ª Isabel id. D.ª María Brusotto, D.ª María Sabater, D.ª Soledad Tenorio, D.ª Isabel Bruno, D.ª Encarnación Ankerman y D.ª Margarita Gamundi.
En los intermedios, la señorita D.ª Isabel Sureda cantó el Ave-María de Gounod; la señorita doña Pilar Sureda la de Ballo, y la señorita D.ª Soledad Tenorio la de Mercadante.
El piano estuvo á cargo de los acreditados y distinguidos profesores, D. Conrado Pinto y D. Bartolomé Torrens. El primero, con una constancia que le honra, se tomó el trabajo de convidar á las dichas señoritas, de dirigir los ensayos y tocar todas las noches durante la novena el piano. El segundo conpuso expresamente la música de las Ave-Marías, gozos y otras poesías que se han cantado, asistiendo también con puntualidad y ayudando á su compañero, señor Pinto.
A todas estas señoritas, lo mismo que á las distinguidas familias á que pertenecen, no puedo menos de dar, las más rendidas gracias, como igualmente á los ya citados profesores, pues, tanto á las unas como á los otros se debe, en gran parte, el éxito brillante de las santas funciones que se han celebrado y que han dejado gratos recuerdos en los corazones de cuantos han asistido á ellas.
La Virgen Santísima, como he dicho, ha bendecido estos esfuerzos por honrarla y obsequiarla, dispertando en todos deseos de concluir cuanto antes el templo que le está dedicado. Pero conviene decir que no han sido puramente deseos, sino que se ha pasado á las obras. Con este objeto se reunieron varios caballeros para deliberar sobre el modo de ponerse de acuerdo. La primera reunión formal tuvo lugar el jueves de la pasada semana, y en el acto se suscribieron los allí presentes, resultando inscritos 130 duros. En vista de tan buen resultado, se resolvió que el día siguiente, día de la fiesta, después de la Misa solemne se visitaran en comisión las casas de los principales propietarios. Así se hizo, la comitiva se componía de unos catorce caballeros, á los cuales se agregó el señor presbítero D. José Marcó y otro eclesiástico, cuyo nombre ignoro. Iban todos contentos y sin reparar ni en el calor, que era muy sofocante, ni en las fatigas, ni en otros mil inconvenientes qne no es del caso referir aquí; subían el cerro y buscaban á los vecinos más acomodados. Esta diligencia duró hasta la noche, y el resultado fué magnífico. En la mañana de hoy (Domingo) se ha repetido la misma diligencia quedando satisfechos todos los señores que tomaron la iniciativa. Ahora de lo que se trata es de formar una junta, la cual llamará á un arquitecto para que examine el estado del templo, y, una vez puestos de acuerdo, se principiará en el acto el trabajo. Otras cosas pudiera decir y las omitiré porque veo que la presente reseña es ya demasiado difusa. Pero V. dispensará, Sr. Director, en gracia del asunto que la ha motivado.
Disponga, Sr. Director, de este su obsecuentísimo S. S. Q. S. M. B. — Fr. Pedro Bta. Nadal.**

Biblioteca virtual de prensa histórica
________
* Diario católico fundado en 1880 por el sacerdote Miguel Maura Montaner. En su primera etapa, entre 1880 y 1890, fue dirigido por el fundador hasta 1896 y por el sacerdote Antoni María Alcover Sureda (1886 - 1890). Tuvo importantes polémicas con la prensa no confesional: La Autonomía (1883), El Palmesano y El Isleño (1885), siendo el último enfrentamiento por el supuesto laicismo de la Institución Mallorquina de Enseñanza.
En su segunda etapa (1896 - 1900), apareció con los subtítulos Diario católico con censura eclesiástica y Diario católico popular. Esta época estuvo marcada por un integrismo tan fuerte que se desligó de la obediencia al obispo, a quien consideraba demasiado moderado con el liberalismo.
Gran Enciclopedia de Mallorca citada por Alta Mar
**Tot i que no hi ha cap referència explícita a la polèmica que havia iniciat L'Autonomia, podem dir que és clarament una contestació a ella encara que en aquest cas evita qualsevol referència a la qüestió xueta, però sí justifica l'actuació de les senyores del cor i pretén posar en valor l'èxit tant espiritual, coneixent els sentiments que a la Mare de Déu havia provocat la novena, com econòmic, amb l'inici de les col·lectes per a les obres del temple.

El mateix dilluns, dia 10, La Autonomia dedica su editorial al tema:
EDITORIAL.
LA CUESTIÓN PIÑA-BELLVER
El público no ha salido aún del estupor que le causó la lectura del comunicado de D. Nicolás Piña y Forteza, que insertamos en nuestro número del viérnes, y no hay para ménos dadas las singulares teorías que el Sr. Piña sustenta.
Analicemes el asunto:
La escena pasa en el arrabal de Bellver, y tratase de organizar un coro de señoritas para que amenice la función lírico-católica que, con motivo del festival del nacimiento de María esposa de Joseph-ben-Jacob-ben-Matán, ha de celebrarse en la iglesia de aquel sitio.
Se necesita una contralto, y el maestro de música don Conrado Pinto dice que sabe una, discípula suya, que es la linda y simpática hija de D. Nicolás Piña y Forteza, Procurador del Colegio de esta ciudad.
Calle V. hombre, por treinta mil presbíteros, le interrumpe el Director, Cura, Empresario ó como se llame del templo, no debe contarse con ella pues de esta CLASE nunca las han admitido en esta iglesia.
Asi lo refirieron al Sr. Piña los que lo oyeron de boca del mismo Sr. Pinto, y el Piña, queda dispuesto á sostener y probar sus afirmaciones.
Ahora V. V. creerán que con aquel hecho se infirió una ofensa la señorita hija del Sr. Piña, al señor Piña, á su familia y á la CLASE toda...... Pues se han equivocado de medio á medio, porque si algo hubo fué con Pinto, no con Piña.
Queda matemáticamente demostrado que el único ofendido, el único despreciado, fué Pinto; no la señorita hija del Sr. Piña, no éste, no su familia, no la CLASE.
¿Puede haber cosa más clara?
¡Y el inocentón de Pinto no haberlo conocido!
Y dice el Sr. Piña que continúa y continuará asistiendo al oratorio de Bellver donde todos CABEN Y SON IGUALES.
En una iglesia donde NUNCA han sido admitidas señoritas de la CLASE, todos CABEN, todos son IGUALES.
Esta es otra verdad tan axiomática como la anterior, pues en el diccionario del Sr. Piña bajo la palabra TODOS no se comprenden á los de la CLASE.
¡Cómo se pondrán de contentos los truchimanes al ver que el Sr. Piña hace su causa y escribe comunicados dignos de figurar por apéndice á la Fé triunfante del Padre Garau, cuando El Balear cumpla la promesa de reproducirla en su folletín!
Por otra parte, en el conflicto de Bellver no poca responsabilidad toca al Sr. Obispo, por permitir coros de señoritas en los templos, contra lo terminantemente prohibido por las canónicas disposiciones.
Bien se conoce que su Reverendísima no ha leído el Espejo moral de clérigos, escelente obra, de la cual se han hecho várias ediciones y nosotros tenemos recomendada eficazmente, para que los malos se espanten y los buenos perseveren-
Mire, mire nuestro queridísimo Prelado en aquel Espejo májico y verá los gravísimos daños que á la iglesia y á la república ocasionan los cantos mujeriles, máxime cuándo concurren las tres circunstancias agravantes:
En lugar sagrado;
De noche;
En despoblado.
La Sagrada Congregación de Ritos, al prohibir tales jolgorios, ha tenido muy en cuenta que dichos cantos son redes sutilísimas de que el Demonio, con arteria suma, se vale para aprisionar para siempre las almas de inespertas ovejuelas, que confunden en su natural inocencia el ahullido del lobo con la voz del pastor.
Cantos, danzas, aromas, miradas, semi-oscuridad, apretones de manos ¡Oh Dios de Israel, de Isaac y de Abráham! ¡Cuanta pólvora!, ó mejor, ¡Cuanta dinamita expuesta á producir el fuego del Infierno con el pábilo de un cirio inadvertidamente arrojado por un monaguillo travieso!
El Sr. Piña, que profesa las creencias y la fé católica, debe estar muy satisfecho de que en aquella estación del ferrocarril del Reino de Satanás nunca hayan sido admitidas las señoritas de la CLASE.
Y, ¡coincidencia providencial! Cuando se sale de la iglesia de Bellver, á mano izquierda y diagonalmente á la carretera, se encuentra un espacio, una calvicie en el terreno, que no tiene establecedor, que no sustenta el pobre gamón ni le sombrea el modesto lentisco; en este espacio maldito un dia se levantó pavorosa hoguera, é individuos de la CLASE, ceñidas sus sienes de coroza y semicubiertos sus demacrados miembros con el sambenito, fueron quemados vivos, en holocausto del Dios que adora el señor Piña.
Por allí, por aquel caserío de Bellver, las brisas de la bahia pasearon mucho tiempo, mezclados con las aromas de los pinos, los hedores de grasas volatilizadas y de huesos calcinados.
No sabemos cuándo se acuesta el señor Piña; pero si lo hiciera tarde, si se quedara alguna noche mirando desde el terrado de su casa de recreo, en aquellas horas misteriosas en que los vivos duermen para que los muertos velen, vería vagar por los alrededores sombras siniestras de semítico semblante que con voz atiplada dicen: que se aparten los réprobos que se vayan á Madián los que sacrifican á Molóch; que no insulten con su presencia á los hijos de Israel los que se vendioron al filisteo; visite Jehová fuerte y celoso en sus hijos, en sus nietos y en sus bisnietos la maldad de aquellos que prefieren la gordura de las ollas de Egipto al hambre que Jehová llueve en el desierto.
Pero no, el Sr. Piña no vería ni oiría nada , porque ciertas visiones y ciertas voces necesitan para sertirse unos ojos y unos oidos que el señor Piña no tiene.
¡Bienaventurados los ciegos y los sordos porque en religión son católicos y en política truchimanes!

Biblioteca virtual de prensa histórica

El mateix diari i el mateix dia també publicava:
El sábado tuvo lugar en el caserío del Terreno la fiesta cívico-religiosa que anualmente allí se celebra, sin que tengamos noticia de haber ocurrido incidente alguno desagradable, por mas que la concurrencia de carruajes fuera por demás estraordinaria.

*****

Una comisión compuesta de curas y de caballeros de los que veranean en el caserío del Terreno, visitaban el sábado casa por casa, con el objeto de allegar fondos para continuar las obras de la iglesia que hace años se empezó en aquel caserío, y que nunca se concluye por mas que se repiten y multiplican dichas suscriciones.
Como es sabido en el templo en cuestion no se admiten á cantar á las señoritas de cierta clase social; lo que prueba el modo como interpretan nuestros curas la igualdad y fraternidad que proclama el cristianismo.

*****

A propósito de la de Bellver un amigo nos recuerda que hace pocos años estaba de Custos en la Iglesia de la Bonanova un jóven presbítero pero como era de la CLASE fué puesto de patitas en la calle.
¡Cuando decimos que esto necesita ma de mestre para componerse de una vez!